Juan Miguel Cruz Suárez

Artículos de Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Con Humor  »

| 11

Es verdad que Atanasio "Manos Torpes" era un tipo chapucero, constituía el presagio viviente de un fracaso; la encarnación humana de la mala suerte, para su desdicha se fue ganando la fama de “totí vitalicio” que lo convirtió en la modalidad cubana del chivo expiatorio, pues como reza ese cubanísimo refrán, la culpa de todo siempre la paga el totí.

Con Humor  »

| 25

En el ranking de los CHU CHU CHU o cadenas de rumores  callejeros, las recetas de supuestas dietas efectivas para perder peso, ocupan el tercer lugar entre los temas de mayor trasmisión de persona a persona, solo superado por la unificación de la moneda y los anuncios de ETECSA sobre la Internet. Esto ha provocado que corran como pólvora numerosos consejos dietéticos.

Con Humor  »

| 11

Eloísa Cuervo Gris, era por todos conocida por ¨LALA BOJEO¨ un apodo que le endilgó Arturo el profesor de Geografía, después de comprobar que su esposa tenía razón cuando se quejaba de que la susodicha, realizaba un recorrido ultra detallado por el cuerpo de las personas que se cruzaban en su camino o con aquellas que conversaba.

Con Humor  »

| 15 |
Mi primer curso escolar

Hildelecio Abigail, alias LLoradera, estuvo sollozando ruidosamente cada mañana de los treinta días de septiembre de 1975. Fue la más antológica y magistral perreta en la historia escolar de mi barrio. Se prendía a la falda de su madre como pulga en guataca de perro y solo el necesario y firme tirón de la maestra Susana, permitía que la progenitora abandonara los predios de la escuelita rural. Después el muchacho se calmaba, el llanto se anulaba y al día siguiente la historia se repetía.

Con Humor  »

| 36

Durante mi primera Escuela al Campo, trepado sobre la parte alta de una litera y con la escasa luz de un candil, vi como el gordito Aramis – alias "Mantequita" – irumpía en un callado sollozo, azotado por las inclemencias de "EL GORRIÓN", sufría una crisis melancólica, mientras la emoción del llanto le impedía masticar los turrones de coco.

Con Humor  »

| 45

El cartel colgado en la puerta los sorprendió, el anuncio era contundente, inesperado, tétrico. NO CELULARES. Después vino la muchacha con la cesta de plástico y con toda gentileza les indicó poner allí los aparatos. Dejaron caer los equipos con indecisión, casi con miedo, como si fueran a lanzarlos por los bordes de un abismo.

Con Humor  »

| 34

Cuando Orlandito apareció en la escuela primaria y el grupo comenzó a notar que el gordito recién llegado se ocultaba durante el receso escolar para consumir a solas su merienda, de inmediato le endilgaron el apodo de "Landi Azadón". Eran tiempos de partir la galletica e intercambiar el pan con aceite: el gesto amable de compartir lo que se tenía.

Con Humor  »

| 3

Aunque científicamente los nervios tienen su significado fisiológico, a nivel popular suelen asociarse a estados de ánimo o comportamientos humanos determinados. Así encontramos a los que tienen los "nervios de acero" esos que logran mantener la calma hasta en las situaciones más extremas, sin comedura de uñas, ni sudores en las manos.

Con Humor  »

| 12

Rufino el gato (ojos verdes) y Evelio jirafita (sobra la explicación del mote) fueron mis grandes amigos de la primera infancia; del inicio en la vida escolar, los dos eran mulatos, a tono con la mayoritaria población de mi barriada natal. No nos separaba el color de la piel y nos unía una humildad profunda que venía de nuestras raíces campesinas y obreras.

Con Humor  »

| 30

Yo nunca tuve, ni tengo, amigos altisonantes de esos que la gente nombra para impresionar a otros, amigos influyentes para hacerse una foto junto a ellos y mostrarla como el trofeo preciado, los que a fuerza de su luz te abren algunas puertas que llevan cerraduras bastante complicadas.

Con Humor  »

| 19

Conocemos que en otras latitudes la denominación de "Guapo(a)" señala hacia lo hermoso y lo galán, pero en nuestra querida isla el término está casi absolutamente destinado a los personajes que supuestamente echan valor hasta por los codos, preferiblemente aquellos que utilizan la guapería un poco más como alarde de valentía que como real disposición a la pelea.

Con Humor  »

| 41 |

La recurrencia de las modas es un asunto curioso; los modos de hacer, de vestir, de divertirse y hasta de amar, se pueden repetir como un ciclo impreciso a lo largo de los años, haciendo que los viejos critiquen a los jóvenes; quienes, a su vez, no se percatan que luego serán los críticos de las generaciones futuras.

Destacadas