Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Transporte privado en Santa Clara: ¿Pasó de moda la honestidad? (+ Infografía)

| 222 |

Los grafitis en una de las paradas más concurridas del transporte privado mostraron un reclamo de los usuarios. Foto: Malú Vilasa

Hace tres meses aparecieron varios grafitis en una de las paradas más concurridas del transporte privado en Santa Clara. Solo tenían una palabra: honestidad. ¿La causa?: la inteligencia colectiva le reclamaba a los choferes un respeto por los precios tradicionales y un mejor trato hacia quienes preguntaban por qué debían pagar el doble del pasaje para llegar a su destino. Desde aquel momento, la exigencia de unos y la desatención de otros no hizo más que aumentar.

Aunque esa imagen representa el punto más negativo dentro de la transportación privada, todas las variantes del servicio sufren males similares y ninguna escapa a una idea que desde hace semanas reina en las calles de la urbe: quien paga mejor viaja más rápido. Esa parece la única ley que rige el trabajo de los choferes particulares en la quinta ciudad más poblada de Cuba.

Poderoso caballero es don Dinero

Las motonetas son el medio de transporte privado más popular de Santa Clara. Foto: Ramón Barreras/Vanguardia

De todos los medios de transporte privado, las motonetas son la primera opción cuando los ómnibus urbanos no cumplen las expectativas. Construidos artesanalmente a partir de la reconversión de motos —generalmente de marca Ural, Minsk o MZ— y su unión con otro compartimento metálico para los pasajeros, estos equipos circulan por todas las arterias principales de la ciudad.

No obstante, ya sea por el aumento de precios, el exceso de velocidad o las maneras de prestar el servicio, desde su aparición se ganaron un puesto en los debates y aun mantienen en vilo a buena parte de sus usuarios. Sabiéndose parte esencial de la vida en la urbe, a cada nueva acción de control para evitar el aprovechamiento le seguía una mayor tarifa o una disminución en el servicio. Así hasta que la presión cedía y las aguas tomaban su nivel.

Con esos precedentes, el último capítulo de esta historia inició hace un año, cuando entró en vigor la Resolución 549 del Ministerio de Transporte y reguló las condiciones técnicas de los triciclos destinados al transporte de pasajeros. El documento, publicado en la Gaceta Oficial en abril de 2017, dejó en seis la cantidad máxima de clientes, dos menos que los aceptados hasta ese momento.

“Muchos choferes se quejaron inmediatamente, pero esa significa una decisión acertada. Lo importante es garantizar la seguridad de las personas. La cantidad de pasajeros no solo tiene que ver con el tamaño del vehículo, sino también con la capacidad del motor, el sistema de frenos, así como otras cuestiones técnicas y estructurales”, apunta Ramón González Abreu, Subdirector Provincial de atención al sector privado y estatal de la Dirección de Transporte en Villa Clara.

Desde entonces, el día a día de quienes viajan hacia la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas o hasta la zona hospitalaria —dos de los itinerarios más concurridos— pasa por pagar casi siempre el doble del precio del pasaje. Los primeros porque con la casi obligatoria tarifa de diez pesos aseguran un mejor puesto en la cola. Los segundos porque los motoneteros decidieron fragmentar el recorrido, convertirlo en dos tramos y cobrar cinco pesos por cada uno. Una estrategia también usada por los boteros de La Habana.

Para Magda Ramírez, una santaclareña de 62 años que visita con frecuencia los hospitales y prefiere las motonetas porque le ofrecen comodidad y rapidez, partir la ruta obligó a muchos a obviar ese servicio. “Para alguien con bajos ingresos solo le quedan las guaguas. Demoran más, pero son su única opción”, comenta.

“Algunos choferes piden los diez pesos porque dan todo el recorrido, pero otros solo llegan hasta la mitad. En esos casos debes hacer una nueva cola para tomar otra moto. Es una combinación difícil, tanto por el dinero extra como por la demora. Antes salía de mi casa y por cinco pesos llegaba a la consulta”, agrega.

De acuerdo a Jorge Luis Díaz Roche, chofer de una de las 254 motonetas particulares de Santa Clara, el motivo para doblar el precio radica en que el dinero recaudado por un viaje con seis personas no cubre el gasto de combustible. “Son varios kilómetros y estas motonetas emplean un litro en cada recorrido. Cuando montábamos ocho pasajeros a cinco pesos la situación era otra y sí alcanzaba”, dice, aunque los números no apoyen ese argumento.

Como el resto de los transportistas no estatales, ellos deben comprar el combustible a 20 pesos en los servicentros del territorio, una cifra todavía menor que el dinero percibido en un viaje con seis pasajeros. No obstante, esa imagen tampoco parece real, porque según Héctor Amador González, Director Provincial de Transporte, Villa Clara solo vende 0.80 litros diarios a los porteadores privados. El resto proviene del mercado negro y la corrupción.

