Inicio » Especiales, Economía  »

Precios en el Agromercado: Qué dicen los campesinos (+ Fotos, Video e Infografía)

25 enero 2016 | 170 |
Agromercado de Tulipán y Panorama, administrado por la CCS Antero Regalado.Foto: Jose Raúl Concepción / Cubadebate.

Agromercado de Tulipán y Panorama, administrado por la CCS Antero Regalado.Foto: Jose Raúl Concepción / Cubadebate.

Hay que agarrarse el bolsillo hoy en Cuba si de procurar alimentos en los agromercados se trata. Los elevadísimos precios de la mayoría de los productos que se expenden irritan a casi todos los consumidores y suscitan dispares cuestionamientos hasta el punto de abrir muchas interrogantes. ¿Cuánto durará ese despropósito? ¿Cuál será el límite del desequilibrio entre los costos y el poder adquisitivo medio en el país? He aquí solo dos de las preguntas que este enero atizaron el debate al respecto, a propósito por un lado del desabastecimiento en la mayoría de los locales de venta, y también, del encarecimiento de los escasos productos disponibles, como fueron los casos del tomate y la malanga, por ejemplo.

Si bien algunas producciones crecieron en el año 2015 -descargue PDF (207 Kb)-, no tuvieron reflejo real en el costo para la población, un indicador que lejos de disminuir, aumenta peligrosamente.

El crecimiento logrado, sin embargo, no satisfizo en casi ninguna estación del año; porque ni se tradujo en aumento de las cantidades, variedades y calidades de hortalizas y viandas disponibles en los tipos de gestión de venta (mercado estatal, mercado de oferta y demanda, arrendados a cooperativas, cuentapropistas y el mercado EJT), ni logró la disminución de los precios.

Y esta disyuntiva puede llevar a pensar que la raíz del fenómeno está precisamente donde se siembran, atienden y cosechan los alimentos, un parecer que no comparten los asociados a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Antero Regalado, de Güira de Melena, en la provincia Artemisa, según constató recientemente Cubadebate.

Desde 2013, con el objetivo de disminuir intermediarios y bajar los precios de los productos agrícolas, comenzó un nuevo sistema de comercialización directa desde las provincias Artemisa y Mayabeque hacia La Habana. Ello posibilitaría transformar la comercialización de forma tal que se eliminarían mecanismos para volverla más dinámica, eficiente y flexible.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Infografía: Luis Amigo Vázquez/ Cubadebate

 “Al principio quizás, pero hace buen rato que no es así. Acerca de esto mismo que sucedió en La Habana a principios de año, no creo que se haya aprovechado lo que se dijo en la Asamblea Nacional para aguantar la producción en el campo y que los precios aumenten. Me parece que es una buena medida topar los precios en La Habana porque ¿hasta dónde va a llegar el costo de los productos? Hoy es imposible para el pueblo, un jubilado por ejemplo, comprar una libra de malanga en 12 pesos o el tomate a 25. Creo que la causa del problema no está en el campo. Aquí lo que se siembra, lo cosechas o lo pierdes; y todo lo que se ha podido cosechar se ha sacado del campo”, expresó Abelardo Álvarez Silva, presidente de la CCS.

También para el usufructuario Horacio Báez González, la situación en la primera quincena de 2016 es consecuencia de las deficiencias de ese sistema de comercialización.

“Pienso que pasó porque pararon las camionetas particulares, pues esa es una de las principales vías para transportar las mercancías a La Habana, ya que acopio no está resolviendo el problema que hay. Hoy se contrata tan poco que no satisface las necesidades de la población. A nosotros, por ejemplo, nos contratan solamente un 30 por ciento de lo que producimos; el otro 70 tenemos que buscar medios para salir de él; en este caso pueden ser las famosas camionetas, que son las que generan luego el precio alto, porque le vendo por ejemplo el tomate a 100 pesos el quintal —le gano unos 20 ó 30 pesos— y sin embargo cuando llega al tarimero, este le vuelve a subir el precio y de esta manera gana el que ni toca la tierra”, precisó.

Sembradío de cultivos varios. Foto: Jose Raúl Concepción / Cubadebate.

Sembradío de cultivos varios. Foto: Jose Raúl Concepción / Cubadebate.

¿Acopiar o no acopiar?

Según José Puente Nápoles en su libro La comercialización de los Productos Agropecuarios, “el acopio estatal aunque ha sufrido y pasado por distintas fases y modalidades organizativas a los largo de estos años ha contado con transporte propio y especializado, almacenes, plantas de beneficio, fábricas de envases y mercados… No obstante como desventajas o insuficiencias que ha tenido… están: deficiencias organizativas y otras que le han impedido recoger la producción en el momento requerido y grandes pérdidas por mermas y desvíos de productos…”.

La mayoría de los campesinos aboga por que Acopio vuelva a desempeñar un rol importante en el comercio de las producciones, aunque sin los vicios y deformaciones que caracterizaron esa actividad antes de 2013.

“Queremos modificar el actual sistema de comercialización y volver a establecer uno que supere las dificultades que presentaba este mecanismo. Entre las principales insuficiencias del anterior sistema era que había muchos cultivos que no se acopiaban y por ello muchas hortalizas menores (rábanos, habichuelas, quimbombó) se dejaron de sembrar porque el Estado no las contrataba. Además, en momentos picos de la cosecha esa empresa se convertía en un cementerio de productos, sobre todo en Güira”, declaró Álvarez Silva.

El presidente de la CCS y otros asociados concordaron en que “existían condiciones de impago, pues era tanto lo que el campesino le vendía a la Empresa de Cultivos Varios que había demoras de hasta tres y cuatro meses”.

Además, “tampoco había una claridad con el tema del embalaje y el pesaje ni con la calidad de los productos a la hora del pago. En la mayoría de los casos los productos nuestros entraban con segunda-tercera calidad a los puntos de venta”.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

 Para Yamila Sarduy Martínez, presidenta de la filial provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeño (ANAP), luego del reajuste del sistema de mercadeo, ha habido aspectos “positivos y negativos”.

“En mi opinión —dice—, más positivos que negativos. Por ejemplo es un paso de avance que las cooperativas pueden tributar de manera directa en los agromercados de La Habana. En la actualidad administramos más de 60 en la capital, que nos ha posibilitado que las producciones no se pierdan en el campo y que se comercialice a precios asequibles en este tipo de mercados.

“Como aspecto negativo está que aquellas cooperativas que compran productos en el Trigal (mercado mayorista), los costos de los productos se encarecen y afecta sobre todo a la población que es el destinatario final. Para este año 2016 se están creado todas las condiciones para que funcione nuevamente Acopio y de abastecer de mejor manera los Mercados Agropecuarios Estatales”.

Si de precios se trata…

Con el objetivo de aplicar un único procedimiento para la formación de los precios de los insumos sin subsidios y en correspondencia con el mercado internacional así como establecer el precio único para todos los destinos, en el año 2015 se estableció nuevas tarifas para estimular la producción agropecuaria.

A través de la Resolución No. 236/2015, el MFP fijó los precios minoristas de los insumos, equipos e implementos agrícolas para todas las producciones agropecuarias del país que se venden por las empresas comercializadoras del sistema de la agricultura no cañera, así como los impuestos que se pagarán.

“De manera general creo que los precios son buenos, lo que sí está mal es las calidades que estableció Acopio. Ese librito por el cual ellos se rigen a la hora de establecer la calidad del producto no está acorde con los momentos que se están viviendo y la necesidad que tiene el pueblo de tener comida. Pero los precios en general están buenos, claro que estimulan las producciones”, así opina Antonio Hernández Morera, dueño de la Finca Las Ninfas.

Con la formación de los nuevos precios se vieron estimuladas producciones como el tomate, el café, el arroz, la leche y la carne de cerdo.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Según declararon especialistas del Ministerio de la Agricultura en la Mesa Redonda, los impactos más significativos en los precios de los insumos fueron:

- Se redujo entre un 30 y un 60% los precios de los que se habían aprobado sin subsidio.

- Se eliminó el subsidio del presupuesto a la venta de insumos.

- Se incrementó el precio del combustible hasta 3 pesos.

- La relación entre la disminución del precio de los insumos y el incremento del precio del combustible es favorable a la disminución de los precios.

- Aceptación general en los intercambios que en todo el país se hicieron con los productores, aunque requirió de explicaciones adicionales en el caso del precio de la leche por su vinculación con la calidad.

Entonces se impone la aclaración de que los precios de ventas hasta ahora descritos solo se aplican cuando las contrataciones ocurren con Acopio.

