Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba, Trump y el diálogo coreano

| 49

La Bandera de la Estrella Solitaria. Foto: Jorge Luis Rivera/ Cubadebate

De regreso de un viaje a Cuba quisiéramos compartir unas pocas reflexiones sobre el momento actual de la isla. El endurecimiento del bloqueo ordenado por Donald Trump complica la situación económica de la isla rebelde. Pone piedras en el camino de la actualización del modelo económico pero no hace mella en la moral de los cubanos que a lo largo de casi sesenta años aprendieron a convivir con tanta malevolencia que, como el mal tiempo, viene del Norte.

Con Trump ya son doce los inquilinos de la Casa Blanca que quisieron derribar a la Revolución Cubana, o producir el tan ansiado “cambio de régimen”. Los once anteriores mordieron el polvo de la derrota, y al magnate neoyorquino le espera más de lo mismo. Ordenó el retiro de numerosos diplomáticos de la reabierta embajada de EEUU en La Habana (la mayoría de los cuales eran agentes de inteligencia o personal adiestrado para “reanimar” con diversos subsidios y programas a la “sociedad civil” cubana) e impuso renovados obstáculos al comercio exterior de la isla, a las inversiones norteamericanas y también al turismo de ese origen que se dirige a Cuba, exhortando al ciudadano a “reconsiderar su decisión de viajar” a la isla.

El nuevo presidente, Miguel Díaz-Canel, deberá transitar por un sendero erizado de dificultades: desde la ilegal extraterritorialidad de las leyes de EEUU que, con la aquiescencia de gobiernos serviles (empezando por los europeos y siguiendo por los latinoamericanos) impone sanciones a bancos y empresas de terceros países que intervengan en el comercio exterior de Cuba hasta los vetos a la importación de productos que contengan más de un diez por ciento de componentes estadounidenses o de patentes radicadas en ese país, pasando por la prohibición de entrar a puertos de Estados Unidos a buques de carga que en los seis meses anteriores lo hubiesen hecho en alguno de Cuba.

El repertorio del chantaje mafioso al que someten a la isla rebelde es tan grande como enfermiza su vieja obsesión por apoderarse de ella, que comienza con la célebre exhortación de John Adams en 1783 para acelerar la anexión de Cuba a las Trece Colonias. Pero la patria de Martí y Fidel ha dado sobradas muestras de tenacidad para defender su revolución y de su capacidad para, en medio de tan desfavorables circunstancias, garantizar para su población estándares de salud, educación y seguridad social y ciudadana como ningún otro país de la región.

Es obvio que se avecinan tiempos difíciles para Cuba, pero nada que no se haya experimentado antes. Hay un gobierno de super-halcones como también lo había, sobre todo, en tiempos de Ronald Reagan.

La diferencia es que ahora la CIA adquirió una muy visible pre-eminencia en el staff presidencial. Siniestros personajes como Michael Pompeo (ex Director de la CIA) ahora es Secretario de Estado; John Bolton, el matón del barrio, dirige el Consejo de Seguridad Nacional; un ignoto (por buenas razones) Juan Cruz fue designado por Bolton Director de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional.

Decíamos “ignoto” porque Cruz fue un hombre de acción en la Agencia, no un simple analista sino un killer. Según el vicepresidente de Colombia, el General Oscar Naranjo, el puertorriqueño participó “en varias de las operaciones de inteligencia más productivas y eficientes”, incluyendo golpes militares contra los principales líderes de las FARC, Raúl Reyes y el Mono Jojoy, y la importante liberación en 2008 de un grupo de rehenes de las FARC, entre ellos tres contratistas del gobierno estadounidense e Ingrid Betancourt. O sea, un hombre de armas llevar (y disparar).

La cadena Univisión comentó que “no pudo encontrar una fotografía de Cruz ni ninguna referencia a él en Internet, una muestra de su trabajo como espía.” Pues ese se encargará ahora de todos nosotros, los del Hemisferio Occidental. A estas enternecedoras figuras hay que agregar los nombres de John Kelly, ex general de los Marines y ex Jefe del Comando Sur es Jefe de Gabinete de Trump; de Liliana Ayalde, número dos del Comando Sur y casualmente ex embajadora en Paraguay y Brasil en tiempos de los “golpes blandos” contra Lugo y Dilma; y el de la actual jefa de la CIA, Gina Haspel, una mujer de rostro encantador con más de treinta años de carrera en la agencia y el mérito de haber dirigido una prisión clandestina en Tailandia en el 2002, donde sospechosos de terrorismo fueron objeto de torturas aplicándoseles la técnica del “submarino” bajo su supervisión y, al menos en un caso, su personal administración.

No es la primera vez que Cuba tiene que vérselas con personajes como estos. Lo que ocurre es que ahora están en la superficie; antes, en cambio, se movían tras bambalinas pero de una forma u otra siempre estuvieron allí, en lo que se llama en Washington el “deep state”, el estado profundo, elegido por nadie y que ante nadie da cuenta de sus actos. Sin dudas que el gobierno y el pueblo cubanos sabrán enfrentar esta nueva ofensiva. Y que los halcones de Washington tampoco podrán enfilar todas sus baterías en contra de Cuba, y de Venezuela, porque toda su atención está concentrada en la histórica reunión de los dos jefes de estado de Corea del Norte y Corea del Sur que provocó un terremoto de vastas proporciones en el tablero de la geopolítica mundial.

La guerra comercial declarada contra China requiere más que nunca mantener, en Corea del Sur y a tiro de cañón del litoral marítimo chino, un inmenso aparato militar con unos 35 mil hombres y equipamiento de última generación. Si el diálogo entre las dos Coreas prospera a Washington le será muy difícil continuar con sus tropas y armamentos en el Sur. Y el objetivo militar más importante no es Corea del Norte sino China. Podría parecer exagerado pero el sorpresivo acuerdo entre las dos Coreas es una da las mayores humillaciones diplomáticas sufridas por la Casa Blanca en mucho tiempo, y de una trascendencia que nos atreveríamos a decir superior a la que en su momento tuvo la derrota del ALCA en Mar del Plata en el 2005. Y un inesperado dolor de cabeza para la Casa Blanca que estará muy ocupada (y sin tanto tiempo ni gente para acosar a Cuba) para evitar que la situación en el Sudeste asiático se le escape de las manos.

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Xavier Ximénez dijo:

    Cuba no necesita del imperialismo yankee para impulsar su economía.

    • alberto dijo:

      Xavier no es tan así.
      – No podemos seguir repitiendo lo mismo pues nuestra economía no acaba de despuntar le pregunto. ¿ Cuantos años llevamos ya con el mismo lema?.
      – Lo que hace falta es conversar sin dejar que nos conviertan en un instrumento más cosa que ellos se oponen.
      – Vea usted a Viet Nam hace 30 años eran tierra arrasada y ahora como están.
      -Hacer que nuestra economía mejore y hasta ahora no acaba de aparecer la formula

      • CAVAFY dijo:

        ALBERTO amen fallas en muchos proyectos de nuestra economía, le aseguro que NINGUN país hubiese resistido tan aberrante política de hostigamiento económico, Vietnam merece análisis aparte a pesar de que alli murieron muchos norteamericanos, su política no ha sido rea de la parte más reaccionaria de la política norteamericana, sobre todo de una emigración apátrida y fascista (no me refiero a los cubanos medios que emigraron del país, sino a la mafia), por otro lado cuba nacionalizó muchos de los consorcios norteamericanos, haciendo valer su soberanía y eso no lo perdonan, pero sobre todo está el looby cubano americano, que es la emigración más mercenaria que existe en EEUU. De conversar Cuba nunca se ha negado de igual a igual, como cualquier país digno, es un reto indudablemente lograr el desarrollo con inteligencia y eficiencia. EXCELENTE ARTICULO

      • joaco dijo:

        Pero Viet Nam partiendo de que es un pueblo agricultor y trabajador que trabaja para lograr su desarrollo mientras que por otro lado los EE.UU le levanto el bloqueo y comercializa con ellos, en cuanto a Cuba lo mantiene bloqueado, los cubanos la revolución los acostumbro a que todo se lo merecen, no trabajan lo que hacen es robarse lo que la revolución pone en sus manos para cumplir con los planes aprobados o las decisiones tomadas y después se llenan la boca en criticar la revolución, así no vamos a llegar a ningún lado, lo que hay es que trabajar y cuidar los recurso puesto en tus manos para hacer el pan, pizza dulces, etc….. por poner unos ejemplos, eso sin dejar a un lado los que ocupan un cargo para beneficiarse el y sus amigos o familiares en detrimento del beneficio de la población. Si nos limitáramos a trabajar y echar para alante las cosas podrian estar mejor.

