Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Para que no se vulneren los derechos: Protección al consumidor

| 403

El pasado cuatro de mayo la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 26 publicó la Resolución No. 54, dirigida a las personas naturales y jurídicas que realizan actividades de comercio interior, en pos de proteger los  derechos de los consumidores. Sobre la implementación de este texto, que precisa respetarse en su letra y espíritu, Cubadebate te invita a que compartas tu opinión o inquietud a través de nuestro Foro Debate.

La génesis

Al intervenir en la Mesa Redonda, Nancy Valdés Jiménez, vicetitular del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), reiteró que se trata de una resolución transitoria, toda vez que se pretende aprobar una política que paute las estrategias a seguir en todos los servicios que recibe la población, y cuya expresión jurídica será la futura Ley de Protección al Consumidor.

La nueva norma establece las indicaciones para la organización y ejecución de la protección al consumidor en el sistema de comercio interno, e involucra a los actores relacionados con la venta de mercancías, servicios técnicos y personales, así como gastronomía y alojamiento, independientemente de su subordinación o no al MINCIN.

Tal y como se lee en el documento -dijo la viceministra- el objetivo es organizar las legislaciones existentes sobre este tema para actualizar y unificar los modos de hacer, teniendo en cuenta los cambios en el escenario económico del país, incluido el auge de formas no estatales de gestión. Recordó que las anteriores normativas aparecieron antes del Periodo Especial, cuando incluso no había ni mercados en divisas.

De acuerdo con Valdés Jiménez, en los últimos tiempos se ha generado un alto número de quejas por insatisfacción con productos y servicios, debido fundamentalmente a violaciones del reglamento disciplinario y de leyes establecidas en el país. Reconoció que los descontentos están dados, a su vez, por las propias tensiones que padece el comercio cubano.

Tal situación originó la aparición de la Resolución No. 54, que aunque solo comprenda las actividades de comercio interior, sus fundamentos son válidos para cualquier servicio, subrayó la vicetitular.

Cinco meses después…

Yalina Garbey Rivera, al frente de la dirección de Protección al Consumidor del MINCIN,  explicó que tras la aprobación de la norma fueron capacitados los principales actores del comercio minorista y los proveedores nacionales. La filosofía queda clara, “los derechos de los consumidores hay que garantizarlos en toda la cadena de comercialización”, insistió.

En este periodo se han realizado acciones de control para verificar cómo se ha avanzado en la comprensión y puesta en práctica de la legislación. Según Garbey Rivera, ha estado en la mira comprobar los nuevos sistemas de trabajo, con el propósito de evitar que la norma quede en “letra muerta”.

Esas inspecciones, desarrolladas en varias provincias, arrojaron que se avanza en el diseño de los métodos de gestión. “Los trabajadores conocen la norma y dominan qué deben garantizar en su establecimiento. Se ha notado un cambio en el servicio”, argumentó la directiva.

Los cambios también se constatan por el incremento del número de las quejas. “Si bien esto parece contradictorio, lo consideramos positivo, pues evidencia que las personas reconocen sus derechos, lo cual nos permite detectar los problemas y los lugares donde se suscitan para adoptar las medidas correspondientes”, abundó.

Garbey Rivera comentó que anteriormente las inconformidades estaban asociadas en su mayoría al maltrato de los trabajadores del comercio hacia los consumidores. En la actualidad, aun cuando se visualizan algunos casos, predomina el tema de la presencia de determinados productos en el mercado, tema que está sujeto a factores objetivos y que se ve agravado por el incumplimiento de las normas de regulación, cuando el producto se encuentra deficitario.

En palabras de la especialista, la implementación de la Resolución No. 54 ha posibilitado, además, perfeccionar otras políticas que en ocasiones impiden la prestación de un servicio ágil y de calidad.

Recalcó la importancia de que los consumidores siempre denuncien las violaciones a sus derechos. Como primer paso se recomienda acudir a la administración, titular del negocio o presidente de la cooperativa del lugar donde se produce la insatisfacción. Aunque existen otras instancias, ellos son los principales responsables de ofrecer una respuesta ágil, acotó.

Qué ha pasado en La Habana

Maricel Rojas Pino, especialista de Protección al Consumidor de la Unión de Comercio y Gastronomía de La Habana, comentó que tras la autorización de la nueva norma y en saludo también al 500 aniversario de la capital, se han reanimado varias unidades. De manera intencionada se trabaja en la entrega de equipos de medición y refrigeración, debilidades aún presentes en los comercios.

