Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Lobo, el rey de La Habana

| 73

Julio Lobo. Foto: ABC.

Se publicó en EE.UU. una biografía de Julio Lobo. Se titula The Sugar King of Havana y su autor es John Paul Rathbone. Dedicaremos el espacio de hoy a este personaje. Fue la gran figura de la burguesía cubana.

Lobo nació en Venezuela y fue traído a La Habana cuando apenas tenía un año de edad. Su padre comenzó muy joven a trabajar en lo que después sería el Banco de Venezuela y gracias a su esfuerzo e inteligencia ascendió gradualmente hasta ocupar la gerencia de la entidad con solo 22 años. Tuvo un día la mala idea de negar un préstamo al dictador venezolano Cipriano Castro y fue a dar con sus huesos a la cárcel. Liberado al fin, después de tres meses de encierro, salió expulsado de Caracas. En Nueva York, donde se estableció, la North American Trust Company le ofreció de inmediato la administración de su sucursal habanera. Entidad que no tardó en convertirse en Banco Nacional de Cuba, que no era nacional ni cubano. Corría ya el año de 1900.

El hijo hizo estudios en EE.UU., donde se diplomó como ingeniero agrónomo. Regresó a Cuba y en 1920 asumió la dirección general de Galbán, Lobo y Compañía —el negocio paterno—, inicio y catapulta de su imperio azucarero. Llegó a convertirse en uno de los hombres más ricos de Cuba. Si como grupo familiar los Falla Bonet lo superaron, Lobo sobresalía como propietario individual. Llegó a poseer 16 centrales azucareros, 22 almacenes y una corredora de azúcar, una agencia de radiocomunicaciones, un banco, una naviera, una aerolínea, una compañía de seguros y una petrolera. Era el principal vendedor de azúcar en el mercado mundial. Guillermo Jiménez, en su libro Los propietarios de Cuba, atribuye a Lobo una fortuna personal de 85 millones de dólares, con activos calculados en cien millones. Rathbone, su biógrafo, asegura en su libro que si esa fortuna se midiera con los parámetros actuales ascendería a no menos de cinco mil millones.

De cualquier manera, en 1960, Lobo salió de La Habana, diría él mismo, con una maleta pequeña y un cepillo de dientes. Se instaló en Nueva York y continuó en el giro del azúcar, pero nunca repitió sus pasadas hazañas. Cuando falleció, en 1983, su capital, dice Rathbone, se estimaba en 200 mil dólares. En realidad, precisa el biógrafo, muy pocos prosperaron en el exilio.

A diferencia de los Falla Bonet que al triunfar la Revolución sacaron de Cuba no menos de cuarenta millones de dólares, Julio Lobo, furibundo nacionalista, siguió invirtiendo en la industria azucarera y en otras empresas, al tiempo que continuaba agrandando sus valiosas colecciones de arte. Al fin y al cabo, siempre había sido más listo que sus rivales y esa confianza lo llevó a no tomar precaución alguna.

Lobo solía llevar una guayabera almidonada, pajarita y pantalón de hilo. Foto: ABC.

Nunca quiso intervenir en política, pero fue un antibatistiano convencido. Se mostraba partidario de la democión de Batista, sin importante quién lo sucedería. En 1957 entregó 50 mil pesos para la Acción Libertadora, una organización antibatistiana, que pasó a su vez la mitad de ese dinero al Movimiento 26 de Julio. Eso le hizo creer que podía poner condiciones a la Revolución. Asegura Rathbone en su libro que Ernesto Che Guevara lo bajó de la nube. Lo convocó a su oficina. El comandante guerrillero devenido presidente del Banco Nacional de Cuba le dijo que habían revisado sus cuentas y que lo felicitaba por la eficiencia de sus empresas y por no deberle un solo centavito al fisco, pero le comunicó que sus bienes serían intervenidos. Le hizo una oferta: Podía permanecer al frente de sus centrales azucareros. A cambio recibiría un salario del Estado. De más está decir que Lobo se negó. Fue entonces que hizo su pequeña maleta.

