Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Visita a la ciudad condal

| 23 |

La iglesia merece párrafo aparte. Hace años se revivieron las procesiones que dieron fama a la villa; la virgen sale a la calle todos los 7 de octubre. Foto: ACN

Este periodista se precia de conocer bien la geografía cubana, sin embargo no había visitado nunca Santa María del Rosario. Desconocimiento imperdonable porque esa maravilla de la Cuba profunda se encuentra solo a unos 25 kilómetros al este del centro de La Habana. Fue fundada en 1732 por el primer  Conde de Casa Bayona. El sexto y último Conde, que honró con su amistad a quien esto escribe, murió en La Habana, en 1969, sin descendencia.

A las cualidades de sus aguas casi milagrosas y al esplendor de su iglesia, donde se rinde culto a la Virgen del Rosario, debe su fama esta villa de algo más de tres mil habitantes y que hoy es un barrio del municipio del Cotorro. No deja de ser paradójico ya que el Cotorro, que se fundó casi cien años después de Santa María del Rosario, comenzó a formarse como territorio en la ciudad condal, pero en 1930 la Carretera Central dejó a un lado a Santa María del Rosario y propició el desarrollo del Cotorro, y al Cotorro se trasladaron, después de 1959, el juzgado, la estación de policía y la casa consistorial.

Apenas sin industrias ni edificio altos ni modernos, regalando al visitante su apariencia de pueblo calmo y limpio de una Cuba rural y aldeana, Santa María del Rosario quedó enquistada en la historia. Puede ufanarse de ella.

Allí aconteció, en 1727, la primera sublevación de esclavos que se registra en la Isla, anterior a la del Cobre, que siempre se tuvo como la más antigua. En sus predios libró Pepe Antonio su gran batalla contra la invasión británica de 1762 y ese fue el escenario en que el coronel Adolfo del Castillo acometió dos importantes combates durante la Guerra de Independencia. En Santa María del Rosario nació el ilustre hispanista José María Chacón y Calvo, último Conde de Casa Bayona, y en su iglesia casó con Lilia Esteban, descendiente del Marqués de Esteban, Grande de España, el novelista cubano Alejo Carpentier.  En 1930 el poeta Federico García Lorca, gran amigo de Chacón y Calvo, visitó la localidad, y años después, en 1936 ó 37 estuvo en la villa Alfonso de Borbón y Batenberg,  primogénito  de Alfonso XIII y Príncipe de Asturias que perdió su derecho al trono español al contraer matrimonio con la cubana Edelmira Sampedro, natural de Sagua la Grande. Más acá en el tiempo, en noviembre de 1999, la visitó la reina Sofía, de España; apoyaba con su presencia un proyectado financiamiento para la restauración del casco histórico local por parte de entidades españolas.

El presidente Grau dio a Santa María del Rosario el titulo de Monumento Nacional en 1946. El balneario es famoso por sus aguas sulfurosas y carbonatadas, aguas que restauraron la salud del primer Conde de Casa Bayona. La Loma de la Cruz es testigo mudo del entierro de los esclavos que aquel primer Conde mando asesinar durante la sublevación de 1727…

Santa María del Rosario. Foto: Robin Thom

La iglesia merece párrafo aparte. Hace años se revivieron las procesiones que dieron fama a la villa; la virgen sale a la calle todos los 7 de octubre.

Asombra la techumbre del templo, de maderas preciosas. Sus altares son de cedro y oro, y de cedro cromado en oro las imágenes de bulto de San Francisco y San Antonio que allí se veneran. Son de mucha cuenta las obras de arte que atesora, entre ellas las cuatro pechinas, obra de Nicolás de la Escalera, el primer pintor cubano del que se guarda memoria.

En una de las pechinas se aprecia a la familia del primer Conde, orando, y, junto a ella, un esclavo.

¿Qué hace allí? ¿Qué hizo para que mereciera tal honor?

Sucede que el negro curó su amo, gotoso y paralítico con baños de las aguas locales cuando ya los médicos lo daban como casi perdido. Y el Conde no encontró mejor forma de retribuirlo que haciéndolo retratar al lado de los suyos.

La iglesia se construyó en 1777. En una ocasión la visitó el Obispo Espada. No se había inaugurado aún la Catedral de La Habana  y el ilustre prelado, que accedió a la invitación del tercer Conde, pensó que encontraría una iglesita de pueblo.

