Apuntes del cartulario  »

| 9

En 1949 Goar Mestre, propietario del Circuito CMQ, anunció que en un plazo de tres años su empresa comenzaría a operar la televisión en Cuba. Pero al año siguiente otras figuras del medio radial manifestaron el mismo propósito: Gaspar Pumarejo, de Unión Radio, y Amado Trinidad, de la RHC Cadena Azul, que hablaba de traer la TV en colores.

Especiales, Cultura  »

| 2

Fue un maestro de métodos originales que hizo de su aula en la Sierra un espacio para un experimento de teatro. Impartía las clases de Historia valiéndose de muñecos que él mismo confeccionaba con güiras y semillas de la montaña, y los niños perfeccionaban la gramática y la ortografía escribiendo pequeñas piezas teatrales que llevaban al escenario.

Apuntes del cartulario  »

| 27

Cuando yo era niño ---hace, ponga el lector, sesenta años--- un velorio era todavía un velorio. Un acto revestido de solemnidad aunque no faltase en ninguno de ellos el chistoso de guardia a quien los reunidos escuchaban sus pujos a falta de algo más interesante. Entonces, tan pronto se conocía la muerte de un conocido, amigos y vecinos se aprestaban a “cumplir” con el difunto.

Apuntes del cartulario  »

| 11 |

Fue el capitán general Felipe de Fons de Viela, Marqués de la Torre, quien tuvo la iniciativa de dotar a La Habana de su primer paseo. Alrededor de 1770, el Marqués de la Torre, a quien se considera nuestro primer urbanista, hizo posible que la capital de la isla contara con un paseo digno de la importancia que iba ya alcanzando como ciudad.

Apuntes del cartulario  »

| 35

Entre finales del siglo XIX y comienzos del XX van a producirse variaciones en el perfil ocupacional de los chinos asentados en Cuba. Crece en ese periodo el número de chinos carboneros, verduleros, vendedores ambulantes, dependientes de comercio, lavanderos. En 1927 funcionaban en La Habana 358 lavanderías de chinos.

Apuntes del cartulario  »

| 1

La palabra “brava” para aludir a aquello que se impone a otro o a otros por la fuerza, es un cubanismo. Bien temprano apareció el término “brava” en el vocabulario electoral. Daba la “brava” en unas elecciones el gobierno que, sin respetar el resultado de los comicios, hacía “el cambiazo” –otro término asociado--- de votos a favor de su candidato.

Apuntes del cartulario  »

| 16

Las cosas iban de mal en peor. La ilusión que surgió, espontánea, una noche en la academia de baile “Galatea”, se diluía en el fardo pesado de la vida en común, y en él no quedaba ya más que la atracción casi salvaje que lo mantenía atado a ella. A René Hidalgo seguía gustándole Celia Margarita Mena. Por eso se endemoniaba con aquella sonrisa suya.

Apuntes del cartulario  »

| 22

Lobo, a quien apodaban “el zar del azúcar”, presumía de modesto y, aunque nadie se lo creyera, afirmaba que los únicos millones que poseía estaban en sus glóbulos rojos. Era un hombre de una cicatería espantosa, como se desprende de lo que contaré. Sucede que en agosto de 1946 Lobo fue víctima de un atentado que lo puso al filo de la muerte.

Apuntes del cartulario  »

| 32

En Cuba, hasta 1959, la victrola formó parte del paisaje. Las había en los bares, los cafés, los prostíbulos, ¡las bodegas! Eran, dice el musicógrafo Cristóbal Díaz Ayala, “el medio más efectivo para lograr que la música grabada reflejase realmente las preferencias del público que decidía lo que quería oír, y votaba con su dinero por sus preferidos”.

Apuntes del cartulario  »

| 11

¿Escuchó usted hablar alguna vez sobre el hotel Miramar? Se erigía en una de las mejores esquinas de La Habana, en Malecón esquina a Prado, y fue muy famoso durante los años iniciales de la República. Su propietaria, Pilar Somohano, lo era asimismo del Telégrafo. No es mucho lo que se conserva acerca de la historia del hotel Miramar.

Apuntes del cartulario  »

| 4

Imaginen cómo andarían las cosas en Cuba que en 1695, el general de galeones Diego de Córdova y Laso de la Vega tuvo que desembolsar 14 000 pesos o escudos de plata y depositar una fianza de otros 16 500 para que el rey de España lo nombrase gobernador de la colonia. Tendría que apretar el paso para recuperar su inversión. Y lo hizo.

Apuntes del cartulario  »

| 35 |

La gente del interior venía a La Habana y no quería volverse a su tierra sin visitar el Capitolio. El que podía, se fotografiaba con el Capitolio al fondo como testimonio imbatible de su estancia en la capital. Lo mismo hacían los extranjeros que visitaban la Isla.

Destacadas