Por otra parte, aunque los motoneteros necesitan conservar un margen de dinero dedicado a las partes y piezas de repuesto, así como para sus obligaciones tributarias y para formar sus ganancias, ¿qué ocurre con las decenas de choferes que no son los dueños de los equipos y deben explicar sus ingresos frente a los verdaderos propietarios? ¿Qué justificación tiene cuadruplicar el precio en las noches más importantes de la semana? ¿Esa retribución extra va también a sus declaraciones juradas?

Mientras la cola crece (al fondo de la imagen), las motonetas prefieren esperar a un lado de la vía que las personas se desesperen y paguen el doble del pasaje. Foto: Yunier Sifonte/Cubadebate.

Otro conductor que habló con Cubadebate y prefirió llamarse Enrique considera que la ley de oferta y demanda les ofrece amparo para las decisiones sobre los precios. “La ley nos permite darle un valor al servicio. No obligamos a pagar y quien no tenga el dinero puede esperar una guagua”, agrega. Sin embargo, no supo responder por qué se niegan a dar los viajes cuando la demanda es inferior a la oferta y las personas no están dispuestas a pagar el doble.

Por lo general sucede en las mañanas. Los pasajeros esperan la moto, pero para su sorpresa ven cómo los triciclos se acumulan a un lado de la vía sin recoger a nadie. Solo cuando la cola aumenta y los últimos en llegar saben del tiempo en la espera comienza el rejuego de los diez pesos y otra vez inicia el movimiento. Es una jugada ensayada y repetida frente a la indignación de todos.

Aun así, el chofer Jorge Luis Díaz asegura que no existe malicia en ese comportamiento. “Estos motores son muy viejos y se calientan en cada viaje —dice— y paramos en este lugar para refrescarlos. Si mientras esperamos la gente se impacienta y ofrece el dinero pues los recogemos”. Cuando termina de hablar nadie puede evitar mirarlo con una gran dosis de ironía.

“Uno puede estar hasta dos horas en la cola. Aunque llegues de primero, si no pagas el doble no te vas, porque para los choferes es mejor esperar que la fila crezca y las personas se desesperen. Al final eso reporta un viaje de 60 pesos. Ellos ciertamente no lo exigen con palabras, pero con sus acciones no dejan más remedio y prácticamente obligan a pagar”, explica Daniel Rojas, y enseguida se pregunta por qué nadie toma cartas en el asunto.

La respuesta llega desde la propia Dirección de Transporte de Villa Clara. Según el Subdirector Provincial de atención al sector privado y estatal, Ramón González Abreu, la Resolución No. 368 del 2011 —vigente hasta el próximo 7 de octubre— ciertamente estipula que los trabajadores por cuenta propia realizan su labor bajo la ley de oferta y demanda. “Legalmente no incumplen ninguna normativa y no podemos legislar sobre algo que tiene amparo jurídico”, explica.

Sin embargo, frente al tope de precios a los productos agropecuarios u otros del mercado minorista en Villa Clara —legalmente posible en situaciones excepcionales— así como en comparación con experiencias similares en el transporte en otras provincias del país, muchos se cuestionan si no existe alguna manera de evitar el aprovechamiento de ese vacío legal para que la oferta y demanda no se convierta el canibalismo de unos contra otros.

Coches de caballos, bicitaxis y boteros: Rostros de la misma moneda

La decisión de mover varias piqueras contribuye también a limitar e impacto de los cohes de caballos en la vía. Foto: Ramón Barreras/Vanguardia.

La situación con los coches tirados por caballos no difiere mucho. Aun cuando es el servicio menos popular de la ciudad, varias personas lo utilizan para recorrer distancias cortas o cubrir tramos intermedios dentro de rutas donde el transporte público no asume toda la demanda. Sin embargo, desde hace al menos tres semanas esa realidad también cambió.

Sin una justificación como la de los choferes de motonetas, varios cocheros decidieron cambiar sus precios y ajustarlos al horario del día en que prestan el servicio. Así, por ejemplo, después del mediodía cobran tres pesos, luego de las cuatro de la tarde suben hasta cinco y pasadas las siete de la noche pueden llegar hasta diez. Más allá de esos horarios la tarifa sigue en aumento.

En la piquera de la terminal de ómnibus nacionales —la segunda con mayor número de cocheros inscritos— Lidia Martínez espera uno para recorrer el kilómetro que la separa de la zona centro. Para esta ama de casa de 52 años, las nuevas imposiciones no se corresponden con la calidad del servicio y solo representan un intento por ganar más a costa de las necesidades de otros.

