Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Bajo la Lupa: Taller de brazos

Publicado en: Bajo la lupa
| 46
Pedroso, astro en apuros. Foto: Marcelino Vázquez.

Pedroso, astro en apuros. Foto: Marcelino Vázquez.

Muchos se preguntan por qué Cuba aseguró la participación de Freddy Asiel Álvarez, y no la de Yadier Pedroso, en el III Clásico Mundial de Béisbol (también por qué Yulieski y no Frederich Cepeda). Y habida cuenta de que para la mayoría de los aficionados, especialistas y técnicos, el artemiseño es hoy el mejor lanzador en el país, la contestación parece contundente por sencilla, alarmante por elemental: Pedroso afrontó/afronta molestias en el brazo de lanzar.

A todas luces, su diestra preocupa y ocupa a los técnicos de la selección, un desvelo que no parece reciente, porque trabajó poco durante la última temporada internacional y, cuando más lanzó, en la gira por Asia, no mostró el control, la velocidad, el dominio del repertorio, las aptitudes por los cuales llegó pronto a la estelaridad en los clásicos domésticos y se apuntaló en los team Cuba.

Artemisa, la novena del DT Esteban Lombillo, le necesita con la misma urgencia que la selección cubana y, según se anunció, podrá contar con su primera apertura el próximo sábado 22 de diciembre frente a Industriales, en el Latinoamericano.

No es la primera vez que el rendimiento de un pitcher se instala entre enormes signos de interrogación, porque el brazo, el codo o el hombro hacen crasch y su salud, robusta como un cedro hasta ese instante, se rompe en mil pedazos.

Sin resultar un hecho de todos los miércoles, ya no nos sorprenden sobremanera las lesiones de los lanzadores, aunque -no es una paradoja- sí preocupan muchísimo, tanto por lastrar la calidad de la pelota como por dañar la integridad física del pelotero.

Ahí están los casos, por ejemplo, de Elier Sánchez, el zurdo de Camagüey, que irrumpió en las Series Nacionales con todas las armas para convertirse en un serpentinero dominante; de Frank Montieth, cuyo rapid transit del nivel juvenil al de mayores, creo yo, le cercenó muchas millas y le destrozó sus chances de ponchar como pocos; o de Dany Betancourt, Miguel Alfredo González y Arleys Sánchez, para citar solo algunos y no hacer interminable la enumeración.

El asunto es para preocuparse porque en el béisbol -y en casi todos los demás deportes- a veces el mejor puede perder ante la condición más sana, más saludable, más fuerte del contrario. Y también porque reglamentar la cantidad de lanzamientos en dependencia de la actuación, medida aplicada para evitar lesiones y facilitar la especialización, no encuentra consenso entre los directores técnicos.

Pongamos por caso cuatro criterios, emitidos unos años atrás…

Víctor Mesa cree que ayuda a la especialización y a cuidar los brazos: “Pero debemos tener presente que antes nuestros lanzadores tiraban más y no se lastimaban el brazo”.

Antonio Pacheco, cuando dirigió, pidió potestad de decisión para eL DT porque lo consideraba capacitado para determinar quien podía, o no, lanzar 120 lanzamientos. “Lastima el brazo un mal calentamiento, una mala preparación, un box sin las condiciones adecuadas, o usar lanzamientos inadecuados para cierta edad”, dijo.

Jorge Fuentes está seguro de que “es una realidad que después de los 100 lanzamientos los lanzadores comienzan a agotarse. Hay que trabajar entonces con los relevistas”.

Y Juan Castro, en el momento que se limitó hasta 120 el número de lanzamientos por apertura, comparó: “En mi época, los lanzadores no tenían límite de lanzamientos y trabajaban cada cuatro días. No estoy en contra del desarrollo ni de la planificación, pero me parece exagerado que un pitcher lance cada seis o siete días”.

En la pelota cubana siempre se lesionaron los lanzadores, mucho más que los jugadores de posición. Hago un breve esfuerzo y recuerdo -aquí tampoco quiero hacer extensa la lista- a Rafael Gómez Mena y Lázaro Valle, dos capitalinos cuyas roturas mellaron sus marcas personales. Mas, de un tiempo a esta parte, esta es mi percepción, las lastimaduras de los lanzadores son más frecuentes y a más temprana edad.

