Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

“La futura Constitución se construye con el aporte de todo el pueblo”

| 271 |

Homero Acosta impartió la primera conferencia magistral de Abogacía 2018. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ ACN.

Conferencia de Homero Acosta Álvarez, Secretario del Consejo de Estado, en la inauguración del Congreso Internacional Abogacía 2018, 17 de octubre de 2018

Estimados participantes en este Congreso Internacional Abogacía 2018, que reúne a juristas de las más diversas ramas del Derecho y que, como cada año, se convierte en un espacio idóneo para el intercambio y el análisis de los problemas de la praxis y la ciencia jurídicas.

El actual encuentro se desarrolla en momentos en que Cuba está inmersa en un proceso de reforma constitucional, sin dudas un asunto de la mayor relevancia para nuestra vida política y jurídica actual y futura.

Nuestro propósito es acercarnos a la génesis, el desarrollo, el alcance, el contenido y los caracteres fundamentales del cambio constitucional de profundo calado que atraviesa el proceso revolucionario y socialista cubano.

Desde la mirada escrutadora y la agudeza con la que ha de auscultarse un proceso que conllevaría al fin del ciclo constitucional iniciado en 1976 y el próximo inicio de otro, marcado cada uno con sus peculiaridades, originalidades y desafíos.

Desde la teoría, la necesidad de la reforma

Inauguración del Congreso Internacional Abogacía 2018, en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, el 17 de octubre de 2018. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ ACN.

Nos resulta obligado adentrarnos la teoría relativa a la reforma como definición que integra el ADN del concepto de Constitución.

La debida correlación entre el tiempo, la realidad social y el Derecho ha suscitado siempre preocupación desde la teoría jurídica por sus implicaciones en la vida y efectividad del ordenamiento jurídico. En el caso del Derecho Constitucional, por sus particularidades en el ámbito jurídico, limitador de la actuación de los órganos del Estado y de salvaguarda de los derechos fundamentales de los ciudadanos, esa necesaria correspondencia adquiere una relevancia aún mayor.

Un punto de partida elemental desde la teoría para evaluar un cambio o reforma constitucional sería rememorar la distinción entre Constitución Material y Constitución Formal, conforme al criterio de Claudio Mortati. La primera está referida al conjunto de principios o normas sin distinción de su rango que regulan el funcionamiento de los órganos estatales, y que puede incluir las fuerzas sociales que interactúan en una comunidad determinada, todo lo cual configura esa estructura estatal. La segunda, vinculada a la idea de la Constitución como norma, que se configura sobre la base jurídica y normativa únicamente de carácter constitucional.

Esta dicotomía y su respuesta, frente a la cual hay consumido muchos gigabytes de memoria, han tenido su impacto en cuanto a cómo entender la reforma constitucional y su alcance ante los cambios políticos y sociales.

El Constitucionalismo del siglo XIX y de principios del XX respondió dando preponderancia al concepto de Constitución material. La burguesía afianza su poder en éste. Como afirma Pérez Royo:

“La Constitución formal o escrita es un mal necesario, un producto del terremoto que fue la Revolución francesa y nada más. Su fuerza normativa frente a la Constitución material es nula”. A esta idea se sumaron también parte del pensamiento de la izquierda europea de ese período y que frecuentemente se recuerda en palabras de Ferdinand Lasalle: “Las cuestiones constitucionales no son cuestiones jurídicas, sino cuestiones de poder, de fuerza…” “La Constitución escrita es una hoja de papel. La Constitución verdadera de un país es la relación real de fuerzas que existen en la sociedad. La Constitución escrita o es expresión de esa relación real o no sirve para nada”.

Las constituciones a su vez establecieron mecanismos de reforma extremadamente rígidos para hacer frente al antiguo régimen y buscar eternizar los postulados constitucionales, así como evitar un retroceso en el nuevo orden impuesto por la burguesía. Tratar de alcanzar la llamada “perpetuidad constitucional”.

Esa clase social, la burguesía, afianza además su poder desde los parlamentos, a través de mecanismos electorales que anulaban la participación de amplios sectores del pueblo.

Esa visión constitucional decimonónica fue quedando atrás y con ella se transforma también la idea del cambio constitucional, como elemento imprescindible derivado de la supremacía constitucional.

Desde las ideas primigenias del constitucionalismo surgido con la Revolución Francesa, teorizado por Sieyés en su obra ¿Qué es el Tercer Estado?, se va anclando la diferenciación entre poder constituyente y poderes constituidos.

El primero con carácter originario, previo, autónomo, ilimitado, cuya titularidad es del pueblo como expresión del principio de la soberanía popular. Debemos aclarar que ese concepto “pueblo” es una ficción o un artificio que encubre en realidad a la burguesía.

El segundo, a través del cual se ejercita el poder de reforma, se reconoce como limitado, reglado, derivado y definido por la Constitución.

Esa es la visión clásica que logra incorporarse en la Constitución de 1791 en Francia, en la cual se delimita y diferencia la función constituyente y la de reforma, y ambas son diferentes de la potestad legislativa ordinaria.

En el constitucionalismo norteamericano, se había impuesto sin mayores sobresaltos ni cuestionamientos teóricos esa diferenciación, aunque el nacimiento de la Constitución norteamericana de 1787 estuvo lastrado por la esclavitud.

Ahora bien, esos procesos constituyentes, al decir del profesor español Santiago Muñoz Machado, en su más reciente obra Vieja y Nueva Constitución, que “pretendían cambiar la sociedad y las estructuras de poder fueron tabularrasistas. Se desprendieron del pasado, cuyas instituciones quisieron dejar erradicadas para siempre. Rompieron con la tradición”.

Sin embargo, como ya expresamos, fueron conservadoras frente a los cambios futuros, a los cuales impusieron trabas en el mecanismo de reforma.

De ese modo, de acuerdo con Carlos del Cabo en su libro La Reforma Constitucional en la perspectiva de las Fuentes del Derecho, el procedimiento de Reforma era más un procedimiento para impedir la Reforma y, en consecuencia (…) “es no ya el mecanismo para adoptar la Constitución al cambio social, sino el medio para que el cambio social, se acomode a lo establecido en la Constitución. La Reforma se plantea así como el filtro depurador del cambio histórico y a la vez como la válvula de seguridad de todo el sistema de manera que permita (sólo) el cambio estrictamente inevitable.”

Esa concepción, como ya expresamos, fue la que mayoritariamente se impuso en la Europa continental durante el siglo XIX y principios del XX. El cambio constitucional se logró por vía parlamentaria o mediante la imposición monárquica, o por el desconocimiento o inaplicación de la Constitución, algunos entendiendo la doctrina de la Constitución fruto de la historia.

En Estados Unidos, a pesar de la rigidez constitucional, se fueron sucediendo diversas enmiendas y el Tribunal Supremo adquirió por vía interpretativa la facultad de acomodar o desvirtuar supuestos fácticos o normas legales a la Constitución.

Para el siglo XX, en particular en el llamado constitucionalismo de post guerra, se dejó atrás la llamada Constitución “flexible” (quedó sólo en el modelo inglés no escrito como un remanente de su doctrina constitucional histórica y evolutiva), creación teórica de Bryce a finales del siglo XIX en contraposición a la Constitución rígida. La reforma se afianza normativamente en los textos como garantía jurídica extraordinaria a la que se acude mediante un procedimiento reglado cuando sus umbrales puedan rebasarse por vía interpretativa, o sea cuando esta última no pueda hacer soluble la diferencia entre realidad social y Constitución.

Frente a esa vocación de permanencia, de atemporalidad, de vigencia indeterminada, de todo texto constitucional, la reforma se alza para atemperar este a la dinámica sociopolítica que es cambiante y puede alejarse del tiempo histórico y la coyuntura en la que emergió la Constitución. Esta además, presenta dos caracteres que obligan a su revisión: su supremacía y rigidez. El procedimiento hace realidad esa rigidez a fin de que mantenga su carácter de norma suprema.

En fin, es necesaria cuando la realidad plantee conflictos a la normatividad, validez y supremacía de la Constitución.

Establecidas esas cuestiones vinculadas a la definición y necesidad de la reforma habría que analizar otros elementos que la conforman:

  1. La iniciativa para su realización.
  2. Los sujetos que la llevan a cabo.
  3. Los procedimientos.
  4. El alcance.
  5. Los límites.

Planteada la necesidad de la reforma la pregunta que sigue es quién está legitimado para establecerla. La respuesta no es similar en todos los textos y también depende del objeto de revisión.

Algunas constituciones diferencian la iniciativa de ley (ordinaria) y la de reforma. En otros no hay tal diferenciación y por tanto los sujetos son los mismos.

Mayoritariamente corresponde a los parlamentos iniciar el proceso. En algunos casos se requiere una decisión ejecutiva previa. En otros, con la decisión de iniciación el Parlamento se disuelve y convocan a elecciones para ejecutar la revisión.

En el nuevo constitucionalismo latinoamericano la experiencia parte de colocar el cambio constitucional en la agenda política transformadora de la dirección de los procesos revolucionarios (Venezuela, Ecuador, Bolivia) y transitar hacia la destrucción de las constituciones vigentes, desbordando sus cauces, mediante la consulta previa al soberano con vistas a establecer asambleas constituyentes.

Llama la atención que en otras constituciones, incluidas europeas, se limita la iniciativa del soberano, el pueblo para promover el mecanismo reformador, lo que se contradice con la visión democrática que sostienen.

En cuanto a los órganos con competencia para modificarla, también se aprecian divergencias.

Una parte importante reserva a los órganos legislativos esa capacidad de revisión, en algunos casos de manera absoluta o exclusiva (Alemania, Holanda, Bélgica, Suecia). Otros, además, para determinados contenidos exigen la ratificación por vía de referéndum y con ello aseguran la participación popular.

En esa concepción, apartada del clásico concepto de poder constituyente, se ha considerado la mayor legitimidad democrática de los órganos legislativos en la actualidad.

Asimismo, se sostiene que el poder constituyente tiene hoy límites fijados en la propia Constitución. La soberanía deriva también de esta norma.

Otras constituciones reconocen para determinados contenidos la creación de asambleas constituyentes diferentes de los órganos parlamentarios.

Otra diferencia en los procedimientos es que en varias de las constituciones la reforma termina en el ámbito parlamentario y no se sujeta al trámite de ratificación popular, incluso en algunos este tiene carácter facultativo y no imperativo.

El alcance de la reforma, como es conocido, puede ser total o parcial, en dependencia de su envergadura, y así será también el procedimiento a seguir.

No todos los textos explicitan uno u otro tipo. En algunos casos se establece el concepto de reforma en general sin mayores precisiones.

Cuando se trata de una revisión parcial la cuestión no parece ser tan conflictiva, aunque hay contenidos especialmente protegidos que requieren procedimientos agravados. Está sumamente extendida la idea de que la reforma por su naturaleza ha de ser parcial.

El problema mayor se suscita cuando se trata de una reforma total. ¿Qué entender por esto? ¿Estamos frente a una nueva Constitución? ¿Es contradictorio con el principio del poder constituyente? ¿La reforma es para atemperar o destruir la Constitución?

Esas interrogantes no encuentran unanimidad en la doctrina. En algunos casos se sostiene que la reforma total desnaturaliza el concepto; para otros este tipo de reforma no puede conllevar a la pérdida de la identidad constitucional, al sustrato, la esencia de la Constitución objeto de revisión. Una última posición que podemos identificar es la que reconoce la posibilidad amplia de la reforma, limitada solo por los contenidos pétreos.

De este último, el profesor italiano Paolo Biscaretti di Ruffia señala que también una “forma particular de reforma constitucional (…) es la derogación de la misma Constitución en un caso concreto”.

Otros argumentan: “(…) hoy ya no tiene sentido plantearse, en la forma en que se ha venido haciendo, los límites de la Reforma acudiendo a fuentes doctrinales que respondían a supuestos históricos completamente superados; porque en la realidad histórica, jurídica y política actual esos límites están ya tan objetiva e inconmoviblemente establecidos que, se prevean o no, se admitan o no, son insalvables. Se trata, por tanto, de una de esas cuestiones a las que eufemísticamente se les llama académicas para no llamarlas absurdas o inútiles”.

Las diferencias en estos casos entre poder constituyente y el de reforma se “difuminan” o constituyen un “puro artificio” frente a ese y otros problemas.

Por último, abordaremos los límites de la reforma.

Largo ha sido el debate sobre si una Constitución puede establecer condiciones al futuro o límites al soberano. Lo cierto es que las constituciones han definido ciertos límites, ya sean de carácter material o formal, indisponibles al mecanismo de reforma. En unos casos se definen contenidos que enervan un cambio, en otros se prohíbe la reforma total.

Se ha extendido la no modificación de conceptos concretos tales como la “organización federal, la integridad territorial, la forma republicana” y en otros hay contenidos más indeterminados como “el orden democrático y social”. Son las llamadas cláusulas de intangibilidad.

¿Cómo llegamos al Proyecto de Constitución?

