Artículos de NosOtros

Dedicada a la mitología afrocubana desde una perspectiva antropológica. Sección que escribe la Doctora en Filosofía y profesora de la Universidad de La Habana Rosa María de Lahaye.

NosOtros  »

| 12
El origen del orden y el nacimiento de los orichas (II)

En las narraciones de Arango y Angarica, las deidades son, de forma inmediata, entidades y fuerzas naturales; mar, fuego, río, tierra, volcán; y sólo algunos giros no castizos del idioma anuncian su diferenciación como orichas antropomórficos. Así, los "Llemayaes" nacen de los océanos, y "los Ochunes", de los ríos.

NosOtros  »

| 34
Santos Africanos

"En África como en todos los lugares tienen su creencia fundada en lo original e histórico. Se dice que antiguamente antes de cristo andaba en este mundo y cuando eso no había ni árboles ni ríos, ni mares sino llamas, candelas y fogajes. Esto sucedió por muchos siglos y como consecuencia de este vapor producido por las llamas se acumularon muchos gases formando nubes que no se mantenían en el espacio y todo por voluntad de Olofi.

NosOtros  »

| 27
Sin su color, el oricha está incompleto

En un primer acercamiento, la utilización ritual de los colores parecería tener un carácter meramente descriptivo o, en el mejor de los casos, representativo, y su función sería apenas distinguir unos orichas -y sus atributos- de otros, en correspondencia con una convención tradicional inveterada. "Los colores sirven para identificar al oricha, tienen semejanza con él", suelen decir los santeros. Está relacionado con los diferentes colores de la naturaleza.

NosOtros  »

| 27
Santería, Cubana

Sería una lamentable ingenuidad pensar en el fenómeno de la Santería cubana o Regla de Ocha como si fuera sólo de origen yoruba, esto es una torpeza intelectiva, porque muchos saben que se ha enriquecido con múltiples formas de sabiduría popular y diversos elementos concurrentes en la actualidad. Estamos ante un fenómeno altamente dinámico, que de hecho ha tenido variaciones y las tendrá en cada uno de los lugares del país y, por supuesto, va a tener variaciones en cada uno de los lugares donde se internacionalice.

NosOtros  »

| 12
Los yorubas no solo viven en nigeria

Dr. Jesús Guanche Pérez: hay un fenómeno muy interesante que estamos consultando con algunos colegas a iniciativa de los poseedores tradicionales de esa información, y es el valor revelador que en el caso de la sabiduría de Ifá tiene la documentación existente en Cuba, y es muy importante porque no se puede uno olvidar que si bien Nigeria propuso y logró que la UNESCO declarara al Oráculo de Ifá como patrimonio oral de alcance mundial, fue una visión limitada sólo a Nigeria como si los yoruba fueran únicamente de Nigeria.

NosOtros  »

| 24
Los patakíes entre el tiempo de los lucumises y el tiempo este que corre (II)

Existe en la mitología yoruba un meollo resistente que se reproduce sin cesar a través del tiempo y los desplazamientos geográficos y culturales, un contenido simbólico infatigable que perdura a través de todas las mutaciones. Pero la trama discursiva de los patakíes tiende indeteniblemente a volverse otra. Y, lo que es más importante, el mito busca formas inéditas de arraigo y desenvolvimiento en la nueva tierra y el nuevo complejo cultural.

NosOtros  »

| 49
Los patakíes entre el tiempo de los lucumises y el tiempo este que corre (I)

Según el consenso existente entre santeros y babalaos, el sello de legitimidad de los ritos y patakíes de la Regla de Ocha lo estampa la antigüedad de sus orígenes, la cercanía temporal al África de los ancestros, el hecho de haber sido aprendidos "con negros de nación allá por los inicios del siglo pasado" o, en su defecto, con sus hijos y discípulos. Cuanto más añosos sean los ritos y los patakíes, tanto más valor se les atribuye.

NosOtros  »

| 31
Yaracuy

Habla Hermín Solás, venezolano: "La posesión es un tema en perenne debate por todo lo que implica dentro y fuera de la comunidad religiosa, en Cuba y en Venezuela. Para muchos, religiosos y hasta estudiosos del tema, se trata de un estado de alteración de la conducta. Una manera en que la persona transforma su proceder habitual, pues adquiere, adopta la identidad de seres diferentes de él, pero que no les son ajenos. La explicación que sigue no es muy coherente en todos los casos, pero, ahí vamos, le daré mi versión. " »

NosOtros  »

| 51
Los caminos son las diferentes situaciones en que el Oricha te puede ayudar

"Los santos y los orichas no son lo mismo. Los santos tienen figura de humanos, pero los orichas no. A menos eso siempre me enseñó mi madrina. Entonces, en las anécdotas -que es lo mismo que cuentos- se puede decir cualquier cosa, con tal de enseñar a los creyentes que hagan el bien, a que no pequen, a que sean amistosos. Y cuando enseñan cosas negativas, es para que les sirvan de ejemplo también... Somos nosotros, los hombres, los que hacemos y deshacemos... Eso es lo que yo creo", cuenta Regla.

NosOtros  »

| 50
Yemayá tiene hijos, pero no padres

"Si cuando uno le pide algo a Yemayá, ella lo concede de inmediato, es una muestra de que las relaciones andan bien entre el oricha y el creyente y, por tanto, de que está satisfecha. También se sabe por la forma en que responde a otras cosas. Por ejemplo, yo siempre no hablo con ella para pedirle cosas, siempre tengo que saludarla, pedirle que me bendiga, y hablar con ella sobre otras cosas. Date cuenta de que ella es como si fuera una confidente para mí", dice Regla en esta entrevista.

NosOtros  »

| 32
Yemayá, Virgen de Regla

Yemayá: el azul, ni claro ni oscuro, pero que no tiene vetas. Ella es azul sin manchas, muy bonita, un azul parejito. De ella también son los caracoles, las piedras (menos las chinas pelonas), los remos, las anclas de los barcos, los barcos, la sal, las líneas de los mares (me refiero a las orillas), el oxígeno, las nubes. Pero las matas, aunque sean artificiales, también son de Yemayá.

NosOtros  »

| 82
Religión

Luis Pérez Guerra: Mi padre era absolutamente ateo, no creía en nadie, ni en nada. Nos contaba a mis hermanos y a mí anécdotas de los guanches de su natal Canarias, siempre con tonos muy realistas. Mi madre sí creía en espíritus, y se relacionaba con una espiritista que vivía muy cerca de nuestra casa. Un día tuvo un percance con esta señora espiritista, que al parecer le robó una gallina, aunque por todas las vías le negó el hecho, y esa deslealtad la marcó.

Destacadas