Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Nihilismo y Revolución

| 34 |

En Cuba, como en México y otros países donde gobierna la izquierda, no solo se está bregando con el drama de la economía en tiempos de Covid, sino con el acto difícil de la afirmación no nihilista de la vida. El paradigma actual intenta imponer que todas las figuras de la autoridad simbólica han declinado y se disuelven en el aire. La verdad, los imperativos éticos, los proyectos existenciales, las causas políticas, el sentido estético, ya no parecen disponer de ningún suelo firme.

Pero la memoria es terca y pronto se inaugurará en La Habana el Centro “Fidel Castro Ruz”, dedicado a la investigación sobre la obra del líder histórico de la Revolución Cubana, y que, por excepción, lleva su nombre. Antes de su muerte, el 25 de noviembre de 2016, expresó su voluntad, que cobró fuerza de ley, de que no se llamaran como él instituciones, plazas, parques, avenidas, calles y otros lugares públicos, ni que su rostro apareciera en condecoraciones, reconocimientos o títulos honoríficos.

Tuvo y tiene enemigos que han querido empequeñecerlo o lavar su biografía en la mojiganga nihilista del fin de las ideologías y de la Historia.  Hablando de estos asuntos la escritora española Belén Gopegui ha recordado que Fidel Castro no fue el fin, sino el “comienzo de una nueva época en la que ya nadie podrá creer jamás en la declaración de un Estado, de un político, de un individuo, en abstracto. Se pedirán acciones. Se querrá ver cuáles son las acciones de quien usa las palabras. ¿Qué pasa en Cuba? Ojalá los grandes medios se preocuparan, no solo en estos días, por saber qué pasa realmente en Cuba; al fin y al cabo, como ha dicho Fidel, el socialismo es la ciencia del ejemplo”.

No le perdonan que además de encabezar una revolución en una Isla escasamente conocida hasta 1959, Fidel se convirtiera por mérito propio en una figura mundial. Que fuera un animador permanente del Movimiento de Países No Alineados y que Cuba terminara siendo el vértice donde remataban los movimientos independentistas, a menudo convertidos luego en partidos de gobierno en las nuevas naciones de Asia y África. Cuba compartía la participación abierta en conflictos como el de Angola con una diplomacia que tejía lazos para que esa red pudiera ser ofensiva y defensiva al mismo tiempo.  Sin el internacionalismo cubano bajo la dirección de Fidel Castro, dijo Nelson Mandela, no se habría producido entonces el fin del apartheid. Hablaba la voz moral de África, un símbolo que proyecta una larga e incómoda sombra en el depresivo nihilismo del mundo actual.

Hay mucho que estudiar de esa relación del líder cubano con los procesos revolucionarios en los últimos 70 años, pero el pasado nunca es solo patrimonio colectivo, sino intransferible experiencia personal.  Por suerte, el Centro “Fidel Castro Ruz” no será un mausoleo, sino un lugar vivo en el que caben el análisis erudito y las historias que vivieron en primera persona cubanos de todas partes, que resisten las falsedades de las redes sociales convertidas a ratos en una especie de basurero universal y que impiden que muchos nos subamos en el tren sin retorno de la memoria al olvido.

Como tantos periodistas en Cuba que compartimos decenas de reuniones y encuentros con Fidel, tengo mis propias historias para capear el temporal nihilista. La última vez que lo vi fue el 25 de diciembre de 2010, ya retirado de los cargos oficiales. Él seguía cada detalle de la epidemia de cólera que hacía estragos en Haití, y se comunicaba regularmente con la brigada médica cubana en esa nación, en particular con un grupo de graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, que recorrían zonas donde no había llegado ninguna expedición sanitaria.

El Comandante hacía todo tipo de preguntas sobre los habitantes del lugar: quiénes vivían allí, qué enfermedades padecían, si tenían alguna instrucción, qué comían, cuántos niños, ancianos, mujeres embarazadas; si el río tal o más cual era caudaloso, qué vegetación, qué temperatura, cómo afectó el terremoto del año anterior... La brigada llevaba poco tiempo, pero era evidente que se había preparado para el duelo con un curioso insaciable. El teléfono tenía el altavoz activado y seguíamos el hilo de la conversación, en presencia de Dalia, la esposa de Fidel.

En lo que parecía ser el cierre del diálogo, él quiso saludar, uno por uno, a los integrantes de la brigada. Escuchamos varios acentos latinoamericanos que hablaban animadamente de su familia, el pueblo donde nacieron, los sueños de regresar a trabajar a su país. Uno de ellos estaba notablemente emocionado: “¿De dónde eres, mijo?” De Bolivia, respondió el muchacho tras una pausa larga: “De Valle Grande, Comandante. De La Higuera… donde mataron al Che…” A partir de ese momento, el joven no pudo pronunciar más palabras.