A la par, los trabajadores solicitan más los cursos acerca de la ética, calidad en los servicios, inocuidad de los productos, entre otros temas relacionados con la protección al consumidor.

En La Habana las quejas están suscitadas, fundamentalmente, por las carencias en la información al cliente, según añadió Rojas Pino.

Insistió en que las formas no estatales, arrendadas a unidades pertenecientes a la Unión de Comercio y Gastronomía, también tienen que cumplir los nuevos requerimientos. Y que en pos de la cultura del buen servir, en los comercios ya se perfeccionan las maneras de atender, por ejemplo, las compensaciones y facilidades de compra.

Al interior de las tiendas

Al comentar sobre el impacto de las nuevas medidas a favor de los consumidores, Yamilé Álvarez Tejo, Jefa del Departamento Comercial de la dirección de Mercadotecnia de la Cadena de Tiendas Caribe afirmó que las normativas vigentes no hacen más que reforzar la necesidad de brindar servicios de mayor calidad en cada establecimiento comercial.

“Para hacer efectiva la reglamentación se impartió un grupo de talleres a los más de 20 mil trabajadores con lo que cuenta la Cadena. Era necesario llegar a la fibra de cada uno para que realmente se viera el cambio en la prestación de los servicios. A la par se trabaja en el fortalecimiento de la imagen comunicacional de la empresa para lograr un mayor vínculo con nuestros clientes”, agregó.

Entre las principales quejas que persisten en la población- reconoció- está la garantía comercial, cuestión que comprende “a todos los productos que se oferten en nuestras tiendas. Cuando el cliente reclame debe ser compensado por los daños causados; de no suceder así, es por el mal actuar de algún dependiente o directivo”, afirmó.

Álvarez Tejo puntualizó que otro de los asuntos priorizados es la reparación y mantenimiento de los locales, así como la modernización de los implementos tecnológicos.

Recalcó además que la disciplina de los cajeros- dependientes no solo tiene que ver con su formación, sino con la dirección de cada entidad. “Además de los problemas que tenemos con la fluctuación del personal y su preparación, reconocemos que no en todos los lugares existen administrativos con la idoneidad requerida, apreciándose muchas veces falta de exigencia e indiferencia entre lo mal hecho. Muchas veces no se tiene esa cultura del buen servir”.

Más adelante señaló que la venta de productos a los trabajadores por cuenta propia o cooperativas se realiza de manera normal entre tanto no afecte la disponibilidad de mercancías de la tienda. “Se debe tener en cuenta la no existencia de un mercado mayorista y mientras no se perjudiquen los clientes se realiza el negocio. No obstante, si es un producto sensible o básico para la población sí existen medidas para regularlo”.

Poner al agromercado en la pesa

Otro de los puntos neurálgicos si de protección al consumidor se trata son los mercados agropecuarios. Sobre este tema, Jorge Félix González Barreto, Director de comercialización de la Unión de Acopio dijo que una de las principales deudas es la contratación por calidades de los productos, de manera que se puedan ofrecer alimentos de mejor característica.

“La población señala el trato inadecuado, la falta de información, la desactualización y violación de los horarios de servicio o la alteración de los precios de ventas oficiales”, detalló.

Otro de los factores que atenta contra el buen servicio en este sector es el empleo de pesas mecánicas, de mucha menor efectividad que las digitales; así como la dispersión del metraje.

“La Unión de Acopio ha insistido que en la cadena de comercialización se logre que el precio, la calidad y la cantidad sea lo que permita una buena atención al consumidor”, concluyó el Director de comercialización de la Unión de Acopio.

En video, el programa

Se han publicado 403 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • HILDA C RODRIGUEZ dijo:

    el camino del infierno esta empedrado de buenas intenciones
    no basta con n0rmativas, orientaciones, cursos, si la honestidad y el respeto al pueblo e aplastan por los que estan tu a y a esos no los ven de arriba, pero los sufimos los de abajo

Se han publicado 403 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda y del sitio web Cubadebate. En Twitter: @OscarFigueredoR

Lissett Izquierdo Ferrer

Lissett Izquierdo Ferrer

Periodista de Cubadebate. Graduada en la Universidad de La Habana (2014). Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias del 2011 hasta septiembre de 2018.

Adán Iglesias Toledo

Adán Iglesias Toledo

Reconocido caricaturista cubano. Director de la publicación humorística DDT.

Vea también