Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

En la tumba de Yarini

Publicado en: Apuntes del cartulario
En este artículo: Cuba, Fotografía, Historia, La Habana
| 89 |

Alberto Yarini (izq.) con su amigo Pepito Basterrechea. Foto: El Correo.

Ha visto el cronista en estos días un número del semanario La Caricatura, de finales de noviembre de 1910, que recoge “con fotografías y detalles”, la muerte y el sepelio de Alberto Yarini, el Rey, el Gallo de San Isidro, el más famoso chulo cubano de todos los tiempos. Hay en la primera página, un retrato de Yarini y otro de Luis Lotot y un dibujo que recrea el tiroteo que involucró a ambos. El francés, que vestía un traje carmelita, con bombín, murió en el acto, víctima de un certero balazo en la frente. El cubano, todavía vivo, fue transportado, primero a la Estación de Policía de la calle Paula, en un coche, y luego, en ambulancia, al hospital de Emergencias, situado entonces en la esquina de Salud y Cerrada del Paseo. Un chorro de sangre, incontenible, manaba de su vientre.

Llegaba así a su clímax la disputa entre chulos cubanos y franceses por el control del barrio de San Isidro. Los extranjeros se sentían molestos por las humillaciones que les inferían los cubanos y la ventaja que les sacaban. La disputa entre Yarini y Lotot en torno a Berthe La Fontaine fue, en verdad, la gota que desbordó el vaso. A juicio de este cronista, Berthe, la mujer más bella que se vio jamás en San Isidro, no fue más que una carnada que Yarini, pese a ser el que era, mordió ingenuamente.

Unas diez mil personas desfilaron ante el cadáver de Yarini para despedirlo. Foto: Ecured.

Yarini falleció a las 10:30 de la noche del 22 de noviembre de 1910. Desde el hospital, el cadáver fue trasladado, bajo protección policial, a la casa de la familia, en Galiano No. 22 (116, actual) entre Ánimas y Lagunas. En torno al féretro, en la capilla mortuoria, montada por la funeraria Caballero, las guardias de honor se relevaban cada cinco minutos. Se calcula que unas diez mil personas desfilaron ante el cadáver para despedirlo.

Hay otra foto en la página inicial de aquella edición de La Caricatura. Se ve en ella a la multitud compacta que acompaña al cementerio los restos de Alberto Yarini. La encabeza una carroza imperial tirada por cuatro parejas de caballos y dotada de cuatro palafreneros, el cochero y un postillón. Lo sigue el coche con las coronas y a continuación la banda de música de la Casa de Beneficencia. El ataúd era transportado en hombros de seis amigos, que se turnaban por tramos. Detrás, la gente cubría tres cuadras largas y eran muchas las personas que se agolpaban en las aceras, portales y balcones para verlo pasar. El general Armando de la Riva, jefe de la Policía, garantizaba el orden al frente de un grupo de agentes.

Fue lo nunca visto aquel entierro. El ilustre sociólogo y pensador Enrique José Varona, figura dirigente del Partido Conservador, encabezó con su firma la esquela mortuoria de Alberto Yarini. Y Miguel Coyula, nombre destacadísimo también en esa organización política, tuvo a su cargo la despedida de duelo.

El ñáñigo y el profesor universitario, el policía y el delincuente, el comerciante y el honrado artesano, el político y el proxeneta, el profesional y el operario, el negro y el blanco… se mezclaban entre la concurrencia.

No es fácil, a menos que se cuente con un guía, encontrar hoy la tumba de Yarini en el cementerio de Colón. Este cronista la ha visitado en dos ocasiones, y está convencido de que no podría volver a ella por sí mismo. Recuerda vagamente que se impone salir de la calle principal, poco antes de llegar a la capilla central, y tomar rumbo a la derecha. Con orientación semejante no se llega, por supuesto, a ninguna parte.

