Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

“Ataques sónicos”: Nuevo estudio de la Universidad de Edimburgo aporta otro argumento importante

| 16 |

Universidad de Edimburgo. Foto: Archivo

Los estudios del 9 y 13 de octubre del 2018, son perfectamente oportunos. Aparece en un momento en que el Gobierno de Estados Unidos está elevando al máximo su retórica contra Cuba en general, y acerca de la votación en la ONU sobre el bloqueo. Dia 1 de noviembre, el Asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, John Bolton, dijo en una entrevista al Nuevo Herald a propósito de los “ataques sónicos:” “No se puede dañar a los estadounidenses en el extranjero sin asumir las consecuencias.”

Un artículo redactado por el autor de estas líneas fue publicado en Cubadebate el 23 de agosto de 2018 sobre la base de una entrevista exclusiva con uno de los científicos de la Universidad de Edimburgo que había refutado el informe científico de la Universidad de Pensilvania encargado por el Departamento de Estado norteamericano y publicado por el Journal of the American Medical Association (JAMA, por sus siglas en inglés).

Los científicos que firmaron el nuevo informe científico son Sergio Della Sala y Robert D. McIntosh, ambos docentes investigadores del departamento de Neurociencia Cognitiva Humana, Departamento de Psicología, de la Universidad de Edimburgo, en Edimburgo, Reino Unido. La entrevista se realizó en torno al informe científico publicado en la revista europea Journal of Neurology , informe este que encontró eco en los medios informativos dominantes, como el The Guardian (principal diario del Reino Unido).

En este informe científico afirman que el informe de la Universidad de Pensilvania “carece de rigor científico”, y lo estiman “no confiable” e “irracional”, palabras fuertes para académicos no motivados políticamente. La práctica normal de las pruebas cognitivas consiste en medir el rendimiento individual en comparación con el resto de la población. Y ¿cuál es la medida estándar aceptada por la profesión? Una persona debe obtener una puntuación de cinco por ciento en la parte inferior para ser considerada discapacitada. El umbral debe ser bajo para tener en cuenta una variedad de factores. Una muy pequeña proporción de la población se considera discapacitada.

Sin embargo, la Universidad de Pensilvania define el umbral en el 40 por ciento, lo que significa que cuatro de cada diez personas que toman la prueba presentarán ipso facto una “discapacidad”. Así, los científicos de Edimburgo concluyeron que “el 40 por ciento del umbral no es un detalle”.

El artículo publicado en Cubadebate concluye diciendo, —Hasta la fecha, la Universidad de Pensilvania nunca ha respondido a la cuestión específica del criterio del 40 por ciento, aun cuando una parte muy importante de las medidas de represalia del Departamento de Estado de Estados Unidos contra Cuba se basa en esa línea base de 40 por ciento.

Bueno, pues a raíz de ello la Universidad de Pensilvania se vio forzada a responder a la imputación escocesa. Sin embargo, los escoceses son persistentes. Dos otros especialistas en el campo se unieron para publicar un comentario y un editorial en la prestigiosa revista científica europea Cortex. Se trata de una revista internacional dedicada al estudio de la cognición y de la relación entre el sistema nervioso y los procesos mentales, en particular porque estos se reflejan en el comportamiento de los pacientes que presentan lesiones cerebrales, de voluntarios en buena salud, de niños que demuestran un desarrollo a la vez típico y atípico, y en la activación de las regiones y sistemas cerebrales según lo registrado por técnicas de neuroimagen funcional. La revista Cortex fue fundada en 1964 por Ennio De Renzi.

Además de los dos autores originales del comentario de la Universidad de Edimburgo, pioneros con el afán de verdad sobre la metodología dudosa, Roberto Cubelli del Departamento de Psicología y Ciencias Cognitivas, de la Universidad de Trento, en Rovereto, Italia,  y tres colaboradores estadounidenses Jason A. Kacmarski, de Psicología Ocupacional, Sección Asuntos para Veteranos, Sistema de Atención Sanitaria del Este de Colorado, Denver, Co, EE.UU. , Holly M. Miskey y Robert D. Shura , ambos miembros de la Línea de Servicio de Salud Mental y Ciencias del Comportamiento, del Centro Médico de Salisbury – Asuntos para Veteranos, en Salisbury, Carolina del Norte, EE. UU., todos publicaron sus opiniones respectivas.

