Imprimir
Inicio » Cultura  »

Silvio en Miraflores: ¿Qué flores mirar?

| 16

Texto: Mónica Rivero. Fotos: Alejandro Ramírez Anderson

Presentación de Silvio Rodríguez, Trovarroco, Niurka González y Oliver Valdés en Miraflores, Boyeros; con el dúo Ondina, Malva Rodríguez y Víctor Casaus como invitados.

Esta es una crónica difícil de hacer para mí. Se anunciaba así desde que puse un pie en Miraflores, y percibí el ambiente, advertí el panorama. Una vez alguien me dijo que la prensa siempre resalta lo malo: catástrofes, atentados, muertes, accidentes, delitos y crímenes en todas sus variantes. Me pareció que en parte tenía razón. No soporto la crónica roja, no me gusta el sensacionalismo ni el morbo por la violencia. Sobre todo no me gusta la violencia. Tal vez por eso me cuesta abordarla como tema, pero no podía ceder a la crisis que implica silenciar algo ante la dificultad o la contradicción que entraña. No puedo de ninguna manera evocar el concierto de Miraflores y, de un plumazo, deshacerme del hecho real, triste, doloroso, de que un muchacho resultara malherido en el rostro, a unos veinte metros detrás del escenario donde hacía apenas minutos un trovador interpretaba música para él y para quien lo atacaba con filo.

Fue un “ajuste de cuentas”. “Donde hay desquite no hay agravio”, parafraseó una muchacha, con aire de resignación, como si se tratara de una ley suprema e incuestionable. Una ley dura, bastante antigua y elemental por cierto; nada exclusiva de este lugar, aunque esto no resta gravedad a los hechos. “…Viene de antes, se sabía que tarde o temprano iba a pasar”. “Ahí está: eso son nuestros barrios”, escuché decir.

¿De dónde son los muchachos del incidente? El concierto se celebró entre una escuela devenida edificio de apartamentos cuyos moradores han comenzado a pagar poco a poco, algunas otras viviendas, y albergues que conforman una pequeña comunidad de tránsito que, como en Lugardita y Santa María del Rosario, donde estuvimos hace unos meses, la gente “sabe cuándo llega, pero no cuándo se va”. También aquí hay problemas con el agua potable. Los vecinos se quejan de las filtraciones en sus casas, y de no tener establecimientos de comercio ni rutas de transporte público cerca. La explanada donde se colocó el escenario está siempre llena de basura. “Pero la recogieron porque venía Silvio. ¡Si Silvio llega a venir aquí como estaba esto! Ojalá todo se quedara así, pero eso es un sueño. En unos días va a estar igual”, dice Mercedes. La gente reveló ayer algunas dudas. No entienden que se haya asfaltado finalmente ese terreno, cuando hace más de diez años estaban pidiendo que se hiciera una calle que llegara hasta allí. De pronto, un día antes del concierto, todo el mecanismo se destraba.

Aquellos muchachos estaban entre un grupo de gente sentada detrás del escenario, de espaldas a este. Yo quería saber, me preguntaba por qué permanecían como si nada estuviera pasando allí, por qué no se reunían, como tantos, del otro lado, donde los artistas se veían, donde se escuchaba bien.

Una niña había tocado para la comunidad, habían sonado flauta y piano, y Silvio Rodríguez (nada menos que Silvio Rodríguez) iba a cantar. Pero aquel grupo permaneció siempre de espaldas, antes y después del incidente. El concierto para ellos estaba en otra dimensión o, simplemente, no estaba. En el público otros disfrutaron de la presentación, que nunca se interrumpió, desde el comienzo pidieron canciones, y como siempre algunas otras al final.

“Ahí esta: eso son nuestros barrios”. ¿Nuestros barrios son eso? No lo creo. Eso forma parte de lo que son, expresa vivencias, condiciones de vida, manifiesta inseguridad, necesidad de demostrar posturas, pretendida calidad de honor, respuestas desesperadas al miedo, en la ilusión de que no se tiene nada que perder. Pero en ese barrio vive también Yaneisy, que anoche se sintió “de 16 años, super realizada, como cuando iba desde aquí hasta la Universidad de La Habana a escucharlo allá. Cosas como esta es lo que necesitamos”. Vive Enrique, plomero: “Estoy muy complacido: él me llenó. Silvio ha llegado hasta nosotros, lo que ha hecho es traer la música a nosotros, la gente del pueblo, que no podemos pagar la entrada a muchos lugares”. “La gente que trabaja, en la vida real”, en palabras de Yaneisy.

