Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Humor de un solo sentido

| 149

El humor criollo, el costumbrismo y el teatro vernáculo, siempre se han nutrido de todas las facetas de la vida política y social cubana, pero de esto a convertir en comodín humorístico (a veces no tan humorístico) todo cuanto “huela” a institucionalidad creo que es demasiado hiriente para miles de personas que asumen con mucho sacrificio aquellas tareas; que, por lo general, nunca quieren ser tomadas por los más críticos.

El personaje oficial, el cuadro político, el simple dirigente del barrio, el que alguna vez dirigió y ya no lo hace, e incluso los miembros de las instituciones del orden o la legalidad, se han convertido en blanco predilecto a la hora de armar los personajes más ridículos o los que asumen roles negativos en muchas de las producciones audiovisuales (humorísticas o no) de los últimos tiempos.

De solo pasar la mirada por decenas de películas, puestas televisivas o teatrales de los años recientes, se hace perceptible la asignación a estos personajes de guiones sin muchos matices, que los reducen a personas torpes, incultas, desfasadas o tontas, que de inmediato ganan para sí los sentimientos de repulsa y burla en los espectadores, justamente lo que se busca cuando son diseñados.

Entonces me pregunto: ¿por qué no reírse un poco más, del maceta, del que roba, del contrarrevolucionario, del que nos agrede y bloquea, del que hace de la sociedad un espacio carente de disciplina, del simulador, del vago y hasta de los seudo artistas o seudo intelectuales?

No hago una defensa a ultranza de los cuadros de dirección o las autoridades, en los que subsisten muchos problemas y a veces no emplean los métodos más correctos para enfrentar determinadas situaciones, pero no concuerdo con la superficialidad que se le otorga al tema y creo que la vida y la cotidianeidad de estas personas da para mucho más en materia de estructura de los personajes; lo cual permitiría, sin detrimentos al humor inteligente, un equilibrio más constructivo.

No me parece adecuado encasillar siempre en los llamados roles negativos, a la figura de la autoridad oficial, porque el arte traslada y entroniza estereotipos y a la larga la gente terminará por asociar dichas autoridades, sin excepciones, con la chapucería e incluso con el fracaso. Más valdría, creo yo, diversificar y enriquecer la crítica sin que lo grotesco sea la norma.

Se han publicado 149 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ricardo dijo:

    Veo muy bueno este artículo. Ya era hora de alguien se pronunciara por defender la dignidad humana cubana que nos ha traido hasta aquí hoy.
    Es como burlarse todos los días y a todas horas de la épica historia del pueblo cubano (con errores, pero con muchos más aciertos), sólo se le señalan las manchas del sol y casi nunca o nunca se le glorifica la luz.
    Hay un programa televisivo, en horario estelar, que si no denigra algo, el programa no está bueno, y nos es precisamente del maceta, del que roba, del contrarrevolucionario, del que nos agrede y bloquea, del que hace de la sociedad un espacio carente de disciplina, del simulador, del vago y hasta de los seudo artistas o seudo intelectuales.
    Creo que no es tada la culpa de la puesta, sino de los guionistas y de quienes asignan recursos para que se haga la puesta y de los que administran los espacios que permiten que se pongan estos tipos de espectaculos.
    Defendamos la cubanía, la cubanidad, la patria. Ya nos sobran los enemigos de adentro y de afuera que viven tratando de burlarse y dehacer la obra de la revolucón.

    • NIC dijo:

      Respeto el criterio de todos y espero que de la misma manera sea recibido el mío. Aunque no descarto segundas intenciones de alguna que otra crítica, me parece que el humor verdadero no critica cargos ni estratos sociales, sino comportamientos que se desvían del deber ser de quienes que, en tanto servidores públicos, están para consagrarse a facilitarle la vida a los demás y no para hacérselas un yogurt, como ocurre en no pocas ocasiones.
      Por tanto, no se critica a los gerentes, sino a los que ostentan del cargo, tampoco a los dirigentes de barrio, sino a los que no mueven un dedo si no viene la orden del nivel superior y que además se valen del cargo para fines espurios, por solo poner dos ejemplos.

      • carlosvaradero dijo:

        De acuerdo con NIC.
        Nuestro humor a veces resulta «acido» pero para quien resulta acido y molesto?, sino para aquellos que se sienten identificado en algunos programas humorísticos de nuestra televisión y se ven reflejados en alguno de sus personajes.
        Quien es honesto, sincero, de buen comportamiento no tiene porque aterrorizarse con esos espacios humorísticos, las buenas personas sabrán entender a lo que me refiero.
        No creo que ningún programa de la TV denigre a nadie, más bien es sólo el reflejo de nuestra realidad, habrá muchos a los que no les gusta verse reflejado, porque salen a la luz sus actitudes negativas, esos, son los que de seguro se molestan y critican.
        Para el que nos ataca, nos agrede, y nos bloquea hay siempre otros espacios más serios y no son precisamente los humorísticos.
        La critica no es mala, ocultar los problemas y errores con los que convivimos por actitudes , malas decisiones y hasta por mala fe de algunos, de veras no ayuda a nada bueno.

