Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Pagamos en libras y se pesa en kilogramos 2.0

| 182

Imagen del Foro Romano, lugar cuyas ruinas son un museo al aire libre y se considera como uno de los sitios donde se realizaba un comercio más activo en el Mediterraneo. Foto: Luis Montero.

Hay quienes estiman que la especie humana usó el intercambio de bienes y servicios desde mucho antes de salir de África. La expresión más elemental del comercio es el hecho de convertir algo que se posee y de lo se puede disponer en algo que otro posee y de interés. Nuestro trabajo puede ser objeto de este intercambio: cuando contratamos una acción laboral con otro que la requiere y este nos paga por ello estamos en realidad vendiendo un bien personal, nuestro trabajo, y recibiendo a cambio otro bien que requerimos. El comercio y el mercado son hoy parte cotidiana e indispensable de la vida de todas las personas en cualquier sociedad. Es también algo de lo más influyente en nuestra vida, nos guste o no.

Cualquier cifra o hecho de la economía de nuestro país puede ser estimulante. Un crecimiento, aunque sea modesto, de nuestro producto interno bruto siempre deja un buen sabor. La inversión en un megapuerto marítimo que puede convertirse en una meca de creación de riquezas para nuestro bienestar, también. La instalación de una nueva planta de asfalto nos llena de esperanzas a los habitantes de una ciudad con pavimentos cada vez más precarios y donde no se observa acción para paliar la situación, al menos proporcional a la que confrontamos.

Sin embargo, lo que siempre realiza finalmente un sentimiento de prosperidad y de esperanza de mejorías es cuando vamos a adquirir algún bien o servicio que necesitamos, con el salario correspondiente al trabajo que hemos entregado a la sociedad, y lo encontremos accesible y a un precio pagable.

Desafortunadamente, uno de los problemas más graves que trae aparejada una economía de planificación nacional en especie, muy centralizada, y donde el valor de cambio de la moneda circulante está restringido artificialmente es que siempre y de una forma u otra hay escasez en la oferta de mercancías y servicios, tanto de variedad como de cantidad. Tampoco se llega a saber bien el valor real en dinero de lo que se realiza como mercancía, ni de la fuerza de trabajo, lo que aniquila a una verdadera posibilidad de planificar el progreso económico. Ese problema lo venimos afrontando en la Cuba revolucionaria desde que los ladrones que fueron derrocados en 1959 se robaron las reservas en divisas de la República antes de huir del país.

Entonces la Revolución se vio obligada a comenzar a diferenciar entre el valor de la moneda circulante local con respecto a la que se usa en el comercio exterior. Una medida tomada entonces fue también la restricción del libre cambio monetario entre la moneda local y la extranjera, pues se decidió no devaluar, al menos formalmente, la nuestra. De alguna forma, con varias complejidades añadidas, sobre todo el bloqueo de los EEUU que ya dura casi 60 años, esa situación se ha mantenido hasta nuestros días.

Nuestro sistema comercial actual es probablemente uno de los más atrasados tecnológicamente y más ineficientes en su capacidad de resolver las necesidades de las personas y las instituciones. También, duele expresarlo, se suele corromper muy frecuentemente en su relación con los clientes comunes.

Todo un huracán de medidas administrativas y de control, de denuncias claras y directas en los medios, de acción popular, no ha podido y parece que no podrá por si solo resolver el problema. La parte sana de nuestra sociedad, todavía mayoritaria, que entrega su trabajo honestamente y por una retribución conscientemente muy inferior a su valor real suele ser expoliada por mercaderes privados y también públicos. Nos ofrecen productos que siempre son deficitarios y usualmente con muy bajos estándares de calidad. Los precios legales del comercio libre están desproporcionados con respecto al salario medio del cubano y es muy frecuente que se alteren de muchas formas arbitrarias y ventajosas para el vendedor que enfrenta al cliente. Las instalaciones son también pocas, y como regla deficientes, desordenadas e incómodas. En lugar de aumentar el número y distribución geográfica de las tiendas, se suele reducir el de las cadenas estatales.

