Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Enaltecer al maestro

| 17
Una de ellas es que la labor del maestro se ha hecho más compleja, con cargas superiores a las permisibles. Foto: Efraín Cedeño.

Una de ellas es que la labor del maestro se ha hecho más compleja, con cargas superiores a las permisibles. Foto: Efraín Cedeño.

Como mismo la cultura es el alma de la nación, el maestro es el corazón de la sociedad.

En él laten el conocimiento y la responsabilidad de educar y preparar para el futuro, sin desdeñar desde luego, el compromiso que asume la familia.

Sería obvio referirme en estas líneas al reconocimiento que merecen por parte de la población y sobre todo de las instituciones vinculadas con su labor, las que son más de las imaginadas, pues las relaciones con las escuelas y los docentes van mucho más allá que las inherentes al Ministerio de Educación, aunque a él le corresponda el encargo mayor, desde luego.

Pero una cosa es lo que debe ser y otra lo que realmente es.

La labor educacional tiene que caracterizarse por la motivación, la consagración y la entrega. De eso no existe duda alguna y así está planteado en los propósitos. No obstante, el panorama actual no cubre todas las expectativas ni los requerimientos en ese sentido, por múltiples causas de influencia.

Una de ellas es que la labor del maestro se ha hecho más compleja, con cargas superiores a las permisibles, no solo desde el punto de vista escolar —que son bastante—, sino también sociales, inherentes a la vida misma. Así se ha evidenciado en las conferencias del Sindicato de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte.

Un planteamiento generalizado en esos encuentros ha sido la dicotomía existente entre el salario que perciben los docentes y los elevados precios de la mayoría de los producto comerciales y de los servicios necesarios. Las respuestas, por lo general, no convencen, pero son las existentes, las que tienen en sus manos quienes presiden esos encuentros, porque el asunto requiere de determinadas condiciones económicas y de decisiones que van más allá de las prerrogativas de un ministerio.

Pero hay acciones que pueden realizarse en aras de hacer más en la atención a los maestros y que no se ejecutan por falta de iniciativas, descuidos y hasta desinterés de los que pueden promoverlas y materializarlas.

Una reflexión concreta y objetiva al respecto hizo Ana Elsa Velásquez Cobiella, ministra de Educación, al intervenir en la Conferencia Provincial del sindicato de ese sector en la provincia de Cienfuegos.

Tras expresar que debe propiciarse que los trabajadores se sientan bien y exista la mayor unidad en los colectivos, precisó que hay quienes causan baja debido al salario, pero otros se van por la aplicación de malos métodos y “eso debe revisarse”.

Argumentó que existen escuelas que por años no tienen ni una sola baja y en otras, no sucede de igual manera. Reconoció que hay docentes con sobrecarga laboral, los que deben protegerse y permitírseles que se concentren en la docencia, sin darles otras tareas adicionales.

Señaló además, que los reconocimientos no solo deben hacerse cuando termina el curso escolar o durante la jornada de homenaje a los educadores, sino de forma permanentemente, y subrayó que la asamblea de afiliados es un espacio importante para materializar ese empeño.

Oportunas y lógicas palabras de la titular. No debe concebirse que la motivación y estimulación solo tengan raíces monetarias, sin restarle importancia, desde luego, al factor financiero en nuestra sociedad, lacerada por una economía familiar casi siempre en estado de coma.

Es cierto, como afirmó, que el éxodo no solo obedece al problema salarial presente, sino también a la aplicación de malos métodos de dirección y a incomprensiones por parte de directivos. Todos tenemos dificultades en medio de una vida compleja, con limitaciones notables de viviendas, transporte, adquisición de productos diversos y con horarios de servicios esenciales que coinciden con el laboral, a pesar de los tantos intentos para adecuarlos.

