Imprimir
Inicio » Especiales, Educación  »

Vocacionales: IPVCE José Martí, aferrado a la obra del Apóstol (+Fotos, Video e Infografía)

| 88 |

El distintivo del IPVCE se retomó desde hace unos años. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

A estas alturas del curso, a Laura Melisa es muy probable la hayan mandado a buscar la llave del aéreo o preguntarle una duda al profesor Ruffini. Pero más seguro es que ya “recita” la Tabla Periódica y el lema del aula para recibir visitantes.

Eso les ha tocado a todos los que se vistieron de azul fuerte y claro en septiembre, específicamente en el holguinero Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) José Martí.

Pero lo que hace más singular a la adolescente es su condición de discapacitada, y las adaptaciones con una rampa y barandas que se construyeron en la escuela, para darle continuidad de estudio.

“Las expectativas que tenía se cumplieron al entrar en la Vocacional. Siempre quise incluirme en la sociedad y estudiar, y aquí me siguieron dando oportunidad. Optaré por una carrera cuando termine mi doce grado. Trabajadores y profesores me tratan muy bien, con el amor que se merece un discapacitado. Me ven como una estudiante más. La rampa que construyeron facilita mi tránsito y evita las barreras arquitectónicas. Esta escuela me inspira a optar por alguna profesión relacionada a las Ciencias”, plantea.

Fidel observa la maqueta de la escuela y conversa con una estudiante el 1 de septiembre de 1977. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

La Vocacional es tan simbólica como la Loma de la Cruz, por aquel aguacero del primer día del noveno mes del 77′, cuando el Comandante en Jefe la declaró inaugurada. No hay centro de trabajo en la provincia que no tenga en su plantilla un graduado de ese instituto, en su momento igualado en capacidad de matrícula a sus homólogos de La Habana y Villa Clara. Incluso, en décadas iniciales, abarcó también alumnado de Granma y Las Tunas.

Pero son otros tiempos, hoy sus estudiantes, mil 35, representan la cuarta parte de los que habían en un principio. Infraestructuralmente, las huellas del Período Especial y el tiempo la han marcado. Sus metros cuadrados se han visto reducidos a solo dos unidades docentes – de seis que existieron. Mas, la esencia trata de conservarse por un claustro aferrado a hacer de la obra del Apóstol su día a día.

Sueños reparados y por reparar

Los bloques docentes de las unidades recibieron una reparación integral. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

Fernando Mendoza es director del IPVCE desde 2012. Sus subordinados denotan la capacidad de liderazgo en él y su calidad como persona. El máximo responsable del presente de la Vocacional dialogó con Cubadebate sobre las obras de reparación y mantenimiento que han acometido allí de forma escalonada.

“Venimos desarrollando un grupo de acciones desde hace cinco años, el grueso de ellas ejecutada en 2017, con motivo del aniversario 40 de la escuela. Entre estas, debemos resaltar el cambio de carpintería e instalaciones hidrosanitarias, y logramos impermeabilizar y pintar los dos edificios que ahora utilizamos, el ‘H’ y el ‘G’. En la parte docente, además, se repararon la hidráulica, la carpintería y la red hidrosanitaria, y se impermeabilizaron los bloques de las unidades 1 y 2. En el Bloque Central, se imitó esa misma actividad, y rescatamos el insigne monte de banderas, les dimos una reparación a los viales, restauramos el obelisco de nuestro Apóstol, hicimos dos murales en los flancos del vestíbulo, se colocaron falsos techos en oficinas, el lobby, y fueron decoradas todas las vallas de la entrada”, afirma.

¿Se les llegó a otros objetos de obra?

“El área de elaboración de alimentos recibió una transformación capital, al proveérsele de dos calderas modernas de fueloil. Ese era un lugar que, desde la inauguración, nunca había recibido ningún beneficio de esta magnitud. Cambiamos el piso y modificamos la carpintería. Las anteriores calderas, al estar defectuosas, contaminaban el medioambiente y en estos momentos no tenemos ese problema. Se buscó así una mejor cocción de los alimentos y humanizar el trabajo del personal de ese sitio.