      • Martha dijo:

        Alberto con el mayor respeto, pero se le ha olvidado algo muy importante, sin dejar de ver la voluntad y méritos del pueblo y gobierno vietnamita, y es que a Viet Nam hace muchos años que el gobierno de EEUU le levantó el bloqueo que al igual que nosotros sufrían, ¿que quitando el bloqueo no se resuelven todos nuestros problemas económicos, ni resolvió todos los de allá?, es verdad, pero no caben dudas, ayudó, simplificó, solucionó muchos arrastres que de seguir con esa ferrea política de perseguir todas las transacciones financieras y demás tienen sobre nosotros

      • David88 dijo:

        con el permiso de los q se creen que nosotros heos sido el pais mas sufrido de la historia y q el bloqueo de estados unidos es el culpable d todas nuestras desgracias.
        En vietnam EUA literalmente masacro a 4millones de habitantes,
        EUA desfolio casi totalmente el territorio vietnamita
        EUA hizo casi improductivas las tierras vietnamitas por todos los químicos q utilizo alli
        EUA arrojo mas bombas en vietnam que en toda la 2da guerra mundial
        EUA impuso un bloqueo economico a vietnam y mucho mas duro q el nuestro

        Si vietnam pudo salir adelante creo q nosotros tambien podemos
        pd: disculpenme por mi ortografia, es que escribi desde elmovil muy rapido
        gracias

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Ni para estancarla tampoco, Xavier.

    • Baphomet dijo:

      Xavier y Tocayo:
      Les explicaré que el problema no es que Cuba no necesite a los EEUU o no, sino que el bloqueo (y no embargo) económico de ese país contra nuestra nación impide que las operaciones económicas con terceros países puedan efectuarse de forma “natural”: estoy hablando tanto del chantaje económico que propicia la Ley Torricelly como del uso de la divisa internacional (el dolar norteamericano).
      El comercio directo con los EEUU no sería “fundamental” como muchos piensan, pero si sería de mucha ayuda por el tema del flete: las cosas chinas son más baratas, pero hay que darle la vuelta al mundo para ir a buscarlas.

      • Enrique.B dijo:

        Tienes razón el bloqueo es el mayor obstáculo para el desarrollo de la economía cubana, y las personas deberían ser más conscientes de ello, solo en 2017 Cuba perdió por el bloqueo 4305 millones de dólares se imaginan cuantas cosas se pueden hacer con ese dinero que se perdió y eso solo fue el año pasado y que me dicen del antes pasado y el otro, Cuba ha perdido en años pérdidas multimillonarias para la economía y su desarrollo, cualquier otro país del mundo ya se hubiera destruido, eso demuestra que el modelo económico de Cuba es muy bueno cuando es capaz de resistir todas estas décadas y demuestra que sin el bloqueo funcionario mucho mejor y la economía de Cuba fuera por mucho más superior de lo que es ahora.

      • Baphomet dijo:

        Enrique.B dijo:
        “… Cuba ha sufrido en años pérdidas multimillonarias para la economía y su desarrollo, cualquier otro país del mundo ya se hubiera destruido…”

        No tienes más que ver el caso de Venezuela: menos de un año de embargo y ya Maduro tiene la derecha “tocándoles los… talones”. Esperemos que no suceda como en Chile o Argentina.

  • Señuelo dijo:

    Excelente el análisis realizado por Atilio Borón. Doce administraciones y nadie nos doblega, el que no lo crea, que mire las imágenes del desfile del pueblo este 1o de Mayo, es un mar de gente apoyando a nuestra Revolución, acabo de desfilar y estoy orgullosa de ver a nuestro pueblo unido y victorioso. Trump mejor que se dedique a resolver todos los problemas que tiene en su país y que deje tranquilos a los demás pueblos y gobiernos….se pasan la vida metiéndose en lo que no les importa. Y que pongan a todos los guerreristas que quieran en todos los puestos importantes de su país, nada tiene más fuerza que la moral y de eso…ellos carecen y por mucho.

  • Luis Enrique Gómez Ramírez dijo:

    Sólo los cristales se rajan los cubanos de la estirpe de Maceo morimos por una justa causa y los títeres que no saben eso les falta mucho por conocer

  • Jose R Oro dijo:

    Considero este uno de los mejores articulos del gran Atilio Borón en mucho tiempo. Solo dos comentarios de mi parte:
    1. El análisis del papel del contingente militar estadounidense en Corea del Sur, como un factor de presión en la guerra comercial contra China, es a mi juicio un tanto simplista y erróneo.
    a. Despues de la derrota de Vietnam, entre los mismos “halcones” de los EE.UU. no se puede ni de lejos defender la idea de una guerra convencional en ningun lugar del Lejano Oriente, no hablemos contra China.
    b. De hecho, estas tropas de los EE.UU. en Sur Corea (en realidad 23,468) y en Japon (alrededor de 50,000) cuestan al erario publico de los EE.UU. unas partidas presupuestarias desproporcionadas a su capacidad belica.
    c. La elección de Moon Jae-in como presidente, es precisamente la expresión de Corea del Sur de negociar con la RPDC, de desnuclearizar la península efectivamente, por ejemplo no admitiendo por parte del sur la presencia ni siquiera temporal de portaaviones, submarinos u otros navios de los EE.UU. que porten armas nuclearas, o incluso el sobrevuelo de bombarderos con capacidad nuclear, a cambio de la destrucción del arsenal nuclear y sus vectores de la RPDC.
    d. El pueblo de Corea del Sur quiere un acuerdo efectivo de paz con la RPDC. La idea de la reunificación por las armas de las fuerzas armadas del norte y de un levantamiento popular de partidarios del PTC en Corea del Sur valida en 1950, es hoy tan fantástica como Harry Potter y sus amigos. Por ello los surcoreanos no creen que necesitan las tropas estadounidenses después de un serio y solido acuerdo de paz. De hecho creen que es un obstáculo.
    e. Desde la época de los dictadores Park Chung-hee (1962 – 1979) y Chun Doo-hwan (1980 – 1988) quienes accediaron a la presidencia a través de golpes de Estado militares que la aplastante mayoria de los surcoreanos esta segura fueron fraguados por la CIA y la KCIA. La masacre de Gwangju, el incidente de Yangju, y muchos otros desgraciados eventos han hecho aun mas impopulares a las tropas estadounidenses.
    f. Por todo ello para la administración de los EE.UU. salir salvando la faz de Sur Corea “después de exitosamente haber restaurado la paz” es una opción muy buena, y aunque personas como Bolton no lo entiendan asi, la mayoría del establishment político republicano si esta claro que ellos necesitan antes del 6 de noviembre noticias sensacionalmente buenas para tratar de evitar el muy probable revés en las elecciones intermedias.
    (Continuará)

    • Leandro dijo:

