Inicio » Opinión, Deportes  »

Bajo la Lupa: ¿Se juega mucho o poco en Cuba?

30 enero 2013 | 66
Industriales-Santiago de Cuba: dos rivales históricos en el Beisbol

Industriales-Santiago de Cuba: dos rivales históricos en el Beisbol

Interrogado por el colega del semanario Mayabeque, Fernando Martínez, acerca de las causas del mediocre nivel de la pelota cubana actual, el reconocido coach de pitcheo Javier Gálvez, entre otras causas, señaló que “los atletas llegan al máximo nivel sin dominar los elementos básicos. Por ejemplo, tirar strikes en todos los puntos de la zona, tocar la bola hacia primera o tercera, hacer amago de toque y bateo, o batear para la mano contraria. ¿Cómo te vas a aparecer en una Serie Nacional, que es la universidad de nuestro béisbol, sin conocer y ejecutar las acciones de rutina del juego?”.

Esta misma opinión la repitieron varios técnicos, comisionados y peloteros retirados, cuando la Federación Cubana de Béisbol tuvo a bien consultar la opinión pública en torno a las enmiendas que le urgen a las estructuras, dinámicas y filosofías de la pelota, para garantizar el ascenso y sostenimiento de la calidad que todos ambicionamos.

Convertir la Serie Nacional, de mero espacio para bolas y strikes, en espectáculo cultural y social; instruir y superar a los técnicos y árbitros, cambiar los sistemas y criterios de captación de los talentos en edad alevín… Estas, y otras muchas urgencias, se trataron en todo el archipiélago y quedaron registradas en la agenda de la dirección nacional de este deporte.

Sin embargo, se habló infinitamente menos de si en Cuba se juega mucha o poca pelota, una arista importante en esta avidez nuestra por tener el campeonato de mayor calidad posible y, en consecuencia, una selección nacional más competitiva aún. Y no entiendo por qué, si es una verdad de Perogrullo que la repetición es una de las grandes aliadas de la perfección. Y no entiendo por qué, si es evidente que en nuestro país no se juega pelota suficiente, ni de modo recreativo ni de modo organizado u oficial.

Poca, muy poca pelota se juega en nuestro país. Esta es mi opinión, que advierte un elemento económico nada despreciable en ello. Esta es mi opinión, contraria a la de quienes consideran que los bajos rendimientos de los peloteros en los torneos internacionales obedecen al cansancio por el peso de extensas temporadas nacionales y allende los mares (a mi modo de ver, muchas veces los peloteros cubanos llegan a los campeonatos de la IBAF en overtraining, sobreentrenados, un fenómeno que en algún momento deberemos tratar).

Pero antes de que usted arremeta contra este parecer, permítame explicarlo.

¿Cuántos partidos oficiales disputa un jugador cubano en las categorías infantiles y escolares? ¿Dónde está, por ejemplo, la historia en detalles, más que la enumeración de los podios anuales, de la pelota en los Juegos Escolares?

Los peloteros en esas edades practican más de lo que juegan oficialmente. Las más de las veces los torneos infantiles y escolares son fantasmas, interrumpidos, acortados, inconstantes, y carecen de grandes aseguramientos —los elementales sí los tienen— como estadísticas, historias, atención mediática…

Tanto como la de la Serie Nacional, ha cambiado decenas de veces la estructura de las competiciones infantiles, escolares y, también, juveniles, categoría esta última comprendida —de modo erróneo, digo yo— como escalón previo al clásico doméstico, a pesar de sufrir casi todas las carencias de las inferiores.

Repletos de jugadores sin la talla, corpulencia, habilidades y rutinas para jugar béisbol; sin competitividad, también con precaria cobertura mediática e inconstante registro de sus números e historia: así también han transcurrido los Campeonatos Nacionales Juveniles.

Eso es en el nivel nacional. ¿Cómo suceden, entonces, las lizas en los escalones provinciales y municipales? Las respuestas, no lo dude, emborronarían decenas de cuartillas y excederían el tiempo de que usted dispone para leer esta columna.

Las Provinciales, salvo excepciones, son chatas, intrascendentes, cortas, monótonas, en muchas oportunidades no cumplen sus calendarios e incluso, mire usted qué despropósito, algunas veces el forfeit —la no presentación— se convierte en estrategia. En fin, no podían ser menos, adolecen casi de las mismas falencias que los campeonatos de otros niveles.