Nunca olvidaré la expresión del viejo guerrillero, el gesto de incredulidad y admiración, como si la posibilidad de encontrar un médico como Ernesto Guevara, nacido en La Higuera, formado en La Habana y salvando vidas en Haití, fuera un hecho al margen de Fidel Castro y de sus infinitas posibilidades combinatorias para el futuro.  

(Publicado originalmente en La Jornada)

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yunque dijo:

    Siento una emoción muy grande al leer este artículo. Como si la presencia del COMANDANTE -imponente, milagrosa y real- estuviese entre nosotros.

  • Graciela María Hernández Agüero dijo:

    LA MEMORIA NO PUEDE FALLAR ES MUCHO EL DECORO Y EL ALTRUISMO QUE FIDEL NOS LEGÓ. SIENTO EN MI CORAZÓN EL AMOR GRANDE QUE HAY EN MI POR MI PAÍS. ESO SE LO DEBO A SU EJEMPLO Y A ESTA REVOLUCIÓN QUE YA CUMPLIÓ SUS 62 ANIVERSARIO. EL CENTRO DE ESTUDIOS QUE LLEVA SU NOMBRE SERÁ LA OBRA QUE TODO SU PUEBLO Y EL MUNDO HONRARÁ CON SU TESTIMONIO, A AQUEL QUE FUE Y ES, EL MÁS GRANDE VISIONARIO DEL SIGLO XX Y XXI.

  • paula dijo:

    Bello, emocionante y firme comentario, nuestro eterno Comandante fue, es y será el paradigma de los pobres, de los olvidados, de esos que somos llmados tercermundistas y aún más de los q en las grandes naciones no tienen acceso ni al pan de cada día. No importa q los "ciegos"no lo vean, él no quiso monumento alguno con su nombre pero nuestra patria y junto a ella todos sus dignos hijos sabremos levantar bien alto el pedestal donde vivirá eternamente.

  • Odalis González Ramírez dijo:

    Nuestro Fidel inmensamente claro,inmensamente grande y certero.Siempre al lado de las causas justas.Luchando por Cuba y por los pobres del mundo.Nunca desmayó en esa tarea altruista y humana.Nos enseñó a ser solidarios,internacionalistas,revolucionarios.FIDEL VIVE!

  • ramon dijo:

    Vale la pena volver a leer:

    Nunca olvidaré la expresión del viejo guerrillero, el gesto de incredulidad y admiración, como si la posibilidad de encontrar un médico como Ernesto Guevara, nacido en La Higuera, formado en La Habana y salvando vidas en Haití, fuera un hecho al margen de Fidel Castro y de sus infinitas posibilidades combinatorias para el futuro.

  • RGT dijo:

    EL MÁS GRANDE. Pidió que no se hiciera nada en su honor, pero por está vez debemos desobedecer y tener su nombre en el altar de nuestra conciencia.

  • El avileño dijo:

    Hay hombres que llevan el decoro de muchos hombres
    Ese es nuestro FIDEL que no ha muerto
    Algún día la humanidad le dará su novel y le hará una estatua gigante que se vea desde todas parte como faro y guiayde las buenas causas

  • Ángel E. dijo:

    Rosa Miriam, gracias por este artículo... Cuántos recuerdos y emociones despierta... Gracias.

    • njfj dijo:

      Me sumo en cuerpo y alma en los que creimos, creemos y creeremos en nuestro Gigante, Unico e Inolvidable COMANDANTE EN JEFE

  • Enrique dijo:

    Excepcional escrito. Muy necesario para todas las generaciones de cubanos y como bien refiere usted, para los ciudadanos del planeta, son tiempos de pensar en el hombre y cómo solucionar sus problemas, es triste lo que pasa en el mundo hoy. Para dicha de los cubanos tenemos un referente en nuestro Fidel que nos guía el camino para bien de Cuba y el mundo.

  • Luis Fonte Galindo dijo:

    Magnífico artículo, genial el último párrafo. Excelente manera, alejada de repetidas consignas, de darle vida a un hombre y a la historia!

  • rafael emilio cervantes martínez dijo:

    La pretensión de imponer el olvido, el nihilismo y la enajenación con la suerte colectiva viene bien claro de una clase social, una élite financiera transnacional que pretende gobernar al mundo, imponer un modelo de sociedad, símbolos y valores prefacturados y sobre todo el ocultamiento de los graves problemas y amenazas que le duelen con fuerza a la mayor parte de la humanidad. Y es ahí precisamente donde se revela toda la grandeza de Fidel, que siendo el máximo líder de la Revolución Cubana desarrolló en la complejidad contemporánea el sentido martiano de Humanidad y la interpretación leninista actualizada sobre el fenómeno del imperialismo. En el camino de la Revolución Humana contra el desorden existente estará Fidel, su pensamiento, su ejemplo de solidaridad e internacionalismo.

