Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La política de Trump hacia Cuba: ¿Qué sucederá en los próximos meses?

| 7 |
Donald Trump firma el memorándum que da marcha atrás a algunas de las medidas que impulsaron las relaciones Cuba- Estados Unidos. Foto: AP.

Donald Trump firma el memorándum que da marcha atrás a algunas de las medidas que impulsaron las relaciones Cuba- Estados Unidos. Foto: AP.

Apenas fue pronunciada la declaración oficial el 16 de junio cuando, la mayoría de la oposición, a nivel nacional, a la política de Trump hacia Cuba, despertó una vez más. De hecho, ya estaba extremamente activa y elocuente antes de que fueran anunciados el lugar y la fecha de la Pequeña Habana, en Miami, el pasado 9 de junio.

Con el manejo del escenario en el evento de la Pequeña Habana, Trump buscaba convencer a los ya convencidos, sin incluir siquiera al resto de la Florida –donde la mayor parte de los cubanoamericanos se oponen al bloqueo.

La manera en la que Trump escoge cuidadosamente los eventos para difundir su discurso a todo el país, no va a funcionar. Su retórica –propia de la guerra fría, no sustituirá a las fuerzas que desean aumentar el comercio y los viajes a Cuba, e incluso eliminar completamente el bloqueo.

Sin embargo, la política de Trump aún no está totalmente definida. Según el Boletín Informativo de la Casa Blanca del 16 de junio acerca de la política hacia Cuba, en 30 días los Departamentos del Tesoro y de Comercio iniciarán un proceso de emisión de nuevas regulaciones. Sus políticas no tendrán efecto hasta que sean establecidos los nuevos reglamentos, proceso que, según el Boletín Informativo, “puede tomar varios meses.” Durante ese lapso de tiempo pueden suceder muchas cosas.

¿Por qué ahora?

Para evaluar la situación actual debemos retroceder en el tiempo. Trump tenía muchos temas en su agenda nacional e internacional en los primeros 100 días, y no podía ocuparse de Cuba. Este país sigue siendo muy controvertido. Existen contradicciones al interior de su propio partido. Un gran número de congresistas republicanos, de políticos a nivel estatal y municipal, así como de votantes republicanos, apoyan la política de Obama e incluso quieren ir más allá en materia de apertura del comercio y de los viajes y en muchos casos levantar completamente el bloqueo. Este ha sido y sigue siendo un importante obstáculo para Trump.

Tan sólo el 3 de mayo pasado, (seis meses después de iniciado su mandato), Trump convocó a una reunión especial acerca de Cuba en la Casa Blanca, incluyendo a los funcionarios superiores, al Senador republicano de Florida, Marco Rubio, y al Representante Mario Diaz-Balart, quienes favorecieron la ruptura de relaciones diplomáticas con Cuba y el cierre de la Embajada de Estados Unidos en La Habana. En esta reunión quedó claro que los funcionarios de alto nivel en materia de Seguridad Nacional y del Departamento de Estado deseaban continuar con la política de Obama. De hecho, Rex Tillerson, Secretario del Departamento de Estado, durante su audiencia de confirmación en el Congreso en enero de 2017, fue bastante ambiguo respecto a cualquier cambio importante en la política de Obama. En otra audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el pasado 13 de junio, Tillerson fue de igual modo confuso acerca de un importante retroceso en la política hacia Cuba. Según algunas fuentes de la prensa estadounidense, Tillerson ha expresado en privado su apoyo a la política de Obama.

En este encuentro de 3 de junio se reunieron en la Casa Blanca, H.R. McMaster, Asesor de Seguridad Nacional y Reince Priebus, Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, quienes estaban de acuerdo con Trump y Rubio en “un enfoque de arriba hacia abajo” para pasar por alto a la oposición. De esta manera, Trump entregó la tarea de redactar la política al personal de la Casa Blanca y al Consejo Nacional de Seguridad cuyo jefe H.R. McMaster también estaba de acuerdo con el enfoque Trump/Rubio (en lugar de confiarla al Secretario de Seguridad Nacional, John Kelley y a Tillerson, del Departamento de Estado), con Marco Rubio y Díaz-Balart como los principales asesores.

