Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Vilipendiados

| 14

José Mouninho, director técnico de fútbol, actúa como voluntario en Londres. Foto: Getty Images.

Con ironía:

La imagen de José Mourinho en el pensamiento popular es la de un señor soberbio que se encara con la grada rival (Camp Nou) y le restriega su éxito con saña, la de aquel que va y le mete el dedo en el ojo al entrenador rival (Tito Vilanova), o la del conflictivo que termina a empujones con un colega (Arsene Wenger) en la banda del Bridge: siempre en las vértebras de la pugna extra futbolística, hacedor de marimorenas y enemigo de la calma. Le fustigan por lo negativo e ignoran olímpicamente su lado positivo.

A Guardiola le detestan por arrogante y por vendehúmos. Ganador nato, ha pasado del terreno del balón al de la política. En la mayor parte de España es un tipo no grato, por independentista y por parlanchín. El lazo amarillo que adorna habitualmente su uniforme constituye una daga que raja la piel de los nacionalistas. Sus equipos abrazan la élite tras gastos millonarios, mientras en el Barça los méritos no son suyos, sino de Messi, dicen.

De Messi, por cierto, blasfeman mil cosas. Si habla, porque habla. Si calla, porque calla. Le castigan por sus errores en momentos puntuales y su infortunio constante con la selección argentina. Cuando maravilla medio mundo con su talento, lo achacan a la debilidad de los rivales. Sus hat tricks son ante el Eibar, el Betis o el Numancia. Cuando se erige gigante en el Bernabéu, seguramente se lo debe a alguna ayuda arbitral. Sus detractores archivan una carpeta de aspectos para siempre apuntarle al centro del pecho (frío, además).

A Cristiano Ronaldo ¡ah, pobre CR7!— ya hasta le han inventado un mote para mofarse. “Serresiete”. Canciones van y vienen para reírse de sus contados fracasos. Es un figurín, aseguran, que se cree superior al resto y actúa más para ufanarse de su éxito que para hacer un bien colectivo. Y futbolísticamente… hasta que no tiene talento han afirmado, sin ruborizarse siquiera ante tamaño disparate: un atleta que marca goles porque entrena hasta el hastío y no duerme pensando en fortalecer sus músculos. En los estadios las ofensas han sido lamentables.

Simeone ya casi no puede salir del Cerro del Espino. Allí, idolatrado por todos, goza de un salvoconducto permanente. Fuera, sin embargo, censuran su estilo defensivo y el fútbol usurero que le ha llevado a la cima. Ya le tildan de violento y forjador de jugadores leñeros por antonomasia. Nadie comprende que sea incapaz de renunciar a sus preceptos. Y por ello le hostigan: por segundón y por conformista. Su mano para levar al Atlético de la mediocridad a la élite, ¡bah!, eso es un detalle pueril.

Mourinho, Guardiola, Messi, Cristiano, el Cholo: cinco nombres (entre decenas) que podrían definir perfectamente la esencia de un período exquisito para la historia del fútbol, pero matizado también por la ingratitud de ciertos aficionados. No juzgo, no. La hinchada es soberana. Pero rebajar los méritos de quienes sobre la cancha han aportado lo que otros jamás han podido, no parece un acto muy atinado. Rebosados de triunfos, casi todos les valoran más por las veces en que han fracasado. Son motivo de la inconformidad colectiva que ve siempre el vaso medio vacío.

Pero Mourinho, ese beligerante de los terrenos, anda hoy en puntillas, para no desatar la propaganda mediática, trabajando voluntariamente en favor de los afectados por el nuevo coronavirus en Londres. Lo hace con gorra y gafas, acaso para evitar campañas en su favor. Nunca las ha necesitado. Guardiola, el otro tachado, ha donado una buena suma de dinero en el mismo propósito. Le sobra, achacarán. Pero a otros también les sobra y no aportan nada.

La cuestión, en estos casos específicos y en tantos similares, corre por la necesidad imperiosa de mucha gente y algunos medios amarillistas de cuestionar personalmente a figuras que ni siquiera conocen, juzgar desde la trinchera del prejuicio cuanto se les ocurre y machacar sin recato. Incluso, de ensalzar porque sí a quien goce de sus simpatías. Y el fútbol, aunque perdona muchos principios supeditados al fanatismo (yo he criticado desgarradamente también, no me eximo del fenómeno), debería representar solo una guerra de noventa minutos. No más. Eso no lo entienden quienes llevan la frivolidad por bandera. Como si en esta vida, la única que tenemos, lo más saludable fuese la crítica fácil o la alabanza superflua.

La frase:

“Marcar de penalti es una manera muy cobarde de golear” (Pelé)

 

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Reus??? dijo:

    como siempre tan puntual en sus escritos el futbol el juego mas bello del mundo q nos desborada a todos de alegria y otros q lo empañan con sus comentarios frivolos abrazos y siga asi

  • RONY9 dijo:

    Muy buen artículo, desgraciadmente así es la vida, respecto a lo que dijo Pelé, bueno por algo se se tiran los penales, para marcarlos y golear, cuantos habrá marcado él en su vida, con cuantos habrá definido un partido para su equipo, no sé cuál es el sentido del comentario, pues lo que es parejo para todos como regla no es ventaja, al que le toca, le toca, veo cierto sinismo de parte de Pelé en este comentario, pero bueno lo dijo Pelé.........