Muy polémica fue, en 1958, la compra por parte de Lobo de los tres ingenios propiedad de Hershey. Compra esa que le costó muy cara pues ya fuera de Cuba sus acreedores le exigieron la deuda pendiente de aquellos centrales que ya no eran suyos.

Su biblioteca especializada en temas azucareros era la mejor y más completa de Cuba y tal vez de todo el mundo. Sobresalían en su pinacoteca obras de Da Vinci, Rafael, Miguel Ángel y Goya, entre otros grandes pintores, y era famosa su colección de incunables y de libros únicos y raros. Lo obsesionaba la personalidad de Napoleón, de quien llegó a poseer una amplia colección de reliquias y más de 200 mil documentos, que dejó a la nación en depósito y que se atesoran hoy en el Museo Napoleónico de La Habana. Le interesaban asimismo los temas hispanoamericanos. Lobo fue un hombre del Renacimiento, dice Rathbone, extremadamente curioso, con un profundo conocimiento de los negocios, del tema del azúcar, la política y la historia y una impactante cultura general. No tuvo nunca yate propio y apenas hizo vida social. Fue un trabajador compulsivo de hasta 16 horas diarias. Su hobby era la jardinería. Tenía además la afición de coleccionar actrices de Hollywood. Con Joan Fontaine tuvo una relación prolongada y llegó a proponer matrimonio a Bette Davis. En cierta ocasión ordenó que llenasen con agua perfumada una de sus piscinas para agasajar a la estrella de cine y diva del nado sincronizado Esther Williams.

Pasó sus últimos años al cuidado de su primera esposa, de la que se había divorciado muchos años antes. Ya para entonces solo podía mover los ojos. Pidió que lo inhumaran en guayabera. Una bandera cubana cubría su ataúd. Ese fue su deseo.

Julio Lobo, el Napoleón de Cuba. Foto: Finding Napoleon.

Se han publicado 73 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ernesto dijo:

    Interesante historia ,ojala el Che lo hubiera convencido la industria azucarera no estubiera arruinada .

    • OBSERVADOR dijo:

      El comunismo nunca tuvo métodos para tratar a los talentos, fíjate que el tipo era obsesivo con el trabajo, antibatistiano, donó dinero y aún así, le quitan en unos minutos lo que logró con su talento y dedicación, al señor Lobo había que poco a poco convencerlo para que fuera Presidente del Banco, Ministro del Azúcar, Ministro de Comercio, Ministro de Finanzas, Ministro de Inversión Extranjera o algo por el estilo, pero no, no hubo visión económica ninguna. Muchas veces en discursos cubanos se ha repetido sobre el abandono del país por parte de miles de especialistas cubanos en los años 60´, pero como no se iban a ir?. A alguien con el historial de Lobo en estos tiempos le llamarían emprendedor, si hubieran empleado otro método con el, tal vez al cabo de un tiempo el mismo hubiera ido entregando sus propiedades, en fin, otro de los tantos errores cometidos.

      • Chey dijo:

        Observador: Ese genio que usted pinta le hizo honor a su apellido en la seudorepública, además, lea bien el articulo, “Se instaló en Nueva York y continuó en el giro del azúcar, pero nunca repitió sus pasadas hazañas. Cuando falleció, en 1983, su capital, dice Rathbone, se estimaba en 200 mil dólares. En realidad, precisa el biógrafo, muy pocos prosperaron en el exilio.” Ha y sin bloqueo.

      • Mario M. dijo:

        Mi padre fue una vez empleado de Julio Lobo en el central llamado Cabo Cruz, en el poblado de Pilón. En ese entonces (1949) yo era un niño de seis o siete años y cuando en la casa se mencionaba a Julio Lobo mi hermanita y yo nos lo imaginábamos parecido al siniestro personaje de las películas ….. con garras, colmillos afilados y el pelo negro cubriéndole la espantosa cara. Vaya sorpresa cuando mucho años después vi en la prensa una foto del viejito blanco y canoso, de aspecto bonachón.