Ahora bien, ¿cómo Marco Rubio pasó de ser el “Pequeño Marco” –después de que Trump lo ridiculizó durante las elecciones primarias, a ser el “Gran Marco”, protagonista de la política hacia Cuba? El Senador es miembro del Comité de Inteligencia del Congreso y fue uno de los pocos que absolvió a Trump durante la audiencia de James Comey (ex director del FBI) a principios de junio ¿Es esta una de las razones por las que a Rubio se le concedió esta privilegiada posición? ¿Qué tan indispensable será Rubio en los próximos meses?

La política de Trump es el resultado de un arreglo entre los partidarios de la línea dura y quienes apoyan las fuerzas anti-bloqueo.

A pesar del deseo de Rubio y de la Pequeña Habana de Miami –seguidores de Batista- de romper relaciones, esto no ocurrió y nadie expresó su inconformidad. Aún cuando Trump había aludido anteriormente a dar marcha atrás en materia de relaciones diplomáticas, no anunció la ruptura, todavía si se trata de la piedra angular de la política de Obama. Esto es muy positivo. Sin embargo, para compensar esto, Trump ha intensificado sustancialmente la retórica contra Cuba y ha implantado importantes restricciones que revierten la iniciativa de Obama en materia de comercio y de viajes de los estadounidenses. Este es su arreglo. No obstante, ahora que Trump está de regreso a Washington –y de regreso a la tierra, debe enfrentarse a una oposición generalizada a su política hacia Cuba en todo el país, en diametral oposición a la Pequeña Habana.

Contradicciones económicas que Trump debe confrontar

Una de las medidas revertidas concierne el derecho de los estadounidenses a viajar a Cuba, en la medida que lo hagan en una de las 12 categorías establecidas, entre ellas para fines religiosos o culturales. Obama flexibilizó esta restricción permitiendo a los estadounidenses hacerlo de buena fe. Bajo la política de Trump, tendrán que demostrarlo antes de salir y viajar haciendo parte de un grupo. Esto complica el asunto, no sólo para los ciudadanos estadounidenses, sino también para el Departamento del Tesoro ¿Cómo va a hacer cumplir esto, especialmente en un momento en el que Trump busca reducir este tipo de gastos? Según fuentes de la Casa Blanca autorizadas para informar a los periodistas bajo el anonimato, permanecerán abiertas otras categorías de viaje autorizadas a los individuos ¿Está Trump en problemas o expresa ciertas diferencias de puntos de vista entre Rubio y él mismo?

Al promover la política de Trump, Rubio da ejemplo de que están tratando de imponer el fomento a la propiedad privada de los establecimientos estatales bed-and-breakfast o casas particulares, en lugar de los hoteles operados por el Estado. No obstante, si en el plazo de unos pocos meses la política de Trump complica los viajes a Cuba, ¿cómo podrían llegar estos potenciales clientes a los cuentapropistas? Adicionalmente, no se espera que la poderosa compañía de alojamientos en red, Airbnb, acepte esto sumisamente, así como tampoco las principales compañías aéreas de Estados Unidos, ni la gigantesca compañía de viajes online Expedia, que acaba de concluir un acuerdo con los hoteles cubanos.

Asimismo, ¿qué haría el Departamento del Tesoro de Estados Unidos si los visitantes estadounidenses fuesen a disfrutar de un aperitivo o de una bebida en el icónico Sloppy Joe’s Bar o en el igualmente emblemático Floridita, en La Habana Vieja, inconscientes de que los dos son administrados por el grupo empresarial de la Fuerzas Armadas Cubanas (FAR)? Si el Tesoro aplicara neciamente la directiva emitida el 16 de junio, Estados Unidos estaría privando a los visitantes estadounidenses del acceso a estos hitos de la presencia estadounidense en La Habana antes de la Revolución.

Mientras la nueva política hacia Cuba impulsada por Rubio está destinada a lograr el apoyo de los cubanoamericanos. Si GAESA (grupo empresarial de las FAR) participa también en parte de las finanzas de Cuba, incluyendo las remesas, así, inadvertidamente, Trump podría incluso enfrentarse a algunos cubanoamericanos seducidos por su política hacia Cuba, tal como fuese anunciada el 16 de junio, pero pronto despertarán al descubrir que esta va en contra inclusive de sus propios intereses familiares.