“Generalmente los alimentos no salen tan caros del campo. Los precios que se ponen aquí no tienen nada que ver con los de la ciudad. Por ejemplo, la malanga es 3.10 pesos o 3.20, y allá en La Habana se vende hasta en 18. Eso es algo absurdo, abusivo. ¿Cómo si usted produce aquí con un precio va a llegar al consumidor con otro tan alto? Con esos mecanismos que le suben los precios a los productos los campesinos no tenemos nada que ver”, asegura el pequeño agricultor Horacio Báez González.

El presidente de la CCS Antero Regalado considera que “los precios a los que se comercializa hoy en La Habana se deben porque todavía hay demasiados intermediarios en la cadena de distribución. Hoy el producto sale a un precio del campesino y cuando llega a La Habana tienen cinco, seis y hasta diez veces el valor con el que salió del campo”.

Abelardo tiene el criterio de que “nosotros siempre hemos mantenido bien bajos los precios de los productos y en consonancia con el costo de producción de los alimentos de manera general”.

“Sin embargo, no es secreto para nadie que en La Habana se le aumenta de manera descabellada el precio, por los intermediarios que hay, repito, y también por la inseguridad de los medios estatales que atienden la comercialización; aunque también por la irresponsabilidad de algunos campesinos que no cumplen con su plan de producción y de ventas y tratan entonces de vender sus cosechas por otros destinos”, aseveró.

Otro grupo de campesinos cree que se podía prever que los precios estarían altos para estas fechas porque el clima “no estuvo de nuestro lado”, pues en septiembre y octubre no se pudieron cultivar algunas hortalizas que debían cosecharse a finales de año y entonces fue mucho mayor la demanda que la oferta.

“Ahí es donde se aprovechan los inescrupulosos”, pero incluso así “es injusto y criminal cómo han subido los precios”, aseveraron.

Álvarez Silva cree que “las lluvias de diciembre y ahora en enero, cuando en casi una semana no ha escampado, ha retrasado las cosechas, las que se puedan salvar, claro, porque se han perdido productos como el tomate, el ajo, el frijol o la cebolla”.

Agricultura, Cuba.  Foto: José Raúl Concepción/Cubadebate.

Agricultura, Cuba. Foto: José Raúl Concepción/Cubadebate.

Insumos: Cuando la cuenta no da

Si bien es cierto que en la actualidad los precios de los insumos que necesita el campesino son menores que un año atrás, la calidad de los mismos no posibilita mayores rendimientos. Los productores afirman que tampoco se garantizan a tiempo, ni en las cantidades necesarias.

“Los insumos no llegan a nosotros al ciento por ciento, algunos llegan al 10 por ciento, otros al 30 por ciento, y necesitamos que todos los recursos lleguen a nuestras manos y con la calidad requerida para lograr la superproducción que se pide. Vemos que por otras vías se resuelven. Sabemos que llegan al país, pero los campesinos no lo recibimos como es debido, y si lo recibiéramos, la producción se duplicaría; porque, le digo una cosa, el campesino sí trabaja para asumir los compromisos, y para mantener su familia de manera honrada, sin afán lucrativo, pero necesita lo debido. Si eso sucediera, los sobrecumplimientos estuvieran al máximo”, expresa Idarmi Ponce Musivae, copropietaria de la Finca Las Delicias.

Grosso modo, ese mismo criterio tienen Julián González Rodríguez, dueño de la Finca San Francisco y Antonio Hernández Morera, propietario de la Finca Las Ninfas.

Recibimos lo que se llama paquete tecnológico, que es de cuando el país estaba en el Período Especial de verdad. Abono, petróleo, pesticida…, pero eso no es lo necesario para que el campesino produzca más de lo que produce. Hay veces que los productos están, pero llegan por medio de revendedores, no por el canal que deben venir. Es una deficiencia que el Estado debe tomar medidas con eso”, argumenta González Rodríguez.

Y Hernández Morera supone que “cuando los insumos no están a veces en tiempo o están incompletos, que no alcanzan para el ciclo de vida de cualquier producto, debe ser por causas ajenas a la voluntad de las personas responsables de hacerlas llegar…, por cuestiones puntuales, transporte, o quizás un cheque que no está a tiempo para pagar…”.

Sin embargo, abunda, “aunque llegue a tiempo ese recurso tampoco es el que necesitamos. Estamos convencidos que el Estado destina importantes recursos para la agricultura y que llegan al país, pero por se van por otras vías, no nos llegan directamente. Aquí nadie tiene fábrica de veneno, ni tiene pozo de petróleo, ni fábrica de abono tampoco, ¿verdad? ¿Y entonces?

Precisa la presidenta de la ANAP que “hasta la fecha, por ejemplo, los insumos productivos no llegaron en la fecha establecida, ni tampoco ha llegado el 100 por ciento de la cantidad que se contrató. Gelma tiene responsabilidad en eso, pero esta entidad también depende de lo que pueda adquirir el país. Además de eso tenemos problemas de envases, sobre todo en los picos de cosecha como el tomate y la guayaba”.

GELMA, organización empresarial aprobada en el mes de noviembre del año 2013 como comercializadora mayorista de insumos, equipamientos y prestación de servicios técnicos especializados para el sector agropecuario del país, debe favorecer la ejecución del plan de compras del organismo, desde y hasta las formas productivas para asegurar los procesos de producción planificados.

El objetivo es acercarla a las unidades productoras eliminando los intermediarios y pasando de la asignación administrativa a métodos económicos y contractuales.

Agromercado en Tulipán y Panorama administrado por la CCS Antero Regalado de Güira de Melena.

Agromercado en Tulipán y Panorama administrado por la CCS Antero Regalado de Güira de Melena. Foto: Jose Raúl Concepción / Cubadebate.

Cerrando el ciclo: ¿A dónde van los productos?

Como parte de la experiencia de mercadeo puesta en práctica entre La Habana, Artemisa y Mayabeque, comenzó a funcionar el 18 de diciembre el mercado El Trigal, primer mercado mayorista de abasto de productos agropecuarios del país, al cual pueden acudir personas naturales y jurídicas y en el que el productor puede comprar y vender.

Igualmente se posibilitó vincular directamente a las unidades productoras agropecuarias con el abastecimiento a los mercados, para que participen en mayor medida del precio minorista.

“Eso es lo ideal, que el campesino pueda vender sus productos directos al consumidor, pero sabemos que no puede hacerse en todos los lugares. Nosotros tenemos dos agros en La Habana, en los cuales ofertamos 15 ó 20 productos a precios asequibles. Cuando el tomate se vende hasta en 25 pesos, en nuestro mercado se mantiene a 6. El boniato el año entero se mantiene a peso, mientras que en otras unidades de comercializa a 3.50 la libra, y no solo en La Habana, aquí en el mismo municipio se vendió de esa manera.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

“Vendemos en Tulipán y Panorama y también en 50 y 51 en Marianao, aunque todavía no son los precios que queremos. Hay productos que salimos a buscarlos en otras unidades productivas y a esos se les incrementa el precio porque ya no dependen de nosotros. Pero en esta cooperativa se discuten todos los meses los precios de los productos a vender en el mercado, y estamos dispuestos a hacer lo necesario para satisfacer al pueblo”, asegura Abelardo Álvarez Silva, Presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicio (CCS) Antero Regalado.

En cuanto a la experiencia de la venta y compra en el Trigal comentó:

“El Trigal fue una entidad creada con un objetivo muy positivo de concentrar todas las producciones provenientes de Artemisa y Mayabeque para que luego fueran distribuidas en La Habana. Pero realmente la cooperativa mía no tiene nada que hacer en el Trigal, ni lo tuvo cuando empezó, ni lo tiene ahora. Ese establecimiento dejó de ser hace un tiempo para lo que fue creado y se ha convertido en un antro de perdición en todos los aspectos. Los precios son abusivos, es por hoy un negocio de muchos cuentapropistas para enriquecerse y donde se desvían las producciones para otros destinos que no son los recomendables”, señala Álvarez Silva.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Infografía: Luis Amigo Vázquez.

