Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Lázaro de la Torre: Un Brazo de Hierro en cuatro décadas

| 35 |

Lázaro de la Torre, ídolo de la capital y de toda Cuba. Foto: Trabjadores/ Archivo.

Cuando Lázaro de la Torre irrumpió en las Series Nacionales pocos repararon que su seriedad para entrenar era tan solo una de sus grandes virtudes como pelotero. Corajudo, ganador, guapo, todo un revolucionario del box en cuanto a entrega sin límites, el sobrenombre de Brazo de Hierro le llegó temprano y para siempre.

Corría los finales de la década de los 70 del siglo pasado (1978-1979) y su entrada al equipo Metropolitanos no pudo ser más impactante para un novato de 21 años. En esa primera campaña ganó 12 partidos y perdió tres, incluidas siete victorias sin derrotas con el equipo Habana en la Serie Selectiva, un certamen más exigente de calidad y al que solo se accedía por un alto rendimiento.

Su amplio palmarés de 20 temporadas le reservó varias marcas impresionantes e históricas para un serpentinero capitalino. Dentro de las más recordadas está haber podido jugar cuatro décadas seguidas de nuestro béisbol, pues con 45 años lanzó en la serie 2001-2002 y todavía dominaba a sus rivales y ganaba partidos importantes.

Un total de 208 victorias, 161 partidos completos y mil 716 ponches lo hicieron líder entre los lanzadores capitalinos en esos apartados, al tiempo que en su vitrina de premios sobresalen los oros en los Juegos Panamericanos Caracas 1983 e Indianápolis 1987, en las Copas Intercontinentales de Bélgica 1983 y Edmonton 1985, y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe La Habana 1982, así como los títulos nacionales de 1986 y 1992 con el equipo Industriales.

Muchas otras estadísticas lo ubican entre los diez primeros de todos los tiempos en varios departamentos: entradas lanzadas (2 mil 821), bateadores enfrentados (11 mil 873), bases por bola (930), en tanto exhibió a la hora del retiro un aceptable 3,29 promedio de carreras limpias, si tomamos en cuenta que en tres de las cuatro décadas tuvo que lanzar en la era del bate de aluminio.

Sin embargo, el quinto serpentinero más ganador de nuestras Series Nacionales quedó en la memoria de sus seguidores por la misma condición que impresionó en su debut: la fortaleza de su brazo. Nunca se quejó de dolores por exceso de lanzamientos o salidas con pocos días de descanso. En funciones de abridor o relevista, De la Torre siempre estaba dispuesto a subir al box. Y lo admirable es que la mayoría de las veces salía vencedor, tal y como le reclamaba una exigente afición.

Víctima de un retiro forzoso para poder contratarse en ligas foráneas —política incoherente aplicada por el INDER a mediados de la década de los 90 del siglo pasado—, el carismático serpentinero tomó rumbo hacia Japón de 1996 hasta 1998, aunque también jugó en Nicaragua durante ese lapso de tiempo con par de formaciones. El balance en la Liga Industrial de tierra nipona volvió a ser favorable: 23 sonrisas y apenas cinco derrotas, aunque lo más impactante para él fue conocer un béisbol muy riguroso tanto en el entrenamiento como en el pensamiento técnico-táctico. Le hubiera gustado probarse en el béisbol profesional de la nación asiática, pero no tuvo esa oportunidad.

Lázaro de la Torre en Japón. Foto: Trabajadores/ Archivo.

Poseedor de una recta veloz, efectiva slider y engañoso cambio de bola, su historia también guarda hechos y anécdotas relevantes y algunas hasta increíbles si no conociéramos su tenacidad y amor por el deporte. En la Serie Selectiva de 1986 ganó seis juegos en una semana (abrió dos y relevó otros cuatro); mientras varias veces corrió desde el puente de Bacunayagua hasta el estadio Victoria de Girón de Matanzas o regresó trotando a su casa tras haber lanzado un partido vespertino.