      • Rolando dijo:

        Yo entiendo bien lo que dice el autor y apoyo 100 % lo que plantea. Creo que hay que saber aprovechar bien las posibilidades que el humor le da a la crítica y la denuncia. Pongo un ejemplo: En el programa humorístico de Pánfilo (que me encanta y no me lo pierdo, para que nadie piense lo contrario), Facundo le pone sabor a su personaje mediante un extremismo con absurdos que lo suavizan y lo hacen parecer bonachón y hasta tonto, por lo que lo quieren en el barrio, pero a la vez le dan de lado y le esconden la bola. Pero cuando subes al nivel municipal y provincial, sus jefes, son tan absurdos como él, pero más intransigentes y ñames, y esto lleva a la gente a pensar que no hay nadie a ningún nivel de las estructuras de dirección con la cordura y la inteligencia necesarias para poner coto o solución coherente a un asunto serio. Así mismo, Chacón y Cachita son cuentapropistas que muchas veces se van por la izquierda y no les pasa nada, ni siquiera se llevan una reprimenda moral que los avergüence y Evarista igual, vende de todo, hasta lo más insólito y tampoco, ni una multa, lo que lleva subliminalmente a creer que este tipo de conductas es válida y la podemos dejar pasar. A esto es a lo que llama el autor, a desacreditar aún más las malas conductas y validar aquellas que resultan positivas para la sociedad que queremos construir. Me viene a la mente, por ejemplo, el programa humorístico de Chivichana, donde se hizo hasta un castin para buscar a los tipos más feos y raros que se podían encontrar, para representar a los policías, y sin decir una sola palabra. Hoy pareciera que se hizo realidad, cuando miras en la calle cada espécimen de policía (y disculpen la frase) que lo menos que inspiran es respeto. Se trata de equilibrar los matices, de no hacer una novela donde todas las casas de sus personajes parezcan departamentos de una tienda, aún dentro de un solar, ni películas donde todas las casas están cayéndose, descorchadas, despintadas y cuando sales a la calle, las escenas estén nubladas y mustias. Ambas son realidades incompletas que distorsionan la imagen de lo que somos y de lo que queremos ser. A pesar del paquete, la mochila, las PC y los móviles, la TV sigue siendo el medio de comunicación más importante y seguido, con un potencial muy grande en la formación de valores y la corrección de conductas (claro, no hay que llegar a hacerlo con una novela como “más allá del límite” donde tan buenos actores parecen estar toooodos mas allá del límite de la mala actuación). Por eso pienso que tiene que dársele un apoyo y una intencionalidad gubernamental muy grandes desde la psicología social, para hacer más certera la muestra de nuestra realidad, más efectiva y oportuna la crítica y la denuncia y sea la TV (humorística o no) un arma efectiva en la formación continua de valores y en el diseño de la sociedad que queremos.

      • VICTOR KOZASKI dijo:

        HAY QUE AGREGAR A LOS SEUDOS DIRIGENTES A ESTE TEMA , POR EJEMPLO YO NO SE NADA DE CIRUGIA , INMAGINESE SI ME PONEN EN ESA SITUACION DE TENER QUE DIRIGIR A UN HOSPITAL POR EL MERO HECHO DE QUE VOTARON POR MI ,ERROR LOS DIRIGENTES CORECTOS EN LOS LUGARES CORECTOS SI DEMORA TIEMPO LLEGAR A ESA ALTURA , LLEGAREMOS CON LA AYUDA DE TODOS QUE VIVA LA CRITICA CONSTRUCTIVA ESO AYUDA A LEVANTAR AL PUEBLO GRACIAS

      • jose07 dijo:

        Entonces la culpa de que los policías sean «especímenes», cosa que considero no sea tan así hay policías ineptos pero también muy buenos, es culpa del programa de chivichana?

      • Rolando dijo:

        Claro que no jose07, yo hablaba imagen. La ineptitud, la falta de preparación y otras más serias, tienen que ver con muchos factores que no son para analizar aquí ahora. Mas porque se ven en casi todos los sectores, para no ser absoluto. Pero no me vas a negar que antes (a principio de la Revolución y un poco más para acá) un policia inspiraba respeto y confianza solo de verlo. Todavia recuerdo el Spot de la TV de «Policia, policia, ¿tu eren mi amigo?» y claro que los hay muy buenos, en todos lados, y de eso se trata tambien de eso, de reivindicar a los buenos, a los capaces, a los que sin llegar a resolverlo todo mágicamente como en «tras la huella», sacrifican horas y horas de descanso y disfrute familiar en aras de lograr que la calle, siga siendo del pueblo.

      • José A. dijo:

        Bravo Rolando, usted puso el punto en la i. Ese es el análisis que me gusta. Equilibrado. Justo al medio.

    • huawei dijo:

      Quieres decir que sigamos con espacios de la television en donde todo marcha bien cuando no es asi, en donde solo hay de todo en las 4 pantallas, solo dime si algo de lo que dicen no es verdad, pero esos personajes no son cualquiera son profesionales la gran mayoria y no cualquier tipo de profesionales.pero bueno es su criterio y lo respeto.salu2s

    • Roly dijo:

      ¿Vieron Ud y Miguel la película «La Muerte de Un Burócrata»?

      • humano dijo:

        Mal heredado. La muerte de un burócrata (1966).

        Saludos.