        También recuerdo el hambre y las miserables condiciones en que los negros jamaiquinos y cubanos cortadores de cañas vivían en los sucios e insalubres barracones de piso de tierra, con sus hijos barrigones, analfbetos y llenos de parasitos, mientras el “Lobo” disfrutaba de manjares en los festines de los poderosos, acompañado de sus ricas y opulentas amistades.
        Nunca vi tanta miseria humana en otro lugar de Cuba.

      • Lucifer dijo:

        Observador, generalizaste, muchos cubanos se quedaron y ayudaron para que el país no se parara, sino no hubiéramos durado tanto tiempo, te pongo el ejemplo de Presilla, el que echó a andar la fábrica de níquel de Nicaro.

      • Preocupao dijo:

        Habría que ver cuánto logra una persona “con su talento y dedicación”. Pero solo con su talento y dedicación, eh? solo con la suya, sin la de los demás, sin aprovechar la necesidad de otros que los espolee a trabajar por un salario de miseria, como hacían los braceros que cortaban caña a punta de mocha. Coño no jodan, que nadie exclusivamente de su esfuerzo logra hacer funcionar siquiera un miserable trapiche. ¿De verdad usted se cree eso de que Julio Lobo iba a entregar sus propiedades así por las buenas porque se lo pidieran? Eso es más ingenuo que la Caperucita Roja. Y respecto a los técnicos que infaliblemente tenían que irse, según usted, le recuerdo que 3000 médicos se quedaron, que un destacado ingeniero se quedó y gracias a él se echó a andar la planta de níquel de Moa, que en Pinar del Río, según me han contado, Venegas no se fue, sino que a pesar de que le nacionalizaron su negocio de cárnicos, trabajó dirigiéndolo como administrador… y si se investiga, de seguro se encontrarán otros casos. Y fíjese si el comunismo nunca tuvo métodos para tratar a los talentos, que con el dinero que producían por ejemplo los centrales de Julio Lobo, y otras propiedades nacionalizadas de burgueses siquitrillados, se financió la creación de miles de escuelas que generaron la riqueza intelectual de este país, de donde salieron los Silvio Rodríguez, los artistas como las joyas del BNC y el bailarín Acosta, que ha llegado al olimpo de la danza siendo hijo de un humilde camionero, los Álvarez Cambras, los científicos de la biotecnología, los miles de médicos, ingenieros, investigadores, que se han graduado de las universidades que hay en todas la provincias, creadas después de 1959, cuando solo había tres en todo el país. Ah! pero para usted los talentos son los que se enriquecen y se hacen millonarios…

        Perdóneme Ciro, pero de un periodista como usted, cabría esperar que mostrara la otra cara de la moneda. Usted ha mostrado a Lobo como si fuera un caballero en brillante armadura. Cuando habló de Cortina, sacó a colación los trapicheos gracias a los cuales amasó su fortuna. ¿Me va a decir que este personaje fue impoluto y que se hizo el hombre más rico de Cuba así por las buenas?

      • OBSERVADOR dijo:

        Chey, el que va a tener que leer bien eres tu, no pinté ningún genio, solo dije mi opinión sobre el tratamiento inadecuado que le dieron a Lobo basándome en la crónica, cada cual piensa con su cabeza y ya que lo mencionas, pues si, pensándolo bien era un genio.

      • Roberto dijo:

        Como siempre bienvenida está columna de Don Ciro, esta también es nuestra historia pero no juzguemos con una óptica actual estos grandes dueños de tierras industrias y riquezas, eran unos capitalistas que se hicieron los de la vista gorda y cogieron su tajada mientras Batista desangraba al país, los 50000 pesos era solo una pequeña inversión que hizo Lobo con vista a garantizar su futuro. No nos equivoquemos tarde o temprano el hombre iba a conspirar.
        Nuevamente gracias por traer a Don Ciro a Cubadebate se agradece mucho.