Es posible que el Secretario de Estado, Tillerson, no sea el único del gabinete de Trump que pareciera estar al menos en parcial contradicción con la nueva política. Recientemente, el 17 de mayo de 2017, después de la reunión de la Casa Blanca del 3 de mayo, Sonny Perdue, Secretario de Agricultura de Estados Unidos, prometió su apoyo a la expansión del comercio de productos agrícolas hacia Cuba durante una audiencia del Comité Agrícola de la Cámara. Durante mucho tiempo, el Secretario Perdue ha sido defensor de la expansión del comercio de productos agrícolas hacia Cuba, tras expresar su apoyo en su audiencia de confirmación en el Senado, así como también durante su periodo como Gobernador de Georgia, luego del viaje de una delegación comercial a Cuba. Esto es tan sólo parte de un panorama más amplio por el cual los Estados agrícolas de la región del medio-oeste que votaron por Trump también desean acceder al mercado cubano.

GAESA interviene en parte de la nueva terminal de contenedores de Mariel, en la costa noroeste de Cuba. Mientras tanto, los puertos de la Costa del Golfo de Estados Unidos y el Puerto de Virginia ya han firmado cartas de intención para trabajar con este nuevo terminal ¿Qué harán?

Incongruencias políticas

El 16 de junio, Trump insistió en la necesidad de aplicar estrictamente la legislación estadounidense relacionada con el bloqueo. Sin duda, se refería entre otras a la Ley Helms-Burton de 1996, firmada por el Presidente Bill Clinton. Esta amplió el bloqueo aún más que su predecesora, la Ley Torricelli de 1992, llegando a hacerlo de forma extra territorial. La ley de 1996 castiga a terceros países que mantienen relaciones comerciales con Cuba, como se ha visto recientemente, por ejemplo, por la imposición de una multa a Honda-Canadá por negociar con Cuba, desafiando así la soberanía de Canadá.

No obstante, la Ley Helms-Burton también estipula que el gobierno estadounidense no puede realizar ningún acuerdo con Cuba mientras Fidel o Raúl Castro estén en el poder. Pues bien, Raúl Castro es Jefe de Estado ¿Significa esto que Trump está violando este punto de la legislación? Si bien, se trata de una pregunta en tono de burla, la situación muestra que la política de Trump es el resultado de un arreglo y que él está a la defensiva, camuflado tras su retórica. Quizás la más evidente contradicción política es que si el régimen cubano es tan nefasto –cuando lanzó un ataque para describirlo, ¿por qué mantiene relaciones diplomáticas y una Embajada en La Habana, e incluso invita a Cuba a la mesa de negociaciones sin importarle cuánto apesta su hipocresía?

El 16 de junio, Trump afirmó algo con el fin de señalar a Venezuela igualmente. Otro caso de injerencia flagrante en los asuntos internos de un país latinoamericano, como lo hizo con Cuba. La Organización de Estados Americanos (que agrupa a los 35 países del hemisferio excepto a Cuba) se reunió del 19 al 21 de junio en Cancún, México. Se trata de un período ordinario de sesiones de todos los ministros de relaciones exteriores, en el cual Estados Unidos es representado por el Secretario de Estado, Tillerson ¿Cuál sería la reacción de los Estados miembros? ¿Llevaría la arrogante efusión de Trump del 16 de junio a más países contra la injerencia estadounidense en la región, logrando así un efecto boomerang ante su anuncio?

Cabe recordar que la oposición unánime de las naciones latinoamericanas y caribeñas a lo largo de decenios a la política de Estados Unidos hacia Cuba, fue uno de los factores que presionó a Obama a establecer las relaciones diplomáticas con Cuba, en diciembre de 2014. El lenguaje corporal de Tillerson mientras escuchaba a Trump durante la presentación del 16 de junio en Miami, pareciera indicar una renuente aprobación de su nueva política hacia Cuba ¿Tendría en mente la reunión de Cancún y lo que podría afrontar como resultado de la desacertada política de Rubio hacia Cuba? El 18 de junio se anunció que Tillerson no estaría presente en la Cumbre de la OEA en Cancún. Éste sería reemplazado por Kevin Sullivan, Representante Interino ante la Organización de los Estados Americanos y Michael J. Fitzpatrick, Subsecretario Adjunto de Asuntos Exteriores para la Región Andina, Brasil y el Cono Sur. Hay que notar que en esa Cumbre de Cancún, EEUU y sus aliados no pudieron imponer una resolución injerencista  a Venezuela, el objetivo principal del Imperio ¿Es posible que la política de Trump hacia Cuba se haya contrabandeado?