No ocurrió así y quedó deslumbrado con aquel templo, tanto más que nosotros ahora. Y lo bautizó de manera justa. Dijo el Obispo: “Esa es la catedral de los campos de Cuba”.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge dijo:

    Muy interesante este articulo de Ciro y me ha hecho recordar mi juventud. Alli estuve en 1978, la unica vez que fui, durante una practica de campo de los estudiantes de Geografia del Instituto Superior Pedagogico E.J. Varona. Me llamo mucho la atencion este pueblecito y sobre todo la iglesia, todavia conservo una fotografia, claro en blanco y negro de esta iglesia y aun cuando imparto las clases de Geografia en el Preuniversitario de Santa Cruz del Norte e imparto el tema de aguas medicinales, les hablo a los muchachos de este lugar. Muchas gracias Ciro, ahora tambien podre mostrar en miclase estas fotos a todo color.

  • Carlos dijo:

    Hermoso lugar, estuve la oportunidad de estar un dia alli, se respira un ambiente de paz en todo su parque, muy limpio, un verdadero paraiso.

  • Odalys N.G dijo:

    Bella historia ,patrimonio de nuestro país,gracias por compartirla,he tenido el honor de visitar el lugar ,y de veras es impresionante la iglesia y su gente ,un pueblo sencillo donde sus habitantes son muy solidarios y amables .

  • José Raúl dijo:

    Interesante y ameno artículo, expuesto de manera fresca y concisa como nos tiene acostumbrados Don Ciro!
    Quisiera abordara luego, Sr. Bianchi, sobre la persona del Gral. de Brigada Bernabé Boza quien fuera Alcalde de Sta. María del Rosario por varios años.
    Saludos y siga cautivando el presente con la historia de los que nos precedieron.

  • Aliana dijo:

    Muy interesante el artículo sobre la Ciudad Condal. No imaginaba sobre las grandes maravillas de ese lugar.

  • ramon dijo:

    Algunas fuentes señalan a Jaruco como la única en Cuba con el título de ciudad condal.
    Cuando leí el título creí que se trataba de Barcelona que es la que se conoce por el nombre de Ciudad Condal.

    • ramon dijo:

      Ya veo que no es Jaruco la única. Sería interesante conocer cuáles más fueron fundadas por condes en Cuba.

    • Daniel dijo:

      Así mismo... Siempre pensé que era Jaruco la única ciudad Condal de Cuba... Sería interesante que el autor siguiera tras los pasos de esa otra maravillosa historia y la hiciera parte de este espacio.

  • Pedro Luque dijo:

    "Hace años se revivieron las procesiones...". Hubiera sido muy bueno explicar al por qué se "revivieron" dichas procesiones, o mejor dicho, explicar por qué era que estaban prohibidas, verdad?

    • ramon dijo:

      ¿Y estuvieron prohibidas o usted lo supone?

  • En dijo:

    Santa María del Rosario de mi Cotorro, ahí están bautizados mis hijos.
    Un pueblo de historias casi olvidadas e interesantes pero defendida y conservada por sus pobladores, podría ser hasta un lugar de paseo turístico, allí hay una casa restaurante conocida con el mesón que se pasaba un rato agradable, en su parque se respira aire agradable y transmite
    tranquilidad.

  • Roberto Borrego Zaldívar dijo:

    Q linda historia, cuanto agradecer a aquellos q la salvan y le dan nueva luz, haciéndola visible a las nuevas generaciones y a muchos d nosotros q no la conocíamos.
    Cuántos lugares como éste no habrán en nuestro país bajo la sombra del olvido.
    Ciro Bianchi es Ciro Bianchi, hacen falta muchos con el ideal de la justicia a la memoria, a la historia y a nuestro raíces. No pido tanto como su gran elocuencia comparada con una clase q presencié del doctor Almendros con el q q no escuché palabras, sino; vi en su voz una película en colores, HD y solo estábamos en la década de los años 60.
    Al leer este artículo me vino a la mente eso q ya había olvidado.
    Gracias Ciro

  • Fer dijo:

    Muy interesante artículo de un poblado del que se escribe muy poco con valores patrimoniales e historia bien grandes. Gracias.