El 22 de julio de 2018, en la segunda jornada de trabajo del Primer Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional, el órgano legislativo convocó a consulta popular el Proyecto de Constitución de la República. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Planteadas esas cuestiones que consideramos obligatorias para entender la institución de la Reforma y percatarnos de la diversidad de soluciones en la arquitectura constitucional, echemos la mirada a nuestro país.

La vigente Constitución, proclamada el 24 de febrero de 1976, constituye la de mayor período de vigencia en nuestra historia constitucional.

Su elaboración estuvo a cargo de una Comisión conjunta del Partido y el Estado aprobada por acuerdo del Consejo de Ministros de 22 de febrero de 1974.

Igualmente, el anteproyecto fue sometido a consulta popular y una vez recogidos los criterios del pueblo y consultado en el seno del I Congreso del Partido, el texto resultó aprobado en referendo por el voto libre, directo y secreto de la ciudadanía, con un nivel de aprobación del 97,7% de quienes ejercieron el sufragio.

Es un texto que responde a las circunstancias económicas y sociales del período de la construcción del socialismo en que nos encontrábamos, que se nutre de la experiencia constitucional de los países socialistas de la Europa del Este, en particular de la URSS.

Dicha Carta Magna estableció un procedimiento de reforma exclusivamente parlamentario, reconociéndose su alcance parcial o total con fórmulas reforzadas de votación, así como la intervención obligatoria del cuerpo electoral ante la modificación de determinados contenidos y no previó cláusulas de intangibilidad.

El texto tuvo una importante reforma en el año 1992, para dar respuestas a los cambios que en el orden nacional e internacional se suscitaban, a raíz de la caída del socialismo europeo y la desintegración de la URSS, y reflejar los acuerdos adoptados en el IV Congreso del Partido Comunista sobre el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular, entre otras cuestiones.

La envergadura de los cambios introducidos conllevó a plantearse por algunos de que se trataba de una reforma total y que por tanto requería su ratificación en un referendo, cuestión que no rebasó la frontera de la academia.

Una última reforma fue llevada a cabo en el año 2002, iniciativa generada por la dirección de las organizaciones de masas, en la que se introdujo en particular un cambio en el mecanismo de reforma y estableció una cláusula de intangibilidad. El cambio en cuestión consistió en eliminar la mención al alcance de la reforma (no se señala si es parcial o total) y definió la irrevocabilidad del sistema político, social y económico socialista y la prohibición de negociar bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera.

De ese modo se blindaba el carácter socialista del sistema y la imposibilidad de su destrucción por vía constitucional.

Tras el desarrollo del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en abril de 2011, en que se introducen cambios en el modelo económico cubano y la I Conferencia Nacional del Partido que realizó precisiones en la labor de la organización partidista, se vislumbraba la necesidad de llevar a cabo una futura revisión de la Constitución.

En ese sentido, en mayo de 2013, el Buró Político aprobó crear un Grupo de Trabajo presidido por el compañero Raúl Castro Ruz e integrado por 12 compañeros más, para que evaluara los impactos que en el orden constitucional derivaban de las referidas decisiones, al igual que otros cambios necesarios a futuro y a tono con el perfeccionamiento institucional del país.

Ese grupo preparó durante un año las bases de lo que sería el futuro proceso de reforma, las que se aprobaron en el Buró Político el 29 de junio de 2014.

Como parte de los estudios se analizó el impacto que en el orden jurídico habían tenido los procesos de Reforma y Renovación llevados a cabo, respectivamente, en China y Vietnam, países que con sus características continúan la construcción del socialismo.

Resultó obligado indagar en los procesos constituyentes más cercanos de nuestro entorno latinoamericano, en particular, los que tuvieron lugar en Venezuela, Bolivia, Ecuador, de los más significativos dentro del neoconstitucionalismo iberoamericano.

A su vez, un amplio estudio de diversos textos constitucionales y de nuestra historial constitucional, así como de una amplia literatura sobre todos estos temas.

El Grupo de Trabajo sostuvo más de cien reuniones de análisis en diferentes momentos, en las cuales se acercaron las posiciones y proyectaron posibles soluciones. Era necesario no solo responder a la coyuntura económica sino dar respuesta a los retos que a futuro tiene nuestra sociedad.

En febrero de este año, durante varios días, el Buró Político conoció de los estudios realizados y se efectuaron importantes precisiones. Un mes después, el Comité Central del Partido conoció de los resultados alcanzados, e igualmente formuló distintas recomendaciones.

El Consejo de Estado, órgano que asume la representación permanente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, convocó a una sesión extraordinaria de esta para evaluar el inicio del proceso de reforma, sesión que tuvo lugar el pasado 2 de junio. En ella el Parlamento acordó crear, dentro de sus miembros, una Comisión que preparara el proyecto de Constitución.

Está presidida por el propio General de Ejército Raúl Castro Ruz y la conforman además 32 diputados en representación de diferentes sectores: intelectuales, periodistas, científicos, historiadores, juristas, educadores y dirigentes políticos y de nuestras organizaciones de masas. Dentro de ella se incluyen 8 compañeros de los que conformaban el Grupo aprobado por el Buró Político en el año 2013.

La Comisión trabajó intensamente, teniendo además como referencia toda la labor anterior, lo que contribuyó indiscutiblemente a avanzar en la conformación del proyecto.

Finalmente, la Asamblea Nacional lo discutió durante dos días (21 y 22 de julio pasados) y luego de su análisis, en que se expresaron diversas opiniones, algunas contrapuestas, se logró alcanzar un proyecto. Debe destacarse que los debates fueron seguidos con interés por la población a través de la televisión y otros medios de divulgación.

Asimismo, el Parlamento acordó someter a consulta popular el proyecto con vistas a enriquecerlo con la participación directa del pueblo, que incluyó a los ciudadanos cubanos residentes en el exterior, y nuestras misiones diplomáticas y colaboradores que prestan servicios en otros países. Un claro ejemplo de democracia participativa y efectiva que distingue el proceso y lo hace diferente. El pueblo convertido en constituyente.

¿Una nueva Carta Magna o una reforma parcial del texto de 1976?

La primera discusión en torno al proyecto es si estamos ante una nueva Constitución o ante una reforma parcial del texto de 1976 y si, por tanto, no puede derogarse este. Quienes adoptan esta segunda posición niegan que conforme a la cláusula de reforma, tal y como quedó regulada en el año 2002, no es posible una reforma total y que esta solo sería viable si se transmuta el sistema político y social revolucionario cubano, lo cual ocasionaría una colisión con los ya citados contenidos pétreos.

Desde nuestra consideración, el cambio operado en la cláusula de reforma, no impide una reforma total y esta tampoco tiene que subvertir en su totalidad el orden político y social que la Constitución refrenda. Se trata de un nuevo texto, por introducir mudanzas de profundidad en la estructura del Estado, en particular de sus órganos superiores, hay una ampliación del catálogo de derechos, que la hacen diferente al vigente, sin perder su naturaleza y esencia socialistas.

En su totalidad el texto alcanza 224 artículos (87 más que el vigente) divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones, más un preámbulo. Se modifican 113 artículos de la actual, se eliminan 13 y mantienen 11.

¿Debió convocarse a una asamblea constituyente?

Otra cuestión planteada era que debía convocarse a una asamblea constituyente. Desde nuestro punto de vista ello contrariaba frontalmente la cláusula de reforma que atribuye a la Asamblea Nacional la facultad constituyente. A ello se une que en la reforma no hay una ruptura con el pasado, sino cambios en medio de una continuidad política y social.

Debemos resaltar algunas cuestiones generales que sobresalen a la lectura del proyecto.

El Partido está obligado a acatar la Constitución

Aquí se reafirma el carácter socialista del sistema político, económico y social. No basta solo con ese reconocimiento, sino que son visibles los signos identitarios de ese concepto, al que se han realizado precisiones que en modo alguno lo desvalorizan.

El papel del Partido Comunista se mantiene como elemento rector de la sociedad y el Estado, destacándose su carácter democrático y la necesaria vinculación con el pueblo. Se ha pretendido, desde algunas posiciones, contraponer el papel del Partido a la soberanía popular y a las atribuciones que en el orden estatal corresponde a cada uno de los órganos definidos en la Constitución.

Lo primero a plantearse es que el Partido no está situado por encima de la Constitución, como ente político viene obligado a acatarla y es también su defensor.

Asimismo, en su actuación no debe sustituir los órganos estatales y administrativos, pues estos tienen atribuciones y competencias definidas por la Constitución y las leyes.

Cuba como Estado socialista de Derecho

Inauguración del Congreso Internacional Abogacía 2018, en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, el 17 de octubre de 2018. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ ACN.

En el texto se precisan los valores humanistas, de justicia social y de respeto a la dignidad humana que caracterizan nuestro socialismo.

Destaca el reconocimiento de Cuba como un Estado socialista de Derecho. Esta afirmación no es un simple enunciado de complacencia. Es la determinación y voluntad de alcanzar el imperio de la ley y el carácter supremo de la Constitución en los marcos de un Estado socialista.

Mucho se ha debatido si el concepto de Estado de Derecho es válido en el socialismo. Como sabemos, ese concepto es fruto de la concepción de Von Mohl en el siglo XIX alemán, y que con adecuaciones ha llegado a la actualidad como una categoría de valor universal, siempre tuvo rechazo en la dogmática experiencia socialista europea, donde solo tenía cabida una visión clasista del Estado y del Derecho y por tanto este era un concepto liberal y capitalista.

Hay que destacar que la República Socialista de Vietnam en la reforma del año 2013 incorporó en su Constitución el concepto “Estado de Derecho socialista”.

Novedades del Proyecto

El texto realiza innovaciones importantes a favor de la defensa de los derechos humanos reconocidos en los tratados internacionales de los cuales Cuba es signatario. En igual sentido hay una voluntad explícita a favor de la protección y conservación del medio ambiente y la lucha contra los efectos del cambio climático.

Un contenido que provoca un reacomodo importante es lo relativo a la regulación del sistema económico. Como principio se mantiene la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, repito, medios fundamentales, y la dirección planificada de la economía, junto al reconocimiento del papel del mercado. No se trata de una economía socialista de mercado, sino de considerar éste en los marcos de un sistema de planificación, que por supuesto tendrá que tener una mayor flexibilidad.

Ha llamado la atención el reconocimiento, entre las diversas formas de propiedad, de la propiedad privada.

La Constitución no la crea, esta existe desde antes. Los cambios introducidos en el diseño económico, derivados de los acuerdos del VI y VII Congresos del Partido, viabilizaron la existencia de esa forma de propiedad en el país, que rebasa lo que se le ha llamado como trabajo por cuenta propia, al posibilitarse la contratación de mano de obra. Lo significativo es que ella no distingue ni tiene predominio en el modelo. Es también necesaria en determinadas actividades y con las regulaciones y control necesarios. El proyecto acota la prohibición de la concentración de la propiedad en manos de personas naturales o jurídicas no estatales, con el objetivo de preservar “los límites compatibles con los valores socialistas de equidad y justicia social”.

La propiedad cooperativa se instituye en el proyecto con mayor amplitud y rebasa el ámbito agropecuario al que se circunscribe la actual Ley Fundamental.

Una novedad igualmente trascendente es la forma en que se reconoce la propiedad mixta. Hasta ahora, esta se hallaba vinculada exclusivamente a la inversión extranjera y relacionada siempre con la propiedad estatal, mientras que el proyecto recoge que se integra por dos o más formas de propiedad, lo que posibilita la fusión de diversas formas, incluida la privada y la cooperativa, no solo la estatal. Ello abre espacios para el desarrollo de las fuerzas productivas en interés de la nación.

Se pretende una mayor delimitación de los bienes de dominio público de los de carácter patrimonial del Estado, que han de tener una diferente regulación. Los primeros limitados y por tanto son inalienables, imprescriptibles e inembargables. El resto pueden o no tener esa condición.

La empresa estatal se define como sujeto principal de la economía y se le reconoce autonomía en su funcionamiento.

En el orden económico el Estado mantiene la dirección, regulación y el control de los procesos en el país.

Se brindan garantías a la inversión extranjera, como elemento trascendente al desarrollo económico.

La ciudadanía cambia en su concepción y se reconoce el principio de ciudadanía efectiva. Ella asegura la no pérdida de la cubana por la adquisición de otra, y la obligación de los cubanos en el territorio nacional de regirse únicamente por esa condición.

Derechos y garantías

Es notable la expansión en el ámbito de los derechos constitucionales. Se parte de una concepción de los derechos humanos en que se reconoce en estos su indivisibilidad, irrenunciabilidad e interdependencia, en correspondencia con el principio de progresividad y sin discriminación.

En el propio orden se amplía el derecho de igualdad y se proscribe la discriminación por “razones de sexo, género, orientación sexual, identidad de género, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o cualquier otra lesiva a la condición humana”.

Introduce el texto un desarrollo del debido proceso, enmarcado fundamentalmente desde una visión iuspenalista, que supera en mucho lo regulado en esta materia en el actual texto, al igual que la incorporación con rango constitucional del procedimiento de habeas corpus.

Son reconocidos y se ofrecen garantías a las libertades de pensamiento, conciencia, expresión y religiosa.