“Rehabilitamos los almacenes y mantenemos el taller para conservar los nueve ómnibus. Restauramos la plaza central, ambientándola con temas relacionados a las Ciencias Exactas. Laboramos en los pasillos de las unidades y el Bloque Central, junto a los baños, cuyo espacio en los docentes es una faena en la que estamos enfrascados. Necesitamos terminar las bibliotecas y está previsto en 2019 rescatar el cine y el gimnasio.

“Ya en 2020, en una inversión de mayor envergadura, pretendemos devolverle la eficacia a la piscina. Hay que aclarar que las áreas del antiguo IPVCE son ocupadas en la actualidad, igualmente, por una Escuela Formadora de Maestros, una Secundaria Básica y un Pre-Urbano (todo forma parte de un complejo surgido en enero de este año), y el edificio ‘F’ se le entregó a fuerzas constructivas de las FAR, con el objetivo de renovarlo  en su totalidad”.

¿Y el centro de documentación e información pedagógica (CDIP)?

“Actualmente, no utilizamos el CDIP o biblioteca central, porque no posee condiciones para su actividad. Creando dos bibliotecas facilitaríamos el acceso a estas de los alumnos, presionados por el horario, inclusive de nueve turnos en un día. Vamos a dotar al CDIP de algunas herramientas que tienen que ver con las nuevas tecnologías, así los estudiantes podrán ir hasta los fines de semana, al igual que los profesores”.

¿Cuánto se ha hecho en la parte hidráulica?

“Hemos rescatado la cisterna. Esta llevaba alrededor de una década inutilizada. Puede almacenar un millón 300 mil litros de agua y nos da cobertura para siete días, sin necesidad de acudir al acueducto. Revitalizamos la conductora y el tanque que llamamos hongo para almacenamiento. Pusimos un hipoclorador, el cual propicia que en todas las áreas el agua sea potable. Tenemos abastecimiento las 24 horas y en los dormitorios se mantiene el horario de baño”.

Evangelio vivo

Todas las clases de Química, Biología y Física se imparten en los laboratorios. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

En 1980, entró Ángela Aleaga a formar parte del colectivo de profesores de la Vocacional. Entre calcular la Fuerza de Rozamiento o explicarles a sus muchachos los misterios del espacio y sus agujeros negros, ha visto pasar muchas generaciones de estudiantes.

“Los laboratorios de la escuela cuentan con una dotación nueva desde hace alrededor de tres cursos, de procedencia china. Ahora hay laptops, televisores de pantalla plana, cámaras para visualizar imágenes que se quieren denotar, y otros instrumentos propios de cada asignatura. Se ha posibilitado perfeccionar el sistema de desarrollo de las clases, porque montamos las prácticas de laboratorio, lo mismo con demostraciones, que a través del empleo de la computación y la televisión. Los estudiantes se apropian de los contenidos, ya que están más directamente vinculados a estos, mediante la teoría y la práctica”, explica.

Veinteañera, así empezó la bióloga Ana Arango como fundadora. Ahora está al frente de la esfera de Actividades del IPVCE:

“Creamos acá el centro provincial de entrenamiento de concursos, que atiende estudiantes de toda la provincia. Lo más importante es haber logrado que haya un entrenador por cada asignatura. Hemos concentrado a todos los concursantes en un aula, de manera tal que se trabaje con ellos específicamente.

“Como resultado de esto, obtuvimos en el Concurso Provincial 22 medallas de oro, 15 plateadas y nueve bronceadas, y fuimos a la Copa Nacional y se ganaron dos medallas. Realmente, hemos avanzado, pues carecíamos de entrenadores y los alumnos de preparaban por su cuenta”.

El movimiento cultural, otrora fuerte en la escuela, ha mejorado en gran medida por la colaboración de instructores de arte, la atención a estudiantes talentos y la revitalización de la brigada artística, al decir de Ana Arango.

“Se están haciendo los festivales culturales de la FEEM y al evento municipal iremos con muchachos en todas las manifestaciones artísticas. En la escuela, en las recreaciones, presentamos estas brigadas y actividades. Todos los meses, llevamos un grupo de estudiantes a una casita de niños sin amparo filial, para que actúen allí”, reflexiona.