Citaré un ejemplo. Hay docentes que viajan diariamente desde las zonas llanas hacia las montañosas y viceversa, y recorren muchos kilómetros para llegar hasta las aulas y a los alumnos. Esos merecen algún reconocimiento con carácter especial, que no puede ser únicamente, como trató de afirmarse en la conferencia cienfueguera, la garantía de un ómnibus y la reparación de las escuelas y los viales. Eso significa andar por las ramas y desconocer que en los seres humanos son esenciales los sentimientos personales.

Como refrenda el Lineamiento 145 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, hay que jerarquizar “el enaltecimiento y atención al personal docente”. Ese propósito, desde luego, no está indicado únicamente para el ministerio del ramo. De algún modo, toca a muchos en cada territorio del país.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis A B dijo:

    Semánticamente enaltecer es poner en alto y esto no solo se consigue con sugerencias o decretos. Es necesario que el maestro lo sea y lo parezca y para eso debe tener algunos aspectos vitales asegurados. No se debe dejar a la iniciativa de gobiernos locales u organizaciones sindicales, algunas indiferentes y alejadas de las esencias de la labor del magisterio, que a veces se acercan el día del maestro o en el acto de fin de curso. Es importante reconocerlo de verdad y hacer que él o ella lo sientan auténticamente y no demagógicamente. Soy maestro hace muchísimos años, muy orgulloso de serlo y conozco las interioridades de esta profesión, sus motivaciones y susu frustraciones. Recordemos a Martí en su artículo “Sobre los oficios de la albaza. Hay que ponerle alas al corazón, espiritualmente y materialmente.

  • Luis A B dijo:

    Con relación a la intención deenaltecer al maestro hay mucho que decir. ¿Por qué no se le apoya materialmente de alguna manera como se hace con otros sectores q

  • REFLEXIVO dijo:

    Los maestros son los forjadores del futuro y si su actuar no es debidamente estimulado, hay muchos que trabajan más que otra cosa “por costumbre”, si la dedicación y consagración que requiere el magisterio. Muchos no tienen otra cosa que hacer y están ahí porque están ahí y cumplen con lo básico, que no es lo que se necesita en un maestro y más en estos tiempos en que se necesita, cada vez más formar a una niñez y a una juventud que son el futuro. Por otro lado, hay que incluir a los docentes, categorizados o no, que pueden ser ingenieros, carpinteros, médicos, policías, pero que imparten docencia, que preparan a profesionales de nivel superior o medio y que no reciben, tampoco ningún trato estimulante, porque las cosas funcionan como “algo natural” lo hacen todos los días y ni ellos mismos se dan cuenta de que lo están haciendo, porque para ellos es natural. Si analizamos que prácticamente no hay estímulos que a veces reciben un Diploma de Reconocimiento ¿__? y en los casos oficializados, es decir, categorizados, reciben un plus de $40,00 (MN), entonces veremos que el problema es más amplio, más complejo, porque todos contribuyen por igual al futuro y hasta al presente. En cualquier país del mundo, sin buscar comparaciones, sino procedimientos y poniendo los pies sobre la tierra, el ingeniero que trabaja en su empresa y además da clases, tiene dos contratos de trabajo. En Cuba tiene un contrato como ingeniero y el magnífico plus de los $40,00. Eso debe ser modificado porque son dos profesiones, dos trabajos y estos profesionales para organizar su tiempo y cumplir con las dos cosas, tienen que prepararse en horas extras y quemarse mucho las pestañas, porque el profesor tiene tiempo para su programa de clases, pero el resto del tiempo es para preparar sus clases, superarse (maestrías, diplomados o simplemente estudiar), asesorar trabajos investigativos, investigar, tutorear tesis, merendar, ir a tomar café o lo que sea. El problema es muy grande y necesario enfrentarlo.
    Gracias por su artículo, porque puede que las palabras de la Ministra no lleguen a todos los oidos necesarios.

  • Manuel Angel dijo:

    Estoy muy de acuerdo con lo plantaeado en el artículo. Son muy acertado todos los planteamientos pero es hora ya de aque se tomen medidas que estimulen a los educadores porque por el camino que vamos nuestros niños y jóvenes se van a quedar sin maestros.