Las mercancías de alimentación se suelen expender a granel con las mismas manos con las que se cobra su precio. El trato de los dependientes es frecuentemente descortés, tanto en el sector público como en el privado. La inexistencia formal del comercio mayorista para este último hace recaer inevitablemente y de muy variadas formas sobre los ciudadanos comunes el peso de su existencia real. Los problemas cotidianos para los clientes populares sobrepasan con creces cualquier logro puntual a su favor, que además suele ser efímero.

La aparente indiferencia a la solución de estos medulares problemas es también muy perjudicial. Hace meses se comentó acerca de las ventajas de que los sistemas de medidas y comparación fueran uniformes en el país. Se pusieron ejemplos de casos en los que la poca uniformidad había costado mucho, tanto en Cuba como en la ciencia mundial. Una acción tan sencilla como poner precios a los productos que se expenden a granel en kilogramos donde se pese en esa unidad y en libras donde se venda con esta no recibió respuesta alguna por parte de los encargados por la sociedad para atenderlo. Ni en los comentarios al artículo, ni en la práctica diaria. Solo alguien evidentemente vinculada al Instituto Nacional de Investigaciones en Metrología se refirió entonces a su parte, en el comentario número 78.

Algunos ciudadanos se refirieron a que muchas pesas digitales que tienen capacidad de conversión eran reguladas para que las libras tuvieran 400 g en lugar de los 460 g convencionales. También que se pesa en kilogramos y se convierte con libras de 400 g. Esta práctica viciosa está hoy generalizada y se puede comprobar con facilidad en múltiples sitios de venta. En pocas palabras: se roban sistemáticamente por lo menos el 15 % de lo que venden.

La entronización de esta corrupción, lamentablemente ubicua, no solo cuesta directamente al bolsillo del ciudadano decente que va a comprar algo que necesite. Su mayor costo social es la generalizada connivencia con ella en actividades que por naturaleza afectan cotidianamente a todos y cada uno de nosotros. Los niños y jóvenes la podrían reproducir y amplificar al futuro ante la impunidad evidente. Nuestros trabajadores, que se mantienen aferrados a la decencia de su propia actividad laboral cotidiana, están en permanente contacto con la tentación de corromperse ellos también para poder resolver necesidades perentorias. Nuestros mayores se encuentran desprotegidos e inermes frente a algunos forajidos a los que tienen que recurrir para satisfacer sus necesidades elementales de supervivencia.

La Revolución Cubana no puede permitir la prolongación indefinida de este estado de cosas en algo tan importante y cotidiano. Es preciso cambiar radicalmente una forma de planificación y gobierno económico que comprobadamente no resuelve los problemas. Necesitamos también tener una moneda circulante con capacidad liberatoria ilimitada para las personas y para las empresas, aunque algunos que hoy tienen ingresos desmedidos tengan que verlos reducidos al valor real de su trabajo. Las mayorías los tenemos reducidos hace mucho tiempo. Si para esto debe renovarse completamente el personal administrativo y de dirección de empresas, direcciones y ministerios completos, una Revolución como la nuestra puede hacerlo. Tenemos, ni más ni menos, que cumplir los acuerdos de los congresos del Partido Comunista de Cuba.

Se han publicado 182 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nestor del Prado Arza dijo:

    Cuando leo artículos como éste viene a mí la convicción de que debían publicarse en algunos de nuestros periódicos sobre papel. Gracias Montero por tan contundente artículo.

    • capitalinadeapie dijo:

      El diagnostico de la economía de los de a pie, más objetivo que he leído en mi vida. Debería ser material de discusión en el Consejo de Estado y de Ministros y de ahí establecer un plan para erradicar todas las deficiencias planteadas. Muchos compatriotas hemos perdido la esperanza, después de tantos años con la misma situación y sin solución. Solo a discutiendo este documento a ese nivel, podremos tener esperanzas de mejorar la situación, es mi opinión, gracias y buenos días

      • Wahoo dijo:

        “Si para esto debe renovarse completamente el personal administrativo y de dirección de empresas, direcciones y ministerios completos, una Revolución como la nuestra puede hacerlo. Tenemos, ni más ni menos, que cumplir los acuerdos de los congresos del Partido Comunista de Cuba”.
        Montero: Llevar a la práctica esta refelxión suya es más que una necesidad. Es la oportunidad de extirpar a los que que tienen a sus puestos de trabajo como modo de vida y no como medio de vida, a los indolentes que permiten y se benefician de las irregularidades que usted describe, a los incapaces que han accedido a puestos de dirección por amiguismos y conveniencias de quienes los designan y lucran y obtienen viviendas del estado, y que son un lastre para nuestra economía y en cualquier lugar que se dempeñan.
        Ojalá que haya un oído receptivo que interprete su idea.
        GRACIAS mONTERO POR TAN INTERESANTE ARTÍCULO

      • Miguel M dijo:

        Duele pensar cuanto tiempo llevamos sufriendo estos robos a pesar de todas las críticas no solo aquí en Cubadebate, este tema con mayor o menor profundidad ha sido tratado en casi todos los diarios y en la TV …. La protección al consumidor no se ve por ningún lado…. Yo creo que necesitamos algo asi como el Protector del Consumidor, una figura similar al Defensor del Pueblo que en algunos países existe para los derechos Humanos. Desde luego va a necesitar, con tanto robo que hay, toda una organización, que pienso debería subsidiarse con las multas que se impongan a los violadores.

        Gracias

    • Elena de Holguin dijo:

      Plenamente de acuerdo con usted. Nunca había visto un exámen tan detallado, tan directo y sin perderse en las ramas como el referido artículo. Se necesita en la prensa plana para mayor difusión y personas como Montero son las que deben ir a la Mesa Redonda y no los que buscan justificaciones y paños tibios.

    • Eduardo González S. dijo:

      Matemáticamente hablando, le he preguntado a varios dependientes el equivalente en libras del kilogramo y la respuesta más cercana ha sido “2 libras, dos onzas” y ahí empieza el “facho” pues se trata de dos libras y dos décimas de kilogramo. Esas dos décimas son en realidad 3,2 onzas. También he pedido “póngame el fiel en cero” y cuando lo han hecho, el plato se inclina mostrando un peso que no está en la bandeja. Del Martín Fierro: “Ave de pico encorvado/le tiene al robo afición/pero el hombre de razón/ no roba jamás un cobre,/pues no es vergüenza ser pobre,/la vergüenza es ser ladrón”

      • Ariel bombillo dijo:

        Depende….

      • Eduardo Ortega dijo:

        Muy buena copla de Martín Fierro Eduardo. Ojalá fuera algo que toda la gente de nuestra sociedad tome por sus enseñanzas. Gracias por traérnosla. SALUDOS!

      • Daniel Noa dijo:

        Felicidades Eduardo…Hace años vengo sacando esa cuenta igual que usted…y lamentando cuántas veces pueden timar a personas de avanzada edad a las que al cobrarle dicen una cifra que seguro oculta un “facho”… Por qué elMINCIN y el Ministerio de Finanzas y Precios no toman carta en el asunto…máxime que en elpaís el sistema métrico es el oficial…no otro….Concuerdo con todo lo señalado por el profesor MOntero…y con el apelo demuchos comentaristas de que este escrito sea publicado en la prensa plana..y también llevado a una Mesa Redonda….bien dirigida, por alguien que sepa del tema…y que no sienta…no una cara bonita….

      • Abishek Baccham dijo:

        Ni siquiera son 2 libras y 2 décimas, esa es la libra americana de 454,5 gramos, así que ya le están robando.

        En cuba la libra oficial que se usa es la Española de 460 gramos y equivale exactamente a 2,1739 libras por kilogramo

        Aunque el robo va más allá, le roban en el precio adulterado, en la conversión de gramos a libras y si por causualidad no tiene CUP y lo paga en CUC se lo cambian a 23, o sea es un triple robo, en baseball equivaldría hasta robarse el Home!!!!

    • palmiche dijo:

      Ojalá y los que tienen poder de decidir, lean, analicen y entiendan este magnífico material, eso realmente nos hace falta a todos

    • Mario Cobas dijo:

      Es que no es políticamente conveniente que ese tipo de análisis se publiquen donde las grandes mayorías puedan leerlos. Es de por sí ya un milagro que permitan su publicación en Cubadebate.