Esta realidad, obviamente, atenta contra la adquisición de experiencias en situaciones límites del juego —que son decenas— y retarda el crecimiento técnico de los atletas. ¿Cómo pedirles, por tanto, que lleguen a la Serie Nacional “hechos y derechos”?

Por si ello no bastara, está el tardío nacimiento y posterior inestabilidad de la Liga de Desarrollo, el escaño ideal para ascender a la Serie Nacional —y no el campeonato juvenil.

Y para rematar, están los criterios que, puesta la Serie Nacional en el radar, han subvalorado los rendimientos y esfuerzos individuales por mantener la condición física para aumentar la durabilidad de la salud y jugar la mayor cantidad de partidos posibles. Dicho de otro modo, nunca hay premio, plausible digo, para la longevidad o el trabajo intenso en nuestro béisbol.

Visto así, parece una sucesión de torpezas, o, mejor, una cadena de  impagos. Y, como puede ser que a alguno el criterio no le funcione, veámoslo, a la sazón, con algunos ejemplos en números.

Mike Trout, novato de la Liga Americana en 2012 a la edad de 21 años, era considerado un jugador excepcional desde que tenía 18 años, pero antes de debutar en Grandes Ligas tuvo que pulir sus armas en Ligas Menores a lo largo de 547 juegos de pelota (según el sitio MLB) y 1117 veces al bate.

Mike Trout: A los fenómenos también hay que pulirlos.

Mike Trout: A los fenómenos también hay que pulirlos.

Yasmani Tomás, por ejemplo, no acumula siquiera 1000 veces al bate en sus primeras tres Series Nacionales, a donde llegó con mucho potencial y también con deficiencias en su mecánica de bateo. Y sumada su actuación en todas las categorías, a sus 22 años, edad con la que comenzó la actual temporada, no supera la de muchos bateadores con similar o mayor talento que no han saltado a Grandes Ligas.

Hisashi Iwakuma, un lanzador conocido de la afición cubana por su actuación ante la selección nacional nuestra (nos lanzó seis entradas sólidas en el II Clásico Mundial), debutó en Grandes Ligas con marca de 9-5 y 3.16 de efectividad para los Marineros de Seattle. ¿Sabe cuánto lanzó? 125 y un tercio.

Eso es menos de lo que lanzaron unos cincuenta pitchers de la Liga Americana considerados para las estadísticas. Y es la misma cantidad que trabajó Yadier Pedroso con Artemisa en la Serie 51, cuando solo diez abridores del campeonato superaron las 145 entradas. Un brazo aún joven, el de Pedroso, ya aquejado de lesiones, trabajó lo mismo que el brazo de Iwakuma, exigido antes durante diez años en la Liga Profesional de Japón, donde se entrena, ya se sabe, como en ningún otro lugar.

Andre Rienzo, lanzador recién incorporado al róster de los Medias Blancas de Chicago, integrante del equipo Brasil al III Clásico Mundial, si llega a realizar un pitcheo en Grandes Ligas, ya tendrá de experiencia su trabajo durante 430 entradas y dos tercios en Ligas Menores, de 2007 a 2012, una cifra nada grande comparada con las de otros beisbolistas en ese nivel, pero sí mucho mayor que la cantidad de entradas trabajadas por Darién Núñez, Julio Rayzán Montesinos y Raicel Iglesias, antes de irrumpir en el campeonato cubano.

Bruce Chen, que a sus 35 años jugará con China el III Clásico Mundial, luego de defender la bandera de Panamá en 2009 y 2006, firmó con los Bravos de Atlanta en julio de 1993 y no fue hasta septiembre de 1998 que hizo su debut en la Gran Carpa. Entre una fecha y otra, el abridor zurdo debió construir su repertorio y solventar centenares de situaciones en los juegos de pelota a lo largo de más de 450 entradas (ha llegado a lanzar 887 capítulos en Ligas Menores, toda vez que ha vuelto a ese nivel, entre otras razones, por bajo rendimiento y problemas musculares en su espalda). Esa cifra, 887 entradas lanzadas, es casi el doble de las 471 que lanzó Ismel Jiménez en sus primeras cuatro temporadas.