  • ElQbanolibre dijo:

    Ramón, mi compañero de Secudaria Básica Juan Oscar Alvarado, muy buen artículo, sólo quiero reafirmar las palabras que dices: ” Como refrenda el Lineamiento 145 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, hay que jerarquizar “el enaltecimiento y atención al personal docente”. Ese propósito, desde luego, no está indicado únicamente para el ministerio del ramo. De algún modo, toca a muchos en cada territorio del país. Si el maestro es base para todo, por qué el del transporte público lo maltrata, lo maltrata el del policlínico, el de la bodega, el de la shoping, el panadero, el albañil que le coge las goteras de la casa, etc,etc.
    Me parece que urge una atención integral al maestro que tiene las mismas y a veces más o mal atendidas necesidades que los demás. Por ejemplo el Sindicato de educaión no puede hacer un plan para que se atiendan estomatológicamente los maestros con una prioridad, lo mismo con los servicios de ópticas, no se puede dar atención a la reparación de las viviendas de los maestros que a veces viven en condiciones precarias, lo mismo pasa con la ropa y el calzado, no puede haber una tienda donde esos maestros puedan comprar ropa y calzado a precios módicos, al menos para los más destacados de cada escuela, lo que sería un motor para la emulación, sin hablar del salario, en que ha maestros que a veces no tienen dinero ni para una croqueta.
    Pensemos ?Cuántos maestros no han emigrado a otros sectores, por ejemplo: Turismo, Cultura, MICONS, Comercio y gastronomía y otras empresas del sector empresarial, sin contar los que están en el cuentapropismo…
    Urge que el Sindicato de la educación le haga propuestas a todos los ministerios de las formas en que se puede ayudar a los maestros, a lo mejor si se cumple esto disminuyen las bajas en educación y se producen más altas.

    • Profesor dijo:

      Cuanto me alegra ese magnífico comentario claro el periodista procede de nuestras filas miembro de honor del 3er Contingente del Destacamento Pedagógico, durante muchos años se desempeñó como profesor, pero se siguen cometiendo sin darnos cuenta atropellos con los profesores, se van los recién graduados no por el mero hecho del dinero,conozco muchos que trabajan en nuevos lugares por la mitad del dinero que percibian antes,pero las cargas burocráticas, los temas no curriculares que deben tratar,LA EVALUACIÓN, se ha convertido en un látigo no un estímulo, el director que tenga muchos MB lo cuestionan, cualquiera viene de visita y según su criterio evalua de Mal la clase no por contenidos, ni metodología, es que no hablaste de este tema importante, que se habló ayer en…… eso es abusivo con los jóvenes graduados se ven acosados y terminan por marchar a otro sector,encuesten de VERDAD a los profesores no es una asamblea provincial o municipal hay que hablar y escuchar sus criterios de verdad y verán que la mayoría no son de salario por lo que se marchan.

  • Ricardo Salazar Crespo dijo:

    El maestro es la luz.
    (Pensando en Raúl Ferrer).

    Educador que profesas
    Parte de la realidad,
    Recuerda que los demás
    Van viculados con ella.
    Del universo, una estrella
    Es tu enseñanza que alumbra,
    Desciendes a la penumbra
    Para propagar tu luz,
    Y recuerda que eres tú
    El que a los demás alumbras.

    Prof. Ricardo Salazar Crespo.

  • Ricardo Salazar Crespo dijo:

    Considero que en el análisis de la realidad actual de la Educación, y sobre todo en la afectación en la expresión de valores fundamentales del ser humano por parte de los educandos, principalmente en los adolescentes de la Enseñanza Media, debe analizarse con profundidad crítica la influencia perniciosa del PROMOCIONISMO, fenómeno aparecido a partir del segundo lustro de la década del 70 del pasado siglo, y que mucho ha tenido que ver con el decrecimiento del hábito de lectura de los alumnos (y de muchos docentes), la tendencia a estudiar unas horas antes de las pruebas, a la comisión de fraude en los exámenes, y otras consecuencias muy significativas y trascendentes.

