Imprimir
Inicio » Cultura  »

Si ateo es quien vive despotricando contra la religión, no soy ateo

Publicado en: NosOtros
En este artículo: Antropología, Cultura, Religión
| 82

Entrevista a Luis Pérez Guerra, médico

ReligiónRM – ¿Es usted ateo? ¿Recibió una educación atea?

LPG – Mi padre era absolutamente ateo, no creía en nadie, ni en nada. Nos contaba a mis hermanos y a mí anécdotas de los guanches de su natal Canarias, siempre con tonos muy realistas. Mi madre sí creía en espíritus, y se relacionaba con una espiritista que vivía muy cerca de nuestra casa. Un día tuvo un percance con esta señora espiritista, que al parecer le robó una gallina, aunque por todas las vías le negó el hecho, y esa deslealtad la marcó. También tenía sus creencias católicas, y en el año 1958, seis meses antes de que triunfara la Revolución, los casquitos batistianos bombardearon su casa y la convirtieron en cenizas, literalmente en cenizas; pero antes de ejecutar el bombardeo alguno de ellos descolgó de la pared de la sala un cuadro muy grande del Sagrado Corazón de Jesús y lo recostó junto a una palma real que se erguía a unos metros de la casa. Cuando mi madre regresó a los pocos días y se detuvo ante aquel aterrador espectáculo, lo único que recuerdo fue que dijo: “Si esos asesinos creen en este Dios, ese no es el mío”. Fueron dos hechos que la hicieron desprenderse de ambas prácticas religiosas, que parecían firmes.

RM – ¿Pero su madre le inculcaba ideas religiosas?

LPG – No. Nunca.

RM – ¿Y el ambiente en que creció no era religioso?

LPG – Como vivía en un ambiente rural del oriente de nuestro país, veía y oía los bembé de los haitianos, que siempre me parecieron ceremonias muy curiosas por su colorido y movimiento, pero nunca me involucré sentimentalmente con aquello. Sin embargo, entré a estudiar para cura.

RM – ¿Qué edad tenía?

LPG – Doce años.

RM – ¿Y que tiempo estudió allí?

LPG – Un año.

RM – ¿Por qué lo dejó?

LPG – Porque me botaron.

RM – Cuénteme, por favor.

LPG – El reglamento de la escuela exigía que el estudiante tuviera seis sotanas, otros tantos pantalones, zapatos, camisas, etc., y mis padres no lo podían comprar. Al terminar el primer curso, el director de la escuela me dijo que no podía seguir.

RM – ¿A esa edad usted creía en Dios?

LPG – No, no creía en Dios. Nunca me preocupé por si Dios existía o no. Como nos habían quemado la casa, esa parecía una salida para vivir, aunque fuera por un tiempo. Pero creencias religiosas no tenía. Déjame decirte que, a pesar de mi corta edad, me ponían en aquella escuela bajo una disciplina rigurosa, por ejemplo, una semana completa de retiro espiritual.

RM – ¿De comunicación con Dios?

LPG – Exactamente.

RM – ¿Y qué hacía durante ese tiempo?

LPG – Lo que se podía con esa edad y lejos de la familia. Nunca me comuniqué con Dios. También nos hacían lecturas de vidas ejemplares, por ejemplo, de Santo Tomás, de otros santos, y recuerdo que era muy interesante escucharlas. Eso sí me interesaba, y hasta hoy día son lecturas que hago con agrado.

RM – ¿Qué hizo después?

LPG – Terminar la secundaria y continuar por ahí. Vine para una escuela en La Habana que era como el embrión de los Camilitos donde estudiaban los muchachos víctimas de la guerra, que habían perdido los padres, las casas. Nos vestíamos con uniforme militar, los profesores eran del Ejército Rebelde. Ya admiraba a Fidel, porque al conocer su historia me sentí totalmente identificado con él. Eso ocurrió cuando cayó en mis manos La historia me absolverá. Después de unos años me incorporé a la AJR (Asociación de Jóvenes Rebeldes), que luego fue la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas), fui dirigente, y continué organizando mis  ideas y mi vida en torno a la revolución y en torno a la ciencia; me hice médico.

RM – ¿Usted tiene amistades religiosas?

LPG – Ahora hay gente que me habla de religión. Antes no las recuerdo con esos temas.

RM – ¿Qué hace? ¿Discute?

LPG – No. Nunca discuto de religión. No creo que sea un tema para discutir, al menos no para discutir en términos emotivos. Es una ilusión creer que, con argumentos y razonamientos lógicos, se puede convencer a una persona de que Dios existe o no existe, o de que su práctica religiosa es valedera o no lo es. Más bien provoco conversaciones para oír a los religiosos y aprender de ellos un poco; sobre sus rituales, sus visiones del mundo, las soluciones que le dan a sus problemas de salud, que, como médico, me interesan. Cada cual debe creer en lo que quiera y debe tener libertad para hacerlo. A mí me gustó la decisión de que los religiosos pudieran pertenecer al partido. Es justo. Por ahí anda mi lógica.

