Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Cuba: una revaloración indispensable de la inversión extranjera (II)

| 14

1380133038719

Entre los atributos con que cuenta Cuba para captar inversión extranjera directa (IED) se cuentan ventajas comparativas naturales que incluyen la disponibilidad de ciertas reservas minerales de importancia, entornos turísticos sin explotar y una ubicación geográfica favorable.

También posee ventajas comparativas adquiridas tales como un elevado nivel de escolaridad de la población (el 19% de los trabajadores tiene nivel universitario), desarrollo científico relevante en un grupo de ramas del saber, infraestructura mínima para el desarrollo del transporte internacional y para un grupo de producciones agrícolas e industriales, elevado estándar de salud e higiene y alto nivel de seguridad ciudadana.

Sin embargo, no es posible ignorar un conjunto de limitaciones para la entrada de capital extranjero en el país. La primera de ellas y la más importante es la existencia del bloqueo económico de Estados Unidos, que no solamente impide el acceso al mayor mercado del mundo, sino que impone costos y riesgos que encarecen las inversiones en Cuba. A ello se añade la prolongada crisis económica internacional y la incertidumbre que introduce.

A lo anterior habría que sumar el elevado nivel de descapitalización que arrastra la economía cubana, así como la ausencia de personal calificado y con experiencia para operar con la IED. En este último aspecto, el hecho de que la economía cubana no sea de mercado supone limitaciones para la utilización actual de determinados mecanismos desarrollados en esas economías, tales como mercados financieros y bolsas de valores, así como los instrumentos que se asocian a su funcionamiento.

También constituyen aspectos por mejorar el acortamiento de los plazos de negociación y aprobación de los proyectos, la reducción de determinados costos en las operaciones del inversionista extranjero, que rebasan el promedio regional, y una definición más precisa de la cartera de proyectos de inversión que se desea promover.

Un elemento de la mayor importancia en la promoción de nuevos proyectos de inversión con capital extranjero radica en la flexibilización de la política fiscal y comercial del país, así como en la mayor eficiencia del entorno de negocios, especialmente en lo referido a la modernización del sistema bancario y la adecuación del régimen de contratación de la fuerza de trabajo. En este último caso se trataría de mantener condiciones que permitan preservar la fuerza de trabajo calificada con niveles de retribución adecuados, al tiempo que se establezcan mecanismos más flexibles para su contratación por parte del capital foráneo.

La priorización de proyectos dentro de una cartera de posibles inversiones extranjeras en la economía cubana debe tomar en cuenta, por un lado, la urgente necesidad de recapitalización de producciones claves para el país, como la producción de alimentos capaces de sustituir importaciones. Por otro, a aquellos sectores en los que existe un potencial científico importante para lograr producciones y servicios de alta competitividad, como las farmacéuticas asociadas a la biotecnología y algunas líneas en la esfera de las telecomunicaciones y la informática.

A pesar de los obstáculos apuntados, la mayoría de los especialistas considera que existe un espacio al alcance de Cuba para promover exitosamente la IED que cubre a los países miembros del ALBA, a las principales economías de la región latinoamericana (Argentina, Brasil y México), China, Vietnam, Canadá, algunos países de Europa Occidental y Rusia.  (Continuará)

*El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (La Habana, Cuba).

Ver artículo anterior

Cuba: una revalorización indispensable de la inversión extranjera I

(Tomado de Cuba Contemporánea)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Walfrido dijo:

    Considero el artículo muy bueno ,pero a estas opiniones en Cuba casi nunca se les hace caso y por eso no salimos del atraso económico que tenemos ,ni nuestra economía acaba de levantarse

  • Berto dijo:

    Prosiga usted y sus colegas de ese centro con estos análisis que deben ser sobre todo muy realistas o sea sin subjetivismos, teorizaciones ni prejuicios. Hay que concretar.

    • Manolon dijo:

      Yo lo que no entiendo es como un participe de los errores del pasado pueda venir ahora a darnos luz, explicarnos, alertarnos, casi indicarnos lo que hay que hacer para salir del inmenso bache en que caimos.

  • Enmanuel dijo:

    Estos articulos no son casuales , son el preludio a las modificaciones a las regulaciones en esta materia que seran implementadas en breve . La IED es la unica manera de no perecer , porque a golpe de pizzerias no crece la economia !!