    • Manuel dijo:

      Podría ayuda un correo de cada uno de los interesados en que se publique este artículo en la prensa. También mensajes en sus cuentas de las redes sociales

      Gramma
      lectores@granma.cu
      Juventud Rebelde
      lectores@juventudrebelde.cu

      Saludos

  • jara dijo:

    Exacto colega. Debería publicarse en la prensa nacional en primera plana…

  • Gabriel dijo:

    Excelente artículo! Mis felicitaciones al autor y espero que este llegue a manos de los tomadores de decisiones.
    Hoy en día actividades necesarias, como la renta de habitaciones en divisa, generan ingresos elevados en comparación con profesionales entregados en actividades importantes de ciencia y técnica que son presupuestadas. No quiero que dejen de ganar honradamente y con el sudor de su trabajo ese sector cuentapropista y el resto sino q se valore correctamente el trabajo realizado por profesionales, a través de la remuneración para cubrir las necesidades del trabajador y su familia.

  • Pioneer dijo:

    La gênesis de este problema es de fondo y por lo tanto las soluciones tienen que ser de fondo.

  • raiko dijo:

    De no hacerlo estamos poniendo en juego la esencia y existencia misma de nuestro proyecto social mas temprano q tarde. Creo q no merece mas extenderme en asunto medulares. La história nos va a pasar la cuenta si seguimos en la bola de cristal.

  • XLRG dijo:

    Ya también pagamos en CUP y cobramos en CUC !!!!!!!!!

    • Eduardo Ortega dijo:

      XLRG; es así, pero al revés. SALUDOS!

    • Firefly dijo:

      ¿No es al revés?

      • unowen dijo:

        Se dejó llevar por el apasionamiento jajaja

  • Frank Fernandez dijo:

    Un artículo muy realista, concuerdo plenamente. Estamos obligado a dar fin a tanto robo, que no es luchar, es robar. No hay un solo lugar donde se haga una compra en que uno no se sienta timado o estafado en el cobro, en la calidad y cantidad.

  • Frank Fernandez dijo:

    Un artículo muy realista, concuerdo plenamente. Estamos obligado a dar fin a tanto robo, que no es luchar, es robar. No hay un solo lugar donde se haga una compra en que uno no se sienta timado o estafado en el cobro, en la calidad y cantidad.

  • Oni Acosta Llerena dijo:

    Pienso que es un interesante enfoque a nuestra realidad, desde una perspectiva revolucionaria que no deja lugar a ningún cuestionamiento de esa índole para quienes quieran hacer lecturas de cuestionamiento mordaz a nuestro sistema político. Precisamente las soluciones y/o consejos que plantea a la problemática económica nada tienen que ver con propuestas de paquetazos o recortes de tipo social, lo cual lo hace un análisis muy certero para y desde nuestra realidad. Gracias a CD por estos interesantes trabajos de opinión que, como siempre, se agradecen para seguir confrontando ideas y mecanismos sobre nuestra sociedad

  • marusela dijo:

    En ocasiones miro con tristeza el destino del comercio en mi pais donde existe una gran gama de irregularidades que van más allá de la forma de pesar y cobrar ,hay lugares y abundantes donde prefieren echar a la basura viandas,frutas ,hortalizas ,etc antes de bajarles el precio,se burlan muchos de ellos del anciano que cuenta cada centavos al filo del mostrador, los que sin importales nada maltratan y ofenden creyendose dueños del mundo,hoy vemos el esfuerzo que hace el pais para garantizar alimentos para la población, se hacen controles pero nada ellos continuan robando y se olvidan que una vez estuvieron de la otra parte del mostrador. Las medidas ddeben ser enérgicas y si fuera necesario públicas porque no debemos estar obligados a convivir con ellos.

  • RAFAEL MATANZAS dijo:

    si ok ese es el problema que lo sabemos todos y las autoridades que tienen las facultaded decisoria PERO ALGUIE ME PUEDE DECIR CUAL ES LA SOLUCION no con esfuerzo los esfuerzos no tienen redultados sino con soluciones eso si es RESULTADO

  • loy dijo:

    Muy bien acotado este artículo, en momentos donde el gobierno tiene que decidir :
    1.- O nos vamos a la bancarrota y provocamos una implosión de nuestro sistema por la falta de liquidez en el bolsillo común para afrontar las necesidades básicas
    2.- O le ponemos coto al robo y la estafa que entre nosotros mismos hemos provocado, empezando por la política tan absurda de precios que mantiene el mismo estado. Cómo un particular no va ha cobrar una suma fuera del alcance medio del ciudadano, cuando un auto de segunda mano el estado lo valora en sumas que ni los autos más modernos alcanzan? cómo el estado va exigir ley de protección al cliente cuando abastece y permite la venta de productos liberados a granel con pesas que no permiten la interacción del consumidor? No es posible es hora de que el estado exija la paquetería en el mercado no más a los productos a granel!!!!

