Artículos de Glorias del Béisbol Cubano

Historia de Cuba  »

| 3 |

Un puñado ilustre de peloteros cubanos del siglo XIX abrazaron la causa independentista, ya fuera como conspiradores, laborantes o como soldados y jefes del Ejército Libertador en la guerra de 1895. Emilio Sabourín y del Villar es quizás el más conocido de todos ellos y el paradigma del jugador de pelota anticolonialista, pero no es el único »

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 23

Durante la categoría 13-14 años, Olivera impresionaba por su velocidad, un arma letal que le facilitó el primer no hit no rum de su carrera. Vestía el uniforme de Las Villas y su víctima eran los pequeños de Vegueros, a quienes les propinó a 14 ponches. Por cierto, similar cifra de jugadores también abanicó en la categoría 15-16 años.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 26

Rogelio García Alonso no era el estudiante más destacado en las escuelas primaria y secundaria del poblado de Ovas, en Pinar del Río. Pero 20 años más tarde se convirtió en Hijo Ilustre del lugar y de la provincia. En lugar de Español, Matemáticas, Biología o Química él prefirió siempre la Educación Física, en especial jugar pelota.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 20

Con 24 años, ausente de toda la pirámide deportiva cubana y sin esa velocidad aterradora para lanzar que buscan muchos entrenadores, el pinareño Yosvani Torres arribó a las Series Nacionales con el mismo sueño de cualquier pelotero cubano: ser campeón nacional y vestir el uniforme de la selección principal en eventos internacionales.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 12

Cuando comencé a ir al Latinoamericano, Rodolfo Puente ya no estaba ahí, en el lugar preferido para los jugadores  más felinos del infield. Ya se había ido sin dejarme disfrutar esa imagen de torpedero feliz, de manos elegantes para soltar una esférica sin apenas acariciarla. Lo contaban mis tíos, lo extrañaban en las gradas, lo añoraban ver los niños.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 53 |

Todavía muchos lo recuerdan pivoteando sin mirar hacia primera, robándose una base ante el mejor receptor; disfrutando el primer título de bateo de una Serie Selectiva y siempre con el número 8 en su espalda, tal y como le pidió su madre cuando empezó a jugar pelota.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 26 |

Los sobrenombres nunca le hicieron perder el suyo. “La Bala de Centro Habana”, “El hombre récord de la pelota cubana”, “El Rey de las bases robadas”, “El pelotero de la consistencia”, fueron quizás los más usados por la prensa y la afición a la hora de identificar a uno de los peloteros más sacrificados, carismáticos y longevos de nuestras Series Nacionales: Enrique Esteban Díaz Martínez.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 30

Carismático, valiente y líder en cualquier escenario, Lázaro Valle Martell fue siempre un pelotero agradecido con quienes lo ayudaron a forjar su historia como uno de los mejores lanzadores en nuestras Series Nacionales y el equipo Cuba por más de una década. Tres títulos mundiales, una plata olímpica y una corona nacional (1996), sobresalen entre sus premios más distinguidos.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 34

Alto, de brazos largos y con un movimiento elegante para cada envío. Su pierna derecha flotaba por delante de su rostro para tomar impulso y soltar endemoniadas curvas, envenenadas curvas, que hacían fallar una, dos, diez, veinte veces a sus rivales. ¿Qué diablos está tirando este?, repetían camino al banco.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 18

Ser recordado por algún hecho relevante y trascender en la historia resume las aspiraciones de muchos peloteros, aunque pocos lo consiguen. De ahí que bateadores y lanzadores se clasifiquen en buenos, destacados e imprescindibles. Solo esos últimos recibirán pasaporte directo para ser estudiados y reverenciados en todas las épocas.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 37 |

Cuando Lázaro de la Torre irrumpió en las Series Nacionales pocos repararon que su seriedad para entrenar era tan solo una de sus grandes virtudes como pelotero. Corajudo, ganador, guapo, todo un revolucionario del box en cuanto a entrega sin límites, el sobrenombre de Brazo de Hierro le llegó temprano y para siempre.

Glorias del Béisbol Cubano  »

| 19

Haber debutado en Series Nacionales el mismo día que nació (cumplía 22 años el 9 de enero) y concluir dos carreras universitarias con éxito: Ingeniería Civil y Cultura Física, son marcas extradeportivas de las cuales uno de los mejores lanzadores pinareños y de Cuba, Julio Romero Socarrás, no gusta hablar, a pesar de ser singulares —quizás única— dentro de nuestro béisbol.

Destacadas