Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Andar de bebés

| 19

Algunos bebés inician la marcha más temprano, mientras que otros serán más remolones e irán pasando los meses sin que adquieran independencia al andar. Ilustración: Edilberto Carmona Tamayo/Cubadebate.

El paso del gateo a andar es una de las etapas más emocionantes que he tenido la suerte de vivir como madre. Mi Ernesto ya cumplió sus 19 meses fuera del vientre de mamá, dice más de cincuenta palabras e incluso pide que lo dejen dormir solo, pero nada me ha emocionado tanto como ese día en que se lanzó a andar sin pedir mi mano para agarrarse.

Es cierto, todos caminamos y esta es una evolución que se espera de los bebés a la altura del primer año de vida, pero nos siguen causando asombro esas efímeras semanas o meses en que, a golpe de prueba y caída, nuestro pequeño se va haciendo más fuerte y termina andando sobre sus dos piernas.

Los temas relacionados con el desarrollo motor del niño por lo general empiezan a preocupar a los padres cuando el bebé va llegando a las 6 meses y algunos se atrasan en sentarse, o cuando rozando el año el pequeño no hace el menor intento por desplazarse. Aquí por lo general ya muchos comenzarán a inquietarse pues, en el primer cumpleaños, no faltará una pregunta:¿Y ya el bebé camina?

Algunos inician la marcha más temprano (incluso antes de haber cumplido los 12 meses), mientras que otros serán más remolones e irán pasando los meses sin que adquieran independencia al andar. El secreto, quizás, esté en que cada bebé tiene su propio ritmo, y también en que cada contexto de estimulación familiar es diferente y no siempre todos los padres favorecemos el desarrollo motor de nuestros hijos.

Los primeros pasos de mi hijo demoraron un poco, y quizás por eso mi emoción fue tan grande cuando un buen día me soltó la mano. Ese mágico proceso que va del gateo al andar comenzó en nuestro caso desde que con 8 meses se puso de pie, hasta que poco a poco fue irguiéndose, arrastrando sus pies mientras se sujetaba con las manos al sofá, y con unos lejanos 15 meses comenzó a soltarse ya sin miedo.

Hay imágenes de este proceso que no se apartarán nunca de mi mente. Recuerdo todavía su temor (y el nuestro) a una caída, el primer grito de mamá ante el roce de su cabeza contra el piso... No olvido a papá en una esquina y a mamá en la otra, llamándolos para que llegara solito en busca de un abrazo, tampoco el gateo como su medio de transporte predilecto, ni la emoción de nosotros ante cada paso más firme. Nadie dijo que fuera fácil. En toda historia de bebé que anda alguna lágrima hubo, o alguna marca de guerra en la frente o la rodilla. En cada familia tampoco ha faltado la desesperación y la comparación constante de su hijo con Juancito o Carlitos, porque todos sus amiguitos caminan y el pequeño nuestro se va quedando atrás.

Mi consejo a los madres y padres que atraviesan este momento es no desesperarse, pero sí estimular mucho a sus bebés desde que nacen para que puedan vencer cada hito del desarrollo motor en tiempo. Para caminar, el niño mucho antes tendrá que haber sostenido la cabeza, tener la fuerza para voltearse en la cuna, saber sentarse solo y pararse también con ayuda; habrá tenido que desplazarse en puntillitas alrededor de un mueble, haber tenido el atrevimiento de atravesar la cuna de un lado a otro sin que nadie lo aguante. Cada detalle es importante, y lo que en un principio puede ser una nimiedad puede terminar atrasando a tu hijo en un hito importante de su evolución. Algo muy importante es proporcionar cada día un lugar adecuado para el juego y la estimulación del niño, que no debe ser la cuna; sino más bien una superficie dura como un corral, para que este pueda adquirir fuerza (Sí, necesitará mucha fuerza y equilibrio para sostener todo su cuerpo sobre sus piernas)

Es una etapa difícil, pero siempre termina con la sonrisa de los padres, aunque también, con una familia en cuatro patas tapando tomacorrientes, recogiendo cables, ventiladores, y velando porque no caigan al piso moneditas, granitos de frijol o toda cosa peligrosa que se pierda, porque cuando los bebés ya caminan son un verdadero problema.