    • sachiel dijo:

      «El personaje oficial, el cuadro político, el simple dirigente del barrio, el que alguna vez dirigió y ya no lo hace, e incluso los miembros de las instituciones del orden o la legalidad, se han convertido en blanco predilecto a la hora de armar los personajes más ridículos o los que asumen roles negativos en muchas de las producciones audiovisuales (humorísticas o no) de los últimos tiempos…» de los últimos, dice usted? Nooo, eso está perenne desde el mismo triunfo de la Revolución, donde la maledicencia popular siguió encarnando a manengues y esbirros de la seudo republica con las nuevas figuras que sugian en la escena social revolucionaria cubana, a conveniencia de quien opinaba y aún opina.

      Criticas bien mordaces y sanas, surgieron entonces, y recuerdo por haberlos leido a Cardí, Behmaras, Zumbado, Lagarde, y tantos y tantos humoristas natos que desde la letra impresa lograron identificar los males de la renovada burocracia cubana, pero tambien del lumpen, del anti social, del vago habitual, del acaparador y del maceta devenido nuevo rico en los 70 y 80. No recuerdo que se ensañaran como otros «humoristas» posteriores, contra los miembros de las instituciones del orden o la legalidad sin distinciones o contra cuadros y dirigentes de todas las instancias, y que ademas hicieran de tal «arte» propaganda y modo de vida: mientras más procaces y descarnadas las burlas, aunque se extralimitaran, más mejor.

      Por supuesto, la amplificación de tales cosas fue, como era lógico esperar, de apatridas, gusanos y contrarevolucionarios, que aún hoy toman cualquier critica para insuflarle Helio del más caro, previa untada de silicona para mejor brillo y deslumbramiento de incautos e ingenuos, resentidos y cobardes morales.

      azucar dijo: «Al fin alguien que concuerda conmigo,estoy de acuerdo 100 % con su opinion,porque el mal trabajo de unos cuantos se puede señalar pero no generalizar, pues como ud dice son muchos los que estan dandolo todo por todos nosotros…» pero esos «cuantos» ya son cientos (…grupo de personas que viven sin trabajar, acaparando, viviendo del sudor de los demás, haciéndoles el juego a los enemigos del pueblo y vendiendo su alma para actuar contra nuestro país. Contra estos últimos, que son personajes despreciables (mercenarios, que se prestan para atentar contra su propio país) nunca se dice nada..»decia Barbiel) , y muchos más aún los indecisos que miran de que parte sopla el viento, que ni tinen, ni dan color alguno… y le rien las «gracias» a ciertos «humoristas».

      Al menos un humorista ha llegado a presidente en un pais europeo; diganme cual ha llegado aquí a dirigir una empresa, o un Consejo Popular, o ha sido agente de la autoridad, y ha sido exitoso ademas en lo que hace..

    • Rodo dijo:

      Ricardo, ni estoy de acuerdo con ud, ni estoy aplaudiendo el reportaje, pero bueno, hay que respetar y aceptar los criterios de todos y nadie puede decir que tiene la verdad absoluta en una cosa como esta, por eso me referiré a algunas cosas:

      1.) El humor satírico-social ha existido toda la vida y existe en todos los países, e incluso existe el humor político, ?y entonces por qué en Cuba no puede existir?, eso es censurable; eso es contrarrevolución, eso es criticable.
      2.) Para nadie es un secreto de que aunque se habla del humor en general, la mente y los comentarios están centrados en el programa Vivir del Cuento, el programa de más teleaudiencia de nuestra DETERIORADA TV Cubana, contra compadre, una de las pocas cosas conque las gente DESCONECTA (pq los cubanos nos reimos hasta de nuestras desgracias) ?también lo van a cuestionar?.
      3.) El hecho de que NOS BURLEMOS de personajes absurdos como por ejemplo el famoso Facundo, mire, nadie ha dicho que este programa generalice, pero si ud queire ver MILES DE FACUNDOS EN VIVO Y EN DIRECTO DE CARNE Y HUESO, solo lea Juventud Rebelde la columna de correspondencia de José Alejandro ACUSE DE RECIBO, más que deseos de reírse, le darán deseos de llorar..
      4.) El periodista dice, ?por qué no se burlan del maceta, el lumpen, del corrupto, del seudointelectual, …., de una forma un otra en distintos programas TODAS ESTAS ACTITUDES HAN SIDO ABORDADAS, ?qué cosa son el carpintero, Chequera, Aguaje, y otros que han pasado por el programa?.
      5.) Por último para no hacer muy largo esto, solo le digo una frase muy cubana y muy vieja, «EL QUE SE RASCA ES PORQUE LE PICA», yo estoy convencido que los Dirigentes NO FACUNDOS, muy sacrificados y concientes que existen en Cuba, «se rien y disfrutan del personaje de Facundo, pq no se ven identificados ni retratados en el».

      No, no puedo estar de acuerdo ni con ud ni con el periodista y creo (ojala que me equivoque) que es el primer paso para CAMBIAR TODO LO QUE DEBE SER CAMBIADO SEGUN GENTES QUE PIENSAN CON MENTALIDAD ESTRECHA Y OPORTUNISTA, creo que no debo explicar a quienes me refiero

      • Miguel Alejandro González dijo:

        Felicidades amigo. Usted ha defendido como se debe su opinión, estoy de acuerdo con usted. Parece que ciertas personas de nuestro país quieren mantener todo lo que está mal hecho.

