Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Enriquito: ¿Cómo robar récords?

| 25 |

Los sobrenombres nunca le hicieron perder el suyo. “La Bala de Centro Habana”, “El hombre récord de la pelota cubana”, “El Rey de las bases robadas”, “El pelotero de la consistencia”, fueron quizás los más usados por la prensa y la afición a la hora de identificar a uno de los peloteros más sacrificados, carismáticos y longevos de nuestras Series Nacionales: Enrique Esteban Díaz Martínez.

Durante 26 temporadas vistió los dos uniformes capitalinos: Metropolitanos (1986-2001 y 2009-2011) e Industriales (2002-2008), con la responsabilidad de defender el segundo cojín y ser el hombre proa en las alineaciones. Habilidoso para robar bases, tocar la bola, batear por detrás del corredor y aprovechar cada error del contrario, Enriquito  —como casi todos le dicen todavía— es de esos peloteros que parecen haber nacido dentro de un  terreno de pelota.

Muchos premios históricos descansan hoy en sus vitrinas personales a partir de su veteranía en el diamante, pero sobre todo, por una consagración exitosa que le permitió no solo escuchar su nombre en los altavoces del estadio Latinoamericano —uno de los sueños de niño—, sino también recibir el aplauso y el cariño de la afición cuando lo veía correr, decidir un campeonato o simplemente sonreír en las 9 720 comparecencias a la caja de bateo.

Ser el jugador de posición con más campañas en nuestros clásicos —solo superado por el lanzador Carlos Yanes con 28— y liderar los apartados de por vida: anotadas (1 638), hits (2 378), triples (99), bases robadas (726), juego jugados (2184) y cogido robando (279), reflejan la intensidad beisbolera de quien nunca se dio por vencido, a pesar de ser considerado solo una vez para un equipo Cuba o haber dedicado la mayor parte de su carrera a los llamados “guerreros rojos” de la capital cubana.

La emoción de vestir el uniforme de la selección nacional se la reservó el mes de mayo de 1999 en un juego especial e histórico. Cuba enfrentaba un tope amistoso contra los Orioles de Baltimore y el Comandante en Jefe, Fidel Castro, perenne aficionado al béisbol y asistente a los entrenamientos de aquel equipo, preguntó una noche si había algún hombre que tuviera la velocidad suficiente para anotar desde primera o robarse una base en un momento crucial del partido.

Por supuesto, el hombre ideal para eso era Enriquito, quien le aseguró al Jefe de la Revolución antes de la partida al encuentro revancha en los Estados Unidos que preparara el recibimiento porque “la victoria es nuestra”. Y lo fue, como muestra elocuente de que talento y calidad había por arrobas en la pelota crecida tras el proceso revolucionario del 1 de enero de 1959.

Su paso por el equipo insignia del béisbol local, Industriales, también dejó huellas profundas en su hoja de servicios, pues se proclamó tres veces campeón nacional (2003, 2004 y 2006), bajo la dirección de un mánager que en su época representó el ídolo a imitar en la segunda base: Rey Vicente Anglada.

El momento más recordado de esos títulos para el primer bate azul sobrevino con la segunda corona, cuando decidió la Serie al disparar doble de leyenda con bases llenas frente al villaclareño Eliécer Montes de Oca, lo cual hizo estallar en un mar de pueblo la grama del estadio Latinoamericano, pues desde 1986 no se ganaba una temporada en el bien llamado Coloso del Cerro.

Tal desenlace quedó más grabado en su alma porque fue un merecido desquite al error defensivo cometido dos años antes y que costó la derrota de Industriales en el play off occidental contra Pinar del Río. Nadie supo nunca hasta dónde se hundió su vergüenza y cuánto hicieron sus amigos y la familia para motivarlo a seguir jugando ante el mismo público, exigente e implacable, apasionado y fiel hasta las últimas consecuencias.

Imposible obviar en la vida de Enriquito una de las habilidades que más lo encumbró en el corazón de la gente y lo hizo temible para lanzadores y receptores: su capacidad de estafar bases. Once lideratos individuales en este apartado, récord casi mítico para una temporada (55 en 1993) y una marca total de 726 son datos suficientes para catalogarlo como el más aventajado de todos los tiempos en este departamento de juego.

