Opinión  »

| +
Rosa Miriam Elizalde

Un acercamiento a propósito del «Informe de Tráfico de Personas 2007» del Departamento de Estado norteamericano, que incluye a Cuba y a Venezuela a la cabeza de la lista negra. El dictamen anual –se emite desde el 2001- prácticamente repite lo que viene diciendo desde hace siete años. Reitera que mujeres y niños son «traficados internamente» para explotación sexual y que el país, un importante destino para el turismo sexual, no hace nada para cambiar esta situación.

Opinión  »

| +
Angel Guerra Cabrera

Ha muerto Vilma Espín, una de las grandes heroínas de la revolución cubana junto a Celia Sánchez, Haidée Santamaría y Melba Hernández. Si las mujeres han sido una fuerza motriz de creciente importancia en los movimientos sociales desde finales del siglo XVIII, únicamente con la transformación socialista pueden llegar a alcanzar la liberación plena.

Opinión  »

| +
Lisandro Otero

Vidal es uno de los más lúcidos cerebros de Estados Unidos y su visión estratégica de su país como un barco en naufragio le ha otorgado una justa reputación y una inmensa influencia en las mentes de sus conciudadanos.

Opinión  »

| +
Eduardo Galeano

Esta es una modesta contribución a la guerra del Bien contra el Mal. El autor aporta algunos identikits que nos ayudan a desenmascarar los diversos rostros del Príncipe de las Tinieblas. En esta muestra sólo figuran los demonios de más larga duración, que desde hace siglos o milenios siguen activos en el mundo.

Opinión  »

| +
Lisandro Otero

En España acaba de aprobarse una ley autorizando el matrimonio entre homosexuales. Reglamentaciones similares se han aprobado en muchas otras partes del mundo. Se ha ido aceptando, de manera creciente, las relaciones entre personas del mismo sexo como parte de la conducta social normal en una sociedad moderna. No deja uno de pensar que hace apenas cien años el desdichado Oscar Wilde fue condenado por un tribunal por haber optado por la diversidad sexual.

Opinión  »

| +
Abel Prieto Jiménez

"Una de las dimensiones que ha estado en la base de nuestra educación y de nuestra política cultural, desde el principio de la Revolución cubana, ha sido la tesis sintetizada de la siguiente manera: “No le decimos al pueblo: ¡cree!; le decimos: ¡lee!”. La idea central es que no nos interesa formar fanáticos. Nos interesa formar gente culta, preparada. Para que les vengan mensajes de donde vengan, y sin embargo esa persona no sea manipulada. Es la tesis de Martí, que está en la base de todo nuestro programa educativo. “Ser cultos como el único modo de ser libres”. Ser »

Destacadas