Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Faustino, el de la curva venenosa

| 34

Foto: Archivo de Trabajadores.

Ponchar significa uno de los disfrutes más grandes del béisbol, al menos para los lanzadores. Es el desquite perfecto ante el poderío de un bate, la guerra preferida con armas conocidas: curva, rectas, slider; la estocada mortal a quien viene dispuesto a decidir un partido. Con total convicción, constituye la batalla psicológica más fuerte dentro de un terreno de pelota y de paso, la nota más feliz desde un montículo, a 90 pies del home.

Todo eso lo vivió a plenitud Faustino Corrales. Subía siempre al box con una serenidad y confianza envidiable, cual dueño de la situación desde el anuncio, desde el calentamiento. Pocos serpentineros han tenido tan buenas aptitudes físicas.

Alto, de brazos largos y con un movimiento elegante para cada envío. Su pierna derecha flotaba por delante de su rostro para tomar impulso y soltar endemoniadas curvas, envenenadas curvas, que hacían fallar una, dos, diez, veinte veces a sus rivales. ¿Qué diablos está tirando este?, repetían camino al banco.

Nacido en Mantua, se convirtió en 23 Series Nacionales en el zurdo más ponchador de la pelota cubana (2 360), solo superado en la historia de nuestros clásicos por otros dos pinareños ilustres —Rogelio García (2 509) y Pedro Luis Lazo (2 426)—, quienes adoraban también ese acto de ver un swing al aire con el tercer strike o simplemente “retratar” al bateador sin tirarle en el home.

Cuenta uno de sus primeros entrenadores, José Manuel Cortina, que desde los 17 años lo ponía a tirar 200 lanzamientos. Y nunca se quejó de dolores en su brazo, a pesar de que trabajó 2 544 entradas hasta su retiro, con 381 partidos iniciados (completó el 33 por ciento de ellos), 27 lechadas, 3,29 promedio de carreras limpias y un discreto 230 de average por parte de los rivales enfrentados.

Desde sus inicios en 1981 con el equipo Forestales —segunda formación en importancia dentro de Pinar del Río— llamó la atención de aficionados y especialistas por dos elementos opuestos. Ponchaba mucho, pero otorgaba también demasiados boletos. En fecha tan temprana como la temporada 1983-1984 recetó ¡143 estrucados! Otra vez la pregunta pululaba entre los jugadores: ¿Qué diablos está tirando este?

Bajo el uniforme forestal perdió más que lo que ganaba, sin embargo, poco después se enfundó las camisetas de Vegueros y Pinar del Río, con las cuales se coronó campeón nacional y revirtió tal faena. Al concluir su carrera en el 2005 archivaba 172 sonrisas y 135 fracasos, en tanto su palmarés internacional exhibía una corona mundial (Nicaragua 1994), oro en los Juegos Panamericanos (Winnipeg 1999) y plata en la Copa Intercontinental (Australia 1999), donde fue seleccionado el mejor lanzador zurdo del evento.

Pero dos hechos marcarían para la inmortalidad al siniestro vueltabajero. El primero ocurrió en el estadio Cristóbal Labra, de la Isla de la Juventud, el 19 de noviembre de 1991, cuando le propinó a los pineros un juego de cero hit – cero carreras, el número 34 en la historia de nuestras temporadas. Sus compañeros lo respaldaron con siete carreras y 10 imparables.

Esa tarde, el más espigado de los serpentineros de Vegueros en esa campaña disertó con el aplomo de los consagrados e hizo caso omiso al sol, al calor, a más de una base por bola que complicó las cosas. “Siempre quise lograr una hazaña como esta y no podré olvidar este día”, respondió a los periodistas tras una de las hazañas más difíciles de conseguir en este deporte.