Galería de fotos

En Video, campesinos cubanos opinan sobre los altos precios

Las lluvias afectan la cosecha del algunos productos

Se han publicado 170 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    ¡Qué felicidad leer artículos como este! Muchas felicitaciones a sus autores, por esa medular disección del problema de los precios de los productos agropecuarios, que golpea en la misma cabeza al clavo. La ineficiencia e insuficiencia sobre todo del transporte (pesaje y muchas otras cosas), abre las puertas para que parásitos especulen a costilla de los productores y consumidores. Se ha visto bien claro la diferencia entre costos, precios mayoristas de acopio y precios que tiene que pagar el pueblo.
    El tema agropecuario es uno de los pilares del Proceso de Perfeccionamiento de la Economía socialista cubana. La superficie cultivable total de 6.24 millones de hectáreas ofrece más de media hectárea para alimentar a cada cubano, y para generar sustanciales producciones agropecuarias para la exportación. ¿Qué quiere decir esta cifra? Holanda, con una superficie cultivable igual al 32% de la de Cuba, produce grandes excedentes, generando el 21 % de las exportaciones del país.
    Holanda ocupa el segundo lugar mundial en valor de las exportaciones agrícolas
    (€ 80,700 millones en 2014), detrás solamente de los EE.UU. Está claro que Holanda es Holanda y Cuba es Cuba, pero esto es solo una muestra del potencial de las 6.24 millones de hectáreas cultivables cubanas. Pero hay que eliminar las ineficiencias, negligencias, corrupción y robo, porque lo primordial es que lo producido llegue a la mesa familiar a precios accesibles. Que también provean a una Industria turística que creció en 2015 un 18%. Y naturalmente que generen exportaciones para poder pagar por las importaciones requeridas por el país.
    Sugiero a todos leer este artículo con toda atención y detalle, por su alta calidad y relevancia.

    • jorgito dijo:

      CCS, CPA, UBPC, UBPCF… uf!!! entre más acrónimos menos resuelven.

      • Meneo dijo:

        Si, cierto!! Pero aqui lo importante no es “Que dicen los campesinos” sino “Que dice el Estado” que es quien impone las politicas y crea todos estos mecanismos que facilitan la aparicion de todos estos problemas que a la larga sufre el pueblo trabajador

      • qbaneando.cubava.cu dijo:

        lo mejor es que el estado tiene como regular y conocer todo, desde las utilidades hasta el modo de vida de productores intermediarios etc sin embargo estas personas roban al pueblo o sea obtienen las utilidades que les da la gana viven como les da la gana y resulta que el estado desconocía o no tienen como resolver el problema!
        Será tan complejo revisar las utilidades que estos intermediarios reportan y compararlos con los gastos que ellos tienen o en caso de no actuar bajo la ley será tan complejo preguntarle a alguien en nuestro país como vive y de que vive? Será tan complejo imponer un limite de utilidades y un limite fluctuante al precio de venta relación precio ó costo reproducción?

    • Daniel Bermudez de Castro dijo:

      Es verdad que hay que felicitar los periodistas. Ahora con estos y otros elementos que todos sabemos, hay que trabajar URGENTE para solucionar el abastecimiento a la poblacion cubana, en particular a Ciudad de La Habana, donde la situacion es critica con los precios, que todos sabemos que son precios elevados sin ninguna justificacion humanamente entendible. Llevamos ya 5 dias de diciembre y 25 de enero con esta situacion, los bolsillos no dan para mas. Saludos a los foristas que quieren este pais y este sistema

  • Preocupao dijo:

    Extenso artículo que ahora mismo no tengo tiempo para leerlo todo, como lo amerita, por ello solo voy a dar una opinión que tengo:
    Mientras algo tan importante y sensible como la comercialización de los alimentos esté en manos privadas, olvídense de que los precios van a bajar. Esa gente tiene como meta enriquecerse cuanto antes, y en ese sentido son un clan muy bien unido y que funciona como un reloj. Prefieren que se pudran los productos antes que bajarles un centavo. Al fin y al cabo, saben que no se puede vivir sin comer, y por omisión o por comisión, les han regalado el monopolio de esa actividad, y el pueblo tendrá que morir a sus pies. Topar los precios no creo que resuelva nada, sería como cortar ramas a un árbol, cuando lo que hay que cortar son las raíces. Mientras lo tengan todo bajo su control, sencillamente paran la actividad, como se han visto avances en este inicio del año, precisamente por temor a posibles topes de precios. Ya han amasado suficiente dinero como para darse el lujo de poner pausa, y echar una pulsada, a ver quién da su brazo a torcer primero.
    Esa gente hay que eliminarla total y completamente, sin contemplaciones. Se probó, y en mi opinión la prueba dio un resultado negativo. En su lugar Acopio debe encargarse de la compra y comercialización, porque solo a través de una entidad estatal se puede hacer una política de precios que tenga en cuenta la realidad de los ingresos de la población. ¿Cómo hacerlo?

    1- Acopio tiene que tener la liquidez monetaria necesaria y suficiente para pagar al momento al campesino. Sí o sí, esto no admite otra variante. Un cheque, a nombre del productor, que pueda cobrar en el banco ese mismo día si así lo desea el beneficiario.
    Esa liquidez se retroalimentará con las ganancias de la comercialización, a manera de una especie de ciclo cerrado, que permitirá autosustentar compras mayores. Ese dinero es imperativo que no se emplee en absolutamente nada más, de lo contrario se vuelve a uno de los males originarios que dio al traste con el sistema de comercialización originario. Si tenemos en cuenta que la actual producción es insuficiente, y que se aspira a mayores volúmenes productivos, hay que ir echando los cimientos de esas futuras compras incrementadas a los productores.
    2- Acopio tiene que contar con la cantidad de medios de transporte necesarios para que los productos se recojan frescos. Junto a ello, los respuestos, combustible, gomas… en una palabra, todo lo que requiere un vehículo para funcionar.
    Es inadmisible que lo que se produzca, siendo insuficiente, se pierda por falta de transporte. En ese sentido también se podría coordinar con los vehículos de las entidades que existan en el municipio donde se produce alimentos, así se contribuiría a la eficiencia de esa labor.
    3- Acopio tiene contar con pesas electrónicas, para que el productor tenga confianza en que el pesaje es justo, y además con los medios de emblaje, cajas, parlets (o como se llamen esas especie de cajas enormes donde se transporta el tomate, los cítricos etc.) requeridos.
    4- Las autoridades de cada municipio, provincia y el pais tienen que seguir constantemente el tema de la comercialización, y velar por que los precios minoristas a la población se ajusten a la calidad contratada.
    Si se pagó tomate de tercera calidad, tiene que tener un precio minorista de tercera calidad. El campesino percibe cuando no se hace, de hecho en el artículo se lee una denuncia al respecto, lo cual en buena lid es una estafa. En el noticiero del domingo el propio Machado Ventura reconoció que ha habido descuido en darle seguimiento respecto a la tenencia y uso de la tierra, pero yo añadiría que también ha habido descuido en el seguimiento del tema de la comercialización. Eso no puede continuar así, de ninguna manera.
    En temas de los precios, y de posibles marañas en las ventas a la población, yo sugeriría convocar a los miembros de la ACRC, a jubilados de las FAR, que son compañeros de reconocido prestigio y muy consecuentes con su papel en la sociedad, a colaborar con la vigilancia ciudadana respecto a este asunto, y que reporten a quien sea menester las violaciones que detecten. Desgraciadamente los inspectores de toda clase se han corrompido, así que creo que mi propuesta podría ser una opción que se pudiera considerar.
    5- Creo que es posible incentivar precios menores en los productores, si al que produzca de manera eficiente y ofrezca precios más bajos, se le recompense con descuentos en las tiendas recaudadoras de divisas. A fin de cuentas, todos sabemos que los precios de las TRD son de padre y muy señor mío, y que ese precio supera varias veces el costo de poner un artículo en el anaquel, así que yo se lo ofrecería al campesino incluso a precio de costo, si vende razonablemente barato y con calidad. Un refrigerador, un televisor, materiales para que construya, arregle o amplíe su casa, en fin… que las posiblidades en ese sentido que las escoja el campesino, no imponerle una camisa de fuerza.

    • Oro22 dijo:

      Hola preocupao,
      Estaba leyendo hace un momento su comentario y el de otros como el de Manuel Mercado sobre el articulo del tráfico de cubanos migrantes y me causa asombro el comentario en este y su aporte a la idea de cómo comercializar los alimentos, algo tan importante en nuestras vidas. El asombro me llega porque el señor Manuel Mercado lo atacó descuidadamente ofendiendole sin conocer el forista como bien usted decía. Ahora esperemos que lea este que hace usted y veremos que opina. No estoy aprovechando la ocasión para incitar al debate grocero, pero como ya le decia me causó impresión y eso da la medida que hay que respetar y debatir sin ofender a cada quien se exprese en su total libertad.

    • carlocrespo dijo:

      Su respuesta es la mas correcta, creo que si se lleva aun concenso sería aprobada por la mayoría, usted ha dicho muy claro los problemas reales, y la solución mas eminentes, y como usted dice estos problemas se le ha dejado en manos de ls especuladores y aprobechados.