Decir que “nuestros barrios son eso”, sugiere un “solamente” equivocado, implica demasiado que son exclusiva y enteramente eso. Un hecho así es muy impactante, provoca tal vez más conmoción, pero decir que ese episodio resume lo que son nuestros barrios, eclipsa lo mucho y bueno que sueña gente de allí, gente que quisiera poder hacer algo para que eso no sea siquiera parte de lo que son.

Vecinos felices.

Vecinos. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio Rodríguez en Miraflores

Botella. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio Rodríguez en Miraflores

Curiosos. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio Rodríguez en Miraflores

Yaneisy y familia. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Escena en Miraflores.

Escena en Miraflores. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Malva Rodríguez regaló dos piezas

Malva Rodríguez regaló dos piezas. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Dúo Ondina

Dúo Ondina. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

A la luz.

A la luz. . Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Palcos ocasionales. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Palcos ocasionales. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio en el trigésimo concierto en los barrios. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio en el trigésimo concierto en los barrios. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

La era está pariendo un corazón. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

La era está pariendo un corazón. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Enrique el plomero. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Enrique el plomero. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge Braulio dijo:

    Silvio sigue siendo un ejemplo de artista comprometido hasta la médula de su alma. Su peregrinaje y el de quienes le acompañan por los barrios humildes del país, con sus canciones y su poesía, ilumina zonas de nuestra sociedad que no han recibido la atención que merecen.

    Pobre consuelo saber que con motivo del concierto se recogió la basura de un solar yermo y se asfaltó el terreno, mientras que demandas elementales para una vida digna aun no tienen solución. Una verguenza para quienes pudieron hacer algo antes, y ahora, “obligados por la circunstancias”, maquillaron el barrio para no hacer aún más evidente la desidia.

    En las regiones más necesitadas de nuestro país también pululan la decencia, la ilusión y la sensibilidad. Por eso tiene menos justificación el abandono. En su trabajo, Mónica, y en el itinerario de Silvio, esto queda muy claro. Enhorabuena.

  • Alfredo Ávila dijo:

    Bien por Silvio de llegar a todos, pudiéramos decir un “Barrio Adentro” muy suyo, en Cuba, con la diferencia de regalar el servicio. Adelante Silvio, sigue así que ya llegas a más lugares que Cubacel. Te queremos y disfrutamos tu excelente música.

  • Mirafloreño dijo:

    Como noticia les cuento que lo que asfaltaron para la ocasión ya está de nuevo con los baches porque se hizo solamente para la ocasión, como si se estuviera pintando de negro un terraplén (Mal echo y corriendo) la basura ya está de nuevo allí, el agua nunca llegó ni llegará y el concierto en la memoria de pocos junto con los problema cotidianos de ese barrio, se los cuenta uno que vive allí. No es problema de que si es nuestro barrio que con el respeto que se merece la autora a la que le agradezco el artículo, pues es la primera vez que veo reflejado “mi barrio” en algún artículo no está muy lejano de la realidad, los problemas persisten y ya son costumbres que pasan de generación en generación, si se preguntan porque muchos jóvenes se quedaron sentados de espalda al concierto o porque la concurrencia no fue lo que esperaba para el concierto de un trovador como Silvio Rodríguez es porque entonces no se está consciente de la realidad de los Mirafloreños lugar donde mágicamente calles se han convertido en praderas de verdes pastos, donde hay que caminar 1,86 Km para encontrar algún transporte sensato pues el que pusieron tiene un recorrido inexplicable y un horario fantasma, “la tienda” única en su tipo a una distancia considerable y si se le suma los demás diversos problemas de los que no creo que deba hablar porque ya son de conocimientos de todos los cubanos, pues nos afectan a todos por igual, muy pocas ganas le quedan a muchos de ir a disfrutar de un concierto que de seguro no podrán volver a disfrutar más nunca en las puertas de su casa, No obstante al igual que la autora repudio el “ajuste de cuentas” y cualquier hecho violento de esos que son cotidianos desde hace años en “nuestros barrios”
    PD: Felicito a la autora y les doy mil veces las gracias a Silvio por acordarse de la parte olvidada del pueblo, ojala todos los artistas y los que no son artista se acordaran de nosotros de ves en ves….

  • Atenea dijo:

    No se les puede pedir más a esos pobladores de ese lugar, tienen realmente demasiados problemas.
    Es necesario darle atención a estos barrios periféricos, pueden generars problemas de no hacerlo.
    Sabemos que Silvio tiene buenas intenciones, pero hay que ayudarlo en sus esfuerzos,para que su mensaje llegue a todos los que lo necesitan.
    Lean las crónicas de José Alejandro en Juventud Rebelde o véanlo en Hola Habana los jueves.
    Son muchos los problemas, algo debe y puede hacerse.

