Imprimir
Inicio » Opinión, Educación  »

Derrotando al cáncer con cooperación en un socialismo competente

| 13

Gran parte de la investigación sobre el cáncer está enfocada en hacer que el cuerpo humano logre luchar contra la enfermedad. Foto: Getty Images.

La Facultad de Biología de la Universidad de La Habana (UH) y el Centro de Inmunología Molecular (CIM), del grupo BioCubaFarma, acaban de ser premiados en esa universidad con el resultado de mayor impacto científico en Ciencias Naturales y Exactas del año 2019. El título del trabajo es Plataforma vacunal en liposomas para la inmunoterapia del cáncer. Se trata de un paso relevante dentro de la proyección del CIM para buscar cura o mitigación del cáncer, mediante los propios mecanismos inmunológicos de los seres humanos.

El cáncer es un conjunto de enfermedades muy estudiado. Se trata de mutaciones genéticas eventuales que generan nuestras propias células y provocan que éstas se reproduzcan con defectos. Si estas células alteradas resultan viables pueden seguir reproduciéndose y desarrollarse hasta con más posibilidades que las células normales, llegan a sustituirlas, pero sin desempeñar el papel que aquéllas tienen para el sostenimiento de nuestra vida. Así convierten en disfuncional nuestro cuerpo y perdemos la vida.

Uno de los factores que impiden que el eficiente sistema inmunológico del humano destruya a esas células degeneradas radica en que se queda deprimido. Por eso, al ser imposible evitar las mutaciones que producen células “extrañas”, porque esta es la base de la propia vida y su desarrollo, una estrategia inteligente es ayudar a nuestro cuerpo para que identifique y destruya esas células anormales.

De hecho, eso puede estar ocurriendo constante y naturalmente en nuestro organismo con cualquier mutación eventual. Muchísimas células anormales que siempre se producen nunca llegan a convertirse en un cáncer gracias a nuestras defensas inmunológicas. Las llamadas estrategias vacunales y las “vacunas terapéuticas” se han inventado para favorecer su trabajo combatiendo y hasta venciendo diversas formas de cáncer.

El resultado premiado consiste en que se demostró por primera vez que una proteína formadora de poros en células de organismos marinos se puede encapsular en una suerte de células artificiales, llamadas liposomas, y así funcionar como una plataforma vacunal para inducir una respuesta inmunológica de relevancia para la cura del cáncer. De este resultado se ha registrado una patente en los EEUU y otros 23 países. También fue base para una tesis de doctorado y varias maestrías.

Con la cooperación se ha obtenido este resultado en un laboratorio que está en el CIM donde trabajan profesores y estudiantes de la UH. Es de las dos instituciones. Se trata de un paso más hacia adelante, de los que conducen a éxitos cada vez mejores en lo científico. También es una muestra de cómo hacer más efectiva a la ciencia organizando el trabajo para favorecerla, que es para lo que realmente sirve la organización. En el laboratorio conjunto cada institución pone lo que puede para un fin común. Se trata de una hermosa forma socialista de colaboración.

La Universidad de La Habana es un centro líder de Cuba en producción científica. Cada año obtiene entre el 20 y el 25% de los premios de la Academia de Ciencias de Cuba. Produce también una proporción similar de todas las publicaciones científicas de nivel internacional de nuestro país. Esto está respaldado por una composición mucho menor del potencial humano de que dispone la ciencia cubana, ya que en ese indicador no supera el 4%. Esto significa que con una de cada 20 o 25 personas investigando produce por lo menos uno de cada 5 resultados relevantes en nuestro país.

En términos presupuestarios usa el dinero asignado para investigar y para atender sus miles de estudiantes con una calidad que la sitúa entre las 20 mejores universidades de nuestro subcontinente, según evaluaciones internacionales. Para ello no tiene hasta ahora otro suplemento que parte de sus propios ingresos en divisas por servicios académicos.

Las claves de esa productividad en conocimientos y conocedores también están en que cerca de la mitad de su potencial científico humano tiene por lo menos el grado de doctor en ciencias, en la participación de los estudiantes investigando desde los primeros años de sus carreras hasta el postgrado, en una intensa colaboración internacional y en una correcta política científica y de formación doctoral. Los recursos materiales de que dispone son muy modestos, incomparablemente inferiores en calidad y cantidad que los de cualquier centro con productividades similares en este mundo.