¿Por qué sucede, si ahora hay mayor avance científico-técnico puesto a disposición del entrenamiento deportivo? ¿Cómo son posibles muchas lesiones si, a diferencia de años atrás, se reglamenta la relación trabajo-descanso de abridores y relevistas, y a los de edad juvenil se les utiliza casi “con pinzas”?

¿A qué se puede atribuir, si las aptitudes físicas, el conocimiento técnico y la preparación cultural de los lanzadores, superan hoy a las de los serpentineros de las primeras Series Nacionales? ¿Falta rigor ahora? ¿Se carece de disciplina técnica? ¿Los que trabajan en los campeonatos cubanos no son los técnicos más calificados? ¿No hay acaso un método de preparación y adiestramiento adecuado?

¿O será cosa de incorrecciones técnicas, calentamientos deficientes, exceso o bajo peso corporal, fatigas? ¿O todo pasará por el peso y las puntadas de las pelotas, las condiciones inadecuadas de los terrenos -sobre todo del box-, el uso y abuso de pitcheos cuyas mecánicas de lanzamientos no se dominan, el exceso o insuficiencia de trabajo?

Cada pregunta apunta a una posible causa y ninguna puede desecharse. Este redactor ha advertido casi cada uno de esos problemas, parte de tendencias unos, anecdóticos otros.

Problemas a los que agrego que muchos lanzadores no cubren sus brazos cuando lanzan o en momentos de bajas temperaturas; que continúan en la loma de los martirios después de aparecer la fatiga, o no protegen y le aplican hielo al brazo de lanzar después de terminar una aparición (una práctica fértil y antiquísima).

Y eso que “lanzar una pelota de béisbol es una de las maniobras más rápidas y violentas a las que se puede someter a una articulación del cuerpo. El movimiento violento y rápido pone en riesgo a varias estructuras del hombro”, según palabras de la doctora Shane Seroyer, especialista en Medicina del Deporte de la universidad de Michigan.

Braudilio Vinent, El Meteoro de la Maya, ejemplo de durabilidad en la pelota cubana, opinó que los lanzadores jóvenes no escuchan a sus preparadores y compañeros de equipo de mayor experiencia, como sí lo hacían los de su generación.

“Además -dijo quien fuera técnico en Japón, Venezuela, Colombia e Italia-, falta disciplina para dedicarse al entrenamiento, como se hace en Japón, que tiene un pitcheo increíble porque sus jugadores cuentan con una constancia tremenda y cuidan mucho la preparación física”.

Lázaro De la Torre, también lanzador retirado, integrante de los equipos Cuba e Industriales y merecidamente conocido como El Brazo de Hierro, pone también en un sitio primordial a la preparación.

En una conversación informal con este redactor, en medio de un día de trabajo que a sus 55 años le había exigido más de 400 pitcheos de entrenamiento, reveló que lanzaba casi a diario, aunque cuando no jugaba solo tiraba rectas. “Lanzaba cuando me tocaba, en las prácticas del equipo y en el bullpen, con Industriales, los Metros o el equipo Cuba. Y a diario corría varios kilómetros, más de ocho, y me sentí siempre preparado para subir al box”, asegura quien, ya veteranísimo, asombró al mundo cuando trabajó en tres desafíos consecutivos contra Pinar del Río en un play off.

El ex serpentinero de Isla de la Juventud, Carlos Yanes, cubano con más participaciones en Series Nacionales (28), siempre fue un devoto de los beneficios del entrenamiento, al que señaló como la principal causa de su durabilidad.

“Nunca me he lesionado. He sentido molestias lógicas por el exceso de trabajo, pero lesión ninguna. El secreto es un buen entrenamiento. El pitcher tiene que entrenar muchas veces a conciencia, sabiendo su potencial y límite. Siempre entreno fuerte y afortunadamente mi brazo está intacto”, llegó a declarar.

A Vinent (20 Series Nacionales), De la Torre (también 20) o Yanes, quizás la naturaleza les regaló un don muscular, pero pese a que Vinent “vivía” para el béisbol, De la Torre se frotaba el brazo de lanzar con vitamina C natural (“casi siempre naranjas”) y Yanes se privó muchas veces de algunos placeres terrenales, los tres hicieron de la preparación física un horcón para sostener sus carreras.