      Respeto su criterio, pero no lo comparto; a mi juicio, simplista y erróneo es considerar que las tropas estadounidenses se irán de Corea del Sur, porque así lo quieren ambas Coreas y que los EE.UU. no consideran un factor de presión contra China ese contingente militar, aun cuando estén convencidos de la imposibilidad de una guerra convencional contra ese gigante. En la Estrategia de Seguridad Nacional de la administración Trump, aprobada en diciembre de 2017 queda claro que los EE.UU reconstruirán “la fortaleza militar estadounidense para asegurar que no haya otra mayor” y continúa: “Nos aseguraremos de que el equilibrio de poder siga favoreciendo a los Estados Unidos en regiones clave del mundo: el Indopacífico, Europa y Medio Oriente”. No por gusto en primer lugar menciona el Indopacífico, concepto que por vez primera se incluye en una estrategia de Seguridad Nacional y que generalmente se emplea como término biogeográfico, pero ahora adquiere una dimensión geoestratégica repetida por Trump en varias de sus intervenciones y cuyo alcance aún es objeto de debate, pero que evidentemente está enfilado contra China, pues el comandante de las tropas de Estados Unidos en el Pacífico, el almirante Harry Harris, en una conferencia en Singapur el 17 de octubre de 2017 tildó a China de un poder ‘perturbador’ en la región del Indo-Pacífico e instó a los países de la zona a trabajar juntos para hacer frente a los movimientos de Pekín.
      ¿Hasta dónde es libre Sur Corea para decidir los destinos del contingente militar estadounidense en su territorio?¿Acaso no son “impopulares a las tropas estadounidenses” en Japón?¿Cuánto han insistido los japoneses, sobre todo los habitantes de Okinawa en la retirada de la presencia militar estadounidense en la zona? ¿Lo han logrado? Incluso, el Primer Ministro japonés Yukio Hatoyama se vio obligado a renunciar, principalmente por no poder cumplir su promesa de retirar una base militar estadounidense de ese territorio nipón.
      Por otra parte, no creo que el costo al erario público interese sobremanera al Complejo Militar Industrial estadounidense que es el gran beneficiario de “la amenaza” China y un gran poder de facto que mueve los hilos del poder político.
      Tampoco creo que la paz en Corea determine el curso de las elecciones de noviembre; primero, porque como Ud. ha asegurado en otro de sus comentarios al respecto, la desnuclearización de la península coreana “será un proceso largo y complejo” y difícilmente dé frutos para esa fecha y lo que se logre podrá ser empleado por las diversas fuerzas, tanto para favorecer a Trump, como para atacarlo. Y en segundo lugar y en mi opinión lo más importante, no es la política internacional lo que más importa al electorado estadounidense: los resultados de las elecciones estarán determinados por el factor económico dentro de los EE.UU. y al respecto deben girar las noticias sensacionales que necesita el establishment político republicano.
      En cuanto a Cuba, creo que cometeríamos un grave error si pensamos que los EE.UU., por estar inmersos en otros conflictos internacionales, nos restarán importancia. Los EE.UU. con las fuerzas de derecha como sus más fieles soldados están desarrollando contra los gobiernos y fuerzas progresistas de la región una guerra no convencional de proporciones inimaginables dentro de la cual Cuba es un “país enemigo” a derrotar. Al propio tiempo, Cuba sí forma parte de la política interna de los EE.UU. por el poder económico de las fuerzas anticubanas, sobre todo en la Florida, con importante representación en el Congreso y que han hecho del enfrentamiento a la Revolución un negocio y que Trump tiene que contentar.

    • Leandro dijo:

      Estimado Oro, respeto su criterio, pero no lo comparto; a mi juicio, simplista y erróneo es considerar que las tropas estadounidenses se irán de Corea del Sur, porque así lo quieren ambas Coreas y que los EE.UU. no consideran un factor de presión contra China ese contingente militar, aun cuando estén convencidos de la imposibilidad de una guerra convencional contra ese gigante. En la Estrategia de Seguridad Nacional de la administración Trump, aprobada en diciembre de 2017 queda claro que los EE.UU reconstruirán “la fortaleza militar estadounidense para asegurar que no haya otra mayor” y continúa: “Nos aseguraremos de que el equilibrio de poder siga favoreciendo a los Estados Unidos en regiones clave del mundo: el Indopacífico, Europa y Medio Oriente”. No por gusto en primer lugar menciona el Indopacífico, concepto que por vez primera se incluye en una Estrategia de Seguridad Nacional y que generalmente se emplea como término biogeográfico, pero ahora adquiere una dimensión geoestratégica repetida por Trump en varias de sus intervenciones y cuyo alcance aún es objeto de debate, pero que evidentemente está enfilado contra China, pues el comandante de las tropas de Estados Unidos en el Pacífico, el almirante Harry Harris, en una conferencia en Singapur el 17 de octubre de 2017 tildó a China de un poder ‘perturbador’ en la región del Indo-Pacífico e instó a los países de la zona a trabajar juntos para hacer frente a los movimientos de Pekín.
      ¿Hasta dónde es libre Sur Corea para decidir los destinos del contingente militar estadounidense en su territorio?¿Acaso no son “impopulares a las tropas estadounidenses” en Japón?¿Cuánto han insistido los japoneses, sobre todo los habitantes de Okinawa en la retirada de la presencia militar estadounidense en la zona? ¿Lo han logrado? Incluso, el Primer Ministro japonés Yukio Hatoyama se vio obligado a renunciar, principalmente por no poder cumplir su promesa de retirar una base militar estadounidense de ese territorio nipón.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Leandro. Su análisis es muy bueno, pero los tiempos cambian, no debemos detenernos en una era ya pasada, y no solo con respecto a Corea. El crecimiento económico de Corea del Sur le da a ese pais más grados de libertad hoy que en el pasado. Ellos están gastando casi 50,000 millones de USD en presupuesto militar propio y aportándoles 890 millones a los EE.UU. por tener al contingente militar allí, y no quieren hacerlo. La elección del presidente Moon esta basada en la paz con la RPDC y en disminuir o sacar las tropas de los EE.UU. de allí. Mucha gente en Corea del Sur opina que la presencia de tropas estadounidenses en ese país en vez de disuadir a la RPCh de atacar a Corea del Sur en la eventualidad de un conflicto global, mas bien los pondría en peligro. Para detener ese proceso después de la firma de la paz con la RPDC seria necesario un nuevo golpe militar en Corea del Sur como hace 4 -5 decadas, algo bastante improbable hoy. Con respecto a Japon, el numero de personas que están en contra crece sistemáticamente, un gobierno liberal post Abe y post – paz en Corea puede estar muy presionado por el voto popular para hacerlo. Un acuerdo con Rusia sobre las islas Kuriles puede jugar un papel muy importante también en ello.
        La idea de que tanto Corea del Sur como Japon son en el dia de hoy simples marionetas de los EE.UU. no corresponde a la verdad, como por ejemplo. el voto contra el cruel Bloqueo a Cuba por amabs naciones en la Asamblea General de la ONU asi lo demuestra a mi juicio.

    • Leandro dijo:

      (Cont). Por otra parte, no creo que el costo al erario público interese sobremanera al Complejo Militar Industrial estadounidense que es el gran beneficiario de “la amenaza” China y un gran poder de facto que mueve los hilos del poder político.
      Tampoco creo que la paz en Corea determine el curso de las elecciones de noviembre; primero, porque como Ud. ha asegurado en otro de sus comentarios al respecto, la desnuclearización de la península coreana “será un proceso largo y complejo” y difícilmente dé frutos para esa fecha y lo que se logre podrá ser empleado por las diversas fuerzas, tanto para favorecer a Trump, como para atacarlo. Y en segundo lugar y en mi opinión lo más importante, no es la política internacional lo que más importa al electorado estadounidense: los resultados de las elecciones estarán determinados por el factor económico dentro de los EE.UU. y al respecto deben girar las noticias sensacionales que necesita el establishment político republicano.
      En cuanto a Cuba, creo que cometeríamos un grave error si pensamos que los EE.UU., por estar inmersos en otros conflictos internacionales, nos restarán importancia. Los EE.UU. con las fuerzas de derecha como sus más fieles soldados están desarrollando contra los gobiernos y fuerzas progresistas de la región una guerra no convencional de proporciones inimaginables dentro de la cual Cuba es un “país enemigo” a derrotar. Al propio tiempo, Cuba sí forma parte de la política interna de los EE.UU. por el poder económico de la bien llamada mafia anticubana,, sobre todo en la Florida, con importante representación en el Congreso y que han hecho del enfrentamiento a la Revolución un negocio y que Trump tiene que contentar y para ello cuenta con importantes personajes, entre ellos Michael Pompeo y John Bolton con un tristemente célebre historial anticubano.