El tiempo melló ese panteón. El sol y el sereno, el polvo y la lluvia han dañado su piedra durante más de cien años. Y no hay ya lápida alguna que lo identifique, si acaso la hubo, ni se conoce, quienes son los que reposan en el lugar. Allí se encuentran, presumiblemente, los restos de una buena parte de la familia Yarini. Se trata de una familia trunca porque el célebre proxeneta murió sin hijos y lo mismo sucedió, hasta dónde sé, con sus dos hermanos. Entonces no existe descendiente alguno que, guiado por el recuerdo y el cariño, acuda al lugar con una flor.

Hace ya algunos años, en ocasión del estreno de la cinta cubana Los dioses rotos, una joven desconocida se dio a la tarea de localizar la tumba de Alberto Yarini. La encontró y se horrorizó ante lo desolado del lugar.

Halló por pura casualidad un pequeño pedazo de madera. Extrajo entonces de su bolso un frasquito de pintura de uñas y con el diminuto pincel escribió sobre la tabla, con letras rojas irregulares, una sola palabra: Yarini. Acomodó sobre la losa lo que pretendió ser una tarja y puso una flor a su lado.

La flor, por supuesto, hace rato que desapareció para siempre, pero apareció otra. Bastó la intención para salvar otra vez a Yarini del olvido. A partir de ahí la tumba fue restaurada, por idea y esfuerzo de algunos, y decenas de personas la visitan a diario para dar muestra de su devoción por un ser que empieza a verse como milagroso y recabar su ayuda.

Número del semanario “La Caricatura”, de finales de noviembre de 1910, que recoge “con fotografías y detalles”, la muerte y el sepelio de Alberto Yarini.

Se han publicado 89 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • willy dijo:

    En este país hay un Culto al Chulísimo… profesión en alza últimamente por cierto

  • fernando dijo:

    Increible cronica del talentoso Bianchi..maestro de maestros en las artes del buen escribir…iba a senalar la falta de fotos que ilustraran la historia pero no hace falta, cada parrafo, cada palabra me transporto precisamente al lugar que queria el maestro. Bravo!

  • Bavaro41 dijo:

    Increible nuestra idiosincrasia nadie pudiera entender en el mundo que se le rinda culto a un chulo pero Yarini no solo era un chulo ,representaba la esencia de lo que es un cubano : Hombre y Amigo.
    Dicen que era abakua y que en una ocasion sin saberlo le rompio la boca a un diplomatico norteamericano que se burlo de un general cubano negro(Guillermon Moncada?)que vagaba por la zona pobre y raido pero no se cuan veraz es esto

    • Amaury II dijo:

      Como siempre muy buen articulo, sobre todo tratándose de los personajes famosos cubanos de antaño, aunque este lo hiciera en el mundo marginal de la prostitución que es uno de los males mas depravados de la sociedad, por lo demás me hubiera gustado mas que se hubiera hecha referencia a la trayectoria de su vida como por ejemplo su fecha de nacimiento, lugar, estudios realizados quienes eran sus padres en fin y al patriota cubano que defendió fue al General mambi de Jiguani Jesús Rabí.

      • DCAlessyAr dijo:

        Alberto Yarini y Ponce de León era un chulo de Cuba durante el primer decenio de la República, terminada la guerra contra España. Nacido en la Habana el 5 de febrero de 1882. Fue bautizado en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Monserrate, como Alberto Manuel Francisco Yarini Ponce de León. Tomado de Wikipedia!!

    • Galvan dijo:

      Bavaro41 creo que te refieres al General QUINTIN BANDERAS, no a GILLERMON MONCADA

  • ditto506 dijo:

    Muy buen articulo,me encanto poder conocer un poco mas de esta historia

    • el yunta dijo:

      Le recomiendo el libro ” San Isidro 1910 ” de Dulcila Cañizares para que conozca a fondo la vida de este gran personaje que ademas ( a su forma ) era un gran patriota

  • Cubano100% dijo:

    No entiendo que desea resaltar el escritor con este comentario, si la pérdida de sentimientos por los familiares o la figura de un personaje que en nuestra sociedad actual no debería ni recordarse (en mi particular opinión). Si alguien puede expicarme cuál es la intención

    • RSC dijo:

      hermano cubano 100%, al igual que la figura de Yarini existen en este pais, otras muchas que muestran la naturalidad del cubano, el sabor de nuestra gente, el vigor, las verdades, realidades, intenciones, en fin la vida de todo aquel personaje que forma parte aunque muchos no lo reconozcan de la nacionalidad cubana. Yarini es para mi una de esas figuras que al igual que el caballero de paris, mascanosa, entre otros celebres personajes; habitaron nuestra isla y nos dejaros una historia de la cual hoy debemos tomar toda la experiencia. creo que es un art fabuloso del profe Bianchi, ojala siempre podamos contar con él.

    • Carlosamm dijo:

      ese es un personaje de nuestra vida social, como lo fue el mismo caballero de Paris, o es que ahora no queremos acordarnos de la Victoria o San Isidro, eso pertenece a nuestro pasado, y acostumbrate Cubano 100% POR QUE HOY TIENEN MUCHO MAS FUERZA QUE AYER Y EL GOBIERNO PRETENDE LEGALIZARLO

    • raull dijo:

      El Genial Bianchi ,trata de recordar un personaje popular en nuestra cultura ,y la cultura de un país es formada por todas esas historias ,y personajes controversiales

    • nasha dijo:

      La intención querido es que conozcas un poco más de historia de nuestro país y en especial de nuestra ciudad.

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Cubano 100%: Cuando se dice que no debemos olvidar la historia, hablamos de TODA la historia, y Yarini, con sus luces y sus sombras como todo lo demás, es parte de nuestra historia, te guste o no.

      El hecho de que, entre otras cosas, se haya dedicado al proxenetismo, no es motivo suficiente para amputarnos ese pedazo de historia, y el hecho de que tantas personalidades de renombre de la época le hayan rendido postrer tributo, debería indicarte que aquel hombre era algo más que un vil explotador de prostitutas.

      En primer lugar, en aquellos tiempos el proxenetismo no era una ocupación tan despreciable como lo es ahora, en gran medida porque hoy día, quienes asumen ese rol, ya son despreciables desde antes de asumirlo. Pero Yarini era un chulo con clase, un chulo distinguido. Era un rey villano, pero un rey al fin y al cabo. La prostitución era legal y aquellas mujeres necesitaban un hombre fuerte y valiente que las protegiese y representase en medio de una sociedad que las miraba como personas de quinta categoría.

      Por otra parte, tengo entendido que tenía una activa vida política y social. Dicen que era miembro destacado de uno de los partidos políticos de la época y que una vez se batió solo a tiros con un numeroso grupo de adversarios de otro partido. El valor personal era y es un gran mérito por sí mismo. Además, tenía fama de patriota y gozaba de la amistad de mucha gente, porque dicen que era cortés y generoso. Como dijo alguien, era hombre y amigo.

      Así que no comparto tu criterio de olvidar esta parte de nuestra historia.

    • juan dijo:

      Señor mal llamado cubano 100% Sabe usted lo que es una cronica?? Aqui no se trata de resaltar nada, se relata un personaje que quiera o no forma parte de nuestra historia, Nuestro querido Ciro nos ha contado historias que la malloria no conocemos y que sirven para enrriquecer nuestra cultura. Un Verdadero cubano 100% como se hace llamar, jamas se haria sus cuestionamientos absurdos.