Hoy, ver a un pitcher devorando kilómetros, fortaleciendo el tren inferior, haciendo flexiones o abdominales en sus días de asueto o trabajando en el bullpen, no es una escena común. Hoy, claro está, no hay que correr por la grama o subir y bajar las gradas del estadio en cuclillas, porque, a diferencia de cuando los peloteros no dormían en hoteles, hay gimnasios y aparatos para ejercitarse y fortalecerse, si bien no son óptimas las condiciones para tonificar la capacidad física.

Puede que ahí comiencen muchos de los problemas que terminan en lesiones, aunque los tres, más Misael López y el pinareño Julio Romero, le conceden gran importancia a la mecánica, la fluidez, la suavidad de los movimientos en la loma de los martirios.

Es la preparación física, sobre todo del tren inferior, una fortaleza, según el credo de muchos de los lanzadores que hubo y hay en el mundo. Uno entre tantos, el pitcher de poder, autor de 5714 ponches en Grandes Ligas, Nolan Ryan.

“Entrenar, entrenar, entrenar; mañana, tarde y noche. Yo tiraba hoy y al otro día le daba 20 vueltas al estadio. Me decían ‘oye que te vas a pasar’, y yo que no, que conocía mi organismo y sabía lo que me estaba pidiendo”, dijo alguna vez Misael López, el lanzador de Granma con 24 Series Nacionales en su expediente, en una entrevista concedida al colega Ibrahim Sánchez Carrillo y publicada en su blog Zona de Strike.

Julio Romero, uno de los lanzadores más cerebrales de Cuba y, después de retirado, un técnico de pitcheo con resultados reconocidos allí donde trabajó, razonó ya sobre el asunto y concluyó que el trabajo físico es muy importante, y cuando no se pueda realizar de forma óptima en los gimnasios, debe acudirse a otros ejercicios para suplir esa carencia, en proporción con la labor especializada de cada lanzador.

Interrogados acerca del tema, muchos lanzadores activos en la presente Serie Nacional de Béisbol mencionaron la preparación física y otras razones diferentes, muchas de ellas contentivas de preocupaciones por las calidades de los terrenos del país, en primer término los de sedes fuera de las capitales provinciales, aspecto en el que -reconocieron- la Comisión Nacional de Béisbol ha sido muy exigente en los últimos años. Y ninguno, o casi ninguno, concordó en la rutina de preparación, la cual, al parecer, depende del “librito” del técnico encargado del adiestramiento.

De tal realidad, pienso yo, puede razonarse que el cambio constante de técnicos o equipos técnicos de trabajo afecta la posibilidad de asentar un método, una rutina de preparación y, por tanto, puede ser otra arteria por donde fluyen los peligros de lesiones (en el equipo Cuba, sin ir más lejos, casi los mismos serpentineros han estado a las órdenes de Juan de Dios Peña, Javier Gálvez y José Elosegui, entre otros, en menos de cinco años).

Preparación física, dominio de la técnica para lanzar (los lanzadores cubanos realizan gastos físicos innecesarios), buena condición de los estadios y una rutina de entrenamiento estable. A juzgar por mi indagación, hacia esos puntos miran observadores y estudiosos, técnicos y atletas, si el tema en cuestión son las lesiones de los lanzadores.

A lo anterior yo agrego la especialización, o para decirlo como es, la falta de especialización en el pitcheo cubano. Un mal que todos reconocen pero no acaba de superarse. Un problema grave que ahora en la Serie 52, de corto e injusto calendario, puede reproducirse en lugar de continuar extirpándose (ya veremos cómo rinden en la segunda parte de la temporada los lanzadores del equipo Cuba, que no paran desde noviembre de 2011, o qué rendimiento muestran los que queden en casa y se mantengan “parados” durante más de un mes).

Mírese el caso del pinero Wilber Pérez: a pesar de las reglamentaciones de la Comisión Nacional de Béisbol para evitar lesiones y facilitar la especialización, el zurdo tuvo tres aperturas (17 entradas) y dos apariciones como relevista (seis y dos tercios) en apenas los primeros quince juegos de la Serie.

Y ciertamente le garantizó la cima a su novena, pero fue expuesto a un esfuerzo que ojalá no pese a mediano o largo plazo, porque su brazo zurdo es tan diestro para Isla de la Juventud, como importante es, para Cuba, el brazo derecho de Yadier Pedroso.