A Rafael Espinosa lo retrata su buen trato hacia los alumnos. Son casi cuatro décadas en la Vocacional, ligadas principalmente a la esfera de producción. “Mandarria”, ese era el apodo por el que lo conocían los estudiantes, a fines de los noventa, época en que el IPVCE poseía huertos cuidados y productivos.

“A la vuelta de cuarenta años, la escuela mantiene sus principios fundamentales y hay muchos aspectos en que nos distinguimos como el mejor preuniversitario del territorio. Aquel sistema de trabajo que teníamos en los huertos, con los cuales llegamos a autoabastecernos de hortalizas, ya no existe. Los niveles de producción decayeron a cero y las áreas que utilizábamos se perdieron de manera total, incluso las que embellecían el entorno”, aclara.

Vocacional adentro

Ninguna de las piscinas del complejo se conserva adecuadamente. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

“El trabajo de concurso había decaído, pero vamos en ascenso. Estamos repasando muy duro a los alumnos de doce grado, para las pruebas de ingreso. En estos momentos, la calidad del estudiante que entra al IPVCE no es óptima y eso repercute. La consecuencia es que haya un grupo de muchachos que no logra los 85 puntos en las asignaturas con requisito de permanencia, Matemática, Física, Química y Biología”, comenta José Guerra, matemático cuyos tres hijos se graduaron en la “José Martí”.

Se ha empezado un trabajo de captación en las secundarias básicas porque, a raíz de la irrupción de los preuniversitarios urbanos, muchos estudiantes prefieren estar cerca de la casa y varios son muy buenos docentemente; esto ocurre bastante en los municipios y en determinadas zonas de la ciudad de Holguín.

Además, los claustros en Moa, Sagua de Tánamo o “Urbano Noris”, por ejemplo, son exigentes y preparados. Hay territorios, como Banes, que ya no aportan igual que en etapas anteriores. De acuerdo a la asignatura optativa en que se examinan los aspirantes de noveno grado, entonces se conforman los grupos de décimo, a fin de potenciar la formación vocacional, y diseñar mejor los cursos optativos y facultativos.

Otro que ha estado en los 40 años de la escuela es el físico Fernando Doimeadios, a quien le preocupa la situación de las bibliotecas, pues la de la unidad 1 no tiene puertas ni ventanales y la de la 2 se ha readaptado en un almacén, además del panorama del CDIP. “No hay préstamos de libros, lo que dificulta las investigaciones, ejercicio característico de los IPVCE. El movimiento de monitores es ahora muy débil”, apunta.

El también destacado humorista añora volver a ver Festivales Culturales donde el nivel de actuación rozaba la excelencia, aun cuando eran aficionados: “Tenemos, de cierta manera, fortaleza en la música. Sin embargo, las otras manifestaciones se han quedado un poco atrás. El cine, un tabloncillo y el anfiteatro continúan deteriorándose, y esto conspira contra el auge cultural”.

“La Copa FEEM deportiva se hace en la base todas las tardes, para así no afectar el horario docente. Desde las 4:30 pm, realizamos una intensa actividad física en diferentes deportes, los más gustados son fútbol, voly y básquet”, manifiesta Jorge Pichardo, presidente de la FEEM allí.

Pero, hasta qué punto pudiera hablarse de un quehacer deportivo efectivo, cuando las canchas de baloncesto, y no todas, junto a un improvisado campo de fútbol, son los únicos espacios que mantienen vitalidad.

Ahí están en estado lastimoso la pista de atletismo – enyerbada y pasto del ganado vacuno –, las piscinas (una es del IPVCE), el gimnasio sin su tabloncillo, se perdieron en el marabú los terrenos de balonmano y les dan nulo uso a los de tenis de campo. No quedan huellas de lo que fue un cajón de arena de salto largo…

“Las condiciones en los albergues no son las que quisiéramos por el problema de las filtraciones, aunque se ha trabajado en sus aseguramientos de vida. Las tasas sanitarias son las mismas de los orígenes de la escuela, en varios casos. No obstante, las aulas en las unidades de estudio han recibido acondicionamiento y se les incorporó mobiliario nuevo”, expresa Pichardo.

A pesar de las consabidas “heridas” que la situación económica nacional, mayormente, ha dejado en esta Vocacional, queda todavía mucha tiza por gastar y ganas no faltan en un colectivo consciente de que los problemas subjetivos sí están al alcance de soluciones. El rigor docente tendrá que mantenerse, pues eso después allana el camino a los egresados y les da prestigio.