El título del comentario publicado en Cortex lo dice todo:

“Síntomas cognitivos en el personal del gobierno de EE. UU. en Cuba:Cuando el remedio resulta peor que la enfermedad”

Los seis científicos reportan que han criticado enérgicamente estos métodos como métodos contradictorios en relación con cualquier práctica factual reconocida por la neuropsicología (Della Sala y Cubelli, 2018; Shura, Kacmarski, y Miskey, 2018), y con la lógica estadística (Della Sala y McIntosh, 2018). No sorprende que escriban que Swanson, el autor principal del cuestionado informe científico de la Universidad de Pensilvania publicado en JAMA y sus colegas hayan encontrado que los seis pacientes presentaban deficiencias: al usar el percentil 40, el 40 porciento de las personas fallará en cada prueba y las posibilidades de que alguien pase las 37 pruebas sin que se le diagnostique una deficiencia son ínfimas.

De manera que Swanson y sus colegas acabaron por replicar a la refutación de la Universidad de Edimburgo. Sin embargo, algo que sorprende a los seis científicos es que, en su comentario, los autores del informe científico publicado en JAMA no defendieron su elección idiosincrásica de un umbral definido con percentil 40, pero dieron a entender que utilizaron algún otro criterio.

A lo cual, quizás de manera irónica, los escoceses y estadounidenses escriben que no están seguros de lo que significa esa afirmación confusa y ambigua. Se preguntan en voz alta, tras haber considerado brevemente las dos interpretaciones, cómo es que ambas son posibles, ya que cada una de ellas es problemática.

Escriben:

“Hay un antiguo proverbio en dialecto veneciano que dice: Xe pèso el tacòn del buso, que dicho en otras palabras alude al hecho de que — a veces el remedio resulta peor que la enfermedad”.

Los autores del comentario de Cortex no están convencidos en lo más mínimo de la réplica de la Universidad de Pensilvania. En este asunto turbio solo dos cosas quedan claras: que el criterio crucial para la deficiencia cognitiva se definió erróneamente en el documento original, y que los datos neuropsicológicos presentados no apoyan la conclusión de que lo ocurrido en Cuba dio lugar a una regresión cognitiva persistente.

El consejo editorial de Ortex señala una cuestión moral de gran importancia que incumbe al mundo extra muro y a los medios de comunicación. Hace referencia a dos afirmaciones contradictorias publicadas en JAMA que carecen de fundamentos científicos.

El consejo editorial de Cortex se centra sobre la cuestión más contundente del asunto, la de cómo fue posible publicar tales afirmaciones contradictorias, sobre todo en una revista de la reputación y envergadura de la JAMA. Proclama que el hecho de permitir que esas explicaciones confusas y contradictorias sobre la metodología y el análisis no sean cuestionadas es un hecho contrario a la razón. Y es precisamente por ello que el consejo editorial de Cortex merece un aplauso, ya que expone la necesidad de rendir cuentas al público, pues pasar ese acto por desapercibido representaría un camino resbaladizo para la ciencia y uno peligroso para la sociedad en general. Afirmar que hay deficiencias cognitivas sin que la conclusión esté apoyada por un modelo de evaluación riguroso invita a una cobertura por parte de los medios de comunicación que puede conducir a la desinformación del público sobre el carácter del fenómeno en cuestión.

El Consejo Editorial de Cortex concluye llamando la atención de los neuropsicólogos y de los miembros de la comunidad científica en general sobre este caso, el cual apunta hacia la importancia de los métodos apropiados de evaluación neuropsicológica por lo que tiene como implicaciones que van más allá de la disciplina específica. Es de esperarse que la comunidad científica internacional extienda esta respuesta y se sirva de este caso para mostrar la naturaleza arbitraria del Gobierno de EE.UU. contra su propia Embajada en la Habana, así como contra la Misión Cubana en Washington, DC.

Los seis científicos apropiada y públicamente se pronuncian contra la aberración, por lo que los autores del documento publicado en JAMA debieran ahora o publicar un errata oficial para explicar sus métodos reales de manera clara y sin ambigüedades, o bien retirar el documento original.

¿Lo harán? ¿Cuál será la reacción del Departamento de Estado de EE.UU. ante esta reciente  refutación científica?