En el ámbito de los derechos económicos y sociales igualmente el proyecto innova e introduce importantes cambios.

Polémica ha resultado la variación del concepto de matrimonio abandonándose la actual concepción de que se establece entre un hombre y una mujer y en su lugar se consigna que es “entre dos personas”, con lo cual se da cauce a la posibilidad del matrimonio igualitario.

El constituyente de hoy estaba colocado ante la alternativa de mantener con rango constitucional el concepto de matrimonio (contenido apenas regulado en las constituciones) o apartarse de ello y dejar a la ley su desarrollo.

Se optó por mantener esa configuración y asumir el reto del nuevo concepto, a sabiendas de que su inclusión podía generar discrepancias atendiendo a razones culturales, prejuicios y visiones estereotipadas que no se transforman de un día para otro.

Si la Constitución proclama el reconocimiento con amplitud del derecho de igualdad por qué debe limitar que personas con diferente orientación sexual puedan alcanzar el matrimonio. Tendrá que seguir este concepto anclado en visiones ya superadas por el tiempo o modificarse y reconocerse como un derecho, al igual que va ocurriendo paulatinamente a nivel planetario.

Las posiciones frente a esa regulación pasan por los que prefieren mantener el concepto de la actual Constitución; los que favorecen la redacción del proyecto; quienes aceptan el reconocimiento civil de las parejas de hecho y no el matrimonio; otros que están de acuerdo pero limitan el derecho a la adopción y, por último, algunos abogan por el concepto de “dos o más personas”. En fin una diversidad de criterios que han de ser evaluados como otros con el rigor y la profundidad que se requiere.

En nuestra opinión, el Derecho no puede permanecer esclavo perpetuo de rezagos sociales, aún cuando en un momento pueda entrar en colisión con parte del espectro social. En su misión transformadora le corresponde también impulsar el desarrollo. No es la primera vez que se está ante estos desafíos. Recordemos en la historia los conflictos para reconocer el derecho al voto de las mujeres, o la instauración del divorcio o, en nuestro caso, incorporar la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer y la responsabilidad igualitaria de los cónyuges, conforme a nuestro Código de Familia.

Una amplia gama de derechos y garantías se ofrecen en materia laboral como obligación no solo del Estado, que ha dejado de ser casi el único empleador, sino también de las formas no estatales.

Los servicios de educación y salud se mantienen como responsabilidad estatal y con carácter universal y gratuito. En este orden el texto ofrece la posibilidad, que tendría un carácter excepcional, que determinados servicios de salud no imprescindibles y una parte de la enseñanza postgraduada pudieran resultar remunerables.

Ello, por supuesto, no implica renunciar al acceso en igualdad de oportunidades y sin costo alguno a estos servicios básicos, pero permite una mayor flexibilidad para su regulación, sin perder su contenido y esencia.

Algunos derechos económicos y sociales, cuya garantía no puede ofrecerse de inmediato por razones económicas que superan la voluntad estatal y que haría ficticia la Constitución, están regulados con una proyección de progresividad, lo que igualmente genera cierta inconformidad. Tal es el caso del derecho a una vivienda digna, el derecho a la alimentación, el derecho al agua, entre otros.

La fórmula utilizada impone al Estado trabajar por alcanzar la plenitud de esos derechos, pero, desde nuestra perspectiva, no puede configurarse de modo terminante por las propias limitaciones objetivas que tiene su consecución.

Una importante garantía se incorpora, la relativa a la tutela judicial frente a las vulneraciones de derechos constitucionales por parte de los órganos y funcionarios del Estado, así como que se restituya el derecho conculcado y en los casos que proceda se indemnice. Esto ha de tener un desarrollo legislativo para definir el tipo de proceso, los sujetos legitimados, las competencias de los tribunales, sistema de recursos, entre otros.

Los límites a los derechos reconocidos constitucionalmente varían y, en este caso, se consignan limitaciones únicamente por los “derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, la Constitución y la Ley”.

Cambios en la estructura del Estado

Importantes transformaciones se operan en materia de la estructura estatal, en la búsqueda de un mayor equilibrio y diferenciación entre los órganos de acuerdo a sus funciones.

El primer elemento es la creación de los cargos de Presidente de la República y Primer Ministro.

Hasta el momento el Jefe de Estado cubano es el Presidente del Consejo de Estado, órgano permanente de la Asamblea Nacional, y a su vez es Jefe de Gobierno.

De acuerdo al proyecto, el Presidente tendría que ser diputado, sería electo por la Asamblea Nacional en elección de segundo grado, y se le exigen entre otros requisitos una edad mínima de 35 años y una máxima de 60 años para su primer mandato, pues la norma limita a dos períodos presidenciales de 5 años y establece la imposibilidad de acceder a este cargo nuevamente.

Esto igualmente ha generado diversos planteamientos y dudas. Estamos contestes con la necesidad de establecer límites de tiempo para el ejercicio de los cargos fundamentales del Estado. En ese sentido existen pronunciamientos de nuestros más recientes congresos partidistas y parece lo más conveniente para el proceso revolucionario, sobre todo cuando razones de legitimidad histórica van quedando atrás por el decursar del tiempo.

La edad máxima de 60 años se ha considerado como propicia para alcanzar la más alta magistratura del Estado por vez primera, de cara a un ejercicio más eficiente de las responsabilidades, y en evitación de experiencias negativas acaecidas en otros países de la Europa socialista.

El presidente no tendrá solo funciones ceremoniales o de representación, sino que adquirirá determinadas atribuciones respecto al Gobierno, pues es quien propone a la Asamblea Nacional al Primer Ministro, éste le rinde cuentas de su gestión, además puede asistir a los Consejos de Ministros y en ese caso preside el órgano. Es un esquema funcional que se asemeja, en cierto modo, al modelo mixto francés, conforme a la Constitución de 1958.

La Asamblea Nacional del Poder Popular mantiene su carácter de órgano supremo, único con capacidad constituyente y legislativa, encargada de nombrar los cargos más importantes del Estado, y ante la cual han de rendir cuentas los órganos y organismos estatales superiores. Preserva también la facultad de control constitucional, tema igualmente polémico.

El Presidente, vicepresidente y el secretario del Parlamento, lo son a su vez del Consejo de Estado, con lo cual se debe alcanzar una mayor continuidad en la labor parlamentaria.

Sobre el resto de los órganos constitucionales destaca la modificación introducida en materia de administración de justicia, que logra una mayor independencia funcional del sistema de tribunales, así como se posibilita la introducción del juez técnico unipersonal, cuyas competencias determinará la ley.

Órganos locales del Poder Popular

Los órganos locales del Poder Popular reciben también el influjo de las transformaciones del proyecto.

En la estructura provincial las asambleas del Poder Popular se eliminan y en su lugar se constituye un Gobierno integrado por un Gobernador y un Consejo Provincial. Este, dirigido por el primero, incluiría además a los presidentes de las asambleas municipales y los intendentes que tienen a su cargo la dirección administrativa en el municipio.

Esa estructura se consideró más funcional y adecuada a las características de las provincias, como entidad coordinadora territorial y con vistas a potenciar aún más a los municipios.

Una cuestión a analizar, a partir de las propuestas hasta ahora realizadas, es si el Gobernador debe ser designado o en su caso electo.

Los municipios adquieren una mayor potenciación. No es ocioso que algunos lo han visto como “ganadores” en el proyecto. El reconocimiento de su autonomía y la mayor relación entre la comunidad y sus representantes distinguen lo que se presenta.

Por otra parte, en materia electoral, se instituye el Consejo Electoral Nacional como órgano permanente encargado de organizar, dirigir y supervisar las elecciones y otros procesos de consulta de la voluntad popular.

En cuanto a la reforma se mantiene el procedimiento ante la Asamblea Nacional del Poder Popular con mecanismos reforzados de votación y el referendo si la modificación incide en la integración y funciones de la Asamblea Nacional o del Consejo de Estado, en las atribuciones o en el período de mandato del presidente de la República, o los derechos, deberes y garantías constitucionales.

Asimismo, permanece la cláusula de intangibilidad, con una pequeña modificación, al eliminarse el término “económico”, para hacerlo coincidir con la regulación del artículo 3 al que se remite. Por demás, bajo el concepto de sistema socialista, se engloba en primer término el sistema económico, con lo cual no existe ninguna contradicción

Un proyecto no es un texto definitivo: Es perfectible

El proceso de consulta popular del Proyecto de Constitución de la República de Cuba inició el 13 de agosto de 2018. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Hasta aquí los elementos que hemos considerado más importantes del contenido del proyecto. Debemos entenderlo como lo que es: un proyecto. No es el texto definitivo. Es perfectible. No es obra de una comisión o un grupo. Es una obra colectiva y la futura Constitución se construye con el aporte de todo el pueblo.

Hasta este momento, millones de cubanos con absoluta libertad lo han analizado, y han expresado decenas de miles de planteamientos.

En cada uno de los centros de trabajo, escuelas, unidades militares y en nuestros barrios ha estado presente una participación activa, comprometida y responsable de toda la sociedad.

Es un rotundo mentís a aquellos que cuestionan el compromiso del pueblo, a los que hablan de apatía, indeferencia, de formalismo, de falta de participación.

Sin vanidad podemos afirmar que estamos ante un ejercicio único de democracia real y efectiva y de un proceso constituyente igualmente paradigmático con el pueblo como protagonista verdadero.

El saldo hasta hoy puede considerarse muy positivo. Ha servido, además de contribuir a la futura Constitución, para elevar la cultura jurídica y política del pueblo.

Una vez concluida la consulta popular se evaluará por la Comisión redactora cada propuesta, incluidas las dudas de nuestros ciudadanos. Ninguna opinión será dejada de tener en cuenta. Ello, por supuesto, no significa que cada recomendación será inscripta en el texto, pues hay disímiles y hasta contradictorias sugerencias.

Después de esa compleja y ardua labor, la Comisión presentará un nuevo proyecto a la Asamblea Nacional del que saldrá finalmente la nueva Constitución de la República, la que se sometería a escrutinio popular. Como resultado de ello el texto logrado por el consenso y la participación popular tendría una elevada dosis de legitimidad.

Cada cubano podrá sentirse orgulloso de su Constitución.

Proclamada la nueva Carta Magna urge un perfeccionamiento del sistema jurídico del país. No basta solo con la Constitución. Se requiere de una actualización del ordenamiento jurídico y para ello de mayor intensidad legislativa.

Con seguridad se harán realidad los sueños de nuestro Héroe Nacional José Martí, cuya frase aparece en el Preámbulo de la Constitución:

“Yo quiero que la Ley primera de la República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Por esos sueños, por las ideas del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz y el sacrificio de todos los que soñaron con una Cuba libre, independiente y soberana, haremos de esta futura Constitución un arma de la Revolución, para hoy y el mañana de la Patria.

Muchas gracias.

Se han publicado 271 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Nuestro concepto marxista leninista de Estado y el derecho es clasista y las concepciones burguesas eluden tal enfoque eso es medular y no lo copiamos del campo socialista absolutamente esencial, otra cosa es que resignifiquemos términos pero con nuestras realidades

    • Nicoa dijo:

      Ño……..a usted lo necesitamos como ministro de economia, o quizas si somos ambiciosos escribiendo en la Pupila insomne….

      • Oraculo dijo:

        ¿Quieren que les de el resultado de la consulta que se está haciendo ahora?
        “Se aprobó en consulta democrática y participativa de todo el pueblo la mayoría de las modificaciones propuestas y serán mantenidas algunas (“las convenientes”) donde el pueblo ha decidido con su voto secreto no deben ser modificadas”
        ¿A quién responde el CNE(consejo nacional electoral), por dios?
        El resultado real nunca lo sabrán

      • m&m dijo:

        pues puede que si se haga. una conocida trabaja en una de las comisiones donde se reciben todo los datos y se sistematizan, se distribuyen las propuestas por cada parrafo. al parecer hay un sistema informatizado para eso. a partir de ahi los la comision o comisiones de diputados por temas redactarian la version final, segun las cantitades de propuestas y su tipo.

      • kmelot dijo:

        Esta consulta es como cuando le pidieron la opinión de todos los trabajadores en su centro de trabajo para modificar la Ley de Seguridad Social, que por mucho que he preguntado, no hubo un centro de trabajo que apoyara el retiro de los hombres a los 65 años y las mujeres a 60, sin embargo se apoyó la propuesta por “unanimidad” por los diputados de la Asamblea Nacional. En mi empresa visito la reunión de discusión del proyecto de Constitución un diputado a la asamblea nacional, y se le hizo una pregunta a la cual le dio 500 vueltas para después responder algo ilógico. ¿Cuando se somete algo a votación en la Asamblea Nacional usted representa con su voto la población que usted representa, a los intereses del estado o a su criterio personal? El respondió que representa el voto del pueblo que lo eligió, pero como puede votar a favor y ni siquiera plantear algo cuando en mi empresa hubo mas interrogantes y desacuerdos que todos los 605 diputados de la asamblea nacional juntos?

