Imprimir
Inicio » Noticias  »

Inventivas

Publicado en: Con Humor
En este artículo: Alimentos, Cuba, Cubanía, Humor, Sociedad
| 17

NO NOS VAN A JODER, decía mi abuelo en referencia a los yanquis, mientras prensaba laboriosamente los pequeños frutos de la mata de corojos, para extraer una porción de aceite destinado a la confección de la comida. Corría el año de 1991 y después que el campo socialista se había ido a bolina, el país entraba en las etapas más profundas del periodo especial, enemigos de antes y de entonces (los mismos de ahora) se frotaban las manos.

El “viejo” como le decíamos con cariño, levantaba una masa de madera dura y la rechinaba contra la cáscara resistente del fruto, luego riendo, me decía: OTRA VEZ EL COROJO, SE REPITE LA HISTORIA, DESPUÉS QUE ALGUIEN NOS PROPONE RENDICIÓN –COMO BALMACEDA– NOSOTROS RESPONDEMOS ROMPIENDO EL COROJO.

Había que salir adelante, no teníamos entonces otra alternativa ni la tenemos ahora, el destino de Cuba es un asunto radical, o somos dueños o se adueñan de nosotros y si nos ponemos a bobear, amanecemos con el país en las mismas condiciones que el pollo que le regalan a los niños, que solo le pertenece a este de nombre, pero cuando al verdadero dueño le da la gana, pues se fastidió el muchacho, no le piden permiso y le comen el pollito.

Yo recuerdo a mucha gente que le metió las neuronas al asunto de la alimentación, lo mismo te fabricaban un chicharrón de unas cáscaras de plátanos, que un hectolitro de caldosa con una sola gallina, usaban la técnica de “la inmersión del ave”, juntaban las viandas y condimentos en una olla grande repleta de agua puesta al fuego y con una roldana hacían descender el “cárnico” que se zambullía unos minutos en el condumio, dejando parte de su sustancia, acto que repetían varias veces en una misma jornada hasta que el animal recordaba aquella nostálgica melodía de la década del 60  “Con tu blanca palidez”.

Recuerdo también a Emeterio, que en aquellos años fue conocido como “tendencia wild” por su permanente envío de bolas al plato, elaboradas preferiblemente de yucas, y a Erenia, apresurando el surgimiento de arrugas faciales en los clientes de su timbiriche especializado en el jugo natural de tamarindo y de toronjas, sin nada de azúcar.

Por aquellos tiempos es probable que hubiésemos estado bien cerca del record mundial en el consumo del Té, infusión que junto al guarapo de cañas, aportaba suficiente combustible para mi querida bicicleta.

Perdimos algunas libritas y casi se nos olvidan ciertos sabores; pero, para satisfacción del abuelo que ya no está en entre nosotros, los que se querían comer el pollo, se tuvieron que conformar con escucharlo cantar convertido en Gallo de Pelea.

(Tomado de La Bicicleta)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cadillac dijo:

    Comos e invento en aquella epoca, en aquellos tiempos comenzaba yo en la mecánica y muchas veces baje el Yigre frenando con…liquido de frenos de maguey…agua de azucar prieta o agua con jabon…
    combustible diesel ¨emulsionado¨ que no era otra cosa que mezclado y ¨batido¨ con agua…en fin…
    picadillo hecho con cascara de platano…chicarrones de cascara de platano…aquello no era comida…
    rebosadas de yuca…

  • gozillq dijo:

    Eso era gracia… mucha gente paso hambre… mandand a los hijos a la escuela con el estomago vacio, neuritis optica. ect… pena me da habalr de eso.

  • Sakura91 dijo:

    Yo nací en ese año…bueno, mi hermana y yo el mismo día y a la misma hora….No recuerdo esos gustos en el paladar, pero mi familia está llena de las historias de esos años, que parecen salidas de peliculas, y que habia que estar a la viva con lo que comprabas, porque te pasaban gato por liebre y no precisamente el Gato era tan GATO…nada que era una Odisea lo que en vez de “Como entrenar a tu Dragón”, era “Como alimentar a tu bebe (x 2)”

  • Andrews dijo:

    Que tiempos aquellos…Los “Tropicales” con sus “helados” de toronja y limón…Por cierto en esa época la Toronja se consumió como nunca antes en Cuba, era la “reina”de las frutas… Pizza de Mermelada de Toronja, en mi secundaria de merienda daban TORONJA… y otras muchas cosas más…quizás por esa sobre-explotación hoy no se vé mucho. Que decir de los pollitos que no crecían…uno se volvía loco para que el bombillo no le faltara y por alimentarlos “bien”, pero igual no crecían. LAS PASTILLITAS AMARILLAS!!!…para darle color al arróz con “averigua”. Y otras tantas inventivas, algunas para sobrevivir y otras para estafar como los bistec de colcha de trapiar viejas. Dios, yo creo que el Cubano es resistente hasta a las bombas atómicas.