      • Jose R Oro dijo:

        Por supuesto que al Complejo Militar Industrial le interesa mantener los gastos militares e incrementarlo, es la razón de ser de ese Complejo. Pero a los votantes lo que les interesa es disminuirlo, y esos son los que votan en noviembre. Las negociaciones que pueda haber en Corea no determinan esas elecciones, pera participan fuertemente en la decisión de muchos al votar, estas elecciones tienen miles de aspectos que juegan en el voto, no solo unos pocos. Sin embargo en de la paz en Corea es hoy día en las mentes de los votantes estadounidenses, el más importante en política exterior. Sería muy difícil explicarle a muchos que porque no se aprovecha una opción de paz, y al rechazo a la NRA se aúna el rechazo a una política belicista en el plano exterior. Lo que importa no es el resultado de las negociaciones que van a ser probablemente largas y difíciles, como siempre he opinado, sino su tendencia y la esperanza de que vayan en buen camino o no. una encuesta de MSN de ayer 1ro de Mayo:
        Pregunta 1: ¿Merece reconocimiento el Presidente Trump por entrar en un proceso de paz en Corea? Si 57%, No 35%, No sé 8%, Con un total de 748,566 votos
        Pregunta 2: ¿Cómo considera usted que el presidente Trump ha manejado el tema coreano? Bien 56%, Ni bien ni mal 19%, Mal 21%, No sé 4%. 420,568 votos
        Pregunta 3: ¿Usted espera que se produzca la reunión entre Kim Jong Un y Trump?
        Si 71%, No 17%, No sé 12%, 333,465 votos
        Pregunta 4: ¿Está usted motivado con el que se produzcan las conversaciones entre las dos Coreas? Si 84%, No 10%, No sé 6%. 296,328 votos.
        Pregunta 5: ¿Está usted esperanzado de que Corea del Norte va a terminar su programa de armas nucleares? Si 86%, No 10%, No sé 4% 277,076 votos
        Pregunta 6: ¿Está usted esperanzado de que las dos Coreas conseguirán la paz?
        Si 91%, No 5%, No sé 4%. 265, 766 votos
        Estas preguntas están por supuesto dirigidas a los estadounidenses, no son exactamente las que haríamos nosotros. Las votaciones a las preguntas 1, 2 y 3 muestran por que DT no puede “bajarse del caballo” en el tema de la Cumbre con la RPDC. Es en lo único que esta recibiendo aprobación popular, en ninguna otra acción de su gobierno tiene un apoyo mayoritario.
        Las respuestas a las preguntas 3, 4, 5 y 6 manifiestan el optimismo de los estadounidenses (91%) de que ambas Coreas alcanzarán la paz. Así lo ve el pueblo estadounidense, note por favor que son votos de cientos de miles de personas, una muestra amplia del sentir de la gente.

      • Jose R Oro dijo:

        Usted correctamente escribe “En cuanto a Cuba, creo que cometeríamos un grave error si pensamos que los EE.UU., por estar inmersos en otros conflictos internacionales, nos restarán importancia” A lo que yo me he referido en todo momento no es a importancia sino a prioridad (o urgencia, o inmediatez), no se debe tratar de refutar lo que no se ha dicho. Estoy seguro que usted entiende que la política exterior agresiva de los EE.UU. tiene un orden y una secuencia. Escribí que “b. Contra Cuba mas (énfasis) en afectar la economía del país, como explica el gran Atilio Boron incluso con un incremento de acciones ilegales extraterritoriales, promover la salida del país de jóvenes profesionales, tratar de desarrollar una “oposición interna” más real, incluyendo no solo asalariados como hoy, sino también gente harta de “carencias”, tratar de mostrar que el gobierno cubano “no hace nada” para mejorar la economía, y un millón de cosas más. Incitar al gobierno de Cuba a endurecer sus políticas y así retrasar los procesos de “cambios” y de los lineamientos.”
        Como usted observa, eso que yo escribí denota una gran agresividad e importancia en la política del gobierno de DT contra Cuba. Pero la prioridad no es Cuba ni remotamente, quien piense tal cosa esta completamente equivocado.
        La politica hacia Cuba si forma parte de la lucha por el voto para las elecciones intermedias de noviembre, indudablemente. Es necesario entender que mas agresividad hacia Cuba complace a los circulos anticubanos en Miami, pero tambien irrita a mucha gente en el resto de los EE.UU., y muchos cubano – americanos, sobre todo jovenes estan hartos de tales agresiones.

      • Leandro dijo:

        Estimado Oro, el hecho de que algunos de mis comentarios en ocasiones no hayan sido publicados, junto a la demora en publicar los actuales me han inducido a repetirlos, por lo que he agotado más espacio del debido, pero con el permiso de los foristas deseo comentar que aún es muy prematuro para valoraciones finales respecto al tema coreano. Como Ud. mismo ha señalado se trata de un proceso largo y complejo en el transcurso del cual pueden ocurrir cambios significativos, incluso dentro de los propios EE.UU.; pero todo proceso en la política estadounidense está sujeto a factores persistentes y factores coyunturales, donde los segundos están en función de los primeros en correspondencia con las circunstancias del momento; por tanto, si bien es cierto que los tiempos cambian y “no debemos detenernos en una era ya pasada”, tampoco podemos olvidar las lecciones de la Historia; no dudo que la paz en Corea sea el factor más importante en política exterior “en las mentes de los votantes estadounidenses”: lo demuestra la propia encuesta que Ud. cita. Pero dudo que sea un factor determinante al ejercer el voto por la inmensa mayoría de los que se manifiestan a favor de la paz. La votación dependerá de los resultados de la política de Trump en garantizar el modo de vida estadounidense, en lo cual a mi juicio, el asunto coreano tiene poca significación.
        En cuanto a la salida del contingente militar estadounidense de Corea del Sur, me hice una interrogante, pues no tengo todos los elementos; por lo pronto, Moon Jae-in acaba de declarar que “Las fuerzas estadounidenses son un asunto de la alianza entre Corea del Sur y EE.UU. No tienen nada que ver con la firma de un tratado de paz”, argumentando que los militares estadounidenses actúan como mediadores frente a potencias como China y Japón.
        Por otro lado, los EE.UU. han desarrollado extraordinariamente sus capacidades para quitar y poner gobernantes sin necesidad de recurrir al tradicional golpe de estado militar, aunque su posibilidad tampoco se descarta.

