Cinco luchadores antiterroristas cubanos  »

| 94

En su blog Segunda Cita, Silvio Rodríguez da a conocer una carta de Antonio Guerrero, uno de los Cinco cubanos presos en EEUU. Tony le propone seleccionar una foto -del también fotógrafo Silvio- por cada concierto que ha ofrecido el cantautor en los barrios habaneros y, desde su celda, él haría un retrato o una pintura que corresponda con la foto seleccionada. Silvio ha respondido convocando a los lectores de su blog, para que sean ellos los que elijan las fotografías. A Cubadebate le ha parecido preciosa esta iniciativa y se suma a ella, pues las fotos de nuestro trovador »

Luces y sombras de una Isla  »

| 4

Cuando canta Omara algo pasa, no se podría decir bien qué es, las palabras no lo describirían, no alcanzarían a aprehender tanta potencia, tanta belleza. Tampoco en la comunidad de tránsito de Santa María del Rosario podrían explicarlo, pero definitivamente lo sintieron; como sintieron la poesía de Silvio, el piano de Rolando Luna, el canto del dominicano José Antonio Rodríguez.

Luces y sombras de una Isla  »

| 6

"De mi aula yo soy el único que sabe remar", y parece un marinero diminuto cuando se le escucha, tan orgulloso, gigante en su universo infantil, en su océano de apenas cincuenta metros. En su barrio, el Fanguito, hubo un concierto, tan grande como pequeño el escenario, tan extraordinario como común el lugar escogido para celebrarlo, y donde la emoción que cupo en una multitud concentrada en escasas cuadras, presente a pesar de la lluvia, no se alcazará siquiera a sospechar.

Fotorreportajes, Cultura  »

| 4

No creo en esa frase trillada de: “Una imagen vale más que mil palabras”. No siempre es así. Cuando estoy de un lado a otro persiguiendo instantáneas siempre hay una frase, un gesto, una escena que detiene mi locura. Es entonces cuando, en segundos, el mundo pasa exclusivamente por mi cámara e intento detenerlo. Y la realidad, inatrapable compañera que siempre nos sorprende, va mucho más rápida, libre y encantadora.

Opinión, Cultura  »

| 12

Desde que comenzó su periplo por los barrios habaneros, en septiembre pasado, siempre el próximo concierto se mantiene a buen resguardo. Buena esa, porque así los exclusivos asistentes al encuentro son precisamente los lugareños, los que llegan del trabajo cansados y con el morral o la jaba (bolsa de mercado) en mano se plantan frente a la tarima junto a los niños que revoletean por las calles y junto a las mujeres que adelantan el oficio del hogar y se instalan para un concierto que ya quisiera el Madison para él »

Luces y sombras de una Isla  »

| 3

Callejuelas estrechas, niños jugando por todas partes, perros aburridos tumbados a la sombra de algún árbol, o bien alborotando sin ninguna causa aparente, basureros, pajaritos que cantan, gente solícita y afable, o no... Así de diverso y matizado es Romerillo, donde los vecinos se llevan "como hermanos". Así lo dice Jorge Luis, Chicho, habitante de la comunidad, que admira a Silvio Rodríguez por "ponerla como es".

Fotorreportajes, Cultura  »

| 6
Otro histórico concierto bajo la lluvia Otro histórico concierto bajo la lluvia Otro histórico concierto bajo la lluvia

Antes de compartir mi crónica fotográfica sobre lo sucedido el pasado domingo 22 de mayo en El Fanguito, en otro de los conciertos de Silvio Rodríguez Domínguez por los barrios, permítanme confesarles algo: Yo me di por vencido cuando me faltaban dos cuadras para llegar a La Universidad de La Habana, la noche de aquel recital histórico de Silvio bajo la lluvia. Por eso este domingo, aunque desde temprano el agua ya se anunciaba, no titubeé en ir a El Fanguito.

Fotorreportajes, Cultura  »

| 3
Palabras para Omara y el Trovador en Santa María de la Amistad Palabras para Omara y el Trovador en Santa María de la Amistad Palabras para Omara y el Trovador en Santa María de la Amistad

El título de esta crónica rápida adelanta en su síntesis los nombres y los sentimientos que poblaron, para nuestra alegría, el más reciente concierto de Silvio en su gira por los barrios habaneros. La comunidad de Santa María del Rosario fue el espacio a donde llegó la canción mientras finalizaba la tarde de un viernes cálido en más de un sentido.

Opinión, Cultura  »

| 15

Omara siempre ha sido la gran intérprete de "La era está pariendo un corazón". Me la escuchó cantar al día siguiente que la escribí y, cuando la terminé, prácticamente se la sabía. Ayer, increíblemente, la hicimos juntos por primera vez en nuestras vidas. Mañana volveremos a compartirla en El Fanguito (municipio Playa). El pueblo de Santa María del Rosario (municipio El Cotorro) estuvo espléndido, podría decirse que encendido. Entre la gente disfrutaba Carlos Acosta, nuestro primer bailarín del Royal Theatre de Londres.

Fotorreportajes, Cultura  »

| 10

Me veo frente a la pantalla de la PC y una hoja en blanco pide a gritos que la escriba. Pero no sé por dónde comenzar a describir lo sucedido sin que se me escapen detalles, escenas de lo vivido. Repaso las fotografías. Pongo atención en el paisaje, las miradas de los niños, en las sonrisas, los hogares, la felicidad que embarga a la multitud en las milésimas de segundos congeladas. Pongo las canciones que ese día el trovador cantó. Y nada. No salgo de escribir palabras y apretar inmediatamente la tecla Delete.

Luces y sombras de una Isla  »

| 2

¿Y ser trovador no es acaso también una manera de ser mago, de ser hechicero? El trovador saca música y poesía de su guitarra y su voz, de sus mundos de inspiración; y crea un clima de fascinación a su alrededor. Al trovador le piden canciones, como al mago números de magia. Ambos practican su arte con igual destreza. Dos actos, un mismo ánimo de satisfacer el deseo colectivo de rendirse al artificio; de ser encantados... con cartas o con notas musicales y palabras.

Noticias, Cultura  »

| 10

La temperatura (la climática y la espiritual) de este concierto en El Romerillo fue alta. De ahí las canciones solicitadas, el coro entusiasmado que quedaba, a final, como palabra solista, cedida por el trovador, en algunas canciones; la belleza, la memoria, las historias compartidas en esa tarde y esas canciones. Y todo ello colocado, visto, vivido, bajo el signo de la autenticidad y de la complejidad, que derriba prejuicios y encartonamientos y une, desde la sencillez, como siempre debiera ser.

Destacadas