Takeru Imamura, relevista de apenas 21 años que trabaja para el Hiroshima Toyo Carp y vestirá el uniforme de Japón en el III Clásico, en tres años en aquella pelota, ha trabajado 183 y dos tercios de entradas, y enfrentó a decenas de contrarios en más de 800 veces al bate (54 bases por bolas-165 ponches. Pues bien, en sus primeras tres campañas Erlys Casanova cubrió 109 y un tercio de innings, y enfrentó apenas 405 veces al bate.

Shinnosuke Abe, un receptor con 12 años de experiencia, campeón con Japón en la Copa intercontinental de 1997 y en la edición del Clásico Mundial de 2009, acumula 1 495 partidos y 5 144 veces al bate, más, muchas más, que las que tuvo el casi siempre primer bate Enrique Díaz en sus primeras 14 Series Nacionales (3 760 veces al bate en 1050 juegos de pelota).

Definitivamente, se juega poca pelota en Cuba. Y eso, no lo dude, lastra la consecución del máximo nivel individual y colectivo, vulnera la aptitud de la matrícula en la universidad de nuestro béisbol y afecta la competitividad de la selección nacional.

Se juega poca pelota, y de escasa calidad, no en los torneos nacionales, que los sabemos menos extensos que otros, sino, y más importante, en las categorías inferiores y en torneos de desarrollo, donde se alisan —donde se deben alisar— las asperezas de los talentos.

Se han publicado 66 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cartaya dijo:

    Trataré de ser breve, pero el tema es complejo.
    Creo que hay un poco de las dos cosas.
    • Primero: La estructura organizativa del beisbol cubano es deficiente y no funciona.
    • Segundo: En las categorías juveniles, infantiles, segunda categoría, estudiantiles, de barrio, inter-unidades militares y masivo en general se juega muy poco. No se fomenta la base.
    • Los peloteros de las series nacionales entrenan y juegan el año entero. Eso es demasiado.
    • Los equipos de grandes Ligas son Empresas, Consorcios y una gran Compañía que cuenta con toda una estructura de ligas alternas (Clase A, Clase B, Clase C, AA y AAA) que tributan al equipo mayor.
    • La nomina del equipo mayor es de 40 peloteros y se juega 6 meses y se descansa 6.
    En algunos casos jugamos muy poco y en otros casos jugamos demasiado.

    • joyce dijo:

      Muy acertado su razonamiento, aunque igual entiendo que el fenómeno es multicausal.

  • Pepe_elcojo dijo:

    100% de acuerdo

  • pitufo dijo:

    Excelente análisis. Lástima que los decisores no lean CubaDebate.

    Saludos

    • joyce dijo:

      Pitufo: ni leen ni ven ni pintan nada. A gritos se pide la sustitución de Higinio en estos foros y nada.Este periodista al igual que Michel son los más valientes en cuanto a plantear los problemas y las posibles soluciones y qué. Michel dijo una vez que le pidio entrevista a Higinio y aún lo está esperando. Es inconcebible la fata de ética, menos Frangel que sale en Bola Viva y da la cara en Deportivamente, de la comisión. En otro país hace rato Higinio no tuviera trabajo pues el mismo se mide por resultados y no por otras razones.
      Un saludo.

  • Fabian dijo:

    muy bueno el articulo, estoy totalmente de acuerdo con el analisis que haces y con el fin que lleva. quisiera que algun dia hicieran uno aqui mismo en cubadebate de como en las grandes ligas se les CUIDA a las figuras jovenes, por muy buenos que sean, por el hecho de que son jovenes y no pueden tener el mismo esfuerzo fisico que alguien de mayor edad.