        En cuanto a Cuba, no pretendo establecer un debate sobre asuntos semánticos, pues más que sus planteamientos, me preocuparon los del respetable Atilio Borón cundo señala que “la Casa Blanca que estará muy ocupada (y sin tanto tiempo ni gente para acosar a Cuba)”. Trump aprobó la Directiva anticubana que traza las líneas generales de su política hacia nuestro país, la Ley Helms-Burton está vigente, los planes contra Cuba están diseñados y difícilmente haya algo nuevo que inventar, no pocos de los halcones de la Casa Blanca son acérrimos anticubanos, con vínculos estrechos con la Mafia anticubana de Miami y pienso que los EE.UU. tienen suficiente capacidad para simultanear asuntos en política exterior, por tanto a mi juicio, el tema coreano no tendrá impacto significativo en la política estadounidense hacia Cuba e incluso hacia Nuestra América y no podemos aceptar ningún concepto que nos induzca a desmovilizarnos aunque sea temporalmente, pues podemos pagarlo muy caro.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Leandro. Solamente tres preguntas:
        1.- Considera usted bueno o malo que hayan negociaciones enfocadas a la paz en la peninsula de Corea?
        2.- Piensa usted que Cuba tiene el mismo nivel de prioridad en la politica exterior de DT que la RPDC, la RPCh, Iran, Rusia, Siria?
        3.- El que los indicadores macroeconomicos de los EE.UU. sean buenos hace que los votantes en noviembre apoyaran al partido republicano? Si es asi, ese analisis suyo se basa en datos reales, en encuestas, estadisticas, y cuales son estas?
        Muchos saludos

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Leandro. Solamente tres preguntas:
        1.- Considera usted bueno o malo que hayan negociaciones enfocadas a la paz en la peninsula de Corea?
        2.- Piensa usted que Cuba tiene el mismo nivel de prioridad en la politica exterior de DT que la RPDC, la RPCh, Iran, Rusia, Siria?
        3.- El que los indicadores macroeconomicos de los EE.UU. sean buenos hace que los votantes en noviembre apoyaran al partido republicano? Si es asi, ese valioso analisis suyo se basa en datos reales, en encuestas, estadisticas, y cuales son estas?
        Con respecto a que “tampoco podemos olvidar las lecciones de la Historia” estoy completamente de acuerdo con usted, pero el no olvidar la Historia no nos puede llevar a querer vivir en la Historia, y muchas personas confunden una cosa con la otra. Ademas no solo la parte de la Historia que nos guste, no se debe tener una memoria selectiva, hay que recordar todas las lecciones de la Historia sin excepcion.
        Muchos saludos

      • Leandro dijo:

        Estimado Oro. Respondo a sus preguntas:
        1. ¿Considera Ud. irrebatible su verdad?
        2. ¿Duda Ud. de mis deseos de paz en la península coreana?¿En algún momento expresé mi desacuerdo con las conversaciones de paz?
        3. ¿Olvida Ud. que expresé qPiensa usted que Cuba tiene el mismo nivel de prioridad en la politica exterior de DT que la RPDC, la RPCh, Iran, Rusia, Siria?
        3.- El que los indicadores macroeconomicos de los EE.UU. sean buenos hace que los votantes en noviembre apoyaran al partido republicano? Si es asi, ese valioso analisis suyo se basa en datos reales, en encuestas, estadisticas, y cuales son estas?
        Con respecto a que “tampoco podemos olvidar las lecciones de la Historia” estoy completamente de acuerdo con usted, pero el no olvidar la Historia no nos puede llevar a querer vivir en la Historia, y muchas personas confunden una cosa con la otra. Ademas no solo la parte de la Historia que nos guste, no se debe tener una memoria selectiva, hay que recordar todas las lecciones de la Historia sin excepcion.
        Muchos saludos

      • Jose R Oro dijo:

        Estoy seguro que quien escribio esta respuesta de Leandro (5 MAYO 2018 A LAS 18:17) no fue Leandro sino otra persona usando su nombre lo que es muy malo e incorrecto. Leandro es una persona con conocimientos y criterios solidos.

      • Leandro dijo:

        Estimado Oro. Respondo a sus preguntas:
        1. ¿Considera Ud. irrebatible su verdad?
        2. ¿Duda Ud. de mis deseos de paz en la península coreana?¿En algún momento expresé mi desacuerdo con las conversaciones de paz?
        3. ¿Olvida Ud. que expresé que no quería entrar en una duscusión semántica? ¿Olvida Ud. que aun antes de que los EE.UU. alcanzaran su independencia Padres Fundadores de esa nación planteaban apoderarse de Cuba, en momentos en que apenas se conocían en Occidente o simplemente no existían los países que Ud. menciona? ¿Acaso esa obsesión ha desaparaecido?
        4.- ¿Hablé yo de macroeconomía?
        5. ¿Es Ud. de los que recuerda todas las lecciones de la Historia sin excepción?
        Mis respetuosos saludos

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    Que el principal enemigo percibido por los EE.UU. sea China, no nos debe hacer olvidar un factor muy importante. Los EE.UU. y todas las grandes potencias imperialistas solo inician acciones bélicas donde ellos suponen que tienen aplastante superioridad desde las Guerras del Opio, la Invasión de Suez en 1956, hasta nuestros días. John F. Kennedy heredó el show circense de la invasión mercenaria aplastada en Playa Girón de la anterior administración. Los asesores militares y de inteligencia lo engañaron de la forma más burda, diciéndoles que el pueblo cubano estaba listo para “rebelarse contra los comunistas”. Cuando el día 18 de abril le propusieron (a JFK) desembarcar un batallón de marines para “evacuar” la brigada 2506, este con toda lógica se opuso y vetó tal curso de acción. Los EE.UU. (y cualquier otra gran potencia en la historia) no son dados a improvisar acciones sin tener una solida convicción de que tienen todas las cartas ganadoras en la mano. Lo que no sucede para nada hoy en la península coreana.
    2. Con respecto a Cuba y Venezuela, definitivamente las Cumbres y posibles negociaciones acerca de la paz en Corea, nos dan un cierto respiro de no ser la primera prioridad de los enemigos. Ni siquiera la segunda o la tercera, que son la creciente agresividad contra Irán (en 10 días probablemente los EE.UU. encenderán otra crisis al repudiar el acuerdo nuclear con ese país) y contra Rusia (todo lo que ya sabemos, en ese orden. Pero van a existir indudables actos hostiles:
    a. Contra Venezuela después de las elecciones de mayo 20 se producirá una concertada hostilidad de no reconocer los resultados del voto popular y posiblemente nuevas sanciones, inclusive una “suspensión temporal” de las compras de petróleo venezolano y su procesamiento en la refinerías de CITGO (Lake Charles, Luisiana, Corpus Christi, Texas y Romeoville, Illinois), que es mayoritaria propiedad de PDVSA.
    b. Contra Cuba mas en afectar la economía del país, como explica el gran Atilio Boron incluso con un incremento de acciones ilegales extraterritoriales, promover la salida del país de jóvenes profesionales, tratar de desarrollar una “oposición interna” más real, incluyendo no solo asalariados como hoy, sino también gente harta de “carencias”, tratar de mostrar que el gobierno cubano “no hace nada” para mejorar la economía, y un millón de cosas más. Incitar al gobierno de Cuba a endurecer sus políticas y así retrasar los procesos de “cambios” y de los lineamientos.
    c. Respetuosamente discrepo del autor en que los EE.UU. disponen de la “aquiescencia de gobiernos serviles (empezando por los europeos y siguiendo por los latinoamericanos)”. Ni remotamente han logrado reunir contra Cuba el apoyo que tienen contra Venezuela, no solo en America Latina, sino en el mundo. Así vemos altos dignatarios de Arabia Saudí, Qatar, Kuwait y EAU visitando Cuba y tratando de incrementar sus nexos económicos. Empresas de la Unión Europea activamente negociando con Cuba incluyendo en sectores críticos como la Energía, etc.
    La paz en Corea influye mucho en la paz en el mundo. También en la política interna de los EE.UU. donde se avecinan las elecciones intermedias en las que el partido republicano puede perder el control del Congreso.

    • Noel Montes de Oca dijo:

      Jose R Oro y Leandro: Respeto sus criterios por el conocimiento que muestran del tema. Me pregunto algo. No les ha pasado por la mente en ningún momento que este acuerdo de paz que se está tratando de implementar sea una estratagema secreta entre Corea del Sur y Estados Unidos para desarmar (nuclearmente hablando) de forma pacifica a Corea del Norte y dejarla sin poder de persuasión ?