La Vocacional de Laura Melisa y sus compañeros, la de Argimiro Tamayo (profesor muy capaz ya fallecido) o Mariela Pino, la de Ángela, Espinosa, Ana, Guerra y los Fernando, entre otros, tendrá que seguir siendo principal cantera de la enseñanza superior en Holguín. Porque Fidel lo avizoró así, en 1977, cuando concluyó su discurso de una hora y 20 minutos: “Esperanza son ustedes, futuro son ustedes”.

Infografía: Edilberto Carmona.

Estudiantes del IPVCE José Martí. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

El gimnasio no posee su tabloncillo y está muy deteriorado. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

Las barandas y la rampa que se situaron para facilitarle el trayecto a Laura Melisa. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

Fue restaurado el obelisco de nuestro Apóstol. Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate.

En video, estudiantes del IPVCE José Martí de Holguín

Se han publicado 88 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alexis Gamboa Núñez dijo:

    He visto las imágenes y siento mucho nostalgia de mi tiempo en una de estas instituciones, en este caso el IPVCE Silberto Álvarez Aroche de la provinvia Granma. Hoy soy médico residente de Neurocirugía y nada ha sido tan bueno hasta ahora en mi vida como el preuniversitario. Un abrazo a todos.

    • Ana dijo:

      Creo que todos los egresados de vacacionales sienten que esos tres años fueron los mejores de su vida, no importa en cual de ellas se haya estudiado, las amistades que se forjaron en estos centros perduran en el tiempo, se convierten en familia. Me reí mucho con la llave del aéreo, creo que a todos los de décimos nos hacían la misma broma.

  • Niko dijo:

    Hermosa escuela en la que pase los mejores años de mi vida. Que lástima que se haya reducido a dos unidades y se esté deteriorando. Han pasado muchos años pero no olvido los buenos y los malos momentos que allí viví.

  • Fernando P dijo:

    Cada vez que leo algún artículo sobre este centro mi mente me lleva de nuevo a 1977 cuando nuestro querido Comandante en Jefe inauguró este centro bajo tremendo aguacero y sus sueños sompartidos con los que allí estábamos presentes. Hoy con las fotos que veo acá no puedo dejar de recordar la magneficiencia de esa “mi vocacional”. Hoy cada vez que paso por ese lugar no puedo dejar de mirar lo que fue mi casa durante 6 años. Se habla en este artículo de lugares que me marcaron. Ese cine, ese gimnacio, esas piscinas, que cuando se preparaba la inauguración fueron llenadas con pipas de agua pues aún no estaban listas. Se habla de cierto tambloncillo y recuerdo uno que estaba justo saliendo del Bloque principal, lugar donde pasé horas y horas ensayando como parte del gurpo de aficionados que representamos a ese centro en disímiles eventos. Entre todo lo leido lo que me sorprende, gratamente, es que aún en profe Fernando Doimedios, aun se encuentre laborando en ese centro, si alguién le puede hacer llegar un saludo, le ruego haga eso en mi nombre.

  • Fito dijo:

    Bajo que estrategia se abandonaron los IPVCE?, es solo falta de recuerso?, que paso con la vision de futuro que nos enseño Fidel?, estos art me estan matando. Lo unico que me viene a la mente son palabras fuerte par alos responsables a todos niveles de dir. del pais y fundamentalmente de la Educacion.

    • Rodney dijo:

      Fito, no creo que sea falta de recursos. Pues por ejemplo, los organismos a los cuales les “cedieron” 2/3 de la vocacional Lenin tambien se nutren del presupuesto del estado.