    • MatraK dijo:

      Yo leo a los periodistas y los foristas y otras personas que por lo que escriben deben ser hasta econo-mistas y dese mi perspectiva creo que todavía no ha aparecido quien le va a poner el cascabel al gato.
      En mi opinión el tema del precio hay que verlo de forma general y no solo el de productos del AGRO ya que no solo ellos han subido el precio de forma constante, el estado en sus diferentes dependencia también lo ha subido de forma continua. Haciendo memoria pongo un par de ejemplo:
      • Las motos eléctricas comenzaron con un precio de 900.00 CUC, recién el Sábado pasado ya las vi a 1170 CUC. ¿Qué cambió?
      • El litro de aceite se llegó a vender a 1.90 CUC, hoy llega a 2.60 CUC.
      • Mi lavadora Dytron la compré hace con 8 años en 160 CUC. Hoy una similar por menos de 200 no la encuentras.
      • Los ventiladores de techo estaban a 35-40 CUC, Hoy están a mas de 70 CUC, igual pasa con los otros ventiladores de mesa y de pie que su precio normal esta en más de 60 CUC. Cuando los podías comprar entre 25-35 CUC.
      • Las Batidoras ni hablar, ahora parecen que las hacen con motor de avión, de 35 CUC promedio están a mas de 70 CUC y hasta algunas más de 100 CUC.
      • Mi primera Hoya Arrocera la compre en 24 CUC, hace mas de 10 años hoy no bajan de 35 CUC.
      Todo esto sin tener en cuenta que todo el que ha viajado sabe que el precio de venta en diferentes partes del mundo y sobre todo en China de los artículos electrodomésticos es mucho menor, a veces, en varias veces que el precio en que se venden en Cuba. Por eso los Cubanos siguen cargando estos artículos del exterior y aun pueden revenderlos más baratos que en las tiendas y les da negocio, Increíble!!!!!!
      Entonces ¿Cómo obligar a los campesinos a bajar el precio de los productos del agro?, ¿Con qué argu-mento?
      Pienso que la abismal diferencia de precio entre el productor de productos del agro y el carretillero no es porque existe el intermediario (1, 2 ó 3), eso no tiene nada que ver, el intermediario tiene que existir. Pero también tiene que existir leyes que regulen el mercado. Al contrario de muchos pienso que SI TIENE QUE HABER REGULACIONES LEGALES DE LOS PRECIOS, el precio de los carretillero no tiene que ver con el No. de manos por las que pasó el producto. El precio sale por prueba y error, es decir, hoy vendo la Cabeza de ajo a 2 presos, si se vende bien, en poco tiempo la subo a 2.50 y así con todo porque nadie controla eso. El precio es el que le de su realísima gana.
      Mi opinión es que acopio debe desaparecer. De la forma que está diseñado no hay forma de que fun-cione medianamente regular.
      En este sistema hay tres momentos, el que produce, el que transporta y el que comercializa y en los tres casos puede ser lo mismo estatal que privado.
      Tiene que existir una o varias empresas de transporte (pueden ser particular o estatal), la cual será contratada por cualquiera que se aparezca allí para contratar ese servicio. Ahora, el que vende, sea quien sea, contrata al productor el producto con la calidad pactada y la cantidad y a su vez contrata los ser-vicios de transportación para lugar y fecha y punto ser acabó el cuento. De esta forma cada cual se dedi-ca a lo suyo, el productor a producir con un mercado contratado de antemano, un transportista que va a transportar lo que le pongan encima con el cuidado necesario y en el tiempo acordado y el vendedor, a vender el producto.
      Los productos que necesita de condiciones especiales como frigoríficos o almacenes de la misma forma, cualquiera que lo necesite, lo alquila y ya está, sea estatal o particular con un precio para el m2 o m3 de espacio refrigerado o de almacenaje.
      De esta forma cada cual se dedica a lo suyo y se especializa en una sola cosa. ¿De qué forma Acopio que se dedica a transportar los productos del agro se va a dedicar también a mantener una enorme flota de camiones y equipos? Simplemente no es posible y es lo que tenemos hoy sumándole la corrupción y demás ilegalidades.
      De esta forma, si es algo de interés del estado o estratégico, el estado subsidia alguna de estas activi-dades o producción.
      En resumen, aquí no hay nada que inventar, eso se hace en el mundo entero. En china con más de 1500 millones de personas, sobra la comida. No hace falta inventar el agua tibia.
      Por último ¡!!!!!! NO DIGAN Y REPIETAN MAS QUE: “HAY QUE PRODUCIR MAS”!!!!!!, eso está claro, el que lo diga, que también diga el cómo. La tiñosa con su jaula.

      • cantinero dijo:

        Muy de acuerdo con Matrak. es lo mejor que he leido. esto no se resuelve con voluntarismo sino con medidas inteligentes.Si el estado quiere regular que lo haga compitiendo y creando las condiciones para una competencia leal y organizada como se hace en el mundo entero . La oferta es global y la demanda tambien, por tanto no se puede analizar sin analizar las trd, combustible, piezas,etc. calculen cuanto cuesta un viaje de una camioneta de artemisa hasta aqui ( pagandolo todo por fuera) y dividelo entre la cantidad de quintales y verá que el precio se dispara. Si no se resuelve esto lo demas es tonteria.

      • pedro paez dijo:

        Muy de acuerdo con sus comentarios. Las políticas de topar precios por imposición jamás han dado resultado en ningún país del mundo, si es así que alguien me saque una estadística de donde este tipo de medidas arrojó resultados positivos. El ejemplo más reciente es el de Venezuela, donde la política de precios justos ha llevado a la economía de ese país a colapsar.
        No se puede pretender que el guajiro que labore la tierra sea el que transporte la mercancía y que luego trabaje en una tarima y la venda. El intermediario siempre va existir, negar eso es la mayor estupidez que alguien puede pensar. Existen muchas formas de bajar precio y si están tan deseosos de topar precios, entonces tendrán que negociar con guajiros e intermediarios, o sea, analizar con ellos y bajar los precios de los fertilizantes y herramientas de producción agrícola, bajar los precios de los combustibles que bastante han bajado los precios del petróleo en el mercado y en Cuba no ha habido la mas mínima rebaja, apoyo para la reparación de los vehículos de carga de alimentos, etc, etc. Imponer precios bajos para que los que trabajan sean los que paguen los platos rotos me parece que no es buena idea, pues ahí es como comienzan las supuestas guerras económicas que después se hablan. Lo increible es que estas medidas se han tomado antes en Cuba, siempre ha sido un caos y se vuelven a cometer los mismos errores.
        Lo otro que se puede hacer para bajar los precios es aumentar la competencia, o sea, no es eliminar los carretilleros, sino aumentar el numero de carretilleros, dar mas camiones, dar mas tierras, dar mas facilidades e incentivos de manera que se generen competencias donde los precios mas bajos sean los vencedores.
        Lo que si estoy seguro y se habla poco, es que a los Guajiros les exigen mayores planes, a precios irrisorios, y luego estos para buscar sus ganancias tienen que vender a precios mas caros, al aumentar el turismo y este ser un gran mercado para el estado, al pueblo le llega menos, sería bueno que se explicara al respecto, pero hay cosas en las que no se está siendo claro y toda la culpa al final las cargan los que trabajan..

      • carlocrespo dijo:

        muchas razon en lo que dices que el ejemplo deber venir de la cabeza a los pies, que somos os cubanos, y es real quesiendo yo un carritellero, un vendedor de vianda o un botero, tenga que subir los precios, pues el estado es el primer eslabon que suben los precios de las cosas, sabemos, y estamos saturado del bloqueo, pero no para dar esos tirones que se le da a los precios y los cubanos con el mismo salario, entonces es verdad que a partir de subir los precios en las tienda estatales y en los Ditu, o cafeterias entonces para poder vivir se tienen que disparar los otros precios todo es una cadena. Y pongo en tu listados, en el vedado hay lugares que para comprarte un refresco que no son importado de 50 ct, ahora cuestan hasta 85ct, la cerveza de 1 cuc, ahora esta hasta en 1.50, y de lso refresco solo se importanlas latas, y de la cerveza el costo de compra para esos establecimientos son de 40 ct el maximo, entoces si se va hacer una ley de precio debe empesarse por esto lugares y veran que el pueblo puede vivir mucho mejor, porque el problema no es subir los salarios es bajar los precios.

      • Albert de Nicaro dijo:

        absolutamente de acuerdo con ud

    • Preocupao dijo:

      Bueno, debo hacer una corrección. Le aribuí a José R Oro lo que comentaba sobre lo que dije en el artículo sobre el tráfico de cubanos, cuando en realidad fue Oro22 quien hizo mención al comentario de marras. No le presté la debida atención a ese detalle al redactar mis ideas.