  • Liz Petersen dijo:

    Mencionaron a todos los participantes, solo que faltó mencionar a la pianista María del Henar Navarro, es la otra integrante del dúo Ondina junto con Niurka González, o sea que el único nombre que falto fue el de la maestra María del Henar.

  • Enrique dijo:

    ESA ZONA SE ESTA HACIENDO CONOCIDA POR ESE TIPO DE VIOLENCIA ENTRE MUCHACHOS FUNDAMENTALMENTE, NO PUEDE SER TAN DIFICIL RESOLVER ESOS PROBLEMAS ANTES QUE SE CONVIERTAN EN INSOLUBLES. QUE NOS PASA? CUAL ES NUESTRA INCAPACIDAD ANTE ESTOS HECHOS? SOLO CON OCULTARLOS NO QUIERE DECIR QUE ESTAN RESUELTOS, HAY QUE ENFRENTARLOS COMO SIEMPRE LO HEMOS HECHO. NOS VAN A QUITAR LA CALLE?

  • odalys barrabia dijo:

    A veces me pregunto cómo un sueño tan hermoso como el que motivó a la Revolución Cubana a existir se ha ido convirtiendo en esa forma de vida desafortunada para algunos cubanos, una revolución que se hace para todos debería llegar a todos aunque sabemos que hay “causas y azhares” que provocan la desigualdad, aunque nos lamentemos de hechos como este, lo único cierto creo, es que hay que seguir luchando por el mejoramiento humano, hay mucho por hacer y todos somos un poco responsable de lo que ocurre en estos lugares, pues muchos hemos cerrado los ojos ante situaciones similares o cerramos las puertas de nuestras casas o de nuestros corazones. Es alagüeño que haya una Mónica que escriba sobre esto, un Sivio que cante, una Niurka que lo siga, un Alejandro que lo fotografíe y tantos otros que seguirán y seguiremos en el camino de la lucha sin descanso y sin acomodamiento.

  • LYM dijo:

    Pues claro, por supuesto que Silvio tiene las mejores intenciones, su superobjetivo es además de llevar su música y un poco de cultura a los barrios, es llamar la atención de todos sobre los problemas de estos lugares olvidados, y que precisamente se destaquen cosas como las que se plantean en este artículo y en el comentario de Mirafloreño, para poner un granito de arena en la ayuda a los más necesitados, que por supuesto están a lo largo y ancho de la Isla.

  • odalis dijo:

    Siento un dolor profundo en mi corazón cuando leo sobre estos hechos en mi Cuba linda. Qué lástima que ocurran, y sobre todo cuando nuestro Silvio está ofreciendo su voz maravillosa para el pueblo. Me duele realmente porque leo noticias de diferentes lugares de este mundo donde se manifiesta la violencia y comparo con esta Cuba donde vivimos más tranquilos, pero cada día nos llegan más noticias como éstas de este país que ha sido ejemplo en todo.
    Esta semana, en la II Iglesia Bautista de Las Tunas, a la que pertenezco, estamos tratando el tema de la violencia, precisamente porque es algo que nos está tocando de cerca. Esta es una lucha que nos involucra a todos, tenemos que preocuparnos, pero sobre todo ocuparnos. Lo primero es la familia, después las organizaciones de masa en los barrios y siempre, los cristianos. Debemos unirnos en todo para que nuestra juventud no se pierda. Hemos perdido terreno, pero todavía hay tiempo. Dios les bendiga.

  • LAZARO RAMIREZ. dijo:

    YO HE CRITICADO ALGUNAS COSAS QUE CONSIDERO SUPERFICIALES DE ESTAS PRESENTACIONES DE SILVIO,NO OBSTANTE HE IDO CAMBIANDO MI OPINION,ES DECIR CREO QUE EN REALIDAD SILVIO Y SU GRUPO DE ARTISTAS HAN TENIDO UN
    GRAN EMPENHO EN TRATAR ‘DE VIRAR ESTA TIERRA DE UNA VES”,COMO DIRIA PABLITO,AHORA BIEN COMPARTEN ESTE EMPENHO DE SILVIO EL RESTO DE LAS “AUTORIDADES”????!!!!.