Aún es tiempo de actuar

Tan pronto como Trump terminó su discurso, Engage Cuba, la principal coalición contra el bloqueo, con respaldo político bipartidista y apoyo empresarial a nivel nacional, emitió una declaración que concluyó lo siguiente: “Hoy fue el discurso. Mañana regresaremos a trabajar.” Este es hoy el principal mensaje de mis palabras, a manera de reacción inicial a la política de Trump. Las fuerzas de Estados Unidos, el sector de los negocios, la industria turística, académicos y educadores, comunidades, políticos, sectores populares, aún cuentan con varios meses para tratar de influir en la situación a favor de una mayor apertura a los viajes y al comercio, con el objetivo de levantar el bloqueo total. Esto podrá lograrse aprovechando las contradicciones de la administración Trump y su partido, e inspirándose en la mayoritaria oposición estadounidense al bloqueo. Esto es apoyado por los pueblos de todo el mundo que están a favor del derecho de Cuba a la soberanía y a la autodeterminación. Ellos se oponen firmemente al intento de injerencia en los asuntos internos de Cuba con el fin de forzar el “cambio” en conformidad con los deseos de Estados Unidos.

Entretanto, tan sólo varias horas después del anuncio de Trump, el gobierno cubano emitió una fuerte declaración que indica, como lo ha hecho desde 1959, que Cuba se niega a someterse a las amenazas de Estados Unidos. El Gobierno declaró además que está dispuesto a continuar un diálogo respetuoso con Estados Unidos en temas de interés mutuo sobre la base del respeto mutuo. Esta opción de sentarse a la mesa no habría sido posible si Trump no estuviese obligado a llegar a un acuerdo y así mantener las relaciones diplomáticas con Cuba. Por otra parte, Cuba es muy consciente de la política interna estadounidense, sin señalar a Trump, sino tan sólo mencionando que el Presidente estadounidense fue mal asesorado.

El 19 de junio, durante una conferencia de prensa especial celebrada en Viena, donde estaba de visita, el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, detalló apasionadamente la naturaleza terrorista de los cubano-americanos de Miami elogiados por Trump, por ejemplo uno involucrado “en un atentado contra el presidente Fidel Castro Ruz en 1997”. Homenajeó a una persona que participó personalmente en el asesinato del conocido luchador revolucionario Frank País, también de su compañero Raúl Pujol, y en otro momento, del hermano menor de Frank País de solo 19 años. El canciller cubano dijo: “Es una ofensa que nuestro pueblo no podrá olvidar”.

“Reitero la voluntad de Cuba de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo y de negociar los asuntos bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad y el absoluto respeto a nuestra independencia y soberanía.” Bruno Rodríguez mostró que no hay ilusiones sobre el objetivo  de EEUU: “Es falso afirmar que el presidente Barack Obama hizo concesiones a Cuba.  Él mantuvo en lo fundamental el bloqueo a Cuba y trató de avanzar los intereses norteamericanos, incluso, de subvertir el orden constitucional en nuestro país.” Declaró que “estas medidas refuerzan nuestro patriotismo, nuestra dignidad, nuestra decisión de defender por todos  los medios la independencia nacional en el espíritu de José Martí, Antonio Maceo y Fidel Castro Ruz.”

Esta situación frente a un posible diálogo y al hecho de que el proceso tardará varios meses, dadas las crecientes presiones anti-bloqueo, constituyen los puntos positivos. De lo contrario, sería un 16 de junio muy sombrío.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Lozano dijo:

    Muy interesante reflexión del intelectual canadiense Arnold August. Los elementos aportados por él apuntan a que Trump con su show en Miami tal vez se ha convertido involuntariamente en el catalizador del fin del bloqueo contra Cuba. Aunque ciertamente el 16 de junio de 2017 se convirtió en un día sombrío porque resultó indignante tanta lacra reunida con el presidente de Estados Unidos. Los pueblos de Cuba y Estados Unidos se merecían algo mejor.