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alberto el de PINAR dijo:

    Es posible que seas familia de un gran compañero que estuvo junto a un grupo de jovenes que en 1978 fuimos parte del primer contingente Che Guevara en angola, si es así lo saludas de mi parte.
    Bien tu trabajo es muy interesante, nuestro deporte se detovo en el tiempo, los cambios de mentalidad eran necesarios, pero no se han producido, solo algunos matices de cambios, pero el que tiene que ocurrir en tre los directivos y los deportistas esta detenido, ejemplo sobran.
    Los lanzadores no tienen pensamientp táctico, hacen lo que les mandan y salvo algunas raresas, Fredi Asiel, Odrizamel y otro pelotonsito tienen un contro sobre la zona. ¿Por que los lanzamientos fuera de zona? no se entrenan los lanzamientos en la zona de estray, a vecez vemoas a un lanzador, incluidos los del cuba hacer lanzamientos que totalmente desviados de la zona, puede pensarse que es un lanzamiento que se les fue, pero la zona de estray es una y lo saben.
    El toque de bola, nuestros peloteros son resultados de una piramide, como es posible que lleguen al equipo provincial o al equipo Cuba sin saber hacerlo. Por otro lado es evidente que no estan convencidos del por que lo tienen que hacer en un momento determinado, hoy en Cuba no existe a mi opinión u bateador que de la absoluta confianza que va ha conectar un batazo, salvo Cepeda, todos dan la impresión que lo pueden hacer, pero no dan la seguridad, incluso ni ellos mismos la tienen.
    Por último, npo hay una concepción uniforme en la dirección de los equipos, me refiero a colegiada entre todos los directores, cada uno quiere establecer su librito y si es contra la CNB, mejor, al final son ellos los responsables de lo que pasa en el terreno, pero no siempre, esta responsabilidad es tambien del atleta y del arbitraje.
    Gracias.

  • Alberto el de PINAR dijo:

    Vuelvo de nuevo a un olvido, mi gordo PERAZA saco de apuros al Cuba en un clásico, Vistor llamó a la preselección tardiamente a si mal no recuerdo casi 6 peloteros de Pinar y ninguno hizo el equipo, según dicen mi GORDO PERAZA ,no lo hizo mal, pero para gusto de victor no pego jonron y segun dicen le dijeron que el estaba allí para pegar jonrones.

  • Aliex dijo:

    HOLA A TODO, CREO Y VE QUE AQUI EL MODERADOR DE ESTE TEMA ES AMIGO PERSONAL DE yadier pedroso, OTRA COSA NOS E XQ EL DICE QUE ELDE EL ES MEJOR SI REALMENTE EL OTRO ES Y LO HA DEMOSTRADOQ UE ES EL MEJOR DE CUBA EN ESTOS MOMENTO Y ES EL UNICO QUE LANZARA HA JAPON UN GRAN JUEGOS EN EL III CLASICO MUNDIAL.

    EL BEISBOL DE HACE 30 AÑOS NO ES EL MISMO DE AHORA BAJACEN DE ESA NUVE TODO LOS QUE DICE CONCOER DE BEISBOL EN CUBA,EL BEISBOL CUBANO DEBE SER MODERNISADO COMO DICE VICTOR MESA ES DECIR ESO QUE UN PICHE SEA ABRIDOR,RELEBISTA,SERADO ES MUY BIEN ASI ES EL BEISBOLL MODERNO.

    SALUDO

    AL MODERADORD E ESTE TEMA…

    Y A TODO MUY ESPECAILA

  • Azucarero dijo:

    Muy buen artículo, no voy a repetirlo, cada vez que usted escribe la pone donde tiene que ponerla. ¿Dónde estaba usted metido antes? En este tema influye todo lo que usted dijo, más lo que dijo Reutilio: la falta de motivación. Ahora bien, de los aspectos que usted expone acertadamente, me parece que pesan mucho dos: una deficiente preparación física, y una descertada mecánica de pitcheo. Ya son varias las veces que he escuchado a destacados técnicos y exlanzadores cubanos que se desempeñaron en MLB refiriéndose a ese último tema, entre ellos al Duke; ¡y mira que él tenía un wind up elegante! Pero dice que él aprendió realmente a lanzar cuando lo cogieron aquellos preparadores ligamayoristas. Claro, las deficiencias técnicas nuestras son mayores entre los bateadores, lo que pasa es que por las características de los movimientos no hay las lesiones que caracterizan (valga la redundancia) a los pitchers. Saludos y felicitaciones por esta serie “Bajo la Lupa”. ¡Qué bueno sería una serie como esta para el fútbol, para dejar la bobería CR7-Messi, que analizara de verdad ese deporte, nacional e internacionalmente!