Mi Ernesto tiene ahora 19 meses y ya tiene su andar de bebé bastante entrenado. Pide a gritos sus “pato minar” (zapatos para caminar en su idioma), y cuando los ve en sus pies pequeños la risa se apodera de sus ojos y aprieta el acelerador sin miedo a posibles caídas o golpes. Anda con las manos libres, tocando y explorando todo, con una figura tan esbelta que ya parece un niño grande. Quiere trepar, patear una pelota durante horas al mejor estilo de Messi, y entonces cuando lo veo sé que ya no es mi bebé pequeño, el que antes se caía y quería estar cargado. Nos toca ahora como padres ir a su lado y disfrutarlo perfeccionar, a cada instante, ese salto evolutivo que a nuestra especie le costó millones de años.

Hasta aquí mi historia de hoy para madres y padres, pero ustedes seguramente tienen mucho más que contar sobre el tema  ¿Se demoraron mucho sus bebés en caminar? ¿Qué estrategias siguieron para su estimulación? Bienvenidos a comentar, y nos vemos en una próxima entrada.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • babi dijo:

    Me he vuelto fan de este espacio, cada vez que leo esta sección no puedo evitar emocionarme. Quisiera que usted María del Carmen u otra persona me ayudara en mi caso: Tengo 24 años, pareja estable, un trabajo solvente y aunque vivo con mis padres tengo un cuarto propio, la cuestion es que mi pareja de 29 años anhela tener un hijo y ha hecho que nazca en mi ese instinto maternal del que ya has hablado anteriormente. El punto es que cuando me decido a intentar lograr un embarazo me arrepiento cuando esta cerca la fecha de ovulación, esto me ha pasado ya en dos meses, no se si es el temor de que dar embarazada por primera vez, o renunciar a las fiestas y tiempo libre, o si soy muy joven, o si no podré con el reto, y otras tantas o, que me hacen dudar, mientras él acepta mis decisiones, pero en realidad no se que hacer con estas ganas de tener un bebé que viene y van, por favor alguien me aconseje. Gracias

    • Luisa dijo:

      Hola babi, entiendo un poco tu situación y como pides consejo te daré el mio desde mi propia experiencia, lo primero es que aunque tengamos 1mil años siempre vamos a tener temor de traer un nuevo ser al mundo, de como será ese proceso, de si vamos a saber educarlo, de si será algo muy duro con lo que no podamos ligar, pero cuando tu bebé nace y a medida que van pasando los dias y los meses tu vas aprendiendo y familiarizandote con la situación, hay dias que serán de gloria y otros de guerra pero el recorrido es emocionante, aunque en mi opinión te digo que puedes esperar un tiempo más y seguir disfrutando de la vida de pareja, de las fiestas y de los amigo aunque esto no se termina con la llegada de un bebé solo hay que saber equilibrar las cosas en mi caso tuve a mi bebé a los 30 años pero desde pequeñito siempre anda conmigo y con su padre en carnavales, fiestas y campismos, mi pequeño a punto de cumplir sus 3 años es muy fiestero y bailador, respecto a las condiciones materiales cada familia es un mundo a parte pero mientras tengas un cuarto propio pienso que es un avance. Espero que mis palabras te puedan ayudar en algo.

      • babi dijo:

        Luisa y Zoila, muchas gracias por sus consejos, me han sido muy utiles, la verdad estaba en un laberinto, despues de mucho analizar creo que optare por esperar un poco mas y cumplir algunos planes profesionales que tengo.

    • norma dijo:

      Hola
      No tengas miedo a ser madre, es una experiencia única y para toda la vida, es natural que te `preocupes pero si lo deseas según vaya pasando el tiempo y a medida que tu embarazo avance irás sintiendo ese bichito que despertará tu instinto maternal y cuando sientas sus movimientos y lo veas por primera vez ahí te atrapará para toda la vida, yo tuve a mi bebita con 22 años, así qué ánimo y crea tus condiciones.

    • Greter dijo:

      Si vas a esperar estar segura nunca te vas a decidir, si no tienes grandes proyectos de estudios, viajes o casas así no lo pienses más, de todos modos cuando hayan pasado los primeros años del bebé aun estarás joven y podrás emprender cualquier proyecto, también ahora tienes la ventaja del apoyo de mamá, papá y de tu pareja, los miedos siempre están, las necesidades materiales no terminan nunca, y en el general siempre nos parece que todo no es suficiente, cuando el embrión esté en tu vientre las demás cosas se van acomodando solas, unas mejor y otras no tan bien, pero solo te queda caminar hacia delante tratando de soltearr los obstáculos lo mejor posible y si tienes apoyo mucho mejor, nuncca me a gustado la frase de moda "ese niño es para ti", eso no es cosa de uno solo porque se hizo entre dos.
      Espero que cuando te decidas todo te salga lo mejor posible y que puedas disfrutarlo al máximo, recuerda que cada momento es único he irrepetible.

