Ernesto Limia Díaz

Artículos de Ernesto Limia Díaz

Historiador y Licenciado en Derecho. Autor de los libros “Cuba entre tres imperios: perla, llave y antemural” y “Cuba Libre: la utopía secuestrada”.

Opinión, Cultura  »

| 23 |
Banderas cubanas. Foto: Archivo.

El problema que afrontamos tiene una dimensión política, pero es en esencia un problema cultural. En ese empeño me sumo a quienes llaman a refundar nuestras instituciones, para proveerlas de una visión integradora de los universos culturales, educacionales y científicos del país, lo que impone también encontrar nuevas fórmulas y actores financieros —incluido sostener la subvención estatal orientada como inversión a futuro y la gestión responsable de fuentes quizás no exploradas— que las pongan en condiciones de cumplir su encargo social.

Opinión, Historia  »

| 53 |
Ernesto Che Guevara junto a Fidel en una manifestación revolucionaria en La Habana. Foto: Archivo. Ernesto Che Guevara. Foto: Archivo. Pasaporte de Che bajo el nombre de Ramón Benítez. Foto: Archivo.

Al mediodía se decidió quién asesinaría a Ernesto Guevara: el sargento Mario Terán, entrenado por los rangers estadounidenses. Rodríguez le indicó que le disparará por debajo del cuello, para que pareciera muerto en combate. El Che se mantuvo sereno; nunca abandonó su dignidad. «Terán afirmó que él se sintió impresionado, no podía disparar porque sus manos le temblaban. […] los ojos del Che le brillaban intensamente; […] lo vio grande, muy grande, y que venía hacia él; sintió miedo y se le nubló la vista, al mismo tiempo escuchaba que le gritaban: “¡Dispara, cojudo, dispara!”».

Opinión, Cultura  »

| 29 |
Monte de las banderas frente a la embajada de Estados Unidos en La Habana. Foto: Kaloian Santos Cabrera.

Resulta paradójico que la sabiduría depositada por la revolución en sus frutos más valiosos, que son la cultura e instrucción adquirida por sus hijos en el más duro bregar de estos casi sesenta años, se subestime por burócratas que con su actuar niegan la esencia de nuestra democracia: la participación popular, sin percatarse de que con ello contribuyen a alimentar un ser apático, indiferente ante los problemas sociales.

Opinión, Política  »

| 114 |
Foto: Foroalfa.

Del imaginario popular desaparece poco a poco el hoy insostenible ideal de sociedad igualitaria a la que un día aspiramos, lo que tiene un lado positivo, pues pone de manifiesto que en general la población asume como propias las transformaciones que impulsa su dirigencia política; pero agrega tensión al escenario: no puede desconocerse que esos cambios sacuden las bases sobre las que se estableció el consenso con las clases más humildes de la nación, vitales protagonistas de la proeza de preservar la construcción del socialismo a solo 90 millas de Estados Unidos, tras la desintegración de la URSS.

Opinión, Política  »

| 5 |
mambises

En 1898 Estados Unidos decidió intervenir en la guerra de independencia de Cuba, sin conceder el reconocimiento al Gobierno de la República en Armas. A lo largo del siglo XIX Washington había defendido el derecho a una relación especial con la Isla, dada su proximidad geográfica; pero en realidad ganaba tiempo, a la espera —activa— de una coyuntura favorable a la anexión.

Opinión, Política  »

| 33
hiroshima1

A las 7:00 p.m. del propio 12 de abril, Truman se juramentó como presidente y sostuvo un breve intercambio con el gabinete. Al finalizar la reunión se le acercó Henry L. Stimson, secretario de la Guerra y veterano político en Washington que había ocupado cargos en varias Administraciones desde William McKinley. Le dijo que necesitaba informarle sobre un asunto de la mayor urgencia, referente a un vasto proyecto en curso para producir un explosivo de poder destructivo increíble. Según afirma Truman en sus Memorias, esta fue la primera noticia que recibió sobre la bomba atómica. Al día siguiente James F.

Especiales, Cultura  »

| 5
José Antonio Aponte: relectura de su epopeya

En 1807 Gran Bretaña abolió el tráfico de esclavos en las Antillas, lo que libraba al Caribe de sus barcos negreros. Dos años después fuerzas británicas combatían junto al pueblo español para expulsar de Madrid a José Bonaparte, quien usurpó el trono luego de que Napoleón confinara a Fernando VII en Bayona. No había altruismo ni solidaridad en la corte de Saint James; la presencia de sus tropas en la península ibérica respondía a un cálculo político simple: o detenían el hasta entonces arrollador paso del emperador corso en Europa, o sucumbían como imperio. Pero en 1811 la situación era »

Especiales, Política  »

| 4
jose_antonio_aponte-1

Antes del «descubrimiento» de América, en España ya abundaban los esclavos africanos, sacados por la fuerza de Senegal, Guinea y el Congo para trabajar en las despobladas regiones meridionales de la península. Los Reyes Católicos participaban de ese infausto negocio y el propio Cristóbal Colón había sido mercader negrero, metido con los portugueses en andanzas de rapiña por Guinea, antes de venir al Nuevo Mundo. Sería precisamente el rey Fernando, movido por la codicia y su habitual carencia de escrúpulos, quien dictaría una real cédula el 16 de septiembre de 1501 para introducir el régimen legal de la esclavitud negra »

Especiales  »

| +
Fidel dialoga con los propietarios de las tierras, sobre la importancia de la Ley de Reforma Agraria

Una encuesta publicada en 1957 por la Agrupación Católica Universitaria de Cuba, que, dirigida por la Iglesia, integraban jóvenes laicos, reveló que la familia campesina cubana se alimentaba básicamente de arroz y frijoles; por sus bajos ingresos solo el 11,22% tomaba leche; el 4% comía carne; el 3,36%, pan; el 2,2%, huevos y menos del 1%, pescados. Datos de un año después confirmaban que los latifundios estadounidenses dominaban el 55% de la superficie total de la isla y el 48% del área de cultivo del azúcar estaba en manos de solo 13 de sus compañías.

Destacadas