  • Jose R Oro dijo:

    Pienso que el artículo publicado en Cubadebate por el intelectual canadiense Arnold August es de lo mejor que se ha escrito sobre los eventos de Junio 16. Coincido con lo que ha expresado y creo que esencialmente su visión es la más correcta que he leído.
    Tengo la impresión que Donald Trump va a terminar odiando a la ultraderecha de Miami por el lio en que lo han metido. Decenas de millones de buenos estadounidenses tienen un conocimiento limitado sobre Cuba, pero están contra Trump, y ahora para una gran cantidad de ellos defender a Cuba es también enfrentar otra injusticia de DT
    ¿Y a quienes va a satisfacer Trump en la comunidad cubanoamericana? Los cubanos buenos de todo tipo, y que quieren el bien para su país van a estar muy, pero muy molestos con Trump y con la ultraderecha de Miami. A otros que no les gusta el estilo político y social de Cuba, pero no odian a su país, no les complace que hayan mas sufrimientos por un cruel Bloqueo, que de apócrifo instrumento para “promover la libertad”, se ha convertido de hecho en un instrumento de tortura para el pueblo de Cuba, y que por supuesto no le hace ni un pizca de perjuicio ni a GAESA ni a otros supuestos destinatarios de las medidas.
    La ultraderecha cubanoamericana mafiosamente organizada, sobre todo en Miami (mejor decir sur de la Florida) y un poquito en New Jersey. No son muchos, pero tienen dinero, organización e influencia política (aunque moderada y declinante). Son los que apoyan a Trump y le juran amor eterno.
    En otras palabras Trump va a descubrir con total descorazonamiento que solo esta satisfaciendo a una parte de la comunidad cubano – americana, que ya no es ni de lejos mayoría (aunque si el sector más coordinado de la comunidad).
    La ultraderecha de Miami dio su “canto de cisne”, tan desafinado y triste como la interpretación del pretendido “maestro del violín e hijo de un mártir”.
    Países como Panamá, Canadá, Turquía y Rusia, el voto parlamentario de la Unión Europea, cientos de importantes políticos y organizaciones dentro de los EE.UU., y por supuesto todo el pueblo de Cuba, rechazaron a la Acción Ejecutiva de Junio 16, apoyan y exigen el fin del Bloqueo. DT no ha recibido en cambio, apoyo alguno para la revisión de lo avanzado entre Cuba –EE.UU. desde diciembre del 2014.
    Muchos estadounidenses piensan que los EE.UU. ya tienen bastantes enemigos, no se necesitan más. El acuerdo con Arabia Saudita, un país que si tiene un record de los derechos humanos y falta de libertad y muchos otros ejemplos, desmiente el contenido “libertario” de las medidas de DT.
    Por parte del Gobierno cubano un extraordinario, serio y mesurado documento de respuesta. No menos brillante la conferencia de prensa del canciller cubano en Viena. Si la comparamos con el show del pasado viernes en Miami, lo de Bruno fue una lección de solidez, madurez y de refutación de cada una de las aseveraciones de DT y sus acólitos. Aclarar el punto de Bonifacio Haza, fue muy importante, entre otros acertados pasajes del canciller. Toda la diplomacia y prensa internacional pudo comparar la gran distancia en calidad y seriedad (no mencionemos veracidad, eso está más que claro) entre ambos mensajes.
    No creo se produzcan nuevas acciones contra Cuba de parte de DT, como romper relaciones diplomáticas, etc. Este paquete de medidas, es todo lo que puede esperar la ultraderecha de Miami por parte de Trump, ya el pretendido “Zeus” lanzó su rayo y su centella. Hay que esperar, naturalmente, como el autor menciona, la implementación de las medidas en los próximos meses.
    Estas acciones de DT, van a acelerar el fin del cruel Bloqueo, que antes del show de ayer, iba a morir de muerta natural después de una prolongada agonía. Trump et al., le quitaron la almohada debajo de la cabeza y ahora la desaparición de ese engendro va a ser más rápido y turbulento.