      • Arely Beatriz dijo:

        Coincido con usted, pienso que el pueblo cubano sabe distinguir muy bien el buen humor del que desacredita y ofende y no creo, como la mayoría de los cubanos, que el humor de Vivir del cuento tenga las intensiones ni cause los efectos que sugieren el autor del artículo y algunos de los comentarios que aquí apqrecen, coincido con Rodo y Miguel Alejandro y también recordé un proverbio que dice «El ladrón siempre piensa que le están robando».

    • El realista dijo:

      Ricardo respeto su opinion, pero, «al que le pica es porque ají come». El cuadro que es correcto, que hace lo que tiene que hacer, el que se dedica 100% a su trabajo de servidor público, el que es muro y no puente, el que es revolucionario hasta la muerte, el que tiene su conciencia tranquila del deber cumplido, ese cuadro, lo que hará es reirse y disfrutar, el otro se verá identificado y se ofenderá porque se verá identificado, pero ese cuadro no es el que nuestra revolución necesita. Que viva el humorismo cubano

    • Arnaldo G. Lorenzo dijo:

      Cuando leí “Humor en un solo sentido” me pareció sacado de un periódico de los años 30’ en algunos lugares del mundo.

      Al dirigente no lo hace revolucionario su cargo, sino su actitud, su ética y su moral. Si se ridiculiza algo en los programas humorísticos, es a aquellos que se apartan de esos tres conceptos básicos que no son sólo para los dirigentes, son válidos para todos los ciudadanos. Cuando alguien se aparta de eso inevitablemente va a ser blanco de la crítica, en la calle, en la casa, en el barrio, en las redes sociales y también en la televisión. Querer tapar eso disfrazándolo de “desviación” viene a ser algo tan absurdo como tapar el sol con un dedo y peor aún, tirarle la toalla a los problemas.

      Estamos llenos de problemas que tenemos que enfrentar todos los días y cada obra humana es imperfecta y criticable aunque sea en un pequeño por ciento, pero no creo que el objetivo de la crítica contra lo mal hecho deba confundirse con el interés de ridiculizar a las instituciones. Más bien, las instituciones debieran revisarse continuamente para no tener entre sus filas a un “Facundo” o a un “Lindoro”, que como todos sabemos, abundan por ahí.

    • Habana88 dijo:

      Seguro que no te molesta q se rían de los pinares o de los chistes de orientales….. Entonces por qué no reírse de un político oportunista

    • Juan Antonio Suárez dijo:

      Hermano usted recién se bajó de la máquina del tiempo vive en Marte o no sé porqué en verdad no te entiendo en qué país vives hermano pues en el mío me levanto y me acuesto molesto con casi todo y solo esa media hora del lunes o en algun teatro puedo feliz como otro molesto como yo transformó su malestar en humor y me arranco una sonriza, pero a usted en verdad mi amigo no lo entiendo

  • Zugor Seg. dijo:

    Totalmente de acuerdo con Ud. Juan Miguel. Más ahora que felizmente se trata de rescatar por la dirección de la Revolución, la tan necesaria cultura por el detalle que muchos han ignorado e ignoran cotidianamente por conveniencia y oportunismo.

  • yo dijo:

    por que sera, periodista?

  • José A. Mora D. dijo:

    Estoy muy de acuerdo contigo, hermano Miguel (Nene). Hace unos años atrás, escribí sobre el tema, escribí un artículo titulado «Ser digno y ser gerente», cuando se le iba la mano al mejor espacio humorístico de la TVC, «Vivir del cuento», con la «opulencia» de la mujer del gerente. Lo mal hecho se critica, con humor o al directo, pero todo lo mal hecho, no es andar a la cacería de lo que hacen los funcionarios públicos para ridiculizar.
    A Pánfilo hay que celebrarlo, porque él le tira a todo el mundo, y se deja una enseñanza. Ahhh, no podemos tapar el Sol con un dedo, y es verdad que el peloteo existe y tendrá en los medios, la repulsa irónica y satírica.
    Coincido en que se debe abrir una vertiente para que los humoristas, critiquen las mediocridades artísticas que no son pocas.
    Nuevamente mi respeto a tu posición equilibrada.

  • Jesus Gonzalez Benitez dijo:

    Buenos dias, muy positivo seria que ninguna persona formada posterior a Enero de 1959 diera lugar a ser objeto ironias, satiras o cualquier tipo de satiras, todo fuera diferente si el comportamiento de cada cubano independietemente de la tarea en que se haya desempenado hubiera sido plasmado de Etica, Responsabilidad, Profesionalidad,…(incluir el Concepto de Revolucion), durante estos 60 anos, entonces no hubiera margen para este tipo de humor, es necesario que respetuosamente se manifiesten las inquietudes, cada cual en el espacio que le corresponde o se le facilite, importante es tener el valor de pronunciarse ante lo mal hecho y no ser critico pasivo, es necesario criticar y Hacer mucho, abandonar el discurso, que nos ha mantenido Estaticos, en muchos casos por el espirito de conservacion y sobrevivir a todos los tiempos.

    • MdF dijo:

      Lo mejor que le puede pasar a nuestra sociedad es que existan esos espacios con ese enfoque, mejor aún sería que pudiéramos criticar a los humoristas por exceso, lamentablemente su sátira tiene un sensor que no permite hacer una crítica a determinadas situaciones de nuestra sociedad que gozan de un estatus incriticable. Los humoristas según yo lo veo, no ridiculizan personas, solo hacen alusión a situaciones tan acertadamente que el espectador inmediatamente las reconoce por pertenecer a su arsenal de vivencias y tienen un efecto hilarante. El beneficio de la crítica, y sobre todo de esta artísticamente elaborada no es discutible, si alguien se siente aludido es la prueba de su acierto. Su relevancia radica en que es el único espacio donde se abordan esas cuestiones, no tiene competencia en los medios oficiales.