La grandeza de esos números también estuvo dada en conseguirlos en tiempos de buenos catchers y en dura porfía con excelentes robadores, dígase Germán Mesa, José Estrada, Eduardo Paret y el exrecordista Víctor Mesa, a quien le rompió la marca de 588 en el 2003. Uno de sus sobrenombres quedaría sellado desde entonces: “El Rey de las bases robadas”.

La marca de 100 anotadas para una campaña (2003), haber bateado ocho veces por encima del centenar de hits, liderar los triples en tres ocasiones, compilar para 299 de average tras más de un cuarto de siglo en el béisbol y ser el segunda base con más doble play facturados en nuestros certámenes (1 550), son otras estadísticas que cuentan en los libros, pero sobre todo en la memoria de sus seguidores.

Cierto fatalismo temporal de haber coincidido en su posición con estrellas que lo superaban en bateo, virtuosismo e integralidad como Antonio Pacheco, Juan Padilla, Oscar Macías o Alexander Ramos, por solo citar nombres ilustres, nunca impidieron su perseverancia, su constancia y su amor al traje rojo o azul. A los 45 años dijo adiós aún con velocidad envidiable en sus piernas.

A su terruño natal, el municipio de Centro Habana, lo defendió siempre en campeonatos provinciales, cual valor agregado que pocos estelares logran materializar cuando se sienten poseídos por la fama. Sueña desde su retiro con dirigir algún día una selección capitalina y es legítimo que así sea. Se lo ganó con ejemplo y superación.

Podrán pasar muchos años y la historia que periodistas o escritores hagan sobre las Series Nacionales no podrá obviar al más grande de todos los robadores de base del béisbol cubano, al que ningún sobrenombre le hizo perder el suyo, sencillamente Enriquito.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aureliano Buendía dijo:

    Un coloso dentro de los terrenos de beisbol. Todos los fans de Industriales Y Metros te agradecemos por tu entrega.

  • Azul Hasta la Muerte dijo:

    Joel Garcia no sabia q publicabas aquí hermano Saludos d un gran fafanatico d tu trabajo voy a leer los otros q tienes aquí

  • Juan Amador Maurín Reyes dijo:

    Más que por sus récords Enriquito Díaz se recordará por su amor sin límites a la camiseta, por su vergüenza deportiva. Su doblete para definir el campeonato frente a Villa Clara fue épico. Hace falta tener en nuestro béisbol mil Enriquitos para devolver a la pasión nacional a la vitrina de los éxitos. Mucha salud eterno 1. Serás un buen formador de peloteros, que buena falta nos hace.

  • snape dijo:

    Mucho record si, tiempo tuvo para romperlos, por poco sus nietos juegan con el en Industriales.

  • azucar dijo:

    Sin dudas uno de los mejores de por vida, lastima no lo hayan tenido en cuenta para equipos Cuba, siempre hace falta en un equipo un corredor que sea bueno estafando bases, hay situaciones de juego que lo requieren…saludos azules

  • Alexander dijo:

    En los 2das bases que coincidieron faltó Yobal Dueñas. Había un equipo CUBA de 2das bases!!!

  • Yasser dijo:

    Ojala esté enseñando como se roba bases

  • realista dijo:

    Si lo que a cada record deberían ponerle un * porque jugar 26 Series Nacionales, es lógico que jugando de regular vas a tener records más si tu provincia tiene otro equipo. Eso me parece demerita a muchos grandes de nuestras series y no me hablen de consistencia, los jugadores del equipo Cuba se pasaban el año jugando y rendían. Enrriquito hoy tampoco hace Equipo Cuba y ya eso es mucho decir.