RM – Vuelvo sobre la pregunta inicial: ¿se considera usted ateo?

LPG – Si atea es la persona que no tiene creencias en dioses, soy ateo. Pero si ateo es quien vive despotricando contra las religiones, no lo soy. Porque conozco algo del llamado ateísmo científico, y parece que este no tenía casi nada de comprensión real del hombre religioso. El hecho de que yo no tenga necesidad de un Dios, no quiere decir que deje de reconocer lo que hoy significan las religiones para gran parte de la humanidad y lo que han significado a lo largo de la historia. Es una historia de vaivenes, con muchas luces y muchas sombras, pero sin dudas no es dable comprender la historia sin involucrar los sentimientos, las creencias, las instituciones y las prácticas religiosas. En particular, no creo sea posible pensar en una América Latina hoy mismo, prescindiendo de los movimientos religiosos de cada uno de los países. Quisiera tener mucho más tiempo para informarme sobre este tema que es fascinante. Mi máxima es estar al tanto de las cuestiones importantes de mi tiempo, y creo que esta es una de ellas.

Se han publicado 82 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Magnifica entrevista, me parece una persona muy equilibrada y sensata, recuerdo a un marxista destacado al que oi decir un día, el error del marxismo no fue el ser ateo, derecho que toda persona o filosofía tiene, el error fue ser antiteo, soy creyente y me siento muy identificado con las ideas del entrevistado, él de su lado y yo del mio, además San Pablo dijó que la Fe es Un Don de Dios, al que Dios se lo dió San pedro se lo bendiga, según el refran popular.
    Felicidades por el tema y por la elección del entrevistado.

  • Pedro Urdemales dijo:

    Ilógico argumento el de que “si ateo es quien vive despotricando contra las religiones, entonces no lo soy”. No necesito vivir atacando a las religiones, pero cada día me convenzo más de que éstas sobre todo dividen a los seres humanos y con frecuencia crean situaciones de gran injusticia basándose en nada. Soy ateo por un íntimo convencimiento racional y por lo mismo contrario a las religiones, entendiéndolas como un fenómeno que puede ser necesario para gentes que todavía se hallan en una fase mental del pensamiento mágico. Las iglesias son un capítulo aparte y por lo general bastante repelentes.

  • Marat dijo:

    «lo que hoy significan las religiones para gran parte de la humanidad y lo que han significado a lo largo de la historia»

    A lo largo de la historia lo que mejor han significado es destrucción, genocidios, matanzas, intolerancia, etc. Especialmente el cristianismo y su Iglesia Católica Apostólica Romana. Aún hoy el desastre de las religiones es terrible: el conflicto palestino-israelí y el inmenso sufrimiento que acarrea tiene su origen en la religión judía.

  • Antonio dijo:

    El entrevistado ha retratado mi punto de vista sobre la religión, aunque su historia sea muy diferente de la mía. Un saludio camaraderil para Luis Pérez.

  • krlytos dijo:

    Si ateo es quien vive despotricando contra la religión, no soy ateo.
    Si los ateos despotricamos lo hacemos con fundamento(y creame es mucho mas sano hacer eso que no pedirle favores y suerte a una estatua,es de locos),la religion destruyo y corrompio al ser humano.
    P.D. Y no tenga reparo en llamarle a la gente religiosa lo que es,los halagos reblandecen ,las criticas hacen todo lo contrario,y eso es lo que hoy se debe hacer,crear un verdadero ser humano consciente.

  • Ana María dijo:

    Qué interesante es ver cómo piensan los ateos. Eso para mí ha sido siempre un misterio: cómo es posible no creer en Dios cuando toda la naturaleza habla en su nombre. También me pregunto cómo puede sostenerse una conducta ética sin referentes religiosos, sin el temor de Dios. No queda otra salida que sustituirlo con otras ideas: la patria, la humanidad, vaya a saber usted.
    Hay lugares donde los ateos son discriminados, o se les mira como cosa rara. En Cuba por suerte no es así.
    Este médico se aprecia que es un hombre honrado.
    Con saludos para todos los lectores de la sección,
    Ana María Carricarte

  • Aparicio dijo:

    Mis saludos para la doctora. Una pregunta: ¿es usted atea?

  • Lina Desagues Arboleda dijo:

    Decía Voltaire, el gran ilustrador francés, que si Dios no existiera, habría que inventarlo. Esto puede tener varias lecturas: una ética, como referencia para el comportamiento; otra política, pues la noción de Dios también sirve para sojuzgar.