    • september dijo:

      Buen análisis.
      Considero que al final es el estado quien debe jugar su papel regulador. Siempre habrán sequías, eventos meteorológicos, etc, que van a influir en la producción agrícola (sin mencionar los puramente humanos). Pero el estado tiene que regular el comercio. Creo que hay que topar los precios, pero no como ahora. El productor puede obtener hasta un 50% (o un 60 o 70, no mucho más) de ganancias por encima del costo, pero de ahí para allá NADIE puede obtener más que eso. Si comercia directamente el productor, sale más barato al consumidor. Si comercia un primer intermediario, un poquito más caro y así sucesivamente; pero siempre considerando que el primer intermediario puede obtener un margen de ganancia nunca superior al que obtuvo el productor, pues este es el que más tiene que ganar. Cuanto más intermediarios hayan, más bajo va siendo el porcentaje de ganancia para ellos. Al final el precio al consumidor variará algo, pero no tanto y claro, contando con otros factores, como la calidad del producto, etc. Pero eso TIENE que regularlo el estado, porque cuando se habla de oferta y demanda, al parecer no es problema de nadie y SÍ existe un órgano para eso, para proteger al consumidor (el pueblo) y buscar los mecanismos que sean necesarios para garantizar esa protección. En la oferta y demanda capitalista, también el estado regula precios; en la nuestra, social y socialista, tiene que hacerlo.

    • manuel ferraiolo .mtl quebec .canada dijo:

      querido companero preocupado usted tiene mucha razon es el estado que tiene que controlar todas las ventas de consumos al pueblo sino pasa lo mismo de siempre ,abuso de los poderes dejados al libre comercio, la historia de los paises en america comienza con la desunion del pueblo .

  • yasandy dijo:

    Ya es mucho… y la vida sigue igual… muchos datos problemas señalados, factores localizados, medidas dictadas y queeeee la malanga esta igualita… Nada cambia y siguen los estragos….

  • yasandy dijo:

    Buen articulo… Jose Raul. Felucidades por el…

  • La fusta dijo:

    Con este reportaje se comprueba que el problema es muy difícil, porque tiene muchos actores y muchas aristas.
    Bajar los precios de los productos agropecuarios por decreto en los mercados no es una solución, porque se ha demostrado que eso sólo trae desabastecimiento, mercado negro y más disgusto en todos los sectores de la población. Creo que la estrategia que se ha adoptado, de entregar tierras en usufructo y mejorar el acceso de los productores a herramientas y otros insumos es sabia, porque fomenta el aumento de la oferta, y con ello debía contribuir a bajar los precios; pero, por qué no ha ocurrido? Esto sería un buen tema a discutir en el VII Congreso. Una cierta persona que aprecio mucho me dijo que los campesinos sólo colectan los aguacates que están bajos en las matas, porque si tumban los de arriba pasan más trabajo y no los pueden comercializar.
    No se puede llegar a la situación de antes de la Revolución en que los campesinos eran analfabetos y enfermizos, pero hay que encontrar una solución para que se encaramen en las matas de aguacate. Quizás el origen de todo esto fue el éxodo masivo de gente de campo para las ciudades y que el equilibrio urbano-rural se rompió gracias a la desinteresada ayuda del campo socialista y el paternalismo nuestro, pero ya el mal está hecho y ahora nuestros dirigentes tendrán que pensar muy duro para alcanzar un nuevo equilibrio.
    La eliminación de los intermediarios tampoco creo que sea una solución; ellos cumplen una función social. Además, no es racional que cada productor tenga un camión para la comercialización y usarlo sólo un día a la semana; eso pudieran hacerlo algunas cooperativas o granjas grandes. Todos conocemos que muchos camiones del sector agropecuario terminan en las carreteras prestando servicio de transporte público porque da más ganancia; o sea, un camionero que le presta servicios a la distribución agropecuaria tiene que sacarle el mismo provecho al camión que si lo pusiera a botear. O sea, todo está relacionado en la economía. Quizás si se resolviera el transporte intermunicipal por el Estado habría más intermediarios compitiendo entre sí y los precios bajarían. Los centros de acopio siempre existieron en la Habana: el Mercado Único, la Plaza de Marianao… En ellos se vendía al por mayor para los carretilleros y otros vendedores; y al menudeo en las propias plazas. Había precios topados para algunos productos como la carne, pero otros eran a oferta y demanda. Para las ciudades grandes como La Habana y capitales de provincia esa debe ser la solución, pero es necesario que se resuelvan los vicios que las aquejan.
    Quizás la solución no sea obligar a los campesinos a encaramarse en las matas, sino estimularlos a que lo hagan garantizando lo que necesitan para producir, asegurando el funcionamiento ágil y efectivo del sistema de acopio, y facilitando el aumento real de su nivel de vida con ofertas de su interés para que gasten el dinero adquirido con su esfuerzo familiar. Más temprano que tarde los productores tendrán otro reto delante cuando se abra el mercado norteamericano a nuestros productos. Entonces tendrán que producir para el país y para la exportación. Esto requerirá de más esfuerzos, pero también tendrá sus recompensas; estaremos preparados para eso?

    • visionario110 dijo:

      otro comentario mas de lo mismo de siempre y nada se resuelve

    • Frank.2 dijo:

      Senora Yo no se cual es la ¨ funcion social ¨que segun ud cumplen los intermediarios ??, realmente muy ( novedoso ) ese criterio muy suyo. Cual es la funcion ?, Estafar y Robar a la gente el salario ya deprimido que ganamos a costa de aumentar despiadadamente y sin escrupulos los precios de los alimentos ??, de esos alimentos que ellos no producen ni trabajan ??, Realmente es lamentable que algunas personas defiendan lo indefendible.
      Es como esa plaga de individuos que por su aspecto a veces se puede saber su procedencia, que andan en lugares cualquiera pidiendole a los boteros 5 pesos por cada supuesta persona que le montan en el carro, he viajado solo un poco por este mundo y no vi jamaz que nadie necesite a alguien que le llame un taxi en la calle salvo que ud sea deficiente fisico motor o no pueda llamarlo por si mismo o este en las terminales de trenes u otras donde puedan desempenarse ellos.
      Que Yo sepa Intermediario , no es una profesion, ni se estudia en lugar ninguno.Hay que acabar si con ese parasitismo que hace mas dano que beneficios.
      Es como los famosos carretilleros de productos del agro que revenden lo que acaparan en los agro y hay quien los justifica porque segun algunos le llevan los alimentos a la puerta de la casa. Lo que no dicen es que igual especulan , acaparan y afean bastante el panorama urbano, botan sus residuos donde quiera , en fin mas de lo mismo.

  • senelio ceballos dijo:

    Uds saben que nuestro gobietno y sus asesores economico..pondran en el presupuesto 2016 mas de 2mil millones de pesos para comprar agroproductos en el exterior en vez de ..desarrollar profucciones propias!!?

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos Estimado..Luis Amigo V. .. Bella galeria de fotos aqui las disfrutamos en macropantallas… Eres un genio en esa esfera de hacer fotos! Bravismo abrazos desde Stalingrado

    • George dijo:

      Senelio: Ya no estamos en la epoca de Stalin………….esa ciudad no se llama Stalingrado!

  • EL ZURDO dijo:

    SI DE PRECIOS SE TRATA LLUEVE SOBRE LO MOJADO…CABALLEROS QUE EL GOBIERNO CENTRAL DE RESPUESTA A ESTE PROBLEMA… ES ABUSIVO, YA ESTÁ BUENO YA”!!!