No pocos lo veíamos corriendo cada jornada 5 y 10 kilómetros, cual maratonista beisbolero, lo cual explicaría en una de sus entrevistas. “Cuando empecé en los años 70, los grandes lanzadores de aquella época me dijeron que un buen pítcher tenía que correr mucho. Decidí seguir el consejo al pie de la letra y los resultados me han dado la razón”.

Una de las últimas imágenes de su carrera deportiva, vinculada a su longevidad y que caló muy hondo entre sus seguidores, la protagonizó en la postemporada del 2001, cuando a fuerza de vergüenza y coraje pidió la bola para abrir cuatro de los cinco partidos del play off entre Industriales y Pinar del Río.

Con un dramatismo de leyenda, en el estadio Latinoamericano venció en días consecutivos a dos estelares vueltabajeros Pedro Luis Lazo y José Ariel Contreras, lo cual representó la igualada a dos triunfos por bando. Luego, los sueños azules se esfumaron en el Capitán San Luis ante la labor monticular del zurdo Faustino Corrales, pero la hazaña escrita por De la Torre sobrevivió al tiempo como una de las más grandes, sobre todo por haberla conseguido nada menos que a sus 43 años.

A pesar de no haber podido integrar nunca una selección nacional a un Campeonato Mundial o Juegos Olímpicos, su agradecimiento e identificación con nuestro béisbol le permite pasar por alto alguna que otra injusticia con él en esas selecciones y recuerda como una de sus mayores alegrías haber vestido el uniforme de Cuba por primera vez en los Juegos Centroamericanos y del Caribe La Habana 1982, donde salió airoso par de veces, aunque finalmente el equipo terminó con una plata imperdonable para la afición.

A los 61 años (cumplidos este 10 de octubre), uno de los íconos de pelotero valiente y triunfador en nuestros campeonatos todavía trabaja y sueña con las bolas y los strikes, en especial, dirigir un equipo en la Serie Nacional, para aportarle no solo sus conocimientos técnicos, sino esa garra, seriedad, perseverancia y vergüenza, fragmentada hoy en muchas escuadras cuando se la compara con años atrás.

Lázaro de La Torre, con su inolvidable apelativo de Brazo de Hierro, tiene un puesto dentro de los imprescindibles por su fuerza de voluntad, sacrificio y resultados. Quienes lo conocieron desde la etapa juvenil ponderan además su amor y entrega a la camiseta, sea cual fuera el equipo que representara. Sus brazos abiertos en señal de victoria cuando terminaba cada lanzamiento son la mejor expresión de su inmortalidad.

Lázaro de la Torre. Foto: Trabajadores/ Archivo.

Lázaro de la Torre. Foto: Trabajadores/ Archivo.

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Andrés dijo:

    Tremendo pelotero, tremendo lanzador. Puro coraje, guapísimo.

    Mi padre me llevó varias veces al Latinoamericano a verlo lanzar. Como industrialista que siempre he sido, disfruté cada triunfo de de la Torre. De muchcacho trataba de imitarlo en los juegos de pelota del barrio. Un grande de nuestro beisból, que como otros tantos, va necesitando redención. Este artículo lo hace.

  • AGR dijo:

    Me quito el sombrero. Magnifico pelotero, buen amigo y estupendo manager. Es una pena que la comision no quiera ponerlo a dirigir a Industriales. El si quiere, pero la direccion de arriba no quiere. Ojala algun dia aflojen y lo dejen dirigir al Equipo de Industriales. Slds

    • pedron dijo:

      Tiene Ud razón.
      En ña Serie antes pasada se barajó su nombre y el de Carmona para dirigir a los azules.
      Después le regalaron el puesto al ¨niño lindo¨ Victor Mesa.