  • Referencias del comentario:
    Della Sala, S., y Cubelli, R. (2018). Los supuestos “ataques sónicos” apoyados por mala neuropsicología [Alleged “sonic attack” supported by poor Neuropsychology]. Cortex, 103, 387-388.
  • Della Sala, S., y McIntosh, R.D. (2018). Deficiencias cognitivas que todo el mundo tiene [Cognitive impairments that everybody has]. Journal of Neurology, 265 (7), 1706–1707.
  • En prensa en Cortex.
  • El editorial publicado por el Consejo editorial de Cortex, firmado por el Consejo editorial de Cortex con el título: “Responsabilidad de los Neuropsicólogos: El caso del Ataque Sónico”

Referencias del Consejo Editorial de Cortex publicadas en Cortex:

  • Della Sala, S., McIntosh, R.D., Cubelli, R., Kacmarskic, J.A., Miskey, H.M. y Shura, R.D. (2018). Síntomas cognitivos en el personal del gobierno de los Estados Unidos en Cuba: Cuando el remedio resulta peor que la enfermedad [The mending is worse than the hole]. Cortex, este volumen.
  • Hampton, S., Swanson, R.L., y Smith, D.H. (2018). En respuesta: Síntomas neurológicos en el personal del gobierno de los Estados Unidos en Cuba [In Reply: Neurological Symptoms in US Government Personnel in Cuba]. JAMA, 320 (6), 604-605.
  • Swanson, R.L., II, Hampton, S., Green-McKenzie, J., Díaz-Arrastia, R., Grady, M.S., Verma, R. y otros. (2018). Manifestaciones neurológicas entre el personal del gobierno de los Estados Unidos que informan sobre fenómenos sensoriales y de dirección direccionales en La Habana, Cuba [Neurological manifestations among US government personnel reporting directional audible and sensory phenomena in Havana, Cuba]. JAMA, 319 (11), 1125-1133.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El Fiscal dijo:

    Bueno después de leer el articulo 3 veces lo entendí pero no lo comprendí.

    • rolo dijo:

      claro, no es tu culpa, eres fiscal

  • GAM dijo:

    JAMA ha perdido credibilidad ante sus seguidores, por su irresponsabilidad, o simplemente nos tenía engañados: ¡Abrid bien los ojos ante los artículos de revistas internacionales!

    • Arnold August dijo:

      Sobre todo un estudio y un artículo solicitados por el Departamento de Estado de los EEUU.

  • Tavonu dijo:

    No creo que debieramos considerar este asunto “sonoro o sonado” como algo baladí o una simple algarabía mediatica de nuestros caricaturescos vecinos. Tampoco quiero parecer apocaliptico, pero no quiero pecar de ingenuo. En la historia más reciente sobran los casos; antes de la lluvia de bombas y la consiguiente posterior invasión para derrocar un gobierno siempre hay una campaña mediatica para crear estados de opinión favorables a la justificación de este tipo de acciones, tanto para el público interno ,como para la opinión pública mundial.Aquí no les vale el pretexto de las armas nucleares o quimicas(nadie les creería), tampoco podemos lanzar un gollejo que caiga más allá de nuestras aguas territoriales por lo que todos saben que no somos una amenaza militar para su seguridad. Solo les queda intentarlo con estos cuentos absurdos a ver si convencen a algún ingenuo. Mañana las bombas pueden estar cayendo aquí, quizas ese sea el plan, solo que no madura como ellos quieren. Vemos las noticias y tendemos a creer que eso siempre les pasa a otros , que siempre seremos espectadores de las desgracias ajenas. En ese contexto cualquier esfuerzo que se haga para refutar tal mentira nunca está de más.

  • rolo dijo:

    foristas, ese tema es de risa. primero habria que preguntar, quien ha visto un arma sonica?, que cosa es un arma sonica?, como es un arma sonica?, quien tiene un arma sonica?, todo aquel que haya ido a la escuela, sabe que el sonido como onda, se esparce por el medio ambiente sin control, que se precibe por todo el que este presente, y que afecta a todo el que este a su alcance, no es posible dirigir una onda sonora para nadie en particular, ademas con que objetivo se usaria algo asi con diplomaticos narteamericanos?, es todo absurdo, solo para crear conjeturas y mediatismo en contra de cuba

  • Adrián dijo:

    En resumen..que los de la U. de Pennsylvania trataron de justificar la invención de los ataques sónicos, los de Edimburgo los refutaron por utilizar una (muy) mala metodología, los de Pensylvania trataron de arreglar el asunto pero ni siquiera se refirieron a su mala metodología, dejando entrever que en realidad usaron otra cosa…y la gente de Edimburgo y la revista Cortex creen que la revista JAMA, donde los cientificos de la universidad norteamericana publicaron originalmente su “estudio”…debería rectificar lo que publicaron.