    • cheng dijo:

      Hay que ser realista, sin dos equipos en la capital, Enriquito no hubiera llegado a la mitad de sus números. Par mi es el pelotero cubano con números más fríos. Siempre, buscar a los que le siguen en esos record, te darás cuenta que fueron mejores que él en la historia de sus respectivos equipos. Otro ejemplo de lo que digo es Urrutia, sus datos son impresionantes si lo miras individualmente. Enriquito, después que jugaba banco con industriales, ya Anglada no le daba juego, tuvo el escape que nunca tuvo otro pelotero en Cuba, volver con Los Metros, ahí cosechó muchísimas veces más al bate sin responsabilidad para la victoria del equipo. Mira si su vuelta a los rojos fue determinante en sus numeritos fríos que nunca más volvió a sacrificarse, eso estaba prohibido para él. Si este equipo “Metropolitanos” perdió competitividad y deseos de victorias que al final lo llevaron a la tumba, Enriquito fue el que más hizo por eso. Todos los peloteros que pasaban por los metros tenían una meta, solo una, jugar con industriales. Puro individualismo que redujo a un team que era competitivo y que llenaba el Latino cuando se jugaba el derby. Adios a los Metros, desde entonces sabemos que para ganar una serie nacional, a Industriales le pesa el haber sido cómplice del funeral rojo.

      • Yony dijo:

        Muy lógico tú punto de vista.

  • Industrial dijo:

    Un jugador muy inteligente,siempre a la viva,daba lo mismo que fuese en una Serie Provincial que una Nacional jugaba con la misma pasión,Enriquito amo al béisbol y este lo amo a él,se le extraña,hoy no hay un pelotero con sus habilidades en nuestro máximo nivel de Béisbol,Enhorabuena Enriquito,los aficionados capitalinos te agradecemos tu entrega solo porque si,porque valía la pena.

  • jorge dijo:

    Excelente pelotero no se como nadie le ha dedicado un comentario soy villaclareño, pero honor a quien honor merece

  • El granjero dijo:

    Ojalá todas estas apologías azules alcancen para que clasifique industriales.

    • manuel dijo:

      tu tranquilo que el leon te va a morder las entenderas

  • ROGLEZ dijo:

    No creo que merezca los records de hit, impulsadas y bases robadas porque recuerden que hubo un retiro masivo de peloteros veteranos pero que rendian un mundo Victor Mesa, Pacheco,Kindelan, Urrutia ect, él no, Enriquito tuvo la suerte de jugar hasta que decidio irse, otros desgraciadamente no los fueron.

  • Luis Dominguez dijo:

    Mi respeto para Enriquito, yo lo vi jugar, de hecho lo vi mucho tiempo en Metropolitanos, creo que hubiera llegado mas lejos si hubiera estado mas tiempo con Industriales. Dicho esto, creo que la consistencia fue su mayor logro en el beisbol cubano, muchos de sus records son a raiz de haber jugado mas. Creo que si la generacion dorada (a mis ojos claro esta) hubiera jugado un poco mas, cosa perfectamente posible porque estaban en plena forma cuando los retiraron, tal vez tuvieramos un record de 500 homerones y muchisimas mas historias para contar, de Kindelan, Pacheco, Linares y muchas otras estrellas de ese tiempo.

  • Buena Onda dijo:

    Excelente pelotero muy habilidoso, Metropolitanos le permitió extender su carrera muchos años y hoy exponer esos grandes números que tiene, pero para nada es una sombra en su brillante carrera, gracias Enriquito por mostrarnos un magnifico béisbol.

  • inconforme con to dijo:

    ¿Cómo robar récords? mejor titulo imposible es verdad k es un grande i me quito el sombrero ante el pero varios de esos títulos le pertenecían a otros que en su época dorada y x los cuales el no podía hacer equipo fueron retirados en masa sea Pacheco, Quindelan, O. Urrutia, Pierre… en fin a saber cuáles serian los números de esos monstruos si hubiesen jugado las series que participo Enrriquito, pero digo esto no para demeritar lo grande que fue Enrriquito sino x la barbaridad que se cometió al prescindir de esos que como bien dijo pacheco eran el techo del baseball cubano no había nadie mejor pero bueno eso es el efecto domino ahora estamos pagando las consecuencias de esa locura.

