Imprimir
Inicio » Cultura  »

Aquella vez que Sara me pidió tantos boleros (+ Audio)

| 18

sara-gonzalez1Estábamos a finales de febrero de 1995. Todavía nadie más que yo, se había dado cuenta de que Palabras, mi primer bolero, andaría cumpliendo cuarenta años. Cuarenta años de vida en la canción -decía para mis adentros-sin saber a ciencia cierta qué cosa hacer para no dejar pasar la ocasión por debajo de la mesa. Nadie me lleva esas cuentas -pensaba- pero algo voy a inventar, ya veré, con mi guitarra y mi silla de mimbre.

En eso, me llama Sara (ella podía dar esas sorpresas) que sí llevaba cuentas de muchas cosas de la música y la canción y me dice que ha pedido una fecha a los organizadores  del Festival Boleros de Oro, para conmemorar mis cuarenta años en la canción con un programa dedicado por completo a mi obra. Me confesó que la idea misma le asustaba. Vas a tener que ayudarme-me dijo- y empezó por revisar grabaciones de diferentes intérpretes. Desde el comienzo, me pidió que actuara como invitada suya en el concierto, que tendría lugar en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional. La selección de títulos no tardó mucho en definirse; allá fui yo a preparar los guiones de Palabras, En la imaginación, No te empeñes más y tantos otros, incluyendo el menos añejo de todos, Hay todavía una canción. Ella, además, no quiso dejar fuera a José Jacinto. Marzo, abril y mayo de aquel año decidieron armarse como una temporada entre aventurera y estoica. Ensayos --invariablemente y a hora fija-- en La Madriguera, despalillando una por una aquellas invenciones llenas de frases irregulares e intervalos que, más de una vez, hicieron enarcar las cejas a algunos por la sencilla razón de que "no se pegan" (como si entre la música y el pegamento tuviera que existir algún vínculo). Sara puso el ímpetu, el capricho, la pasión y la ternura en aquellas criaturas que, una a una, comenzaban a sonar a ella. Yo me apresté a soltar la guitarra para complacerla en su deseo de cantar algo acompañada por su grupo y aquello me sirvió para sacar de la gaveta un bolero de los primerísimos tiempos --No es preciso-- que años más tarde, brincando el siglo, ella retomaría para incluirlo en el primer volumen de sus Cantos de mujer. Ya en el plano de mi participación en escena, aproveché la segunda parte, con la guitarra, para poner de nuevo en órbita aquel Tú dominas que Vicentico había hecho sonar con verdadero éxito en la victrola, a finales de los cincuenta.

No se me van a olvidar  los dúos de Sara con Pepe Ordás. En primera fila, tuvimos el privilegio de contar con la presencia del Maestro Vicente Garrido, que, tan pronto rompieron los  aplausos finales,  subió a escena para abrazarnos sin esperar por las formalidades típicas en el ritual de los saludos.  El concierto se titulaba Sin ir más lejos (Homenaje a Marta Valdés) De los momentos vividos al calor de su reposición algún tiempo después, tanto en La Habana como en Matanzas, conservo intactos los recuerdos. El registro sonoro de las funciones fue procesado para convertirse, por obra de la laboriosidad de Lázaro García y de la propia Sara, en el disco que, con el mismo título del concierto, apareció luego bajo el sello Bis Music y resultò premiado en una edición  del Festival  Cubadisco.

Todo eso cuenta porque no voy a olvidar jamás aquella vez que Sara me pidió tantos boleros y -por eso-- para mí es importante, este domingo, compartir con los amigos de Cubadebate el momento que ponía fin al concierto, grabado en vivo la tarde del estreno.