  • eliecerSR dijo:

    Muchos recuerdos me vienen a la mente de los años que cursé en el IPVCE José Martí (2005-2008) en al antigua Unidad 3, de los mejores de mi vida estudiantil. Veo que se han mejorado algunas cosas, en aquellos tiempos solo compartíamos la escuela con los instructores de arte. Hoy veo que el espacio del IPVCE se ha reducido significativamnte y según me cuentan los amigos que han logrado regresar pues da mucho dolor ver como se perdieron muchismas cosas de la escuela. Todavía recuerdo las peripecias y el vivir en elos edificos E y G de la escuela; los regaños del profesor Espinoza y quien puede olvidar al Ruso(Cedeño), Carlos Pérez, David, Doimediados, Piñeiro, Oro, Olga Cristo, Marata Canelles, Osiel y muchísimos más que no menciono pero que hicieron inolvidables nuestra estancia en esa genial escuela que nos formó como hombres y mujeres de ciencia y de bien. Un saludo para todos ellos donde quiera que se encuentren y para todos los amigos inolvidables que compartieron conmigo esos años mágicos en nuetro querido IPVCE José Martí.

    • Roberto dijo:

      Me hiciste recordar a excelentes profesores Ada Cáceres de Química, Marta Canelles de Biología,el Vladi de Educación Física,Osiel de Informática,Alberto Bermúdez de PMI todo un personaje pero que ya en tu curso no estaba, Luis Cruz director de la Unidad 3, Elmer de Física, y muchos otros, de todos guardo un excelente recuerdo.

  • Efrain dijo:

    Soy Efrain Piñeiro González, graduado actualmente como Ingeniero Industrial, vivo actualmente como antes de entrar a este centro en el Puerto de Guayabal, Municipio de Amancio, Las Tunas; les comentó que después de ver tantas imágenes de este centro me mató la nostalgia y la tristeza a la vez, fui estudiante de ella cuando era solo Vocacional desde el 7mo hasta el 12mo grado, entre septiembre de 1982 y julio de 1989, fue la etapa más bella de mi vida y disfruté de todas sus instalaciones en perfecto estado y ahora me entristece verla tan deteriorada aunque se hacen esfuerzos por mejorar sus instalaciones no debieron llegar a ese extremo. He pensado muchos cosas de cuando era adolecente de solo 12 años de edad y cuando salí con 18 años, si hoy día soy la persona actual se lo debo a la educación y esmerada preparación que recibí del claustro de profesores, el personal de vida interna y hasta el personal de servicio, en esa estapa de nuestras vidas se forja nuestro carácter y nuestra forma de actuar y me siento orgulloso de como soy, ojalá algún día pueda regresar de visita allí y revivir algunas añoransas y recuerdos, allí tuve mi primera novia, mi primer amor, mis primeros amigos de verdad, por primera vez tuve que tomar mis propias deciciones sin la ayuda de mis padres, en fin labrando el hombre de hoy día; solo darle la gracias a Cubadebate por el siguimiento que le ha dado a estas escuelas en especial a esta que fue la mía, gracias al periodista Nelson Rodríguez como se lee graduado de este centro y todos los profesores, compañeros y amigos que formaron parte de mi vida en esos años, siempre un estudiante y aferrado a este centro Efrain.

  • Frank dijo:

    Yo estudié los 3 años del preuniversitario en esa institución, a pesar de que en aquel entonces las condiciones eran aun peores, los ventanales de los dormitorios casi se caían a pedazos, y el agua que tomabamos era amarilla y ni hablar de la comida, nos daba gusto estudiar ahí, porque sabíamos que era una escuela de excelencia.
    Es bueno saber que finalmente se está reparando, porque seguro que como yo muchos piensas con añoranza sus años vividos entre sus paredes cuando ven esas imágenes

  • Ariagna dijo:

    Deseo saber cuándo se dedicará un artículo al IPVCE Antonio Maceo de Santiago de Cuba. Estudié en él durante el ciclo 2001-2004 y para mi fue la mejor escuela en la que pudiera haber estudiado. Ya para ese entonces a solo 25 años de fundada muchas cosas no funcionaban y se había cedido la unidad 4 al Pre Pedagógico para estudiantes mayormente de procedecia Plan Turquino. Aún así la calidad docente y disciplina superaba todo lo demás, los premios en las Copas Inter-IPVCE e internacionales de esa época hablan por ello.

  • raudel dijo:

    Cuantos recuerdos vienen a mi mente al leer el artículo, fueron 3 annos de los mejores de mi vida, pasamos trabajo, es cierto, las condiciones no eran las mejores, en muchas ocaciones el agua ni subía hasta nuestro albergue, pero en cuanto a la preparación, nadie del período del 2005-2008 puede tener un reclamo, tuvimos en la unidad 4 los mejores profesores de la provincia. Algún día quisiera recorrer las calles nuevamente de la escuela que mejor me ha preparado para la vida

    • Jose dijo:

      Eres raudel el pelirrojo, o como le deciamos cariñosamente el potro?