  • orlando dijo:

    Considero que a este artículo no se le puede quitar ni poner nada. Todo está claramente dicho, con maestría, con precisión y sobre todo con ejemplos que son irrevocables. Las preguntas que aquí se hacen debían estudiarlas con profundidad todos los entrenadores de pitcheo, los atletas deberían dar alguna respuestas a estas interrogantes porque están hechas con una concepción tan sumamente mesuradas que, después de valorarlas con la profundidad que ellas requieren -puesto que son eminentemente científicas- podrían constituir un diseño teórico para cualquier estudiante de la licenciatura en deportes. Qué falta hace resolver el problema de las lesiones de nuestros mejores lanzadores. Y para que estén claros, soy admirador de Pedroso desde sus primeros tiempos. Quizás algunos de los aspectos que se mencionan por el autor puedadn resolverse para bien de nuestro deporte rey.

  • Noelvis dijo:

    Saludos foristas.

    Formidable trabajo Rafael. Los puntos sobre la íes. Excelentes comentarios de los mejores de nuestro pitcheo por muchos años.
    Hace poco comenté sobre la disciplina, autopreparación, incluso hasta el hábito de lectura de ediciones impresas sobre el tema béisbol, que debieran tener muchisimos de nuestros peloteros bajo su almohada, pero que se que es pedirle peras al olmo. Escuchar a “los mas viejos” con sus extraordinarias experiencias se vuelve a veces una misión imposible hasta para Tom Cruise.
    Existen muchos elementos que atentan contra el brazo de los lanzadores, muchos de ellos aqui plasmados en tu artículo. Especialización, esa fue un criterio que di a la CNB cuando lanzaron al público la convocatoria de que dieran ideas de como hacer una nueva estructura al béisbol. un equipo puede tener 12 pitchers, por poner un ejemplo, 4 serían abridores, 3 serían relevos largos (3 innings o mas),3 relevos cortos (hasta 2 innings) y 2 cerradores (9no inning). En cada especialización podrían potenciarse la especialización de lanzamientos según la responsabilidad que ocupen, ejemplo, en los cerradores uno que tenga mas de 90 millas en la recta y una slider, el otro una sinker y una de nudillos, en fin combinaciones existen, hay que trabajar en el pitcheo como en un juego de ajedrez donde cada paso que se da complementa al anterior. Yo no me considero conocedor del béisbol, así que esta idea bien la pueden haber pensado unos cuantos cerebros y refinarla aún mas. En cuanto a preparación, además de la que se enseña y hay que tomar, está la que uno mismo se proponga, con el afán de ser cada día mejor y convertirse en un espectáculo para el público que aclama. Hay que consagrarse al béisbol, dejar de pensar en el interés de cuanto ganaré y la “pacotilla” y pasar de DIOS creído a SERVIDOR del pueblo. Hágase el deporte por amor y la fama y el aprecio del RESPETABLE se ganarán.

  • Latino_americano dijo:

    !Excelente tema!

    Por cierto que conste una vez mas que a Industriales le guardan los mejores lanzadores,ahi esta el ejemplo de Yadier Pedroso.

    Antes los lanzadores trabajaban mas y se lesionaban menos,ahora trabjan menos y se lesionan mas(estamos hablando de Cuba)…las causas son variadas y se resumen tambien en cada atleta,pero hay factores que si creo son generales,por ejemplo:

    1-No existe motivacion.
    2-El mal trabajo en la base.
    3-No existe una escuela de picheo a nivel nacional.

