Luis A. Montero Cabrera

Artículos de Luis A. Montero Cabrera

“Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba.”

Opinión, Ciencia y Tecnología  »

| 32

Las creencias de los seres humanos son intrínsecas a nuestra propia existencia. Creemos en todo aquello en lo que queremos y consideramos adecuado creer. Para creer en algo basta con desear hacerlo, no se requiere demostración independiente alguna. Los amores, por ejemplo, suelen ser buenos modelos de creencias. Nos enamoramos de una posible pareja y nos parece perfecta. O casi. El amor se suele aceptar sin demostraciones previas que indiquen su veracidad porque prima el deseo y la creencia.

Opinión, Ciencia y Tecnología  »

| 4

Somos hijos de un país que se innovó muchas veces, tanto en lo social como en lo económico y tecnológico, durante más de cinco siglos. Y esa innovación predominó como hábito social a partir de la natural tendencia de personas llegadas de tierras muy lejanas, desarraigadas. Unos se innovaron a si mismos al decidir abandonar lo suyo y probar suerte en una ignota isla tropical. Aquéllos que no vinieron buscando libertad, y no la tuvieron, innovaron mucho para poder supervivir.

Opinión, Sociedad  »

| 22

Reconózcase o no como tal, el país se encuentra en un proceso de discusión y elaboración de los cimientos para una nueva reforma de la educación superior. Hace mucho que es una necesidad. Solo se ha planteado hasta ahora desde las carreras de cuatro años o planes de estudios “E” y desde la “integración de los centros”.

Opinión, Política  »

| 13

Ser científico no es solo ponerse una bata y entrar en un laboratorio para hacer experimentos. Es querer conocer todo lo que se considera necesario conocer. Es creer en todo lo que puede demostrarse para todos y desconfiar de criterios hipotéticos hasta que no se encuentra una confirmación que todos avalen. Es tratar de encontrar en lo que nos rodea las verdades que nos hacen sentir plenos y con dominio de las situaciones. Es la búsqueda de la esencia misma de cualquier fenómeno, natural o social, para poder actuar en consecuencia para nuestro propio bienestar.