Imprimir
Inicio » Opinión  »

Una pelea suave e inteligente en el Olimpo

| 3

Barack ObamaEstá por estudiar la manera astuta en que el clan neoconservador norteamericano organizó su retirada, ordenada y  sin dejar de combatir,  evacuando a sus principales figuras y enterrando a otras menores, pero no menos útiles, en las estructuras de poder que  heredaría la administración de Barack Obama. Cuando esta investigación se haga, o lo que es lo mismo, cuando podamos desentrañar los "escándalos políticos y extrañas deserciones" que cubren los últimos meses del gobierno de George W. Bush se observará que los neos no solo son tipos maquiavélicos, como corresponde a respetables discípulos de la filosofía de Leo Strauss, sino cínicos macabros, al estilo de su no menos reverenciado estratega Albert Wolhstetter.

Cuando la opinión pública mundial respiraba aliviada por los resultados de las elecciones presidenciales de aquel  inolvidable 4 de noviembre del 2008; cuando el fervor popular inundaba las calles de Chicago durante el "Discurso de la Victoria", o cuando se celebraba la ceremonia de asunción del "Gabinete del Cambio", el 20 de enero del 2009, hoy ya está claro que los neoconservadores brindaban en algún reducto secreto de American Entreprise Institute o de Heritage Foundation, retorciéndose de la risa.  No era para menos: dejaban detrás un campo minado de crisis económicas y problemas insolubles, dos guerras que devoraban 400 millones de dólares al día, y un semillero de topos leales hasta la muerte, sembrados en las estructuras de la Secretaría de Estado, el Pentágono y las agencias de inteligencia.

¿Acaso se podía pedir más? ¿Acaso la burla podía ser más refinada? ¿Acaso existía un homenaje mejor al gatopardismo político que prescribe cambiarlo todo en apariencias, para que nada cambie, en la realidad?

Pero las brillantes mentes neoconservadoras son inagotables, como los caminos del Señor. Y poco a poco van emergiendo otras verdades, las mismas que nos muestran la manera extremadamente retorcida e inmoral en que esta vanguardia del imperialismo en las condiciones del mundo posterior a la Guerra Fría, concibió su momentáneo relevo del poder  y su manera de planificar su retorno al mismo.

La forma en que hoy transcurre la contraofensiva neoconservadora, o lo que es lo mismo, imperialista, en América Latina, en tiempos del liberal Obama hacen que alguno echen de menos a la indiferencia hacia la región que caracterizó el tiempo de George W. Bush. Podría establecerse, incluso, un acertado paralelo entre las políticas de Jimmy Carter, contrastándolas con las de Ronald Reagan, solo que la "fortaleza militar y la claridad moral" del segundo, tal y como se le caracterizó nostálgicamente en 1997, en el programa de contraofensiva gobal neoconservador conocido como Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, están más cercanas a quien hoy, en felices tiempos de cambio, ha aceptado el golpe de estado fascista en Honduras, que un inefable topo neoconservador, como lo es James Daremblum, calificó  de "golpe democrático".

¿Qué otras señales existen de que está en marcha una nueva política imperialista de contención activa y militante, como aquella plasmada en los tenebrosos programas de Santa Fe, que derrocharon "fortaleza militar y claridad moral" en sus guerras sucias en Centroamérica, invadiendo Panamá y Granada, apoyando a regímenes genocidas en el Cono Sur?

Las  bases militares en Colombia y Panamá, la guerra contra Cuba y Venezuela, los amagos desde las sombras en Paraguay y Bolivia, las maniobras contra Ecuador,  la utilización de viejas técnicas de "asesinato del personaje" contra Alvaro Colon en Guatemala, curiosamente una y otra vez usadas contra Jacobo Arbenz y sus colaboradores durante la operación PBSUCESS que lo derrocó en 1954, y ahora, ¡oh que casualidad! este extraño affaire de presunto espionaje, digno de una película de James Bond, o mejor, del Inspector Closeau, que ha distanciado  y enfrentado a Perú y Chile.

Pero este análisis merece un pequeño paréntesis.

En la edición digital del New York Time Magazine correspondiente al 19 de febrero del 2006 fue publicado un curioso ensayo de Francis Fukuyama titulado "Después del neoconservatismo", del mismo Francis Fukuyama que en 1992  se esmeró para entregarnos el bonsái conocido como  "El fin de la Historia y el último hombre". Lo curiosos es que el autor, uno de los firmantes del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, predijo dos años antes de las elecciones del 2008 el fin del movimiento neoconservador. Al parecer, Fukuyama había encontrado una manera eficaz de luchar por la notoriedad mediante la predicción cíclica de finales y acaboses, no importa si los hechos, por descortesía de la terca realidad,  se encargan de desmentirlo una y otra vez.

Hombre de honor, estricto cumplidor de las leyes del Bushido neoconservador, Fukuyama no se limitaba a notificar en el New York Times que estaba cambiando de casaca: unos meses después, a través de Yale University Press, publicaba el libro "América at the Crossroads: Democracy, Power, and the Neoconservative Legacy". Más adelante brindaría su apoyo a la campaña de Obama alegando que seguía compartiendo los objetivos estratégicos de sus camaradas neoconservadores, pero que el uso por estos de métodos excesivamente militares y de fuerza, en su guerra infinita contra el terrorismo, habían fracasado y que se imponía retomar la utilización de medios suaves e inteligentes. Y por casualidad, claro está, como todo lo relacionado con este clan de hipócritas, sus palabras eran casi calcadas de las que por entonces pronunciaban otros asesores del entonces candidato Barack Obama, que, al menos públicamente, también se distanciaban de los neos.