    Pienso que los dirigentes de la ultraderecha de Miami conocen bien, que con estas medidas no se puede ni de lejos tumbar a la revolución cubana o destruir el socialismo en la Isla. Lo principal que quieren los sectores anti-cubanos es sembrar el desánimo entre nuestros compatriotas, dentro y fuera de Cuba, que jóvenes profesionales piensen que las carencias no van a tener fin y se quieran ir del país, que los imaginarios “disidentes” se revuelvan, etc. Es decir, dificultar sádicamente la formación de una sociedad socialista próspera, sostenible y humana en Cuba, y el bienestar del pueblo.
    Fue un fracaso rotundo de Trump, sus adláteres y la ultraderecha de Miami, y como la aparición de un espectro anunciando el fin del cruel, ilegal y muy extendido Bloqueo contra Cuba..

  • alex dijo:

    Actualización de preguntas y respuestas de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro explica con 12 preguntas y respuestas los cambios de la política hacia Cuba anunciados por el presidente Donald Trump el viernes 16 de junio del 2017 en Miami.
    1 – ¿Cómo implementará OFAC los cambios al programa de sanciones a Cuba anunciados por el Presidente el 16 de junio de 2017? ¿Los cambios son efectivos inmediatamente?
    OFAC implementará los cambios específicos del Tesoro a través de enmiendas a sus Normas de Control de Activos Cubanos. El Departamento de Comercio llevará a cabo cualquier modificación en sus Reglamentos de Administración de Exportaciones. OFAC espera emitir sus modificaciones a las regulaciones en los próximos meses. Los cambios anunciados no entrarán en vigor hasta que se emitan los nuevos reglamentos.
    2 – ¿Qué son los viajes individuales people-to-people y cómo impacta el anuncio del presidente esta autorización de viaje?
    Los viajes people-to-people son viajes educativos que: (i) no involucran estudios académicos de una carrera; (ii) no tiene lugar bajo los auspicios de una organización que está sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos que patrocina esos intercambios para promover el contacto de pueblo a pueblo. El presidente instruyó al Tesoro emitir regulaciones que pondrán fin a los viajes people-to-people. Los cambios anunciados no surten efecto hasta que se emitan las nuevas regulaciones.
    3 – ¿Se autorizarán aún los viajes people-to-people en grupos?
    Sí. Los viajes people-to-people en grupos son viajes que no involucran estudios académicos de una carrera, y que se realizan bajo los auspicios de una organización sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos que patrocina esos intercambios para promover el contacto de pueblo a pueblo. Los viajeros que utilicen esta autorización de viaje deben mantener un programa completo de actividades educativas de intercambio dirigidas a fortalecer el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil en Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades, y que resultará en una interacción significativa entre el viajero y las personas en Cuba. Un empleado, consultor o agente del grupo debe acompañar al grupo para asegurarse que cada viajero mantiene el itinerario de las actividades de intercambio educativo.
    4 – ¿Cómo afectan los cambios anunciados por el presidente el 16 de junio del 2017 a los viajeros individuales people-to-people que ya han comenzado sus preparativos para viajar (como comprar pasajes aéreos, hoteles, o autos rentados)?
    Los cambios anunciados no entrarán en vigor hasta que OFAC emita las nuevas regulaciones. Si el viajero ya ha completado al menos una transacción relacionada con el viaje (tales como comprar un vuelo o reservar alojamiento) antes del anuncio del presidente del 16 de junio de 2017, todas las demás transacciones pendientes para ese viaje, ya sea este antes o después de las nuevas regulaciones que emita OFAC, serán autorizadas dentro de las normas vigentes hasta el 16 de junio del 2017.
    5 – ¿Cómo los cambios anunciados por el presidente el 16 de junio del 2017 afectan a otros viajeros ya autorizados cuyos planes de viajes a Cuba pueden incluir transacciones directas con entidades relacionadas con los militares, de inteligencia o servicios de seguridad?