  • Ernesto dijo:

    Acaso no es así como funciona en la vida real???al final el cubano se ríe de cualquier cosa

    • Manuel Betancourt Barbiel dijo:

      Hay muchos casos en que se dramatizan hechos y acciones que coinciden con determinadas realidades de nuestro acontecer; y pienso que nuestros destacados actores nos están enviando un mensaje que vale la pena captar para enrumbar los procederes de un grupo dado de fucnionarios;pienso que generalizar sería injusto.
      Ahora bien, si es cierto que tenemos funcionarios que cometen «·pifias» habalndo en buen cubano,también es mucho más cierto que tenemos un grupo de personas que viven sin trabajar, acaparando, viviendo del sudor de los demás, haciéndoles el juego a los enemigos del pueblo y vendiendo su alma para actuar contra nuestro país. Contra estos últimos, que son personajes despreciables (mercenarios, que se prestan para atentar contra su propio país) nunca se dice nada; creo que contra estos debieran arremeterse siempre, y nunca he visto un programa donde se haga esto.
      «Vivir del cuento» es un programa superior, me gusta muchísimo porque refleja las realidades que tenemos en el lado «bueno» por llamarlo de algún modo (realidades en las escaceses de algunos productos, con respecto a los dirigentes de barrio,etc), pero nunca he visto ninguno que refleje las actuaciones de los «macetas», de los gusanos que existen en el país y que el pueblo trabajador rechaza. Me gustaría un «Vivir del cuento» con ese corte, pero que no deje de existir ese programa.

      • Yo dijo:

        Si hay programas q critican a la parte negativa, como la alusión al gerente y sus dos neveras llenas de carne y helado y muchas otras escenas, p favor, y chequera es el clásico vividor cubano q quiere vivir sin trabajar y en el invento p tanto Vivir del Cuento es una muestra de nuestra realidad y si lo obligan a cambiar su esencia eso sería una triste censura y pensé q ya eso había quedado en el pasado

  • MaLú dijo:

    Gracias, no solo sea para la burla o » llamada a la reflexión» para aquellos que ya estan en estos lugares.

    El humor como una de las manifestaciones puede servir y contribuir a la prevención y formación, porque no utilizar para potenciar la TAREA VIDA, el Código de Vialidad y Tránsito, la protección a los animales, a las playas, a los ríos, reforzar los valores que defendemos, eso tambien es conciencia social.

  • José Román dijo:

    Muy de acuerdo. Cuantas decenas de miles de funcionarios en Cuba no hacen su trabajo en difíciles condiciones y lol hacen bien y de forma honesta ?. Cuantos miles de líderes de la FMC, los CDR, la CTC, se esfuerzan porque su trabajo tenga resultados ?

    • Marcelo12 dijo:

      Jose roman quisiera q me presentaras a esos funcionarios y directivos q «TRABAJAN EN DIFICILES CONDICIONES», por lo menos en La Habana no conozco NINGUNO

    • Sonia dijo:

      Josè Roman, «miles de funcionarios» con esas características?
      Acaso lleva usted las estadísticas o sencillamente es «uno de ellos» a quien le molesta verse reflejado en los humorísticos cubanos?
      por favor!!…un poco más de sentido común le vendría bien.

  • tamara dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo, ciertamente la imagen q se traslada es q es mucho mejor la anarquía que convivir con tales personajes y lo peor es q la sociedad requiere no de los personajes tergiversados, pero si de la función social y esos personajes son lycjo mas ricos y por naturaleza representan sectores vitales para la supervivencia del país y la revolución elegida por el pueblo. Es hora de diversificar los estereotipos y cultivar el afán por el servicio público.

  • rebelde dijo:

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Es ya una norma reflejar al dirigente, al cuadro como un ser absurdo, fuera de contexto, extremista, anticuado, con un lenguaje esquemático, un personaje que no evoluciona y se llega ridiculizar al dirigente, al extremo de mostrar actitudes oportunistas y de doble moral en todos ellos, cosa que aunque existe en la vida real, no tiene que ser algo intrínseco en todas aquellas personas con responsabilidades. Esto no es humor, el humor en este caso es un disfraz, bajo el cual se ataca a un sistema político determinado, en nuestro caso se ataca a la revolución, aunque como es lógico, los realizadores y guionistas lo nieguen a rajatabla. Quien hace esto, de utilizar el humor para sólo destacar lo malo de la sociedad y sus miembros, sin destacar nunca actitudes altruistas y valiosas de esos personajes, no le está haciendo ningún favor al humor, más bien lo está usando de arma contra nuestro sistema político y social de forma solapada, porque en realidad no se atreven a hacerlo directamente en congresos de la UNEAC ni en ninguna tribuna oficial, que existen varias. No es que no se critique lo mal hecho, al contrario a través del humor podemos sacar a relucir problemas sociales existentes y que se deben resolver, pero no tiene que convertirse el humor en un recurso para ridiculizar y desprestigiar a todo aquel que dirige. ¿Le gustaría a la dirección del humor recibir semejante acoso y hostigamiento desde algun otro medio? Creo que no. Siempre se ha dicho que el cubano es el único ser que se ríe de sus problemas, pero una cosa es que con esa risa resistimos y sorteamos mil obstáculos y otra es poner en ridículo a todos por igual, eso no le gusta al cubano y a la larga tendrá consecuencias. Quien se olvide de que existen gobiernos, personas y organizaciones empeñadas en esclavizarnos, en desunirnos en fraccionarnos, en disgustarnos, en provocar angustia y sufrimientos y se sume a esa tarea mediante humor, merece nuestro desprecio y ninguna risa.

