Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Federada, ternura y compromiso de mujer

| 1

Foto: Cortesía del autor.

Hace más de 60 años el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, con su extraordinaria visión, llamó a dignificar el papel de la mujer, como ente activo en la construcción de nuestra sociedad. Hoy no podría hablarse de algún logro de la Revolución sin destacar el papel desempeñado por nuestras féminas. La más admirable de las conquistas del proyecto social cubano es ver a las federadas, codo a codo, junto a los hombres en las más diversas, complejas e importantes tareas.

En Guantánamo, las mujeres representan cerca del 68 por ciento de los profesionales universitarios del territorio, el 66, 8 de la fuerza técnica laboral activa, y día a día crece el número de compañeras incorporadas al cumplimiento de diferentes responsabilidades de dirección, cifra que ahora supera el 54 %.

Arriba a su aniversario 59 la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), organización creada por Fidel, Vilma y Raúl agrupa a más de 194 mil guantanameras inmersas en todas las tareas de la Revolución.

En la FMC la superación constituye una labor prioritaria a través de diferentes modalidades de estudio, entre ellas la Educación de Adultos, en la Universalización de la Enseñanza, y otros cursos relacionados con oficios como peluquería, computación, ingles, corte y costura y otros, sumados en los últimos años, dirigidos al sector no estatal de la economía.

Destaque especial para la labor de las federadas en nuestros campos y zonas serranas, en esta la provincia más oriental y montañosa del país. La vieja estampa de la mujer campesina relegada solo a colar café, barrer los patios o alimentar los patios cada vez más queda en el pasado.

Ahora, junto a sus habituales labores hogareñas, se les ve también dirigir cooperativas, hospitales y escuelas; al frente de importantes investigaciones científicas, en la preparación para la defensa, prácticas deportivas, actividades culturales o como delegadas del Poder Popular, entre otras múltiples tareas.

Importantes tareas del Plan Turquino como la zafra cafetalera, la recuperación de la actividad forestal, reducción de la carga contaminante y la materialización de los programas sociales, que persiguen elevar la calidad de vida de la población, cuentan con el indispensable concurso del esfuerzo de nuestras mujeres.

Si antes del luminoso Enero de 1959, muchas madres, hijas y hermanas, morían de poliomielitis, tuberculosis o en el momento del parto por falta de atención médica, hoy en las serranías guantanameras la esperanza de vida de las féminas tiene índices primermundista, y a las compañeras embarazadas se les atiende de manera individual a través del Programa Materno Infantil (PAMI).

También existen las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, donde se brinda orientación y atención especializada sobre diferentes problemáticas sociales.

Atención especial para nuestras muchachas, a cientos de ellas las encontramos como trabajadora social, instructora de arte, activistas del deporte o cumpliendo misión internacionalista, brindando solidaridad, que es hacer historia en muchas partes del mundo. Esa es hoy la mujer guantanamera, la mujer cubana, con cientos de razones para conmemorar este 23 de agosto el aniversario 59 de la FMC.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Paulina Hernández Mezonet dijo:

    Me agrada que un periodista del sexo masculino haya destacado con tanto amor y respeto el valor de esta organización cuya funciòn social pesrmitió que la Revolución pudiera cambiar la situación de la mujer y la familia para asumir las nuevas oportunidades y retos que esta garantizó para todos. Sin esta organización y los CDR, la defensa y seguridad del barrio, la familia, la atención a la niñez, la seguridad y asistencia social que son sus primeras y principales conquistas junto a la educación y la salud, las cuales también recibieron el apoyo decisivo de estas dos organizaciones populares, sin ellas no hubieran sido posible las conquistas del sistema socialista en Cuba. Es muy bueno que la prensa recuerde esto, pero unido al reconocimiento de sus éxitos hay que profundizar en la situación del trabajo actual de esta organización en un grupo de lugares que podrían ser mayoría si junto a los lugares donde hay un buen trabajo también señalamos debilitamiento en otros lugares por cierto muy acentuados. Ejemplo de ello en un gran grupo de delegaciones en la ciudad y más acentuado aquí en la Habana Vieja, que tienes que salir a averiguar a quien le pagas la cotización, porque las delegaciones referidas no funcionan e incluso la plantilla del municipio es inestable completamente y no veo reacción alguna por parte de los organismos superiores para transformar la situación. Es mi llamado. A veces nos volcamos mucho a las provincias, pero la capita qué? Creo que debía ser referente para guantánamo y otras provincias que ya tienen una tradición de consagración a las tareas de la Revolución. ¿Será suficiente el trabajo político que se hace en la capital por todas las organizaciones? Creo que la prensa ayudaría mucho con un estudio mucho más profundo sobre el tema sin soberdimensionar logros que no se multiplican, sobre tod aquí en la capital, donde a veces se sobredimensiona la propaganda por encima de los resultados. Quizás atendiendo esto podamos aspirar a alcanzar el nivel de Guantánamo y hasta superarlo.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rodny Alcolea Olivares

Rodny Alcolea Olivares

Vea también