      • Mágico dijo:

        Chey, su desinteligencia da dolor.

      • Soñador dijo:

        OBSERVADOR, evidentemente eres un enemigo de la Revolución, con Ché y demás compañeros juntos. Julio Lobo feu un hombre con inteligencia, pero la puso en función de explotar a los demás. Aaso crees que la riqueza la obtuvo con trabajo honrado? Ser trabajador e inteligente son virtudes, pero hacen falta otras más para ser un verdadero líder o gran ser humano. Sólo intoxicados como tú creen que hombres como ese puedan ser ministros u ocupar cargos importantes en una revolución que llegaba aser independiente y soberana. El Ché le ofreció lo que para todos los dirigentes era, un trabajo administrando sus ex-propiedades y salario digno. Lo incorrecto hubiera sido haberlo humillado, maltratado o acusado de algo que no merecía pena. Se salvó que no tenía hechos de sangre, porque no estaba en política, si no, hubiera sido ajusticiado. Lobo partió de Cuba porque se le propuso un trabajo con salario austero, a lo cual no estaba acostumbrado. Simplemente no tenía cabida una vida de privilegios, lujos y fortuna. Habría que ver si con un bloqueo como el que persiste hoy contra Cuba hubiera sido tan eficiente.

      • Zugor Seg. dijo:

        nada observador, solo tengo una duda ¿que marca de gusano eres, y quien te paga???

      • Javier dijo:

        Chey lea bien lo que plantea Observador tiene mucha razón, tu crees que este señor después de lo que le pasó le pudo poner de verdad el alma al negocio,este señor si nos pudo ayudar y mucho con la azúcar en cuba y por favor quítese el bloqueo mental que mucho daño nos está haciendo este tipo de bloqueo interno

      • ADO dijo:

        PREOCUPAO, instruyase un poco mas en la historia cuando vaya a mencionar de ejemplo a un personaje que haya hecho historia en Cuba, Alvarez Cambra debe de haberse formado como medico antes del 59, fijese usted que creo haber leido que fue medico del Che cuando estuvo en el Congo.
        Por otra parte concuerdo con usted en eso de que solo con su talento sin explotar a los demas no hubiese sido nadie ni hubiese amasado la fortuna que amaso, pero claro esa era la manera de hacerlo en aquel tiempo y lo hiso por una gran suma de dinero, si analizamos en los tiempos de hoy hay muchos con metodos muy parecidos a el y se llaman comunistas, grandes o pequeños directivos que menosprecian el talento de sus trabajadores sin los que nada serian, que los explotan, humillan y maltratan, solo por estar al frente de una empresa, poseer un carro u otro veneficio, esos son menos dignos que Lobo que no aceptó pasarse al lado al que no pertencia, quitenle hoy los veneficios a muchos dirigentes que se autollaman comunistas y se mueren por la revolucion y veremos que tenemos, veran como cambian de bando, la historia ya nos lo ha demostrado despues del 59, pero bueno los ejemplos son de ambas partes y quien no encuentra una papa podrida en un saco, lo importante es eliminar la papa podrida que afecta al pueblo, eso se hiso con Lobo y eso hay que hacer con los jefes autollamados comunistas de esta epoca.
        Si hay de quien hablar mucho es del pueblo cubano, del cubano, ese es el que ha hecho grande con su sudor a los del ayer y a los del hoy y ha hecho grande a nuestro pais, a nuestra patria.
        No quiero marcharme sin decirles que no quiero que le quiten el merito al articulo, es muy bueno e instructivo, es parte de nuestra historia, que creo es una de las mas bellas del mundo, llena de personajes tan disimiles como el hoy aludido y que a pesar de todo se sintio cubano y pidio que lo enterrasen con la tipica guayabera cubana y que una bandera nuestra cubriera su ataud al morir.
        Gracias.