    Aqui el problema del beisbol es LA MENTALIDAD,no me voy a cansar de repetirlo!..no he escuchado jamas que por bajo rendimiento a un lanzador establecido se le “baje” del equipo,claro!,a donde lo van a mandar si no hay una segunda liga, o sea,usted se debe completamente a su propia conciencia porque al final rindas o no rindas tu puesto en el equipo esta asegurado, y a veces hasta ocurre lo mismo con la seleccion nacional..otro asunto de MENTALIDAD es la preocupacion y el estilo de vida actual del cubano,esos peloteros viven con las mismas preocupaciones que cualquiera,ganan un salario que no cubre ni sus necesidades basicas,no ganan lo suficiente para alimentar a sus familias,y por supuesto que eso es un stress constante que en otras epocas en Cuba no existia, yo puedo ser un gran lanzador, pero si tengo preocupaciones constantes,que si el niño, que si la comida,que si la ropa,etc,etc..no es facil..es bien sabido,(aunque bien maquillado por la prensa nacional)que mas del 90% de los peloteros estrellas que se han ido a jugar a la MLB y otras ligas,se van por una cuestion economica, hasta que aqui no se resuelva eso tendremos todo tipo de problemas,objetivos y subjetivos…esa es nuestra verdad por dura que sea,y esta para decirla,o no?

    Saludos azules.

  • ordidia dijo:

    Al parecer a este Pinero se le ha olvidado su procedencia y arremete contra el equipo de la isla , del que no se habla sino es para decir que se va a cansar , por supuesto nosotros sabemos las razones, es que todos los comentaristas y cronistas del d eporte en los medios nacionales son Industrialistas, aunque la mayoria no nacieron en la capital , pero eso se pega. La isla no será campeón , quizas no esté ni en las finales , pero está dando e spectaculo y los comentaristas debieran ser serios y profesionales y hablar de este equipo que tiene a su inmensa mayoria de los peloteros nacidos y formamdos en esa isla de apenas 85 mil habitantes hoy en desgracia.A wilber perez lo han utilizado pk hacia falta y lo principal es anar el juego , tu haces otra cosa pensando en Cuba y al final Higinio y Victor haçen lo k les da la gana, llevan a quien quieren , en fin , nos sobran ejemplos preguntenle al Guantanamero Cerce, es k vive dem,asiado lejos al parecr . Viva la olvidada isla de Pinos , mi isla

  • Noelvis dijo:

    para el forista ALIEX.

    Compadre necesitas un curso urgente de ORTOGRAFÍA. Y lo otro es que cada artículo que se emite es para opinión y debate, no agredir y mucho menos con elementos tan anémicos. No lo tomes a mal, es sólo una crítica constructiva.

  • Eritreo dijo:

    Llama también la atención la merma en la velocidad en la recta de 2 y 4 costuras de lanzadores jóvenes; se refugian para explicarlo tanto atletas como entrenadores en que alvcanzan un mejor control, mayor variedad de lanzamientos, etc. Recuerdo las 98 y 99 millas/h de Vladimir, las 96 de Freddy Asiel y hasta incluso Miguel Lahera e Hinojosa que andaban por las 98 millas. Considero que mejorar el control y el repertorio no debería afectar la velocidad natural con la que arriban los lanzadores a la SN procendentes de los juveniles; según he escuchado del algunos expertos la recta es la mejor arma para la mayoría de los pitchers y permite tirar con mayor velocidad, sliders, split ball, etc.

  • CMPC dijo:

    Compadrs todos, aficionados, no busquemos más.

    Hay que terminar con la dinastía Vélez en el Baseball de Cuba. Este compañero ha hecho mucho daño a nuestra pelota, creo que está trabajando para los enemigos, no tengo dudas. Oidos sordos siempre, desconoce lo que la afición habla y plantea con toda objetividad; no ha escuchado a la prensa, tampoco a los técnicos de la pelota, ni a los deportistas.

    Sencillamente hay que terminar con esa hegemonía si queremos de verdad cambiar el rumbo de nuestra pelota.

    Pronto será el clásico, en marzo que viene, ya veremos, sacaremos una vez más las mismas conclusiones, las que vienen planteándose desde las olimpiadas de Bejing.

    Ojalá no se demasiado tarde.

  • Pan con timba dijo:

    Considero que los lanzadores no entrenan a conciencia lo necesario y que sus lanzamientos no son fluidos, ademas las condiciones de alimentación no son las mejores, conozco de peloteros que engordan durante la serie nacional, el otro tiempo se la pasan como un fideo, que musculo se va a robustecer así.