Almendares, 5 de febrero de 2012

En audio, Sara González interpreta "Hay todavía una canción", de Marta Valdés, con arreglo de Pepe Ordás

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maribel dijo:

    Siempre estarás en nuestros corazones, como toda una muy buena cubana

  • fuillerat dijo:

    TUVE LA BUENA SUERTE Y LO QUE ES MUCHO MAS SIGNIFICATIVO, DE GUARDALO CON TODOS LOS DETALLES EN MI MEMORIA AQUELLA TARDE DE LA COVARRUBIA, SARA CANTANDO A MARTHA VALDES, PODRIA HABER SIDO UN SUEÑO DE CUALQUIERA QUE AMARA A LA INTERPRETE Y A LA COMPOSITORA, CONFIESO, NO LO IMAGINÉ, NO LO SOÑÉ, NO LO PENSÉ NUNCA, PERO PODRÍA HABER SIDO UN GRAN SUEÑO, PERO NO ME QUEJO, EL SUEÑO NO SOÑADO SE HIZO REALIDAD, Y POR SUPUESTO ALLI ESTUVE. CUANDO ENTRAMOS EN EL PROCESO DE DUELO POR UNA PERDIDA, NO HACEMOS CONCIENTE DE PRIMER MOMENTO LA PERDIDA, NO ES QUE NOS AUTO ENGAÑEMOS, SABEMOS QUE LA GORDA SE NOS MARCHÓ FISICAMENTE DE FORMA DEFINITIVA, PERO SOLO PASADO UN TIEMPO ES CUANDO EN EL ALMA LO RECONOCEREMOS. EXTRAÑAREMOS LA PROMOCION DE SU JARDIN CADA DOMINGO DE ULTIMO MES, CUANDO NOS RECOGIA DE BOTELLA CON DIANA, SUS CHISTES Y OCURRENCIAS, SU VALENTIA Y HONESTIDAD ANTE LO MAL HECHO, ERA IMPLACABLE CUANDO DE INJUSTICIAS SE TRATABA EL ASUNTO, Y DENTRO DE LOS GRANDES RECUERDOS, SI, SIN LUGAR A DUDAS, ESTARA EL CONCIERTO HOMENAJE A MARTHA VALDES. SARA, YA LO COMENTABA EN LA WEB DE HABANA RADIO, ES UNA MUJER DE VICTORIAS, Y LAS PERSONAS QUE HAN TENIDO UNA VIDA COMO LA DE SARA, NO, NO SE PUEDEN MARCHAR DEFINITIVAMENTE, Y CUANDO VEIA QUE SU COMPAÑERA DIANA CON PROFUNDO DOLOR LANZANDO LAS CENIZAS AL MAR, TAMBIEN SE ME APRETO EL PECHO, PERO SE DICE QUE LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS HAY QUE SUSTITUIRLOS POR LOS POSITIVOS, NO ENFRENTARLOS, Y ESE SENTIMIENTO DE PERDIDA DEFINITIVA QUE SENTI, QUE DEBE HABERLO SENTIDO TALVEZ, TAMBIEN DIANA, LO SENTIMOS, PERO AL MOMENTO, CUANDO HABLARON LOS OTROS, IMPUSE EL SENTIMIENTO POSITIVO,DE QUE BUENO QUE ESTÉ EN EL MAR Y ASI CUANDO QUISIERA MIRARLA, CONVERSAR CON ELLA, MIRARIA AL MAR, PARA SUERTE, LA MISMA VISTA QUE ELLA TENIA Y DIANA SIGUE TENIENDO DESDE SU TERRAZA, Y EN VEZ DE MIRAR EL AZUL DEL MAR Y DEL CIELO, MIRARE EL COLOR DE SUS OJOS, Y CUANDO ME LLEGUE LA LUZ AMARILLA NARANJA DEL ATARDECER, MIRARE MEJOR SU CABELLERA RUBIA, AQUELLA CON LA QUE LA CONOCI EN LOS PRIMEROS AÑOS DE LOS SETENTAS, DESPUES TOMARE UNA TAZA DE CAFE, PONDRÉ DOS, UNA TAMBIEN PARA ELLA Y ME DELEITARE ESCUCHANDOLA CANTAR AQUELLO DE MARTHA QUE DICE....HAY TODAVIA UNA CANCION PARA EL AMOR.....

