Memorias de mi pueblo  »

| +
Pedro Urra Medina

En el año 1947, cuando ya había cumplido los 17 años, fui atrapado por aquellas ideas y comportamiento de un inquieto líder, Eduardo Chibás. Recuerdo que llegó a mi pueblo una caravana de autos y cada vehículo traía, delante de cada guarda-fango delantero, atada, una escoba.

Opinión, Política  »

| 14
Hugo Moldiz Mercado

Pronunciar su nombre provoca una indescriptible admiración y un mar de incontenible emoción en la garganta, pero también es una convocatoria al compromiso irrenunciable de no renunciar a las batallas de todo tipo para conquistar la emancipación plena de la humanidad y el planeta, desplegar la solidaridad y luchar por la anhelada paz mundial.

Noticias, Política  »

| 11
Posada Carriles en el Versalles, en "celebración patriótica".

No trascendió públicamente de qué hablaron, pero nada bueno cabría esperar teniendo en cuenta la calaña de los asistentes. Una reunión en Miami del llamado Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo -cuyo solo nombre ofende la memoria de la organización fundada por Eduardo Chibás- consiguió aglutinar a personajes de larga trayectoria en materia de agresiones y terrorismo contra Cuba. En primera fila, como para garantizar el registro de las cámaras, estaba Posada Carriles »

Opinión  »

Por: Max Lesnik
| 7
Max Lesnik

Murió en La Habana una cubana ejemplar. A los 87 años de edad, después de dedicar los mejores años de su vida a la causa revolucionaria, nos abandona para siempre, Pastorita Núñez la fiel seguidora hasta su muerte del líder Ortodoxo Eduardo Chibás y después leal compañera de luchas del fundador del Movimiento del 26 de Julio y Jefe de la Revolución cubana Fidel Castro, a quien le unían lazos inquebrantables de amistad personal y comunidad de ideales patrióticos y martianos.

Historia de Cuba  »

| 2
-historia-me-absorvera-alegato-de-defensa-16-octubre-1953

A principios de los cincuenta, el panorama político de la sociedad cubana vivía un vacío ético alarmante. El 10 de marzo de 1952 y mediante un golpe de Estado apoyado por la CIA, Fulgencio Batista se hizo con el poder derrocando a Carlos Prío Socarrás. Para justificar su golpista intervención, Batista alegó que Prío tenía sumido al país en la bancarrota, donde las drogas y el juego eran elementos habituales en el diario acontecer de la Isla –en realidad, Prío fue eliminado de la escena política cubana porque se estaba distanciando de los intereses del gobierno yanqui, no a favor »