    • Leandro dijo:

      Cont.
      El 26 de marzo de 1962 en comparecencia por la radio y la televisión Fidel decía:
      “… creo en la dirección colectiva, creo que las masas hacen la historia, creo que las mejores opiniones, las opiniones de los hombres más competentes, más capacitados, cuando son discutidas colectivamente se depuran de los vicios, de los errores, de sus lagunas y de sus fallas; creo, además, que ni la historia de los pueblos ni la vida de las naciones deben depender de individuos, de hombres, de personalidades…”
      Esta idea expresada en los primeros años de la Revolución, cuando aún el país no estaba institucionalizado, era consecuente con una concepción que acompañó al líder de la Revolución a lo largo de su vida.
      En marzo de 1990, ante intelectuales brasileños reafirmaba con orgullo, como respuesta a cuestionamientos, desconocimiento e incomprensiones sobre el sistema político cubano:
      “En nuestro país no hay ni siquiera un régimen presidencialista, es una presidencia colegiada, como hay una dirección del Partido colegiada.”
      Poco después, en diciembre de 1991, ante la ANPP volvía sobre el tema:
      “Lo que necesitamos no es gente con mucho poder, con excesivo poder; lo que necesitamos es gente con un poder moderado.”
      “Tengo la convicción profunda de que lo que necesitan los hombres con grandes responsabilidades en el Gobierno y el Estado en un país socialista y democrático no es exceso de poder, sino un poder limitado, y ese poder tiene que ser limitado por el Partido, en primer lugar, y por las propias instituciones del Estado. Que no se crea un individuo investido de un poder que está por encima de todos los demás y que no tiene que rendirle cuenta absolutamente a nadie.”
      Y en noviembre de 2005 en la Universidad de La Habana cuando nos alertaba acerca de que nosotros podríamos destruir la Revolución, decía:
      “Es tremendo el poder que tiene un dirigente cuando goza de la confianza de las masas, cuando confían en su capacidad. Son terribles las consecuencias de un error de los que más autoridad tienen, y eso ha pasado más de una vez en los procesos revolucionarios”.
      En “Cien horas con Fidel” reitera: “… yo no tomo decisiones unipersonales. Este no es ni siquiera un gobierno presidencialista. Nosotros tenemos un Consejo de Estado. Mis funciones de dirigente están dentro de un colectivo. En nuestro país, las decisiones importantes, las decisiones fundamentales se analizan, se discuten y se toman siempre colectivamente. Aquí siempre ha habido un colectivo de dirección y una dirección colectiva. … Yo realmente tengo autoridad, claro, tengo influencia, por razones históricas, pero no doy órdenes, ni gobierno por decreto”.

      • Nicoa dijo:

        “…pero no doy ordenes,….”?????

      • Leandro dijo:

        Inicio:
        El Presidente de la República que se propone se subordina y rinde cuentas exclusivamente a la ANPP que es un órgano que solo sesiona de manera ordinaria dos veces al año por breves períodos. El nuevo cargo tendría subordinados al gobierno, por cuanto preside las sesiones del Consejo de Ministros y de su Comité Ejecutivo; así como a la Fiscalía y la Contraloría, organismos que hasta el momento se subordinaban a órganos colegiados: a la ANPP y al Consejo de Estado. Igualmente se le conceden facultades por la Constitución que eran propias del Consejo de Estado como órgano colegiado o que eran atribuciones del Presidente del Consejo de Estado establecidas en una ley, cuya modificación es más fácil que si está en la Constitución, a la vez que no solo preside el Consejo de Defensa Nacional, sino que designa a los demás miembros de este, órgano que durante las situaciones excepcionales y de desastres asume las funciones que corresponden a todos los órganos del Estado, con excepción de la facultad constituyente. Si bien no decide, sí propone la designación y suspensión en sus funciones de todos los cargos fundamentales del Estado con excepción del Presidente de la ANPP, lo que le confiere no solo un enorme poder sobre todos los órganos del Estado, incluyendo aquellos que no se le subordinan directamente, sino que desde las estructuras del Estado se le está creando la posibilidad de nuclearse de personas que se sienten comprometidas con él y en un momento determinado pudieran estimular su vanidad o convertirse en rehenes de esta.

    • Leandro dijo:

      Cont.
      A mi juicio, las “razones de legitimidad histórica (que) van quedando atrás por el decursar del tiempo” a que hace referencia el compañero Homero no solo son válidas para establecer límites de edad y en el ejercicio en el cargo; cuando ya no tenemos físicamente a Fidel y estamos diseñando una Constitución más allá de Raúl y de la llamada Generación Histórica e incluso más allá de Díaz-Canel y su generación, resultando muy difícil precisar si los líderes futuros sabrán hacer uso adecuado del poder, debemos diseñar estructuras mediante las cuales predominen las decisiones colegiadas y cada vez puedan ser menos las individuales de personas que hoy son unas y mañana otras, algunas de las cuales no podemos excluir que, seducidas por lo que Fidel llamó “la miel del poder” pudieran ocasionar graves daños al país, pues aun cuando la ANPP puede sustituirlas en cualquier momento; sobre todo en el caso del Presidente de la República, desde su posición privilegiada, contando con personas en los más altos cargos civiles y militares del país que lo respalden por el compromiso contraído con él, puede ejercer enorme presión sobre esa ANPP. “Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de él” señalaba José Martí; por su parte en “Cien Horas con Fidel” el líder de la Revolución reflexiona: “Quizás la lucha más importante que tiene que librar alguien que tenga poder, es la lucha contra sí mismo, la lucha por autocontrolarse. Quizás sea una de las cosas más difíciles” y más adelante reafirma que resulta “muy frecuente entre los seres humanos” envanecerse por la cuestión del poder y hacer abuso del poder.
      Sea cual sea la decisión final, tengo la convicción que hoy más que nunca se necesita de esa presidencia colegiada que enorgullecía a Fidel. La autoridad ganada por Fidel y Raúl no se debe intentar sustituir otorgando facultades. El liderazgo se gana, como lo está haciendo Díaz-Canel sin ser de la generación histórica y sin los poderes que se pretende otorgar al nuevo cargo.
      Tengo entendido que en China y Vietnam, donde el parlamento, al igual que el nuestro, es el órgano supremo de poder del Estado, de entre sus diputados se elige el Presidente del país; pero no podemos olvidar aquella memorable idea de Fidel: “Una conclusión que he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo.” Mucho antes Martí nos había alertado en su ensayo Nuestra América: “El vino, de plátano; y si sale agrio, es nuestro vino”. “… injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas”. ¿Estaremos sembrando tronco ajeno con ramas nuestras?
      “…con la mayor sinceridad- decía Martí- se pueden cometer los más graves errores; y es preciso que, a despecho de toda consideración de orden secundario, la verdad adusta, que no debe conocer amigos, salga al paso de todo lo que considere un peligro, y ponga en su puesto las cosas graves, antes de que lleven ya un camino tan adelantado que no tengan remedio”. Desde mi humilde posición de ciudadano cubano altamente comprometido con la Revolución, ese es mi propósito: alertar oportunamente acerca de lo que considero que pudiera representar un grave peligro para el futuro de nuestro país.

    • juan carlos paizan dijo:

      En mi opinión muy personal -ojala coincidiendo con otros cubanos- una economía socialista debe constar con los espacios suficientes para que lideres, directivos y el pueblo todo estén en constante intercambio, es decir yo creo que, nuestra economía o sistema econoico, si ha de ser socialista debería constar con la obligación constitucional para que Ministros (entre ellos el de Cultura) Gobernadores, dirigentes administrativos y hasta el propio Presidente de la República, rindan cuentas al pueblo además de hacerlo lógicamente ante superiores y Asambleas de Poderes Populares correspondientes, -ello por supuesto mediante los medios de información convencionales (radio, TV, etc.) y espacios de Intranet e Internet.- En fin, mi propuesta es debatir sobre la necesidad o no de abrir o establecer los espacios necesarios para que dirigentes de alto nivel así como administrativos de empresas estatales rindan cuentas al pueblo o comunidad según corresponda y con ello aportar a la eterna batalla contra la corrupción…
      304. ARTÍCULO 103. y) dar a conocer pública y detalladamente el informe de rendición de cuentas, responder las preguntas de la sociedad y medios de prensa al respecto
      ARTÍCULO 117. v) 123. x) 132. z) 139. n) 174 o) 186 p) dar a conocer pública y detalladamente el informe de rendición de cuentas, responder las preguntas de la sociedad y medios de prensa al respecto.
      179. ARTÍCULO 60. Se reconoce a los ciudadanos la libertad de prensa, así como el pleno acceso y uso de Internet e Intranet conforme al respeto, la construcción de una sociedad profundamente humanista, democrática, realmente pacifica, prospera, integra y justa…
      – Todo medio de información debe cumplir con la obligación de ser profundamente incluyente y por ende realmente diverso, pero sobre todo oportuno y garante de la verdad completa. Aquellos que incumplan con estas obligaciones deberán ser sancionados según lo que establece la Ley.

    • Leandro dijo:

      Por alguna razón el inicio al parecer no fue recibido oportunamente, por lo que lo he reenviado.
      Pienso que una de las cuestiones más importantes para el futuro del país es la Estructura del Estado sobre lo cual no he oído muchos planteamientos de la población, con excepción de la edad para ocupar determinado cargo, el tiempo de ejercicio en el mismo y la forma de elección. Ello se debe, a mi juicio, porque es bastante generalizado el desconocimiento de la estructura del Estado, principalmente la nacional.
      Personalmente considero correcto que la Presidencia de la ANPP sea la misma del Consejo de Estado, por cuanto este pudiéramos decir que es el órgano permanente de aquella. Coincido también con la figura del Primer Ministro al frente del gobierno y con el hecho de que se defina quienes no pueden integrar el Consejo de Estado, lo cual a mi juicio debería ser más abarcador, pues si bien el Presidente del Tribunal Supremo Popular no puede integrar el Consejo de Estado, puede hacerlo el vicepresidente, por solo poner un ejemplo.
      Sin embargo me preocupa el cargo de Presidente de la República, sobre el cual no he oído los fundamentos de su necesidad.
      El Presidente de la República que se propone se subordina y rinde cuentas exclusivamente a la ANPP que es un órgano que solo sesiona de manera ordinaria dos veces al año por breves períodos. El nuevo cargo tendría subordinados al gobierno, por cuanto preside las sesiones del Consejo de Ministros y de su Comité Ejecutivo; así como a la Fiscalía y la Contraloría, organismos que hasta el momento se subordinaban a órganos colegiados: a la ANPP y al Consejo de Estado. Igualmente se le conceden facultades por la Constitución que eran propias del Consejo de Estado como órgano colegiado o que eran atribuciones del Presidente del Consejo de Estado establecidas en una ley, cuya modificación es más fácil que si está en la Constitución, a la vez que no solo preside el Consejo de Defensa Nacional, sino que designa a los demás miembros de este, órgano que durante las situaciones excepcionales y de desastres asume las funciones que corresponden a todos los órganos del Estado, con excepción de la facultad constituyente. Si bien no decide, sí propone la designación y suspensión en sus funciones de todos los cargos fundamentales del Estado con excepción del Presidente de la ANPP, lo que le confiere no solo un enorme poder sobre todos los órganos del Estado, incluyendo aquellos que no se le subordinan directamente, sino que desde las estructuras del Estado se le está creando la posibilidad de nuclearse de personas que se sienten comprometidas con él y en un momento determinado pudieran estimular su vanidad o convertirse en rehenes de esta.

  • Carlos Manuel dijo:

    Por qué no fue el Fiscal General de la República quien presentó esta conferencia impartida por Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado?

    La pregunta no va dirigida a la calidad de la conferencia, amplia y actualizada, lo que pasa es que creo que este asunto debió ser tratado por la Fiscalía General de la República de Cuba, que tiene, entre otras funciones, la siguiente:

    – Dictaminar a instancia de la Asamblea Nacional del Poder Popular o del Consejo de Estado, acerca de la constitucionalidad de las leyes, decretos leyes, decretos y demás disposiciones generales.

    Saludos,

    • criterio dijo:

      ¿Quién ha visto que la constitución es para perpetuar ningún sistema político?
      ¿La separación de poderes no es vital para la democracia?.
      La fiscalía está obligada a ser una entidad independiente al gobierno, para que así se fiscalice adecuadamente al gobierno de turno?
      ¿El CNE (consejo nacional electoral), también debe ser una entidad independiente al gobierno para que el resultado de las encuestas y elecciones no sean parcializadas y convenientes para ningún gobierno.
      Para mi ninguna fiscalización, ninguna consulta, ninguna elección, será real hasta que esto no cambie.

      • AS84 dijo:

        el mejor comentario de todos, 100% de acuerdo

      • zaira dijo:

        hay algo que nadie ha mencionado. El hecho no solo de que el partido NO PUEDE ESTAR POR ENCIMA DE LA CONSTITUCION. NADIE HA HABLADO NI SE HA PRONUNCIADO INCLUIR EN LA CONSTITUCION QUE LAS FUERZAS ARMADAS TAMPOCO PUEDEN ESTAR POR ENCIMA DE LA CONSTITUCION. NO CREEN?