  • gladys regina dijo:

    Hola MArta,un gusto "estar aqui de pie",a pesar de los altos y bajos voltajes que me quemaron la compu hace varios meses,a pesar de que no hay presupuesto para reponermela,a pesar de que "duele" este domingo escribirle dado el tema de que trata hoy Palabras.Yo tratare de conseguir el CD del que Ud hace alusion,ya que como tal no lo he escuchado,tal vez algunos temas han sido difundidos por la radio,pero me gustaria mucho tener esa grabacion no solo porque son sus canciones sino porque la emocionante voz de Sara seguramente los hizo mejores.He sentido mucho su desaparicion fisica a una edad tan joven,en que tantas cosas faltan por hacer y decir,pero bueno,es la Ley de la Vida,al menos ella nos deja un legado en sus composiciones que marcan una etapa de la cultura cubana y en sus grabaciones con antologicos temas.Muchas gracias por sus Palabras,desde el anochecer de ayer las estaba esperando.

  • enmanuel castells (cuba) dijo:

    querida Marta, en tí pensé enseguida cuando supe de la muerte de Sara. Y te juro que no sé, exactamente, por qué pensé en tí. Obvio que algún sendero de la memoria que se bifurca subterraneamente, me hizo conectar a una persona con otra y casi obviamente, debe ser algo parecido a lo que dice Gladys Regina en su comentario: a que Sara le ponía un alma extra a tus canciones, un feeling más personal, quizás no más intimo en el tono, pero sí tan desgarrador como es cualquiera de tus boleros. Pensé en mucha gente y en muchas cosas, porque yo también tuve esa suerte de cubano de actuar junto a ella en el corazón mismo de la Sierra Maestra hace 25 años cuando la periodista Soledad Cruz organizó una cruzada de arte todo en esos lares y para entonces la Sara se acompañaba de Guaicán y Pepe Ordáz se convirtió en mi amigo para siempre. Hace un par de años nos reencontramos en una expo de Nelson Domínguez y la hice reir recordándole cosas inolvidables de aquellos días. Yo también lloré cuando vi a Diana besando el jarrón que contenía las cenizas de Sara y luego echarlas al mar y no quise acordarme de ningún título de canción de los muchos que Sara interpretó, pero te juro por mi madre que está en el cielo que tenía mucha necesidad de saber de ti.
    Toda la salud del mundo para tí, señora mía.
    Sara, tanto bien se ha dicho y se ha escrito sobre ti en estos días que yo soy uno más de los que te siguen sintiendo VIVA (la gente que uno quiere, nunca muere)

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Marta los buenos siempre se acompañaran en el Olimpo, a él pertenece Sara y seguro estará allí, no el OLIMPO ENTRE DIOSES ALTANEROS no, el Olimpo de los buenos que de seguro tendrá otro nombre pues el anterior se lo pusieron a un sitio personas emperifolladas de la antigüedad que de seguro respondían a otros intereses.
    Gracias por este escrito que nos informa de lo grande que era esa persona. Espero, aunque no sea de la capital, que se mantenga el espacio El Jardín de la Gorda para memoria de su estampa y obra, y para continuar con su labor.
    Gracias.

  • MIriam dijo:

    Sara alla donde estes, que Dios te bendiga por lo bella persona que fuiste, por tu maravillosa voz y por la obra que dejaste.

  • Magalys dijo:

    Este comentario era para el artículo de Juventud Rebelde "Cuando te lo pide el alma" de José Aurelio Paz pero no me permite poncharlo, aquí va, es el mismo sentido:

    A una compañera de trabajo le conmocionó el acto de echar las cenizas al mar, yo no alcancé a verlo en su totalidad y buscando en la web algo sobre el tema encontré este artículo, la entrevista fue acertada, he leído los comentarios y corrido a escuchar sus canciones más representativas A los héroes y Girón, la victoria; son sublimes y de verdad que erizan, me pasó siempre que las escuchaba junto con otras de otros intérpretes en actos políticos, asegurándome lo que se perdían los que no eran capaces de sentir esas emociones, pero no pensé que ahora entre las paredes de mi oficina me hicieran sentir lo mismo, comprobé que las emociones sentidas no era por la aglomeración de personas sino por la magia que de la letra de las canciones y la excelente vocalidad con que eran cantadas. Que más belleza que esa se puede pedir para una persona. Que descanse en paz Sara, no se siente la ausencia de quien dejó tantas cosas buenas.