  • Alfredo dijo:

    Muy esclarecedora la explicación sobre el trabajo de los picher y las posibles leciones, pero me queda la duda es realmente Freddy Asiel el mejor picher a sembrar aunque Pedroso este lecionado. Que ha hecho para merecerselo ¡ Porque no Vladimir Garcia o Ismel Jimenez y por otro lado estoy seguro que Yulieski es un buen pelotero pero no tiene ni de lejos los numeros en los eventos internacionales como si los tienen hombres como Cepeda, Bell y Despaine.

    Aquí les muestro los numeros de los peloteros antes mencionados, en eventos como

    1 clásico
    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Yulieski 33 8 9 2 2 6 3 5 515 273
    Cepeda 26 5 10 3 2 8 6 7 731 385
    2 clásico
    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Yulieski 24 5 8 1 2 5 2 625 333
    Cepeda 24 5 12 2 3 10 2 1 958 500
    Olivera 16 4 5 1 1 2 3 500 313
    Despaigne 17 1 4 1 2 1 1 412 235

    Copa del Mundo
    2003
    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Yulieski 38 9 14 5 1 3 13 1 4 789 368
    Cepeda 32 7 13 4 4 9 3 7 905 406

    Intercontinental 2002

    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Yulieski 3 1 0 1 0 0
    Cepeda 28 13 5 1 11 15 4 286 179

    Juegos Olímpicos 2008

    vb c h 2b 3b hr ci ave
    Bell 32 10 16 3 4 2 11 500
    Yuliesky 35 5 8 2 1 229
    Despaigne 34 5 13 1 1 3 12 382
    Cepeda 26 11 9 2 1 2 5 346

    Tope Internacional 2005

    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Yuliesky 20 4 6 2 2 7 2 2 700 300
    Cepeda 10 4 3 1 3 3 400 300

    Preolímpico 2006

    vb c h 2b 3b hr ci ave
    Yuliesky 35 10 11 3 4 12 314
    Cepeda 36 10 13 1 2 8 361

    Tope USA 2012

    vb c h 2b 3b hr ci bb so slg ave
    Bell 9 4 3 1 1 2 3 2 778 333
    Yuliesky 20 3 3 1 4 1 150 150
    Despaigne 21 5 8 1 2 3 1 5 714 381
    Cepeda 15 6 8 2 5 6 3 933 533

    Total entre todos los eventos

    vb c h 2b 3b hr ci ave
    Bell 41 14 19 4 4 3 13 463
    Yuliesky 208 45 59 15 1 13 45 284
    Despaigne 72 11 25 2 1 6 17 347
    Cepeda 197 61 73 13 1 16 59 371

  • abel costa dijo:

    Muy buen articulo.A pesar de no poder seguir la pelota cubana a diario . Pues estoy fuera de cuba y quisiera seguirla pero solo la puedo seguir mediantes los articulos y a veces las finales.

    Pienso que se deberia preguntar tambien la opinion de los jugadores. y en cuanto a la opinion de victor mesa .recuerdo tambien muchas lessiones antiguamente en su generaccion las lessiones siempre han sido parte del beisbol y el picheo mucho mas,
    Una pregunta. Pudieran existir cambieos en los narradores?? LLevar a antiguos jugadores que aprten sus ideas mientras se transmite un partido Que los jugadores que no estan activos dieran sus conocimientos beisblores a la aficion seria una gran ayuda .

    Eso lo eh visto en otros paises y me parece bien .Sinceramente la pelota en cuba me gustaba mas escucharla en la radio por la coco que escuchar a lso locutorres de tv .Quizas la radio es distinta locucion

    Es mi mas modesta opinion

  • héctor Miranda dijo:

    Negro: Esa es la mejor pincha que he leído en años sobre béisbol, por mucho.
    No la mandes a ningún concurso para que el resto no pase pena.
    Te felicito de corazón.
    También a Cubadebate por publicarla, cuando debería aparecer en esos periódicos que en realidad la gente puede leer.
    Un abrazo

  • Ramón García dijo:

    En una ocasión “El Meteoro de La Maya”, “El Gran Braudilio”, me dijo que el único ejetcicio que lo mantenía con el brazo entero era CORRER.
    Nunca padeció de lesiones en su brazo. Un saludo