      • senelio ceballos dijo:

        Para Link-Criterio, le apoyo vuestras propuestas, para que se recojan en la nueva constitucion…..Le falto decir…. que los jefes de…BNC…CNE…y Fiscal general de la repubica…No Deben ser puestos de trabajo [ cargos ] asignados …Esos puestos [ cargos] Deben ser electos por el pueblo y no propuesto o asignado..Ni por el president ni la ANAPP….Deben junto a los gobermadores municipals y provincials, president..ELEGIDOS Y PUESTOS ALLI POR EL VOTO del pueblo….

      • Elmano dijo:

        Me parece que el Tribunal Supremo es el encargado por velar por la constitucionalidad de las leyes no la fiscalia

      • criterio dijo:

        ELMANO….¿y a quien pertenece el tribunal supremo tambien?, ¿a quien pertenecen todos los poderes?…seguro me diras, “al pueblo”, ja, dios mio, por eso de seguro los precios de la shopping los pone el pueblo, porque las shopping “son del pueblo”, ja

      • Chikungunya dijo:

        5 puntos con asterisco compañero criterio.

      • Chikungunya dijo:

        5 puntos con asterisco compañero criterio.

      • Chikungunya dijo:

        5 puntos con asterisco compañero criterio.

      • Ernesto dijo:

        100% de acuerdo la separación de poderes es vital para la democracia sino volveremos al totalitarismo. Al igual es irracional que un miembro de la Asamblea Nacional diga que el Partido está por encima de la constitución acaso quiere decir que el partido hace lo que le da la gana? Porque si es así pues estamos perdiendo nuestro tiempo con esta constitución.

      • Tania dijo:

        Mejor imposible

    • Polo dijo:

      Se hace necesario ya a estas alturas hagan una publicación estadistica de los artículos más rechazados por la población,
      Espero publiquen mi solicitud,

  • Casimiro dijo:

    Este es el compañero que dijo que el Partido estaba por encima de la Constitución.

    • creo dijo:

      Asi mismo casimiro, ¿quién ha visto que ningún partido, o sistema político debe perpetuarse dentro de ninguna constitución?, ni el socialismo, ni el capitalismo, ni el comunismo, ni el imperialismo, deben perpetuarse dentro de la constitución, eso es algo elementar y antidemocrático completamente, la constitución de un país esta pos encima de todos los sistemas políticos, el derecho a elegir libremente a qué partido o sistema politico pertenecer es lo que debe estar en las primeras filas de la constitución.

      • Carlota1895 dijo:

        Forista CREO, te sugiero en forma humilde y directa que visites Cuba durante la esxistencia en la misma del capitalismo, es decir desde 1902 hastra 1958 y veas alli lo que significo la existencia de una Constitucion con muchos partidos politicos, muchos politicos corruptos y mucho crimen y genocidio de las masas cubanas que vivieron en esa tragica e infeliz Republica Bananera de esa epoca.

        Todo me indica que tu no quieres oir hablar de esa fatidica epoca del capitalismo salvaje, criminal, genocida, terrorista y de dominacion de los gobernantes gringos en nuestra Isla de Cuba, no quieres oir los cientos de miles que murieron de hambre y miseria en esa etapa donde cada cuatro anos salian unos cuantos ricos, entre los politicos corruptos y criminales que eran elegidos por los ricos, para los ricos y los poderosos del pais, como hoy son electos, en los Estados Unidos de America los actuales y pasados dirigentes, politicos de ese pais, solo los que tienen dinero y pueden comprar la presidencia y el congreso de ese pais, pueden ostentar poder y prepotencia para con el pueblo humilde y honrado de los Estados Unidos de America, igual ocurrio en Cuba en la epoca de la Republica Bananera que yo vivi y cuyos recuerdos y vivencias hoy me hacen ser mas revolucionario, mas marxista, mas martiano, mas fidelista y mas guevariano y por ellos mas enfatico en mantener en la constitucion todo lo que ratifique que somos una DICTADURA DE LA MAYORIA SOBRE LA MINORIA CONTRARREVOLUCIONARIA Y TRAIDORA Y QUE EL PARTIDO UNICO ES EL GUIA DEL PAIS, EL PUEBLO Y EL GOBIERNO CUBANO, ELLO ES LA GARANTIA DE QUE NADIE PODRA CAMBIARNOS POR LA PACOTILLERA Y CRIMINAL DEMOCRACIA CAPITALISTA.

        No lo dudes nunca y no te equivoques en tratar de cambiar los conceptos y las vivencias de un pueblo como el cubano, pues esos errores se pagan caros, sino preguntale a los que huyeron de Cuba en los primeros anos de la revolucion y aquellos que se sumaron al crimen, el genocidio y el terrorismo contra la Isla y el pueblo de Cuba.

        Tus conceptos son y pertenecen a la preshitoria de la humanidad, es una lastima que no hayas avanzado un poco en estos tiempo de luz y civilidad y te hayas sumado a la caterva de retrogrados y cavernicolas que aun viven en la epoca de Hitler y Mussolini

        Piensa bien lo que dices y escribes, tu puedes no estar de acuerdo con nosotros, es tu derecho, pero eso es como vivir en la eterna oscuridad y nostalgia por el capitalismo, que es vivir pensando en el crimen, el genocidio y el terrorismo impuesto a la humanidad por el gobierno de los Estados Unidos de America, es tambien tu derecho, pero el retroceso mental y fisico tuyo es preocupante y alienante creeme ello te puede conducir a la alienacion que no es mas que la locura poilitica y senil.

    • Ernesto Estevez Rams dijo:

      No, este companhero no dijo, ni ha dicho, que el Partido estaba o esta por encima de la constitucion.

      • manolo dijo:

        Tengo una duda, cómo cuentan, y publican, los conteos en las votaciones de la asamblea nacional? Cómo sabemos cuántos diputados están a favor o en contra de algo?

      • Carlos Gutiérrez dijo:

        Es verdad, eso no lo dice él, lo dice la propia Constitución.

      • otniel dijo:

        Estimado Ernesto, le sugiero que descargue de donde esté en internet las intervenciones de Acosta y las vea. SI LO DIJO. Con todas esas letras

    • Leandro dijo:

      Cuando alguien casi mira, finalmente no mira y para leer la intervención de Homero hay que mirar. Pienso que hay criterios sobre el Partido que son infundados y no pocos mal intencionados, porque saben que el Partido es un pilar sesencial de nuestro sistema socialista. El Partido no es un ente aparte del pueblo, forma parte del pueblo, surge del pueblo y es su vanguardia organizada que lucha junto al pueblo por sus intereses. Sus militantes viven y trabajan junto al pueblo, no tienen privilegio alguno y para ser militante invariablemente se hacen comprobaciones y se consulta al colectivo donde actúa el procesado para conocer su criterio acerca del posible futuro militante, algo inédito en el mundo y al propio tiempo, el Partido es garante del poder del pueblo.
      El Partido no impone su línea política. En sus Estatutos queda claro que “El Partido Comunista de Cuba basa su autoridad en la justeza de su firmeza política, en el ejemplo de sus militantes, en el vínculo con el pueblo, en su capacidad de escuchar, de persuadir y de incorporar a la mayoría a la lucha por los objetivos de la Revolución”.
      En fecha tan temprana como marzo de 1962 Fidel decía: “¿Cuál es la función del partido? Orientar. Orienta en todos los niveles, no gobierna en todos los niveles. Crea la conciencia revolucionaria de las masas, es el engranaje con las masas, educa a las masas en las ideas del socialismo y en las ideas del comunismo, exhorta a las masas al trabajo, al esfuerzo, a defender la Revolución. Divulga las ideas de la Revolución, supervisa, controla, vigila, informa, discute lo que tenga que discutir, pero no tiene las atribuciones de quitar y poner administradores, de quitar y poner funcionarios”
      El Partido no está por encima de las leyes y mucho menos de la Constitución, que refrenda su papel rector. Muestra de ello es que tanto los Estatutos, como los Reglamentos del Partido exigen a todas sus estructuras organizativas y militantes cumplir y hacer cumplir la Cosntitución y las leyes y luchar contra las ilegalidades de cualquier tipo. El VI y VII Congresos del Partido trazaron la estrategia política para los cambios que están teniendo lugar en nuestro país. El amplio debate popular de los principales documentos emanados de estos eventos partidistas les daría suficiente legitimidad; sin embargo el Partido los sometió al análisis y aprobación de la ANPP que fue finalmente quien refrendó su legalidad. Igual sucedió con el actual Proyecto de Constitución: lo analizó el Buró Político y el Comité Central del PCC, pero quien le dio visos de legalidad para someterlo a consulta popular fue la ANPP. Ello no niega que el Partido haya cometido errores y que en determinados momento y niveles haya intentado gobernar y administrar o que no haya en el Partido personas que no merecen ser militantes o que hayan muchas personas que mereciendo ser militantes no posean esa condición, pero en su conjunto el Partido sigue siendo la vanguardia de la sociedad. Quizás uno de los momentos en que más se evidencia es en los procesos de elección de los delegados de circunscripción, donde allí, en la comunidad, los vecinos libremente proponen y eligen a sus delegados que mayoritariamente resultan ser militantes del Partido, sin que este sea un requisito para ese cargo estatal. Esos Delegados son el sostén de toda la estructura estatal del país, pues para ser Delegado a la Asamblea Provincial o Diputado a la Asamblea Nacional quienes los aprueban como candidatos en su respectivos municipios son esos delegados de circunscripción para posteriormente ser sometidos a la aprobación del pueblo por el voto directo y secreto.

      • pa-ti dijo:

        Leandro………tú dices que, “El Partido no impone su línea política”, menos mal Leandro que no la impone, ¿tu vives aquí mi hermano?, discúlpame pero ya con esto yo no leo nada mas de tus comentarios extremistas.

      • otro dijo:

        Con la separación de mandos y gobierno que quieren imponer habrá más burocracia y más problemas entre los dueños de los poderes y el pueblo, esperando que se pongan de acuerdo en algo, más problemas y dilación conveniente para mantenerse en el poder y seguir desgastando al pueblo con mecanismos absurdos, realmente no siento orgullo de la capacidad de reacción de la gente ante la falta de voluntad gubernamental a resolver los problemas, estamos viviendo dentro de uno de los extremos (el izquierdo), y eso no es bueno, ninguno de los extremos es bueno para el pueblo, los gobiernos necesitan contrapartida para que respondan por sus gestiones, no podemos seguir confiando ciegamente en los hombres, necesitamos confiar en los mecanismos legales que funcionen independientemente y para todos.

      • Leandro dijo:

        Un dolor profundo me estremece el alma por la gran decepción: el Sr. pa-ti no me va a leer más; resulta que yo soy un extremista; un extremista que da argumentos, sin embargo él recurre a la socorrida descalificación con palabras huecas sin argumentos.

      • pa-ti dijo:

        Leandro……….. Mira a ver cuántos están de acuerdo con tu poderoso análisis, que ni siquiera ve lo elemental y la verdadera intención de acomodarse más dentro del poder único y absoluto de todos los poderes, si tienes tanta razón ¿por qué no dejas espacios a otras tendencias de izquierda moderada, o centro, pero es mejor y más conveniente decir que es la única opción y así poder administrar nuestros recursos como se les antoje, no estoy de acuerdo con ningún extremo, solo que tengo la capacidad de ver cuál es el tuyo.

      • Leandro dijo:

        ¿ pa-ti dijo:? ¿pa-ti se desdice y es de los que dice: “Dónde dije digo, digo Diego”? ¿Me seguirá leyendo? Por cierto sigue Ud. sin dar argumentos. Demuéstreme una sola ley impuesta por el Partido; demuestre que miento cuando aseguro que los principales documentos derivados del VI y VII Congresos del Partido referidos al desarrollo socioeconómico del país han sido analizados y enriquecidos por el pueblo y finalmente aprobados por la ANPP…Si Ud. Sr. Pa-ti, es de los que tantos espacios dejan, por qué solo tiene espacios para los que Ud. llama moderados o centro. Por cierto, si algo me queda claro es su posición ideo-política, pues yo sé perfectamente hacia dónde tiran los “centristas”. El “centrismo” no es más que una Quinta Columna, un Caballo de Troya, un lobo disfrazado de abuelita que pretende con supuestas posiciones de izquierda restaurar el capitalismo en Cuba y queda claro entonces quienes administrarían nuestros recursos como se les antoje. Quienes quieran saber más al respecto pueden leer: “Centrismo en Cuba: Otra vuelta de tuerca hacia el capitalismo”. https://es.calameo.com/read/0052350184d78a6dd4335

      • pa-ti dijo:

        Leandro…… escúchate y veras que solo te confirmas cada vez más como un extremista retrogrado, que no reconoce otro pensamiento diferente y moderado, yo no quiero que tu partido deje de existir, solo quiero que conviva con la realidad de lo diverso, eso es ser progresista, tu eres de los que confía en el hombre, “líder supremo”, personas de carne y hueso, yo no, yo quiero confiar en los buenos y justos mecanismos creados por hombres inteligentes que no usan el poder para perpetuar su sistema conveniente de control absoluto de todos los poderes, mecanismos donde “todos los que manejan nuestros recursos”, sean fiscalizados y cuestionados, tu intransigencia no es buena para el progreso, todos los sistemas políticos necesitan una obligada contrapartida para mejorar, que les obligue a hacerlo mejor en breve tiempo, esto no lo lograras nunca desde un sistema único y acomodado, pero tú no tienes capacidad para entender esto mijo, demasiado pa-ti.