  • Alain dijo:

    Honor a quien honor merece, lo que sucedió es que a alguien muy inteligente se le ocurrió extirpar de las series nacionales a los Guerreros de la capital ” los Metropolitanos” y la Bala no pudo seguir jugando. La longevidad es algo que desearían muchísimos deportistas, pero el entrenamiento cada año es más riguroso, aunque claro el que persevera triunfa y si uno ama lo que hace aunque te mueras de hambre seguirás jugando para el pueblo que son los que merecen ésa magia, ese amor por la camiseta! Hemos perdido mucho talento y seguiremos perdiendo con esas ideas de cambios que sólo hacen perder el amor por el béisbol. No hay sinceramente un pelotero en Cuba con el.que los niños se identifiquen como con Messi o CR7 que vergüenza! Cuando era niño iba al Latino y no me iba a casa hasta que no viera salir a todos los peloteros y pedirles un autógrafo y darles un apretón de mano y ahora los niños van para correr por las gradas, o lo toman como parque recreativo, pero no pueden identificarse con ningún pelotero, ya no porque es vergonzoso como la prensa se esconde detrás de falsedades o testimonios del pasado y no ayudan mucho si no defiende el trabajo que aman. No se trata de contratos, se trata de nuestro béisbol. 90 juegos, que les paguen a cada pelotero quizas con igualdad básica, pero a la hora en que sobresalen que vengan los estímulos! Que el equipo ganador del juego de estrellas pueda jugar en Holanda o buscar cualquier torneo veraniego y llevarlos!
    En fin, la bala de Centro Habana es otro de nuestros grandes tesoros de un béisbol en el recuerdo, de algo que se apaga con el tiempo, aquella rivalidad y guapería en en terreno retando a Pestano y éste incitándolo a que saliera, aquella conversación sabia y oportuna con los montículistas, ya se ha perdido nadie, la pasión va muriendo y sólo vivimos de los buenos recuerdos.

    Que quede claro apoyo los contratos, incluso a los que se fueron para probarse yo les daría la oportunidad de volver y jugar la nacional y en el Cuba siempre que lo deseen, elevarían el nivel!
    Saludos

  • Rey Fumero dijo:

    Yipsi Moreno Ejemplo de Cubana y Deportista…

  • Rey Fumero dijo:

    Creo que no importa el tiempo que haya jugado o no…la habilidad no se compra..desmostrado esta que Enriquito es de lo mejor en el corrido de base..que muchos hits le proporcionó esto..asique por favor respeto a quien lo merece…Saludos

  • Chikungunya dijo:

    Como se rompen los récords?, jugando 26 series nacionales. Por ejemplo Omar jugó solo 20 y Enriquito le quitó el récord de anotadas (127 +), Pacheco jugó 22 y Enriquito le quitó el récord de hits (22 +), Victor Mesa jugó 19 series y robó 588 bases, Enriquito llegó a 726 (138 +). Imaginan si esos jugadores hubiesen jugado 26 series donde estarían sus números?.

    • Alain dijo:

      Con el mayor respeto si no sabe de béisbol no hable, todo depende de factores, de cuidados, de ejercitarse y sobre todo circunstancias diferentes. Esos peloteros a los que hace referencia no siguieron jugando por otras razones por favor. Los récord son para romperlos aquí se trata de salvar nuestro deporte nacional y no de criticar los méritos de loa deportistas, ahora mismo ni hay un pelotero en la serie nacional que pueda robarse más de 20 bases por 5 años seguidos, imagínese conectar más de 3 o 4 triples por más de 10 años por favor, no critique ni compare si no sabe de lo que habla!

      Sabe usted lo que es entrega a la camiseta sea cual sea, jugar con garra la provincial? Ejemplo sin comparaciones en disímiles ocasiones vi a Enriquito y a Paret llegar golpeado por lanzamiento a primera robar segunda, avanzar a tercera por lanzamiento desviado, y anotar oír errores a la defensa. Mencione quien juega así con esa garra hoy en día? Por favor no sabe de lo que habla!

      • Chikungunya dijo:

        No dudo de la calidad como pelotero de Enriquito Díaz amigo pero hay récords que llegan por acumulación y este es el caso, aprovechando la capacidad física del pelotero se le pidió jugar varias series más hasta alcanzar los registros que el tiene hoy en día y como puede ver en mi comentario a pesar de los años jugados la diferencia es poca con los registros de los recordistas anteriores, si hace un análisis cualitativo me dará la razón, los grandes son grandes y ahí el pelotero de la capital debe pedir permiso o quitarse al sombrero ante los mismos.

  • luis ernesto dijo:

    Tremendo jardinero…. un sálvaje. Una estrella de verdad

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también