“Cuando protestas se justifican porque es oferta y demanda. Algunas veces hasta ofenden, tratan mal a las personas y te dicen que te bajes si no estás de acuerdo con el precio. Los fines de semana es peor, porque cobran lo que entiendan o no dan el viaje esperando un alquiler”, agrega con indignación.

Con los bicitaxis ocurre exactamente igual, aunque no necesariamente dependen del momento del día para establecer sus tarifas. “Más bien parece que todo queda en el ánimo del pedalista”, dice con humor Pedro Sotolongo mientras espera el ciclo de turno. “Tal parece que deciden la cuota en el momento de iniciar el recorrido. Con ellos nunca sabes cuánto van a pedir”.

Según varios conductores entrevistados, el alza de precios viene dada porque ya no recaudan lo suficiente para pagar las obligaciones tributarias y mantener un margen conveniente de ganancia. Frente a otras formas de transporte, cada vez son menos los que prefieren los bicitaxis o recorrer la ciudad con el peligro de un caballo desbocado, lidiar con las necesidades fisiológicas del animal o sencillamente ver los azotes cuando el equino se niega a avanzar.

No obstante, desde el 2012 la Ley No. 113 del Ministerio de Finanzas y Precios reconoce la aplicación de un Régimen Simplificado de Tributación para actividades de menor complejidad, consistente en el pago unificado de los impuestos sobre ventas o servicios y sobre los ingresos personales. Esa decisión significa un apoyo para el sostenimiento de negocios como estos, pero tal parece que la propia competencia se encarga de desplazarlos, mientras en esa lucha de subsistencia el bolsillo del ciudadano paga el precio mayor.

Mientras tanto, la elección de moverse en autos particulares es otra de las tendencias presentes en la urbe, aunque todavía se mantiene como una opción para quienes están dispuestos a pagar una tarifa mínima de 50 pesos. Distinto a prácticas de otras ciudades, en Santa Clara los autos particulares funcionan más como taxis de alquiler que para viajes colectivos por rutas establecidas.

Concentrados en tres piqueras —zona hospitalaria y las terminales intermunicipal y de ómnibus nacionales—, los boteros establecen sus precios de acuerdo al número de personas, la distancia o la hora del día. En las noches, por ejemplo, los tres kilómetros desde los hospitales hasta el centro de la ciudad pueden costar 3 CUC, mientras las salidas de los sitios recreativos o hasta la Universidad Central llegan hasta los 100 pesos. La justificación regresa siempre al mismo punto: el combustible, los impuestos, la reparación del auto, la oferta y demanda.

Para un chofer que prefirió llamarse Alberto, sin embargo, la clave radica también en que muchos de ellos no son los dueños verdaderos del vehículo y por tanto deben entregar una cuota considerable de dinero al propietario original. “En dependencia del acuerdo, a veces uno conserva la tercera parte de las ganancias, así que para tener buenos ingresos hay que mantener alto los precios”, explica.

Para la Doctora en Filosofía Anayansi Castellón Jiménez, la esencia del problema radica en la imposibilidad del transporte público de asumir toda la demanda. Desde esa perspectiva —dice— el aporte del sector privado es esencial y no podemos negar sus beneficios. Según esta profesora, es posible y necesario convivir con todas las formas de propiedad, porque el peligro no radica en su existencia, sino en la escasez e inestabilidad de los mecanismos de control.

“En nuestras condiciones el transporte privado no debería convertirse en la única alternativa, tanto por el precio que paga la población, las desigualdades económicas que genera como por la reproducción de dinámicas sociales ajenas a nuestro modelo de país. La regulación sobre los medios, así como sobre el empleo de esos dineros en otros negocios es vital para mantener el balance”, agrega.

¿Un panorama distinto para cerrar el 2018?

Aunque la Dirección de Transporte intenta reforzar las rutas más concurridas, su disponibilidad de ómnibus no alcanza para cubrir la demanda. Foto: Yunier Sifonte/Cubadebate.

Según explica Héctor Amador González, Director Provincial de Transporte y miembro del Consejo de la Administración del territorio, enfrentar el problema de los precios en el sector privado implica una evaluación integral del asunto, que pasa inevitablemente por el panorama de los ómnibus estatales. A diferencia de otros momentos, ahora Santa Clara sí posee una cantidad aceptable de vehículos, pero el combustible no es suficiente para moverlos a todos.

“De las 75 guaguas que existen para circular en 19 rutas, solo podemos mover un promedio de 56 en cada jornada. Eso cubre el 53 por ciento de la demanda. Cada mes la provincia recibe entre el 80 y el 90 por ciento del combustible, y aunque se hacen esfuerzos para fortalecer los recorridos más complicados, a veces sencillamente los números no alcanzan”, afirma.