  • Jazmín dijo:

    Excelente mi comandante y no se equivocó nunca .Ojalá pudiera ver lo que está ocurriendo en el imperio y en el mundo , vives eternamente y te recordamos a cada segundo cada y siempre que ocurre algo en este mundo que ya lo habías previsto , Eres el defensor de los humildes .Gracias por todo .

  • Jazmín dijo:

    Disculpen repetí cada .Gracias.

  • Ramos Yamil Atilio dijo:

    Excelente artículo y excelente periodista Rosa M. Elizalde, Gracias Señora!!!

  • Gilberto Arias dijo:

    Rosa Miriam, anécdota del Comandante con una carga emotiva excepcional,
    muchísimas gracias por compartirla, ¡nunca dejará de asombrarnos lo suficiente
    a los que lo queremos!

  • Rita dijo:

    !!! Que emocion !!! Que ganas de llorar tengo !!!!

  • Lqqd dijo:

    !!! Fidel, el.mejor de los orientales !!!!!!....

  • Trocha R dijo:

    ¡No!... yo diría mejor: ... hay un hombre con el decoro de muchos hombres... ese hombre es ¡FIDEL CASTRO RUZ!.
    Gracias Rosa Miriam Elizalde por haber plasmado esas palabras del altruismo de nuestro invencible comandante, de que hasta el último momento demostró que nadie puede quedar desamparado. ¡Yo soy Fidel!

  • jimaguayu dijo:

    Mi padre fue un Comunista para todos los que lo conocieron, ejemplar, con fidel se dio cuenta que era comunista,pero tambien con la Revolución fue un gran Fidelista,todo aquel que se considere Revolucionario,esta en ese Centro de Estudio tambien,porque fidel todos los dias aprendia del pueblo y por eso sera nuestro lider Eterno y para el Mundo.

  • AAP dijo:

    Sus ideas no callaran jamas, siempre estaran en nuestra conciencia, en nuestra vida, en nuestro andar por en cualquier lugar, en cualquier parte. Un viva de revolución para el siempre invicto, heroico Comandante Fidel Castro Ruz. Este artículo me llena de emoción. Gracias. Viva la Revolución Cubana. 100% Artemisa en sus 10 años de victorias. 100% Cuba.

  • CCM dijo:

    Gracias

  • Maka dijo:

    Sencillamente, Genial

  • Maria teresa dijo:

    Nuestro querido Fidel siempre estarás en el corazón de todos los cubamos mi mas merecido respeto siempre como tu decidas hasta siempre comandante

  • Catalina dijo:

    Viva Fidel por siempre!!!!
    Gracias Rosa Mirian por tan emotivo artículo.
    Lo conocí brevemente personalmente en un internado de montaña en la Sierra Cristal tan temprano como 1967 , de recorrido por el ll Frente Oriental Frank país.Ahí pude apreciar su estatura de Gigante.

  • Tranquilino dijo:

    Rosa siempre con la capacidad de emocionarme.

  • Katiuska dijo:

    Rosa, hermana, sencillamente maravillosa tu crónica, emociona siempre pensar y leer de Fidel, un abrazo y eternas gracias a la vida por contar con seres como tú y el protagonista de la historia que perdurará por siempre.

  • Matias dijo:

    Estremecedor y emocionante, muchas gracias, ¡cuanto lo extrañamos!!!!!

  • Luis Martinez Casado dijo:

    Gracias Rosa por informarnos de la pronta inauguración del Centro “Fidel Castro Ruz”, dedicado a la investigación sobre la obra del líder histórico de la Revolución Cubana. El pensamiento de Fidel y su obra serán eternos no solo por su inmensidad revolucionaria si no porque se grabaron en la historia incorruptible de la humanidad. AAA gracias por el empeño en hacer realidad este sueño.

  • Ariel NM dijo:

    Gracias, Rosa Miriam. ¡Que el Centro irradie pronto toda SU luz!

  • Nardo Menéndez dijo:

    Me viene a la mente lo que nuestro Apostol José Martí le escribió a su amigo mexicano Manuel Mercado.

    Viví en el monstru y le conozco las entrañas
    José Martí

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros "Antes de que se me olvide", "Jineteros en La Habana", "Clic Internet" y "Chávez Nuestro", entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo "Juan Gualberto Gómez". Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. Es columnista de La Jornada, de México.
En twitter: @elizalderosa

Vea también