  • ninho dijo:

    una simple anécdota, cuando yo era pequeño tenía 4 (y no miento) guantes de beisbol, una careta de catcher y 5 pelotas (marcas batos y wilson), y todo me lo habian regalado amigos de mis padres entre cumpleaños y peticoines del niño (yo), les aclaro que éramos y somos una familia pobre, pero, la verdad es que en aquellos momentos cualquiera (y no exagero) podia tener al menos un guante o una pelota, y estábamos en período especial y ahora los guantes tienen precios desorbitados combinados con mala calidad.
    CABALLERO, SE TRATA DEL DEPORTE NACIONAL Y HAY MAS JOVENES JUGANDO FUTBOL QUE PELOTA
    la verdad que conseguir un balón y 4 piedras es mas fácil que conseguir implementos básicos para jugar pelota y si a esto le sumamos los comentarios del artículo (muy bueno por cierto) imagínense los resultados, nada, como dice Taladrid: SAQUEN USTEDES SUS PROPIAS CONCLUSIONES

  • John Lois dijo:

    No entiendo que en estos momentos tengamos todo esos defectos , pues no se habían detectados antes, ya que se buscan alternativas para las temporadas beisboleras en nuestro país, tal es asi que en esta 52 serie se juega con una estructura nueva. Hay que profundisar para buscar las mejores variantes que proporcionen beneficio a nuestro pasatiempo nacional, todo es cuestión de disponibilidad al respecto que se sepa lo que se quiere y se desea obtener. No de forma que se destruyan las buenas figuras (peloteros)por las consecciones muy personal de los directivos en esta disciplina , por ejemplo cuales fueron las causas que dieron origenes para seleccionar la preseleción para el lll clacíco, que como todos sabemos tienes muchas lagunas, digusto para otros que no fueron selecionados, con razones suficientes, menos mal que se cambio la situación sobre la emigración muy deacuerdo con esos combios.Tenemos que seguir buscando los cambios pero positivos y que no afecten a las mayorias para el mejor bienestar del pueblo cubano…

  • irro dijo:

    Mi opinión es que los entrenadores no siempre estan suficientemente capacitados para mostrar los fundamentos, corregir deficiencias, etc. Yo parto del hecho de que muchos de los actuales entrenadores de cualquiera de las categorias fueron jugadores, que a su vez tuvieron deficiencias tecnicas. Al momento de retirarse no hay dudas que tienen una experiencia que no puede subestimarse, pero no por ello quiere decir que superaron sus errores de antaño. Y creo que asi sera dificil transmitirle esto a sus pupilos.

  • RAFARM dijo:

    El Cristobal Labra da pena que estadio mas malo.

  • ana ilsa dijo:

    Muy pero muy bueno el articulo, le felicito periodista. Y mire Ud que no solo en el beisbol hay otros deportes, casi todos, para nos er absolutos en los que se entrena mucho y se juega poco. El baloncesto por ejm, es un ejm de ello, se la pasan todo el año entrenando en las distintas categorias y juegan muy poco al año.
    Ese sobre entrenamiento es peligroso pues el atleta no tiene forma de validar realmente lo aprendido ni de, una vez desarrolladas sus facultades técnicas afrontar las situaciones que se presentan en el juego real, incorporan y fijan patrones esquemáticos, por ello vemos pitchers indecisos a la hora de tirar a una u otra base o a un forward titubeando a la hora de tirar de tres desmarcado. Hay muchas acciones mecanicas que los profesionales hacen de carretilla, pero es que como bien Ud dice repetir es aprender. Vemos muchos atletas que arrastran errores tecnicos que debieron ser corregidos en las categorias inferiores. En la NBA por ejm, cuando estan fuera de temporada e incluso a inicios de los entrenamientos los entrenadores dedican sesiones y mas sesiones a pulir, oiganme bien pulir los detalles del fundamento del baloncesto, el pase, el tiro, etc, etc y hablamos de estrellas. No se, antiguamente no habia tanto desarrollo y la gente se lesionaba menos tirando mas, ahora los brazos son de cristal, los cuidan muchisimo y los pitchers tienen cantidad de lesiones con nombres rarisimos que hace 20 años ni se escuchaban. Hay un detalle, observe que a muchos pitchers cubanos que han ido a jugar Grandes Ligas, les cambian el wind up, ese es un simple detalle, por que será?

  • Xavier dijo:

    Por lo menos en la calle y los barrios como deporte popular actualmente se juega mas futbol que beisbol, esta es la realidad.