  • Javi dijo:

    Siempre interesante.

  • Rodolfo Crespo dijo:

    ¡¡Brillante Ciro!!!, la mejor la anécdota del Che Guevara.

  • Cojimera dijo:

    Donde se encuentran las obras de Da Vinci, Rafael, Miguel Ángel y Goya, entre otros grandes pintores que se encontraban en su Pinacoteca??? Supongo que fueron nacionalizados pero no he sabido nunca que en ningún museo de La Habana o Cuba se encuentren estas obras

    • María la jabá dijo:

      Ésta es una pregunta muy interesante. Yo también me pregunté lo mismo. Supongo que habría que leerse el libro original de John Paul, en inglés naturalmente, porque no creo que lo editen en Cuba traducido, para conocer a fondo los pormenores.
      Gracias

  • Alexander dijo:

    Excelente artículo !!! creo que el error fué haber nacionalizado sus propiedades para ofrecerle un sueldo del estado , en aquellos tiempos se producía mas azúcar con menos tecnología que hoy día , hay un Viejo refrán que dice “el ojo del amo engorda el caballo”

    • jorge dijo:

      Cuando se esdudiaba quimica azucarera siempre se hablaba de este Sr pero ningun profesor ni el jefe de producion de azucar que se llamaba Julio Gonzalez Maiz llegron nunca a este nivel de propiedades y al igual al sr Gonzalez Maiz el gobierno le ofrecio seguir en sus tareas en la vida azucarera lo cual creo que la acepto

  • Frodo dijo:

    Sin comentarios…
    Don Ciro millón de gracias por este ilustrante artículo…

  • Rodrigo el Abogado dijo:

    Bueno donó dinero y no bastó lo dejaron encuerito jjjjjjjjj. Se creía que se iba a librar!!!

    • jotab dijo:

      ahora resulta que julio lobo sigue teniendo abogados…de verdad que da verguenza como ciertas personas olvidan la historia de una pseudorepublica que tenia un “lobo”, pero al inmoral precio de millones de “corderos” harapientos, analfabetos, descalzos que pulaban en los campos cubanos…

      • César Cadalso dijo:

        de acuerdo con Jotab.
        en aquelos tiempos se intervenía y punto. no había espacio para burgueses porque los burgueses, en su gran mayoría, apoyaban a Batista. Lobo era la excepción, sería por buena gente? habría que ver que negocio le jodió Batista y si no fue así, había de todas formas que intervenirle. que ayudó a la Revolución? 40 mil pesos de 100 millones, el 0.04 % de su fortuna!! lo dice claro el artículo:” Eso le hizo creer que podía poner condiciones a la Revolución…Ernesto Che Guevara lo bajó de la nube.

    • artifex dijo:

      Hermano, el estado cubano no lo dejo “encuerito” como dice usted. asi lo dejo el pago de las deudas por la compra de las propiedades Hershey en cuba, que es muy diferente.

      • German dijo:

        por que no pudo pagar sus deudas?

  • Martha dijo:

    Interesante vida, no traicionó su ideología burguesa y lo guió siempre, pero por lo que infiero de la lectura, no fue furibundo luchador en contra de su país, del cual no renegó, fue genio y figura hasta su sepultura, y eso lo hace merecedor de respeto, no estaba con la revolución, pero no hizo por acabar con ella, como si hacen todavía hoy los obsesos de “miamy”

  • yas dijo:

    Muchas gracias Don Ciro por estos relatos de nuestra Cuba desconocidospor las generaciones mas jovenes.

