Aynel Martínez Hernández

Artículos de Aynel Martínez Hernández

La Habana, 1992. Periodista de Cubadebate. Graduado en 2016 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @Aynel92


Goles son amores  »

| 39 |

En mayo pasado, Dybala compuso algunas rimas desquiciadas que aparecieron en el diario italiano La Repubblica. Las frases de Dybala provenían del dictado ambiguo que son las entrevistas: “me gusta todo lo que representa lo opuesto a mí (…) Los killers no me disgustan; los que actúan con resolución, los que no sudan, los que matan sin ser barrocos”.

Democracia en Cuba  »

| 76

Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, dio a conocer hoy, en conferencia de prensa, que en las elecciones municipales en Cuba ejercieron el voto 7 millones 608 mil 404 personas (54 mil 882 electores más que los que acudieron a las urnas en el último proceso).

Goles son amores  »

| 62 |

Lo del Valencia podría volverse insustancial en el momento exacto en que decidan creer lo contrario. Debe existir, en ese tiempo posible, un regodeo casi ingenuo, similar al de los últimos minutos ante el Barcelona: demasiada fe puede asumirse, en ciertas circunstancias, como una certidumbre irracional.

Noticias, Deportes  »

| 16 |

Ante la presencia de otros deportes que fueron incorporando nuevas modalidades, como el Baloncesto 3x3, y para llegar a la mayor cantidad de niños y jóvenes, "decidimos presentar una actividad que fuera dinámica, atractiva, rápida, sencilla y que no necesite materiales costosos. Por eso creamos el Baseball 5".

Goles son amores  »

| 35

Lo ordinario de los penaltis, digámoslo así, es la decadencia temporal de alguien. Lo ridículo es, por antonomasia, cualquier ademán de absolución pública. El derechazo del delantero de la Lazio, por otro lado, debe formar parte del halo residual que dejó el empate ante Suecia.

Goles son amores  »

| 23 |

Contra Italia, Forsberg parece perfecto. Sabe apartarse de la pelota. Hay momentos en que Candreva no lo advierte. Candreva casi siempre está lejos. Nunca sabremos por qué un volante por derecha, con el seis en la espalda, siempre está lejos. Cerca de la izquierda, Forsberg encuentra el sosiego total.

Goles son amores  »

| 40 |

Hay momentos, en algún trance del último partido entre Dortmund y Bayern, donde Sven Ulreich parece un tipo sentimental. Cuando el Bayern juega con la línea de defensores cerca del círculo central, Ulreich, por ejemplo, baja la cabeza, se vira de espaldas y mira a la tribuna, como si recordase algo.

Especiales, Cultura  »

| 2 |

En los primeros segundos del videoclip de Universo parece que el leve drum and bass nunca terminará. Todo cambia cuando, con un gesto ágil, Julio Rigal coloca la melódica en el suelo, agarra la trompeta y Yissy García ejecuta un redoble, una de las mejores maneras de acomodarse ante el último acorde del bajo eléctrico.

Goles son amores  »

| 50 |

La principal desgracia del mediocampista box to box consiste en que siempre tras las espaldas todo importa menos. Cuando el hombre que pisa las dos áreas de la cancha se da la vuelta, lo que fue imagen acaba formando parte de la memoria episódica, algo que si se volviese alusivo quizás sirva de relleno para las autobiografías.

Especiales, Deportes  »

| 69 |

El problema no es que al zurdo Misael Villa le bateen más los de su propia mano que los derechos. El problema es que es uno de los 17 lanzadores del actual campeonato con más de 200 batazos permitidos. Su BABIP no es muy elevado (311) y el average en contra tampoco es estratosférico (288), pero en esa diferencia de 23 entre uno y otro valor pudiera existir algo parecido a la aniquilación.

Especiales, Deportes  »

| 79 |

Lo de Joe Girardi tiene que ver, a veces, con las enumeraciones: "estamos hechos para este estadio, número uno. Y nos sentimos familiarizados con el ambiente, número dos. Te sientes familiarizado con todo lo que haces rutinariamente. A los beisbolistas les gusta la rutina".

Goles son amores  »

| 28 |

Hay alguna repetición en la que parece no entrará el tiro libre de Paolo Guerrero: desde detrás del arco, cuando aún no se completa la comba, segundos después de que Christian Cueva le dijera que se fuera al área a cabecear, que él se la iba a poner. -Déjame tranquilo, que le voy a pegar al arco.

Destacadas