Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

La vida de un hombre incorruptible (+Infografía y Línea del Tiempo)

| 4

Son 70 los años que han transcurrido desde aquel fatídico 22 de enero de 1948, cuando la clase obrera, en especial, los trabajadores azucareros, perdían a golpe de pólvora, a su máximo líder.

Hombre incorruptible, Jesús Menéndez sabía que los intereses oligarcas lo querían muerto. Negro, pobre y comunista, no existía por esa época una mezcla tan peligrosa y desafiante para quienes reunían en sus bolsillos el capital entero de una nación.

A Jesús lo asesinaron por luchar, por no callarse, y hoy, muchas décadas después, el pueblo cubano y Cubadebate recuerdan al indomable “General de las Cañas”.

Infografía: Cubadebate.

La siguiente línea de tiempo solo se encuentra disponible para Mozilla Firefox y Safari:

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kamilo dijo:

    Por las historias que he oído de los viejos azucareros que he conocido,fue Jesus Menendez un comunista ejemplar,de esos que conocí después,como los tabaqueros,personas incorruptas y comprometidos con su ideología hasta las ultimas consecuencias,fueron ellos los guías en mi forma de actuar y pensar,nunca jamas vi uno de esos viejos comunistas poner peros ante una tarea,recuerdo a uno de esos hombres con el trabajé, que íbamos al comedor y el siempre comía ultimo,era el primero en levantarse y el ultimo en acostarse, jamas lo vimos protestar por la comida,ni por las condiciones de vida que llevábamos, el hombre que nos hablaba del futuro y de las luchas del pasado,siendo un ejemplo de aquel presente,

  • Andrés dijo:

    Al finalizar la segunda guerra mundial, el gobierno de los Estados Unidos decidió congelar el precio del azúcar cubano. El gobierno de Grau accedió servilmente. Sin embargo, Jesús Menéndez, auxiliado por el economista Jacinto Torras, exigió una cláusula de garantía que pusiera el precio del azúcar exportado en función del precio de los productos importados de los Estados Unidos. Cuando, como resultado de la inflación, se elevaban los precios de los productos norteamericanos importados, se elevaba también el precio del azúcar cubano exportado. A la diferencia surgida entre un precio y otro se le llamó diferencial azucarero.

    Como resultado, en 1946 y 1947 los salarios de los trabajadores azucareros cubanos se incrementaron en 13% y 41 % respectivamente. En 1948, Grau cedió a las presiones norteamericanas y abolió la cláusula. Jesús Menéndez, naturalmente, no aceptó esto y siguió peleando. Le ofrecieron millones para sobornarlo y no cedió. Terminó asesinado. Un ejemplo de honestidad y de espíritu de servicio público.

  • Ofelia dijo:

    Hombres como el es el que nos hace falta en cada puesto de trabajo, incorruptible y que viva pendiente de la atencion que cada trabajador merece que en algunos lugares esta medio olvidado.

  • Eduardo Aguilera dijo:

    Su Museo en el Reparto Cerro está en total abandono

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leysi Rubio A.

Leysi Rubio A.

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @leysirubio

Beatriz Albert Pino

Beatriz Albert Pino

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter: @BettyAlbert18

Vea también