    • jpuentes dijo:

      Yarini vivió en una epoca, donde la prostitución era un trabajo muy normal y común. Dentro de ese mundo, que para aquella epoca, no era tan marginal, porque esa Habana de 1910 y en especial esas calles eran lo maximo en la emergente urbe citadina. Y a pesar de su oficio, Yarini, tenía fama de no maltratar a la mujeres y esas mujeres procuraban tener un chulo así, porque la proveía de comida, techo y protección. En un tiempo que la mujer y nada era la misma cosa. Y ese era, precisamente, el merito de este hombre. Ocuparse de su oficio sin maltratar a su “mercancía”. Hay que juzgar al hombre por la epoca en que vive. Además del halo romantico que generan estas historias. Buena cronica

    • Roberto dijo:

      Como siempre, agradecido a Don Ciro, por este acercamiento a la figura de Yarini, nadie pretendera que aquí se ensalza su figura controversial, solo se nos habla de un hombre que también forma parte de la historia de nuestro país. Por cierto una vez leí que Yarini descendía de una familia de médicos y dentistas, uno de sus tíos era considerado una figura cimera de esta especialidad.

      • DRH dijo:

        Es posible, pues en la fachada de la Facultad de Estomatología (en Carlos III, La Habana) aparece el apellido Yarini. Por lo demás, excelente artículo Ciro.

  • Jose Maury Garcia dijo:

    A Alberto Yarini Ponce de León lo que lo hizo famoso en Cuba fue el trompón que le dió al consul de la Embajada de los EEUU en el café El Louvre.

  • cirista dijo:

    Gracias Ciro, por estas cronicas tan interesantes. l

  • ALEXIS dijo:

    Estimados,

    Mi abuelo me decía que ese fue el funeral más grande ha habido en Cuba.

    • willy dijo:

      Alexis, Yo creo que el mas grande fue el de Fidel

      • ALEXIS dijo:

        Estimado,

        Eso no se compara, pero paralizó la Habana sin obligación, mi abuelo falleció en el 2003.

      • DCAlessyAr dijo:

        Willi es cierto, y nunca se me va a olvidar que no lo trajeron a Pinar del Rio

    • jpuentes dijo:

      Han habido grandes entierros: m. gomez, F. Pais y Fidel, son los mas grandes entierros que se conocen en el pais. Salvando las distancias entre uno y otro personaje historico

  • Crash dijo:

    Yarini, por el hecho de haber sido una figura publica, merece algun reconocimiento, pero nada mas. No creo que se deba poner en un pedestal al mas grande proxeneta de cuba. Por lo menos no veo la necesidad de hacerlo.

  • yariel dijo:

    no entiendo realmente la crónica el artículo, o lo que sea que esto sea, no se si quiere decir que venerar proxenetas es una tradición en nuestro país, o si condena 100 años después semejante conducta del pueblo, me parece que si quedara en el olvido sería mejor para todos.

    • ern3stico dijo:

      Men este hombre fue parte de nuestra historia…este articulo solo trata de rescatar esa pagina que muchos de nosotros no conocemos, a no ser que hayamos visto LOS DIOSES ROTOS. Nadie esta venerando a nadie solo estamos aprendiendo de todo lo cubano, y yarini forma parte de eso…ademas de que le propino un fuera de combate al embajador americano jejejejeeje….muy buen articulo señor periodista….

  • uno mas dijo:

    Impresionante ! No tenía conocimiento de que el cepelio de Yarini hubiese tenido semejante magnitud. El tipo era un duro, todo una celebridad. Que bien que se haya rescatado del olvido el lugar donde reposan sus restos.

    • willy dijo:

      si, asi pasa… mira a Pablo Escobar… un dios para muchos colombianos… Leyendas Urbanas

    • Nicanor FCB + gabriel dijo:

      fijate si era duro que se cree que era gay. el y Pepito Basterrechea se sospecha eran pareja.
      investiguen mas, lean la ecured aunque sea…
      https://www.ecured.cu/Alberto_Yarini

      • DCAlessyAr dijo:

        Eso le paso por tener tantas mujeres se aburrio de las vaginas, dejame a mi con mis tres mujeres…para que quieres tanatas!!

  • Kathy dijo:

    Lo increíble que es la vida. El chulo más famoso de todos los tiempos y por quién precisamente se promovió la reparación de su tumba fue por una mujer moderna que escribió su nombre con pintura de uña. Suena como un deja vu.
    Por cierto, Los dioses rotos: muy buen filme.

