Juan Miguel Cruz Suárez

Artículos de Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Con Humor  »

| 3

Aunque científicamente los nervios tienen su significado fisiológico, a nivel popular suelen asociarse a estados de ánimo o comportamientos humanos determinados. Así encontramos a los que tienen los "nervios de acero" esos que logran mantener la calma hasta en las situaciones más extremas, sin comedura de uñas, ni sudores en las manos.

Con Humor  »

| 12

Rufino el gato (ojos verdes) y Evelio jirafita (sobra la explicación del mote) fueron mis grandes amigos de la primera infancia; del inicio en la vida escolar, los dos eran mulatos, a tono con la mayoritaria población de mi barriada natal. No nos separaba el color de la piel y nos unía una humildad profunda que venía de nuestras raíces campesinas y obreras.

Con Humor  »

| 29

Yo nunca tuve, ni tengo, amigos altisonantes de esos que la gente nombra para impresionar a otros, amigos influyentes para hacerse una foto junto a ellos y mostrarla como el trofeo preciado, los que a fuerza de su luz te abren algunas puertas que llevan cerraduras bastante complicadas.

Con Humor  »

| 19

Conocemos que en otras latitudes la denominación de "Guapo(a)" señala hacia lo hermoso y lo galán, pero en nuestra querida isla el término está casi absolutamente destinado a los personajes que supuestamente echan valor hasta por los codos, preferiblemente aquellos que utilizan la guapería un poco más como alarde de valentía que como real disposición a la pelea.

Con Humor  »

| 41 |

La recurrencia de las modas es un asunto curioso; los modos de hacer, de vestir, de divertirse y hasta de amar, se pueden repetir como un ciclo impreciso a lo largo de los años, haciendo que los viejos critiquen a los jóvenes; quienes, a su vez, no se percatan que luego serán los críticos de las generaciones futuras.

Con Humor  »

| 37

Casi hasta finales de la década de los años 80 del pasado siglo, era costumbre allá en el pueblo natal aquello de "pedir la novia" lo que constituía todo una ceremonia con muchas emociones e incluso algunos riesgos para la vida del solicitante. Aquello fue el final de la era de “manos pedidas”, luego la cuestión de relajó de tal forma que ya no se pide ni permiso.

Con Humor  »

| 7

“Usted tiene más suerte que la puerca de paneque”, solía decir mi abuelo cuando alguno de los jugadores de dominó en la mesa dominical que se armaba debajo del almendro del patio, hilvanaba una cadena de victorias bastante apreciable. El dicharacho tenía su origen en una “marrana” que había tenido Mario Paneque, alias Sancocho.

Con Humor  »

| 40

Toda una generación recibió aquel influjo en momentos en que la TV era la reina indiscutible del mundo audiovisual, sin competencias de las PC, los teléfonos celulares o los Tablet. La novela en cuestión dejó sus marcas. Como consecuencia de su impacto la peor gripe de ese año fue bautizada como "Leoncio", el más ladino de aquellos personajes.

Con Humor  »

| 16

Si usted no es cubano, puede que esté pensando que este es un artículo referente a la estomatología; sin embargo, nada más lejos de la realidad, sucede que acá, en esta isla poblada de gente simpática y perfectamente acostumbrada al doble sentido, todos sabemos que la cosa viene por otra dirección y aunque hablaremos de temas muy vinculados a la boca, no se ajustan precisamente a la masticación.

Con Humor  »

| 17

Yo recuerdo a mucha gente que le metió las neuronas al asunto de la alimentación, lo mismo te fabricaban un chicharrón de unas cáscaras de plátanos, que un hectolitro de caldosa con una sola gallina, usaban la técnica de “la inmersión del ave”...

Con Humor  »

| 3

Pocas cosas como la música, trasladan una imagen de la realidad y del momento que viven los pueblos. Las letras de las canciones incorporan estribillos o simples estrofas que se nutren de una moda, del refranero popular o de la situación política y social de las naciones.

Con Humor  »

| 87

Lo ajeno no se toca, recalcaba mi vieja cada día, como si aquella máxima del comportamiento honrado pudiera correr algún riesgo de debilitarse ante las tentaciones de la vida. Nada podíamos llevar a Casa que no fuera nuestro, si antes no se justificaba plenamente un hallazgo o un regalo bien habido.

Destacadas