  • Moises dijo:

    Se le van cerrando las puertas a la acusación de ” los ataques sónicos” a los funcionarios de la Emb de los EUA en Cuba,

  • tony dijo:

    Pudieran poner el aticulo en ESPAÑOL, no entendí nada

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Tony, no creo que sea u problema de idiomas, es que es un tema cientifico que conlleva cierta rigurosidad terminologica. El centro del problema es que la revista de JAMA se ha prestado para publicaciones insustanciadas que han sido refutadas por otrs cientifcios como los escoceses.

      • Arnold August dijo:

        Gracias José por aclarar. EEUU utiliza científicos contra Cuba, por lo tanto nosotros tenemos que difundir los estudios de verdaderos científicos para defender Cuba y la verdad. De allí, la necesidad de términos científicos que a veces sin un poco difícil entender. Soy de los que creen que no sea suficiente de “denunciar” EEUU, necesitamos pruebas
        científicos. Es evidente que los citados en el artículo y su preocupación por la desinformación que, como dicen, pueda ir más allá de la Ciencia. Pienso que esos académicos tienen en su mente la agresividad de Washington contra Cuba, que ya hay nada que. ver con la ciencia como tal. Es politico.

        Tengo mucha admiración para esos científicos que ponen en primero plano la sociedad y La Paz antes de su carrera y bolsas. Por otro lado, los de Pensilvania son pagados por el Departamento de Estado, eso es público. No es una invención mía.

  • arthur dijo:

    No sigan dandole propaganda al tema que provoca mas temor en el exterior, si los ataques fueron falsos las enfermedades tambien son falsas. Es tan dificil entender que toda la campaña persigue el objetivo de sembrar el panico entre los posibles visitantes a Cuba? cada vez que publicamos algo al respecto, mantenemos viva la mentira. Por favor no caigan en la trampa. Todo es falso, silencien la noticia como hacen los yanquis cuando quieren que algo no camine. saludos.

    • Arnold August dijo:

      Estimado Arthur,
      Te entiendo perfectamente, gracias. No obstante en este caso los medios internacionales son los quienes son los portavoces de Washington y presentan ayuda al gobierno estadounidense.

      Por ejemplo en las palabras de John Bolton citadas en principio del artículo, es la periodista del Herald de Miami quien preguntó a Bolton su opinión sobre los sonidos, lo que hizo porsuesto.

      Creo que no tenemos otra alternativa conestar.

  • Carlota dijo:

    Los medios de comunicacion al servicio de los ricos y los poderosos en los Estados Unidos se han caracterizado por no ser muy dados a regirse por verdades cientificas o no, sino simplemente por lo que le pagan por sus opiniones y comentarios, mientras mas alto es el pago mas alto e irresponsable la publicacion, ejemplo de ello es este articulo que destruye con pruebas cientificas y argumentadas las de un conocido y supuestamente prestigiosa organizacion gringa, sobre los supuestos ataques sonicos de Cuba contra los senores dplomaticos gringos en la Habana.

    La situacion creada artificialmente por la actual administracion norteamericana no tiene algo de raro y no esperado, es la reaccion de los que, desde una posicion de fuerza y poder real y articificial al mismo tiempo, quieren retrotraer la historia de Cuba y su revolucion a la epoca de la republica bananera que existio en la Isla de Cuba en los anos de 1902 a 1958, como estan haciendo en Argentina, Brasil con la eleccion de un verdadero facista de pacotilla, que mediante un fraude electoral de marca norteamericana, tomo el poder para decirle a su amo y senor, el senor Trump– Jefe aqui estamos para llevar el pais por la via de la maxima explotacion de nuestros recursos y al mismo tiempo para que sus empresas transnacionales se lleven a ese pais del norte revuelto y brutal todas las ganancias y el pueblo brasileno viva en la miseria, el hambre, la represion y el retrogrado sistema facista-capitalista que hoy se ha impuesto por la fuerza de la jurisprudencia y los gringos en ese hermano pais, tenemos tambien a Colombia, con otro facista de marca mayor que esta haciendo lo posible por atacar al hermano pueblo de Venezuela por ordenes de su jefe maximo, el senor de la Casa Blanca, pero sabiendo que una vez que cometan ese error, la pradera se incendiara y no habra bomberos en el mundo para apagarla y solo se extinguiira cuando los gobiernos titeres, facistas y neoliberales existentes hayan desaparecidos para siempre de nuestras tierras de america y el caribe.