      • Leandro dijo:

        Sr. pa-ti, demuestre que Ud. si tiene capacidad para entender, demuestre que Ud. si reconoce otro pensamiento que no sea el suyo, lea lo que más arriba escribí y sostenga su criterio acerca de mi fe absoluta en lo que Ud. llama “líder supremo” o reconozca que está equivocado. ¿Cómo es Sr. pa-ti que este país en que según Ud. el Partido impone su línea y no deja espacios a la diversidad, se publiquen en un sitio como este los criterios expuestos por Ud., o se permita que en las discusiones sobre el proyecto de Constitución las personas se expresen libremente? No es, Sr. pa-ti, con arranques pasionales intentando descalificar con palabras trilladas a la parte con la cual no se coincide como se defienden posiciones de pensamiento.

    • Berto dijo:

      Zaira, de acuerdo contigo, el artículo 216 dice que “las instituciones armadas tienen como misión (ESENCIAL) velar y mantener la independencia y soberanía del Estado, su integridad territorial y su seguridad y la paz”. Me pregunto si lo NO ESENCIAL es controlar las principales empresas, tiendas, hoteles, bancos etc, del país? y que solo se subordinan a un llamado GAE, que no RESPONDEN nia al Gobierno ni al Partido? Mi propuesta es cambiar la palabra ESENCIAL, por la palabra ÚNICA. saludos

    • Luis dijo:

      El Partido está obligado a acatar la Constitución

      Aquí se reafirma el carácter socialista del sistema político, económico y social. No basta solo con ese reconocimiento, sino que son visibles los signos identitarios de ese concepto, al que se han realizado precisiones que en modo alguno lo desvalorizan.

      El papel del Partido Comunista se mantiene como elemento rector de la sociedad y el Estado, destacándose su carácter democrático y la necesaria vinculación con el pueblo. Se ha pretendido, desde algunas posiciones, contraponer el papel del Partido a la soberanía popular y a las atribuciones que en el orden estatal corresponde a cada uno de los órganos definidos en la Constitución.

      Lo primero a plantearse es que el Partido no está situado por encima de la Constitución, como ente político viene obligado a acatarla y es también su defensor.

  • Juan Lopez dijo:

    Todo muy bien. Solo que el Partido NO debe estar por encima de la. Constitución. Error garrafal!!

    • Mario dijo:

      Si el partido sigue por encima de la constitución seguiremos en las mismas, nada va a cambiar y el orden y la Ley será algo que jamas alcanzaremos, por lo que pienso que la Constitución debe estar por encima de todo, y quien la viole que sea sancionado, sea quien sea.

    • José D. dijo:

      Nah!!
      Eso es broma, no puede haber dicho eso de que el partido está por encima de la Constitución de la República…

      • Carlos Gutiérrez dijo:

        José D.
        Yo no sé si Homero lo dijo o no lo dijo, pero eso está implícito en la Constitución o, mejor dicho, en lo que no dice la Constitución. Te explico:

        El art. 5 dice que: “El Partido Comunista de Cuba…. es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”

        Por otra parte, en el art. 97 se plantea que “La Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado (el cual) Representa a todo el pueblo”, y en los artículos que siguen al 97 se regula la integración, composición, funcionamiento y relaciones de los órganos del Estado entre sí y con la sociedad.

        Pero aunque en la redacción del mencionado artículo 5 queda claro que la organización partidista es “superior” al órgano supremo de poder del Estado y la sociedad, y a pesar de que se plantea el carácter democrático y la permanente vinculación del Partido con el pueblo, no existe en la Constitución un articulado que regule esa democracia, ese poder supremo y esa vinculación con el pueblo, ni aparecen las normas para la nominación, elección, revocación, funcionamiento y tiempo de permanencia en el cargo de los máximos cuadros del Partido, por lo que la Constitución no ejerce ningún efecto regulador sobre el Partido como institución y el pueblo no estará eligiendo ni controlando a sus verdaderos dirigentes cuando vote o revoque a los Delegados y Diputados del Poder Popular.

        Por eso yo propuse en la asamblea de mi centro de trabajo que el art. 5 debía decir que “El Partido Comunista de Cuba… es la fuerza dirigente superior de la nación cubana, en lo que a la política del país se refiere”

        Saludos.

    • Paulina Hernández Mezonet dijo:

      La respuesta es esta: En fecha tan temprana como marzo de 1962 Fidel decía: “¿Cuál es la función del partido? Orientar. Orienta en todos los niveles, no gobierna en todos los niveles. Crea la conciencia revolucionaria de las masas, es el engranaje con las masas, educa a las masas en las ideas del socialismo y en las ideas del comunismo, exhorta a las masas al trabajo, al esfuerzo, a defender la Revolución. Divulga las ideas de la Revolución, supervisa, controla, vigila, informa, discute lo que tenga que discutir, pero no tiene las atribuciones de quitar y poner administradores, de quitar y poner funcionarios”
      El Partido no está por encima de las leyes y mucho menos de la Constitución, que refrenda su papel rector. Muestra de ello es que tanto los Estatutos, como los Reglamentos del Partido exigen a todas sus estructuras organizativas y militantes cumplir y hacer cumplir la Cosntitución y las leyes y luchar contra las ilegalidades de cualquier tipo. El VI y VII Congresos del Partido trazaron la estrategia política para los cambios que están teniendo lugar en nuestro país. El amplio debate popular de los principales documentos emanados de estos eventos partidistas les daría suficiente legitimidad;

  • zaira dijo:

    primero debemos pedir, ante todo, que cubadebate publique absolutamente todos los comentarios que hacen los foristas y que cumplan los requisitos de publicacion. Si eso no se cumple no podemos decir, absolutamente nadie puede decir que sera una constitucion esta construyendose por todos.En esta plataforma no se publican muchisimos comentarios que aportan tambien. Deberia cubadebate hacer un articulo pidiendo opiniones sobre el tema de la censura y la no publicacion de comentarios de cualquier articulo y posiblemente no bajen de 500 opiniones en 24 horas.ESPERO ESTE SEA PUBLICADO.

    • cierto dijo:

      Zaira….. mientras sea un sistema juez y parte en todo y controle todos los poderes del estado, no tendrás, ni vos, ni voto, “literalmente”, ellos responderán por ti y ellos darán un resultado conveniente de la consulta que se está haciendo, ya que también el CNE(consejo nacional electoral), responde a ellos, así es con las elecciones que se hacen de todo tipo, asi que no esperes que lo elemental como la separación de poderes y el carácter irrevocable del socialismo dentro de la constitución cambien

      • david dijo:

        Bueno, en esta nueva constitución se aprecia una separación de poderes más defina al tener un presidente que representa al Estado, un Jefe de los Consejos de Ministros que representa al Gobierno y una Asamblea Nacional que representa al pueblo, algo así no soy teórico, pero evidentemente todos responden a un objetivo común, el desarrollo de una sociedad socialista, como ocurre en todos los paises que los poderes responden a la clase dominante, y se hace lo que la misma disponga a través de esos poderes, qué hay en Cuba diferente en eso?? si repondes por favor hazlo con comparaciones porque no te entiendo. Y mencionar el sistema electoral en Cuba que está regido por los trabajadores desde la base, no sé a qué haces referencia, por favor también ponme ejemplos, ah y escoge paises donde el fraude electoral no sea tan evidente. Ah mi “socio” la Fiscalía es un Órgano independiente del Gobierno, tiene una subordinación vertical y no le rinde cuenta más que a la Asamblea Nacional del Poder Popular que es la representación del pueblo, nunca he visto a un fiscal rindiendo cuenta de las acciones que va a efectuar la fiscalía en tal o mascual institución al gobierno, o pidiendo permiso para hacer tal o mascual indagación de una entidad estatal o persona, si conoces algo de eso por favor comúnicalo por esta misma vía para ampliar mis conocimientos y violaciones.

      • criterio dijo:

        David…..con esa separación que quieren imponer habrá más burocracia y más problemas, esa tampoco es la solucion, la solucion es separar los poderes, asi el pueblo solo seguira esperando que se pongan de acuerdo en algo, más problemas y dilación conveniente para mantenerse en el poder y seguir desgastando al pueblo con mecanismos absurdos, realmente no siento orgullo de la capacidad de reacción de la gente ante la falta de voluntad gubernamental a resolver los problemas, estamos viviendo dentro de uno de los extremos (el izquierdo), y eso no es bueno, ninguno de los extremos es bueno para el pueblo, los gobiernos necesitan contrapartida para que respondan por sus gestiones, no podemos seguir confiando ciegamente en los hombres, necesitamos confiar en los mecanismos legales que funcionen independientemente y para todos.

    • Jose dijo:

      Me gusta tu propuesta Zaira, CUBADEBATE debería hacer una encuesta de opinión en cuanto a los comentarios que censura. Mi opinión es que cuando pones el dedo en la yaga te lo publican, pero cuando aprietas mucho la yaga te lo censuran. Me censuraran este?

      • Mario dijo:

        A mi ya me han censurado unos cuantos comentarios, solo por decir lo que siento, así que no estas solo amigo.

      • Daniel el Santiaguero dijo:

        Me sumo a ustedes, aqui no se puede decir la Verdad, a pesar de que nuestro Apostol dijera…….. DECIR LA vERDAD NO MANCHA LOS LABIOS DE QUIEN LA DICE, SINO LA CONSCIENCIA DE QUIEN LA OCULTA….

      • manolo dijo:

        NO se aceleren, que Cubadebate está MEJOR que nunca -en cuanto a comentarios publicados-.

  • Minerva dijo:

    Ojala y sea asi pues pienso que se queda como esta y si de verdad hacen cambios por favor la edad de la jubilacion , no sean tan abusadores ya con 60 años uno no rinde nada por favor.

    • Intrépido dijo:

      comento de nuevo con la des-esperanza de q hallan publicado mi comentario anterior.. con 60 años muchos no rinden igual, pero lo mas triste es q llegas a 65, te jubilas, y sigues bsucando trabajo porque la “chequera” no da para nada si no eres militar, eso si esta triste, se deberia pensar tambien en asegurar a quien trabaja que cuando deje de hacerlo va a percibir el fruto, sino realmente, no creo q ni remotamente me cojan los 60 años aqui..

  • adelaida dijo:

    Estoy muy de acuerdo con aumentar el poder de los municipios, pero teniendo en cuenta que los municipios de una provincia son interdependientes, me parece muy bien que todos puedan dirigir de manera integral lo que pasa en una provincia.

    Me refiero, por ejemplo a que pueden existir dos municipios, uno al lado del otro y uno tener una acumulaci’on de centros importantes y el de al lado, tener carencia de ellos, El 1% de su desarrollo no representa lo mismo.
    Vale la pena analizar que se construye en cada municipio, que a veces es solo cruzar una calle. Por ejemplo, Marianao y Playa, pero se pueden poner muchos m’as
    por lo que sugiero indicar en el p’arrafo 567. ARTÍCULO 166. El Gobierno Provincial tiene como misión fundamental trabajar por el desarrollo económico y social de su territorio buscando el desarrollo de todos los municipios que componen la provincia de manera integral

  • david dijo:

    Confío en que este proyecto solo sea eso, un Proyecto, y realmente se perfeccione con el aporte popular en muchos temas y hasta maneras de decir las coas. Evidentemente en una Constitución no deben aparecer cuestiones específicas que regularían normas complementarias, pero hay muchos planteamientos razonados que dan más exactitud a los preceptos constitucionales. Disculpen que vuelva al tema, pero en mi Distrito del PCC (se les llama así a la organización territorial que existe en Santiago de Cuba) donde se realiza el resumen y parte de todos los planteamientos ha sido un tema recurrente y debatido en todas las actas con más de un 98 % de desacuerdo el Matrimonio entre dos personas. El pueblo está diciendo que NO, sea por las razones que sea, y si el pueblo dice NO, entonces albergo el más justificado pensamiento de que ese artículo no se va a sostener de esa manera. Viva Cuba

    • Evolution dijo:

      Lo que me preocupa es que toda la atencion se centre en ese tema que impacta en un bajisimo porciento de la poblacion, cuando hay temas que son medulares y se estan pasando por alto.

      Por recordar solo dos:

      1 – No hay garantias para un salario minimo que cubra las necesidades basicas.

      2 – Ningun partido politico deberia ser “fuerza superior” de la sociedad. Eso en la constitucion no deberia estar plasmado.

      Saludos!

      • CubaVa dijo:

        Amigo el problema, a mi entender, es que la cuestión del Matrimonio entre el mismo sexo se debió haber hecho en un referendo aparte y luego el referendo de la Constitución, para que los temas principales de esta última no se diluyeran en otro enfoque paralelo. Creo que esto se hizo para garantizar su aprobación. Saludos

    • Roberto dijo:

      Para ser Ud del PCC y amar a Cuba me parece que debe tener un poco de mente abierta y ser mas congruente con la lógica de la nueva constitución que persigue entre otras cosas la eliminación de cualquier tipo de discriminación. Si se cambia el articulo 68, entonces también debe eliminarse la no discriminación por orientación sexual.

