Apuntes del cartulario  »

| 6

¿Qué Habana deslumbró a Daniel Santos en los años 40? La Habana de los cabarets fabulosos y las mujeres exóticas. Las calles comerciales de la ciudad con sus veinte kilómetros de vidrieras… La Habana de Esther Borja de Miguelito Valdés y Panchito Riset. Una Habana que podía contar con un público exigente para cada uno de sus espectáculos artísticos.

Apuntes del cartulario  »

| 17

La derrota molestó extraordinariamente a Marshall. Declaró que no podía considerarse a un cubano como Campeón de EE UU. Capablanca respondió: “EE.UU. no es más que una parte del continente. Yo soy el Campeón de las Américas”. Título que, por supuesto, no existía pero con el que el maestro cubano quiso reivindicar una cultura y una identidad.

Apuntes del cartulario  »

| 9

El 8 de septiembre de 1934, se incendiaba el “Morro Castle”. Era un crucero de 11 mil 300 toneladas de desplazamiento y 503 pies de eslora, propiedad de la naviera Ward Line. Como toda embarcación de su género disponía de espaciosos restaurantes, tiendas, salones y cámaras de varias clases y camarotes de lujo. El día fatal cubría la ruta Habana-Nueva York.

Apuntes del cartulario  »

| 36

Al ex primer ministro británico Winston Churchill se le dio en Cuba, en 1946, trato de jefe de gobierno, y el Hotel Nacional le reservó, por supuesto, el Apartamento de la República, que se destinaba para los huéspedes oficiales más distinguidos. Durante la Segunda Guerra Mundial la prensa había hecho habitual su imagen de abuelo bonachón e implacable a la vez.

Apuntes del cartulario  »

| 9

La cosa pareció nivelarse hasta la mañana en que María sorprendió al capitán en íntimo coloquio con Cándida frente a la iglesia de San Agustín. Al verla, él se escurrió como pudo, pero la muchacha, desafiante, enfrentó a la Rojas y la miró de arriba abajo antes de volverle la espalda. Exclamó entonces para que todos la oyeran: -¡Qué fea es la señorita! »

Apuntes del cartulario  »

| 3

Un ayudante de campo leyó la nota a Polavieja. El gobernador, que se enteraba así de la muerte de su hermano, exclamó: “¡Qué cosas las de este Gabriel! ¡Elegir este día para morirse!”. Ordenó que destruyesen la imprenta donde veía la luz el periódico en cuestión y llevasen al redactor a su presencia para imponerle el castigo merecido.

Apuntes del cartulario  »

| 6 |

Aquella mañana de 1871, el arquitecto Calixto de Loira, autor del proyecto de la necrópolis de Colón y designado director ejecutivo de su construcción, sostenía un cajón del que Romualdo Crespo, capitán general interino, extraía con una cuchara de plata la mezcla que depositaba en un hueco antes de colocar encima la piedra sobre la que dio repetidos golpes.

Apuntes del cartulario  »

| 11 |
Apuntes del cartulario: Cara triste, corazón contento

Cuando Manuel Salamanca y Negrete se hizo cargo de la Capitanía General en 1889, prometió que acabaría con el bandidismo en Cuba. A lo largo de su vida política, había sobresalido por su competencia y honradez. El día de su llegada a La Habana, los habaneros desbordaron las calles para recibir al hombre que, pensaban, pondría fin a los males que aquejaban al país.

Apuntes del cartulario  »

| 13

En Cuba, antes de 1959, cuando se hablaba de la segunda posición de la república se aludía a la alcaldía de La Habana, no a la vicepresidencia de la nación. Si hubo 19 mandatarios, alguno de los cuales -Grau, Batista- ocuparon la presidencia en más de una ocasión, y otros -Estrada Palma, Menocal, Machado- lo fueron por más de un periodo consecutivo, los vice sumaron solo doce.

Apuntes del cartulario  »

| 6 |

Cuando se habla en Cuba de desastres marítimos vienen enseguida a la mente los nombres del Valbanera y del Morro Castle. Luego, en un alarde de memoria, no es raro que se mencione la tragedia del crucero español Sánchez Barcaíztegui, embestido por el vapor Mortera, en la noche del 18 de septiembre de 1895. Los tres sucesos dejaron un número cuantioso de víctimas. El Valbanera se hundió con 488 personas a bordo, de las ninguna logró sobrevivir.

Apuntes del cartulario  »

| 21

Entre los 128 gobernadores que rigieron los destinos de Cuba entre 1511 y 1899 hay nombres más familiares que otros, pero la mayoría de ellos nada dicen  hoy. Todos dejaron su huella en el horror de la Colonia. Con Antonio Chávez (1546) se fomentó en Cuba el primer ingenio azucarero, y con Manuel de Rojas llegaron los primeros esclavos africanos.

Apuntes del cartulario  »

| 18 |

Esta es una historia espeluznante. En mayo de 1939 más de 900 judíos que arribaron al puerto de La Habana a bordo del buque San Luis, procedente de la Alemania nazi, se vieron impedidos de desembarcar pese a que todos contaban con la autorización pertinente para hacerlo, un llamado permiso de desembarco por el que pagaron un mínimo de 150 dólares.

Destacadas