Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Daniel Chavarría escribe novela sobre Raúl Sendic

| 10
Raúl Sendic

Raúl Sendic

Yo fui un comunista del que Sendic se habría burlado. Mi afiliación al PC uruguayo no provino de luchas obreras, campesinas, o pedreas estudiantiles. Ni por haber leído a Marx o a Lenin. Ni por padecer en carne propia ninguna injusticia o violencia. Yo fui comunista por obra de dos franceses: Víctor Hugo y una muchacha, llamémosle Henriette. El primero me hizo vibrar y llorar a la edad de doce años, ante el trágico destino de Jean Valjean; y me sembró la intuición de que la sociedad burguesa era inmoral, abusiva, y creaba leyes pérfidas contra los humildes. Y Henriette, cintura flexible, piernas de campeonato y un paso inolvidable, me enamoró a los 19 años; me adoctrinó de apuro con un marxismo de barricada, y me arrastró a las pegatinas nocturnas del PC francés y al ramassage de periódicos viejos para Presses Universitaires de France.

Cuando entré al PC uruguayo en 1957, tras cinco años de convivencia entre comunistas europeos y compatriotas, algo había entendido de cuestiones sociopolíticas y económicas, y ya podía por mis propios medios, desechar el mito de la Suiza de América; pero me tragué completo el otro, de que nuestra relativa bonanza montevideana durante los años 40, lo era de todo el país y se debía a nuestro civismo y a los beneficios que nos reportaran las exportaciones de trigo y lana durante las dos guerras mundiales.

Otra falacia muy en boga durante mi adolescencia y juventud,   atribuía a los uruguayos un antimilitarismo visceral y congénito, que nos habría vacunado contra toda dictadura. Yo mismo, durante mucho tiempo, me ufané en divulgar patrañas criollas sobre nuestra prosperidad de clase media, que se permitía el lujo de exhibir bichicomes gordos, por el mucho y buen alimento que encontraban en los tarros de basura. (Doy fe de que mi económica abuela, cocinera de nuestra familia de padre obrero y madre maestra, cuando cocinaba veinte milanesas gordas para cinco personas, envolvía en papel de estraza las que sobraban, las bendecía, y las colocaba en lo alto de la basura.)

De Marx y Lenin, yo sólo repetía lo que se me pegara de oído, pero no leí sus obras hasta pasados los cuarenta, cuando me exiliara en Cuba, y de modo muy fragmentario e insuficiente. Creía de buena fe en que la única vía para llegar a la justicia social y derrotar al poderoso imperialismo yanqui, consistía en apoyar la unidad del movimiento obrero mundial, capitaneado por la heroica Unión Soviética y el camarada Stalin. Ese era también el ideario de mis compañeros y nos movía, en primer orden, el amor a la humanidad. De modo que todo el que no siguiera esta línea, como los troskos o anarcos, favorecía la insidia de nuestros enemigos. De esa miopía y torpeza me honro todavía. Nunca me he arrepentido, porque creía con sincera bondad y sin cálculo, en lo que divulgaban las publicaciones soviéticas de los años cincuenta.

No obstante, mi militancia en el Seccional Puerto del PC uruguayo sólo duró un año y medio. En el 59 me designaron para trabajar en la solidaridad con la Revolución Cubana. Y esa tarea me abrió los ojos sobre cuánto sectarismo irracional padecía mi partido de aquellos años. Desafiliado en el 61 y ya fuera del Uruguay, tuve mis coqueteos con el trotskismo y desde entonces, fui un férreo creyente en la urgencia de la lucha armada.

A Sendic lo oí mencionar a fines de los 60 cuando colaboraba con guerrillas colombianas. Luego, en el 70, ya exiliado, me ufané de que los tupamaros se fugaran de Punta Carretas y secuestraran a Dan Mitrione, tierno amante de los perros y profesor de tortura para los esbirros de la policía en Montevideo. Pero la colosal estatura política e intelectual de Raúl Sendic, sólo pude aquilatarla en el 87. Ese año regresé a Cuba de un rápido viaje al Uruguay, tras 24 años ausente del Río de la Plata, con una docena de libros escritos por autores de indudable autoridad documentaria y ética.

Desde entonces veneré al Bebe Sendic, como al héroe nacional que es hoy; pero cuando ya me acerco a los 80, veo con tristeza que ni siquiera en Cuba se lo conoce bien. Y me decidí a difundir su vida pasmosa para presentarlo a un gran público latinoamericano que simpatiza y apoya las causas justas, aunque jamás lea ensayos ni literatura política. Pero muchos consumen narrativa de ficción, por llegar más rápido y con menos trabajo al corazón que la verdad científica; como llega una cápsula de glucosa a la sangre, antes que una cucharada de azúcar. Quiero movilizar la emoción, pero no sólo de mis compatriotas que ya conocen y se han emocionado lo suficiente con el gran líder. Me dirijo también a las mayorías que al menos lo respetan por sus hormonas o por su inteligencia justiciera. En cuanto a los muchos que todavía lo odian, no son enanitos de este cuento.

