Imprimir
Inicio » Cultura  »

Ñico Rojas en órbita para todos (+ Video)

Publicado en: Palabras
En este artículo: Cuba, Cultura, Marta Valdés, Música, Ñico Rojas
| 1
Casi de milagro, rodó durante años la obra de Ñico Rojas por muchos caminos.

Casi de milagro, rodó durante años la obra de Ñico Rojas por muchos caminos.

Con esta edición de obras para guitarra de Ñico Rojas (La Habana, 1921-2008) las Ediciones Museo de la Música hace justicia a la entrega de un creador e intérprete cubano verdaderamente singular, y complace a los amantes de su obra que, por muchos años, han estado deseando tener acceso a ella mediante una fuente confiable, animados por el deseo de ejecutarla y por la intención de conocer sus claves y adentrarse en sus misterios.

Se trata de la labor de un músico empírico que se entregó, a lo largo de su vida, a explorar la guitarra en la medida en que sus manos, capaces de abrirse a acordes de insólita extensión y recorrer todo el brazo del instrumento saboreando la nobleza de las sonoridades centrales, clavándose en efectos agudos y sobreagudos, haciendo gala del buen sentido para conducir los bajos, intentando con verdadero empecinamiento en pasajes repetitivos mostrar, explicar, conversar, resumir lo humano y lo divino en el universo de seis cuerdas como si una guitarra, exactamente eso, fuera la arena propicia para mostrar todas las cosas de esta vida y quién sabe si asomarse por momentos a la otra.

Algunos valientes se asomaron a su mundo y se dieron a la tarea de llevar la obra de Ñico Rojas al pentagrama. Podemos citar a su propio hijo Jesús Rojas, a José Antonio (Guajiro) Miranda, Ahmed Dickinson. A todos ellos así como a Ildefonso Acosta, hace mención el Maestro Martín Pedreira en su texto introductorio al álbum que recoge esta colección de 16 piezas a cuya transcripción ha dedicado, con verdadero fervor, mucho tiempo de su vida. En todas y cada una de las obras, quien se aproxime con ánimo de intérprete encontrará la digitación y todas las indicaciones que le llevarán de la mano a una voluntad de acercarse al alma del artista. El tesoro rítmico que Ñico Rojas volcó en su manera de enfocar la guitarra, se abre al mundo gracias a la posibilidad de tener a mano un compendio semejante.

Casi de milagro, rodó durante años la obra de Ñico Rojas por muchos caminos. La Guajira a mi madre se ha mantenido, de manera creciente, en el repertorio de consagrados concertistas y ha figurado, persistentemente, como obra capaz de poner a prueba a concursantes. Es como para celebrar este acontecimiento en grande, que pone en circulación la obra de un músico grande y tan querido.

Almendares, 18 de agosto de 2013

En Video, “Guajira a mi madre”, de Ñico Rojas

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • IVT F dijo:

    Dña Marta
    Le confieso total adherencia a su artículo. a mi modo no estudiado de percibir, sentir y entender la música, cuando tengo la oportunidad, o sea, la gran oportunidad de escuchar algunos de sus temas (Mi ayer, Solo pido tu amor, Este cariño mío….)se me escapa el alma. y se va a las tanta exhaustas noches en las que bien jóvenes salíamos corriendo de la biblioteca Central cuando cerraba, bolso al hombro para regalarnos paz, feeling y amor, mucho amor en el Scheherezada

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también