    Los cambios anunciados no entrarán en vigor hasta que OFAC emita los nuevos reglamentos. En concordancia con el interés de la Administración de no afectar negativamente a los estadounidenses que han hecho planes para viajar legalmente a Cuba, cualquier viaje que incluya transacciones directas con entidades relacionadas con los militares cubanos, servicios de inteligencia o de seguridad que puedan estar implicados en la nueva política hacia Cuba, serán permitidos si dichos planes se iniciaron antes de la emisión de los próximos reglamentos de OFAC.
    6 – ¿Cómo afectan los cambios anunciados por el presidente el 16 de junio del 2017 a las empresas bajo la jurisdicción de los Estados Unidos que están involucradas en el mercado cubano y podrían realizar transacciones directas con entidades relacionadas con los militares cubanos, la inteligencia, o servicios de seguridad que podrían estar implicados en la nueva política hacia Cuba?
    Los cambios anunciados no entrarán en vigor hasta que OFAC emita los nuevos reglamentos. De acuerdo con el interés de la Administración de no afectar negativamente a las empresas estadounidenses por vincularse en oportunidades comerciales legales, cualquier vínculo comercial con Cuba que incluya transacciones directas con entidades relacionadas con los militares, la inteligencia o servicios de seguridad cubanos que puedan estar implicados en la nueva política hacia Cuba, se permitirán siempre y cuando dichos compromisos comerciales hayan sido implementados antes de la emisión de las próximas regulaciones.
    7 – ¿Afectará la nueva política cómo las personas bajo la jurisdicción de Estados Unidos puedan comprar sus pasajes aéreos para viajes autorizados a Cuba?
    No. La nueva política no afectará la manera en que las personas bajo la jurisdicción de Estados Unidos pueden comprar sus pasajes aéreos para viajar a Cuba conforme con las 12 categorías de viaje autorizadas.
    8 – ¿Puedo seguir enviando remesas autorizadas a Cuba?
    Sí. Los cambios de política anunciados no cambiarán las autorizaciones para el envío de remesas a Cuba. Además, los cambios anunciados incluyen una excepción que permitirá transacciones relacionadas con el envío, procesamiento y recepción de remesas autorizadas que de lo contrario se verían restringidas por la nueva política que limita las transacciones con ciertos militares cubanos identificados, la inteligencia o servicios de seguridad cubanos. Como resultado, las restricciones en ciertas transacciones en la nueva política hacia Cuba no limitarán la posibilidad de recibir remesas autorizadas.
    9 – ¿Cómo afecta la nueva política otros viajes autorizados a Cuba de personas bajo la jurisdicción de EEUU?
    La nueva política no cambiará las otras autorizaciones de viajes (que no son individuales de people-to-people). Después de la publicación de las nuevas regulaciones de OFAC, las transacciones de viaje efectuadas con entidades prohibidas por el Departamento de Estado generalmente no serán permitidas. Las nuevas regulaciones serán emitidas con orientaciones.
    10 – ¿Cómo afectará la nueva política las licencias específicas de OFAC existentes?
    Las próximas regulaciones serán prospectivas y por lo tanto no afectarán contratos y licencias existentes.
    11 – ¿Cómo sabrán las empresas estadounidenses si su contraparte cubana está afiliada con una entidad o subsidiaria prohibida?
    El Departamento de Estado publicará una lista de entidades con las cuales las transacciones directas generalmente no serán permitidas. Las nuevas regulaciones serán emitidas con orientaciones. Los cambios anunciados no surten efecto hasta que se emitan las nuevas regulaciones.
    12 – ¿Serán afectados los viajes a Cuba en cruceros o embarcaciones de pasajeros con la nueva política?
    Las personas bajo la jurisdicción de Estados Unidos podrán seguir viajando en cruceros o embarcaciones de pasajeros en viajes autorizados. Después de la publicación de las nuevas regulaciones de OFAC, las transacciones de viaje efectuadas con entidades prohibidas por el Departamento de Estado generalmente no serán permitidas. Las nuevas regulaciones serán emitidas con orientaciones.

  • Jorge Suárez dijo:

    Formidable el artículo y son muy interesantes los comentarios de José Lozano y José R Oro. Si el bloqueo apestaba antes, ahora el bloqueo apesta más… justamente por el maridaje de Trump con la camarilla miamense.
    Las personas que ni sabían del bloqueo pero que detestaban a Trump, a partir de ahora también van a detestar el bloqueo por analogía o concomitancia. ¿Gracias Trump por acelerar el derribo del bloqueo?