Junto a ello, Amador González habla también de la eliminación de varios miles de estudiantes becados en los distintos sistemas de enseñanza, una cifra que desde este septiembre se suma al movimiento diario de la urbe. “Esa cantidad la debe asumir en primera instancia el transporte público, y es una carga extra para unos ómnibus con motores ineficientes y solo un 64 por ciento de coeficiente de disponibilidad técnica”, agrega el directivo.

Frente a ese panorama, queda clara la necesidad de la existencia de los porteadores privados como parte activa para garantizar la transportación. No obstante, una pregunta salta por doquier: ¿cómo lograr que su presencia combine la merecida búsqueda de ingresos personales con un verdadero aporte social?

Para la profesora Yuleivy García Bermúdez, la clave radica en entender la presencia de los transportistas privados como parte del proyecto económico de la nación, no como un negocio aislado e individualista que enturbia los esfuerzos del país por reconocer los aportes del cuentapropismo.

“El transporte no estatal también tiene un objeto social, que no es solo la opción laboral para el transportista, sino el beneficio social de su servicio. Y en este caso, es eso lo distorsionado. Si deja de estar al servicio del pueblo, es hora de actuar”, explica.

Para ello, en un excelente acierto para evitar el descontrol, el Decreto-Ley No. 356 del Consejo de Estado, encargado de actualizar las normas sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia y que entrará en vigor el próximo 10 de diciembre, resuelve el tema del vacío legal sobre la ley de oferta y demanda y en una de sus Disposiciones Especiales otorga a los Consejos de la Administración la potestad para controlar los precios.

PRIMERA: Se faculta a los consejos de la Administración provinciales y del municipio especial de Isla de la Juventud para regular los precios y tarifas fijos o máximos sobre los productos y servicios que prestan los trabajadores por cuenta propia, cuando las circunstancias lo aconsejen y teniendo en cuenta las condiciones y características de cada territorio.

Esa es una decisión necesaria. Aunque sabiamente no obliga a legislar injustificadamente sobre las tarifas de todos los productos o servicios, sí parece aconsejable que los Consejos de las Administración utilicen sus prerrogativas para regular las actividades de más alto impacto en la población. Y dado el contexto del transporte privado en Santa Clara, sería deseable una mirada y una solución no muy lejana.

Así, aun cuando la Resolución No. 194 del Ministerio de Finanzas y Precios reconoce que “los precios y tarifas de los productos y servicios que comercialicen los trabajadores por cuenta propia se determinan por estos, según la oferta y demanda”, ahora los Consejos de la Administración y en primera instancia la sociedad, fortalecen su deber de interponerse ante el alza injusta de los precios.

Junto a ello, un control más efectivo y sistemático de la actividad económica, una mayor eficiencia en las acciones del sector estatal y un estudio puntual de cada situación para evitar distorsiones o excesos, resultan otros elementos a tener en cuenta para avanzar con solidez y equidad en el complejo camino de los choferes privados, la honestidad y sus clientes.

Otros números sobre el transporte privado. Infografía: Yunier Sifonte/Cubadebate

Se han publicado 222 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OBSERVADOR dijo:

    Y ahora es que usted se entera que la honestidad pasó de moda?

    • JORGE TAVEL dijo:

      La honestidad nunca existio entre truhanes, estaba oculta ,cierto descontrol la ha hecho aflorar, pero si existe entre personas decentes.

      • manolo dijo:

        Y si fuera solo en el transporte. Recuerdas los exámenes de ingreso?

    • @AlbertGarcia35 dijo:

      Esto siempre pasa en Santa Clara.
      YA la ciudad ha crecido en coches de caballo…mas caballos que personas.
      Pero si ves alguna guagua del estado arreguindate de la brocha que me llevo a escalera.

  • jotab dijo:

    cuando un ciudadano comun experimenta los continuos abusos de estos ”aspirantes a nuevos ricos”, solo cabe preguntarse si vivimos en la cuba socialista y humanitaria o en un pais asolado por las tendencias neoliberales y egoistas mas radicales…es necesario poner freno a la desfachatez de los que solo piensan en sus bolsillos, ignorando desvergonzadamente, que esquilman al medico, a la maestra o al obrero que vive de un salario y de cuyo trabajo estos picaros y sus familias se benefician en muchos casos de manera gratuita… ojala que estos incipientes egoismos sirvan al menos para despertar conciencias en nuestra sociedad actual….

    • Miguel dijo:

      ¿Que viven de un salario? ¿ Quien en Cuba vive de su salario? Lo que no puede existir es undoble estandar por parte del gobierno. Si los cuentapropistas pueden basar sus precios en la ley de oferta y demanda, pues que los médicos , maestros y en general los trabajadores estatsles reciban un pago acorde con los precios existentes en el país.