En estos tiempos se están comenzando a implementar medidas que deben favorecer acciones como el laboratorio conjunto CIM-UH que obtuvo este logro. Hasta ahora, las rígidas estructuras administrativas y de utilización de los recursos en la economía estatal cubana, que no tienen en cuenta de forma adecuada una gestión eficiente de lo novedoso, hacen que iniciativas como esta sean solo el producto de la voluntad y el riesgo de un puñado de científicos.

Los “no se puede” que dictan tales normas van desde que la UH como unidad presupuestada no puede ingresar pagos en pesos cubanos y hacer con ese dinero lo que necesite hasta que los investigadores creadores de un resultado trascendental como este suelen vivir muy modestamente. Aún no existe relación alguna entre el resultado de su talento y dedicación con la solución de alguna de las imperativas necesidades del plan de su vida.

Lo que estamos teniendo que cambiar llega a que la UH no puede recibir fondos para proyectos de investigaciones del Ministerio encargado de asignarlos porque es una unidad presupuestada y no puede usar ese dinero. Lo que una simple resolución de un organismo hubiera podido corregir hace mucho, ha perdurado decenas de años sin resolverse.

La competencia y la cooperación son dos términos influyentes en la combinación lineal que conduce al progreso social. La una es sobre todo un motor de la innovación y la otra es esencial para la productividad y la eficiencia de cualquier proceso. Una competencia bien diseñada y despojada en lo posible de inhumanos rasgos capitalistas y que esté adecuadamente combinada con una eficiente cooperación, para lo que el socialismo tiene condiciones óptimas, puede ser sin dudas una clave de progreso económico y social indetenible.

Tenemos que producir un marco legal y regulatorio que promueva tanto a la competencia como a la cooperación, en sus debidas proporciones para cada caso. Esto es atinente a toda la economía y a toda la sociedad, y sobre todo a una concepción progresista de las empresas públicas de un socialismo competente. Confiamos que los cambios que se están gestando tengan todo esto en cuenta.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Con la mayor humildad y sinceridad felicito al autor, el destacado cientifico cubano Dr. Luis A. Montero Cabrera, por este fundamental trabajo. El concepto de socialismo competente es necesario que llegue a todos los sectores de la sociedad. La Ciencia y todos los procesos asociados a ella son del primer nivel de importancia. Hay que crear la base legal, hay que poner en vida la competencia y la cooperación en todos los sectores donde sea posible y beneficioso. Adelante con los cambios reales y el crecimiento verdadero del socialismo próspero, sostenible, humano y tan independiente como sea práctico!

  • jpuentes dijo:

    Buen punto. Concepto "presupuestado" que no puede vender servicios... huuuuum!. Hay algunos centros que sí están "autorizados" por resolucion ministerial. Entonces eso no debe ser dificil cambiarlo.

  • Científico dijo:

    Si se pudiera reasignar un poco de fondos de los que se dedican a las pseudoterapias que crecen como la mala hierba bajo la sombrilla de la mal llamada "Medicina Natural y Tradicional" a los que de veras hacen ciencia de vanguardia, como es el caso de las instituciones de las que habla el artículo, creo que daríamos un gran paso de avance. Ojo, no estoy hablando de la verdadera MNT, como es el caso del empleo de plantas medicinales, siempre que sus efectos positivos y negativos sean probados por la ciencia, sino de los Aryuvedas, los Reiki, la homeopatía y las flores de Bach entre otras mas "novedosas" como la biodecodificación que a la luz de la ciencia podrían bien pasar a la categoría de disparates, y son promovidas a diestra y siniestra para demérito de nuestro Ministerio de Salúd Pública del que tanto nos enorgullecemos dentro y mas alla de nuestras fronteras

  • Ernesto dijo:

    Cro Luís!

    Que acertado y valiente su razonamiento. Mientras no desatemos la investigación científica y la innovación de semejante lastre burocrático y de concepto no desarrollaremos nuestra sociedad y continuará drenándose nuestro potencial científico hacia el extranjero o hacia otras ramas de la economía donde este científico aportará mucho menos.

    ¿Y que esperamos para resolver esta lamentable situación, de la que se está hablando hace tanto tiempo?. Espero que las últimas decisiones tomadas por el Gobierno cubano relacionadas con la ciencia, la tecnología y la innovación permitan el despegue estimulacióny aplicación práctica necesaria e impostergable de nuestra cienci y personal científico.