  • yailey dijo:

    Buenos dias. Come he comentado en otras ocasiones, este espacio me gusta mucho. Como todos los anteriores el tema de hoy esta muy instructivo. En mi caso mi niña comenzo sus primeros pasos a los 10 meses, pero se cayó y se dió un golpe en la cabeza no tuvo problemas, ni repercuciones, le hicieron placas y todo salio bien, pues le cogió miedo y se pasó un buen tiempo sin querer volver a caminar. Resulta que la motivacion fue llevarla todas las tardes al parquecito del frente de la casa para que viera los demas niños jugar y le amarraba una toalla en la cintura y asi caminaba y se sentia segura, hasta que un dia se solto de mi mano sin toalla y salio corriendo, jjajajaa no caminando. Me senti tan feliz que lagrimee de alegria. Esta es mi experiencia. Saludos Maria del Carmen y gracias por sus artículos.

  • Rosa dijo:

    Mi pequeño nieto ya tiene 1 año y nueve meses cumplidos y aun no camina solo, lo hace agarrado de la mano o por muebles, sube y baja solo pero su equilibrio aun no tiene estabilidad quisiera que alguien me orientara que hay que hacer y si es normal que esto pase... gracias.

    • Alexander dijo:

      Hola Rosa, no es normal a esta edad no tenga independencia para la marcha, el pediatra debió advertirlo hace tiempo.
      Hay que valorarle con un fisiatra para indicaciones de terapias, ver edad motora actual es lo más adecuado.
      Gracias.

  • Mary dijo:

    Hola María, no he tenido la experiencia de ser madre aun, pero te cuento que mi sobrina camino directamente sin gateo...gracias por el artículo.

    • pili dijo:

      Mary, mi hijo caminó a los 10 meses, muy bien a los 10 1/2 meses, y como dices de tu sobrina mi niño nunca supo gatear, me parecía mentira que no supiera gatear, yo misma lo ponía en posición de gateo (4 patas como se dice) y lo único que hacía era arrastrarse se impulsaba con las manos y arrastraba los pies, eso me inquietó y lo consulté con su pediatra, pero todo estaba bien y cuando se levantó a los 10 meses y empezó a dar pasito me quedé asombrada, ya a los 10 1/2 corría y como NO le gustaba su salón de lactante entonces se lo llevaban para 1er año de vida y se pasaba el dia entero allí, solo iba a lactante para recibir los alimentos....hay tantas historias para contar......mi niño nació en 1991, ya tiene 28 años, por eso fue a lactante, en esa época existía.

      • Mary dijo:

        Hola pili, gracias por tu referencia y saludos...

      • Mary dijo:

        Hola pili, gracias por tu comentario y saludos...

  • Yenny dijo:

    Muy bonita tu experiencia, mi niño siempre fue muy travieso, gateaba la casa de punta a punta, luego caminaba aguantandose de las paredes y asientos, el solito fue cogiendo confianza hasta que un bueno día comenzó a soltarse en tramos cortos hasta que camino, no lo puse en corral ni andador, parecia un carrito loco por toda la casa y cogia unas velocidades jaja, esta fue mi experiencia.

  • zoila dijo:

    Hola, Baby esto de tener un bebé es experiencia única ,muy bella pero si tienes que desearlo porque una es madre para toda la vida,después de ser mamá jamás vuelves a dormir tranquila,la otra es que tienes a tu pareja estable y por casa no puedes esperar porque es lo más difícil parías muy vieja o dejarías de hacerlo.Hazlo cuando estés segura para que lo disfrutes.

  • norma dijo:

    Hola Baby
    Qué sección tan boonita e instructiva, te doy las gracias por ello. Te quiero contar mi experiencia:
    Aun recuerdo como mi bebé se lanzó a caminar solita despuéd de estar algo preocupada porque no se sentaba sola, y un buen día jugaba en el suelo, se aguantó del sofá se paró y salió andando hasta la pared que le quedaba de frente, me llevé un buen susto y a la vez me invadió una emoción tan grande que también lloré de alegría.