  • Arnaldo dijo:

    Buenos días, solo quiero hacer tre breves comentarios.El primero relacionado con la voluntad del artista (nuestro Silvio)en su viaje por barrios,localidades y prisiones brindando su música, su presencia, su arte que tantas horas felices y recuerdos nos traen,sobre todo en estos momentos en que la vulgaridad,la chabacanería,lo obsceno y la guapería se ha convertido en la manera de hablar, de vivir y de comportarse de buena parte de nuestra población y de nuestra juventud y estas poco decentes actitudes se han convertido por desgracia en la forma de expresar la música de una buena parte de nuestros grupos y orquestas de cualquier tipo de géneros. Resultando así en un círculo donde está por definir si la expresión musical es el reflejo del pueblo, o las personas asumen este comportamiento por moda y repetición de letras musicales desagradables y muchas veces ofensivas.
    Gracias Silvio.

    El segundo relacionado con la poca voluntad de resolver necesidades sentidas de la población como los planteados en el artículo. Para nadie es secreto que existe una indolencia generalizada y casi siempre las cosas se resuelven si hay amistades o si va a pasar algo que pueda perjudicar algún puesto. Ya casi nadie cree en el bloqueo como causa directa de los problemas,no lo culpemos más de nuestros horrores, de esa manera el descrédito y la desconfianza se generalizan.

    El tercero relacionado con el incidente narrado en el artículo de Mónica donde fue perjudicado un joven recibiendo una herida que otro le propinó con un arma blanca. Creo realmente que nuestra prensa escrita o no debe reflejar de alguna manera sin sensacionalismo
    y sin hacer culto, la situación de la violencia en el país y de la delincuencia de manera ejemplarizante. Si bien somos unos de los paises de América con menor incidencia de estos fenómenos, no debe ser ocultado que hay un incremento de estos hechos. Muchas veces la utilización de un arma blanca en contra de otra persona,no tiene un fundamento sólido, puede ser por las más diversas y simples causas, como un pisotón en una guagua. Cuando planteo estas ideas, no lo hago sin conocimiento de causas, soy médico con 20 años de trabajo en el sistema de salud y dedicado a los servicios de urgencias y emergencias, actualmente laboro en terapia intensiva y son cuantiosos los recursos que el país gasta para salvar una vida de algún paciente que nos llega agredido como resultado de la conducta violenta o delincuencial. En muchas actividades públicas donde asiste nuestra juventud se lleva consigo algún tipo de arma blanca ¿qué tipo de pensamiento genera esta conducta? muchas veces la única medida que se toma es prohibir la entrada al lugar o retirar el arma blanca y más nada.
    Hace apenas 10 días un joven de 27 años fue gravemente herido,mientras asistía a una de nuestras discotecas, recibió mas de 15 heridas por arma blanca, afectando más de cuatro órganos importantes, felizmente todavía esta vivo y con posibilidades de recuperarse, gracias a nuestro inclusivo y benévolo sistema de salud, gracias al sacrificio de nuestros médicos, a su pericia y sabiduría. ¿quien paga estos gastos? que no se generaron por ninguna enfermedad orgánica grave como por ejemplo un cáncer o un infarto.
    Sin querer suplantar a nuestros cuerpos policiales, nos preguntamos:
    ¿En qué circunstancias ocurrió esto? ¿cuantas personas fueron y de que edades? ¿porqué y para qué estaban armadas?
    Solo pretendo transmitir mi preocupación como ciudadano a los que tengan la obligación de actuar.

  • YORDAN dijo:

    A veces me pregunto cómo un sueño tan hermoso como el que motivó a la Revolución Cubana a existir se ha ido convirtiendo en esa forma de vida desafortunada para algunos cubanos, una revolución que se hace para todos debería llegar a todos aunque sabemos que hay “causas y azhares” que provocan la desigualdad, aunque nos lamentemos de hechos como este, lo único cierto creo, es que hay que seguir luchando por el mejoramiento humano, hay mucho por hacer y todos somos un poco responsable de lo que ocurre en estos lugares, pues muchos hemos cerrado los ojos ante situaciones similares o cerramos las puertas de nuestras casas o de nuestros corazones. Es alagüeño que haya una Mónica que escriba sobre esto, un Sivio que cante, una Niurka que lo siga, un Alejandro que lo fotografíe y tantos otros que seguirán y seguiremos en el camino de la lucha sin descanso y sin acomodamiento.