  • Amaury II dijo:

    Buen articulo, lo que sucede con los criticones de esquina es como dice la frase de Einstein, "Los necios solo ven manchas en el sol".

  • Duny dijo:

    Buenas, existe alguna peña, o algun blog en cuba donde se idolatre al Manchester United?

    • yosvel dijo:

      existe una peña del manchester united en cuba a la cual pertenezco, solo entra en facebook y busca manchester united cuba, en twitter es united_cuba.

  • pedro dijo:

    Todos son gigantes .

  • FCSP dijo:

    Muy buen trabajo. Siempre están los que eligen odiar. Igual me resulta curiosa la frase de Pelé, el penalti debería (aunque en ocasiones no sea así, como sabemos) ser un acto de justicia, o es menos injusto que el defensa desesperado corte de una patada una ocasión manifiesta de gol. Si se refiere a un caso con un marcador abultado, no me parece más o menos cobarde que marcar un gol "de jugada" y con respecto a las injusticias también se cometen con los fueras de juego o muchas otras, no solo con los penales.

  • Josh Aletico dijo:

    excelente escrito, es cierto que estos y otros ejemplos están entre lo blanco y lo negro (grises, como somos todos)... algunos quizá no han dejado imágenes muy educativas, pero hay hecho mucho bien igualmente, ha sido triunfadores, incluso sin ganar torneos... hayan ganado los mundiales que hayan ganado, pocos atletas han tenido la superioridad sobre el resto, tan visible, y por tanto tiempo, que Messi y Cristiano... si me pongo a pensar, NINGUNO... al menos en deportes colectivos...

    • josuernesto dijo:

      Tienes que pensar más..., a lo mejor nunca viste jugar a Jordan o a Mireya, la lista, es larga

      • Josh Aletico dijo:

        colega, si los vi, a ambos, tengo 43 años y más deporte en mis retinas que los estudios del ICRT (aunque no sé si sea un mérito esto) si lees bien mi comentario hablo de superioridad sobre el resto tan visible, y en tanto tiempo, Jordan hoy es considerado el mejor de tofos los tiempos, pero no siempre fue así, encima, recuerde su año sabático mlbiano, Mireya incluso, creo que tuvo más longevidad que Jordan al máximo nivel, pero la diferencia de ella con el resto tampoco era de lo Messi y Cristiano... no obstante, creo que son dos excelentes ejemplos para debatir... y en todo caso, mi comentario es subjetivo

      • Alejandro dijo:

        La lista no es tan larga cuando miras las diferencias en todos los sentidos q marcan Cristiano Ronaldo y Messi... Ambos superan al resto con creces... Ademas, cuando miras a Jordan tambien tienes q mirar a Kobe, a LeBron, a muchos otros q tienen iguales meritos. De Mireya si no te discuto, una monstrua donde quiera q jugo, debemos estar orgullosos de esa morena del Caribe q tanto nos dio.

  • FLY dijo:

    Hay un gran problema y tristemente se esparce por nuestro país, que va matando lo que tenemos de aficcionado entusiasta y nos convierte en fanáticos parcializados. Está bien que a uno le duelan las derrotas de su equipo, pero que sería del fútbol sin esas rivalidades históricas, sin esas comparaciones engañosas a través de las épocas, sin la duda de adonde hubierán llegado kaká, ronaldiño y tantos si los hubiera respetado la salud o sus cabales. Ahora esos elementos subjetivos y válidos en manos de un fanático nunca valen para nada, minimizan los éxitos del contrario y se pierden un pedazo hermoso de este deporte, y lo contaminan como esa prensa amarillista que da náuseas.

    A propósito, cada vez que oigo hablar a Pelé o Maradona les voy perdiendo la admiración que les gané mediante las leyendas que me contaron mis ancestros cuando este país solo tenía medios de difusión en función de la pelota y el boxeo. Ser respetuoso, humilde, ecuánime, son virtudes deportivas también, porque el deporte, aspira a ser un modelo para la sociedad, más en esta época de información facilista y parcializada. Muy buen recordatorio este. Saludos a todos.

  • Evelio dijo:

    Mis respeto para todos ellos y las decenas de deportistas que han donado su tiempo, parte de sus salarios o actúan contra la Covid 19 en el terreno. Pero siempre habrá fanáticos que no hinchas que no tienen otro entretenimiento que ofender al contrario. Bien por Mouh y bien por todos. Me río de quienes dudan de la grandeza deportiva y social de Messi y Cristiano por favor.

  • LEGADO dijo:

    Me gustan sus escritos periodista.

    Mou como también le dicen por lo que veo y apeina canas totales y himbre con ellas llegaron experiencias no de sus victorias por que ellas lo envanecian, sino de sus errores por que como a todos los mortales, sono los que nos corrigen.

    Hoy seguro es un mejor ser humano al igual que todos los nombrados aqui y muchos de los que siempre te leemos.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Grenier Rodríguez

Eduardo Grenier Rodríguez

Estudiante de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Vea también