  • Amaya dijo:

    Creo que pudo haber integrado el equipo al Mundial 84 en la Habana, fue sin dudas uno de los lanzadores mas voluntariosos, sino el más que ha tenido nuestro beisbol, con una entrega y disciplina inigualables

    • inedito dijo:

      Ese tipo de lanzador se ve muy poco. Actualemente en la selección nacional no existe ese tipo de pitcher. Dispuesto siempre a lo que sea. Él, Vinent, Carlos Yanes. Recuerdo en la Copa Intercontientental de Edmonton de 1985 que Alemán había lanzado en la semifinal como relevo y luego pidió la pelota y abrió en la final. Eso se llama coraje, amor a la camiseta.

    • Alexeis Alberto. dijo:

      Lázaro es ejemplo de Laboriosidad,muy consagrado y muy disciplinado,y hoy por cualquier acción vemos los lanzadores dandose en el pecho por dominar a bateadores que no son ni el 10% de los que enfrentaba Lázaro.
      Amaba el beisbol,amaba la Capital,se entregó con metros y también con Industriales,pero sobre todo amaba a Cuba,pero coincidió en una época de grandes.
      Ganó 208 partidos y la mayor cantidad de serie la jugó con Metros .con Industriales desde el principio inmaginen lo que hubiera ganado.
      No se me olvida el play off con Pinar,una nómina superior y lanzadores enfrente de calidad,cuando ganó 1 juego pidió la bola al otro día,ganó y empató,y al otro día volvió a pedir la bola,una locura para ese brazo de hierro.Toda una hazaña y a 43 años señores,pero como se preparaba a su conciencia lograba tales resultados.
      Esperemos que continue vinculado al beisbol que tiene mucho que aportar a futuras generaciones.
      Suerte para usted de la Torre,corajudo y entregado.
      Mis respetos.

  • santiaguero dijo:

    Grande entre los grandes, y como una vez más la injusticia con el como con muchos otros a la hora de integrar los equipios Cuba. Saludos desde Santiago de Cuba y siempre te recordaremos.

  • santiaguero dijo:

    Grande entre los grandes, y como una vez más la injusticia con el como con muchos otros a la hora de integrar los equipos Cuba. Saludos desde Santiago de Cuba y siempre te recordaremos.

  • Boris Luis Cabrera dijo:

    Justo trabajo para un hombre que lo ha dado todo siempre por el béisbol. Lo conozco muy bien y puedo dar fe de todo lo aquí expuesto. Sin dudas es uno de los grandes. Hace solo unos meses, de regreso de una visita a Japón, se le pudo ver por varios terrenos de la capital regalando pelotas Kenko, de las que se usan en las categorías infantiles (pueden valer hasta 15 cuc) compradas con su propio dinero. Ese hombre es un ejemplo de entrega y dedicación al deporte, lo fue en su época de pelotero y ahora en su etapa de director. Gracias Joel por el trabajo. Saludoss

  • Neo dijo:

    Saludos camaradas, se fijaron en el spot de ayer como anunciaban a los cuatro finalistas, Ciego, Industriales, Holguín y Las Tunas, parecen que ya lo habian elaborado, y así dice Marvin que los terroristas somos nosotros jajajajajajaja.

    • marvin dijo:

      lo q se sabe no se pregunta, jajaja

  • Dayami Rosell dijo:

    Hola Joel, sabes que te faltó? …decir qué hace hoy….decir que prepara nuevas generaciones de peloteros (que los tenemos en Series Nacionales: El Brujo Sosa, Elder Nodal, Frank, Victor Labrada, Giovany en la IJ…entre otros), que como MAESTRO es incansable, exigente, dedicado, disciplinador, preocupado, que junto a Fidel Garcia y Alfredo hacen un buen team, que se gana el respeto, el cariño y la admiración de discípulos y padres, yo en lo particular les agradezco, son de los profes que van a las escuelas de los muchachos a ver como va el aspecto académico y “ay mamá!!” del que falle…en fin…podria hacer yo un artículo tambien pero esa segunda parte te la dejo…saludos y felicidades a Lázaro y sus equipos…si porque son sub 18, 1ra Categoría. eq. del MININT y sub 23….que le parece?!

