Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Una Historia que debía contarse

| 20

PrintLa editorial canadiense Fernwood Publishing acaba de publicar “Lo Que Hay Del Otro Lado Del Mar- La Verdadera Historia De Los Cinco Cubanos”, el libro más completo hasta ahora disponible en inglés sobre un tema al que los norteamericanos apenas han tenido acceso: el caso de Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, los patriotas cubanos encarcelados en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo.

Es una historia secuestrada desde hace quince años. Los esfuerzos de su autor, Stephen Kimber, para publicarlo en Estados Unidos fueron inútiles. “Qué difícil ha resultado la venta de este libro a las principales editoriales de Norteamérica. Hemos recibido toda clase de explicaciones, por supuesto, pero la principal parece ser la creencia de que no existe en Estados Unidos una audiencia para un libro que podría presentar una imagen favorable de un grupo de ´espías cubanos´. Yo espero que este libro demuestre que ellos están equivocados.”

El libro es resultado de una búsqueda minuciosa y profunda que lo llevó a estudiar las más de veinte mil páginas de las actas del tribunal (Estados Unidos versus Gerardo Hernández et al)y miles de páginas más de documentos legales de lo que fue el caso más prolongado de la historia norteamericana. Leyó además libros y periódicos sobre Cuba y su largo enfrentamiento con Estados Unidos y también entrevistó a numerosas personas a ambos lados del Estrecho de la Florida y de los dos bandos o de ninguno.

No es un texto sobre el complicado e interminable proceso judicial, pero aborda, sin embargo, sus aspectos fundamentales. Tampoco es una biografía de los Cinco, aunque sus páginas los muestran como lo que son: seres humanos cercanos al lector. El libro va más allá y ayuda a comprender el conflicto entre dos países.

Pero no es un trabajo voluminoso ni de lectura difícil. Todo lo contrario. Con lenguaje claro y ágil permite al lector recorrer episodios de ese conflicto y culminar en unas pocas horas una lectura a la que quedó atrapado desde la primera página. Es la obra de un maestro de periodistas, un gran escritor y sobre todo, un intelectual honesto, comprometido sólo con lo que él pudo comprobar independientemente.

Ya en su primer párrafo nos dice que “Este no es el libro que yo pensaba escribir. Ese libro iba a ser una novela, una historia de amor que se desarrollaba en parte en Cuba.” Y por supuesto no era una novela sobre los Cinco acerca de quienes “vagamente había escuchado”. Kimber refiere en el prólogo cómo fue que decidió abandonar su proyecto inicial y ofrecernos, en cambio, un texto que nada tiene de ficción, y es un ejemplo de riguroso, imparcial y objetivo apego a la verdad.

En palabras de su autor, “no es una simple narrativa lineal. Es una acumulación en cascada de incidentes y escollos, de complicidades y consecuencias, una narrativa paralela, convergente, divergente, mostrando un reparto de caracteres eclécticos a ambos lados del Estrecho de la Florida”.

“Quizás fue la engañosa complejidad de todo ello lo que finalmente me convenció de que esta historia necesitaba ser contada, y necesitaba ser contada por alguien que no supiera ya cuales versiones de cuales historias eran las verdaderas.”

En esto radica la importancia verdadera de este libro. Es fruto de una investigación realizada por alguien que al emprenderla no era un defensor o simpatizante de la causa de los Cinco. Kimber, como miles de canadienses que visitan Cuba, tropezó más de una vez con algún cartel de propaganda, escrito con ingenuidad o torpeza lingüística, o escuchó a alguien hablar con admiración de los Cinco Héroes. Pero casi nada sabía al iniciar su indagación.

El autor formula una pregunta que encierra la clave para entender el problema: ¿Por qué el FBI decidió arrestarlos y llevarlos a un juicio público? ¿Por qué si hacía años que los tenía bajo su control y conocía todo lo que habían hecho y hacían? Al actuar de ese modo, apartándose de la práctica normal, el FBI perdió un caudal informativo importante y a la vez seguro. Tampoco podía acusarlos de nada grave y por eso los dos cargos importantes formulados contra ellos no implicaban crímenes sustantivos. Eran de “conspiración” para lo cual no hacía falta presentar evidencias concretas que nunca existieron.