Y si imborrable era el juego perfecto, nueve años después escribió con letras doradas un desempeño sin antecedentes no solo en la pelota cubana, sino internacional. En la fría noche del 20 de diciembre del 2000, ante pocos miles de personas en el estadio Capitán San Luis, Faustino parecía imperturbable y concentrado frente a un equipo holguinero con jóvenes y experimentadas figuras en su alineación.

Su curva describió una y decenas de veces ese recorrido mortífero para engañar a bateadores zurdos y derechos. El control era exquisito, inefable, al punto de no otorgar boletos. Primer ponche, segunda entrada por idéntica vía y como si el reto creciera a medida que avanzaba el encuentro, no se cansó de “marear”, strikes tras strikes, a ¡22 bateadores!, récord que dejaba atrás los 20 del mítico Santiago Changa Mederos, impuesto un 30 de enero de 1969 ante Camagüey.

Sin embargo, el dominio no quedó solo en los tres strikes. Faustino intervino en 24 de los 27 outs, pues además de los ponchados otros dos jugadores fallaron en fáciles roletazos por el pítcher. Apenas permitió par de imparables: un doble en la segunda entrada y un hit en la octava. La receta, la fórmula indescifrable de esa noche invernal, se la contó años más tarde a un colega pinareño, Juan Antonio Martínez de Osaba y Goenaga.

“Era una noche normal, un poco fría, con bastante gente en las gradas, Jorge Fuentes me entregó la pelota y salí despacio para el box, como era mi costumbre. Desde el calentamiento comprobé que el control me respondía a la perfección, por eso no concedí bases por bolas. Siempre he pensado que me acompañó la suerte. Estaban regulados 125 lanzamientos, pero Rogelio García, que era el entrenador, en el octavo inning pidió permiso para que continuara, porque veía aproximarse un récord. Por eso lancé alrededor de 140”.

Para muchos, la curva de Faustino ha sido la más venenosa y mortal de cuantas han pasado por nuestras Series Nacionales. También los italianos piensan lo mismo, pues en 1995, en la Serie A1 de ese país, jugando para el equipo Parma, compiló 11-2 con efectividad de 1,65 promedio de carreras limpias y ¡184 ponches en 114 entradas! Fue decisivo en la coronación de su conjunto ese año.

Sin el ángel mediático de otros peloteros, el zurdo de Mantua dejó sobre el box una huella que costará mucho trabajo superar —y quizás nunca se logre— por lanzador alguno. La elegancia de su wind up y su espléndida curva serán recordadas siempre, junto a la interrogante que muchos bateadores se hicieron cuando no adivinaban tres lanzamientos para conectarle: ¿Qué diablos está tirando ese?

Foto. Ricardo López Hevia/ Granma.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José dijo:

    Un gran lanzador, con tremendos recursos y muy seguro, a pesar de que muchos custionaban sus resultados en los juegos decisivos, tuvo en partidos de ese tipo grandes victorias, lo vi lanzar ante un Latino repleto, grandes juegos, así como en eventos internacionales, grande entre los grandes Faustino.

  • José dijo:

    Un gran lanzador, con tremendos recursos y muy seguro, a pesar de que muchos cuestionaban sus resultados en los juegos decisivos, tuvo en partidos de ese tipo grandes victorias, lo vi lanzar ante un Latino repleto, grandes juegos, así como en eventos internacionales, grande entre los grandes Faustino.

    • Alexeis Alberto. dijo:

      Síntesis biográfica
      Nace el 7 de junio de 1965, pelotero oriundo de Pinar del Río. Lanzador zurdo de Forestales (Equipo de Béisbol) y Pinar del Río (Equipo de béisbol) en las Series Nacionales. Debuta en la década de 1980 y se retira en el año 2005.
      Fue uno de los tres lanzadores en la Serie Nacional de Béisbol que ha logrado la marca de 2.000 ponches en la carrera deportiva. También tiene el récord de ponches en un solo juego con 22. Se unió al equipo de Cuba en el 99 en los Juegos Panamericanos.
      Lanzó para más de 20 años en Cuba y al retirarse aparece en las estadísticas entre los líderes de todos los tiempos en varios departamentos. Lideró la liga en ponches en cuatro ocasiones.
      Llama la atención primero en 1983-1984, cuando lanzaba en el equipo de Forestales y dio 143 ponches en esa temporada. Faustino tiró un no-hit no-run el 19 de noviembre de 1991. Para la Serie Nacional 1991-1992, empata Roberto Ibáñez y Jorge Antonio Martínez Gerardo por el liderato de la liga con tres lechadas. También queda segundo en ponches con 100.
      Debuta en el Equipo Cuba en la Copa del Mundo de 1994 de béisbol. Tuvo record de 1-0 ganados y perdido con 1.80 de efectividad para ayudar a Cuba en la victoria por el oro, ponchando a 14 y permitiendo sólo tres hits en 10 entradas.
      En 1996-1997, ayuda a Pinar del Río y gana el título, junto con Pedro Luis Lazo, José A. Contreras y Abel Madera.
      El 20 de diciembre de 2000, poncha a 22 bateadores en un juego de nueve entradas para un nuevo registro de Cuba para un juego de 9 innings, Rogelio Garcia tenía el récord para cualquier juego con 24. Faustino rompe el récord de 31 años de edad, 9-entrada de 20 en manos de Santiago Changa Mederos.
      Gana 2 juegos tuvo una efectividad de 1.15 carreras limpias en el Torneo Mundial de 2001 de Puertos al vencer a la selección holandesa en la final. Ponchó a 21 bateadores en 15 2/3 de entradas lanzadas.
      Se retira después de 2004-2005 con 23 series nacionales. Para el 2008-2009, el zurdo clasifica tercero en la historia de Cuba en temporadas lanzó (detrás de Carlos Yanes y Misael López), quinto en juegos iniciados con (381), decimoprimero en victorias con (172), decimoprimer en juegos pérdidos con (135), noveno en entradas lanzadas con (2544 1/3), segundo en ponches (2.360, detrás de Rogelio García) y segundo en bases por bolas (1.198, detrás Carlos Yanes). La efectividad de por vida fue de 3,29.

  • camarero dijo:

    recuerdo un torneo -si no me equivoco, en centroamérica- en que el equipo cuba ya iba a discutir la final y en un partido que quedaba que no decidía nada, el abridor fue faustino… y después del juego los directivos del rival derrotado -que si no me equivoco, fue nicaragua- acudieron a los periodistas cubanos a decirle que no entendían por qué si cuba discutía al otro día la final, habían puesto a su mejor pitcher en un juego que no decidía nada…

    • Sergio dijo:

      fue en el MUNDIAL del 94, en Nicaragua. Muchos Scouts quisieron llevarselo.

    • Alexeis Alberto. dijo:

      Camarero
      Quizas cuando hoy le escriba ya usted no visité esté artículo,pero le voy a responder el por qué?
      Sencillo,porque para nosotros siempre el mijor lanzador es ese el de la gran velocidad,el de muchos recursos,ese que se ha probado varias veces y para no fallar y asegurar el triunfo lo colocamos en el juego decisivo,así como muchas veces lo hicimos con Vera,Contrera,Lazo,Vient.Huelga y otros mostros.
      Pero para muchos en el mundo las características de Fautinos lo hacian el mejor picher en diversos países,con otra filosofía del juego,donde su mejor lanzador es ese que domina a la perfección 3 o 4 lanzamientos y uno es letal como lo era la curva de Corrales,además del control que ponía la pelota donde quisiera y la inteligencia al lanzar,así piensa en otras ligas.
      Saqludos.

  • Sergio dijo:

    Un gran pitcher, a veces sin suerte, a veces sin “spiritu” y lo digo con el mayor respeto, pero era así, las cosas como son.

  • Yoli dijo:

    Y eso que dicen que su equipo a veces le hacía chapucerías, que si no….!!! Mi padre me habla de él con tremendo orgullo.