  • sangre_azul dijo:

    Bien que pudiera este post comentar lo que hacieron nuestros padres para salir adelante… lavar la ropa con cenizas o las lamparitas con un pomo de boca ancha y la parte superior de un tubo de pasta

  • yoya dijo:

    como nos reimos ahora de aquella epoca, donde le cosian etiquetas de pulover a los tenis cuando se les abria un huequito, o freiamos huevo con agua por que el aceite escaseaba, y recordar los jabones con sosa cautica que vendian los cuenta propistas que comenzaban a proliferar por aquella epoca, en el auge de las bicicletas forever (porque casi no habia transporte) sin contar que los inventos culinarios como el bistec de toronja, o el picadillo de cascara de platano eran la orden del dia………. que tiempos aquellos

  • Lic.Maykel Rosales Olivera dijo:

    yo era bien niño cuando lo del período especial afloró nuestro país que muchos pronosticaron como una derrota segura de nuestro sistema. Los cubanos no nos dimos por vencidos y buscamos nuestras alternativas de supervivencia: aparte de lavar con cenizas muchas veces, mi mamá usó un fruto muy peculiar que ella llamó jaboncillo (era cilíndrico como un pepino; pero más grande), para ir a la escuela zapatillas con zuelas de gomas de camión..etc… na´!! todavía estamos dando la pelea!! jajajaja!!!

    • AZN dijo:

      y donde dejan a las pizzas, con preservativos derretidos en sustitucion del queso?

  • VM32 Gatico Azul dijo:

    Todavía veo una frazada de piso y se me hace la boca agua.

  • Baby dijo:

    Aquellos tiempos jamás se olvidan pues se puso a prueba la inventiva del cubano y su fuerza para resistir, además, nunca perdimos las esparanzas, ni nuestro caráter jocoso. Recuerdo cómo guardábamos las suelas de los zapatos viejos para tejerlos y confeccionar nuevos zapatos listos para andar La Habana,¡ de verdad! pues una guagua pasaba cada una hora. Jajajá,¡cómo montaba bicicletas y caminaba del hospital Naval a mi reparto!me mantenía en forma ; estaba que me parecía una criollita de Wilson.

  • Supermemoria dijo:

    … y qué me dicen del desodorante con limón y bicarbonato. Recuerdo que me iba de escuela al campo y mi mamá con tremendo esfuerzo me compró un jabón de baño en 70.00 y el primer día de campamento se me fue por el tragante del baño, ahora me da risa pero en aquel entonces lloré mi jaboncito Palmolive jajaja

  • cualquiera dijo:

    No creo que la situación que se vivió sea motivo de risa, ni chiste, ni de creernos los barbaros por los inventos, no nos quedó otro remedio, yo tengo recuerdos muy duros de ese tiempo y era una niña. No me da risa, más bien tristeza

    • Niko dijo:

      cualquiera:
      Coincido totalmente contigo, ese tiempo estaba en la universidad y fueron años que parecían siglos, estábamos inmersos en un abismo de carencias de todo tipo, (y no quiero entrar en detalles) fue algo muy triste, muy serio pues mucha gente pagó con su salud y con su vida todo ese sufrimiento. Pagamos muy caro la falta de emancipación por nosotros mismos.

  • micky dijo:

    Realmente veo muy fuera de todo este artículo y hasta irrespetuoso para las personas que sobrevivieron esa época. Hay gente que paso hambre, hubo personas inescrupulosas que se aprovecharon y vendieron alimentos adulterasdos e inventos como la famosa colcha de trapear. Hubo personas afectadas de salud por al inadecuada alimentación (probado científicamente) aunque muchos no lo hayan querido reconocer. Por favor hablemos de los problemas que nos ahogan en Cuba y que llevamos más de medio siglo sin resolver.

  • @lena dijo:

    aqui en oriente se usaba mucho una planta que se llama Maguey para lavar !como hacia espuma! en la lavadora pero acababa con la ropa al igual que la ceniza acabo con las toallas y con todo, mi papá se bañaba muchas veces con naranja agria para dejarnos el buen jabon a mi hermana y a mi, una libra de arroz era carisimaaaa, los zapatos echos de tela, los blumer y calsoncillos hechos en casa, en esa epoca secomenzo a cambiar el oro por cualquier boberia no era facil caballero, pero aqui estamos hoy recordando esa epoca que quien la vivio dificilmente la olvide ya sea de forma jocosa o de la lastima

  • Tito dijo:

    Que tiempos aquellos que por más que tratemos de no recordar , nos viene a la memoria como el pan de cada dia. Como poderse olvidar del bistec de frazada o de las largar jornadas en bicicleta..
    Después de todo fue buena época para el ingenio humano, al menos en los cubanos. Un aplauso para aquellas padres que no dejaron que la fragilidad de los tiempos no acabara con las esperanzas de sus hijos gracias a sus esfuerzos.

  • Supermemoria dijo:

    A ver, es verdad que fueron tiempos muy difíciles y para nada es gracioso lo que tuvimos que pasar para sobrevivir a ese período tan difícil, recuerdo que yo era adolescente y mi mamá tuvo que ingeniárselas para que mi hermano y yo no dejáramos de comer, lo que ahora me causa gracia es la anéctoda que compartí y nada más, qué sería de los cubanos sin el humor que nos caracteriza, sin dudas nos hubiera resultado más difícil vencer todas las dificultades que por las que hemos transitado. Ah, y recuerden: A mal tiempo buena cara :-)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Miguel Cruz Suárez

Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Vea también