    El valor del pueblo cubano y su resistencia ante el bloqueo, que algunos en la Isla dudan, que sea el causante de nuestros mayores males, repito la resistencia del pueblo cubano y su valor ante las arremetidas del Gobierno de los Estados Unidos sera lo que dara al traste, mas temprano que tarde con todos estos tragines de viejas chismosas y criminales que hoy dominan en parte del actual mundo.

    No importa que los contra lloren y griten, el pueblo cubano continuara con su revolucion socialista, marxista, martiana, fidelista y guevariana, pues la justicia y la verdad siempre han estado y estaran de nuestra parte, no somos perfectos, ninguna obra humana lo ha sido y lo sera hasta tanto no desaparezca el capitalismo que hoy sufrimos todos los seres humanos en este bello mundo, que debemos proteger, cuidar y exigir que se proteja por todos los medios posibles, es nuestro hogar no solo el de los facistas y criminales.

    Gracias por publicar este comentario y apoyar a Cubadeta en su lucha contra la corrupcion, el robo, el trapicheo, el trafico de influencias y la burocracia contrarrevolucionaria, aliada de los mercenarios al servicio de una potencia extranjera.

  • Jose R. Oro dijo:

    Profundo e importante articulo del destacado intelectual Arnold August, al que felicito de todo corazón, por su talento y claridad de expresión. Está claro que todo este asunto de los imaginarios “ataques sónicos” no es solo una falsedad, sino algo montado expresamente para intimidar y sancionar injustamente a Cuba. Digo intimidar porque pienso que una de las razones esenciales de este y otros actos inamistosos de los EE.UU. contra Cuba (además de buscar votos en Miami) es tratar de que Cuba no le de apoyo al gobierno Bolivariano de Venezuela, lo que es completamente absurdo, pero así trabaja el núcleo de poder estadounidense, mucho “hubris”, se creen que lo pueden todo.

    • Preocupao dijo:

      Yo diría que más bien el objetivo ha sido el de servir una excusa para justificar el hacer retroceder lo que se haya avanzado en el tema del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. De alguna manera había que justificar la movida, y una agresión al personal diplomático, sobre todo si es tan rocambolesca como esta, fue la excusa que encontraron. Si se habla de un ataque con bomba, hay que mostrar el edificio en llamas y con el boquete. Si apuñalaron o tirotearon a los diplomáticos, hay que mostrar los impactos de bala o las heridas, o el féretro con el difunto dentro. Pero un ataque sónico… mmm eso es más esotérico y mucho más fácil de usar como embuste, y más difícil de rebatir, y el destinatario común solo le queda creerlo o no en base a si cree o no al portador de la noticia.
      Vamos, que la hipótesis que manejan los yanquis no es un imposible total, aunque para la mayoría de nosotros es absurda y francamente contraria a los intereses nacionales. Si un grupo de individuos en las altas esferas del gobierno, o de los círculos militares o de inteligencia ve con malos ojos el acercamiento entre las naciones, una buena manera de torpedear ese acercamento es hacerle una trastada a los diplomáticos norteamericanos. Que existan personas con medios y poder para operar contra los intereses nacionales y que lo llevaran a vías de hecho, ya ha sucedido. Remember Causa 1 y 2 de 1989.
      A fin de cuentas, al norteamericano común este tema no le interesa mucho, usted mismo nos cuenta que le ha preguntado a varios de ellos y unos le dijeron que no tenían idea sobre el tema, y otros creían que Obama había levantado el bloqueo. Además, ¿quién, siendo un ciudadano común, se pone a hacer una investigación sobre este asunto? Si se lo dice el gobierno a través de la maquinaria propagandística, dirá: ah bueno! y seguirá en lo suyo y no cuestionará el proceder de los políticos, precisamente lo que se quiere y necesita en Washington.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arnold August

Arnold August

Escritor y periodista canadiense. Libros: Democracy in Cuba and the 1997-98 Elections. Editorial José Martí, La Habana, 1999; Cuba y sus vecinos: democracia en movimiento. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2014. Relaciones Cuba–EE.UU. ¿Qué ha cambiado? Editorial Oriente, 2018. En twitter: @Arnold_August

Vea también