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Trump serà derrotados come los otros! Viva Cuba!
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=31698

  • Enrique dijo:

    Ya que el periodista argentino ha tenido la idea de contraponer la situación de Cuba hoy con los resultados de la Cumbre coreana, sigo opinando.
    En primer lugar, expresar alguna diferencia con lo comentado por Jose R. Oro. Pienso que la presencia de las tropas de Estados Unidos en Corea del Sur, sí tienen mucho más que ver con China que con Corea del Norte, no por esta guerra comercial a la que ambos se han enfrentado, sino por la sola existencia de ese gigante en el lado de allá. Cualquier ejercicio militar, porta avión, submarino o fuerza castrense, o cualquier visita de un alto mando del ejército de Estados Unidos a Corea del Sur, por supuesto que se justificaba con las posiciones de Corea del Norte, pero también y sobre todo, tenían que ver con China y los demás, solo que los que protestaban abiertamente fuera de todo protocolo eran los norcoreanos. Hablo en pasado porque nadie sabe todavía lo que sucederá dentro de los próximos días, como tampoco lo supimos antes de la cumbre coreana, pero hay que seguirle el ritmo a la historia a partir del momento en que se dividió esa península.
    En segundo lugar, reconocer las intenciones del periodista argentino de valorar la disposición y capacidad de los cubanos de seguir adelante a pesar de los nuevos escenarios y al mismo tiempo aclarar (no sé si la palabra sea la más adecuada) que ese “sendero erizado de dificultades” no es nuevo para nuestro Presidente. El aprendió a vivir como nosotros en cualquier circunstancia, casi siempre muy difíciles, contra viento y marea, y más de una vez nos dejaron colgados de la brocha, siempre frente al vecino de allá arriba. Ningún acontecimiento internacional nos ha sido ajeno. Algunos para bien, otros para mal.
    Por eso no creo que la atención que deben estar brindando ellos hoy a la península coreana sea motivo para que creamos que no están pensando también en nosotros. Los resultados se comenzarán a ver dentro de poco, cualesquiera que sean, pero estoy seguro de que tampoco nos serán ajenos.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Enrique. Muy de acuerdo con usted, sobre todo me refiero a “la guerra comercial contra China”. Por otra parte realmente no se que podría hacer en la práctica ese contingente de entre 23 y 25 mil soldados en la eventualidad de una ofensiva seria de la RPCH.
      Y por supuesto en Cuba no debemos creernos que no nos prestan atención, ni que han cejado en modo algunos de destruir la Revolucion. Es solo una cuestión de prioridades. Las prioridades serian la RPDC, Siria, Irán, Rusia, Venezuela, China y quizás entonces Cuba. Creo que eso es lo que dice Atilio Boron y me parece convincente. En la década 1965 – 1975 la prioridad de Vietnam también hizo que Cuba pasara a un nivel más bajo de atención. Pero no podemos creernos que no tenemos peligros porque la prioridad este en otra parte.
      Escribí en mi comentario “b. Contra Cuba mas en afectar la economía del país, como explica el gran Atilio Boron incluso con un incremento de acciones ilegales extraterritoriales, promover la salida del país de jóvenes profesionales, tratar de desarrollar una “oposición interna” más real, incluyendo no solo asalariados como hoy, sino también gente harta de “carencias”, tratar de mostrar que el gobierno cubano “no hace nada” para mejorar la economía, y un millón de cosas más. Incitar al gobierno de Cuba a endurecer sus políticas y así retrasar los procesos de “cambios” y de los lineamientos.”
      Incluso creo que en el establecimiento de prioridades también cuenta el factor “oportunidad”, no todo es 100% planeado, hay también oportunismo. Pienso que la división de Alianza País en Ecuador abre una senda de agresividad de los EE.UU. y las oligarquías latinoamericanas contra ese hermano país. El desacierto del INSS ha abierto una oportunidad para tratar de desestabilizar a Nicaragua. En Cuba es mucho mas cruelmente planeado, es estrangular la economía del país. Ellos saben que divisiones dentro del Partido o el Gobierno no son esperables. Nunca creernos que estamos protegidos porque es falso, es una ilusión. Pero de que no somos hoy la primera prioridad del enemigo, ni de lejos.
      Un fuerte abrazo cubano para usted.

      • raiko dijo:

        Usa no tiene a CUBA como su primera prioridad pero está en sus planes apoderarse de ella pues puedes percibir q estan usando todas las medidas de fuerza posible arreciando el bloqueo y lo mas importante usando el factor TIEMPO y el DESGASTE. Adueñarse de Cuba si lo tienen como prioridad pero no de primer orden. Es mi humilde opinion. Saludos

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Articulo magnifico y necesario, pero con el mismo enfoque que muchos otros anteriores en este sitio, creo que necesitamos más y diferentes puntos de vistas sobre este mismo problema, no uno solo, porque no puede existir un solo ángulo, es imposible, la realidad es mucho más amplia y diversa, y el éxito de cualquier gestión transita por la amplitud de esa información que manejemos. Ser adivino en política exterior, y en cualquier otra materia, es difícil, nadie tiene la verdad absoluta de cómo se comportaran las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos en el corto y mediano plazo, pero en ese análisis de política exterior, mirando el futuro debemos hacerlo con la cabeza bien fría, de forma reflexiva, las emociones en este tipo de análisis, lejos de ayudar, son nuestro principal enemigo.
    El momento es diferente para enfrentar al mismo enemigo, totalmente diferente, hay avances. Raúl Castro ha corroborado la tesis revolucionaria de Fidel, ha llevado a otro nivel estas relaciones, dando un magisterio de serenidad, pragmatismo y sabiduría, el contexto es complejo, sigue siendo complejo, pero estamos en un escalón superior en ese esfuerzo, hemos avanzado, estamos en mejores condiciones que en ningún otro momento del proceso revolucionario en las relaciones Cuba-Estados Unidos, no estamos partiendo de cero, eso no se puede perder de vista , Raúl nos ha puesto en mejores condiciones para avanzar y ordenar las relaciones con nuestros vecinos. Es complejo, pero no difícil a partir del nuevo punto en que estamos, lo más difícil ya se hizo y con mucha sabiduría.
    No es necesario saber que va a pasar en el futuro, precisamente en esa incógnita tenemos una ventaja, una vez que se acepte el hecho de no saber qué ocurrirá en el futuro, eso nos permite aprender a dominar las emociones. La paciencia, en este caso se convierte en una actitud, pasa ser nuestra principal arma dentro de las claves para el triunfo, la escuela de Raúl lo corrobora.
    Esa escuela nos ha puesto en un nuevo contexto, de incalculable valor, la historia lo confirmara. Hoy tenemos relaciones diplomáticas, limitadas, pero existen, y muchas empresas Estadounidense están ya posicionadas en el mercado del pais, otras están en trámites, aunque limitadas en desarrollo, pero ya posicionadas, esos elementos están a nuestro favor. Cualquier análisis, debe partir con objetividad revolucionaria del nuevo contexto creado, soy consciente que para desarrollos como pais, no solo es necesario, es imprescindible ordenar las relaciones con los estados Unidos, y colocarlas en un punto normal, principalmente en lo económico y financiero, de lo contrario no aceptar esa verdad, primero estaríamos negando el efecto dañino del cruel bloqueo pos casi 60 años de revolución, es claro también que sin ello no nos detendremos, seguiremos luchando, eso lo tenemos claro, seguiremos accionando, avanzando y mejorando la calidad de vida de nuestro pueblo, pero el desarrollo amplio y necesario seguirá limitado, hay que desterrar el bloqueo, debemos enfocarnos en esa idea, valorar los obstáculos, frenos y limitantes, pero sin dejar de inventariar nuestras fortalezas y persistir con nuevas ideas en su solución, eso es lo correcto y lo de máxima prioridad en este momento, poner más leña sol al fuego de las emociones y renunciar al razonamiento en soluciones no es un camino inteligente en la actual coyuntura. Dejare lo de las soluciones para otro momento. Siguiendo con la idea rectora, el nuevo contexto aportado por Raúl, y lo que sigue aportando es increíble, ahora con su salida del poder, precisamente cuando más autoridad tiene dentro de nuestro pueblo y en la arena internacional, él envía un mensaje diferente de fortaleza política y sanidad revolucionaria, que pone una diferencia con otros procesos políticos, donde un líder con poder y autoridad, renuncia al poder, demostrando como nadie la fortaleza de carácter de su generación, fortaleza que nos abre nuevas puertas en política exterior, que tiene muchas lecturas en esa política exterior, derrumba falsas ideas sobre nuestro proceso, le ha dado más legitimidad, porque Raúl no solo se aleja del poder, se retira con toda su autoridad para no comprometer el espacio lógico que necesita la nueva dirección, asesorando con humildad desde la distancia, con una absoluta confianza en el relevo generacional, ese proceso de continuidad envía también un nuevo mensajes en materia de política exterior, Trump y lo más retrogrado de los republicanos están obligados a cambiar el discurso o negociar con un nuevo presidente, que ya no es un Castro. Raúl con sabiduría viene construyendo ese nuevo contexto necesario para propiciar el diálogo respetuoso y poder cimentar las bases de nuestro desarrollo. Estamos en un momento diferente y superior en este diferendo, hay que centrarse más en ganar, en logra el éxito y no en evitar pérdidas, o inventariar obstáculos, sino, se está creando una mentalidad negativa.