  • KIKIRIKI dijo:

    buen pitcher que no tuvo tanta suerte pa integrar el Cuba porque coincidió con Tati Valdés y Ajete. dice Antonio Scull que en 20 SN nunca le pudo dar un hit.
    Luis Borroto estuvo a punto de igualar el record cuando tenía 20 ponchados faltando 2 out y un bateador dió un fly de foul que el left fielder villaclareño atrapó. Víctor Mesa casi se lo come por no dejar caer el fly.pero Borroto se quedó en 20. imagínense, la única forma que tenía de superar los 22 es que ponchara a los 2 que le quedaban y que uno de ellos fuera con wild pitch pa que el bateador se embasara y poder lanzarle a otro. a lo mejor si no hubieran atrapado el fly (creo que fue Yuniet Flores) Pestano lo hubiera ayudado con un pasbol, o dos, o tres. solo así habría podido llegar a los 23.

    • Amaya dijo:

      Si te hago una anécdota, no me la vas a creer, pero alla voy esa noche (siempre mi hermano y yo veiamos los juegos con ellos) ambos ocupabamos cargo de responsablidad en las FAR y accediamos a los dogaut, teníamos auto y le decíamos que si daba ponches entonces le dabamos para su auto particular (Nissan) por cada ponche 1 litro de gasolina, y la gracias nos costó 22 litros esa noche, por supuesto que lo dividimos ara cumplir la promesa, gran amigo nuestro aunque a veces embarcaba también los juegos lanzando por el medio en 2 strikes sin bolas

      • KIKIRIKI dijo:

        AMAYA:
        PERO COMO SE TE OCURRE PAPO? JAJAJA.
        OYE, QUIEN SIEMPRE QUE LO VEO ME DICE QUE TE SALUDE ES EL CHENKI.

      • Amaya dijo:

        Que bueno saludame al Chenki, dile que en cuanto vaya por allá les aviso

      • Arturo dijo:

        AMAYA

        Desviando “recuersos del estado”?, usted?, quien lo diría,

        jajajaja, nada, tranquilo, no hizo nada que no se haya hecho en este país.

    • Ramiro dijo:

      El que cogió el fly fue Oscar Machado

  • Tomas dijo:

    Excelente trabajo para recordar a uno de los mejores zurdos de la pelota cubana, olvidado por los jovenes pero que fue un ponchador y ganador nato en nuestra series nacionales a pesar de que debio hacer mas equipos cuba y que su descontol lo mato muchas veces. Ser de Forestales tambien le quitó mas victorias. recordar estas figuras es algo positivo de cubadebate

    • inedito dijo:

      Excelente lanzador. De lo mejor que a pasado en nuestros clásicos nacionales. A veces un tanto subvalorado pero su calidad es innegable. Casi siempre lanzaba partidos muy reñidos y en no pocas ocasiones la dicha no lo acompañaba. Mis respetos para Faustino Corrales, el zurdo de Mantua.

      Profesor Ismael Cortina. Ojalá Ud pueda trabajar con los lanzaores de mi provincia porque en Santiago no se ve un trabajo consolidado en las categorías inferiores.

  • leoricardo dijo:

    para la fecha de 20 de diciembre del año 2000, el dia de los 22 ponches, yo tenia 12 años, y si mal no recuerdo ese juego creo fue en el calixto garcía, no en el capitan san luis.

  • Amaya dijo:

    Nada de poco fría era bien fria la noche de los 22 ponches, estaba allí en el dogaut con ellos, temblaba la yaya del frio que hacía, yo le dije en broma que se habia puesto de acuerdo con Rubiera para bajar la temperatura y congelar los bates de los holguineros, era incómodo de verdad, me confesó que la mayor injusticia con él fue no llevarlo a los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, estuvo en tremenda forma, renunció al contrato en Italia ese año para ganarse el puesto y no lo llevaron, una de las tantas injusticias

  • chairman dijo:

    Joel, el box o tabla de lanzar está a 60.5 pies y no a 90 del home plate.