  • guinero-bayamés dijo:

    PIENSO QUE HAY QUE TRATAR DE TENER RELEVISTAS QUE TENGAN MÁS O IGUAL CALIDAD DE LOS ABRIDORES,ESPECIALIZARLOS, LOS TECNICOS DEBEN DE CONOCER LAS VIRTUDES Y DEFECTOS DE CADA LANZADOR, POR ESO ES MUY IMPORTANTE NO CAMBIAR EN CADA SERIE DE DIRECTOR DEL EQUIPO Y DEL GRUPO DE PREPARADORES QUE LE SIGUEN PORQUE NO SE VE EL RESULTADO DE LOS QUE ESTABÁN ANTES, SI UN COLECTIVO TECNICO VA TENIENDO RESULTADOS POR LO MENOS SE VE QUE EL PITCHEO HA MEJORADO Y CAMBIAN DE DIRECTOR NO SE DEBE DE HACER CON LOS ENTRENADORES DE PITCHEO, IGUAL INFLUYE,EL INTERES PERSONAL DE CADA PITCHER, DEDICACIÓN AL ENTRENAMIENTO,QUIÉN NO SABE QUE CORRER,CORRER,CUCLILLAS Y OTROS EJERCICIOS DE PIERNAS AYUDA EN LA PREPARACIÓN GENERAL Y SI EL PITCHER NO FORTALECE LAS PIERNAS, EL BRAZO NO SE FORTALECE, TODO VA DE LA MANO. MUY BIEN EL ARTICULO RAFAEL.

  • MMC dijo:

    Es sin duda un problema generacional donde inciden carácterísticas morfológicas y e indole nutricional sin dudas al menos eso creo, esta generación de lanzadores son casi en su totalidad nacidos en la segunda mitad de los 80 e inicio de los 90 recordaran todos que etapa tan dificil y deficitaria en alimetación eso sin dudas incide de manera directa y negativa en la formación y desarrollo del individuo y si ha eso se une una mala conducción en la técnica de pitcheo, en entrenamientos faltos de preparación metodológica y una adecuada dinámica pues da al traste de manera temprana en en la longevidad de los lanzadores y en rápidas lesiones, recuerdo cuando en los finales de los 70 o principios de los 80 se lesionó Rogeio García y el entrenador jose manuel Cortina se hizo cargo de la recuperación del brazo de Rogelio y cuando regreso para que fue aquello 2 no hit no rum
    entonces son muchos poquitos que hay que tener en cuenta.

  • Alex dijo:

    Para Alfredo y los demás;
    Compadre, si esos “númeritos” están correctos entonces no veo como a Mister Victor aún se le ocurre sentar a Bell en los eventos y poner al falso de Veredia. Y para que no haya dudas, ayer se gasto un fildeo de Major Leaguel contra Industriales con todavía secuelas del pelotaso que le dieron ¡¡Eso si es verguenza deportiva!! Del articulo solo señalar que el beisbol moderno se baza en preparación, estrategia y mucha técnica y las opiniones de Vinent, Valle y otros pitchers de antaño son razonables, pero que no se olviden que ellos lanzaron en otra epoca donde conocer de beisbol era un privilegio de pocos y ahora ya muchos paises conocen tanto o más que nosotros y no por gusto a los pitchers se les especializa a salir en determinados momentos del juego (dígase Abridor, relevista o matador) para que presisamente pongan su velocidad, destreza y técnica para este momento en el que esta preparado. 100 lanzamientos para el abridor es correcto y Cuba tiene excelentes abridores, de lo que carece realmente es de relevistas que le mantengan el juego o socaven una rebelión no planificada. Y un matador es imprescindible, para que en cuanto salga si el equipo está ganando al contrario no le queden dudas que va ha perder, esto es sobre todo para vencer el faltor psicológico. Saludos a todos

  • ALIEN dijo:

    Arzuaga creo que tiene razón en cuanto al pitcheo le falta mucha especialización, estoy totalmente de acuerdo contigo

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Arzuaga

Rafael Arzuaga

Periodista cubano. Miembro del staff de Cubadebate. Enviado Especial a los Juegos Panamericanos Toronto 2015

Vea también