Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Otro 19 de abril de victorias

| 4 |

Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro en la Asamblea Nacional. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Que Cuba tenga hoy un nuevo presidente no es solo el resultado de un proceso de elección. Hay mucho de responsabilidad, de simbolismo, en el tránsito de esa generación histórica a otra, que no se curtió entre montañas ni bajó de la sierra con un triunfo peleado; pero que ha crecido como salvaguarda y, sin apartarse del camino, se ha dispuesto a fundar, a transformar, a conquistar… Se trata, parafraseando al poeta, del “renglón de una historia mayor”, que habla de continuidad.

Y también hay mucho de desprendimiento en ese acto de ceder, que no implica renunciar; hay mucho de humildad en quien deja a otros la conducción de esa obra grande por la que se ha dado todo, para solo acompañar, desde la más alta vanguardia política y, a su vez, desde el escaño de un diputado.

Y ese acto fue tan trascendente como natural.

Desde la primera jornada de constitución de la Asamblea vimos a Raúl ocupando un puesto en primera fila; ejerciendo su voto, boleta en mano, con naturalidad; enseñando, con su actuar confiado, que ya había llegado aquel momento que siempre vimos desde lejos. Porque el futuro siempre nos parece lejos.

Y cuando fue un hecho la elección de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente de Cuba, Raúl subió al estrado, desprovisto de falsos protocolos y posturas solemnes, para recibirlo, para acompañarlo, para abrazarlo, para estampar con ello la confianza, en el hombre, y en el porvenir.

De Díaz-Canel, subrayó Raúl, que “no es un improvisado”. Destacó su labor como ingeniero, su trabajo como oficial de las FAR, líder juvenil, y luego cuadro profesional del Partido en Villa Clara y Holguín. Habló de su quehacer como Ministro de Educación Superior y desde hace cinco años, como Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

De Raúl, resaltó el nuevo presidente, su dimensión de estadista, su liderazgo en la formación del consenso nacional y en el proceso de actualización que vive el país, así como la rica historia que integra al moncadista, al expedicionario, al guerrillero, al jefe militar y al dirigente político.

“No vengo a prometer nada”, dijo Díaz-Canel, como jamás lo hizo la Revolución en todos estos años. “Vengo a entregar el compromiso”, que no es otro que el de continuar “actuando, creando y trabajando sin descanso”, en vínculo con la gente humilde y solidaria de esta tierra. En esa empresa no habrá ninguna ausencia, porque “hasta nuestros muertos nos acompañarán”.

Y no es que sea fácil todo lo que ha de hacerse. Pero este 19 de abril no hubo rupturas. La continuidad tiene rostros.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Alberto Pérez Aleman dijo:

    FELICIDADES DIAS CANEL

  • Jose R Oro dijo:

    Excelente articulo de la periodista Lissy Rodríguez Guerrero, refleja muy bien este historico momento en Cuba. La democracia socialista cubana, ha elegido la nueva ANPP (Asamblea Nacional del Poder Popular) el Parlamento unicameral de la Republica de Cuba. Esta es una votación proveniente de la fuente originaria del poder, que es el pueblo cubano. Las elecciones de marzo 11 representaron satisfactoriamente la capacidad y derecho a elegir del pueblo cubano. No una politiquería donde se imponen el dinero, la oligarquía, el control mediático o la intervención extranjera, sino una genuina expresión de la voluntad popular.
    La dirección histórica de la Revolución Cubana ya no ocupa hoy el puesto de Presidente del país. Este es un fenómeno generacional natural y refrendado por la legislación que limita el mandato a dos periodos de 5 años (lo que a mí me parece excelente, la renovación es parte inherente de la democracia socialista). Cuba (y los cubanos) esta súper-bien preparada para ello, después de décadas de intensa educación y formación moral de todo el pueblo, liderada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y por el General de Ejército Raúl Castro Ruz. Los nuevos líderes de Cuba van a ser apoyados y respetados por el pueblo, pero también van a ser más exigidos, les corresponde vencer nuevos retos, responderle a la sociedad solucionando los problemas de hoy. Escribió en un reciente artículo el gran periodista cubano Randy Alonso Falcón “La Revolución es un proceso dialéctico de transformaciones y experiencias acumuladas, de cambio y continuidad; es una obra colectiva como esencia y práctica imprescindible”. En estos días 18 y 19 de Abril, lo esencial en ese necesario balance era la continuidad, y se logró de manera plena.
    Los retos más perentorios que enfrentarán la nueva ANPP y el recién elegido Gobierno cubano son entre otras, las tareas de la “Actualización de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución” y la Implementación del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y su Plan Nacional para efectuarlo en el futuro inmediato (y a más largo plazo, hasta el 2030), con una incrementada y más directa participación del pueblo cubano a través de su Parlamento. Enfrentar y vencer al criminal Bloqueo económico, comercial y financiero más eficientemente, y que permitan acelerar el ritmo de desarrollo de la economía nacional para no depender de nadie en la construcción del socialismo cubano. Ampliar y profundizar las relaciones de Cuba con sus nacionales residentes en el exterior. Un eficiente y funcional enfrentamiento a la corruptela en la sociedad. A los que detengan el desarrollo económico y social del país, por no hacer lo que deben, indiferencia, apatía u omisión, aplicarles lo reglamentado. Controlar mucho mejor, y debe quedar claro que hay que “controlar a los controladores” también.
    Uno de los fenómenos negativos a mi juicio en los distintos órganos elegidos para el gobierno del país es la “unanimidad” crónica. Hay que erradicar ese mal. Dijo el General de Ejercito Raúl Castro Ruz “soy enemigo absoluto de la unanimidad”. Está claro para todo el mundo que es imposible que exista unanimidad en cientos de diputados (y otros órganos de dirección), y eso muestra desde una arraigada “adhesión” a lo que venga de “arriba”, hasta simple indiferencia.
    Para el pueblo, el ser informado, indagar, preguntar y opinar, no es un maligno “cuestionarlo todo”, es un derecho, ya que el pueblo es la fuente originaria del poder del Estado. Hay que ejercer este derecho de forma plena, exigirlo, el desarrollo del socialismo no puede ser una “loa al silencio”. (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa) Los miembros del Consejo de Estado, su Presidente, Primer Vicepresidente, Vicepresidentes y Secretario todos recibieron elevadas, impresionantes votaciones de sus electores el 11 de marzo pasado, como se observa en la tabla abajo:
    Para Presidente:
    Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez (Santa Clara) 92.85%
    Para Primer Vicepresidente:
    Salvador Antonio Valdés Mesa (Güines) 83.88%
    Para Vicepresidentes:
    Ramiro Valdés Menéndez (Artemisa) 90.71%
    Roberto Tomas Morales Ojeda (Cienfuegos) 84.57%
    Gladys María Bejerano Portela (Guantánamo) 88.97%
    Inés María Chapman (Banes) 91.15%
    Beatriz Jhonson Urrutia (Stgo de Cuba) 82.46%
    Para Secretario:
    Homero Acosta Álvarez (S. Jose de las Lajas) 88.81%
    Para Miembros:
    Leopoldo Cintra Frías (San Cristóbal) 87.38%
    Teresa María Amarelle Boué (Puerto Padre) 91.38%
    Ulises Guilarte de Nacimiento (Guanabacoa) 82.08%
    Miriam Nicado García (La Lisa) 84.81%
    Guillermo García Frías (Pilón) 88.48%
    Bruno Rodríguez Parrilla (Diez de Octubre) 81.93%
    Martha del C. Mesa Valenciana (Stgo de Cuba) 87.17%
    Carlos Rafael Miranda Martínez (Mantua) 85.06%
    Susely Morfa González (Rodas) 91.33%
    Rafael Ramón Santiesteban (Calixto García) 93.22%
    Miguel Ángel Barnet (Guanabacoa) 84.82%
    Ileana Amparo Flores Morales (Jovellanos) 87.76%
    Raúl Alejandro Palmero Fernández (Marianao) 84.40%
    Jorge Amador Berlanga Acosta (Playa) 83.75%
    Yipsy Moreno González (Camagüey) 87.92%
    Elizabeth Peña (Contramaestre) 90.58%
    Yoerkys Sánchez Cuéllar (Manicaragua) 93.92%
    Ivis Niuba Villa Milán (Bayamo) 91.07%
    Barbará Alexis Terry (Bolivia) 85.80%
    Reina Salermo Escalona (Báguano) 89.00%
    Rosalina Fournier Frómeta Maisi) 92.08%
    Carlos Alberto Martínez Blanco (Arroyo Naranjo) 81.84%
    Felicia Martínez Suárez (Manzanillo) 91.65%

    Es decir la elección del Consejo de Estado, su Presidente, Primer Vicepresidente, Vicepresidentes y Secretario es absolutamente legítima no solo ante la ley sino ante el pueblo, todos fueron elegidos por una aplastante mayoría de los cubanos. Es incuestionable en todo sentido. El pueblo cubano no solo votó por destacados lideres, no solo por personas brillantes, sino votó por la continuidad de la Revolución cubana
    Muy comedidamente creo que destaca una ausencia en el Consejo de Estado y estoy seguro que esa es también la opinión de muchísimas personas en el país. La del diputado Lázaro Fernando Expósito Canto quien recibiera el 96.92% de los votos y tiene una enorme popularidad y resultados en su liderazgo en Santiago de Cuba.
    Ya se estableció el eslabón de la continuidad entre la generación histórica y sus hijos en la Revolución. Hay que seguir cuidando esta continuidad como una piedra preciosa, una gema de la historia. La unidad de los cubanos alrededor del “dulcísimo misterio” es esencial.
    No debemos olvidar el concepto de “cambio y continuidad”. Entre ellos debe existir un balance. La continuidad del proceso revolucionario cubano es esencial e imprescindible. Es una condición necesaria, pero no suficiente. En la evolución de la sociedad cubana a través de muchas décadas, se requieren también cambios. No solo simbólicos, sino profundos y bien ponderados cambios que permitan el desarrollo acelerado de la producción y los servicios y que fortalezcan la aun hoy limitada base material de la sociedad socialista cubana.
    ¡Viva la democracia socialista cubana, cada vez más sincera, participativa, perfeccionada y fructuosa!
    ¡Muchas felicidades a todos los electos a la ANPP, su dirección, al Consejo de Estado y en especial al Presidente Miguel Díaz – Canel!

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Viva Cubaaaa!!!!
    articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=31431

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lissy Rodríguez Guerrero

Lissy Rodríguez Guerrero

Periodista del diario Granma.

Vea también