  • Evaristo dijo:

    Recuerdo, cuando estudie Historia de la Filosofía Medieval, que la escolástica desarrolló diversas “demostraciones” de la existencia de Dios. Todas me parecieron falaces. ¿Alguien me las recuerda?

  • Adalberto Suarez dijo:

    Esta me parece una buena entrevista, y el título es excelente. Yo también soy ateo, y pienso que la humanidad avanza hacia la liberación de las ataduras religiosas, pero eso constituye un proceso largo y tortuoso, no algo que se decreta y menos contra lo cual se despotrica, como dice el entrevistado. Bienvenidas sus palabras

  • REY dijo:

    El trabajo hecho por usted sobre el ateismo esta muy interesante, ademas en la entrevista luis expone sus experiencias y sus criterios sobre Dios, la religion y la revolucion , el trabajo muy bueno

    El fundamento de la crítica religiosa es que el hombre’ , hace la religión, la religión no hace al hombre. En otras palabras, la religión es la conciencia de si mismo y el sentimiento de si mismo del hombre que aún no se ha encontrado o que ya ha vuelto a perderse

    El crédulo es aquel que acepta a Dios como idea, a quien en ocasiones catalogamos como el teísta. El incrédulo es el que no acepta la idea de Dios, a quien en ocasiones llamamos a-teístas. El creyente es el que vive a Dios o en Dios como relación, a quien en ocasiones hemos llamado el teo-ista. El no creyente será el a-teo-ista.

    «Dios es el símbolo del torrente vital, a través de cuyas infinitas retículas va pasando poco a poco el universo, que queda así impregnado de vida, consagrado, es decir, visto, amado, odiado, sufrido y gozado, si nosotros conocemos alguna verdad es porque vemos las cosas en Dios, desde el punto de vista de Dios. Más verosímil me parece lo inverso: que Dios ve las cosas a través de los hombres, que los hombres son los órganos visuales de la divinidad.

  • Juan A dijo:

    Mira que hay que ser ignorante para suponer que las guerras tienen su origen en motivaciones religiosas. Las raíces de las discordias humanas están en los apetitos materiales insatisfechos, en el ansia de poder, de dominar y sojuzgar a los demás. Luego vienen los ropajes ideológicos, que pueden ser filosóficos, políticos, jurídicos, religiosos, etc. ¿De verás creerá Marat que las cruzadas medievales tuvieron su origen en el enfrentamiento religioso? Es troglodítico lo que afirma acerca de que el conflicto palestino-israelí tiene su origen en la religión judía. El verdadero Marat, el revolucionario jacobino, debe andar revolviéndose en su tumba.

  • Juan A dijo:

    Lo que dice Krlytos me recuerda al padre que cree que va a corregir a sus hijos a palo limpio, para que no se “reblandezcan”. Loco es él si cree que con esas maneras va a lograr que los religiosos cambien de opinión.

  • Alexis Hernández Domínguez dijo:

    Que interesante están los distintos concepto sobre la religión, sigan escribiendo así aprendemos de todos un poco.
    Yo lo respeto todo, aunque tengo mis ideas

  • Juan castro dijo:

    ATEÍSMO:

    Con todo respeto a las diferentes culturas religiosas existentes en el mundo hago mi comentario:

    EN MI INTERNADO (La beca, donde duré diez años) CONOCÍ POR LIBROS Y MIS MAESTROS LAS SALVAJES ACTIVIDADES Y CONDUCTAS ANTIRELIGIOSAS DE LA MAL LLAMADA ‘SANTA INQUISICIÓN’ ME CONVERTÍ EN REBELDE RELIGIOSO, PARA ENOJO DE MI MADRE QUIEN ME EXCOMULGÓ COMO SI ELLA TUVIERA LOS PODERES PARA HACERLO.
    AHÍ MISMO EN LA ESCUELA LEÍ LA EXCOMUNIÓN QUE LA IGLESIA CATÓLICA HICIERON AL PADRE DE LA PATRIA E INICIADOR DE LA INDEPENDENCIA DE MEXICO 1810 DONDE SE LE MALDICE EN SU PELO, EN SU CORAZÓN, EN SUS ENTRAÑAS Y TODAS LAS COYUNTURAS DE SU CUERPO.
    HIDALGO Y MORELOS SIENDO CURAS REBELDES CONTESTARON A LA IGLESIA:
    SEÑORES: LA IGLESIA LANZA EXCOMUNIONES QUE MÁS QUE NADIE ‘USTEDES SABEN QUE NO TIENEN FUERZA ALGUNA’ ESTOS JEFES REBEELDES HABÍAN LEÍDO A LOS FILÓSOFOS Y ENCICLOPEDISTAS EUROPEOS, LIBROS QUE LLEGARON A AMÉRICA POR MEDIO DEL CONTRABANDO POR SU PROHIBICIÓN.