    • Enrique dijo:

      Sinceramente no lo entiendo, si quiere trasladar alguna idea que usted y su hermano consideren que valga la pena que los demás tengan en cuenta o solamente trasladar lo que piensan, expresense mejor. Yo por lo menos no logré entender qué quieren decir ni qué piensan. Para eso se ha creado este espacio, para que cada cual exprese lo que piensa y para que cada cual lo acepte, lo refute o lo desestimule. En el caso de ustedes me limito a ignorarllos porque no sé ni si están con los indios o con los cowboys.

      • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

        Es una lástima que no puedas entenderlo, es normal que eso suceda, es otro enfoque.

      • Soy dijo:

        Pues yo entiendo perfectamente su punto de vista y hasta concuerdo en algo, la situación no es facil para el nuevo presidente, como no lo fue para la generación historica de la Revolución pero estamos en mejores condiciones.

  • Pedro R.Castro dijo:

    Muy de acuerdo con el maestro Atilio Boron solo discrepo de la parte del dialogo intercoreano me parece que es un moviemiento para tratar de aislar mas a China privandole de un aliado aunque con Corea del Norte no se juega.Es un tema que hay que observar de cerca pues trae muchas dudas sobre su implementacion. Por otra parte no voy a negar que se han cometido errores a lo largo de mas de 60 años en la economia pero a pesar de los errores el principal ostaculo que ha tenido nuestra nación para despegar en su desarrollo desde el triunfo de la revolucion ha sido la gran hostilidad y acoso imperial a que ha sido sometida por como dijo el maestro Boron ahora 12 administraciones republicanas no han podido con la voluntad de independencia del pueblo de Cuba. El amigo alberto se olvida que Viet Nann libro una sangrienta guerra con los Estados Unidos donde norteamerica perdio mas que sus hijos. Sin embargo en la parte economica a pesar de esta guerra nunca sufrio un bloqueo como el cubano ni nada parecido por eso han podido reflotar su economia, lo que no es el caso de Cuba ademas en su arrogancia ellos siempre han considerado a America Latina como su “Back Yard” es decir su patio trasero. Eso explica las diferencias.

  • humano dijo:

    Trabajo ideológico real, con la verdad en la mano, pienso, es fundamental para continuar el proceso revolucionario.

    Saludos.

    • El buril dijo:

      humano: Trabajo idiológico real? y cuál hemos estado haciendo?, dice usted con la verdad en la mano? y con qué hemos estado en la mano?

      • humano dijo:

        r.

        Saludos.

  • Héctor dijo:

    Hola, muy agradecido con Cuadebate por darle espacio a Atilio Borón. Escribo este comentario después de haber leído el mismo texto en Página 12, el único diario que todavía se puede leer en Argentina, donde padecemos un verdadero apagón mediático. Coincido con Borón en que el imperio del norte ya no la tiene tan fácil. Y aunque el arma mediática propagandística le ha permitido poner en el gobierno de mi país a su lacayo más servil, la “torta” ya se está dando vuelta, despacito pero seguro, y la la Gran Patria Latinoamericana volverá a constituirse, más fuerte que antes. Solo es cuestión de tiempo.

  • Subzero dijo:

    Mi humilde opinion, como la he dicho, debemos hacer todo lo posible en nuestro campo de acción (aquello que sí podemos cambiar sin variables externas) de una manera inteligente, para poder ir poco a poco haciendo grietas a ese bloqueo. Lamentablemente la mafia anticubana ha tenido cambio generacional de manera muy efectiva en Rubio y su camarilla. Quiere decir que esperar a que Saturno regale sus anillos y Marte cambie de color y de manera orgánica EEUU cambie su politica hacia Cuba queda demostrado que es sería demasiado tiempo. Hay que empujar desde aquí.

    Debemos darle el papel al sector privado, inversiones directas, cubanos naturales abriendo empresas propias con dinero propio o de otros paises. Pienso que sectores estratégicos de la economia como petroleo, quizas comunicaciones, areonautica, recursos naturales etc, siempre deberan ser del estado o al menos un dueno mayoritario.

    Con un control y un séquito de inspectores incorruptibles (quizas con un salario genial y con varios niveles de inspeccion) se podria hacer frente a la corrupcion que provoque ese nuevo esquema economico. Si verdaderamente los vecinos del norte ven que en Cuba hay buenas posibilidades de hacer negocios y todo el mundo menos ellos pueden abrir una empresa de hacer galletas entonces definitivamente será una inmensa presion para los buitres anticubanos de miami seguir con la perolata…. Asi tambien hizo VietNam, no se les olvide.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo con usted, estimado Subzero. No hay que esperar el fin del cruel Bloqueo como el “maná del cielo”, hay una enorme cantidad de cosas que se pueden hacer bajo el completo control de Cuba y completamente fuera del cruel Bloqueo como usted correctamente enumera, sin dejar ni por un instante de luchar arduamente contra ese Bloqueo que nos hace un daño enorme, por supuesto. Nunca podremos tener “inspectores incorruptibles” porque es imposible que de mil inspectores todos sean así. Sin embargo con las condiciones que usted propone, creo firmemente que la vasta mayoría si lo serán. Hay muchísimos más cubanos buenos que malos, dondequiera que estén, pero las “carencias” y el querer tener a la gente contenta no exigiéndole que cumplan con la ley y con sus deberes en general, una autentica receta para el desastre.
      El cruel e ilegal Bloqueo contra Cuba es extraordinariamente dañino y prolongado por muchas décadas. Sin embargo me atrevo a decir que comparar al terrible Bloqueo con el daño que sufrió Vietnam en continuas guerras contra Japón, Francia y luego y sobre todo contra los EE.UU. sus aliados y títeres saigoneses, representa a mi juicio una forma definitivamente provincial de desvarío. Mas triste aun, la mayor parte de quienes dicen eso lo hacen no porque lo ignoren sino porque no quieren reconocer la necesidad de cambios en una forma “cubana” del tipo de los que ha hecho Vietnam en una forma “vietnamita”. Copiar a pulso es absurdo y perjudicial. Desdeñar las exitosas experiencias de un hermano país, aun mas dañoso e irracional, y es inadmisible.
      Marco Rubio y sus conmilitones están abocados pronto (después de noviembre) a una difícil disyuntiva. Si quiere postularse de nuevo como aspirante presidencial republicano va de cabeza a la guerra con DT, si no lo hace su carrera política se estanca.