  • INDUSTRIALISTA dijo:

    NO QUISIERA OFENDER A NADIE PERO PIENSO QUE SI EL EJERCITO NO INTERVIENE Y SE TOMAN MEDIDAS DE URGENCIA Y COPNTROL COMO SE HIZO EN EL 2008 POR EL PASO DE 2 HURACANES NO SE ARREGLARA ESTO. EL EJERCITO DEBE GARANTIZAR, JUNTO A QUIERN CORREPONDA, QUE SE PAGUE EN TIEMPO AL CAMPESINO QUE LABRA LA TIERRA PARA QUE NO HAYA ATRASOS EN LOS PAGOS; EL EJÉRCITO DEBE PONER DE SU TRANSPORTE PARA SACAR TODAS ESAS MERCANCIS QUE AHORA ESTAN ATRASADAS ASI COMO PONERSE EN EL TRIGAL PARA ACABAR CON EL LUCRO EXCESIVO QUE ALLI EXISTE Y ADEMAS DEBEN DICTAR MEDIAS DE TOPE DE PRECIOS Y CANTIDADES A VENDAR A LA POBLACION PARA EVITAR QUE CUANDO LLEGUE UNA MERCANCIA A MENOR PRECIO LOS “CARRETILLEROS” Y DEMAS ACAPAREN ESOS PRODUCTOS Y LLEGUEN A LA POBLACION CON LOS PRECIOS QUINTUPLICADOS. EJ. EN EL AGRO CERCA DE MI CASA TRAJERON TOMATES PRECIOSOS A 2 PESOS LA LB Y MAS DE LA MITAD SE LO LLEVARON PARTICULARES FUERA DEL AGRO. ESE AGRO DA GRIMA AHORA VERLO VACIO Y POR LOS ALREDEDORES LAS CARRETILLAS VENDIENDO DE TODO Y HAY QUE VER LOS PRECIOS. LOS ANCIANOS ENFERMOS NECESITAN DE LA MALANGA, PORQUE MUCHOS DE ELLOS DEBEN CONSUMIR FORMULA BASAL O SIMPEMENTE ESTARLES HACIENDO DIFERENTES RECETAS CON ESA VIANDA Y SIN EMBARGO NO HAY LIMITE PARA EL PRECIO Y LA CALIDAD DE LA MALANGA, ES SIMPLEMENTE ABUSIVO. ESPERO QUE EL GOBIERNO DEFINITIVAMENTE LE DE SOLUCIÓN SATISFACTORIA A ESTA SITUACION.

  • Eduardo Gonzalez Gonalez (Miguelón) dijo:

    Muy buen articulo. Voy con mis valoraciones integrales del tema, profundizando en las causas y no tanto en las consecuencias. Felicidades a los periodistas, hoy este es el tema que mas aqueja al cubano y todos debemos enfrentarlo porque de ello dependerá la prosperidad de nuestro socialismo.
    Las riquezas de que puede disponer y disfrutar cualquier sociedad, es la que sean capaces de producir sus integrantes. Nadie nos va a regalar nada.
    La obligada apertura a las inversiones extranjeras nos proveerá de capital, tecnologías y mercado pero tendremos que hacerlas producir nosotros. Los créditos que propiciarán las nuevas inversiones SE CONVIERTEN EN DEUDAS CON INTERESES Y HAY QUE PAGARLOS.
    TODO LO QUE CONSUMIMOS tiene que ser creado en la producción material, que incluye no solo los bienes materiales (Alimentos, Ropa, Zapatos, Viviendas, etc.) sino también, todo lo que sustenta la prestación de TODOS LOS SERVICIOS (Salud, Educación, Cultura, Recreación, etc).
    Los medios de producción y de servicios que disponemos hoy, tenemos que hacerlos producir CON EFICIENCIA Y EFICACIA, pero es inobjetable que GRANDES EXTENSIONES DE TIERRAS AUN PERMANECEN IMPRODUCTIVAS.
    La única solución de disponer de los alimentos necesarios al alcance de toda la población es la de PRODUCIR ALIMENTOS, cuyos precios en el mercado mundial son cada año más elevados.
    Podremos desarrollar muchas inversiones recuperables, que produzcan con eficiencia para EXPORTAR O SUSTITUIR IMPORTACIONES, pero la disponibilidad de TIERRA Y DE FUERZA DE TRABAJO es sin dudas nuestra mayor fortaleza. Durante muchos decenios, por razones conocidas, Cuba dependía casi exclusivamente de la exportación de azúcar, dependencia que fue transformada por la Revolución. Fidel fue el principal impulsor del desarrollo diversificado de la agricultura que llegó a su máxima expresión en 1989. Cada municipio está obligado a comparar lo que produce hoy (Superficie cultivada y Toneladas por ha) con aquel momento para conocer OBJETIVAMENTE LO QUE ALCANZA 26 AÑOS DESPUÉS!
    Utilizo en lo adelante algunas expresiones de otros compatriotas:
    …no se puede seguir con triunfalismos, ni con crecimientos invisibles, ni con informes que reflejen datos ajenos a la realidad.
    El país tiene que volcarse a la agricultura. Muchos de los jóvenes que pueden encabezar esta batalla residen en el campo, hijos de campesinos y obreros agrícolas, otros que residen en las zonas urbanas también pueden incorporarse a través de los estratégicos planes de AGRICULTURA URBANA y SUB-URBANA, pero para lograrlo se requieren diversos estímulos y motivaciones, desde participar en las escuelas primarias en Círculos de interés (como aquellos que Fidel estimulaba personalmente en los encuentros nacionales) para motivar la incorporación de la juventud a los Politécnicos, Tecnológicos y las Carreras Agropecuarias, además de RECALIFICAR a los Técnicos Medios y Profesionales de las Zonas Rurales (Ingenieros, Economistas, Informáticos, etc), logrando la integración con las Cooperativas y otras Unidades de Producción Agropecuaria de las Universidades y otros Centros educacionales, además de las instituciones científico Técnicas relacionadas con EL DESARROLLO AGROPECUARIO DE CADA MUNICIPIO.
    (Revísese el cumplimiento del Programa MES MINAGRI que ambos ministros orientaron para implementar los Lineamientos del VI Congreso, pues el mismo contiene MUCHO LO QUE HAY QUE HACER).
    …tal vez a alguien se le ocurra una manera objetiva y NUEVA de estimular nuevamente la masividad en los campos de nuestra juventud y el pueblo consciente y voluntarioso… Lo que sí veo totalmente imposible es traer la tierra a la puerta de cada casa, para hacerla producir
    Lógicamente, el desarrollo de la agricultura requiere inversiones.
    ¿Cuánta agua represada o subterránea pudiéramos hacer llegar a los campos para elevar la productividad de los cultivos, si se priorizara la adquisición y producción en el país de modestos sistemas de riego, y no seguir lamentándonos de los períodos de sequía, conociendo que la misma es consecuencia del cambio climático y no podrá evitarse en el futuro?
    ¿Cuándo vamos a asegurar alimentación de la masa ganadera en los períodos secos, evitando sus costosas consecuencias de desnutrición y muertes, aplicando diferentes variantes y conociendo que la caña de azúcar y sus derivados tienen que jugar un papel preponderante?
    ¿Cuántas micro industrias, incluyendo las más rústicas, puede ser instaladas en las cooperativas para evitar las pérdidas cuando se producen los inevitables “picos de cosecha” como las del mango, la guayaba y el tomate?
    Si es que han sido elaborados los Planes de Desarrollo Estratégico de cada municipio y se ha definido el óptimo aprovechamiento que se debe dar a la tierra, ¿por qué no se priorizan en cada lugar las inversiones en infraestructuras dirigidas a incrementar la producción agropecuaria guiados por elementales análisis de factibilidad económica?
    Si las UBPC concentran el mayor por ciento de las mejores tierras, y desde 1993 las convertimos en COOPERATIVAS, ¿por qué no se acaban de eliminar las trabas para convertirlas en empresas autogestionadas altamente productivas, apoyándolas con las inversiones necesarias para lograr la óptima utilización de las tierras disponibles?
    Estas son solo algunas de las preguntas que muchos cubanos nos hacemos; otras muchas se derivan de los planteamientos realizados en los Congresos de la ANAP, el Sindicato Agropecuario y otras organizaciones, incluyendo las realizadas en el seno del PCC, en la fase preparatoria del VII Congreso.
    … Los cubanos de hoy, para que la Sociedad Socialista perdure, estamos obligado, a lanzarnos a la tierra, a la producción agropecuaria… Creo que se hace necesario que todos nos vinculemos con la tierra. Que la producción de alimentos sea la misión más sagrada del Gobierno, del Partido y del Pueblo….