  • norma dijo:

    Hola Baby
    Qué sección tan bonita e instructiva, te doy las gracias por ello. Te quiero contar mi experiencia:
    Aun recuerdo como mi bebé se lanzó a caminar solita despuéd de estar algo preocupada porque no se sentaba sola, y un buen día jugaba en el suelo, se aguantó del sofá se paró y salió andando hasta la pared que le quedaba de frente, me llevé un buen susto y a la vez me invadió una emoción tan grande que también lloré de alegría.

  • Greter dijo:

    Mi niña que hoy tiene 8 años nunca gateó, creo que por estar muy gordita, por mucho que traté de ayudarla sosteniéndola al soltarla siempre quedaba como sapito aplastado, creo que por eso en cuanto pudo pararse empezó a tratatr de moverse de un lado a otro y para el año caminaba sin ayuda con total equilibrio, el varón de 5 años pasó más trabajo, ese si gateaba por toda la casa pero soltarse para caminar eso es otra cosa, con él si tuve que usar el pañal en la cintura o los tirantes del overol, incluso cuando al año me llamaron para darme el círculo tuve que aplazarlo pues no caminaba y aunque me tildaron de loca preferí no mentir pues eso podía atentar contra la seguridad de mi bebé que es lo más importante, al final con 15 meses me volvieron a ofrecer el círculo y ya el niño caminaba solo bastabte bien, ya está en preescolar y termina su ciclo de círculo infantil. Con los dos hubo los sustos de las caídas, golpes en la cabeza que suenan como bombas, golpes en las encías y dientes que sangran como para volverse loco uno cuando apenas es una heridita que en tres días nadie se acuerda, las rodillas pintadas de mercuro aun no me he salido de eso con ninguno de los dos y ya me he culeto tan experta que cuando otro niño se da un golpe me lo traen a mi en vez de a sus mamás para que yo los cure, yo responsablemente le doy los primeros auxilios sobre todo psicológico y luego los mando con mamá.
    Gracias por estos artículos a veces el tiempo pasa y uno un poco va olvidando o dejando en el pasado los primeros pasos, yo cuando salí embarazada por primera vez comencé un diario de todo lo que pasaba, este lo continué hasta que el varon cumplió los 2 años pero la velocidad de la vida me alejó de él y a veces me arrepiento de haberlo abandonado pues hay pequeños detalles que se nos van y solo así podemos revivirlos, por ejemplo tengo con exactitud el día y la forma en que se sentaron, pararon y caminaron solos por primera vez.

  • Yusi dijo:

    Hola, me encanta este espacio, he sido madre por dos veces y los dos son muyyyy diferentes, la hembra camino al año y tres meses, siempre fue muy tranquila, asentada, en la escuela igual, aplicada y la adolescencia, las cosas normales, sin mucho desequilibrio, pero el varón, que es el segundo, dios mioooo, las pague todas, camino a los 9 meses, y yo quería que aun siguiera de brazos, ahora esta en la secundaria y esta dando mas trabajo que armar un rompecabezas, converso con varias madres que tienen hijos sobre esa edad y todos están iguales, que es normal que haga esas cosas, no se si será que la hembra no me dio mucho trabajo. Converso mucho con el y tratamos que este paso por la vida, que todos pasamos por ahí, pase sin muchos contratiempos. Suerte para todas las madres y si alguna tiene hijos adolescentes exponga sus experiencias.

  • Sucel dijo:

    Felicitaciones! Me encanta tu columna! Sobre todo porque es muy realista, no existen padres o bebés perfectos, cada uno tenemos nuestro librito!
    Sobre este tema del andar, aunque agotador, se disfruta mucho, solo he lamentado estar precionada porque si no camina no la aceptan en el círculo infantil y qué será de mi y mi trabajo? Cada niño tiene su ritmo y son cosas que no se fuerzan ni se logran con un chasquido de dedos....
    La verdad aún no logro entender este impedimento en nuestros círculos!!!!

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María del Carmen Ramón

María del Carmen Ramón

Periodista de Cubadebate y la Mesa Redonda, graduada en 2012 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Autora de la sección "De madre y de padre". En Twitter: @MeryCarmenRamon

Vea también