Inicio » Cultura  »

Ivette Cepeda: “…estar”

Publicado en: Palabras
2 enero 2013 | 19
Ivette Cepeda en el concierto del Teatro Mella. Foto: Daylén Vega.

Ivette Cepeda en el concierto del Teatro Mella. Foto: Daylén Vega.

No sé, pero quedamos unos cuantos entre los que contábamos, allá en los años sesenta del siglo pasado, con un regalo seguro para el fin de año: aquellos conciertos cuya preparación acaparaba los esfuerzos e invadía los sueños de La Burke. Era el ir y venir de autores con sus canciones impacientes por hacerse realidad completa en los acordes de Froilán con su guitarra o en las partes de piano que Enriqueta armaba amorosamente tratando de no fallarle a la idea original; era el estreno de una libreta nueva para anotar las letras que aquella mujer, incapaz de perder la ilusión, se encargaba de mantener siempre a mano. Era el vestido nuevo, en fin, tantas cosas previstas para una fecha fijada de a porque sí, que nos acostumbró a reservar en el calendario íntimo y que se hacía secreto a voces cuando al año no le quedaba casi nada. La cola daba la vuelta al Amadeo desde que se anunciaba la venta de entradas. Ilusiones van, ilusiones vienen de las que, finalmente, nacía el aplauso cerrado que no ha cesado de sonar en el recuerdo para estos que quedamos. Todo era sorpresa en la función, nadie imaginaba con qué ocurrencia se nos aparecería aquella mujer de maneras sencillas cuando entraba a escena con el aire de reina que Dios le había dado para esas ocasiones y nos iba bañando con su voz, por igual, a todos y a cada uno.

Ivette Cepeda no había nacido pero creció escuchando como cosa natural, junto al trinar del sinsonte, en un mundo donde ya desaparecían los pregones, ese sonido que la radio se encargaba de lanzar al viento y que acompañaba el trajín de las mujeres en el diario navegar. Canciones que la animaban a vestirse para marchar a la escuela a aprender cosas,  que la contentaban a la hora de hacer la tarea. Poco -o nada– sabíamos de esta mujer cuando su nombre empezó a sonar hace apenas cuatro año en un concierto único que, todavía, rueda de copia en copia ganando devotos para ella. Quizás ese testimonio nunca pierda el encanto: le habían dado la oportunidad de fracasar o situarse, para siempre, en el paisaje emocional de los cubanos. Claro que triunfó. Mujer hecha y derecha en el sentido recto de la palabra, se había encargado de seguir cantando todo el tiempo aquellas canciones que no le habían fallado en la voz de Elena o de “La Mora”, de Silvio o de Pablito. Canciones que ella nos enseña a ver desde lo más profundo de su letra porque, para eso, estuvo mucho tiempo como maestra.  Así se pasa el tiempo cuando se acerca diciembre, ideando villas y castillas, queriendo sembrar tradición con su apego al Teatro Mella, escenario de encuentros que ya comienzan a hacerse costumbre para preparar la fiesta de fin de año y recibir el próximo capítulo en la historia personal.

Cada entrega de Ivette Cepeda, pensada y soñada, estresada en los preparativos, lograda a sangre y fuego sin reparar en la cuota de sacrificio personal que entraña, alcanza en el escenario el clímax pero -cuidadito-nada de hacer sonar una fanfarria para hacer su aparición en escena sino inundando el ambiente con un “suave rumor” de cuerdas, rodeada de sus músicos inseparables para dar paso, sin más, a eso que andábamos buscando: las canciones que se nos han ido haciendo imprescindibles, en este su tiempo, a quienes las conocíamos y a quienes no sabían de ellas porque vinieron al mundo cuando la desmemoria las había sepultado.

Demos gracias a Ivette Cepeda por levantar en peso las más disímiles regiones del cancionero cubano y, a fuerza de empeñarse en ello, sazonando su labor con una excelente muestra de estrenos que pasarán a la historia ligados para siempre a su nombre, mantener renovadas, en nosotros los compositores, las ganas de seguir haciendo. En una de sus brevísimas –si bien acostumbradas- intervenciones entre canción y canción, la artista confesó su incapacidad para responder, en las entrevistas precedentes al concierto donde se le preguntaba, en relación con los planes concebidos para esta cita. Llegado el momento, nos dijo -cara a cara- a quienes la hemos venido siguiendo, su convicción de que el verdadero propósito, el verdadero deseo, el móvil real, para ella, era “estar”, sencillamente estar allí con nosotros.