La única explicación es política. En el verano de 1998 se habían dado los primeros pasos en lo que pudiera haber sido una colaboración entre los dos países para poner fin a las acciones terroristas contra Cuba originadas en Miami. Una misión de altos oficiales del FBI, enviada por decisión del Presidente Clinton, había recibido en Cuba copiosa información sobre tales actividades y había prometido actuar. Cuando la noticia de esos contactos llegó a Miami, el señor Pesquera, jefe local del FBI, quien mantenía estrechos vínculos con los terroristas, procedió al arresto y lo hizo empleando métodos que revelaban su motivación y el carácter político de la operación. “Si los cargos de espionaje contra los cubanos parecían poco convincentes – y lo eran, incluso entonces – ¿por qué el FBI decidió darle tanta importancia a esa parte del caso? ´Hemos hecho esto de forma pública,´ explicó Héctor Pesquera en español en un mensaje que fue transmitido frecuentemente en las estaciones de radio hispanas durante los días siguientes, ´para reunir información del público.´ ¿Qué? ”

“Intencional o no, las noticias sobre los arrestos y las acusaciones contra los cubanos sirvieron para incrementar los niveles de histeria en la siempre al límite comunidad de exiliados de Miami. La comentarista de la WQBA-1140 AM – y no olvidar vocero de la FNCA – Ninoska Pérez Castellón anunció en el aire el número de la centralita del FBI e invitó a llamar al Buró (y a su programa) para informar sobre “personas sospechosas”.

“Los grupos de exiliados como la Fundación Nacional Cubano-Americana se cebaron en las noticias de los arrestos, “que ahora vemos han estado amenazando intereses de seguridad vitales para Estados Unidos,” para hacer lobby por medidas aún más fuertes contra Cuba. Al día siguiente de la conferencia de prensa de Pesquera, el presidente de la FNCA Alberto Hernández y su vicepresidente Jorge Más Santos enviaron una carta al Senador Bob Graham, un miembro del Comité de Inteligencia del Senado que los apoyaba, para solicitarle que organizara una audiencia pública en Miami acerca del espionaje cubano.”

Mientras esto sucedía, allí mismo, en Miami, ante las narices del señor Pesquera, sin que nadie los molestase, se entrenaban los terroristas que realizarían el brutal ataque del 11 de septiembre de 2001.

El ambiente de odio creado por los medios locales de Miami, definido en 2005 por el panel de la Corte de Apelaciones como “una tormenta perfecta de prejuicios y hostilidad”, llevó a la decisión unánime de esos magistrados de anular el juicio. Fue más tarde, en 2006, que se supo que quienes desataron dicha “tormenta” recibían generosos, y ocultos, pagos del Gobierno federal.

El libro de Kimber aparece cuando el caso ha llegado a un momento crucial, a la espera de que el tribunal de Miami se pronuncie sobre las apelaciones colaterales (Habeas Corpus) cuyo fundamento principal es precisamente la conspiración gubernamental, financiando y organizando la campaña mediática que en Miami envenenó todo el proceso y que fue iniciada, precisamente, por el mismísimo FBI. Ojalá la Jueza lea este libro antes de emitir su fallo.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Darío dijo:

    La existencia de este libro va a dar un empujón a la opinión pública a favor de los 5 de eso no hay dudas, debiera extenderse la experiencia a europa y EU.

  • ALFRED dijo:

    EN EL MOMENTO QUE LEI EL TITULO DE LA NOTA ME LLAMO LA ATENCION PERO YA AHORA DESPUES DE LEER TODA ESTA BREVE SINOPSIS TIENE TODO MI INTERES ESTE LIBRO, OJALA LO EDITEN EN ESPAÑOL Y TENGAMOS LA OPORTUNIDAD DE LEERLO

  • PEPE dijo:

    Que bueno si tuviesemos este libro en PDF y que los cubanos puediesemos bajar de Cubadete u otro sitio nacional.

  • mauri dijo:

    que buen articulo!!! no tengo dudas de que el mejor defensor de los cinco es este compañero Ricardo Alarcon y sobre todo ahora que tiene todo su tiempo para dedicarselo a el caso de los 5 como bien claro dijo Raul en el pleno del comite central, ahora si vuelven que clase de talento tiene este Ricardo!!!!