  • rosita dijo:

    Muchos no nos enteramos del concierto de Silvio. El barrio de Miraflores es ya por tradición lugar de conflictos,violencias, y como en cualquier parte viven personas de buenos sentimientos,sensibles. Pero si nadie toma la iniciativa como hizo Silvio de ir al lugar y Transformarlo culturalmente todo seguirá igual. Lo mismo sucede con el Reparto Embil y la zona de la Construcción. No somos privilegiados en ese sentido, los padres se preguntan a dónde llevo a mis hijos para que aprendan deportes o para que pinten y bailen?Los jóvenes no tienen derecho a arrastrar con ese pasado. Hay muchos lugares parecidos a miraflores donde han intervenido organizaciones de masa y se ha logrado un gran avance. Pienso que los delegados de esos lugares mencionados deberían tener más apoyo para trabajar en conjunto. Si en Miraflores se toca Tambor..entonces que le den un Tambor de enseñanza y no de bronca.

  • AnaisPF dijo:

    Todos esos barrios marginales están llenos de historias como esas y peores. Es encomiable la intención de Silvio pero hace falta más q “una carga para matar bribones…” y empezar a resolver los graves problemas que genera esa forma de vida. El mundo, Cuba y nuestra capital cada vez se vuelven más violentos. Hay que hacer algo y pronto. Tal vez una campaña nacional con la misma fuerza y sistematicidad que ha tenido la de los homosexuales y, en mi modesta opinión, considero este es un problema mucho más grave para la sociedad presente y futura. La gente piensa como vive y en esos barrios se vive mal.
    El problema de la agresividad y la violencia ya está alcanzando niveles alarmantes hasta en las escuelas. Es hora de que todos pongamos nuestro aporte para buscar soluciones y las instituciones responsables adopten medidas consecuentes con esos grandes problemas.

  • odalisms dijo:

    felicidades para Silvio por este trabajo tan hermoso que está haciendo ya hace algun tiempo. Es cierto que este es uno de los barrios más olvidados de la habana, y no está en ninguna periferia, está bastante cerca del centro de la ciudad, solo veinte o veinticinco minutos en auto hasta el centro de la habana, pertenece al municipio de boyeros, pero es vecino de 10 de octubre y Arroyo Naranjo, conozco muy bien este lugar porque tengo muy buenas amistades que viven ahí hace muchos años.
    Es cierto que el ambiente es bastante desagradable, hay muchos jovenes que viven completamente alejados de la sociedad, y no les interesa salir de ahí porque no conocen nada más, en este tipo de barrio las personas solo piensan en primer lugar la comida en segundo fajarse y tercero tener maridos las muchachitas (13, 14 y 15 años) y fajarse con la vecina que se lo quitó y los varones acabar con todas las niñas del barrio y fajarse hasta ver la sangre correr, claro como en todas partes existen personas que están muy bien educadas y no participan en este tipo de eventos,pero es una pena que la sociedad esté perdiendo tantos jovenes, porque las niñas a la vez que salen embarazadas ya dejan la escuela y casi nunca terminan sus estudios, cuando aún son menores de edad porque no han cumplido ni siquiera 17 años, no pueden trabajar porque no tienen edad laboral.
    Tengo una amiga que vive hace mucho en ese barrio y ella siempre comenta que su delegado (circunscripción 109, zona 53)no tiene ningún apoyo de las autoridades competentes para resolver absolutamente ningún problema, está demás que diga que si lo ha pedido.
    Pienso que nuestro gobierno debe echarle una manito a este compañero que está luchando SOLO en un ambiente bastante hostil.

  • Mercedita de miraflores dijo:

    Hola lectores quisiera primeramente agradecerle a todo el equipo de trabajo que estuvo en el concierto de Silvio en miraflores …quisiera expresar que a pesar de lo sucedido no se debe catalogar a todo un barrio ni de marginal ni de problematico ya que a pesar de que en mirflores existan jovenes conductuales tambien hay presonas que son Universitarios, obreros, artistas,jubilados, y demas personas integradas al proceso revolucionario, pienso que los barrios marginales los hace el mismo gobierno tanto municipal como provincial, yo pregunto..quien sabia que en ciertos lugares del ya mencionado barrio no entraba el agua, quien sabia que en no existen latones para arrojar la basura , quien sabia que las calles eran puro terraplen , que cuando llueve nuestros hijos tienen que practicamente pasar en canoa, quien sabia que no existen telefonos, y si les sigo contando por favor…nuestros barrios solo piden ser reconocidos y ser tratados como personas…saque ud. sus propias conclusiones.. A silvio mil disculpas en nombre de todo miraflores y que se repita la visita.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mónica Rivero

Mónica Rivero

La Habana, 1989. Graduada de Periodismo (2012) en la Universidad de La Habana. Twitter: @lamagoch

Alejandro Ramírez Anderson

Alejandro Ramírez Anderson

Director de cine y fotógrafo guatemalteco, radicado en Cuba. Graduado en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual de Instituto Superior de Arte, institución en la que es Profesor.

Vea también