    Prof. Ricardo Salazar Crespo.
    Cascorro. Tel. 87 8260.

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos RAMON!! LINDO ARTICLO… Leerlo y pensar en nuestro maestros es como revivir nuestros annos en las escuelitas!!….Yo creo que necesitamos MAESTROS con letras mayusculas como japan, surcorea y otros asiaticos…y no los maestricos con letras minusculas que llevamos annos en ese camino..FOUL!!
    EXITOS
    El guajiro exalfabetizador

  • Un educador dijo:

    Señor periodista, usted no abordó todas las aristas del problema, pero abordó algunos de ellos.
    El asunto debe tener prioridad gubernamental. Hasta que la alta dirección de este país no acabe de entender que este es el sector que DECIDE EL FUTURO DEL PAIS no habrá “recuperación” del sector. Se hace muy difícil mantener maestros y profesores consagrados en el sector si no se recompensa en algo su trabajo.
    No es posible entender que personas que no tienen ningún tipo de calificación, que vivan del cuento o realizando labores como los famosos intermediarios y mercaderes que el estado PERMITE que operen alterando precios para sacarles ganancias de cinco y hasta diez veces o más del costo al que adquirió las mercancías. O hacerse el de la vista gorda con aquellos que compran en las TRD productos deficitarios y luego venden al doble del precio oficial a la vista de todos (policía incluida), o de aquellos que hay que pagarles 5 pesos en un carretón de caballos o 10 o 20 pesos por el traslado en un almendrón para llegar en tiempo a su turno de clase, cuado se sabe que esos boteros no compran la gasolina en las pistas estatales de venta de combustibles.
    Hoy, a raíz de la aplicación de la resolución del pago por utilidades hay muchas empresas que pagan el salario doble o triple, según el grado del cumplimiento de los planes, cosa esta buena, pero ya es otro sector que junto a los que he mencionado y al de los médicos que recibieron aumentos considerables se ha ido muy por encima del nivel de ingresos del sector educacional.
    Es decir, que como política estatal se ha estimulado otros sectores y otros han aprovechado las brechas existentes para abrirse paso, relegando a un plano muy inferior al sector de la educación, cuando debía ser primero este sector el que recibiera los mayores beneficios por la importancia capital que tienen en el desarrollo de la sociedad.

  • Josefina dijo:

    Hace muchos años que el Sindicato de los Trabajadores de la Educación, la Ciencia y la Cultura, no juega su papel. Ellos son los encargados de lograr mejoras para el maestro que permanece diariamente durante horas, sin salir a merendar, a resolver problemas.
    Si el horario ahora es más flexible en las tardes, ¿por qúe continúa el éxodo de los maestros?. Deben analizarse los contenidos de los horarios en las escuelas porque al sumar al finalizar el curso, se perjudica el alumno si no tuvo actividades extradocentes y no por su culpa.
    Hay suficientes instructores de arte, licenciados en Educación Física, que llenan el horario de las tardes y el maestro puede dedicarse a su preparación metodológica.

    • senelio ceballos dijo:

      Josefina..El sindicato puede ayudar…Pero estas tres ramas en cualquier sociedad..EDUCACION..MEDICINA Y SEGURITY…Son problemas estrategicos y por lo menos en un gran % la voz cantante es de los gobernates y ministerios de turno…

      Nosotros no estamos muy mal en las macroestadisticas…si nos comparamos con algunos vecinos geograficos..PERO. los que conocimos la cuba de antes de los 60 y la de hoy sabemos que hemos creado una sociedad torcida..por culpa de nosotros mismos…

      Necesitamos MAESTROS Y LOS TENEMOS DE SOBRA …No necesitamos mas maestricos…Si uds leen todos los comentarios veran en ellos..sennal..gritos..alarma etc..La educacion y preparacion de los jovenes ..no solo es un derecho de ellos..Es una inversion economica a largo plazo..METEDSE eso en la cabeza COMADRE!!