  • enrique15 dijo:

    Arriba, a escribir que este sí que era un caballo, jajaja. Yo no tengo mucho que decir, solo que era un caballo. Alguien me dijo una vez que Fernándo Sánchez le había confesdo que el único lanzador contra el que se sentía presionado era contra Lázaro de la Torre, cuando el negro se paraba en el box con la gorra metida hasta los ojos que no se le veían y brillando abajo de aquel sol del estadio.

  • Noelvis dijo:

    saludos.
    Grande entre los grandes lo definiría yo, un lanzador de voluntad de hierro tambien, alguien a quien hay que admirar de por vida. Ojalá la comisión nacional de beisbol lo tenga como numero 1 en la lista de sustitutos de anglada (si no quisiera seguir) para dirigir industriales, con él ahí diría ese dicho callejero “a llorar que se perdió el tete”, me encantaría verlo dirigir industriales.
    Éxitos de la torre, nunca dejes el béisbol.

  • REA dijo:

    Bueno pues si aún quiere dirigir algún equipo en Series Nacionales, pues tráiganlo para Camagüey a ver si con disciplina y conocimientos levanta la provincia.

  • IVM dijo:

    todo eso perfecto Lazaro de la Torre se merece que hablen de el todos los dias pero de los juegos de ayer nadie habla nada.

  • Sergio D. Hdez Lima. dijo:

    Grande entre los grandes. Me quito el sombrero ante usted campeon. Ojala que lo veamos dirigiendo Industriales algun dia.
    Saludos.

  • Willy dijo:

    Buenos días, muy buen artículo para un ejemplo de ser humano y atleta, entregado hasta la actualidad al deporte nacional, ha sabido ganarse el respeto de todo el pueblo cubano y de aquellos que lo conocen fuera de nuestra frontera, ejemplo a seguier por las nuevas generaciones de pitcher, en especial para los del equipo Industriales, a quienes veo en el bullpen, en cualquier cosa menos atendiendo al juego, sería bueno q lo invitaran a conversar con estos jóvenes q le falta entrega y sacrificio. Tengo la seguridad q su deseo de ser director en la Serie Nacional, se cumplirá.FELICIDADES CAMPEÓN.

  • levy dijo:

    Respeto y Honor para este grande de nuestro beisbol, tenia un amigo que era vecino de el en Guanabacoa creo y dice que los tenia locos subiendo y bajando escaleras en el edificio desde las 5 am.

  • Ari Vega. dijo:

    Ejemplo de deportista, ejemplo de dedicación y entrega.
    Lástima no fuese valorado siempre en su justa medida.
    Se le admira y se le respeta. Ojalá sirva de ejemplo para las nuevas generaciones.
    Mucha salud y que Dios le siga bendiciendo.
    Que tenga mucha suerte en lo que emprenda.

  • LAPG dijo:

    No se le ha hecho toda la justicia, ni le han dado todos los honores que merece……..

  • 49ers dijo:

    El mayor ejemplo de entrega al beisbol o a cualquier profesión en general en que puedo pensar y creo que me quedó muy corto para describir la trayectoria deportiva de Lazaro de la Torre. El recuerdo que con mas cariño atesoro del latino es haberlo visto lanzar ese segundo juego contra Pinar en la postemporada del 2001, recuerdo desde mi sorpresa inicial cuando lo anunciaron para abrir por la amplificación local hasta el último out del juego. Honor a quien honor merece, una maxima que en nuestro país desgraciadamente pocas veces para ser generoso se aplica.

  • EntreRios dijo:

    Todo coraje y entrega. Protagonista de “otro béisbol”. No sé por qué no clasifica para dirigir al máximo nivel. ¿Sera cuestión de imagen? Porque otra razón no me cabe. Difícil de averiguar, máximo, cuando los decidores no dan explicaciones al público y mucho menos dan la cara. Saludos

  • omarito dijo:

    Honor a quien honor merece dijo José Martí, como él otros peloteros fueron “retirados” de nuestras series nacionales por la edad, sin embargo en otras ligas tuvieron resultados que los “relevos” que entraron a jugar jamás alcanzaron….sobran palabras….

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también