  • Adiel dijo:

    Siempre se le agradece a Ciro que nos adentre en la historia de la sociedad cubana

  • fulano dijo:

    No es facil perderlo asi todo de un golpe, pocos se recuperan del caos. Gracias Ciro por estas cronicas, normalmente hay detalles que escapan a los libros y estos espacios se prestan para conocerlos

  • Sindulfo dijo:

    Hay una anécdota…no sé hasta qué punto es cierta…que cuenta que en los años 40, cuando el auge del pandilismo en La Habana, le hicieron un atentado y que las balas le afectaron parte del cerebro y tuvo que ser intervenido quirurgicamente por el doctor Ramírez Corría, eminente neurocirujano cubano en aquellos años. La cuestión es que la operación fue un éxito pero el magnate NO LE PAGÓ NI UN CENTAVO al eminente cirjujano. Me parece que Ciro Bianchi poidrá dar fe si es cierta o no esta anécdota. Gracias a Cubadebate por existir.

  • si pero.... dijo:

    waaaaaoooo, adinerado trabajador y bien honesto para su época. Bonita historia

    • josé Luis dijo:

      favor de leer más sobre julio lobo, verdaderamente era un lobo que llegó a caer en bancarrota y a través del contrabando y de sus conexiones con el gobierno logró resurgir.

  • irley dijo:

    Como me gustan las historias de ud.Me encanto el articulo

  • Milena dijo:

    Gracias Ciro, ud como siempre con historias tan interesantes, siempre nos da la oportunidad de aprender algo nuevo, Gracias.

  • Bavaro41 dijo:

    No tengo palabras para este articulo ,si Julio Lobo se despierta de su tumba y ve la industria azucarera actual se vuelve a morir!

    • Miguel Angel dijo:

      Bavaro, no encuentro un comentario tuyo que sea positivo, por lo que veo debes ser la perfeccion en dos piernas, no hay nada en la obra del pais que te cuadre ¿seras el envase de una cerveza Bavaria?¿Estas ebrio de capitalismo?.

      • German dijo:

        Miguel Angel y este Bavaro41 esta mintiendo?

      • Bavaro41 dijo:

        Miguel Angel no sera que usted es de los unanimes de siempre? ,esos que se disfrazan de revolucionarios impolutos y que con su conformismo perenne le han hecho mas dano al proceso revolucionario que la mafia de Miami?

  • Yulia dijo:

    Muy importante artículo de esta historia que aun muchos no habiamos conocido.
    Gracias.

  • Rolando Ricardo dijo:

    Sin dejar de reconocer el talento admirable,de el señor Lobo,para el negocio,notese que fue muy dedicado y trabajador,merecedor de esa fortuna que llego a poseer. El no interesarse por la politica,le da´ aun mas caracter.
    Lo mas plausible,y que le otorga un fin glorioso a su carrera,fueron sus ultimos deseos.Prueba irrefutable del sentimiento que albergo´ en el exilio.Mis respetos para este CUBANO,del que muy poco se ha hablado en la historia economica de la isla.

  • luisa dijo:

    COMO SIEMPRE CIRO DÁNDONOS LO MEJOR. HE OÍDO HABLAR SOBRE ESTE HOMBRE PERO NUNCA COMO LO HA HECHO USTED PUES NO SABIA QUE EL CHE LE OFRECIÓ QUE SE QUEDARA. SIGA OFRECIÉNDONOS ESTAS HISTORIAS TAN INTERESANTE QUE MUCHOS NO CONOCEN Y GRACIAS A USTED HEMOS APRENDIDO MUCHÍSIMO. QUE DIOS LE DE MUCHA SALUD Y AÑOS DE VIDA. SALUDOS.

  • Mauro dijo:

    Cuando era un ninito estaba enamoradisimo de Esther Williams . Gracias Sr Ciro Bianchi Ross , sus historias son siempre muy interesantes.
    Saludos.

    • Vater dijo:

      Cuando yo era niño Julio Lobo era un mito. El arquetipo del multimillonario cubano, pero nunca conoci su verdadera historia. Gracias por compartirla don Ciro.

      • jorge dijo:

        Vater este SR siempre lo presentaban como un heroe de la industria azucarera pero nunca se mencionaba sobre su vida que ya podemos inmaginarla despues haber leido todo esto gracia

Se han publicado 73 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también