Así se repartió por entre el público, repartiendo abrazos y recogiendo flores mientras pedía prestado un “color para pintar la vida” que sólo tiene sitio en su paleta única. Por eso coreamos, al unísono, su estremecedora y sensible consigna para el 2013: “no nos falta fe”.

Almendares, 31 de diciembre de 2012

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Echevarría dijo:

    Para ser francos, Ivette es lo mejor que le ha pasado al cancionero cubano en los últimos años!!!!!!!!!!!

  • Alexei López Fontanills dijo:

    “LA NUEVA NOVIA DEL FELLING”.Si algún medio me pudiera ayudar en este proposito, creo que no le cabe otra forma de presentación….

  • delsolra dijo:

    Marta interesante trabajo sobre Ivette, apovechamos el espacio para Felicitarte en el nuevo año , deseandote muchos exitos y lo principal, mucha salud,, Familia del Sol…

  • Susy dijo:

    Por favor Ivette, llegate por Holguín para oirte en vivo y donde se pueden encontrar tus discos

  • Alberto quintero dijo:

    No la conosco,pero le deseo muchas felicidades en año nuevo y que siga cantando para el pueblo de Cuba y el Mundo.

  • CARIDAD ALVAREZ dijo:

    HACE POCO HICIMOSUN COMENTARIO AL RESPECTO SOBRE ESTA MUCHACHA, ARTISTA,A LA QUE VIMOS AQUI EN CIENFUEGOS,EN NUESTRO TEATRO,ORGULLOSA ESTARIAN ENTRE OTRAS, ELENA Y LA MORA POR LO VIEN TRATADA DE SUS CANCIONES,YO QUE SOY DE ESA GENERACION ME QUITO EL SOMBRERO ANTE ALLA,Y QUICIERA LLEGARA HASTA ELLA EL DESEO DE QUE SIGA AHI, QUE ES LO QUE HACE MUY BIEN…FELICIDADES MUCHACHA…MUCHA SALUD Y EXITOS PARA ESTE AÑO…TE ESPERAMOS POR CIENFUEGOS…
    HAAAA, AL QUE REDACTO ESTA CRONICA EN ESTE DIARIO…LE QUEDO MUY BIEN,CUMPLE CON LO QUE ESTAMOS RECIBIENDOY RECIREMOS DE IVEET CEPEDA…GRACIAS POR EXPRESAR LO QUE TAMBIEN NOSOTROS SENTIMOS….

  • annette dijo:

    Marta, !qué bien escribes!, además de ser la REINA DEL FEELING eres una cronista excepcional. Gracias por esa crónica sobre Ivette Cepeda. Ella es sucesora de lo mejor de la cancionística cubana contemporánea y me uno al clamor de alguien que pidió se le llamaran LA NUEVA NOVIA DEL FEELING. Tuve la dicha de ir a un concierto de la Cepeda y mantuvo en vilo al auditorio más variado que pude imaginar.
    Que Dios bendiga tanto talento, el tuyo y el de Ivette.

  • Nelson dijo:

    Como siempre, muy lindo tu escrito. Felicitaciones a Ivette por sus logros y sobre todo, por mantener vigentes esas grandes canciones que sabes nos gustan tanto. Para ti muchas cosas buenas en este nuevo año, y la esperanza de encontrarnos y abrazarnos. Besos,

    Nelson

  • Alexander Santos dijo:

    Ivette Cepeda es la heredera de la gran Elena Burke que cantaba con una calidad inmensa y uno no sentia que esforzaba la voz o sea es como si hablaran cantando o si nacieran para cantar lastima que el publico de provincia le sea tan dificil disfrutarla en vivo
    salu2
    y gracias por revivir la cancion cubana
    que conste que tengo 27 años, no todos los jovenes somos adictos al REGUETON los centros nocturnos deben entender eso.

  • Armando dijo:

    Este año no pude estar en La Habana para el concierto de Ivette, pero desde la más oriental de las provincias deseé mucho estar en el Mella, para hacer del color de las canciones que interpreta Ivette mi color, sin “Ausencias”, porque ella más que la nueva novia del feeling es la nueva novia del cancionero cubano, gracias a Martha por este artículo y gracias a Ivette por existir y darnos esa fuerza “Para vivir”.