  • Elvita dijo:

    Es verdad Enmanuel la gente que uno quiere nunca se muere.Vive en nuestros corazones.

  • maria ayala dijo:

    envio un comentario expresando un sincero sentimiento y responde ya ha sido enviado antes estoy bastante enojada y no digas que ya te envie otro iguel

  • maría de los ángeles gonzález dijo:

    Disfruto mucho CUBADEBATE y especialmente todo qo que se refiere acultura ,investigacioned,sentimientos de los cubanos.No tenemos oportunidad de recibir noticias.YO hubiese querido ir en marzo a Camagûey al homenaje a la maravillosa narradora oral Mayra Navarro,pero sufro mucho los embates del calor y Cuba en esa época es un hornito.Yo estuve en un congreso de la educación en enero -febrero y me faltaba el oxígeno Me siento bien en las alturas y el frío. No conocía a Marta Valdés .Gracias por los artículos y muy emocionante las reacciones frente a la muerte de Sara. Gracias por informarnos

  • carmen duran dijo:

    Tenemos aca en Estocolmo -Suecia hermosos recuerdos de los años 90 cuando Sara estuvo de visita en estos lados en la comuna de Järfälla hicimos un acto cultural radio nueva américa y taller ranquil, realmente fue hermoso los que nos dejo ese dia, una mujer a todo dar y nos deleito con sus hermosas canciones , desde esta venecia nordica hicimos 45 minutos de programa dedicado a ella este sabado pasado en el espacio que tenemos dedicado a Cuba y su gente, siempre te llevaremos en el recuerdo Sara grande, sabemos que tu pueblo te llora pero tambien los que supimos de tu musica y de tu obra .-

  • victor dijo:

    Sara, como grande fuistes en la vida , así de grande vas a tener un lugar en el recuerdo de todos y especialmente de la generación que se hizó adulta con la música de la NT. Descansa en Paz que tú obra siempre va a perdurar.

  • Rita del Prado dijo:

    Es imposible no extrañar a la gorda Sara.
    Cada uno de nosotros tiene un morral lleno de vivencias compartidas con ella.
    Nos dejó como tesoros la fuerza de su voz épica, la transparencia de su sinceridad, los excesos de su pasión, su simpático anecdotario, su don para hacer reír, su carcajada limpia, su puerta abierta a los amigos, su amor a la Patria, al arte, a la humanidad, a Diana, a la vida.
    Y digamos también que la gorda nos dejó un jardín.
    Ese fue el espacio donde tradujo su grandeza a la hermosa sencillez de los encuentros.
    El pequeño e inmenso espacio donde nos entregó lo vivido a través de los años
    Allí en ese jardín ofrendó canciones imprescindibles
    Allí bendijo los caminos de nuevas generaciones
    Allí con amorosa reverencia convocó a los maestros y a los sabios
    Allí defendió la obra de todos en los que creyó
    Allí juntó los colores del pueblo, cuya sonrisa plural tenía por talismán
    Allí derramó generosamente su reserva de polvos mágicos para echar
    a rodar los sueños de muchos
    Allí repartió su luz
    Allí sembró
    Gracias por tanto, gordita, hermana querida
    Abrazo tu recuerdo con nostalgia y gratitud
    Rita del Prado

  • gladys regina dijo:

    Que lindo comentario el de Rita del Prado,sinceramente me hubiera gustado poder expresar algo asi,y se que a muchos les habra ocurrido lo mismo,resumir en unas frases lo grande que hacia ser a Sara de todos los tiempos y por siempre.Gracias a ti Rita y permiteme desde aqui agradecerte La Guarandinga.Un "saresco"abrazo para todos,autora y foristas.

  • Liuba dijo:

    Sara, nunca te olvidaré. Me hiciste muy, muy feliz. Qué haré ahora sin tí??!!...ah!...ya sé!..pero bueno, eso no lo puedo escribir aquí.