      • Ana dijo:

        Si te fijas en el periodo es anterior al nuestro , cuál de los joses eres tú?

  • N@ny dijo:

    Lo mejor que me ha sucedido en la vida, cursar desde el 1997 – 2000. Mucho estudio, mucho rigor, muchas experiencias, en medio de muchas dificultades pero el amor, y el estudio nunca nos faltó. Recuerdo con mucho cariño a los profe López Gil, Luis Cruz (internado), El Ruso, Jose Soler. La vida me premió en grande, hoy soy una profesional y eso se lo agradeceré siempre a Fidel y a la Revolución….. Felicidades Vocacional José Martí.

    • Ronny dijo:

      N@ny, por lo que escribes, creo que coincidimos en el tiempo y unidad. Puedes escribirme a ronnyhlg82@gmail.com.

  • Daniel Seymore dijo:

    Yo fuí uno de los que se mojó aquel día de la inauguración de 1977, con 12 años. No me gradué allí sino en la Lenin, pero en la José Martí estuve hasta el 11no grado en 1982. Muchos recuerdos de mi paso por allí. Lamento el deterioro que presentan algunas áreas. Un saludo a todos mis compañeros, los de 7mo 1, grupo 12, recuerdo todos sus nombres. También recuerdo a muchos otros y a los profesores. Si alguno quiere contactarme, pueden escribirme a daniel.seymore@tacf.azcuba.cu. Trabajo como especialista en Metrología en TECNOAZUCAR, Cienfuegos.

  • alexander acosta figueroa dijo:

    Cuanta nostalgia recordar aquellos años en que estudié en este magnifico centro educativo. Aquí me formé y también conocí excelentes amigos, maestros, y personas que siempre llevo en lo más profundo de mi corazón con eterna gratitud. Fueron 6 años que marcaron mi vida, desde el 1982 hasta el 1988, sin lugar a dudas los mejores años de mi vida.

  • Revenge dijo:

    Esa fue mi vocacional durante un año, y realmente me sorprendo, de que se diga, utilizando la palabra “rescatar”, como si de una hazaña se tratara y no de una obligacion e incluso de un requisito sin el cual la escuela no puede funcionar, que ahora es que hay cisterna y tratamiento del aua, despues de 10 años. Si a eso le suma usted que los dormitorios tienen filtraciones, que no hay biblioteca o area de estudios, que al estar inutilizadas las areas de deporte tampoco hay recreacion, llegamos a la conclusion de que la escuela ha estado virtualmente inhabitable. Esa tambien es una causa por la que los padres pudieran tratar de evitar que sus hijos estudien alli, prefiriendo invertir en repasadores lo que cuesta reforzar la alimentacion o mejorar las condiciones de vida del muchacho.
    O sea, no es correcto hablar del ocaso de las vocacionales repitiendo que la culpa la tienen los pre de la calle, como si las vocacionales no hubieran coexistido durante toda su existencia con mayor cantidad de pres de la calle de la que hay ahora. Es lo dificil que resulta mantener un muchacho becado, en terminos de seguridad, costos y riesgos a los que se expone. Y cuando hablo de riesgo no me refiero a la independencia, un embarazo o a una enfermedad que se coge en cualquier parte como los piojos o la conjuntivitis… Imaginese usted: epidemia de zika, colera, dengue, y trescientos muchachos sin agua para bañarse o evacuar los inodoros. El estado de la escuela impide que el estudiante tenga en que entretenerse en su tiempo libre… ni dedicarse a profundizar sus conocimientos puede. A que se dedica? Esta ya no es mi epoca, donde la maxima aspiracion de los muchachos era “cuadrar”… Ahora estan para otras cosas mucho menos inofensivas.
    Por demas mi admiracion para todo el que se ha mantenido consagrado al magisterio en estos tiempos.