  • aobb dijo:

    yo lo que si se que el camino para la normalizacion total es largo y tendido, porque aun asi, los EE.UU deben pagar a Cuba por los daños de tantos años de BLOQUEO y esos son unos miles de millones de dolares

  • feg dijo:

    No es la primera vez que al intervenir en un debate debo ofrecer disculpas al auditorio por emitir criterios contra el consenso de los que ya han expresado sus opiniones, por lo que mis consideraciones pueden asumir matices de “terrorismo”, ante las idílicas expectativas sobre el fin del bloqueo.
    Aclaro que el bloqueo lo he sobrevivido íntegro desde su aborto legal el 7 de febrero de 1962 bajo la rúbrica de John F. Kennedy, aunque USA venía tomando medidas restrictivas desde los albores de la Revolución en 1959 y, a sabiendas que, según las normas internacionales de las que EEUU era firmante, el bloqueo era un acto prohibido y genocida, tuvieron que desengavetar la Ley de Comercio con el Enemigo (TWEA, por sus siglas en inglés), que había sido promulgada como medida de guerra en 1917 (en pleno apogeo de la Primera Guerra Mundial) para restringir el comercio con naciones consideradas hostiles, para aplicársela al pueblo díscolo que se atrevió a enfrentarlos.
    “¡Nación Hostil!”…un grupito de Islas, isletas y cayos de apenas unos 111 mil Km2, cerca de 5 millones de habitantes y con casi total dependencia de la extensa agrupación de territorios conquistados, comprados, anexionados, etc., etc., etc., llamados Estados Unidos de América, con 177 millones 830 mil habitantes en 1959 (más de 35 veces la población de Cuba) y una extensión territorial de 9 millones 826 675 km2 (más de 88 veces la superficie de nuestra patria…)Todo un “Goliat” armado hasta los dientes, principal beneficiario de la Segunda Guerra Mundial, con el Determinismo Geográfico de “América para los Americanos-es decir para los Estados Unidos-” insertado en su ADN imperial…
    No, Estados Unidos-su estructura de poder real- nunca va a aceptar la existencia de Cuba como la nación libre, soberana, solidaria, independiente y socialista que somos…, incluso cuando pueda desaparecer como Imperio Moderno, Fidel nos alertó que ni aún en esas circunstancias podíamos descuidar nuestra defensa.
    Nuestro Apóstol fue definitorio con la parábola de David y Goliat: la honda tiene que estar a mano de forma permanente, no fiarse de las aparentes contradicciones entre hienas, que en definitiva, es por ver quién traga más de los despojos de la víctima de turno, pues a la hora de volver a atacar lo coordinan y lo prevén todo milimétricamente.
    En otro momento el Héroe Nacional advirtió:
    “A un plan obedece nuestro enemigo: el de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan. Sin plan de resistencia no se puede vencer un plan de ataque.”
    Considero apropiado leer el artículo de Iroel Sánchez “Centrismo¨y ¨Tercera vía¨- ¿Sólo etiquetas?, para confirmar una vez más cómo actúa el Poder Hegemónico…
    Al anunciar en septiembre de 2010 la extensión de la Ley de Comercio con el Enemigo, que supone en la práctica la continuación del bloqueo a Cuba, el presidente de entonces, Barack Hussein Obama, lo justificó así:
    “la continuación de estas medidas referentes a Cuba conviene a los intereses nacionales de Estados Unidos.”
    Los cubanos seguimos fieles a la prédica martiana: “La libertad cuesta muy cara, y es necesario o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”
    saludos

  • Yandy López Cires dijo:

    Trump se troca con los pies, ahora junto a nosotros están los mismos americanos, la culminación del bloqueo es cuestión de tiempo pues el pueblo tiene más fuerza en la actualidad que las firmas en papeles.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arnold August

Arnold August

Periodista y conferencista canadiense, el autor de los libros Democracy in Cuba and the 1997–98 Elections y más recientemente, Cuba y sus vecinos: Democracia en movimiento, disponible en Cuba. En Twitter: @Arnold_August

Vea también