      Tiene sus reglas O PERDEREMOS A NUESTROS NIETOS..CARAY..no lo ven!!!

  • Rogel dijo:

    Una manera de enaltecer nuestra labor es darnos mejores condiciones de trabajo,que es dárselas a los estudiantes, por tanto se atienden dos segmentos importantísimos de la sociedad.
    Es preocupante la pésima situación en la que educamos en muchas escuelas de Banes,de lo que relaciono algunos ejemplos: aulas en estado peligroso,centros sin agua potable (ni mencionar bebederos o agua fría), mobiliario destruido por años de uso sin reposición,techos con filtraciones que cuando llueve se deben suspender las actividades,escuelas feas,despintadas,desconchadas,ventanales incompletos,aulas oscuras por falta de iluminación, calurosas por ventanales insuficientes, clausurados o cerrados con celosías, aulas sin seguridad que se deben cerrar con alambre pues no existe un candado o un llavín, lo cual muchas veces consiguen los padres,baños sin agua corriente,lo que los convierte en algo peor que las letrinas, en fin, un situación deprimente.
    Cuando el maestro (y por consiguiente el estudiante) puedan asistir a una escuela bien atendida, pintada y remozada,con baños sanitarios con agua,con su cubierta en buen estado, aulas ventiladas, iluminadas y sin los demás problemas que mencioné, entonces los maestros nos sentiremos mejor atendidos y no a merced de la caridad de los padres,pidiendo, que es la situación actual, la escuela debe ser un lugar agradable,seguro,bonito…muchas de nuestras escuelas son todo lo contrario

  • armando gómez dijo:

    Claro que hay que enaltecer el trabajo del educador. También hay que evaluar a muchos maestros que en escuelas de arte, nivel elemental en especialidad, se ausentan con frecuencia, en los 45 minutos de clase están jugando con los celulares para luego darle clase particular al alumno al costo de 2 cuc o su equivalente. Directores que con una verborrea insostenible te hacen creer que la escuela marcha sobre rieles, leáse García Caturla, y son muchas las preocupaciones de los padres que no vemos soluciones cuando los hijos están a punto de un pase de nivel y no poseen los recursos para sumergirse en una truculenta, enrevezada y triste historia. Dónde está el Cneart y sus metodológos que no revisan, no hacen su trabajo? En escolaridad la historia es diferente, sus educadores -la gran mayoría- son ejemplos de dedicación.

  • margarita dijo:

    Hace mas de 25 años estoy sufriendo y oyendo hablar de lo mismo. En los años 80, que ahora dicen, que Cuba etuvo en mejores condiciones económicas me daban las mismas respuestas …He trabajo por más de tres décadas en la honrosa tarea de la enseñanza. ¿Qué tengo para asegurar una jubilación digna? Nadaaaaa. “Mi casa” porque vivo en la de mi madre, en pésimas condiciones, aunque con las medallas y diplomas bien puedo hacer una mansión. En fin ni voy a seguir….

    • Profesor dijo:

      Cuanta pena siento por usted, así como usted hay miles de maestros y profesores en Cuba,realmente escogimos el sector equivocado, aquí en Cienfuegos para otros organismos siguen haciendo comunidades centrícas y bellas a muy bajo costo pero
      son los compañeros… de otros organismos, ellos creo no lo merecen como usted.

  • Barreras Ferrán dijo:

    Gracias a todos por sus valiosos comentarios, muy acertados en la inmensa mayoría. A mis compañeros de la escuela secundaria básica Juan Oscar Alvarado, en Santa Clara, y del instituto (hoy universidad) Félix Varela, por favor, contacten conmigo a través de barrerasferran56@gmail.com. Será un honor. Saludos a todos.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ramón Barreras Ferrán

Ramón Barreras Ferrán

Periodista cubano, colaborador de Cubadebate.

Vea también