  • lazaro cruz fuentes dijo:

    Es mi pueblo, y el pueblo de mis h ijas y de mis nietos yde mis amigos, es un gran pueblo, con su parquersito frente a la Iglesia, la Casa de la Cultura, el Meson y cosas así, es un pueblo que la ciudad al acercárse lo ha incorporado a la misma, pero se mantiene con todas las carecterísticas y costumbres de un pueblo cubano, con su modernización, pero manteniendo aquellas costumbres y, ¡¡¡muchas felicidades a las madres de Samnta María del Rosario y a todas sus mujeres!!! Gracias Ciro Bianchi por su aporte a la historia de Santa María del Rosario.

  • Johovany dijo:

    Como siempre un enorme placer leer sus artículos.

  • Zatarra dijo:

    Roberto Borrego, no solo recordó usted algo. Era yo muy joven 13 años en la EMCC de Baracoa y una profesora de español nos presento a un viejito con cara de ángel que hablaba como ellos. Al paso del tiempo he olvidado la claridad del acontecimiento, pero estoy seguro que fue Herminio Almendros. La imagen y la emoción de la profe no se me olvidara.

  • Osvaldo Ferrari Diez dijo:

    Muchas gracias por su artículo
    En ese olvidado pueblito nacieron mi padre, y mis abuelos paternos.
    Un antepasado mío, primo de mi abuelo y de apellido Zamora, fue cura de la iglesia a la que usted se refiere.
    Allí emigraron procedentes de Villa Clara, los primeros Ferrari, mis tatarabuelos, mientras los Zamora ya habitaban el lugar.
    Le reitero las gracias, me ha hecho revivir, en gran medida, las invaluables historias y leyendas familiares.

  • Marlen dijo:

    Esa es la historia d Santa María del Rosario es una pena que un lugar tan bello con tantas historia y patrimonio c encuentre tan olvidada muchos han sido los proyectos hasta turísticos que se han realizado todos encaminados a rescatar y exhibir esa historia pero poco c ha hecho hasta hoy.Los rosareños aman su terruño y sienten orgullo d ese pedazo de tierra con tanta historia local gracias a Ud por dar a conocer una d las historias más bella del.municipio Cotorro

  • RARJ dijo:

    -1-
    En la Ciudad Condal de
    Santa María del Rosario
    Hay hechos extraordinarios
    Desde que fundada fue.
    Un Conde Bayona que
    Fundó esta Ciudad hermosa,
    Una Iglesia, entre otras cosas,
    Que le da fama a la Villa
    Y ahí está la maravilla
    De sus aguas milagrosas.
    -2-
    También allí ocurrió la
    Primera sublevación
    De esclavos. Nació Chacón
    Que gran prestigio le da.
    Entre los hechos está
    Esa batalla librada
    Por Pepe Antonio y marcada
    Es la visita discreta
    De Lorca, ese gran poeta,
    Y la del Obispo Espada.
    -3-
    Está el noble que perdía
    El derecho al trono por
    Casarse aquí por amor
    Y hay obras de gran valía.
    Está la Reina Sofía
    Que a la Ciudad visitó,
    Está el negro que curó
    A un Conde. Cuanto se aprende
    Con este escrito excelente
    Que Ciro nos regaló.

  • Gleiby dijo:

    Jaruco en la provincia Mayabeque también es una Ciudad Condal

  • Zarza dijo:

    Ciro, con esa sabiduria y elocuencia que encierran sus conocimientos; pudiera uds hacer un segundo articulo que recoja como es la vida actual de los que moran la villa, cual es el destino de los balnearios de aguas medicinales, que hacen laboralmente los ciudadanos en los momentos presentes y como son las perspectivas futuras de esta ciudad condal.

  • Vladimir arencibia dijo:

    Muy intresante esta crónica del maestro Ciro, sobre este paraje de la geografía cubana. Muchas gracias por enseñarnos a conocer la historia no conocida de nuestro país. Un verdadero regalo a los cubanos

  • Ray dijo:

    Muy bueno recordar al último Conde de Bayona, el prestigioso y muy importante intelectual José María Chacón y Calvo, hombre de vasta cultura e importante investigador, fundador de la Academia Cubana de la Lengua y de otras importantes instituciones culturales y académicas. Lamentablemente hoy practicamente ignorado y desconocido por muchos que se precian de cultos e instruidos.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también