    • Raúl dijo:

      Te respondo amigo, el estado es el primero de debe hacer cumplir la ley. La ley no es solo para el privado, es para todos. Te digo esto porque los primeros violadores de lo establesido son los gerentes o administradores de entidades estatales, donde se venden productos sin calidad, y se pesan productos a granel con las pesas alteradas.

  • Carlos dijo:

    Muy buen artículo. Solo falta se logre aplicar y con seguridad avanzaremos.

  • Daniel Bermudez de Castro dijo:

    Creo que el amigo Nestor esta en una posición muy acertada. Esta tipo de debates son los que necesita el país, en publicaciones impresas, en la mesa redonda (esta observación es para Randy que también dirige este sitio CUBADEBATE), porque demuestran la transparencia necesaria en este momento para nuestro país, y dan la posibilidad a mas cubanos de conocer y participar. Ahora después de este articulo, que explica una realidad conocida y sufrida por todos los cubanos, durante anos, y que no ha tenido solucion por disimiles causas, entre ellas la desidia, ¿que soluciones le darán los organismos responsables?.¿Hay que esperar una Sesión de la ANPP para que promulgue leyes o decretos?. Este es mi criterio.

  • María la jabá dijo:

    Lúcido y contundente.

  • Heber dijo:

    La verdad pura y dura. Lo ha descubierto el profesional de la noticia? No lo creo, es un secreto que comparten 11 millones de cubanos pero quienes deben actuar no lo hacen. Por qué?

  • cubapordentro dijo:

    Muy buen articulo,cuando leo artículos como estos ,renace mis esperanzas en la prensa cubana,voy a parafrasear una frase ,que no recuerdo donde la leí ,pero dice algo así,EL MAL PREVALECE DONDE LOS BUENOS NO HACEN NADA.

    • Mario dijo:

      CUBAPODENTRO, la frase es que el mal los convencio($) a todos los buenos en las categorias de trabajo, por lo tanto conviene tanto en $, puesto de trabajo, como cuidar el puesto con el silencio por eso lo sabemos todo y no vemos nada.

  • ENRIQUE dijo:

    EXCELENTE ARTICULO QUE RESUME EL ESTADO DE INDEFENSION EN QUE SE ENCUENTRA TODA LA POBLACION DESDE HACE APROXIMADAMENTE MEDIO SIGLO. ESPERO QUE AQUELLOS QUE TIENEN LA RESPONSABILIDAD DE EXIGIR A LOS QUE POR LA VIA ADMINISTRATIVA LES CORRESPONDE SU SUPERVISION Y CONTROL QUE HAGAN LO QUE NO HACEN O LO HACEN MAL, LO LEAN Y OBREN EN CONSECUENCIA. TENGO DOS PROPUESTAS:

    1) A TODO AQUEL QUE ENCUENTREN ROBANDOLE AL PUEBLO, ENGAÑANDO EN EL PESO O EN EL PRECIO, APLIQUENLE DE VERDAD LA MEDIDA ESTABLECIDA DE SEPARACION DEL SECTOR POR VEZ PRIMERA Y LA DE CARCEL SI HAY REINCIDENCIA Y DE IGUAL FORMA, QUE APLIQUEN LA MEDIDA DE SEPARACION DEL SECTOR A TODOS AQUELLOS ¨DEL ORGANISMO SUPERIOR¨ QUE NO CONTROLAN O LO HACEN DE FORMA INEFICIENTE.

    2) CUESTIONEN A TODOS AQUELLOS QUE EN LAS INSPECCIONES Y CONTROLES NO ENCUENTRAN DEFICIENCIAS. SIEMPRE LAS HAY, AUNQUE NO SEAN DE CARACTER DELICTIVO. NADIE NI NADA ES PERFECTO.