    ¡VIVA CUBA Y LA CIENCIA REVOLUCIONARIA!

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Genial y estratégico articulo profesor. El mundo es globalizado, aceptémoslo o no, estamos ante una verdad dialéctica, una verdad en desarrollo, no verla, no sumándonos a esa dinámica, es nuestro defecto, una grave limitante nuestra. Un concepto sin el cual no se puede concebir el desarrollo, bien de una empresa, de un país, del mundo en general y muy importante profesor, sin un pensamiento globalizado es imposible concebir un simple proyecto de desarrollo personal o de familia. Las personas que no logran un pensamiento global a la hora de enfrentar los retos por delante, les será muy difícil lograr objetivos, alcanzar el éxito, y mucho menos podrán ser líderes de procesos, proyectos, empresas, la globalización es una actitud, una nueva actitud para asumir los retos que exige el desarrollo contemporáneo en un mundo global.
    El concepto de globalización se acerca más a los propósitos del socialismo que los del sistema capitalista, ahí nosotros tenemos muchas ventajas que catalizarían nuestro desarrollo, al pasar directo por la concepción de nuestro sistema social a una fase superior que todos anhelan, donde “se construye el mercado”, como fase superior en la competencia del mercado, evitando poner a nuestras locomotoras de la economía a iniciar un largo y tortuoso camino de expresarse individualmente, “compitiendo en el mercado” de tú a tú en un intento por abrirse camino, paso a paso para colocar su producto en una guerra desigual con empresas similares del resto del mundo capitalista, que nos aventajan en experiencia, conocimientos y posicionamiento actual en el mercado. La globalización no es un invento socialista, es una exigencia originada por el propio desarrollo de la competencia, dentro del mundo capitalista, pero lo destacado profesor, lo novedoso es que este proceso de globalización, en lo económico, político y social que no es nuevo, fue retomado, y surgió con mayor énfasis actualmente en los países en desarrollo como premisa específica para lograr un crecimiento económico y erradicar de forma acelerada la pobreza. Fidel lo enfoco en sus inicios como una vía de solidaridad ý unidad de acción entre los países en desarrollo. Pero este fenómeno en ningún momento fue concebido como modelo de desarrollo económico, sino más bien como un marco regulatorio de las relaciones económicas internacionales entre los países industrializados. Pero la gran innovación, lo novedoso en este fenómeno, fue el aporte a la visión nueva de crear el mercado, que materializaron las grandes empresas globales del mundo capitalista, ellos validaron en la práctica las ventajas que aporta la unidad entre ellas, entendieron anticipadamente que este proceso que se venía gestando como una necesidad en los países en desarrollo, donde líderes como Fidel insistan en una más estrecha unidad y colaboración económica como única vía para acelerar el desarrollo en los países pobres, esas grandes empresas globales leyeron esas ventajas de la unidad para su beneficio, clave para acelerar su desarrollo como empresas globales al asociarse y crear así el nuevo mercado, aprendieron de nosotros los países en desarrollo, que al asociarse entre empresas grandes, encontraban la fortaleza, la vía para adueñarse de un trozo significativo del mercado global en una era galopante de innovación y competencia. Hoy este fenómeno es una tendencia, todos los días aparece una nueva asociación a nivel global. Nosotros en el socialismo debemos romper las barreras imaginarias, invariablemente todas, que limitan ver la asociación entre empresas y entidades como única vía para acceder al mercado, una ventaja teórica del socialismo.
    Pero la desventaja profesor que tenemos radica por lo general, en la cabeza que dirige una organización, un directivo, un gerente con una mentalidad estrecha, es decir, alguien que no considera las diferencias que tengan los demás en su forma de vida o de trabajo. Que crea que “lo que hacemos hoy, o venimos haciendo por años es lo correcto, o lo nuestro es mejor que lo suyo” y no sepa entender las costumbres y circunstancias cambiantes del mercado doméstico y foráneo y por lo tanto no apreciar las diferencias que realmente existen en el mercado. Para visualizar este fenómeno hay que ir a un pensamiento en forma de diseño, mucho más amplio, siempre en sistema, de lo general a lo particular. No podemos seguir investigando fuera de una visión de negocio, sin que ello signifique renunciar a nuestras conquistas, todo lo contrario, es la vía para complementarlas y darle estabilidad.
    El término engloba un proceso de creciente internacionalización o mundialización, las empresas se pueden clasificar según su participación internacional en Organizaciones Domésticas, internacionales, multinacionales, trasnacionales, sin fronteras.
    Creando el mercado en nuestras condiciones debemos potenciar las dos primeras asociaciones, las organizaciones Domésticas; organizaciones cuyo campo de acción se desarrolla dentro del mismo país, donde eventualmente tienen relaciones comerciales con empresas de otros países, por lo general son compañías pequeñas, pero es cada vez más frecuente la tendencia a incurrir en mercados internacionales. Segundo las Organizaciones internacionales; son empresas que tienen la sede en un solo país, pero que realizan actividades de compra y venta a nivel internacional. Realizan todo tipo de transacciones. La inversión y los riesgos son mínimos. La mayor parte de las organizaciones inician de esta manera sus negocios globales. Muchas, en particular las empresas pequeñas, persisten en las actividades de exportación e importación como la manera en que hacen los negocios globales. Al asociarse ese proceso se multiplica, se diversifica, se amplia. Una asociación de empresas del turismo de salud, donde participan empresas de biotecnología, una empresa de investigación de la universidad de la Habana y empresas del sistema de salud cubano, creando una poderosa asociación de empresas, con su casa matriz en la habana que se enfoque, además del mercado nacional, en el mercado de los Estados Unidos, creando así las bases para construir el mercado, donde se asegura el financiamiento, que posibilita dar gratuitamente ese mismo servicio de alta calidad en las mismas instalaciones a nuestro pueblo. Una poderosa asociación de empresas luchando contra el cáncer posicionada en el mercado mundial.
    Esa empresa en su proceso de reproducción ampliada, manteniendo su sede central en la habana, abriría nuevas empresas en países amigos, como Vietnam, China, Venezuela, Corea del norte, Angola, Sudáfrica y muchas más, no vendiendo solo el fármaco, si no vendiendo el paquete, invirtiendo y creando un sistema de tratamiento de salud y turismo similar con la misma concepción que el que se desarrolla en nuestro país, posibilitando que el mercado de los Estados Unidos en las actuales condiciones de bloqueo pueda acceder a nuestro sistema de tratamiento ubicado en otro país, una alternativa para evadir ese agresivo cerco. Un sistema muy competitivo, al tener un gran polo científico generando y aportando innovaciones de alto estándar con inmediatez que incrementan el valor agregado del producto turístico, algo único, que sin dudas nos asegurara indefinidamente un trozo de ese mercado global. Ninguna de la más grandes cadena de hoteles del mundo pudiera competir con nosotros, no pueden lograr ese tipo de unidad con costos competitivos, una ventaja del socialismo.