  • ymarin dijo:

    Que historia, fascinante, lo mismo por su contenido que por la majestuosidad de las letras del maestro Bianchi. La película me encanta y la historia contada de esta manera es verdaderamente una obra de arte. Leía e imaginaba la Cuba de aquellos tiempos, realmente Alberto Yarini fue un personaje de aquellos tiempos, tanta procesión para un “Chulo”, eso siginifica que marcó historia. Excelente artículo.

  • guisver dijo:

    GRACIAS CIRO UNA VEZ MAS, POR ESAS CRÓNICAS, ESAS HISTORIAS QUE NOSOTROS LOS MAS JOVENES DESCONOCEMOS Y USTED NOS ENSEÑA… GRACIAS

  • Kha dijo:

    Felicitaciones periodista. Ha desempolvado la historia de Cuba y de nuestra ciudad. Nací y me crié en el municipio Centro Habana y no conocía que en la Calle Salud y Cerrada del Paseo quedaba un hospital, como no conocía que Yarini vivió en Galeano ahora nro. 166 entre Ánimas y Virtudes. Deberían existir tarjas; si existieran estas direcciones fuera una parada oficial para cubanos o turistas. Y lo del cementerio como tantas cosas tiene solución. Debemos de comenzar a instruir a nuestro trabajadores y que conozcan dónde trabajan y los lugares claves. Seguramente ni ellos conocen la historia de >Yarini, mucho menos dónde está, y si lo quieren comprabar la prensa debe visitar el lugar sorpresivamente y preguntarle al azar a los que dirigen el cementerio y a sus trabajadores dónde está la tumba de Yarini, y quién era él. Verán el resultado.

    • perico dijo:

      Por que no se piensa en las prostitutas humilladas por la sociedad y cuidadanas de segunda clase que sostenian semejante conducta, no le veo valor a un Chulo, solo por un acto patriotico cuantos han hecho mas que el y nadie los conoce.

  • Wen_Molina dijo:

    y????????? por qué no ponen fotos de como está actualmente la tumba de Yarini???? o por qué se le atribueyen milagros???

  • Acuario dijo:

    Me encanta esta sección, ya que mantiene vivo los recuerdos y echos de nuestro país antes el triunfo de la Revolución, en cuanto leí el titulo del artículo me vino en mente una obra de teatro o un telepley televisada hace muchos años donde la mujer que lo hizo caer le llamaban la Santiaguera, gracias Ciro por estas historias.

  • GRF dijo:

    Con el filme “Los dioses rotos” conocimos una parte de la historia de este Chulo, proxeneta, pero actualmente por estos propios lugares caminan muchos peor que éste, gracias Ciro por trasladarnos con tus historias a aquellos tiempos

    • el yunta dijo:

      A raiz de la opera primna de Ernesto Daranas segui investigando sobre la vida de este gran personaje habanero de principios de siglo , llego a mis manos un libro que se llama “San Isidro 1910” , biografia completa de Alberto Yarini Ponce de Leon escrito por Dulcila Cañizares , sin dudas a pesar de ser un proxeneta es uno de los grandes personajes de nuestra historia , saludos a Ciro Bianchy

  • victor dijo:

    Una historia que conmueve, me gustaria visitar su tumba.

  • DCAlessyAr dijo:

    El Rey de los Prostíbulos, el Sultán de San Isidro, el Rey de los chulos cubanos, el Conquistador, todos estos calificativos para un solo hombre, Alberto Yarini. (Tomado de Google)
    Eso demuestra que nadie se las sabe todas aunque seas un experto en el tema, fue timado por la belleza de una mujer en lo que él era el Rey; Supuestamente!!
    En la vida siempre tienes que estar dispuesto a aprender cosas nuevas cada día, nunca se sabe quién te pueda enseñar algo, o quien te pueda traicionar. En la confianza está el peligro y en el peligro la adrenalina!

Se han publicado 89 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también