    • Alexis dijo:

      El problema es que no hay carcel para la mitad de la poblacion.

  • whitebat dijo:

    Estas cosas son más bien un síntoma de la actual escasez de alimentos y su carestía. Para evitar estos fraudes es necesario aumentar la producción. Si aumenta la producción, los mismos ingresos darán para comprar las balanzas digitales necesarias para solventar este problema.

    • Jose R Oro dijo:

      Claro, cortico y “pelao”, estimado whitebat.

    • social dijo:

      No coincido con usted. Tecnicamente debería ser así, pero en Cuba, ese axioma no se ha cumplido. Solo le pongo un ejemplo. El pasado año se registró la mayor producción de carne de cerdo de la historia de Cuba(sí, no leyó mal, de la historia de Cuba) sin embargo, los precios del producto lejos de disminuir aumentaron, piense entonces en su comentario.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado social, creo que eso sucede por dos cosas:
        La produccion de carne de cerdo fue record ciertamente, pero no suficiente aun para cubrir la demanda, entre otras cosas porque la oferta de otras carnes es reducida.
        Fue un solo “record” entre muchisimos productos deficitarios, si se hubiera incrementado la produccion aunque no fuera record , de muchos de ellos, lo precios, primero oscilarian y despues bajarian.
        Mientras mas se produzca mejor, y pienso que si se vera en la mesa de la familia cubana

      • whitebat dijo:

        Puede aumentar la producción de un determinado producto, pero si los costes reales de comercialización siguen siendo elevados, y además existe una creciente demanda del sector turístico que tiene prioridad en el consumo, es perfectamente lógico que no baje este producto. Cuando hablo de producción no me refiero solamente a la producción en si, si no a todo el proceso.

      • gabriel rojas gonzalez dijo:

        creo que el sector del turismo, por mucho que aporte, no debiera tener esa prioridad sobre los alimentos de produccion nacional.
        al sector del turismo le brindo productos importados..y por supuesto les cobro mas caro para compensar…
        los cubanos no podemos seguir haciendo colas de horas por un pedacito de carne de cerdo mientras las toneladas van a dar a los hoteles…CREO YO.

      • Abishek Baccham dijo:

        Whitebat: el turismo ha tenido que volver a importar la carne de cerdo de Canadá, por la sencilla razón que le resulta más barata que la de producción nacional y así resulta con otros renglones, por ejemplo los paneles solares son más baratos importados de China! que los que se producen en el país

    • henry mtnez dijo:

      whitebat si se compraran pesas digitales se recuperaría el 15% del valor de lo que se roba y pierde sistemáticamente en las ventas como plantea el autor y saldría ganando todo el mundo, el estado y el pueblo

      • Scorpion dijo:

        No creo que haya que comprar nada, lo que hay es que fabricar las pesas digitales y que los mismos vendedores estén obligados a comprarlas. Después de esto lo que habría es que mantener un cuerpo de inspectores(bie pagados y no corruptos) para certificar las pesas.
        Quien no cumpla con esas condiciones pues sencillamente no puede vender. Pueden estar seguros que ellos mismos compran las pesas.
        Si la venduta es estatal, o sea…un MAE, el estado pone y verifica las pesas. Los precios, al igual que las pesas, deben estar en kilogramos pues es mas sencillo sacar las cuentas.
        En mi opinión, esto no se ha resuelto porque a los que deciden en esos ministerios no les conviene cerrar la tubería de ingresos personales. Esta situación es un complot, no una casualidad.

  • Aldo dijo:

    En cualquier aspecto de la vida en el país que usted analice encontrará dificultades tan contundentes como las planteadas que se han intentado resolver por décadas sin conseguirlo lo que indica acciones ineficientes para lograrlo, algunas que contradicen la lógica otras que desde que se acuerdan están claras las brechas que permitirán su incumplimiento. Los que deciden las acciones y los que las controlan parecen no leer artículos como este, me pregunto si la constitución que se someterá a aprobación y las leyes que la respaldan harán frente a estos temas???

Se han publicado 182 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

“Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba.”

Vea también