    • MdF dijo:

      La crítica no humorística avanza en un solo sentido, nunca nadie le ha exigido que deje de fustigar la vagancia, las indisciplinas sociales, el delito y que dedique una parte de su esfuerzo por ejemplo a criticar la votaciones unánimes en nuestra Asamblea Nacional o el secretismo de que se rodea el movimiento de los cuadros de alto nivel. La crítica humorística viene a llenar el vacío, a balancear ese ejercicio, por eso transita en el otro sentido. Nunca he visto una crítica que no sea humorística sobre el fenómeno de nuestros servicios noticiosos, todos los cubanos reconocemos en ella un reflejo de la realidad, entonces pienso que el humor crítico es muy necesario y revolucionario porque propende a mejorar algo que sin él no quedaría expuesto. Recuerde que taparle la boca a la gente ya se experimentó y el resultado es la doble moral que hoy impera, que por cierto no el programa de Pánfilo se expone y ridiculiza bastante.

      • El bobo de Ávela dijo:

        Estoy totalmente de acuerdo con usted es cierto así es.

  • Ricardo dijo:

    Estoy plenamente de acuerdo con su articulo, pero hemos de tomar en cuenta que el humor puede y debe ser ademas de divertido un arma de critica a lo mal hecho que no solo debe tomar en cuenta a lo institucional sino a la vida del cubano en general, es la diversificacion de su origen lo que puede hacer simpatico y hacer pensar en pos del bien de todos

  • Marga dijo:

    Tu veras que ahorita nos quitan o nos destiñen el único programa humorístico que sirve en la televisión!

    • Raisa Lopez dijo:

      Y que dice la » verdad’ de muchas formas y maneras.

    • rolando dijo:

      Yo no creo que ahorita nos quiten, como usted bien dice, el unico programa humoristico que sirve de la televisión. Yo creo que hay muchos Facundos, simuladores, etc, pero que ello no es un reflejo generalizado de la sociedad nuestra y que vale la pena, y los medios deben denunciar estas conductas, y muy bueno es el humor para ello, para conbatirlas, denunciarlas y erradicarlas. Yo quisiera que alguien me dijera, y yo no soy guionista, ¿cómo hacer humor con la conducta de un funcionario honesto, servicial, destacado? ¿Cómo, por favor?. cuando en el programa usan a persnaje que atienden a la población y lo hacen de forma irrespetuosa, desamorada, y etc, bien hecho está pues todos sabemos y lo padecemos, que estas conductas están casi en todos los lugares. El sentido político del comentario inicial es loable, verdadero y tiene un fin correcto, pero no debe hacerse una interpreteción extensivisima porque caemos en el extremo, y el extremo nos puede llevar a considerar que todas las realidades que se utilizan para hacer humor son dañinas politicamente. Así aunque parezca contradictorio me sumo y aplaudo el comentario de Juan Miguel.

      • Yo dijo:

        Y también hay muchos Chequeras, gerentes Cachitas eso no quiere decir q todos los arrendadores y gerentes sean corruptos;

  • Deja la Pereza dijo:

    El problema lo veo sencillo, es con el humor se critica a quien debe enfrentar todas esas problematicas de una u otra forma, y el humor es el arma del sabio, el maseta se forma maseta porque alguine deja de hacer su trabajo y todos ya sea el inspector o el maseta, ccritica la burocracia ineficiente que nos envuelve, donde su ineficiencia esta dada por la falta de siriedad de esta, basta con querer inscribir su vivienda y hoy le piden una cosa y otra despues, culpa de quien es eso, de que no se ponen las cosas claras, y esa burocracia ineficiente hayq ue criticarla, y la mejor forma es con el humor. Lo triste es que todos reimos y no hacemos nada por eliminarla y eso le corresponde desde el simple inspector hasta el gerente.

  • azucar dijo:

    Al fin alguien que concuerda conmigo,estoy de acuerdo 100 % con su opinion,porque el mal trabajo de unos cuantos se puede señalar pero no generalizar, pues como ud dice son muchos los que estan dandolo todo por todos nosotros.

    • Marga dijo:

      Disculpe que no este totalmente de acuerdo con usted, pero mientras exista UN personajillo como los que se ven en el programa, la critica sera valida.Y nio es uno, son cientos los que infestan nuestras instituciones estatales; sino remitanse a los espacios de opiniones de los lectores de nuestros medios de prensa para que lean cosas que dan ganas de llorar, y no de hacer humor; los humoristas emplean sus armas para criticar los problemas de la realidad social en que vivimos… Toca a otros revertirla.