  • elena sosa dijo:

    Buenos días creo es muy importante esta explicación y sería maravilloso q existiera una vacuna para salvar tantas vidas.
    mi esposo tiene una sobrina q lleva tres años luchando contra el cancer se ha puesto mucha quimio en estos momentos tiene el conteo tumoral alto y le ha crecido..le agradecería me contestaran para ver si ella puede tener un tto con usted.
    vive en Italia pero no ha perdido su nacionalidad.
    muchas gracias por su tiempo que es oro.
    Elena sosa 76968350

    • Luis A. Montero Cabrera dijo:

      Muchas gracias por su interés. Soy un simple profesor que intenta divulgar la ciencia. Le he trasmitido su comentario y datos a personas que podrían dar una respuesta. Esperemos que todo salga bien con su familiar.

  • Juanita dijo:

    Gracias a todas esas personas que tienen tanto talento y aman tanto su profesión que incluso bajo todas esas trabas y dificultades que ud relata, obtienen esto magnificos resultados. No somos eternos, pero todo lo que ayude a sobrellevar y vencer esa terrible enfermedad se agradece y se debe potenciar en todos los sentidos. Y no permitir q se quede en olvido o frenar la posibilidad de irlo mejorando y aplicando por puras trabas burocraticas, se agradece que desde su analisis detallado se exija con toda potestad q se cambie lo q tenga q ser cambiado. Gracias una vez más.