  • Livio Delgado dijo:

    Siempre me luce demasiado teórico en sus enfoques, tiene toda la razón en cuanto a que el bloqueo o embargo como le quieran llamar es el principal obstáculo de las inversiones extranjeras directa siempre mirando al exterior o lo que significa las divisas frescas, pero mirando al interior y cuanto podría representar solo en eliminar importaciones y comenzar a recapitalizar el entramado industrial del país debe ser la base de esta inversión por el momento y a mediano plazo. El problema de la contratación de la fuerza de trabajo por intermedio de una empresa de contratación de personal, que en la concreta recibe la moneda dura y solo convierte en salario al trabajador una ínfima parte de esta erogación, es doblemente ultrajante para ambas partes, primeramente la parte extranjera se ve en la necesidad de compensar al trabajador con otro pago por debajo del buro y directamente en moneda dura y que convierte a la fuerza de trabajo ya no tan competitiva con relación al mercado latinoamericano, esta situación existe hoy en todas las empresas del sector con capital extranjero y su falta de transparencia es una de las mayores fuentes de corrupción en la isla. Cualquier intención de negocio al primer nivel tiene que partir por la actualización del sistema bancario y de las comunicaciones digitales instantáneas, la imposición del monopolio de mercado y explotación que hoy vemos en sectores claves como ETECSA y las comunicaciones, o el emporio militar GAESA, Grupo de Administración Empresarial S.A, un entramado de empresas militares que operan en Cuba bajo apariencia civil y hoy controlan desde el MINTUR hasta un buen número de empresas paralelas en los sectores económicos claves, esta forma de gestión poco aportan a la competitividad y eficiencia de la economía. La clara intensión de atraer las inversiones millonarias que pudiesen asumir solo grandes compañías multinacionales tiene que tener de base la eficiencia, flexibilidad y amplia presencia del pequeño y mediano negocio. Pretender invertir la pirámide es apostar por el fracaso continuado de la política económica que la llamada “actualización” pretende revertir.

  • Nelson dijo:

    La sustitución de importaciones en materia de alimentos (alrededor de 1500 millones de dolares anuales) es escencial, para ello hay que invertir y aumentar la exigencia en las empresas productoras con el fin de elevar la calidad nuestros productos, lo que nos permitiría garantizar el consumo de nuestro mercado interno. No es posible que estemos importando renglones que son propios de nuestro país debido a que los nuestros no cumplen los requisitos de calidad.
    El bloqueo es cierto, real, nos afecta a diario, por eso debemos ser inteligentes en los pasos a dar para burlarlo.

  • francoys dijo:

    La realidad es más cruda aún, lo escrito no deja de ser real, aunque si limitado, en realidad es tán complejo el panorama económico que habría que dividir su analisis, coincido en lo interior, en lo subjetivo, en lo que podemos y no en lo que no podemos, podemos ser más eficientes, podemos ser más riguroso con los directores violadores de la normativa, podemos ser más exigente con la sociedad parasitaria, podemos detener la cancerigena actitud de inspectores y polícias corruptos, podemos sustituir sin restituir, podemos ser más humanos, podemos reconocer valores, podemos luchar contra galenos indignos de su bata blanca, podemos hacer recuperar la dignidad de organo y organismos que bajan desmesuradamente al infierno de la falsedad, podemos ser y debemos mejores hacia lo interno.

  • JJ dijo:

    HAY QUE PERMITIR A LOS CUBANOAMERICANOS QUE PUEDAN INVERTIR EN SU PAÍS, LA INDUSTRIA ESTÁ CON UN ATRASO TECNOLOGICO DESCOMUNAL AL IGUAL QUE LA AGRICULTURA. EN CUBA TENEMOS POTENCIAL PARA AMPLIAR LAS FACILIDADES PARA LA ATRACCIÓN DE CAPITAL EXTRANJERO SIN AFECTAR LA SOBERANIA.HAY QUE ABRIR LAS MENTES Y LOS HORIZONTES PARA DESARROLLAR A ESTE PAIS, ESPERO CON ANSIAS LA NUEVA LEY DE INVERSION EXTRANJERA..

  • blancomeridiano1 dijo:

    En la base del desarrollo se debe ver o hacer la simple ecuación, que al abrirse hacia nuevos horizontes, se debe saber que es lo que se tiene, cual es el potencial y si se evita comprar productos fuera mejorando la calidad de los que cuenta y con los que se cuenta, se tendrá ya un primer paso realizado sin haber desgastado tanto razonamiento en vano. A lo que se enfrenta es no tanto en la consistencia de los productos, sino el modo que se los presenta a los consumidores y se acerca así a las fronteras creadas por las apariencias de los circuitos comerciales llamados mercados que hacen la diferencia vendiendo, esto mismo las apariencias mas que los productos en cuanto a su calidad. Si en la isla se desarrolla la idea de necesitar inversión se avoca a confrontaciones que crean conflictos con los que aquellas inversiones que aparezcan en estos casos traerán consigo. Se debe enfocar la producción hacia el desarrollo no hacia la liberalización del consumo sin que esto cause ausencias de productos porque la falta de estos conlleva los problemas que se asemejan de algún modo a los que traen las inversiones de capital dirigido al consumo.

  • Eddy dijo:

    Este artículo desde que empieza…Reservas minerales de importancia…,¿Porqué no hablamos de la industria trasformativa? entornos turísticos sin explotar ¿porqué no estimulamos el turismo nacional?, …y una ubicación geográfica favorable…. ¿Estar cerca de Estados Unidos es favorable sin comerciar con esta inmensa y rica nación?.

    Si permitimos que las IED extraigan nuestros recursos naturales para luego comprar artículos terminados, significa que no desarrollaremos nuestras potencialidades industriales, tal y como son los artículos de consumo del programa energético: menajes, ollas, etc. alargando nuestra dependencia funcional de naciones tan lejanas como China.