  • Alejandro dijo:

    Pues yo no veo porque no se puede hacer hukor con esas cosas y bastante que al menos nos reímos pues en la vida real , ese tipo de personaje que están llevando al humor , lo que nos ha hecho es llorar y mortificar y en no pocas ocasiones llevar la economía del país al caos total , sin contar las acciones de los extremistas , así que al menos la denuncia de que existen esos individuos es de carácter cómica pero en la realidad no lo son
    El caso del programa Vivir del cuento , que me imagino es al que se refiere este artículo , y no soy ni ariente ni pariente ni del director ni de los personajes, ejemplifica muy bien el comportamiento de muchos de esos personajes que aún hoy existen en nuestros lugares , por lo que no nos equivoquemos y si piensan que el humor es solo para reír , están muy mal , el programa tiene como objetivo hacernos pasar unos buenos minutos pero también , nos llama a reflexionar de las cosas que se están haciendo muy mal en nuestro país.
    En fin, respeto la opinión del escritor de este artículo, pero creo que va por el camino equivocado , no todo lo que da risa es simple humor , o mejor dicho el humor es una de las maneras que más eficiente de la crítica .
    El cubano tiene por características reírse de sus problemas , pero estos no se eliminan con la risa y es ahí donde entra a funcionar programas como Vivir del cuento , que además de hacernos reír de nuestros problemas sociales que son muy serios y de personajes como Facundo Correcto , también nos da la posibilidad de vernos reflejados en la TV y si aún no nos hemos dado cuenta de la existencia de esos problemas ,pues casi seguro entre risa nos damos cuenta que estamos haciendo mal y que hacer para solucionarlos .

  • MAPY dijo:

    realmente no creo que sea solo una burla a ultranza, sobre cuadros o dirigentes que a nivel de barrio o en directo con el trato al publico se tome aquella mala versión de lo llamado vernáculo cubano; sin embargo si es cierto que no solo en la mayoría de los casos merecen al menos una burla, por la mala y súper burocrática gestión, que casi siempre solo funciona para amigos,familiares y socios, ya que en años (y ya soy de la 3ra edad) han ido cada vez mas perdiendo la confiabilidad, y solo se escudan en esa manta del bloqueo (que existe y para mal arreciado y sucio en contra de nuestro país que solo elegimos nuestro destino sin sumisión). Creo que también y hay que llevar a esas escenas la chapucería, el vividor, al tramposo. pero periodista hay un dicho que me gusta y que aprendi de mis padres: EL RESPETO SE GANA NO LO DA UN CARGO, NI SE IMPONE

  • Anibal del Prado dijo:

    Hasta que al fin, el estacazo para «Vivir del Cuento», como mismo se lo dieron a «Deja que yo te Cuente».
    El humor, la satira, entraña burla, creo que mejor seria que esos funcionarios y burocratas y personas de doble moral no dieran motivo para que los cogieran de blanco para las criticas. El papel de Facundo Correcto, como lo fue Lindoro Incapaz son geniales! Lo que pasa es que hay muchos que se sienten aludidos

    • BERTO dijo:

      Lamentablemente seguimos padeciendo de algunos «Facundos Correctos» y «Lindoros Incapaz» o es que no se han dado cuenta.
      Les propongo leer a diario la sección de Juventud Rebelde Acuse de Recibo, para que vean cuantos Facundos correctos y Lindoros incapaces aún existen.

    • scorpion dijo:

      Anibal del Prado a lo mejor es el ESTACAZO O EL TRANCAZO al programa ya que critica bastante y no escapa ningún sector, o a lo mejor con su crítica han logrado sacarle las ronchas a alguien y la picazón no se le quita, o puede ser que se quiera o se pretenda volver al tenebroso QUINQUENIO GRIS con sus lamentables consecuencias y aqui pienso no habría espacios para publicar

  • Chucho dijo:

    solo veo dolor en algunos foristas, parece que se ven reflejado en esos programas. la critica del pan que hizo Otto ¿desde cuando existe ese problema en Cuba?. que no le duela a nadie, el humor siempre ha servido para eso, para decir en forma de burla las cosas mal hechas.

    • MdF dijo:

      Tienes toda la razón, yo además le propondría al periodista que en vez de sugerir un cambio en el sentido de la crítica humorística dediquemos el esfuerzo en modificar la realidad que se critica

  • azucar dijo:

    Para mi el problema esta en los guiones, es mas facil repetirse que crear y para crear un humor al filo de la navaja, hace falta que recusite Alberto Luberta, que en Alegrias de Sobremesa supo hacerlo muy bien y sin herir a nadie.

    • azucar dijo:

      Disculpen resusite

    • Gilbe dijo:

      Y usted se siente herido?
      por algo será!!

  • Mat dijo:

    El humor crítico siempre existió en Cuba, pero hubo un tiempo que fue un tabú en los medios de comunicación pero no en la calle donde pasaba de boca a boca, todo parece indicar que hay algunos de sienten molesto, pero en su gran mayoría es la realidad que uno se enfrenta en el diario vivir y es de cubanos hacer chiste y reírse

  • Tiago dijo:

    De eso q no le quepa la menor duda

  • Rolando dijo:

    Estoy de acuerdo con el análisis del artículo.Simplemente se debe diversificar el guion,el programa a logrado buena aceptación pero es cierto que está desbalanceado en el aspecto de los tiempos de personajes q se llevan a pantalla,no es dejar de criticar a cualquiera q lo merezca sino poner a consideración actitudes decentes y valores positivos en todos los ámbitos de la sociedad

  • Akanji dijo:

    Reírse de maceta??? Alguien que me traduzca que no entendí

  • Lissette Ftes dijo:

    No está desacertado el artículo aunque el humor siempre se nutre de lo social y si han cogido a los cuadros incapaces como blanco es porque la incapacidad se ha generalizado a un punto alarmante. Hay una frase que así lo asevera: El que sabe sabe y el que no sabe es jefe.

