Artículos de NosOtros

Dedicada a la mitología afrocubana desde una perspectiva antropológica. Sección que escribe la Doctora en Filosofía y profesora de la Universidad de La Habana Rosa María de Lahaye.

NosOtros  »

| 47
Turismo religioso

Rosa María de Lahaye Guerra.- Dice Ud. que ha investigado por un buen número de años sobre ¿turismo religioso? ¿Puede explicar a los lectores de Cubadebate? Clemente Hugo Ramírez Frías.- He estudiado el tema de la religión en su relación con el turismo durante poco más de diez años, pero no creo que sea un buen número de años.

NosOtros  »

| 9
caligr21

En Cuba lo que existe hoy es una reducida comunidad de musulmanes cubanos que no tienen ascendencia árabe. Árabes inmigrantes apenas quedan diez o quince en toda la Isla, me refiero a aquellos libaneses, palestinos, sirios y egipcios que entraron a Cuba en las primeras décadas del siglo XX. En la comunidad migratoria a la que aludo, los musulmanes eran apenas un 25 % y practicaron lo que yo denomino un Islam doméstico, o sea sin institucionalización y al interior de sus familias.

NosOtros  »

| 13
letra-de-ifa

Hay algunos oddun de Ifá que lo advierten. Estoy pensando en Ogunda Beddé, Ogunda Eyiogbe. Cuando sale Ogunda Eyiogbe, todo el mundo dice: "Por culpa del tarro se abrió la sepultura". Hay que meditar mucho en eso, porque puede ser una expresión, pero habitualmente la gente piensa que hay engaño, que esa persona va a ser engañada y que, producto de ese engaño, va a haber dificultad.

NosOtros  »

| 27
letra-de-ifa

Ni siquiera las deidades son masculinas y femeninas. Sobre esto hemos hablado en otra ocasión: el Mar, por ejemplo, no es ni hombre ni mujer; ni la electricidad... Pero uno tiene que adaptarse al medio, a la cultura y el nivel de tu interlocutor. También hay gente que me pregunta: "Cómo es que tú eres macho y tienes hecho un santo hembra (Yemayá)?" "Ah, porque esa es mi madre, Yemayá, a la que yo quiero mucho". No puedo ponerme a decir otra cosa ni a dar explicaciones, porque no me entenderían, pensarían que yo estoy loco.

NosOtros  »

| 10
Un oddun es una categoría teológica (I)

La ley de la unidad y lucha de contrarios se puede aplicar en todos los niveles de existencia de la materia: desde el nivel microcosmos hasta el macrocosmos. Ello obedece a que la contradicción es una categoría universal. Lo mismo ocurre con el oddun, que es una categoría filosófica y teológica: es la forma en que el Ser Supremo codificó la información para trasmitírla a la humanidad; y esta información es aplicable tanto a los objetos cósmicos como a la interpretación muy particular de una personalidad.

NosOtros  »

| 13
Nuestra madre de los senos llorosos (segunda parte y final)

En las descripciones que hacen de Yemayá nuestros informantes -y en las que pueden encontrarse en la literatura-, la representación dual que la anuncia como virgen católica y como madraza yoruba, se multiplica, prolifera en matices y apariencias e irradia una diversidad tal de imágenes concéntricas que parecen retar la más enfebrecida fantasía y la invención más temeraria.

NosOtros  »

| 11
Nuestra madre de los senos llorosos (Primera parte)

¿Estaba en lo cierto el filósofo Ernst Cassirer al afirmar que, "entre todos los fenómenos de la cultura, los más refractarios a un análisis meramente lógico son el mito y la religión"? Y si estaba en lo cierto, ¿es posible atisbar un sentido racional en lo que, "a primera vista", este autor llama "puro caos" y "masa informe e incoherente" en la que parece "vano y ocioso tratar de buscar razones"? »

NosOtros  »

| 13
La medicina del esclavo (Tercera parte y final)

De las 244 plantas que fueron empleadas por los esclavos, unas 150 especies se siguen desarrollando en su hábitat natural con buenas u óptimas condiciones para su reproducción, y forman parte de nuestra biodiversidad. Otras 40-50 han perdido representatividad, por múltiples razones; por ejemplo, la piña ratón y el cardón, debido a que durante mucho tiempo fueron muy explotadas para construir las cercas de los potreros.

NosOtros  »

| 9
La medicina del esclavo (Segunda parte)

Para combatir el catarro se empleaba la cáscara de mango, el jarabe de güira, el cocimiento de cordobán o barquito y la guanábana. También los cocimientos de anón con hierbabuena y mejorana eran efectivos contra el catarro. La majagua y el orégano, entre otras hierbas, tenían un accionar fuerte sobre los resfriados. Contra el asma se empleaban la campana, la guajaca, la yagruma, el manajú y la majagua. Contra las afecciones de la garganta se utilizaba la salvia, el romerillo, el alacrancillo y el cundeamor.

NosOtros  »

| 6
Vista de una Casa de Calderas de un ingenio azucarero.

Por medicina del esclavo entiendo el conjunto de conocimientos empíricos y prácticas alternativas (a la Medicina dominante) utilizadas por los esclavos para combatir dolencias y enfermedades en circunstancias particularmente difíciles. Es conocido que, en nuestro país, el esclavo estuvo obligado a trabajar hasta el límite de sus fuerzas, en el ingenio o en las plantaciones cañeras, bajo las órdenes del capataz y del mayoral -cuyos atributos eran el látigo y la espada-, quienes no escatimaban prácticas crueles para obligarlos a trabajar.

NosOtros  »

| 53
Ilustración tomada de la página Deidad Orisha

¿Ikú lobi Ocha? Es algo simple, elemental, como decir que las personas respiran; tan evidente que recuerda las verdades de Perogrullo. No hay ninguna religión en la que el muerto no haya parido al santo; en todas la norma es que, para que haya santos, tiene que haber seres humanos vivos que mueran. Después de muertos, algunos de ellos adquieren una carga emocional y se transforman en santos. En nuestra religión, lo más importante es el muerto. Lo mismo ocurre en el cristianismo.

NosOtros  »

| 22
Fina García Marruz

Entro en puntillas este domingo al reino de mi quehacer. No quiero que falten pero tampoco que sobren las palabras. Oigo voces y no voy a virar la espalda y desentenderme. Traigo de regalo para todas las madres esta pieza que alguien describiría como mínima y es, sencillamente, una canción exacta, ancha y profunda como para sumergirse a gusto en ella. Escuche la versión de estos versos en voz de Martirio, musicalizado por José María Vitier. Una joya.

Destacadas