    Podemos hablar de…un elevado nivel de escolaridad de la población… pero debemos contar con las subsidiarias extranjeras para la tecnología de punta que no tenemos como son las telecomunicaciones e Internet.

    Ahora viene la gran contradicción del huevo y la gallina … el elevado nivel de descapitalización que arrastra la economía cubana, así como la ausencia de personal calificado y con experiencia…
    He aquí la obsolescencia programada por una economía que mira hacia fuera y no hacia nuestro encarecido mercado interno …

    Falta una visión integradora endógena que reciba estímulo financiero y logístico de nuestra propia banca e industria, para procesar y conservar los alimentos, elaborar bienes manufacturados e instrumentos especializados es lo que necesitamos.

  • Cubacomunista dijo:

    OjO,que nó se le permita a nadie la entrega de la independencia nacional a ninguna trasnacional ó emporio financiero,para preservar nuestra independencia es indispensable que toda inversión sea encauzada sobre la base del 50-51 donde el Estado cubano en representación de su pueblo conserve su soberanía nacional,mucho ojo,los ejemplos de servilismos y sumisión nacionales sobran,todo vale?,seguramente nó.

  • Juan Carlos dijo:

    Es verdad que tenemos fuertes obstáculos externos que no podemos obviar, pero también tenemos muchas barreras internas que son las que hay que revisar y resolver a corto plazo, aunque sinceramente no se observa voluntad de abrirse a la inversión extranjera que necesitamos y un ejemplo es la más reciente medida que atenta contra los inversionistas extranjeros que hoy ya no pueden importar sus carros, pero tampoco los pueden comprar en el país con los precios absurdos que puso el estado. Mala imagen hemos transmitido al mundo con esta medida que ni siquiera la prensa oficial cubana se atreve a comentar.
    Otra traba interna son los dilatados procesos de importaciones, cuyos mecanismos son diabólicos y extensos. Es algo que si no se flexibiliza no atrae la inversión extranjera porque se pierde mucho tiempo en las negociaciones para contratar y traer cualquier recurso.
    Debieran dejar que los inversionistas hagan sus propias importaciones según el nomenclador que le aprueben y el estado se concentre en los recursos vitales como los que se necesitan para la salud, la educación y la defensa.
    También se pasa mucho trabajo en la contratación de la fuerza de trabajo, con agencias empleadoras burocratizadas al máximo y que no pagan lo suficiente a sus empleados.
    Esperemos que la ZED Mariel cumpla con las expectativas, mucha falta que nos hace, a pesar de que los inversionistas nos siguen mirando con mucho recelo y temor por estas mismas cuestiones que sabemos pero que no resolvemos.

  • Diesan Adel Romero Castaño dijo:

    en mi opionion dberiamos darle mas importancia a la creacion d cooperativas no agraria pero dotarlas d mecanismo para q ellas todas puedan trbjar en conjunto e importar mediante su propia gestion los insumos necesarios para aumentar ell numeros d servicios y accesos a la poblacion…
    hoy no son pocos los cubanos q intentan crear pequeños negocios q dependen d los insumos q pueden importar este mecanismo se encuentra trabado por nuestras leyes aduanales las cuales imponen elevados impuestos a quienes intentan traer los insumos, piezas, partes etc necesarios para sostener los negocios y aperturas recien aprobadas!
    una pregunta como sostener un mercado interno sin insumos? nosotros no estamos en condiciones d producir grandes cantidades d esos insumos entonces pq no permitir q esaspequeñas empresas o cooperativas importen lo q el estado no puede por diversas razones? pq no ponemos la politica en torno d nuestras necesidades?

  • Ramon Licea Perez dijo:

    Si nos estamos actualizando a los 54 años, debe ser porque nos quedamos desactualizados y yo creo que ni yo ni mis vecinos tuvimos que ver con eso , entonces como es que este señor, que si tuvo que ver con eso, venga ahora como un buen consejero a decir que se debe hacer, si el fue un gran acólico del inmovilismo, debería estar en su casa lamentandose de su contribución a la desactualización y para colmo enumera atributos y ventajas para la IED y no habla de la principal, según Granma por la cual las empresas americanas o de otros paises han emigrado e invertido en otros lugares como Mexico, China,etc,es buscando MANO DE OBRA BARATA y la nuestra es superbarata , ej: estas empresas pagandole a un ingeniero cubano entre 2 Y 5 dolares diarios lo harían altamente productivo, eficiente, creativo, disciplinado,etc y por demas muy feliz.Hay que cambiar la mente , pero con asesores sin resagos ni prejuicio.
    En su época de ministro había bloqueo y el puerto de Mariel estaba donde está ahora.Que le faltó que no planteo esas ideas cuando y donde lo debío hacer.
    De todos estos acádemicos el que habla en idioma cubano es el Dr Triana.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Rodríguez

José Luis Rodríguez

El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Fue Ministro de Economía de Cuba.

Vea también