    • La Bayamesa dijo:

      Revenge, por favor y ese fatalismo de donde te salió, no has visto los comentarios de quienes allí viviron y estudiaron, aún en las difíciles condiciones en que se encontraba y aún se encuentra el centro, nadie habla de epidemias, ni de accidentes, ni cosa por el estilo, el Estado y el Ministerio de Educación en la medida de las posibilidades han ido rescatando áreas y dando condiciones. Los estudiantes si se recrean, si profundizan en sus conocimientos, porque desde hace 40 años existe un claustro de profesores a respetar y se han graduado allí miles que son en su mayoría magníficos profesionales hoy, Jorge Berlanga Acosta (Heberprop P) por solo mecionarte uno. Fui de las fundadoras y te aseguro que en aquellos momentos la situación era diferente, todo estaba nuevo, aún no se habían concluido un grupo de instalaciones, pero ayer como hoy, tanto estudiantes como profesores aportamos lo mejor de nosotros y nos sentimos agradecidos de lo que la Revolución hizo y está aún haciendo por nosotros.

      • Revenge dijo:

        Bayamesa con todo respeto a mi me parece que quien fue pesimista y negativa al interpretar mi comentario fue usted, con la diferencia de que yo reconozco su derecho a tener cualquier tipo de sentimientos. Usted habla de los recuerdos de los alumnos a quien les tocó estudiar, divertirse y explorar la vida en su etapa preuniversitaria, sin asumir otras responsabilidades que no se tienen a esa edad. Yo me referi a los padres, a quien nos toca estar “al pie del cañon”; y los que hoy son mis compañeros de trabajo, y que cuando el muchacho les dice que quieren meterse en la vocacional lo primero que hacen es agarrar la calculadora y empiezan a sacar las cuentas de cuanto les va a costar.
        Mis hijos estudiaron en esa escuela, en pesimas condiciones materiales, pero sin las enfermedades endemicas y epidemias ciclicas que hay ahora. Su madre y yo pudimos garantizarles su refuerzo alimentario y toda la ayuda material que se solicito, porque salimos de mision en distintos momentos de ese periodo y “gracias” a eso -entrecomillo gracias porque la separacion de la familia nunca se agradece- ambos atravesaron el pre y la universidad sin mayores carencias.
        Este tipo de decisiones nunca sera solo de los muchachos; pues de entrada ellos necesitan la autorizacion escrita de los padres para entrar en el regimen interno. Y aun cuando esten becados, los padres siguen siendo los responsables de su salud y bienestar, e incluso de aspectos que la escuela debia garantizar como condiciones de vida y alimentacion. Todo esto conlleva tiempo, dinero y preocupaciones, que los padres estan en todo el derecho de analizar si pueden o no. Lo cual esta claro para el sistema porque si no, no se les pediria su autorizacion.
        Sostengo que las malas condiciones de las escuelas, junto al restablecimiento de los pre externos, es lo que determina que cada vez menos muchachos entren a las vocacionales.

  • Isabel dijo:

    Al menos en este IPVCE se han ido recuperando según el artículo. mantengo el mismo criterio que manifesté con respecto a la Lenin, los estudiantes deben ser protagonistas del mantenimiento y cuidado de la escuela y por supuesto la escuela debe seguir recibiendo apoyo financiero para recuperar lo perdido pero se debe tratar por todos los medios que la reparación dure al menos un par de décadas. Debemos rescatar todo lo bueno que la Revolución ha construido, perderlo es olvidar la historia y quien la olvida es condenado a repetirla, supongo que nadie quiere eso.

  • wilber dijo:

    cuanta nostalgia soy del curso 89-92 Unidad 1 (la siveria) cuando mi vocacional lucia sus mejores galas y que tristeza ver en el estado en que se encuentra el gimnacio y areas que en las que pase mis mejores años de estudieante.

