Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Ediciones territoriales: Todo un país en libros (+ Fotos)

| + |
No pocos se dieron cita en este espacio para comprar el libro de su preferencia. Foto: Cinthya García Casañas.

No pocos lectores se dieron cita en este espacio para comprar el libro de su preferencia. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Por estos días, la Fortaleza San Carlos de La Cabaña es un stand interminable. Entre tantos espacios delimitados para cada una de las editoriales, que participan en la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana, hay una pequeña sala, larga y estrecha, quizás porque guarda en sí la literatura de todo un país, como esta Isla.

Alexei Sánchez, especialista comercial de la Distribuidora Nacional del Libro, está detrás del mostrador, inventariando textos, impresos con una calidad envidiable. Nadie creería que la mayoría fueron hechos casi de forma artesanal, en casas editoras provinciales.

“El Sistema de Ediciones Territoriales (SET) se creó en el año 2000. El Comandante en Jefe tuvo la idea de que en cada provincia existiera una editorial para publicar a los escritores que iban surgiendo, que apenas tenían oportunidad de ver impresas sus obras. Estas entidades pertenecen a los Centros Provinciales del Libro y la Literatura. Actualmente hay 22 editoriales en todo el país”, nos cuenta Sánchez en medio de la sala C-4 de La Cabaña.

El proyecto cambió el mapa literario nacional, al ampliar el acceso a la publicación; gracias a él no pocos escritores han hecho realidad su sueño de ver impresas sus letras e historias.

Tras 16 años de actividad editorial y divulgativa de lo mejor de la intelectualidad cubana a escala nacional, el Sistema ha logrado distinguirse dentro del panorama editorial cubano por la variedad de sus propuestas.

“Estas editoriales producen libros localmente, los cuales entran dentro del plan conocido como Riso (nombre que se debe a las impresoras Risograph). Sus textos, que inicialmente tuvieron cubiertas en blanco y negro, han ido mejorando considerablemente la calidad”, nos cuenta Alexei.

Con una impresora, una computadora, una presilladora eléctrica, la guillotina, módulos de máster, papel y tinta, en cada una de las provincias de Cuba editores, diseñadores y escritores confeccionan diversos volúmenes, con una tirada de hasta 3 mil ejemplares.

Sin embargo, estas casas editoras no solo tienen la misión de hacer libros para estimular la creación literaria de cada territorio, “también alistan textos que pasan a formar parte del plan especial del Instituto Cubano del Libro, con una tirada de más de 3 mil ejemplares, que son impresas por los grandes poligráficos”, expone Alexei.

Esta iniciativa de Fidel achicó los colchones editoriales de las provincias, repletos de historias que durante años aguardaban por ser impresas y andar de mano en mano. “En las ediciones territoriales no solo tenemos libros escritos por autores nacionales, sino también por extranjeros. Escritores de diversas partes pueden hacer propuestas y los colectivos de estas casas valoran y deciden sobre su publicación o no”, comenta el especialista comercial de la Distribuidora Nacional del Libro.

Hoy, el libro más buscado en esta sala era el de Leonardo Padura, un ejemplar que por un lado es La cola de la serpiente y por el otro, Adiós Hemingway. Ediciones Capiro, de Villa Clara, nos regala la oportunidad de comprar 2 libros en 1. “La gente ha venido a buscar bastante los libros de cocina o El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano, impreso por Ediciones La Luz de Holguín”, revela la fuente.

El reto cardinal del Sistema de Ediciones Territoriales es mejorar la calidad de los productos finales, aunque para ser sinceros su factura es ya muy buena. Alexei, apasionado de las publicaciones locales, nos muestra unos libros impresos por Ediciones Matanzas que no tienen nada que envidiarles a los hechos por la gran industria poligráfica.

El especialista comercial de la Distribuidora Nacional del Libro sigue su recorrido por la sala, que está repleta de gente, y toma en sus manos Fidel Castro. Como una espada reluciente, de Ediciones La Luz, y comenta hojeando el texto: “Miren la calidad de este libro. Excepcional. Sin dudas, dentro de las Ediciones Territoriales, quienes están delante en materia de estética y calidad son los que empujarán a los otros”.

El libro Fidel Castro. Como una espada reluciente, muestra la calidad de las ediciones. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El libro “Fidel Castro. Como una espada reluciente” muestra de la calidad de las ediciones territoriales. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Alexei Sánchez, especialista comercial de la Distribuidora Nacional del Libro. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Alexei Sánchez, especialista comercial de la Distribuidora Nacional del Libro. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El libro que contiene Adiós Hemingway y La cola de la serpiente, de Leonardo Padura, ha sido uno de los más buscados por el público. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El libro que contiene “Adiós Hemingway” y “La cola de la serpiente”, de Leonardo Padura, ha sido uno de los más buscados por el público. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Actualmente hay 22 editoriales que pertenecen al Sistema de Ediciones Territoriales, asegura Sánchez. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Actualmente hay 22 editoriales locales en todo el país. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El Sistema de Ediciones Territoriales cumplirá diecisiete años en agosto próximo. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El Sistema de Ediciones Territoriales cumplirá diecisiete años en agosto próximo. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Aynel Martínez Hernández

Aynel Martínez Hernández

La Habana, 1992. Periodista de Cubadebate. Graduado en 2016 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @Aynel92

Dianet Doimeadios Guerrero

Dianet Doimeadios Guerrero

Holguín, 1988. Graduada de Periodismo (2010) en la Universidad de Oriente. En twitter: @islabril

Cinthya García Casañas

Cinthya García Casañas

Estudiante de Periodismo de la Universidad de La Habana

Vea también