      • Mario dijo:

        ¿Que te parece la no discriminación por afiliación y pensamiento político?

      • Viking Girl dijo:

        Criterios como el suyo son la raíz de todos nuestros problemas. Estoy de acuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero no estarlo no significa no ser revolucionario. No podemos ser absolutistas. ¿Usted piensa que todos los diputados estaban de acuerdo con el matrimonio gay? Por supuesto que no, por cuestiones lógicas y estadísticas. Ahora, ¿por qué ninguno de esos delegados mostró su desacuerdo? Porque el pensamiento que impera es el suyo, y es un pensamiento errado porque no estar de acuerdo con un artículo de la constitución no significa no ser revolucionario; de hecho, que cada persona exprese su criterio mediante el voto es el objetivo del referendo. Tener mente abierta no implica que todas las personas tengan que pensar lo mismo, significa ser capaz respetar las diferencias. Repito, estoy totalmente de acuerdo con el matrimonio gay, lo que no se puede es llamar contra-revolucionario a quién no lo esté.

      • titi dijo:

        Hay que tener la mente abierta, pero no tanto no vaya a ser que se le caiga a uno el cerebro

      • david dijo:

        Todos tenemos razón de cierta manera, yo pienso que no debe ser, otros que si, y además tengo un amplio respeto y no por eso discrimino a los que tengan una orientación sexual diferente, pero traspolar culturas occidentales de muy pocos paises a nuestra isla, llena de tradiciones que defendió Martí en Vindicación a Cuba al referir que Cuba no es un pueblo de afeminados, y se ha mantenido dicho pensamiento hasta “ahora”
        que una minoría quiere “agregar”, logrando de esta manera ir poco a poco convirtiendo nuestra cultura hacia un pensamiento globalizado de la élite dominante que trata de desculturizar a los pueblos, me parece cuando menos imprudente, para no dar otros calificativos. Ese es mi criterio, y comparto todos los días de la mejor manera con personas gay, que tiene los mismos valores que yo, que son revolucionarios, que tienen cargos en organizaciones de masas y ect, pero aún así, defiendo la tradición, defiendo la el diseño nartural o divino que se impuso al ser humano y defiendo la Revolución. De cualquier manera yo voto SI, pero nadie va a callar mi palabra de decir No al matrimonio entre dos personas. Los demás temas han sido expuestos, pero en su mayoría no se van a resolver en la Constitución, pues amen de que aprezcan en la Carta Magana si no tienes posibilidades objetivas y económicas no podrán ver la luz, pero este si que se deja o se quita con nuestra palabra.

      • creo dijo:

        MARIO, de acuerdo 100% contigo, saludos.

      • Enrique.B dijo:

        Roberto como usted dice que debemos ser de mentes abiertas, entonces pongamos que el matrimonio puede ser entre dos o más personas.

      • david dijo:

        Marío si le llamas discriminación a la defensa que hago de mi patria cuando un gusano se pone a hablar mal de ellas, entonces Si Discrimino, si me enfrento hasta a golpes con alguien que solo habla de Cuba para escupir pestes, entonces si Descrimino. Si mi derecho a la Defensa, reconocido en la constitución, a sentir no sentir el amor ridiculo a tierre, ni ala yerva que pisan nuestras plantas, sino el odio invensible a quien la oprim y el rencor eterno a quien la ataca, ENTONCES SI SON UN GRAN DISCRIMINADOR de pensamientos políticos, y no pido disculpas por ello. El que critique mi patria con ánimo de destruir, solo merece odio, el que lo hace para aportar soluciones y trabajar en corregir los males, es mi compañero.

    • antonio dijo:

      Yo no sé cómo está santiago de Cuba, pero hablo de lo que sé, anoche fue el debate en mi CDR y aunque fueron muy pocos se discutió el Art. 68 y excepto una compañera todos los demás pidieron que siguiera siendo entre un hombre y una mujer, así es como debe ser.

      • x48 dijo:

        FORISTAS yo no estaba de acuerdo con el concepto de matrimonio entre 2 personas, pero abrí mi mente, al final existe y san se acabó, eso no lo vamos a eliminar, al final andan juntos por la calle, lo vez aquí, allá y acullá, y entendí q no hace la diferencia prohibir una cosa q está presente por más q no quieran verlo. PARA Q SEGUIR CON EL TEMA ESE ENTIENDANLOS, HAY Q PONERSE EN EL LUGAR DEL PRÓJIMO Y ENTENDERÁN LAS COSAS FUERA DE SUS PUNTOS DE VISTAS NO SEAMOS EGOÍSTAS EN ESE SENTIDO.

        Por otra parte, HAY TEMAS MÁS IMPORTANTES PARA DEBATIR, ENCAMÍNENSE EN ELLOS Q SON LOS Q DARÁN SOLUCIONES MÁS PRODUCTIVAS PARA NUESTRA NACIÓN.
        GRACIAS.

      • jyure dijo:

        los derechos deben de ser por el bien y para el bien de todos..cada cual escoge la familia que desee,el matrimonio debe quedar entre dos personas, es un derecho que no se le quita a los que lo tienen, es necesario dárselo a los que no lo tienen, la preocupante es controlar a los evangélicos que están en hospitales y calles imponiendo firmas en libretas en contra del articulo 68, están sobrepasando los limites..

    • JDv dijo:

      que pena me da su pensamiento y el hacerse eco en una supuesta Estadistica general comentando a nombre de todos los santiagueros…,pero santiago no es toda Cuba señor mio, y le auguro una previa consulta psicologica en el mes de marzo porque nuestro pais No votara a favor de ninguna Discriminación , los cubanos somos altamente humanos y prevalecera el raciocinio y el amor entre todos y para todos, Si por el matrimoniio igualitario, si por nuestra bella patria y por la igualdad y unión entre nuestra gran familia de cubanos

  • CAVAFY dijo:

    …continua siendo el articulo 68 un posible talón de Aquiles…sin entender el ¿por qué?, en mi opinión si permitimos que el pensamiento más retrogado se haga dueño de esos criterios…sobre todo por un pensamiento religioso fundamentalista, el mismo que en Brasil aupa a Bolsanaro, muy mal estaremos. La primera Ley de la republica ha de ser el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre…no lo olvidemos. La Patria es de todos, de todos los que hacemos patria

    • El buril dijo:

      CAVAFY: El artículo 68 al cual usted hace mención está perfectamente redactado, ninguno de mis compañeros de trabajo tiene alguna objeción respecto a lo que trata dicho artículo. Todo el mundo lo vé muy bien. Al parecer el talón de Aquiles está en otra parte, y el retogrado está también en otra parte ó en otra persona.

    • El moro dijo:

      CAVAFY de acuerdo 100%; olvidense del matrimonio de los homo que eso no es importante y centren los debates en los otros problemas que tenemos y que si afectan a toda la sociedad.

      • Manuel. dijo:

        Oiga amigo Moro, estoy de acuerdo con ud.
        Hay asuntos mas candentes, urgentes y de suprema importancia, pára la casi mayorias de los cubanos. Que parece nos entretienen, o nos estan entreteniendo con el art.68.
        Que ‰ de la poblacion, afecta o conviene este ásunto.
        Constitucion para la mayoria, no para un grupito.
        En lo personal me importa poco o en verdad nada.
        Diputados, favor tratar asuntos moduláres, que hay demasiados.
        GRACIAS, manuel.

    • reste dijo:

      @CAVAFY hola amigo quien dice que los que estamos en contra del Art. 68 somos de la ultraderecha? quién dice que somos evangélicos? Usted generaliza e intenta hacer un argumento ad hominen para defender su postura, creo que es válido que lo haga pero no tiene que meter a todos los que estamos en contra del matrimonio homosexual en el mismo saco

    • El buril dijo:

      CAVAFY: Espero a tiempo. Aclaro, mi comentario fue acerca del párrafo 68, y realmente usted habla sobre el artículo 68. Mis disculpas a todos. O sea mi comentario inical versa sobre el párrafo 68, no sobre el “famoso” artículo 68″. Gracias.

    • Santiaguero dijo:

      El gran problema del Artículo 68 es que una buena parte de los ciudadanos le aplique un voto de castigo a la totalidad de la Constitución por esel “bendito” artículo. Yo lo dejaría aparte, en referendo aparte o algo así, para garantizar los demás aspectos de la Cosntitución que son mucho más esenciales que ese desde el punto de vista estratégico. A ver, la elección del Presidente por el voto del pueblo, la declaración explícita del sometimiento del PCC a la Constitución, el derecho inmediato a un abogado a solicitud del ciudadano para cualquier proceso legal, la declaración del peso cubano como moneda oficial de este país, le posibilidad de declarar ciudadano cubano por nacimiento a un extranjero “por servicios extraordinarios a la patria”, y un montón de cosas más relacionadas con la economía y la política futuras de nuestra Isla.

      • pepito del barrio dijo:

        Yo estoy de acuerdo con usted, el artículo 68 puede ser utilizado como voto castigo por aquellos que no están de acuerdo y a los cuales hay que también respetar, personalmente creo que fue un error estratégico poner el art. 68 y modificar el matrimonio entre un hombre y una mujer.

      • río azul dijo:

        Yo la verdad que aún no he decidido mi voto por varias cosas pero lo que usted dice es cierto, tengo amigos que me han dicho que si ponen el dichoso Art. 68 ellos votan en contra de toda la constitución, yo creo que no debe ser así pero cada cual hace lo que guste con su voto, pero como otros ya han dicho creo que fue un error poner el Art. 68, es que el cubano sabe que lo natural es la unión entre un hombre y una mujer

      • gisela dijo:

        Pienso debe llevarse a referendo aparte aquellos articulos que hayan sucitado mayor polemica, además del matrimonio entre dos personas tambien llevaar lo referido a la edad del presidente, vicepresidente y presidente de la asamblea nacional entre otros. Considerar que los ministros no sean diputados etc. Creo además que despues de este amplio debate que se esta llevando a cabo, resultaría desastroso que no se incorporaran a la contitución los cambios que el pueblo propone

      • david dijo:

        El; tema es que si haces un referendo solo para ese artículo, el No va a ser masivo, es lo que he podido apreciar.

      • Gerolo dijo:

        Santiaguero no es dejarlo aparte, es no reflejarlo en la constitucion,es un tema para legizlar en el codigo civil.

  • raphael dijo:

    es necesario que se plasme en la nueva constitución, el derecho a una eutanasia en estado terminal, no debe ser posible que estemos violando las leyes naturales cuando nuestra sociedad esta muy por encima al del resto de america.

    por otro lado, debe quedarse íntegramente el artc de la actual constitución que habla sobre el acceso y derecho a las playas, pues si actualmente en muchas zonas se nos violan esos derechos, no quisiera ver como directivos de esos lugares tendrán la prerrogativa de prohibírnoslo con todas las de la ley.

    saludos cordiales

    • Taran dijo:

      Raphael, si pudiera explicar cual es la ley natural que estamos violando?. No estoy de acuerdo con eso de la eutanasia, a pesar de que seria un servicio con una gran demanda. Ud. se imagina que hubiera escasez de medicamentos como ahora y sin embargo Si contaramos con las sustancias para la eutanasia?.

    • titi dijo:

      La eutanasia no es nada menos que asesinar a las personas, eso es una aberración aprobarlo, ya tenemos bastante con la propuesta del Art. 68 que también es incorrecto, no pueden haber tantas aberraciones en un solo texto constitucional

    • Kenshin dijo:

      Estoy de acuerdo asi cuando llegue a los 65 si es que llego y ya no tenga fuerzas para trabajar y tenga que vivir solo del pobre retiro me la practico…..

      • x48 dijo:

        Kenshin estás muy comiquillo. La EUTANASIA VS ORTOTANASIA

        -Ética
        ORTOTANASIA: ¨Muerte digna¨ derecho del paciente a morir dignamente, sin el empleo de medios desproporcionados y extraordinarios para mantener la vida. Tratamientos paliativos para evitar sufrimientos.

        -Poco Ética
        EUTANASIA: Es la acción u omisión que acelera la muerte de un paciente desahuciado, con su consentimiento, con la intención de evitar sufrimiento y dolor. La Asociación Médica Mundial considera contrarios a la ética y condena tanto el suicidio con ayuda médica como la eutanasia. En cambio recomienda los cuidados paliativos.

        La Ortotanasia se distingue de la Eutanasia en que la primera nunca pretende adelantar deliberadamente la muerte del paciente.

    • m&m dijo:

      estoy de acuerdo y asi lo plantee. de hecho pienso dejar las cosas claras y escritas, para si me toca, no se compliquen mucho y me apaguen o me ayuden a apagarme.