  • Adolfo dijo:

    Excelente trabajo sólo aseguro que millones de cubanos por consenso casi unánime pedimos todo apoyo a nuestros abnegados hombres de ciencia

  • rccc dijo:

    Estimado profesor Montero, un gusto volver a saludarlo, precisamente cuando apenas comienza un nuevo año en nuestras vidas, que evidencia mostrarse más intenso que cualquier otro anterior. Ello lo determina los desafíos a los que estamos abocados los cubanos, especialmente por lo contenido en ese llamado urgido de avanzar con tenacidad y eficacia en la aplicación de la ciencia por el bien de nuestra patria y la humanidad. El que por sobre todo posee no solo el valor de resistencia sino el de avanzar indeteniblemente bajo cualquier circunstancia, algo que los adversarios no comprenderán nunca.
    Leyendo su importantísimo y sensible artículo; y en particular el segmento: una estrategia inteligente es ayudar a nuestro cuerpo para que identifique y destruya esas células anormales, hizo que inmediatamente viniera a la mente aquel precepto que en 2018 le hice llegar en los documentos que la propia vida me impuso escribir para empujar un producto científico magnánimo de otro carácter. Nuestro sabio escribió en el siglo XIX: “La naturaleza, ha dicho Bacon, se vence obedeciéndola”. Y es que estimado profesor, el fundamento de cuánto Ud. refiere se erige precisamente en el dominio pleno de la naturaleza humana para obedientemente intervenir en la potenciación de los fenómenos que le son exclusivos a sus órganos. Eso es modelo de ciencia constituida y como Ud. recalca, mereció el reconocimiento como el resultado de mayor impacto científico en Ciencias Naturales y Exactas del año 2019.
    Un saludo afectuoso. Gracias.

  • roger dijo:

    Excelente articulo, seria bueno que empresas como el CIM tuvieran mas poder de autofinanciamiento para poder ella misma comprar los insumos necesarios para producir estos novedosos medicamentos y pagar como se merecen sus trabajadores

  • delmis de paz dijo:

    Bellas palabras profesor y felicidades a todas esta personas que luchan diarimente por buscarle soluciones a esta enfermedad, que no se queden en el olvido estos estudios

  • Marta O. Carreras Rivery dijo:

    Excelente artículo; excelente que se dé a conocer estas verdades que por serla y estar en la cotidianidad, muchas veces no conocemos suficientemente o por nuestro escaso vínculo con ese mundo, no valoramos en su justa dimensión. Reconforta saber lo logrado en nuestro país.

    No olvido cómo el boom por la biotecnología y el desarrollo de centros científícos como los aquí mencionados, crecieron en medio del fondo del Período Especial, algo que parecía una locura y que también trajo costos elevados en otros sectores, pero ahí está Cuba con resultados que hoy son reconocidos para enfrentar enfermedades y epidemias. Eso no se puede negar.

    Un país como el nuestro que es una isla, no ausente de recursos -confieso que me revientan los lloriqueos de pobreza ajenos a nuestras potencialidades como país-, pero que en efecto, no tiene todos los recursos que son necesarios para asegurar un desarrollo a contrapelo de los vaivenes del mercado mundial y políticas imperiales hostiles, NECESITA, ESTÁ URGIDA, del desarrollo de la capacidad científica y tecnológica instalada en el país luego de seis décadas de Revolución.

    Es la CIENCIA Y LA TÉCNICA, la ECONOMÍA DE LA INTELIGENCIA, la oportunidad para dar el salto al desarrollo que necesitamos. Y para que así sea, la Ciencia tiene que venir acompañada necesariamente de esos dos principios señalados por el Doctor Luis A. Montero Cabrera, autor de este artículo: competencia y cooperación.

    La investigación requiere de recursos, de muchos recursos, por eso el mayor desarrollo está enclavado en los países más ricos a nivel mundial, quienes se sirven de esas riquezas para el robo de cerebros, que es el producto más largo y caro de fabricar en cualquier país. Eso por una parte. Y por otra: no todas las investigaciones tienen la posibilidad de dar resultados inmediatos; de ahí el discernimiento y la capacidad para desarrollar alternativas de programas viables que vayan resolviendo situaciones a mediano plazo y den los recursos para alimentar la industria y el mercado con los cuales solventar las investigaciones que son líderes y el soporte material requerido para centros científicos e investigadores, que resolverán en perspectiva problemas de la humanidad, de donde se hace necesaria la combinación explicada por el autor del artículo.

    Como nos legara Fidel: "Sentido del momento histórico", "Cambiar lo que tiene que ser cambiado".

    .

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

"Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba."

Vea también