  • Pp73 dijo:

    Si es posible que se pueda descargar de Cubadebate, aunque sea en inglés, adelante…

  • aldo luis dijo:

    es sin dudas un excelente material para continuar nuestra lucha para que regresen a la patria estos cinco hombres excepcionales, sería bueno poder contar con el material complete, saludos…

  • Raisa dijo:

    Me uno al parecer de los Foristas anteriores que desearìamos tanto poder leer este libro, que por la sinopsis que nos dan, debe ser magnìfico. Y como se dice al final del artìculo, ..OJALA LA JUEZA LEA ESTE LIBRO ANTES DE EMITIR SU FALLO” “VIVAN NUESTROS CINCO HEROES” “QUE SEAN LIBERADOS PRONTAMENTE DE ESE ENCIERRO INJUSTO Y CRUEL” “VIVA CUBA LIBRE” “VIVAN FIDEL Y RAUL”

  • Amarilys dijo:

    Querido Alarcón.
    Admiro mucho la entrega total de su talento a la causa de los 5.
    Hago esta propuesta a los lectores de CUBADEBATE:
    Creo que debemos convocar desde los medios, la Mesa Redonda, Pioneros, la UJC, la FMC, los CDR, la CTC, la ANAP, el Consejo de Iglesias, la UPEC… y TODAS LAS ORGANIZACIONES E INSTITUCIONES, todas las personas patriotas y dignas de Cuba, y desde nuestros grupos de solidaridad a todo el Mundo, una MARCHA COMBATIENTE por los 5 ese día 12, que se inicie simultáneamente en todo el país a las 7 am por un tiempo de dos o tres horas con todas las iniciativas y la presencia de los familiares en sitios claves.
    Con todas las personas que he hablado del tema coinciden que podemos hacer algo así que estremezca al mundo y abra grietas al silencio mediático.
    Saludos desde Holguín, Cuba

    • mauri dijo:

      Amarilys
      no le metas el diablo en el cuerpo a las personas esas marchas como tu dices fueron nesesarias pero en su momento ahora lo que hace falta es realmente que se hagan esas marchas en todos los paises del mundo no aqui en cuba, sobre todo en la puerta de la casa blanca, ahi es donde yo quisiera ir para gritar unas cuantas verdades aunque fuera lo ultimo que hiciera en mi vida , OBAMA me iba a oir!!!
      Viva fidel!!!!!

      • alduran dijo:

        Yo me uniria tambien a ti, ya que he participado en todas las marchas que se han realizado y no he visto los resultados. Ademas siempre me ha despertado curiosidad cual es el costo economico al paralizar practicamente a un pais para una marcha, para demostrar al mundo algo que ya conoce.
        y digo A TODO PULMON VIVA RAUL POR SER TAN PRAGMATICO

    • Lucilo dijo:

      Me uno a Amarilis. Las marchas fueron y son necesarias. Expresan unidad del pueblo por una acción, un caso, una demostración. Y Cuba en este momento necesita de una marcha como pide Amarilis. Claro que cuestan, pero pienso que las acciones por la Patria son más importantes.

      • Yesenia abigail dijo:

        mmmmmmmmmmmmmmmmmmm sabes me gusto el articulo de politica oooooooooooookkkkkkkkkkkk byeeeeeeeeeeeeeeeeee cuidateeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

  • gordi dijo:

    Alarcon desde su trinchera de combatiente es de la vanguardia en la lucha por la liberacion de los 5, adelante en la lucha, todos marchamos unidos en esta batalla.
    Vivan los 5

  • Mercedes dijo:

    Comparto la idea de Amarilys, precisamente escuche en Haciendo Radio esta mañana a René, el llamado que hace hacia la lucha por libertar a sus hermanos que continúan presos, nos convoca a todos los cubanos a defender la verdad.

    GRITEMOS TODOS CON INMENSA FUERZA-¡¡¡¡LIBERTAD YA!!!!

  • alduran dijo:

    EL COMENTARIO ANTERIR FUE POR EL DE MAURY
    SLDS

  • Yesenia abigail dijo:

    si me gusto tu opinion

  • Yesenia abigail dijo:

    pues mira yo tambien me uniria a tus marchas xq me encantas como te expresas

  • yesenia abigail dijo:

    mmmmmmmmmmmmmmm hola perdon es q estaba asiendo tareas x eso

  • yesenia abigail dijo:

    no gracias

  • yesenia abigail dijo:

    yo tambien me uniria tedoy un like me gusta tu opinion

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también