  • abelboca dijo:

    Muy buen comentario. El base-ball es un “fetiche nacional”. Menos mal que ya alguien se ha dado cuenta de esto. Para arreglar esto hay que cambiar muchísimas cosas y muchísimos dirigentes de base-ball y quizás también del propio INDER. Además hay que invertir mucho dinero, tiempo y esfuerzo en la base, que no veo intención alguna en hacer, por mucho que se pasen la vida diciéndo que no, “que se está trabajando” (oración clasica que se dice cuando no se está trabajando), que “estamos haciendo un esfuerzo” (oración del derrotista), Etc. Etc. Esos cuatro puntos cardinales que se dicen al principio del comentario de este periodista son la clave del baseball: Si desde la cuna no aprenden bien, luego es tarde. Podría decir mucho más pero creo que con el excelente comentario de este periodista se ha dicho todo. ¿Habrá pupilas captadores de esas palabras?. No sé. A lo mejor el INDER no lee estos comentarios. Están a un nivel MUY ALTO para rebajarse a leerlos.

  • william jerez feliciano dijo:

    Exelente cronica , siempre comento lo mismo , claro con estas estadisticas quedo totalmente complacido , es una realidad dada por hecha , en nuestro pais se juega poca pelota y ademas el aseguramiento en lo que viene siendo la AA Y AAA es pesimo ahi es donde tendremos que trabajar fuerte si queremos seguir en los primeros 6 lugares en el mundo , si no hacemos un trabajo serio en estas categorias en unos anos no tendremos beisbol en cuba.

  • Ichigo dijo:

    Creo que el autor dió en el clavo, pero quién pone en practica este criterio.

  • felito dijo:

    Una pelota debe costar 5 pesos (MN) un guante 30 y un bate 20. Asi se podrá jugar pelota en culaquier rincon de la isla y será la unica manera de desarrollar nuestro deporte nacional.

  • Ernesto Sánchez (Cienfuegos) dijo:

    Que sucedio anoche en el Latino????????? Saludos.

  • guinero-bayamés dijo:

    RAFA UN EPÓCA EN CUBA QUE EN LAS CATEGORIAS MENORES 10-12, 13-14,15-16 JUVENILES, SE PRACTICABA UN BUEN BEISBOL,HABIA GRANDES ENTRENADORES QUE SE IBAN A CUMPLIR MISIONES A OTROS PAISES Y ALGUNOS DE ESTOS ENTRENADORES TENIÁN TANTO AMOR POR SU TRABAJO Y POR ESOS MUCHACHOS, SI ERÁN SELECCIONADOS PARA ALGÚN LUGAR DEJABÁN A OTRO CON SUS MISMOS CONOCIMIENTOS QUE ELLOS,ADEMÁS EXISTIÁN LOS LLAMADOS PLANES DE LA CALLES QUE SE PRACTICABÁN DEPORTES Y SE CAPTABÁN POSIBLES TALENTOS,ESTABÁN LAS EIDES,ESPA PROVINCIALES, HASTA PASAR A LAS NACIONALES,HABIA EXPERTOS QUE IBÁN A BUSCAR POSIBLES TALENTOS LO MISMO A EL ESCAMBRAY COMO A LA SIERRA MAESTRA. EN NUESTRA PELOTA GRANDE HABIA UN CAMPEONATO NACIONAL Y UNA SELECTIVA QUE CON MENOS EQUIPOS, LA CALIDAD ESTABA MÁS CONCENTRADA,MÁS TOPES INTERNACIONALES Y SE HACIÁN 3 EQUIPOS CUBA, A,B,C TODOS SALIÁN Y TODOS JUGABÁN, LOS MEJORES PASABÁN PARA EL EQUIPO PRINCIPAL Y TODOS EN SENTIDO GENERAL SE SENTIÁN MOTIVADOS, SE JUGABA EN EL TORNEO DE HARLEM,JAPÓN, NICARGUA, MEXICO,ETC. LO QUE QUIERO DECIR ES QUE PARA DESARROLLAR CUALQUIER DEPORTE´, EMPEZAR DESDE LA BASE, HE CONOCIDO A VARIOS ENTRENADORES DE DIFERENTES DEPORTES QUE HAN MANDADO A UN SINNUMEROS DE ATLETAS A LOS EQUIPOS NACIONALES Y NUNCA LE HAN RECONOCIDO SU TRABAJO, HAY QUE INVERTIR EN TODOS LOS DEPORTES EN LA PELOTA HAY ESTADIOS QUE NO TIENEN CALIDAD DE NINGÚN TIPO, CARENCIAS DE BATES,GUANTES PELOTAS, Y PARA NO CANSAR LOS MEJORES ENTRENADORES, ESPECIALISTA A CUMPLIR MISIÓN SIN DEJAR RELEVO DE CALIDAD, NO SE PUEDE CAMBIAR TODOS LOS AÑOS LOS DIRECTORES DE EQUIPOS HAY QUE DARLE CONFIANZA Y SEGUIRLOS, APOYARLOS EN TODO, HAY EVENTOS DE DIFERENTES NIVELES QUE NO JUEGÁN POR FALTA DE TRANSPORTE SI NO FIJESE EN EL BALOMPIE, CUANTOS JUEGOS SE HAN SUSPENDIDOS. EN FIN SON MUCHOS LOS FACTORES. TENEMOPS QUE CAMBIAR LA MENTALIDAD PORQUE NOS ESTAMOS QUEDANDO ATRÁS EN TODO, LEINER DOMINGUEZ ESTA EN LA ÉLITE Y NO TIENE UN ENTRENADOR COMO LAS DEMÁS ESTRELLAS. ESPERO QUE SE CÓJÁN LAS COSA A TIEMPO TODAVIA.