Sin falsear los hechos, apelaré a esa licencia permitida al autor de biografías para insertar diálogos o pensamientos que no existieron como tales, pero corresponden por su tipicidad, a los esperados de ciertos personajes en situaciones concretas.

Considero una injusticia que ya casi a un cuarto de siglo de su muerte, el Sendic profundo, dual, visionario político, originalísimo y osado en el pensamiento y el combate, sea todavía un desconocido fuera del Uruguay.

Para desagraviarlo con una obra de fácil lectura, hay autores mucho más autorizados que yo, residente fuera de la patria desde el 61; pero he pensado que mi oficio de novelista puede contribuir a divulgarlo con una versión abarcadora y amena que llame el interés del Continente, desde el Río Bravo a la Patagonia. Para ello, creo indispensable no  obstruir la amenidad de su vida novelesca, con una cascada de información sobre la discrepancia ideológica, controversias tácticas y sutiles matices entre las muchas izquierdas de nuestra compleja historia política, que no entenderían los lectores de Nuestramérica.

En resumen, esta obra es colección, amalgama y síntesis de lo mejor que he leído sobre su liderazgo guerrillero, humanismo y pensamiento augural. A mi aire, a mi estilo, y en algunos casos con segundas partes, coro y orquesta, vaya pues, esta novela histórica; y mi gratitud para todos los hombres de letras, ensayistas, investigadores, testimoniantes y periodistas que cito en mis notas y bibliografía general. En muchos casos dan respaldo verídico a mi ficción, e inspiran anécdotas, viñetas y mucha dramaturgia. Gracias a ellos, mi otrora culto profano a Sendic, es hoy reverencia concienzuda ante su genio múltiple.

(Tomado de La Pupila Insomne)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Una dijo:

    Gracias Daniel.
    Yo recuerdo con mucho agrado un libro que se publicó en Cuba con cartas de Sendic a sus hijos. Quizás estudie la carrera universitaria que hice emn parte por una de esas cartas.

  • Xiomara dijo:

    El compromiso con la historia y sus hèroes. Gracias Daniel.

  • luyi dijo:

    estimado daniel, como bien uruguayo cubano que es Ud. agradezco tan valiosa obra que piensa crear. Ciertamente el Bebe Sendic es una figura ya legendaria dentro del grupo de heroes contemporaneos, para no seguir hablando solo de los mas estudiados y conocidos de la epoca de la independencia de America contra España.

    Solo quisiera decirle que en gran medida en aquella epoca no era posible difundir la figura de Bebe, teniendo en cuenta las particularidades de su lucha, por tanto creo que ahora es el momento de hacerlo y Ud. es la persona indicada.

    Por cierto seria genial que el Pepe Mujica viniera por fin a Cuba (en su actual cargo de Presidente de Uruguay), en ocasion de que Ud. realice la presentacion de su libro algun dia finalmente y asi poderle entregar un libro a este. Tambien seria magnifico que Raul Fernando, el hijo del Bebe, tambien pudiera venir, para entonces ellos con Ud. puedan remermorar el gran aporte que hizo Cuba a esa causa en particular, la cual si es casi totalmente desconocida, y de los cuales todos ustedes fueron participe.

    Mis respetos a Ud. y su obra.

  • Mariana dijo:

    Cuando lo publiquen avisen, gracias por este libro!

  • Julio dijo:

    Bienvenida sea la obra, la esperamos con entusiasmo, es verdad que conocemos poco de Sendic y aunque conociéramos la obra de su vida, siempre es bueno leer sobre una personalidad tan importante.

  • chychy dijo:

    De la vida de Sendic, no conozco nada, es mas,para ser sincera…. ni siquiera he oido hablar de el, me gustaria adquirir esa novela en cuanto salga a la venta, siempre es bueno tener conociomientos de personalidades que han sido relevantes y si es escrito por uno de mis escritores favoritos (Ud.)…..mejor

  • Victor dijo:

    Este Chavarria es un genio, esperemos que se publique pronto este libro para conocer mejor la vida de Raúl.Yo leí Memorias del calabozo de Eleuterio Fernandez Huidobro y Mauricio Rosencof y es una joyita leer a estos dos personajes entrañables mano a mano.Salud Chavarria y saludos a todos los que dejan algun comentario.

  • CHARNA FURMAN dijo:

    Estimado compatriota Daniel Chavarría

    Le escribo con una pregunta sobre un asunto que no se aún si será posible
    llevar a cabo, pero tenemos algo que tal vez a usted le pueda interesar.
    Antes de detallar el asunto, le adelanto que he leído varias de sus novelas, pero la que me ha marcado fue JOY, pues la leí estando en Cuba y soy aficionada a las novelas policiales y de espionaje más aún.
    La casualidad hizo que al volver lo reconocí en el avión, pero no era como para saludarlo. Eso fue en 1987.