  • Rita del Prado dijo:

    Gracias a ti, Gladys Regina.
    Compartiré tu comentario con mis amigos Xóchitl y Fito del dúo Karma.
    Aprovecho la referencia que haces a la Guarandinga, para decir que justamente la gorda fue una de las primeras personas que alentó y promovió este proyecto, cuando los Karmas y yo comenzamos a juntar ideas y musas en el 2006. Nos decía –y lo demostraba-que la divertía mucho.
    Igualmente apoyó en muchas ocasiones nuestras carreras independientes.
    Solo quiero añadir que me conmueve particularmente este artículo de Marta Valdés, porque comparte con nosotros ese lindo episodio sobre su obra en relación con Sara.
    A veces las prisas cotidianas nos hacen aplazar la expresión de lo que sentimos, pero hoy -tal vez inspirándome en el recuerdo de la gorda que siempre encontró el tiempo para elogiar y entregarse a la obra de los demás y hacerla suya- agradezco públicamente a Marta tantas enseñanzas y emociones, porque quizás no sabe que leer sus PALABRAS o escucharla, siempre ha sido para mí un acto de iluminación.

  • Antonio Salgado dijo:

    Marta, no importa ahora, lo importante es despues, Sara dejo su impronta para toda una eternidad, tu seguiras firme y convencida de que el fruto de las contradicciones es el amargo sabor, el dulzor de tu nostalguia te hara fuerte, lo sabemos todos,ojala como se dice nacieran personitas como sara y tu, tan solo ahora nos queda la complacencia lucida de marianas que como ustedes han derrochado cansancios para ennoblecer el alma del arte.
    gracias cuba espera mas de ti,somos exigentes contigo porque sabemos que es lo que te hace mas fuertelas queremos mucho. de veras.

    SALGADO

  • Jarocha dijo:

    A Sara, a todos...
    Soy una simple mujer, que amo a Sara, la amaba en silencio desde muy joven, amaba su extraordinaria sensibilidad ante el dolor ajeno, su fidelidad a Fidel, a la Revolución. La vida me premió y la conocí en los días gloriosos del año 2000 cuando se iniciaba la Batalla de Ideas, fue genial escucharla en vivo y en directo. Cuando la vi en Diciembre, no imaginé que estuviese tan enferma, ni por la mente me pasó que pudiera morir alguien tan especial, tan necesaria para Cuba, para nosotros, para la Cultura Cubana. Conocí de su muerte por Cubadebate, no pude contener las lágrimas, lloré amargamente, desde entonces leo todo lo que al respecto se publica, recién me encontré en un blogs la ceremonia íntima donde Diana Balboa arrojaba las cenizas de Sara al mar, me transformé en puro dolor...¡qué gesto! que entereza la de Diana...allí leí varios comentarios en torno a la posición de los medios al reconocer con justeza, la relación de ambas, como siempre criterios diversos, el mío...la prensa cubana avanza hacia el verdadero papel que le corresponde, orientador, con apego a la verdad y transparente. Lo sucedido es lo más natural de la vida ¿por qué juzgar a las personas por sus preferencias sexuales? Estamos en el país que se autoproclama como el más culto del mundo y en pleno siglo XXI, vayamos a la esencia, al alma, a los valores, tan necesarios y en crisis hoy. Se que a Sara no le gustaría ser recordaba con lágrimas, era ella genio y figura, coincido en que se debe mantener el Jardín de la Gorda y que allí vayan siempre Martha Campos, Amaury y tantos otros que siempre le acompañaron...siempre volveré. Con Sara, Cubadebate y el resto de los medios, solo ha hecho justicia, ella lo merecía. Desde mi fe, Sara allá donde estas sigue marcando el sendero, a ti Diana, que Dios te bendiga y la Virgen de la Caridad de proteja siempre, eres sin lugar a dudas una mujer corajuda, digna...cumpliste con ella hasta el final, la amaste y te mantuviste, recreala en tus cuadros, rie por ella, prolonga su obra, que se divulguen sus facetas con el filín, su obra en defensa de la mujer y la promoción de jóvenes talentos, siguéla amandola, el maestro nos enseñó "cuando se cumple bien con la obra de la vida, empieza al fin con el morir la vida", ella vivirá en el corazón de todos. Te admiro...recibe mis condolencias y mi eterna solidaridad.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción "Palabras". La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo "feeling". Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también