  • Ariel dijo:

    Se debería poner una ley de protección animal y eliminar todos los coches que circulan dentro de la ciudad en pleno siglo 21.
    Que pasó con las motonetas que hay comprado el estado y que iba a rentar en Santa Clara, que tanto bombo y platillo de les dio?
    Por qué no se venden o rentan guaguas a los transportistas privados para que existan más opciones?
    El inmovilismo está acabando con nosotros.

    • jvj dijo:

      Es verdad lo que usted plantea, sería bueno que pusieran una ley de protección animal, pero también es verdad que, ese espacio que cubren hoy los coches quién lo asumiría ? Aquí en Ciego resuelven un gran problema conectando el centro de la ciudad con los repartos .Lejos de eliminarlos le daría más oportunidades a ellos y ellas porque he visto muchas mujeres cochando ,resuleven un gran problema en esta ciudad pues con 3 pesos evitas largos tramos.Están los mototaxis UNA VERDADERA ESTAFA A LA POBLACIÓN.Al principio muy buenos, ahora, vete a ver si puedes coger uno, y que te cobre lo que toca.Deberían buscar mejores estrategias a la hora de buscar soluciones y no buscar que las soluciones se conviertan en problemas.Algo que veo bien es el transporte de público con las Dianas, no tan cómodas pero al final resuelven al cubano de a pie ese que trabaja por un salario y muchas veces no tiene ni una bicicleta para transportarse.Saludos para todos.

      • creo dijo:

        Mira JvJ es verdad que resuelven, pero no es la solucion estar exoplotando animales hasta verlos caer desmayados como los he visto yo, y aun asi el dueño seguir dandole, no son los coches los que van a resolver el problema del transporte pq cuando esos animales ya no puedan mas, entonces que? lo que hay es que resolver por parte de las autoridades el problema del transporte publico, y proyectarse en eso.

    • creo dijo:

      Ariel yo como activista estoy haciendo la propuesta para la nueva constitucion, con firmas recogidas, es necesario y justo. El maltrato que existe hoy en dia contra los animales es indiscriminado y deja mucho que decir de nuestra sociedad, solo confio que esto se apruebe, pq nuestro pais que esta inscrito en el pacto climatico, etc, etc, etc, y todo por ahi para alla, todavia no promueve esta ley, increible.

      • Lizandra dijo:

        Pues permitame usted, con todo respeto, votar en contra de su propuesta de Ley.
        La Constitución no debería utilizarse para propuestas como la suya, para eso existen normas y disposiciones administrativas de menor rango, que a mi criterio, están muy bien como ahora están.
        Los animales deben ser protegidos, como animales, no como personas.

  • José dijo:

    Ley de la Oferta y la Demanda cuanto daño le haces al bolsillo de los cubanos de a pie!!!

    • Toni121164 dijo:

      Esa ley nos hace daño por la en eficiencia estatal que no es capaz de satisfacer la demanda y estos señores se aprovecha de ello,y también ningún jefe anda en transporte publico

    • Ing. Alvaro Ramos Fereira dijo:

      José.
      Aquí no existe la ley de oferta y demanda sino la carne de cerdo hace rato hubiera bajado el precio.

      Son precios monopolicos y a coveniencia del que oferta el servicio y punto.

      • Geólogo dijo:

        La Ley de Oferta y Demanda se basa en que el precio de un producto o servicio está regulado por la oferta y la demanda que sobre ese producto o servicio exista en el mercado. Se piensa que es una ley natural e independiente de la voluntad de los actores del mercado, pero esto es una falacia. En realidad quien brindan un servicio u ofrece un producto tienen la capacidad de controlar su oferta pero quien tiene la NECESIDAD de su uso o compra no puede simplemente dejar de demandar un servicio o producto determinado; y esto pone al demandante en injusta desventaja ante el que oferta.
        Pienso que si aspiramos a construir una sociedad justa esta ley no debería aplicarse en su forma salvaje: donde se le permite a un solo actor actuar con toda libertad mientras que el otro tiene que conformarse. Esto se debe regular porque no todos los ciudadanos a la hora de garantizar sus ingresos pueden hacer uso de esta ley; ejemplo: ¿puede acaso un médico o un profesor para garantizar su sustento poner precio al servicio que brinda?, la respuesta es no.
        Entonces evidentemente la ley de oferta y demanda aplicada a las condiciones cubanas deja en clara desventaja a unos por encima de otros. Nos vemos entonces en una encrucijada: 1) desaparecemos la ley de oferta y demanda o 2) ponemos a todos los ciudadanos en la capacidad de poder valerse de esta.
        Yo escojo por cuestión de lógica y justicia social la primera opción y sugiero que la ley a aplicar sea de NECESIDAD——>OFERTA y que el precio se ponga atendiendo a la relación gastos/ingresos, siempre dejando un márgen de ganancia RAZONABLE.