  • la cienfueguera dijo:

    bueno el matrimonio entre dos o mas personas es una desfachatez me imagino eso la constitucion no lo acepte para mi el matrimonio entre hombre y mujer y se legalice por lo civil el compromiso entre personas del mismo sexo

    • Taran dijo:

      De verdad que lo oi anoche en la TV y crei que habia sido una equivocacion de Homero. Yo estaria de acuerdo incluso hasta con que prohibieran el matrimonio en general, tanto el normal como el homosexual, asi todo estariamos parejos, sin discriminacion para nadie, total si en Cuba la mitad de la poblacion hace lo que quiere y vive como quiere, tiene hijos y todo sin casarse, unas cuantas colas de menos de madrugada en el torturante Registro Civil.

    • cortés dijo:

      Es triste que quieran poner en la constitución el matrimonio igualitario, ya otros países lo han aprobado y lo tuvieron que retirar debido a las consecuencias sobre todo en lo relacionado con la educación de los nilos

      • david dijo:

        por ejemplo?? mencione ejemplos de los paises y los efectos en los niños de los que hable…., apuesto a que no podra decir nada sensato…

      • Angel dijo:

        Realmente no hay documentación de que algún país tuviera que tomar esa medida con respecto al matrimonio pero si nos centramos en la realidad pues es verdad que en la sociedad van a cambiar unas cuantas cosas si se aprueba el matrimonio gay, cosas que solo van a ver normal las personas que las practican, una buena parte de la poblacion admite que le da lo mismo lo que los demás hagan con sus vidas pero eso solo es fachada porque a muchos de esos mismos les pueden preguntar si se sentirian a gusto si tuvieran hijos que al crecer sus inclinaciones sexuales se vieran influenciadas por esto y entonces aparecen las contradicciones entre sus comentarios, la verdad es que en mi opinion algunas cosas como esta no se deberian cambiar sin pensar en el resto de las personas que no lo van a adoptar como algo normal ni natural siquiera, analizando racionalmente los órganos reproductores todos aqui espero sepan como se usan y originalmente para lo que estan diseñados, el resto de usos que se les invente ya son cosas muy particulares de cada persona, por lo menos yo lo veo asi he incluyo a los homosexuales en ese rango de inventos que en mi opinión no es de los más convenientes para la reproducción del ser humano como tal.

    • likos dijo:

      Estimada cienfueguera, podria poner argumentos de porq se considera una desfachates la poligamia en ambas acepciones: poliginia y poliandria?

  • ana dijo:

    pienso que el compañero Homero a hecho un buen trabajo con el tema de la constitucion y como abogado que es a ejercido toda su sabiduria y sapiensa en pos de la constitucion que es con todos y para el bien de los todos cbaunos, felicidades, estamos avanzando

  • edo dijo:

    La constitución de 1940 debería de tomarse en cuenta a la hora de la modificación. muchos de los artículos de esta son muy pertinenetes y deberían estar en la nueva constitución.
    El periódico trabajadores hizo muy bien en incluir esta constitución entre los links de descarga.

  • ana dijo:

    Pienso que la constitucion debe de decir como premisia con todos y para el bien de todos, lo primero martiana, despues socialista lo demas esta repetitivo y un poco obsoleto
    -osea que cada capitulo en su contexto genere un concepto sencillo y avarcador para que cuando se lea cada ciudadano se vea incluido en el. sea deberes, derechos, obligaciones,relaciones internacionles, etc, etc,

  • Médico Económico dijo:

    Tengo el temor que el PCC “como elemento rector de la sociedad y el Estado” se distancie de la voluntad de la mayoria del pueblo…pues en su funcion de rectoriar tiene el poder absoluto en los medios de comunicacion.

    • Mario dijo:

      Medico, eso ya está pasando hace una bola de años

  • Pepe dijo:

    Pregunten a los trabajadores por cuenta propia a ver si opinan lo mismo que se afirma en el título del artículo.

  • Robert dijo:

    Buenos días,
    Considero necesaria la evaluación de si es viable tener parlamento y a la vez Consejo de estado, es como si tuvieramos dos cámaras.
    Propongo que uno de los dos entes desaparezca, bien puede ser consejo de estado o parlamento, y finalmente el que quede pueda secionar en el Capitolio nacional y trabajar desde allí más tiempo del que normalmente seciona.
    Muchas gracias Cubadebate

  • Erick F. dijo:

    Necesitamos Pluripartidismo, porque un solo partido no garantiza la libertad politica.
    En la diversidad es donde hay mas posibilidad de evolucionar (politica y economicamente)
    Nada ni nadie puede estar fuera del alcance de la Constitucion, mucho menos por encima de ella.
    Esa historia de que un hombre se siente mujer y viceversa. Es cosa de locos!!! Pero es aún más insano legalizar semejante actitud.

    • silvio dijo:

      erick,

      según su criterio, en todos los países donde existen más de un partido tienen tremenda evolucion/desarrollo político y económico?

      saludos

      • zaira dijo:

        SILVIO EN ESTE TENEMOS SOLO 1 HACE 60 AÑOS Y REALMENTE NO LEVANTAMOS CABEZA ADEMAS DE OTRAS COSAS QUE SON INHERENTES DEL CAPITALISMO QUE ESTAN PRESENTE A DIARIO EN NUESTRA SOCIEDAD Y DE LA CUAL NO HABLAMOS? LAS ENUMERAMOS SI O NO? PARA VER ENTONCES COMO QUEDAN LOS SISTEMAS ECONOMICOS SOCIALES CAPITALISMO Y SOCIALISMO EN LA BALANZA.HE LEIDO ALGUNOS FORISTAS ALEGANDO EL PLURIPARTIDISMO.HABRIA QUE ESCUCHAR SUS OPINIONES PERO TAMBIEN HE LEIDO QUE ACTO SEGUIDO HAN ARREMETIDO CONTRA ESE FORISTA IRRESPETANDO SU DERECHO A LA PALABRA POR LA FALTA DE TOLERANCIA. LAS COSAS NO SON EN BLANCO Y NEGRO PERO CREO QUE HAY Q UE REPLANTEARSE MUCHAS COSAS EN NUESTRO PAIS NO SOLO EN LA CONSTITUCION PORQUE EN ESTOS MOMENTOS ESTAMOS GRAVES ECONOMICAMENTE AMEN DE QUE SE CONSTRUYAN 50 HOTELES PLUES ESTRELLAS. ES SOLO MI OPINION AL DEBATE

    • Mario dijo:

      Erick estoy de acuerdo con tu apinión

    • Adrian dijo:

      He tenido la posibilidad de vivir el pluripartidismo, y le digo que eso no garantiza nada. Al final son un puñado de personas luchando por sus propios intereses y olvidados de sus miembros. Lo que se necesita es que acabemos de implementar en todos los niveles en nuestro país lo que ya dijo Raúl en una ocasión: Unidad no quiere decir Unanimidad. En Cuba casi todo tu vez que se aprueba por Unanimidad y es ilógico pensar que todo el mundo siempre está de acuerdo con todo. Hay que crear espacios en los cuales se fomente la discusión y se discentir con las políticas y normas a todos los niveles para al final tener las mejores soluciones.

      • caminosss dijo:

        Si Adrián, en lo que respecta a la unanimidad de criterios en todos los niveles y en la ANPP, coincido con usted, solo por poner algunos ejemplos, en la Aprobación del Presupuesto del Estado, como en todo lo demás, se aprueba por unanimidad, no entiendo entonces como después en los territorios nos plantean que no existe presupuesto para esto y para aquello, pero bueno, yo no escuche a las autoridades de mi provincia solicitar más presupuesto o estar en desacuerdo con el asignado, argumentante el esto o el aquellos que no se podrá ejecuta, allí como es lógico le dirán que no hay más y entonces las autoridades de la provincia acatarán el asignado y manifestaran su desacuerdo. Otro ejemplo, es que no recuerdo una sola Ley como por ejemplo la de la Vivienda, el Trabajo por cuenta propia, la Ley de Emigración, etc, etc, etc, en que antes de presentarles la propuesta de Ley a los Diputados, estos sugirieran, cuestionaran, enjuiciaran a la existente en general o en aspectos específicos, no nada, así era la Ley y los que tienen la potestad para cambiarla (la ANPP) no se manifestaba, pues bien un día le presentaban el nuevo Proyecto de Ley con significativas variaciones , y en unos días u horas, todos cambiaban su mentalidad estaban de acuerdo al 100%.
        Ah, otro aspecto y en honor a la verdad, no soy de los que más escribe a CUBADEBATE, aunque me gusta leerlo bastante, pero respetando y no dudando para nada de los planteado por otros foristas, SIEMPRE CUBADEBATE me ha publicado.

    • Necio dijo:

      En Estados Unidos y en China hay un solo partido y son 2 de las economías mas avanzadas…. o sea, el problema no está en la cantidad de partidos que existan, con uno solo se puede avanzar.

      • manolo dijo:

        Sorpréndete!! En China hay más de un partido legal, o sea, no solo es el pcch… son como 8!!!
        Y en USA hay hasta un PC!!

    • pa-ti dijo:

      Por lo menos respetan y dan espacios a los pensamientos diferente y el derecho a elegir entre varios candidatos de diferentes partidos

      • david dijo:

        A ver, no se porqué tocan el tema de Partidos diferentes, si en Cuba el partido no es electoral. De qué servirían partidos que no tiene fuines electorales. Si fuera por eso yo en mi barrio tengo el partido de los jugadores de DOTA, nos reunimos, conversamos expresamos nuestras ideas, ponemos dinero para la compra de artículos electrínicos y hasta tenemos un reglamento, es decir todo un partido que tiene fines específicos. hagan los suyos, pero en la Constitución que se va a aprobar las elecciones no se hacen a través de Partidos, así es ke para que quieres Partidos diferentes, si en todas las partes del mundo lo utilizan para postular candidatos a las aelecciones??? En realidad cuando se habla de plurip[artidismo en Cuba no entiendo qué se quiere lograr? y nadie que hable de ello dice porqué, o qué beneficios habría. Yo respeto opiniones, pero por favor denme motivaciones que me hagan cambiar de opinión. Saludos

      • Leandro dijo:

        ¿No es cubadebate un ejemplo de espacio a pensamientos diferentes? ¿En los debates sobre el Proyecto de Constitución no hay espacio a pensamientos diferentes? ¿No puede ser electo candidato en el barrio cualquier ciudadano mayor de 16 años sea o no militante del partido? Quizás haya quien ignore que la Asamblea Municipal del Poder Popular está integrada por el conjunto de esos Delegados que elejimos en el barrio y son ellos los que están embestidos de autoridad para proponer al pueblo los candidatos a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que es el órgano supremo de Poder del Estado. ¿No vivimos ya el multipartidismo con su lastre de abominables campañas electorales?.
        Estimado David, busque quienes son los que más cuestionan a Cuba por no adherirse al multipartidismo y comprenderá qué quieren.

    • Robert dijo:

      Un solo partido no ha solucionado los problemas y en la actualidad ya ni es garantía de unidad, para que vamos a pedir más partidos.
      Yo creo que bien pudieran dejar de existir los partidos y que cada diputado represente a la población que vote por su propuesta de agenda política.

    • CDMF dijo:

      Pues yo no creo en el multipartidismo, no creo que sea la solución de nada. En la mayoría de los países muy pobres hay multipartidismo y este no ha resuelto nada. Un solo partido es suficiente. Lo que si creo es que debemos tener una sociedad socialista cada vez más democrática (la discusión de la constitución es todo un ejemplo de democracia aunque alguien dijo por ahí que los criterios no serán tenidos en cuenta sin esperar a ver que sucede al final como si tuviera una bola de cristal). Creo en la discusión y en la diversiad de criterios dentro del socialismo. El dia en que en este país haya varios partidos y no exista el socialismo tampoco habrá independencia como no la hubo antes del 59 y habían una pila de partidos. Hay que perfeccionar el centralismo democrático para emparejar y que haya tanto centralismo como tanta democracia. No creo en la falsa unanimidad. Los miembros prominentes del gobierno no deben ser miembros de la asamblea nacional, no se puede ser juez y parte. Los miembros de la asamblea nacional deben residir permanentemente en las localidades a las que representan.
      Creo que los homosexuales deben tener los mismos derechos que el resto, el matrimonio es un invento de la humanidad y puede ser reformulado por esta. No hay necesidad de impedir la felicidad de estos cubanos. Si estoy de acuerdo con la muerte digna, no quiero morirme sufriendo de más ni vivir sin conciencia con alzhaimer, demencia etc, es un derecho que uno tiene por naturaleza y al que no le cuadre que no lo ejerza y punto, pero ¿por qué impedirlo a otros? Creo en que todos tenemos los mismos derechos pero también los mismos deberes, el que quiera beneficiarse de nuestro estado, viva en Cuba o no, tiene que aportar.

  • reynierb dijo:

    Lo primero que hay que hacer es esparar cada tema, si no se está de acuerdo con un artículo, se vota en contra, y se echaría a perder todo lo demás. ¿o acaso esa es la idea? ponerlo todo en el mismo paquete¿

  • Daniel dijo:

    Todo muy bien

Se han publicado 271 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Homero Acosta Álvarez

Homero Acosta Álvarez

Secretario del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Vea también