    Con saludos
    Juan Castro
    Mexicano…

  • Ana Julia dijo:

    Con todo el respeto del mundo les digo que me parece difícil creer que existan personas que no crean en nada. Siempre en algo hay que creer, y no me refiero a que creer en la revolución o en los padres. Me refiero a algo que está por ahí o por allá que uno no sabe bien que es, pero que coincidimos en pensar que existe por las pruebas que nos da.

  • Ernesto Prieto dijo:

    Ernesto Prieto
    erpri@yahoo.com
    Muy bueno que se hagan eco Cubadebate de los pobres ateos que deben quedar unos cien en todo el planeta, por supuesto, entre los que no me encuentro.

  • Osvaldo Peniche dijo:

    Desde marzo no podía leer mis secciones preferidas de CUBADEBATE, pero ya me actualicé, y me encuentro con esta excelente entrevista. Soy del bando de Luis, yo tampoco creo ni en mi sombra. Por suerte o por desgracia mi educación también me llevó por ese camino.

  • Alain Alejandro dijo:

    Doctora desde el punto de vista teórico es sumamente interesante un estudio contundente sobre el pensamiento ateo. He sabido por algún alumno suyo (Erick o Jaime) que está estimulando estudios de tesis sobre este particular. ¿Pronto veremos resultados? Espero que los amigos recalcitrantes que Ud. tiene de lectores aquí salgan complacidos entonces.

  • ALEJANDROMAGNO dijo:

    Veo que algun os comentarios se preguntan que como es posible que haya gente que no crea, pues bien, esa misma pregunta me hago yo, como es posible que haya personas enel mundo que crean en algo que es una gran mentira, empezando por su fundamento, en el caso del cristianismo con su biblia llena de contradicciones y de antivalores, relaciones incestuosas, mentirasd por doquier, traiciones y un dios que asesina por doquier a cuanta ciudad se le antoja, para despues en el nuevo testamento convertirse de pronto en amor. nada sesostiene en la biblia dentro del marco racional del pensamiento, no son mas que historias de pueblos contadas por siglos y despues manipuladas por el naciente cristianismo.
    Como se puede creer en algo que es mentira, donde estan los dinosaurios, los millones de años que hicieron falta de evolucion, cuando la biblia solo dice que la tierra tiene 4 mil o 5 mil años mas o menos, es increible tanta ignorancia en la humanidad.
    Yo considero que el hombre sera realmente libre, el dia que sde libere de todas las ataduras, sean religiosas, politicas o economicas.

    • Baphomet dijo:

      Ana María dijo:
      “no creer en Dios cuando toda la naturaleza habla en su nombre”
      R/ Es muy cierto: cada vez que veo a una leona arrancar la carne a tiras de una cebra moribunda, lo primero que me viene a la cabeza es pensar en Dios.

      “sin el temor de Dios”
      R/ Otra cosa que nunca he comprendido: Si Dios es amor; ¿por qué hay que temerle?

      Lina Desagues Arboleda dijo:
      “Decía Voltaire, el gran ilustrador francés, que si Dios no existiera, habría que inventarlo”
      R/ No fue Voltaire, fue Victor Hugo en “Los Miserables”. Lo que dijo Voltaire fue: “Todos nacemos con dos ojos en la cara y cinco dedos en cada mano; pero, nadie nace con la idea que hay un Dios al que adorar”

      Ana Julia dijo:
      “… me parece difícil creer que existan personas que no crean en nada.”
      R/ Por el contrario, a mi me parece inverosímil que aún hoy día con tantos adelantos científico-técnicos hayan personas que todavía crean que toda la raza humana sea producto de una costilla y una serie de relaciones incestuosas. Es como los niños que aún se sorprenden cuando ven a los magos (como los religiosos en los sermones) o los que guardan sus dientes en espera del Ratón Pérez (una vida en el “más allá”… pero; ¿¡más allá de qué!?).

      Ernesto Prieto dijo:
      “… los pobres ateos que deben quedar unos cien en todo el planeta…”
      R/ A veces, cuando oigo a tantas personas decir tantas tonterías al mismo tiempo me da por pensar eso mismo. Pero, recuerdo que como al contrario de los religiosos los libre-pensadores no necesitamos un lugar de reunión o culto. Además, que incluso entre los ateos existen algunos más activos que otros, como los que adoran al Unicornio Rosa Invicible de los ateístas clásicos…

Se han publicado 82 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa María de Lahaye Guerra

Es doctora en Ciencias Filosóficas y antropóloga cubana. Actualmente es profesora de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Tiene varios libros publicados, entre ellos “Yemayá a través de sus mitos”, en coautoría con Rubén Zardoya.

Vea también