  • Ramòn Garcìa dijo:

    A esto no hay que darle tantas vueltas.”En Cuba se juega muy poca pelota”.
    Cuando yo era niño jugaba casi todos los dìas, y asì eran todos los de mi generaciòn. Nos enfrentàbamos a los barrios cercanos y hasta a los lejanos. En las escuelas en el campo jugàbamos constantemente.
    Ya no funcionan las EIDE, casi no existen las àreas especiales, no funciona la liga de desarrollo, los juveniles apenas juegan unos pocos juegos al año. Se pierden muchos talentos. Y ahora npara colmo, la serie nacional limita los juegos de las nuevas figuras y de los equipos en el primer nivel. Todo esto es innegable.
    ¿Dònde vamos a parar?
    Un saludo

  • Manolo dijo:

    Y mira que contradicción: la Comisión Nacional elimina juegos del calendario de la Serie Nacional.

  • Inocente dijo:

    En el año 58 cursaba sexto grado y en la escuela primaria donde cursaba estudios se creo un equipo de pelota por parte del profesor de educación Física con el propósito de competir en un torneo entre escuelas del mismo municipio primero, después entre zona y el que ganara representaría a su provincia a nivel nacional . Pues les diere que mi escuela gano todos los encuentros que efectúo y represento la provincia en el encuentro nacional que se efectúo en La Habana. En aquel entonces no existían las escuelas deportivas que hoy tenemos los guantes bates, pelotas y uniforme lo aportábamos los propios integrantes del equipo. Las prácticas eran después de las cuatro de la tarde en terrenos poco apropiados.

    Hago referencia a esto, porque hoy en día los que practican deporte y que solamente se dedican a eso y prácticamente han tenido de todo los medios materiales para practicarlo. Con el respeto que para mi merece el entrevistado en este articulo hay cosas que no coincido con el. Creo que uno de los problemas centrales que tienen nuestros peloteros es la falta de motivación y voy a poner un solo ejemplo para ilustrar lo expresado. El toque de bola con hombre en base, en tiempos atrás el lanzador se tenia que virar varias beses a primera apara ver si el bateador enseñaba. Hoy vienen a batear y desde que se para en el cajón se pone en posición de tocar y lo hacen mal. Me pregunto ¿cuantas beses practicaron esto en los entrenamiento? Lo mismo pasa con los lanzadores y la falta de concentración, que a mi entender es uno de los principales motivos de la cantidad de bases por bola que da un lanzador.-

    Anoche vi al equipo de Ciego de Avila y no se parece en nada a aquel equipo que el pasado año discutió el campeonato hasta en la cara de Roger Machado se refleja la preocupación. Y me pregunto no afecto a ese equipo que no le permitieran asistir a Panamá al tope al que fue invitado. Hay que llegarle a las causas de porque los jugadores asumen conductas pasivas y fata de interés.-

  • Ala_ Heat dijo:

    Muy buena la entrevista y productiva

  • Mostrando 22 de 66 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 66 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Arzuaga

Rafael Arzuaga

Periodista cubano. Miembro del staff de Cubadebate.

Vea también