    En esta Ofensiva tienen que participar todas las instituciones
    Esta tarea no es solo de los trabajadores del campo, todos los sectores tienen que estar involucrados y tener muy claras sus actividades concretas para HACER REALIDAD UN DESARROLLO AGROPECUARIO SOSTENIBLE Y SUSTENTABLE, que son los mismos apellidos de nuestro ansiado SOCIALISMO.
    Se requiere algo así como “TODO LO POSIBLE PARA EL FRENTE AGROPECUARIO”, que no significa ABANDONAR NADA, pero SI DAR PRIORIDAD a todo lo relacionado con este sector.
    …No podrá haber ninguna actividad a enfrentar priorizadamente por el Partido, Gobierno, todas las instituciones y el pueblo, más importante que producir alimentos.
    Cuba tiene que seguir siendo un exportador de azúcar y ron, tabaco y café, cada año en mayores proporciones, pero algún día, además de autoabastecernos de alimentos agrícolas, debemos convertirnos en destacados exportadores de cítricos, frutas y vegetales naturales y en conservas, además de otros productos agropecuarios. SI SE PUEDE
    Termino con otra frase ya publicada: Este Congreso del PCC, debe ser diferente en su debate y proyección, debe ser realista y proyectarse por acabar de resolver los problemas acuciantes de la economía y la sociedad.
    SI SE PUEDE.
    20 de enero de 2016

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Eduardo González Gonalez (Miguelón). Excelente su comentario. No se puede consumir lo que no se ha producido. El ejemplo del agua es muy indicativo, la clave es “¿Cuánta agua represada o subterránea pudiéramos hacer llegar a los campos…?” no es extraerla o derivarse y luego perderla, sino hacerla llegar a los campos. Estoy convencido que de las 6.24 millones de hectáreas de tierra cultivables del país (estatal el 30,5 %, cooperativas 34,3 % y el resto, se refiere a los agricultores pequeños y usufructuarios), solo se encuentra una parte en producción, y de ella solo una pequeña fracción a tope de su potencial (con productividades por hectárea alrededor del promedio mundial). El potencial latente es muy grande. Como usted correctamente dice “HACER REALIDAD UN DESARROLLO AGROPECUARIO SOSTENIBLE Y SUSTENTABLE”, y definitivamente hay que desarrollar un sentido de urgencia, de inmediatez, de hacerlo ya mismo.

  • Ventura Carballido Pupo dijo:

    La inconformidad de la población sobre los altos precios de los productos; oferta y demanda; crisis con los alimentos y todo lo que con mucha profesionalidad se expone en este valioso trabajo, si bien tenemos que ser optimista, la situación en este sentido es seria y que las formulas no pueden ser resolver las cosas por decreto. Loable el trabajo que hace Machado Ventura en los encuentros con la gente del campo. Lo que valientemente expuso nuestro General Presidente Raúl Castro, en la Asamblea Nacional para palear el mal, tiene que encontrar oídos receptivos y hemos visto que todos los territorios buscan formulas como lo que está haciendo Holguín en los encuentros con los productores, y tratando de ejercer el control interno que se ha perdido en la actividad comercializadora, para no chocar con la misma piedra, pero sin volvernos locos, tenemos que tener presente lo siguiente:
    Como génesis sobre este asunto histórico, me recuerdo aquel 5 de julio de 1961 que Fidel denunció por las cadenas de radio y televisión todas las medidas del Gobierno Revolucionario para enfrentar la crisis de los abastecimientos; génesis de lo que fue el censo de los consumidores y la creación de la libreta de racionamiento, ante el intencional acaparamiento que los enemigos de la Revolución, hacían de los pocos recursos alimenticios e industriales que disponíamos en los mercados y la especulación y el acaparamiento de los mismos.
    No se me olvida tampoco, que después que se crearon los Mercados Libres Campesinos, –situación parecida a la que se presenta hoy–, fueron tomados por los llamados Bandidos de Rio Frío, los que hicieron grandes negocios transportando productos agropecuarios para la Habana y otras provincias a precios insostenibles. Ante la protesta popular, la alta Dirección del país canceló mediante decreto ese tipo de mercadería y determinó incentivar las placitas populares, bajo control de la libreta de Abastecimiento, pero al no disponen de los productos necesarios estas estuvieron semi-desabastecidas; fruto entre otras cosas, que esa justa medida para proteger al pueblo, desestimuló a los productores y aquellos especuladores dejaron de abastecer, que unido y la insuficiencia de la agricultura, en producir alimentos para el pueblo, que ha sido una constante en todos los tiempos. EL tema fue ampliamente debatido en el IV Congreso del Partido.
    A los cubanos que peinamos cana, no se nos podrá olvidar aquella decisión que posterior adoptó Raúl Castro, de instaurar nuevamente los Mercados Agropecuarios Campesinos, bajo control del Organismo de Acopia, y fue cuando expuso aquella frase histórica:”’ me sentiré muy feliz cuando vea la viejita con las jabas llenas de productos del campo salir de los mercados que no puedan con ellas”
    En puridad esa felicidad que pidió el General de Ejército, nunca la ha logrado.
    Luego aparecieran otras formas TPC, Puntos de ventas, vendedores ambulantes, con buenos niveles de abastecimiento a precios insoportables, y surgieron como están hoy nuestras placitas desprovistas, y cuando abastecen algo, paradójicamente los precios se parecen bastante a los llamados Carretilleros.
    Los “’pillos’” fueron perfeccionado los métodos, y han organizado una especie de empresas mayoristas por la izquierda; pongo el ejemplo de mi provincia para ejemplarizar algo que es de toda la Isla, se observa cuando camiones cargados de Malanga y de platanitos frutas, llegan cargados desde Sagua de Tánamo Baracoa, Guantánamo, para abastecer a los intermediarios mayorista y a los carretilleros. De igual forma se transportan por la izquierda grandes cantidades de Plátano, piña, naranja, malanga, tomate, y hasta boniatos, de Ciego de Ávila, Matanza y hasta de la provincia de Mayabeque.
    Hay que reconocer que gracias a esos pilluelos, los cubanos, cubanas, y los holguineros, podemos llevar algo a la mesa, ya que fruto de la sequía y las insuficiencias de los productores estatales y campesinos, las placitas están desproveídas.
    Pagando bien caro, es que podemos comer. Esa es una inobjetable realidad.
    Ahora nuestros diputados, en esta última asamblea Nacional del Poder Popular, dignamente representando al pueblo y consecuentemente con su papel al servicio del soberano, con mucha fortaleza han denunciado a los acaparadores, especulares, intermediarios, que se están enriqueciendo con la comida del pueblo.
    El General Presidente, con ese buen oído receptivo, ha planteado buscar una solución radical a este grave mal que se hace irresistible, aunque se cometan errores, agregó; muy buena esta iniciativa y además oportuna. En la Revolución una de las cosas más importantes es el dialogo, el dialogo con el pueblo, tanto para explicar determinadas decisiones asi como para hacerlos protagonistas de las soluciones
    Luego de esta necesaria histórica, voy con mis consideraciones:
    Creo que más que disponer por ley hacer topaje de precios no es lo aconsejable en estos momentos, ya que desestimularía a los productores que se están beneficiando con esos precios, y esos camioneros, que desde diferentes provincias transportan toneladas y toneladas de alimento, cancelarían esa práctica, y entonces, ante la incapacidad de la gestión estatal, se produciría una crisis superior agravando las cosas con más desabastecimiento; se incrementaría el acaparamiento y la especulación; la gente tendría dinero y no mercancías para comprar, y se correría en el riesgo fatal de caer en la falta de equilibrio financiero que genera inflación, con sus graves consecuencias de todo tipo, sobre todo, político.
    Estoy plenamente de acuerdo con los sentimientos de Raúl Castro, de proteger al pueblo, eso es lo que hace un Presidente Digno que se respete. El ha pedido que todos participemos buscando la formulas solucionadoras al mal. Eso es lo que hago con este escrito. Creo que se ha ce necesario que todos nos vinculemos con la tierra. Que la producción de alimentos sea la misión más sagrada del Gobierno, del Partido y del Pueblo.
    Entre las diferentes alternativa puede estar que el estado Subsidie la producción agropecuaria y de carne y le sitúe toda la tecnología necesario para la producción de huevos y otros renglones. También en medio de las limitaciones económicas, hay que aumentar los presupuestos para adquirir alimentos en el exterior.
    Si no actuamos con inteligencia vamos a distorsionar el rumbo correcto que han trazado los Lineamientos Económico Social del Partido y la Revolución. Un grupo de acaparadores, especuladores y oportunistas no pueden trazar la política de precios en Cuba, eso es cierto; pero no podemos permitir bajo ningún concepto dejar de reconocer que el problema de los precios es solo de oferta y demanda, nada que sea ajeno a esto va a resolver ningún problema, los precios suben fácil, pero bajarlos es muy difícil, y para poder poner topes en los precios hay que garantizar oferta, y ante nuestras insuficiencias para producir, el mercado negro tomara el control, y se podrá intentar detenerlo aplicando las leyes penales, arrestando personas, pero el fenómeno no se va a detener. Hay que aumentar la producción esa es la receta, y no con lemas, tiene que ser con formulas que estimulen el trabajo; aplicando todas las estimulaciones posibles al productor; aumentar los presupuestos, aunque haya que disminuir a otros servicios básicos, para la compra de insumos, equipos y todo tipo de materiales que requiera esta actividad productiva
    Topar los precios por decreto, para bajarlo a la fuerza, es como, “’tirar el sofá’”
    Aquel Líder del Proletariado V.I LENIN, cuando parecía que la Revolución de octubre se perdía, lanzo aquella dramática consigna: TODO PARA EL FRENTE
    Los cubanos de hoy, para que la Sociedad Socialista perdure, estamos obligado, a lanzarnos a la tierra, a la producción agropecuaria, a lograr los alimentos a precios módicos que pide a grito el soberano.
    No podrá haber ninguna actividad a enfrentar priorisadamente por el Partido, Gobierno, todas las instituciones y el pueblo, más importante que producir alimentos. (Primero que hasta la propia sagrada salud pública) De eso se trata, Esa es la receta.
    25 enero 2016 a las 5:27
    / Responder

  • Orestes dijo:

    Necesitaria ver el cuadro donde se ponga producto a producto por etapas del proceso de comercialización los precios que cada uno dice que compra y vende, por ejemplo, cuanto le cuesta al guajiro la produccion con reflejo a unidades de venta (kg, libra, o quintal) y en cuanto la vende el que le sigue en la cadena, se vé que se estan escondiendo los números primarios de este proceso y de ahi palante todos dan la sensacion que no dicen la verdad.
    revisen el tema de los precios en que los guajiros compran los hierbicidas y fertilizantes y otros componentes del proceso, que ahi les meten tremenda puñalada.

