Palabras  »

| 2
Recordando a Frank Emilio (final)

Ya a punto de poner fin a estas jornadas recordando a Frank Emilio en ocasión de haberse cumplido --el 13 del presente mes de abril de 2011-- los noventa años de su nacimiento en esta ciudad de La Habana a la que tanto amó, acerquémonos a su esplendorosa faceta como compositor, disfrutando de un clásico suyo que se ha tornado imprescindible en el repertorio jazzístico contemporáneo; Gandinga, mondongo y sandunga.

Palabras  »

| 2
frank-emilio

Por estos días -exactamente el miércoles 13 de abril de 2011- se cumplieron 90 años del natalicio, en La Habana, del pianista y compositor Frank Emilio Flynn. Para quienes le conocimos o, simplemente, le prodigamos alguna vez nuestro aplauso, se trata de un caso verdaderamente especial. Privado de la visión desde la infancia, una luz interior lo inundaba ante cualquier asunto, lo auxiliaba en el empeño de captar, con toda la lucidez necesaria, las esencias.

Palabras  »

| +
Frank Emilio Flynn

Daría cualquier cosa por poder remontar la calle Lacret en Santos Suárez y, una cuadra después de la heladería, doblar a la derecha y luego a la izquierda y saber que, detrás de los ladridos del perrazo Yemen, subiendo al portal de la casa de Nena, la cuñada, luego del abrazo cariñoso de su inseparable Marta, sentado en el sillón de siempre, muy cerca del piano, estaría esperándome --tan cariñoso- el inmenso Frank Emilio.

Palabras  »

| +
En el centenario de José Ardévol, una mirada al músico y al hombre (final)

En el centenario de José Ardévol, una mirada al músico y al hombre nos coloca en posición de ver aparecer, en fecha próxima, el volumen dedicado a este músico como parte de la serie que el Sello Colibrí del Instituto Cubano de la Música, se encuentra preparando. Al cuidado de Ulises Hernández y Marta Bonet, la variada y significativa selección de obras pone a prueba y deja bien en claro el arte de tres mujeres: las matanceras Elvira Santiago (piano), Irina Vázquez (violín) y Felipa Moncada (cello).

Palabras  »

| +
En el centenario de José Ardévol, una mirada al músico y al hombre (continúa)

Vale mucho la pena continuar asomándose a la presencia de José Ardévol en la música cubana, a propósito de haberse cumplido, el pasado 13 de marzo, el centenario de su fecha natal. Retomemos la historia tal como quedó reseñada en el primero de estos capítulos, a partir de su arribo a Cuba desde Barcelona en 1930, motivado inicialmente por la invitación a ofrecer conferencias y conciertos al calor de las instituciones que marcaban el paso en la vida cultural habanera.

Palabras  »

| +
José Ardévol

Finalizando 1930, un año lleno de acontecimientos que, con justicia, pueden situarlo entre los más significativos de la primera mitad del siglo XX cubano, arribó a Cuba José Ardévol, músico catalán que, con tan sólo 19 años de edad, traía como equipaje profesional y espiritual una altísima calificación técnica, unas ganas inmensas de desplegar sus dotes naturales enriquecidas gracias a la esmerada formación que recibiera desde la cuna.

Palabras  »

| 13
Celina González, una historia de amor.

Cuatro días con sus noches estuve envuelta en la lectura de esta biografía que tiene que ver -se trata de Celina González-con la historia de buena parte del siglo XX cubano: con la manera en que nos alegramos, sufrimos, trajinamos en cualquier punto de esta Isla. Posiblemente no sea exacto enunciarlo en presente sino, más bien, decir que así lo hacíamos, con el ímpetu y la claridad con que ella canta. Porque ella ha existido, su Reutilio llegó a ser el músico exitoso y el hombre tan querido que fue.

Palabras  »

| 9
Aquí estuvo El Bodegón de Goyo

Aquella esquina de barrio donde sonaba la música de jazz fresca, fresca, acabada de llegar porque en la victrola de un sitio abierto y cerrado a la vez, enorme y pequeñito llamado El bodegón de Goyo, el hijo del dueño se daba el gusto de colocar una música nada populachera, música a pulso como lo eran las interpretaciones de un par de cubanos cuyos discos no aparecían a la venta ni sonaban por acá pero que estaban gozando de una muy merecida fama en México -José Antonio Méndez y Francisco Fellove.

Palabras  »

| 5
Ecos de Mayarí (+ Video)

Tierra bendita de un jovencito llamado Frank Fernández, a quien conocí hace más de medio siglo, acabadito de llegar a mi ciudad con el empeño, entre ceja y ceja, de esforzarse y pulirse para llegar a ser, abrazado a su música y a su gente, el gran artista -cada vez más grande--que hoy reconocemos como, sencillamente, nuestro.

Palabras  »

| 4
Mujer perjura triunfa, a pesar de los pesares

Revolviendo en el libro que Jorge Calderón dedicara a la vida y obra de María Teresa Vera, me he encontrado esta historia nacida de los datos y testimonios que se entrelazan en sus páginas. A propósito: nada mejor, en tiempos de feria, que pensar en lo útil que resultaría una nueva edición luego de un cuarto de siglo de aquella primera, hermosa entrega que nos regalara, en 1986.

Palabras  »

| 8
María Teresa Vera

María Teresa salía por todos los caminos en busca de la gente, asombrada ante los poderes de esas canciones que le tocaba escuchar, de primera mano, en las voces de quienes las acababan de traer al mundo. Cantaba en parques, hospitales, tabaquerías, logias, sociedades y gremios, en escenarios de teatro y en cines de barrio -muy especialmente en el Esmeralda, emblemático sitio de trova. un local pequeñito y encantador (lamentablemente irreconocible desde hace algunos años), ubicado en las inmediaciones del Mercado de Cuatro Caminos.

Palabras  »

| 5
A todo Pancho (+ Video)

Este martes 25 de enero, se hizo realidad la decisión justísima de un jurado designado por el Instituto Cubano de la Música, de otorgar el Premio Nacional de Música a Pancho Amat. Desde que, en diciembre pasado, tuve la alegría de conocer a quién había correspondido este honor en 2010, me dije: a todo lo que Pancho representa, a todo lo que se ha propuesto y ha conseguido hacer, al músico y a la persona, le encajan los "por cuanto" enumerables y por enumerar, que suelen colmar las Actas de premiación.

Destacadas