  • flor dijo:

    Excelente trabajo y muy muy merecido. Inmejorable atleta y mejor ser humano, modesto y sencillo sobremanera. Sin dudas, uno de los grandes de la pelota cubana. FELICIDADES!!!

  • tony dijo:

    Joel García por este Gracias artículo, siempre creo que se le a dedicado poco a este grande de la pelota Cubana, yo era un estudiante del preuniversitario y cada ves que oía que iba lanzar Faustino me iba al Capitán San Luís y me sentaba de tras del cajón de bateo para nada mas ver la curva que lanzaba, realmente fenomenal, fueron muy injustos con el ya que integro el CUBA muy pocas veces y a sido olvidado por los medios, gracias una ves mas periodista.

  • Chikungunya dijo:

    Tremendo pitcher, uno de los mejores zurdos que ha pasado por nuestra pelota.

  • mdm dijo:

    pululaba?

  • yobayer dijo:

    En mi adolescencia y niñez lo ví lanzar, a tal punto que siendo santiaguero y contar con Pacheco, Kindelan, pierre, Isacc,Meriño, Padron, cutiño etc !!!Aplanadora!!!! le iba a los linares, Lazo, Castro, Contreras, faustino, Etc. Gran pitcher. Bravo por él. VIVA Cuba.

  • El hobbit dijo:

    Buen articulo a un grande de la pelota cubana. Solo una pequeña precisión, el Box está a 60.5 pies del home, no a 90.
    saludos

  • Verde Veguero dijo:

    Tuve el placer de verlo pitchear muchos juegos y constatar que demasiadas veces el equipo no le respondía al bate o la defensa. Una curva endemoniada y grande, no sé porqué se ha perdido ese lanzamiento de nuestras series nacionales, quizás se trate de que siempre estamos imitando lo que se hace en “extrangia”. Gracias, Joel, por este artículo al guajiro Faustino, que mucho lo merece por sus ganados méritos.

  • Ronald dijo:

    El que cojio el foul fly fue gustavo olano estaba en el jardin derecho

  • jose dijo:

    Para mi opinion muy personal.Changa es un zurdo emblematico en el beisbol cunano,Todos recordamos sus primeros anos.Descontrolado.Asi mismo comenzo Faustino.Changa tenia una ventaja incuestionable.Tenia detras un equipo llamado Industriales que hasta estando mal era un equipo al que todos consideraraban,Faustino no tuvo esa suerte,Su merito lo hizo por su talento al extremo que hoy digo sin dudarlo que es y ha sido nuestro mejor lanzador zurdo amen de las victorias de Tati Valdes.Ha sido para mi una revelacion del pitcheo que sento catedra.Mis respetos para el siempre,lo digo donde sea

    • Amaya dijo:

      Amigo, pero “Tati” era muy inteligente lanzando, y en momentos cruciales, dominaba, a Faustino le faltaba esa inteligencia, y en varias ocasiones equivocaba el pitcheo y los lanzamientos, ye so costó algunos juegos, así es que integralmente Jorge Luis Valdés fue superior

  • Pedro Silva dijo:

    El juego de los 22 ponches fue en el Calixto Garcia, y al siguiente juego que pitcheo le propinó 17 ponches nada más y nada menos que a la aplanadora santiaguera en el Guillermon Moncada.

    • Amaya dijo:

      Amigo está totalmente equivocado ese juego de los 22 ponches fue en Pinar, en el “San Luis” yo estaba con ellos en el dogaut

      • Pedro Silva dijo:

        Tienes toda la razón, fue en el San Luis. Pero lo más importante es que al siguiente juego le recetó 17 ponches a Santiago.

    • Amaya dijo:

      Saludos Pedro, desde nuestro Pinar, tengo muchos amigos en Holguín

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también