  • Aldo dijo:

    Similar a todo esto ocurre con los taxis amarillos en la terminar interprovincial, parquean y esperan ofertas, los camiones interprovinciales como los Santa Clara Cienfuegos que cobraban 5 pesos por unos 20 KM ahora cobran 10 pero los omnibus urbanos tambien buscan recaudar cada vez más y como no pueden alterar el precio alteran la cantidad de pasajeros que transportan montando por todas las puertas, atropellando, arrancando cristales y demas, añadir tambien que los fines de semana o en otros momentos la cantidad de salidas de los omnibus disminuye.

  • Carlos_Reinoso dijo:

    Mientras el gobierno no tome cartas en el asunto seguira la explotación a la población por parte de los particulares. Todos en esta provincia saben que el combustible que ellos utilizan lo compran en el mercado negro y las autoridades no hacen nada, a veces se les olvida a algunos dirigentes como es tener que ir a trabajar y estar botado en una parada esperando una guagua, o para ir a una consulta al médico, claro cuando uno anda en auto no tiene esa preocupación, y no es por criticar que ellos anden en auto pero si es criticar que con los dedos de una mano se pueden contar los que paran en una parada y recogen personal, incluidos los autos del pcc, que se ven pasar vacios y los choferes ni miran para el lado. En otras provincias la situación con el sector privado no es tan canibal, y no digo que sean modelos pero por lo menos funcionan mejor, si vivimos en un estado socialista donde lo primero debe ser la sociedad porque razón el estado no toma cartas en el asunto y hace que las autoridades pertinentes cumplan su rol. No estoy en contra del sector privado del transporte pero si en contra de que unos pocos exploten a más de 240 000 personas que nos movemos en la cuidad del che cada dia.

  • Nortagem dijo:

    Eso es asi desagradablemente en toda Cuba con los particulares.Pq los obnibus estatales no dan abasto nunca.

    • Assembler dijo:

      Nortagen, es ómnibus.

      • tdk dijo:

        No entendiste, es q son los bus de los extraterrestres. y con todo y eso tiene falta de ortografía

    • Emiand dijo:

      El problema del transporte NO es solamente de Villa Clara, aqui en Ciego de Ávila por el día los Bici te cobran 10.00 pesos desde ortíz hasta el hospital y cuando oscurece te cobran 20.00 o 30.00 pesos, al parecer aqui las calles de noche se expanden, yo pienso que el tema de la Oferta y Demanda deberian cambiarle el término y ponerle CANIBALISMO entre los particulares y la población (ya bastante necesitada de un cambio en todos estos temas), en este caso hablamos solamente de transporte, NO hablemos del precio topado (No sé para quien) de los productos alimenticios Digase carne, viandas etc. ahí sí nos comen vivos.

  • jose dijo:

    Bueno…… que todo el combustible que se desvía desde el sector estatal por falta de control se lo transfieran a las guaguas para que al menos aumente su capacidad de viajes

    • otro jose dijo:

      jose y ¿donde tu crees que sale ese combustible? no me digas que solo de los carros de los jefes (ese es un 35 ó 40%) el otro es elemental que es de las guaguas (escolares y otras), taxis, ambulancias, pistas de cupet, organismos que lo usan para otros fines ajenos a los autos (nafta, michiflin, etc.)etc., etc., etc.

  • freddy dijo:

    Pleno siglo 21 y el 48% del transporte es en coche y caballo…..nada mas que decir.

    • creo dijo:

      asi mismo, y que se siga arando la tierra con bueyes, en fin el mar… solo espero que se apruebe la ley de proteccion animal, para que los infelices dejen de ser explotados muchas veces excesivamente, el gobierno tiene que acabar de resolver o al menos mejorar el tema transporte, es una mision casi imposible trasladarse de un lugar a otro, asi no se puede exigir disciplina, y todo conlleva al despelote total que estamos viviendo hoy, y sin expectativas de nada, todos los dias leemos los mismos articulos en las redes, y nada,

    • Spartan dijo:

      Que clase de atraso

  • El Villaclareño dijo:

    Muy buen trabajo, es verdaderamente una fotografía de la situación de la trasportación en Santa Clara, pero ya llevamos 10 años apostando por la ¨salvadora¨ ley de oferta y demanda, y algunos ingenuos pensaron que solo al principio iba a pasar esto, y luego la ¨conciencia¨ de los privados los llevaría a buscar ¨modestos¨ ingresos y brindar un servicio al pueblo, pero la realidad es que cada día hay más abuso y la Ley los protege. Por otro lado, hay que tener en cuenta si la ¨experiencia¨ de la Habana y SS con regular los precios dio resultado o fue peor la cura que la enfermedad. En un estado socialista la Ley de oferta y demanda no resuelve el problema, como tampoco lo soluciona en los países pobres, esta no nació para beneficiar a la mayoría, sino para enriquecer y aumentar el capital de los que la aplican.