Antes de las elecciones del 2008, el 16 de mayo, el periodista holandés Daan de Witt publicó en la revista Deep Journal una entrevista al escritor norteamericano Webster Tarpley, autor del libro Obama, the Potsmodern Coup, The Making of the Manchurian Candidate[i] . Analizando el entorno ideológico y político de Obama, donde se hallaban personajes como Joseph Nye, Zbigniew Brzesinky y George Soros, Tarpley denunció que... "ellos afirman que no se necesitan invasiones militares, sino subversión ideológica, guerras culturales y diplomacia; que lo que se necesita es dividir al enemigo para conquistarlo. Otros que lo apoyan, desde estas mismas posiciones-concluía- son la Ford Foundation, el Council of Foreign Relations y la llamada "Escuela  Económica de Chicago".

Aquellas palabras de Tarpley, ahogadas entonces en la ola de la Obamanía, resuenan  hoy con acento premonitorio cuando analizamos los últimos sucesos en América Latina. "Lo que hemos presenciado en los últimos 18 meses (del gobierno de Bush) -afirmaba- es una limpieza radical del escenario político,...(los neos) serán reemplazados por políticos del tipo Brzesinki, la gente de Soros, la gente del golpe, la gente de la revolución de los colores. Eso significa que el rostro del imperialismo ha sido sometido a una cirugía estética"

Y para entender el alcance posible de esta renovado afán imperial por enfrentar a Colombia y Ecuador, o Colombia y Venezuela, o Bolivia y Perú, o Perú y Chile, incluso a Brasil y Honduras, una palabras finales de aquella entrevista de hace año y medio:

"Brezinski y su mano derecha, Samuel Huntington, han mirado a los neocons y les han dicho: "Les dimos la Teoría del Choque de Civilizaciones, y lo que debían haber hecho es haber provocado que unos se enfrentaran a los otros en los diferentes continentes. La esencia del imperialismo no es atacar Iraq, sino lanzar a Irán contra Irak, a Etiopía contra Somalia, a Colombia contra Venezuela, y a China contra Rusia..."

Lo que enfrenta hoy  a los fieles servidores  del Olimpo imperial en América Latina y el resto del mundo, no son las esencias, sino los métodos. Cuestión de grados y matices, de una mayor o menor suavidad e inteligencia.

No en vano en su entrevista con James Traub[ii], un exultante Barack Obama declaraba que las figuras de la política exterior norteamericana que más admiraba eran George Marshall, Dean Acheson y Goerge F. Kennan, un Todos Estrellas de la Guerra Fría imperialista.

No hay dudas: los neoconservadores deben estarse frotando las manos, brindando y riendo hasta las lágrimas: nada como una buena estafa, como el éxito de una jugada de engaño para celebrar el primer año en el poder del "Gabinete del Cambio".


[i] Daan de Witt. "The Men behind Obama: Interview with Webster Tarpley", 16 de mayo, 2008. En: http: //deepjournal.com

[ii] James  Traub: " Is (His) Biography (Our) Destiny? The New York Times Magazine, 4 de noviembre del 2007. En://httpnytimes.com/2007/11/04/magazine/040bama-t.html


Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pablo gonzález dijo:

    Es trágicamente deliciosa la forma en que Eliades Acosta nos enseña sobre peligros y amenazas. Prácticamente, son guiones para novelas, películas y teatro. Por cierto, sus realizaciones pudieran sustituir muchas tonterías y vacíos, no tan vacios ni tonterías, que nos difunden en los medios visuales. Cuántos seriales de,llamémosle aventuras, sobre las operaciones encubiertas del enemigo pudieran generar? Sé que se requiere hacer coincidir muchos factores en este objetivo. El más importante de ellos es enterarnos de que la batalla de ideas, que describió Podhoretz,algo que Eliades conoce bien,es ideólogica. Y, cuando el trabajo ideológico no lo realiza, como requieren las circunstancias, una de las partes, lo realiza tanto más eficientemente la otra.

  • PROFR. ( , , , , ,) MEXICANO J. GUADALUPE VILLARRUEL dijo:

    POCOS COMENTARIOS SE OBSERVAN, ES LO BUENO PARA ESOS "NUEVOS ENEMIGOS" DE LA CIA (PARECE QUE NO HAY TRABAJO PARA UN SOÑADOR MEXICANO SOCIALISTA, O MY GOD BIG MONEY, GIRLS, FOOD, CARS, FRIENDS) QUE PRESENTA KOLKO, EN ESTE ARTICULO : TENGA PRESENTE QUE LOS SIONISTAS Y LOS MISTER FUKUYAMA TIENEN BIG FRIENDS EN JALISCO, ESTADO DE MEXICO, JALISCO Y MONTERREY...CON TANTOS POBRES QUE NECESITAN, NECESITAN Y NECESITAN.

  • Julio Herrera dijo:

    Es una joya este escrito se lo mande a todos mis amigos y lo que no son tambien para que se enteren de como se juega el ajedrez mundial de las realidades sin importar nada ni nadie aunque pareciera un Mito de los Dioses del Olimpo.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eliades Acosta Matos

Eliades Acosta Matos

Filósofo y escritor cubano. Es el autor del libro "El Apocalipsis según San George".

Vea también