  • hector dijo:

    Estimada Martha, como siempre un maravilloso articulo, bien pensado, bien escrito, es cierto que Ivett Cepeda ha rescatado gran parte del cancionero mas entrañable de toda una epoca y ha sabido buscar otras nuevas que mantienen el mismo estilo, sin embargo quiero pedirle que me explique algo de este fenomeno musical llamado Ivett Cepeda, mis gustos musicales son amplios, disfruto de la musica de cualquier epoca y pais, y no discrimino ningun tipo de voz o estilo, sin embargo con ella estoy totalmente confundido, la noto con una voz potente pero poco melodiosa, sin control de la respiracion hasta el punto de que todo el ruido de sus inspiraciones salen al aire, hasta la siento que ella va por un lado y la musica por otro y me llama la atencion tantos elogios que ha recibido y que no entiendo, y mucho menos su meteorica carrera que ha tenido y que otros a los que considero con mucha mas calidad no han podido lograr, muchos consideran que eso solo se logra por los privilegios que da la cuna, las relaciones o una inversion enorme que pocos pueden hacer, ni el gran polo montañez logro entrar por la puerta ancha y la vida demostro que se lo merecia con creces. por eso me gustaria, para no pecar de injusto, saber de sus origenes, donde y cuando comenzo a cantar y sobre todo apreciaria mucho nos diera sus valoraciones desde el punto de vista musical de esta cantante. Gracias.

  • Lb dijo:

    Para hector:

    1ero: Hay que tener fuerza en la vida, tenacidad, pasión, entrega, hay tener fuerza para cantar todo lo cantado por esta CUBANISIMA Cepeda, hector es muy dificil cantar los temas que ella canto. Muy seguro que hoy en cuba no se atreve un cantante dar un superconcierto con los temas elegidos por ella, DIFICIL nada mas por los temas que canto las magristales Elena y Moraima Secada, con esto es sufuciente cuando la escuche con ATENCION EXPRESE EN LA CASA… ESTA FUERA DE LIGA….
    TENGO 52 AÑOS Y SON AMANTE DE LA MUSICA MUY ESPECIALMENTE EL JAZZ, Y ESCUHCO MUSISCA A DIARIO SIN DUDA ES FUERA DE SERIE, REITERO DIFICIL LOS TEMAS QUE ELIGIO Y MAS CUANDO SUBIO AL PIANO EL MAESTRO VISTEL.

    • Yoel dijo:

      LB:

      Coincido con usted, hacía tiempo no teníamos una grandiosa voz que nos enseñara tan buena música, que nos ayudara a tener presentes a la Burque, Moraima, Pinelli.

  • Raúl dijo:

    Ivette: TE AMO

  • Idania Martínez dijo:

    Ivette es grande como artista y como persona. No necesita afeites para lucir. Es impresionante desde que sale al escenario. Su voz llena cualquier espacio, porque canta con el corazón.

  • Lazaro Rico dijo:

    Menos mal que ya constamos con una interprete del feling.

  • gelsomina dijo:

    Marta, qué linda crónica. Estoy segura de que Ivette Cepeda se habrá estremecido al leerla porque viniendo de USTED es un tremendo privilegio. Y me alegro por múltiples razones: porque soy amante del estilo y la voz de Ivette Cepeda, y más de una vez he participado en polémicas con quienes la acusan de querer imitar a Elena, sobre todo.Y la valoración que usted ha hecho me la tomaré como otra patente de corzo para próximas contiendas.
    A usted, Marta Valdés, le debo buena parte de mi vida: un día alguien a quien admiraba mucho y de quien estaba profundamente enamorada, me llamó por teléfono y me cantó TÜ NO SOSPECHAS…Han pasado muchos años y ya nuestra hija Lucía de los Remedios entona buena parte de esa canción.
    Ojalá llegue usted a leer este mensje alguna vez, para que sepa que acá en Holguín la queremos. Mucha salud para usted, y ojalá que Ivette se siga haciendo grande en sus canciones.Por todos.

  • Eugene dijo:

    muy buenos los comentarios sobre el estilo y la escritura de la cronica, creo que ese no era el mensaje de la persona que escribio, pienso, me imajino que el poyo del arroz con poyo era Ivett Cepeda, no Martha Valdez que barbaros

  • Yoel dijo:

    Afortunados los que la conocen, cuanto placer poder escucharla en vivo. Sus canciones, mejor dicho, sus interpretaciones son exquisitas, que manera de hacer música, de recordar a los grandes y de ayudar a muchos tan buenas canciones en el repertorio cubano.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también