  • El Villaclareño dijo:

    Los cubanos nos queremos hacer ricos rápidamente y con negocios que en ningún lugar del mundo funcionan así, son negocios para mantener la familia, pero dentro de las causas esta que todos quieren ganar altas sumas de dinero, el dueño, el chofer, el gestor de pasajes, el machacante, en fin, todos contra un solo bolsillo. Le corresponde al Estado controlar esta situación para evitar el Canibalismo.

  • El Incisivo dijo:

    Lo mismo pasa con los ruteros de Alamar. Adam Smith decía más o menos así: “No es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero, la que nos lleva a procurarnos nuestra comida, sino el cuidado que prestan a sus intereses. Nosotros no nos dirigimos a su humanidad, sino a su egoísmo; y no les hablamos de nuestras necesidades, siempre de su provecho. La mayor parte de estas necesidades por el momento se satisfacen, como las de los otros hombres, por trato, por intercambio y por compra”.

  • ariandcuba dijo:

    Eso no sucede solo en Santa Clara, pues en Cienfuegos pasa igual o peor, sobre todo con los coches, que si mueven a la mayoría del personal. Punto aparte son los triciclos amarillos estatales, que ya hacen lo que les da la gana y a esos si no los ampara nadie.

  • robert87 dijo:

    este es el mismo cuento de todos los dias, yo vivo en santa clara y esto es terrorifico aqui, yo no necesitaba el trasporte por que tenia bici electrica pero ahora me quede sin bateria que es otro tema y he tenido que utilizar el trasporte , las guaguas es terrorifico como tienes que viajar que pareces un saco de papa con 30 gente empujandose unos a los otros, las guaguas mandadas para la provincia dan pena, muy chiquitas y totalmente un desastre se forma dentro de una de ellas, las motonetas estan llenandose los bolsillos y los carretoneros tambien, y de quien es la culpa de nadie mas, que de los que no son capaces de proveher de guguas suficientes para no tener que utulizar estos vehiculos particuylares, si tu vieramos las guaguas suficiente los motoneteros no existirian, para que contarle el calvario que se vive dia a dia aqui en santa clara con el trasporte publico.

  • yo dijo:

    este tema esta muy feo en Santa Clara, ciudad ademas de estar en derrumbe total tambien los santaclareños tenemos que aguantar todo lo que dispongan los particulares ya que las instituciones que se deben encargar hacer cumplir lo legislado no sabemos donde estan, las motonetas motan hasta 8 como se ve en la primera foto, que parece que se va a desbaratar la moto y la velocidad que cogen, la policia los ve y no les dice nada, los carretones transitan por donde quieran a los precios que les de la gana de poner, maltratan a los animales, les limitaron el transito despues de la terminal de omnibus intermuncipales y ya los ves como siguen hasta omnibus nacionales y no pasa nada, la policia ausente, ciertamente ya esta ciudad no es lo que fue y si sigue asi estara peor, sera un bloqueo interno?
    ahhhh y las guaguas de transmetro siguen ciruculando vacias estando las paradas llenas, los choferes dicen que les tienen prohibido montar personal, ahh es que sus jefes si andan en carro y tampoco montan a nadie, incluyendo guaguas militares tambien vacias, estas no debieran dar el ejemplo?????
    no tiene nada que ver con el articulo pero como no hay un lugar de hacerlo cojo este, la ciudad de Santaclara se esta DERRUMBANDO, se caen las construcciones la cierran con bloques y asi se quedan como estan, si alguien me pudiera decir un espacio donde publicar las fotos de todos estos derrumbes por favor me dice.

  • Salustiano dijo:

    Problemas: 1.- El Estado no acaba de ofrecer alternativa para esto. El transporte publico estatal sigue en crisis y no se avizora solucion. Ni siquiera se ha previsto la venta de bicicletas a bajo costo como cuando el periodo especial!! Vaya a una tienda, encuentre una bicicleta y mirele el precio!! Es mil veces peor que el de los boteros!! 2.- Aqui se ha querido jugar con la famosa “ley de oferta y demanda” cuando en realidad aqui no hay condiciones para esa ley pues PARA TODO LA DEMANDA ES EXCESIVA y no hay forma de aplicar esa ley; simplemente no hay ni reglas de juego. Y eso no lo han visto los economistas. 3.- Los mercados mayoristas para todo tipo de actividad por cuenta propia siguen “en estudio” o haciendose experimentos. Eso era lo primero que tenia que haberse implementado cuando empezaron “Los Lineamientos” y no se hizo y ni siquiera se ve claro cuando se resolvera. Y gracias a esto la corrupcion y el abuso siguen rampantes. 4.- Hemos creado una sociedad en la cual “el cubano es el lobo del cubano” y en todos lados, ya sea con los cuentapropistas como en las TRD o tiendas de CIMEX, etc. Responsables? Desde la crisis economica hasta la educacion nacional y quizas la naturaleza propia de una parte de los cubanos que demuestran ser abusadores y contaminan … Y vean las opiniones de esos cuentapropistas abusadores, les diran que ellos tienen familia que alimentar, vestir, etc y todo esta muy caro!!! Claro, eso no justifica el abuso y la falta de solidaridad!! 5.- Nos espantamos con el transporte pero comida, aseo, ropa, electrodomesticos, etc tienen la misma situacion!!! 6.- Las “soluciones” que se preven por el Estado solo empeoran la situacion pues al “perjudicar” al privado, este toma “medidas” y el gran perjudicado al final es el pueblo. Simplemente nunca se supo educar o “manejar” adecuadamente al sector privado y quien pone el cascabel al gato ahora???. 7.- Terminar con la actividad por cuenta propia? Imposible. Solo hace falta que los decisores y “tanques pensantes” de la economia salgan de sus oficinas, sufran un poco y vivan el dia a dia la realidad de la calle para ver si de esas experiencias sacan soluciones reales a los problemas de la poblacion. Con todo resuelto en la vida, no se puede pensar bien en soluciones para los mas necesitados. Eso lo dijo el Che en los años 60.

  • guadarramas dijo:

    Es serio el problema del transporte, pero más serio aún los precios que exigen escudados en la “ley de la oferta y la demanda”, lo que trae consigo un caos desde el punto de vista financiero, tributario, etc, porque usted realiza el abono al fisco de acuerdo a sus ingresos, subdeclara los mismos, pero puede existir verdaderamente un contro de esas ganancias? si no existe una parada o tope fijo a la misma resulta imposible un efectivo control y luego para evitar fugas se disponen el ingreso diario de sumas de dinero que influyen de igual forma en los precios que al transporte le ponen los porteadores privados. Como de igual forma, poner una omnibus diana para la universidad en trayecto donde alrededor de 5 mil personas o más viajan diariamente no puede en modo alguno solucionar el problema, cuando se deben ubicar en ese trayecto aquellos de mayor capacidad, una ciudad con una población flotante de algo más de 20000 personas análisis subjetivo de mi parte, no puede el 53% de los omnibus y además pequeños dar satisfacción a la demanda. Si quiero topar el precio le garantizo un minimo de combustible a un precio diferenciado a través del servicupet, y conjuntamente con el abono del impuesto me tienes que presentar los documentos de la adquisición del combustible que utilizaste en los viajes que supuestamente haz dado durante el período. Siempre hay formas de controlar, porque además Cuba, es el único país donde las personas privados ponen los precios a su libre albedrío, sin que exista un control efectivo sobre los mismos, porque en ellos también influye que en ocasiones hasta los servicios de las entidades corporativas o estatales, modifican de la noche a la mañana los precios y usted se entera cuando llega al establecimiento. Es un caos que ha proliferado con afectaciones específicas a la población

  • yami dijo:

    Pues la cura a todo mal debe ser de raíz, no debatirse con ellos en que bajen los precios, la solucion es disponer del suficiente transporte estatal como para suplir las necesidaes, y no digo yo si bajan o no los precios.
    Ayer veía en el noticiero que se fabrican no sé cuantas Dianas anualmente, donde están????

    • RARJ dijo:

      El botero a usted le cobra
      El combustible en galones,
      El viaje, las condiciones
      Y hasta la mano de obra.
      Utiliza maniobras
      Para llenar su cartera,
      Cobra extra si te espera
      Y te cobra, de remache,
      Un peso por cada bache
      Que tiene la carretera.

    • Liborio dijo:

      Dianas si hay , lo que no hay es combustible, digo, $ para comprarlo, digo, economia que produzca el $, digo,economia planificada y centralizada.

  • Pedro Frank dijo:

    y la culpa al final de liborio, quienes son los respponsables de controlar situaciones como esta, donde estan los que hacen valer las leyes en este pais…

  • acv dijo:

    Para mi criterio muy modesto es que siempre se intentan poner controles en el servicio y no en los ingresos del que los presta, sea legal o ilegal el prestatario, entonces se inventa y surgen los artilugios, abrimos la puerta de oferta y demanda, entonces dejemos eso controlemos lo que ganas, y como te ingresas, ya es alarmante el nivel de acumulacion que existe en algunas perosnas y se esta comercilizando hasta los medicamentos y no se actua, la condonga del Hospital Nuevo en santa Clara, quie manda, que diga la DIS cuando entra y quien la controla.

Se han publicado 222 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán.

Vea también