Opinión  »

| 1
Immanuel Wallerstein

Por lo menos desde los años 90, si no es que desde antes, una preocupación importante y muy pública en Estados Unidos (y en Europa occidental en menor medida) es el prospecto de que Corea del Norte siga siendo, e Irán se vuelva, una potencia nuclear.

Opinión  »

| +

La carrera armamentista se aproxima mundialmente al billón y medio de dólares, entendido como millón de millones, como consecuencia de la política y las acciones militares de Estados Unidos hacia el resto del mundo. La potencia del Norte tira de la comunidad internacional mediante el suministro de equipamiento bélico a "sus aliados", con un gran componente comercial.

Opinión  »

| 9
La cúpula del monumento contra la bomba atómica en Hiroshima. Foto: Reuters.

No puedo evitarlo. Todavía pienso que vale la pena mencionarlo, aunque lo haya sido durante 64 años. Hablo, claro está, del exterminio atómico, al final de una terrible guerra destructora del mundo, de dos ciudades japonesas, Hiroshima y Nagasaki, el 6 y el 9 de agosto de 1945, cuyos aniversarios – como si fuera la palabra adecuada para el tema – tienen lugar una vez más.

Opinión  »

| 2
Mumia Abu-Jamal

Como la obsesión con la muerte de Michael (note que no necesito usar el apellido!) parece que ya está calmando, reconozco que hubieron varios de sus éxitos que, si no bubieran sido puestos en música o cantados con su dulce voz de falseto, me hubieran causado mucha preocupación. La preocupación más grande fueron el título y la letra de, "Somos el Mundo", (We Are the World), una canción que se pega como cera en el oído, que Michael escribió con Lionel Richie, que fué miembro del grupo, Commodore.

El Imperio al dia  »

| +
Randy Alonso Falcón

Habrá quienes digan que no son tantos, pero su publicación inquieta a los norteamericanos y otros ciudadanos del mundo. Las pifias de mandos militares y civiles de los Estados Unidos son cada vez más pasto frecuente de la prensa en los últimos meses.

Opinión  »

| +
Lisandro Otero

La explosión de la bomba atómica norcoreana dio lugar a un amplio movimiento de consultas en las cancillerías del mundo. Estados Unidos, viendo que se le escapaba el monopolio nuclear a un grupo de grandes potencias y a su títere Israel, promovió sanciones máximas que iban desde el embargo económico hasta el bloqueo naval, aéreo y terrestre, forzando a la inspección de buques, aviones, trenes y camiones que entrasen o saliesen de Norcorea. El salvaje John Bolton chilló desesperado en la ONU. Afortunadamente se ha impuesto la cordura.

Destacadas