    Ahora al asunto: integro un grupo de unas 70 personas que hemos sido presos políticos durante la dictadura por pertenecer en ese entonces al Partido Comunista. digo en ese entonces pues la caída del muro generó muchas caídas, también en nuestro muy querido partido, fue muy doloroso, y desde entonces soy frenteamplista independiente pero militante, como lo fui toda mi vida. Es el caso de la mayoría de estas personas, que desde hace más de un año nos hemos reunido para presentar la denuncia sobre torturas que hemos sufrido, cosa que no pudo ser antes por la famosa caducidad que nos tuvo que hacer esperar a ser todos veteranos para poder denunciar a los fascistas que nos torturaron, que mataron y desaparecieron a nuestros compañeros.
    Está por publicarse un libro a iniciativa de los funcionarios del Poder Judicial, con las entrevistas a unos cuantos de nosotros, tienen además
    las actas del total de las denuncias, que involucran a más de 90 militares.
    Pero queremos hacer una película sobre nuestro caso que lleva el nombre con el que los militares nos bautizaron y que ya en sí da para un film de ficción: OPERATIVO MORGAN.
    Estamos tratando de solucionar todo lo relativo a la realización de una película: que muestre nuestra historia de resistencia a la dictadura, que sea de ficción pero sobre la base de esta historia de gente común, no guerrilleros pero militantes políticos, sociales, estudiantiles, y sobre todo anti dictadura fascista.
    Un tema que parece ser urgente es encontrar a un guionista, tenemos algunos nombres, uruguayos o argentinos, pero me “embullé” con la idea de una compañera que vive desde años en Caracas: ¿y porqué no Chavarría? Bueno, esto intenta ser una vía de llegar a usted, ya sea por mail, teléfono fijo o móvil. Por las dudas vuelvo a escribir mi dirección de correo: charna.furman@gmail.com
    Lo saluda Charna Furman, arquitecta jubilada, y adoradora de La Habana, ya estuve allí 12 veces!!!!!

  • Itsme dijo:

    Conocí aquí en santiago de Cuba a un estudiante uruguayo de la ELAM, quien estaba de practica en sus últimos cursos de la carrera de medicina, entusiasmado con la idea de conocer mas acerca de ese país, de su rica cultura y sobretodo por conocer mas del movimiento de liberación TUPAMARU, le hice incontables preguntas sobre Raul Sendic y por todos sus compañeros, a lo que solo se limitó a decirme algo que todos conocíamos y es que el actual presidente Mujica perteneció a ese movimiento, a mis solicitudes de libros y artículos acerca de Raúl Sendic, siempre me manifestó después de venir de sus vacaciones que no había encontrado nada que hablara acerca de este inmenso hombre de la historia latinoamericana, lo que me produjo sincera curiosidad, por cuanto suponía que todos los estudiantes que están realizando sus estudios en la ELAM, venían de familias humildes y de comprometimiento con los movimientos sociales y de justicia de sus respectivos países. Aun guardo en mi memoria cuando capturaron al sanguinario agente de la CIA Dan Mitrione, en que toda la policía de Montevideo mas una gran cantidad de agentes de la CIA buscaban infructuosamente su paradero, hasta que fue ejemplarmente ejecutado, porque la tiranía que gobernaba no aceptó las condiciones planteadas por el movimiento, lo doloroso fue que por culpa de una delación capturaron prácticamente a parte de la dirigencia de ese mítico movimiento por el que siempre he sentido una inmensa admiración, admiración que a pesar de los años transcurridos no ha disminuido en lo mas mínimo, las ultimas informaciones que tuve sobre Raúl Sendic, fue que lo mantuvieron por largo tiempo metido en un aljibe lleno de agua, y que fue sometido a toda clase de torturas y que nunca pudieron quebrar su fe y su dignidad y sentido de comprometimiento con la causa de los desposeídos, por esto es que veo como una gran bendición que al fin se haga un libro acerca de este inolvidable líder, solo espero poder adquiridlo y que cuando la feria llegue a Santiago de Cuba , pueda tener la ocasión de alcanzar unos de estos ejemplares. Sobre el libro que se menciona por un forista de Raúl Sendic publicado en Cuba no conocía de su existencia

  • eduardo c . perez martinez dijo:

    FUI ADMIRADOR DE LAS NOVELAS DE CHAVARRIA HASTA EL MOMENTO QUE ME ENTERE QUIEN ERA Y CON LAS DECLARACIONES QUE HIZO ACERCA DE LA DISISDENCIA Y LOS PERIODISTAS INDEPENDIENTES CUBANOS CREO QUE ES UN H DE P Y HAY CUBANOS QUE TODAVIA SIGUEN SULACRANEANDOLE A TODOS LOS SURAMERICANOS DE MIERDA ESTOS,COMO LOS QUE SIGUEN ADORANDO AL ARGENTINO ASESINO DE CUBANOS.Y PARA QUE LO SEPAN ESTE ES MI NOMBRE Y VIVO EN MEXICO ASI QUE A RESPONDERME QUE TENFGO DE TODO PARA USTEDES.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daniel Chavarría

Daniel Chavarría

Escritor uruguayo residente en Cuba. Profesor de griego, latín y literaturas clásicas en la Universidad de La Habana. Autor de numerosos libros y artículos periodísticos. Premio Nacional de Literatura

Vea también