  • nepase dijo:

    ACASO «VIVIR DEL CUENTO» NO REFIERE A PERSONAJES COMO: EL RATERO, EL LADRÓN, «EL INVENTOR», EL CHISMOSO, EL ENRREDADOR, EL VIVIDOR, pero tambien están, porque los hay, existen: EL BURÓCRATA Y EL EXTREMISTA. que son personajes que también hacen tanto daño, SON TAN NEGATIVOS, como el contrarrevolucionario…. y como cubanos » NOS REIMOS DE NUESTRAS DESGRACIAS»….. no vayan quitar el programa!!!

    • Yo dijo:

      Pero claro, no entiendo eso d un solo sentido, si el programa es un abanico de personajes q representan el día a día del cubano, q facundo sea uno de los más populares,por q será?

  • Emilio Aranguren Echeverría dijo:

    Valoro el ángulo de su análisis. Jorge Mañach, al describir «el chorro» se inclina hacia la postura común de «coger a uno de mingo» y «chotearlo» lo cual implica una cierta dosis de burla que, a su vez, es un anti-valor en todo tipo de sociedad.
    Nuestra educación en todos los niveles debe ser más axiológica, fundamento de toda ética social.

  • Yolo dijo:

    No quiero hablar de política, soy de pueblo,pero aquí el detalle no es al que denigra, ni al qué le sirva el sallon, gustale al gusta y pesele al que le pese. Para los delincuentes y demás está el día y noche.

    • Rey dijo:

      Jjjjj así mismo

    • humano dijo:

      Absurdo comentario.

      Saludos.

  • PINAREÑA 100% CUBANA dijo:

    MARGA Y ACASO TU SABES CUAL ES ESE PROGRAMA? QUE TE HAS EXPRESADO ASÍ , YO PIENSO QUE LA REFLEXIÓN HECHA POR EL PERIODISTA NO ES PARA QUITAR NADA POR EL CONTRARIO DA A CONOCER QUE AQUÍ NADIE ES BOBO NI ANORMAL .

    • Marga dijo:

      Solo le voy a responder como decia mi abuela: Verde y con punta… Guanabana!

      • Marga dijo:

        … Ademas, cada uno responde como entienda… Para eso existe el libre albedrio. Tenga buenos dias.

  • UnKnown dijo:

    Saludos periodista. El tema que usted ha tratado en esta ocasión me parece que tiene tela por donde cortar.
    El caso es que para nadie es un secreto que en nuestro país -por desgracia- los funcionarios que se desempeñan en las entidades estatales como vivienda, planificación física, atención a la población y demás, a veces no asumen el rol que deberían, de servidores públicos y en la práctica son muchos los casos de indolencia, maltrato, etc. A todas estas, esos puestos en esas instituciones al final de todo, existen gracias a los impuestos que paga el ciudadano común, porque como se sabe, el estado como tal no genera riqueza.
    Son una suerte de blanco predilecto quizá buscando atacar los componentes nocivos de esas actitudes: burocratismo, la falta de sentido común, la mediocridad, etc pero que están al orden del día. Otro elemento a tener en cuenta son las expectativas en cuanto al orden y a la disciplina, donde se supone, las entidades gubernamentales deberían constituir una suerte de ejemplo a seguir. Esas expectativas, por ejemplo, se descartan cuando uno se enfrenta como ciudadano, a una persona de una moralidad cuestionable, donde simplemente, no se espera una ética necesaria.
    El problema de la reiteratividad quizá tenga que ver con una proporcionalidad respecto a historias de problemas por el mal funcionamiento en esas entidades, justificadas o no, pero donde todos tenemos que de alguna forma realizar trámites.
    Por ello es que se entiende que a veces quien más bloquea y agrede al ciudadano común, son las propias instituciones, y eso un poco como que contribuye a la inseguridad y a la indisciplina como sociedad, donde todos participamos: instituciones y ciudadanos en sentido general.
    Si dichas instituciones gubernamentales jugaran su papel de forma activa, correcta y más equilibrada, quizás el foco de atención humorístico, estuviera inclinando hacia otros temas. Sobre todo, reducir la burocracia sería muy útil: combatir aquello de convertir lo posible en imposible por medio de lo inútil.
    En cualquier caso, usted no ha manifestado lo contrario (el no criticar esas actitudes), sino a equilibrar las cosas, pues en definitiva, hay otros entes igualmente negativos, que a veces no se critican tanto y a la vez también es cierto que en esas entidades han laborado y laboran, personas competentes.

  • f dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con usted. Hasta en la televisión, y es bastante molesto, parece que ya se quedaron sin ideas, y hasta se nota que varias veces no lo hacen por hacer reír sino con malas intenciones, algo que se puede notar fácilmente en sus expresión o tono de voz, en mi opinan esos espectáculos tienen cada día menos gracia y llegan hasta lo ridículo, sinceramente se han perdido demasiados valores y parece que a casi nadie le importa.

    • Carlos Alejandro dijo:

      DE ACUERDO.

Se han publicado 149 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Miguel Cruz Suárez

Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Vea también