Artículos de Glorias del Béisbol Cubano

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 30

Alto, de brazos largos y con un movimiento elegante para cada envío. Su pierna derecha flotaba por delante de su rostro para tomar impulso y soltar endemoniadas curvas, envenenadas curvas, que hacían fallar una, dos, diez, veinte veces a sus rivales. ¿Qué diablos está tirando este?, repetían camino al banco.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 17

Ser recordado por algún hecho relevante y trascender en la historia resume las aspiraciones de muchos peloteros, aunque pocos lo consiguen. De ahí que bateadores y lanzadores se clasifiquen en buenos, destacados e imprescindibles. Solo esos últimos recibirán pasaporte directo para ser estudiados y reverenciados en todas las épocas.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 35 |

Cuando Lázaro de la Torre irrumpió en las Series Nacionales pocos repararon que su seriedad para entrenar era tan solo una de sus grandes virtudes como pelotero. Corajudo, ganador, guapo, todo un revolucionario del box en cuanto a entrega sin límites, el sobrenombre de Brazo de Hierro le llegó temprano y para siempre.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 19

Haber debutado en Series Nacionales el mismo día que nació (cumplía 22 años el 9 de enero) y concluir dos carreras universitarias con éxito: Ingeniería Civil y Cultura Física, son marcas extradeportivas de las cuales uno de los mejores lanzadores pinareños y de Cuba, Julio Romero Socarrás, no gusta hablar, a pesar de ser singulares —quizás única— dentro de nuestro béisbol.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 34

Al villaclareño Pedro Jova muchos lo recuerdan, entre otras cosas, porque logró completar los éxitos que todo pelotero desea y pocos alcanzan al final de su carrera: triunfar y convencer como jugador y luego, en funciones de director. Su carácter bondadoso, pero serio y comprometido le acompañaría siempre para superar todos los empeños deportivos.

Cuba en el Deporte  »

| 17 |

El poblado Macagua 8, en Las Tunas, lo vio nacer en un mes de mucho calor y poca actividad deportiva. Por suerte, las primeras experiencias del niño Ermidelio Urrutia en el boxeo no lo cautivaron tanto como cuando entró a un terreno de pelota o vio las transmisiones de béisbol en la televisión que su humilde familia había comprado años antes de que naciera.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 48 |

Como mismo él se escapó muchas veces de la escuela para ir al estadio Nelson Fernández a ver lo que hacían en el campo corto Rodolfo Puentes y Giraldo González; decenas, cientos, miles de aficionados se escaparon luego de escuelas, centros de trabajo y casas para verlo jugar en el Latino. La mayoría lo sigue considerando el torpedero más espectacular, el mago del campo corto y de la pelota cubana: Germán Mesa Fresneda.

Destacadas