    • Wicho75 dijo:

      Si,,, concuerdo con muchos de los colegas que aquí han dejado su opinión y hasta su nostalgia,,, como la mia. También estudié en esta escuela, HERMOSA, no por su pintura ni por su arquitectura, hermosa por lo que allí se vivía, se aprendía, y tooooodo lo que rodeaba la vida de un estudiante o un colectivo,,,, estuve 3 años allí,, del 90-93, en años en lo que la vida del cubano comenzaba a ponerse un poco dificil,,, pero eso no importaba…. yo fui de los que participó en las caminatas al Valle a trabajar las mañanas de los sabados, de los que participó en los mejores festivales de aficionados y doblaje por unidades, cuando eran 6 unidades, la salida de los pases para las diferentes provincias y municipios eran una fiesta, las competencias de modales en el comedor central, un pequeó restorant de lujo… nadé en esas piscinas llenas de agua limpia,,, tomé helado de chocolate la cafeteria que habia en la unidad 2,, también me enfermé y estuve ingresado en un hospital interno con atención especial y esmerada del personal que allí laboraba…… los mejores amigos salimos de allí, los amores, las fiestas, la vida misma… a esa escuela le debo quien soy…. gracias profes,,,, gracias amigos.

  • m&m dijo:

    del 1996 a 2000, en la unidad 2. que tiempos

  • Cecy dijo:

    Qué nostalgia!! Sin dudas, los mejores años de mi vida, del 95 al 98…es cierto que fueron años duros, durísimos….mucho estudio aunque tuviéramos sueño y hambre, trabajo fuerte en Mayabe, falta de agua…uff…pero qué recuerdos más bonitos en general, los mejores amigos, esos que son ya parte de la familia, para toda la vida…los mejores profesores de toda la provincia…recuerdo a Milagritos de Español, Aracelis de Matemática, Bety la teacher, Ariel de Física, el difunto Barberena de Educación Física, Adrián que era el director general y además profe de Geografía, y muchos más, todos de la Unidad 4. Es una lástima que ahora sea que se esté reparando…desde esos años en que estuve ya el gimnasio estaba en estado deplorable, el cine era nido para murciélagos, los ventanales casi cayéndose, las puertas ni se diga, los baños!! Ojalá recupere su magia y belleza pronto…

    • Leandro dijo:

      Cecy… esos fueron mis años tambien y mis profesores tambien en la unidad 4… por tu nombre no te recuerdo… si quieres me escribes lecaro@gmail yo desde que sali de la vocacional he empleado buena parte de mi vida para encontrar a los companneros de estudios… justo hace poco encontre a una… en facebook tengo a varios… pero me faltan muchos… o_O , espero saber de ti… saludos!

  • Jose G Hidalgo Diaz dijo:

    Imposible olvidar los años en esa gran escuela,los mejores de mi vida,estudie en la unidad 4 en el grupo de Jorge Canales, excelente profesor y amigo, recuerdo a muchos de los profe de los que se hablan en este articulo, sobre todo a espinosa, fernando y guerrita jejej, un abrazo profes, aunque quizas ya no me recuerden les agradezco todo lo que hicieron por sus alumnos, Ing en Telecomunicaciones y Electrónica José Gonzalo Hidalgo Díaz

  • Eloy López Pupo dijo:

    Caunta nostalgia y dolor ver la institucion que me formo como profesional pues alli nacio la vocacion por la ciencias y el sacrificio del estudio, demasiados buenos recuerdos para verlos reducidos a tal precariedad, desde los reñidos juegos de baloncesto en la cancha de la unidad 5 hasta los festivales de aficionados y a los porfe de la 5 que nunca descansaron y nos educaron y formaron con sus entrañables regaños o elogios cuando eran necesarios saludos a todos, no los nombro por no recordarlos sino por no faltar al culto que todos se merecen gracias por existir y soportarnos. Curso 1996-1999 unidad 5 grupo 59, de Moa.

    • Jugada dijo:

      Saludos Eloy. Verdad que fueron buenos tiempos. Primero H-63 y después H-67. San Germán contra Moa. Que de tu vida. Yoelmis por aquí.

  • Ernesto Díaz Sánchez dijo:

    Los mejores años de mi vida estudiantil fueron en esta escuela (2004-2007), de hecho mis mejores amigos de hoy en día los conocí allí, siempre siento nostalgia al verla o simplemente oir hablar de ella, son muchos recuerdos y enseñanzas que han definido en gran parte quien soy hoy.

Se han publicado 88 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nelson Rodríguez Roque

Nelson Rodríguez Roque

Holguín, 1982. Graduado de Estudios Socioculturales (2006) en la Universidad de Holguín y periodista del semanario ¡ahora! En twitter: @Narr1982

Vea también