  • cubano I dijo:

    Tremendo estudio, muy bien fundamentado, pero y donde están todos esos productos?

    Por que los precios actuales?
    Quién puede regularlos en baneficio d ela mayoría?
    Las instituciones del estado que papel juegan en todo este proceso?
    Por qué se han desaparecidos los prodcutos del agro, casualmente, después de lo expresado en la pasada ANPP?

  • Armando dijo:

    Un excelente reportaje, mis felicitaciones a los periodistas. Pero ¿cuàl es la soluciòn al problema?. Llevamos en lo mismo con lo mismo desde hace años, se plantea en todas las asambleas en todos los niveles, se hacen estudios profundos,etc y la mesa sigue igual. Acopio sigue sin dar soluciòn y muchas otras cosas mas. Debemos de topar los precios a los productos del agromercado y creo que tambièn el de las tiendas recaudadoras de divisa, pues allì igual se venden artìculos de primera necesidad.
    A mi opiniòn, si empiezan a topar los precios, comenzarà a desabastecerse el agromercado, pues el estado no ha podido dar soluciòn a la carencia de alimentos y cuando los transportistas particulares vean que no les dà el negocio, entonces diràn “que transporte acopio”, recuerden que los transportistas tienen que pagar impuestos, arreglar sus camiones (el estado no les asigna una tienda donde comprar las piezas, ni un taller de reparaciones) y eso no es nada barato, tienen que comprar el combustible, a veces tienen que pagar a un ayudante,etc.
    Nuevamente, mis felicitaciones a los autores de este trabajo.

  • Yonny dijo:

    Que van a decir los campesinos que no saben nada de economía? Ellos ponen el precio y si no venden no sé que harán con los productos pq jamás rebajan al igual que ningún otro productor independiente. Se ha estimulado la producción agrícola pero al precio que el pueblo trabajador no puede pagar. Imaginen que una familia de 5 personas en una casa tengan que comprar tomates para la ensalada… han visto la libra de tomates el precio que tiene? es prohibitiva para los que tienen un salario mínimo o medio e incluso, porque no… para los que tienen un buen salario.
    Es cierto que trabajar en el campo se las trae pero no como para que un campesino en menos de un año haga el dinero que un trabajador normal no hará en toda una vida.

  • Piñero dijo:

    Este es un tema que el Estado Cubano tiene resolver y no con palabras, se sabe que hay que producir más, pero es fácil trabajar menos y ganar más y eso está en la mente de los campesinos. Creamos una nueva figura en los cuenta propistas y es el de COMPRA y VENTA, lo que origina varios intermediarios desde el campo hasta la tarima o desde la fábrica hasta el consumidor. Este es un país fértil y la comida la producimos aquí no hay que IMPORTARLA, que lógicamente el precio de los alimentos se agravan. No es posible que una libra de tomate cueste 20 pesos y estamos hablando de tomate no de carne. Hasta dónde tenemos que llegar con estos precios. Veo en las fotos personas mayores, que solamente dependen de una jubilación, Qué tienen que hacer ellos para sobrevivir, dedicarse a otros negocitos, como vender periódicos, cigarros, café, tabacos, etc. Muchos de esos ancianos que trabajaron toda su vida, tienen que seguir trabajando. Es un asunto que nuestro Estado tiene que resolver YA. URGENTE.

  • Leandro dijo:

    Creo que el problema de los precios es algo extremadamente complejo. En la sesión de diciembre de la ANPP se planteó que la alta dirección del país efectuaría una reunión el 4 de enero del presente año para analizar la situación de los precios a los productos agropecuarios y buscar solución aunque fuera provisional, pero no hay información de su resultados. A mi juicio los precios necesitan de un análisis integral y no solo de los productos agropecuarios. Aquí nos preguntamos: ¿A cuanto sale un producto del campo y a cuanto se vende al consumidor?. Igual pregunta es válida par los productos que salen de nuestras fábricas.

  • acv dijo:

    Desde un inicio se conocia q el mercado concentrador era errado y la oferta y demanda lo mismo ahora los economistas y demas estudisosos sociales q existen no lo sabian tenia q pasar para saber, antes el sistema de acopio funcionaba a la perfeccion pq ahora no, esa a mi entender es la pregunta, lo otro se topan los productos basicos eso es normal en todos los paises, lo otro vendan al campesino los productos con solo el 10% x encima del costo y para mi la medida obligatoria y necesaria a nivel nacional, obliguen a justificar los ingresos, y ya veremos quien sube los precios y xq, pero aqui es donde unico usted llega al banco y dice un millon es legal y no importa mas nada.

  • Frank.2 dijo:

    Tema espinoso y no tiene espinas pero si falta de muchas cosas.
    Algunas cosas que siempre me he preguntado:
    1- Porque Acopio no tiene suficientes camiones de distinta capacidad de carga para satisfazer la demanda de transportacion de productos del campo a los mercados ?.
    2- Porque el estado no le vende a los duenos de fincas los camiones de distinta capacidad de carga y tambien a las coperativas a los que le interece adquirirlos para transportar sus propias producciones ?.
    3- Porque no se crean coperativas con ese tipo de transportes mas modernos y que ahorren mas combustible que esos desastrados camiones americanos del tiempo de la colonia para contratarles el servicio por parte de las coperativas y campesinos independientes y asi esterminar el abuzo de algunos particulares ?.
    4- Acazo no se sabe quienes son los bandidos que acaparan productos del agro para especular con su venta ?.
    5- Resulta tan dificil acabar con esa plaga de intermediarios e personas sin escrupulos que juegan con las necesidades basicas de la poblacion ?.
    6- Que hacen los llamados organos de fiscalizacion e contro, la policia e los funcionarios de toda esa ¨ cadena de control ¨ ?.
    Porque lo que se escucha siempre por todo el mundo es , Eso es problema de la Policia.
    7- Porque no se importan determinadas cantidades de productos de alimentacion y se deja todo a una produccion nacional insuficiente ?.
    8- Sera logico que la industria compre la mayoria de las cosechas y una caja de tomate en conserva cueste en las llamadas shopping mas de 5 veces su costo de produccion ?.
    9- Sera tan dificil comprender que con una agricultura casi arcaica y sin mecanizacion no sera posible producir alimentos para mas de 11 millones de Cubanos y 3 millones de turista al ano ?. Como sera cuando el turismo aumente a cifras estimadas de 6 a 7 millones ?.
    10 Porque uno va en un carro por la 8 vias desde la salida de la Habana hasta la entrada de Santi Spiritus y solo ve tierras alagadas en marabu ?.
    11- Nadie ve que con los salarios tan bajos el poder adquisitivo en Cuba no permite comprar alimentos ni para una semana del mes ??.
    Seria muy larga la lista de preocupaciones de toda la poblacion y mia en particular , Creo que si no se le da al tema la importancia que lleva seguiremos en un camino muy escamozo y lleno de justificaciones injustificables.
    Gracias

  • arturo dijo:

    Que qué dicen los campesinos??
    Que le venden sus cosechas a quien más rápido y mejor le pague.

  • Mostrando 38 de 170 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 170 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Arzuaga

Rafael Arzuaga

Periodista cubano. Miembro del staff de Cubadebate. Enviado Especial a los Juegos Panamericanos Toronto 2015

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda y del sitio web Cubadebate. En Twitter: @OscarFigueredoR

José Raúl Concepción

José Raúl Concepción

Periodista de Cubadebate, graduado en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Vea también