      • Noel Montes de Oca dijo:

        Subzero y Jose R Oro. El tema de como hacer avanzar la economía cubana desde dentro (quiero decir de lo que depende de nosotros y no del bloqueo) es extremadamente complejo, y podemos escribir enciclopedias de la cantidad de criterios que se pueden revertir. No se si comparte mi opinión, pero que creo la aparición del TCP más que una voluntad del Gobierno Revolucionario, fue más bien una imperiosa necesidad para tratar de darle un respiro a la economía. Una vía para darle empleo a los cientos de miles de trabajadores que quedaron excedentes y la vez justificar que el Estado se quitaría una carga de actividades no estratégicas de encima. Pues eso es, empleo. No creo que nuestro Estado tenga en mente permitir la inversión de los cubanos. Fíjense que las medidas que se toman están encaminadas a evitar la acumulación de capital y propiedades, como por ejemplo, luego del análisis de la actividad del TCP, los Directores de Cooperativas No Agropecuarias no pueden ganar un salario de más de 3 veces del que meno ganes de los obreros y otra medida, ahora solo se permite una licencia de TCP cuando antes eran dos. Hay muchas razones para esto, puede que con razón o no. Le invito a que lea http://www.granma.cu/economia-con-tinta/2017-06-29/la-riqueza-pendiente-29-06-2017-23-06-31?page=9 Allí en la pag 9 de los comentarios están mis criterios al respecto y le aseguro que es difícil ponerle el Cascabel al Gato.

      • Subzero dijo:

        Muy interesante su comentario, Noel. Lo real es 1: Nos decidimos a que hay que avanzar economicamente o no? 2. Si la respuesta es positiva entonces viene la pregunta del millon de pesos…3- Existirá una manera real, efectiva, práctica, palpable, de verdaderamente avanzar y que todos los cubanos vayan sintiendo en su economia familiar ese avance, sin hacer cambios o alguna concesión?…Llámese concesión a la flexibilización de no querer acumulación de algun tipo de capital legal en manos de cubanos que tengan su propiedad privada por ejemplo. Como pregunta Ariel Terrero…hasta cuando es considerado un capital de pequeña o mediana empresa?…El, por ejemplo, alega que un botero que tiene 3 carros le falta muchisimo para pasar a ser mediana empresa..o sea, que lo que nosotros quizas vemos como gente de “negocios” no dejan de ser en su mayoria pequenitas empresitas. Y en paises como Vietnam y China esa mediana empresa es meta e impulso del gobierno, ya que proveen buen empleo, aportan impuesto, no son nada para preocupar porque no llegar a tener gran poder ni mucho menos, etc…

        En fin, Noel, que el tema es bien polemico. Lo que pasa es que al menos para mi, quisiera que alguien me demuestre cómo es posible que Cuba genere riquezas, que sea mas rica de forma que el pueblo que la conforma no gane beneficios economicos…Para colmos con un bloqueo del imperio….en fin, que en mi cabeza, cada formula que se pone delante al problema siempre gira por esa linea….y no hay por que avergozarse, por el contrario, hay que ser inteligente y valientes para salvar lo más importante de los logros revolucionarios en estos 60 annos. Arriesgar eso sí resultaría una afrenta a toda la sangre derramada.

  • Pedro R.Castro dijo:

    Excelente debate sobre el futuro de Cuba entre Jose R Oro y Subzero . Lo primero preservar la unidad y coherencia social sin afectar la vida de los cubanos y los innegables logros de nuestra revolución. Evitar soluciones neoliberales que dinamiten nuestro porvenir y comprometan nuestra soberania e independencia,hacer los cambios necesarios para mejorar el modelo cubano desde Cuba sin intromisiones.

    • Jose R Oro dijo:

      Usted lo expresa de manera fundamental en unas pocas lineas, estimado Pedro R.Castro, muchisimas gracias y un fuerte abrazo cubano para usted.

  • Carlos Machin Cosme dijo:

    Ni Trump ni ninguno de sus lacayos y vendepatrias a sueldo harán que el pueblo cubano no mantenga sus conquistas y siga luchando por hacer de Cuba un país más próspero. Seguirán intentando de todo y seguiremoa resistiendo.

  • Martha dijo:

    Gracias por compartir este buen artículo, análisis que nos brinda Atilio Borón, es en verdad un escenario complicado el que se nos avecina, yo diría a todos en el mundo, pq de juegos de empresario hábil no cabe dudas de que Tumpeta sabe, pero no ha dado muestras de saber de política, o si? en fin estamos acostumbrados a estos y otros aires enrarecidos, no por ello nos confiamos, por eso es que hemos podido continuar navegando, no hay nada como el día a día, nosotros seguiremos el camino trazado hace ya 60 años, perfeccionándolo, tratando de sumar a todos en pos de una Cuba mejor, con todos y por el bien de todos.

  • Enrique dijo:

    Como un hermano me envió por correo el artículo, volví a acudir a él en Cubadebate para ver qué otros comentarios ha suscitado y coincido con los que opinan que resulta interesante el intercambio que se ha establecido con la opinión de un periodista argentino.
    Cuando por primera vez vi el título pensé que iba a querer de decir: cuidado cubanos, que aquello también tiene que ver con ustedes, pero cuando lo leí me dejó un sabor a discurso rebozado con error de cálculo, sin que quiera con eso cometer una falta de respeto.
    Mi comentario no se refiere a Vietnam y a Cuba por sí, no tiene nada que ver con el bloqueo y si Vietnam lo tiene o no, como tampoco tiene que ver con lo que puede hacer Cuba y ha hecho Vietnam, mi comentario se desprende más de las comparaciones que se han ido estableciendo y en el error que creo cometió el periodista en relación con la supuesta falta de atención a Cuba en medio de las negociaciones con Corea.
    ¿Quién niega hoy que cuando Girón, Estados Unidos no estaba también pensando en el futuro que quería para América Latina? ¿Quién asegura que cuando Estados Unidos decidió adoptar otra posición con Vietnam, diferente al napalm, no estaba también pensando en China y sus alrededores? Son solo dos ejemplos distintos por su naturaleza, pero ambos demostraron que si había otro propósito detrás no se logró, porque se enfrentaron a los cubanos y a los vietnamitas, a quienes hay que decirnos USTED. Si desde que el mundo es mundo cualquier acontecimiento en un lugar repercutía en los otros, los resultados de los de hoy los recibe el resto por carambola en un abrir y cerrar de ojos, sobre todo si participa Estados Unidos. Parece que cuando el periodista escribió esto no le había llegado todavía el tuit de Cristina con Dilma, “… demasiadas coincidencias para ser casualidad. Todo tiene que ver con todo”. Estados Unidos nunca ha hecho nada bueno para con los demás, salvo saber aprovecharse muy bien de sus dificultades, de sus puntos débiles y de sus contradicciones. Coincido con los que dicen de una manera u otra que hay que hacer cosas diferentes, adecuadas al momento, más dirigidas a lo interior, para acabar de encontrar esa prosperidad sostenible que muchos con razón están empezando a ver en Vietnam, que a su manera defiende también su independencia y su soberanía.
    Pero lo que está sobre el tapete ahora es Corea y todavía no sabemos lo que va a pasar allá porque el hermetismo coreano, la historia de vaivenes en todo ese proceso y los artículos de prensa, informes de voceros o los tuitazos, por lo menos a mí no me dejan llegar a una conclusión. Claro, yo no soy nadie para estar sacando conclusiones por adelantado, pero sí sigo pensando que cualquier resultado por allá no nos será ajeno, para bien o para mal, aunque algunos crean que no están pensando mucho en nosotros.
    Al periodista por otro lado le diría que no se preocupe, que Cuba seguirá siendo rebelde como él la llama y ahora con Miguel Díaz-Canel, ya que él lo menciona por su nombre, continuará el camino y lo va a asfaltar mejor, para que el ejemplo siga mejorando cada vez más. Eso nadie me lo tiene que pedir.
    Ah! Y a Héctor y su hermano les pido disculpas, después de haber leído varias veces el comentario logré captar la idea que querían transmitir.

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también